Marcas

¿Cuánto cuesta el primer año de tu bebé?

coste primer año de tu bebéLa maternidad comporta una fuerte carga de emociones e ilusión que a veces puede verse contrarrestada por el desembolso económico que supone la llegada de un niño. Supongo que en el momento en el que una pareja toma la decisión de ser padres, o cuando descubren por sorpresa que van a serlo, quién más y quién menos se para un momento a hacer sus cálculos para descubrir dónde se están metiendo exactamente y cuánto les va a costar el experimento. Así que amigos ¡bienvenidos al mundo del bebé!

Actualmente, en España, año 2013, el desembolso medio que una familia deberá realizar para afrontar el primer año de vida de un hijo se sitúa en torno a los 6.000 euros. Es en ese momento cuando la mayoría de futuros padres echa un vistazo a la cuenta del banco y tristemente descubren que van a tener que trabajar mucho para poder acercarse a su objetivo. No seamos pesimistas y pensemos que, al tratarse de una cifra estimativa media, se ha calculado contando a quienes se gastan 50.000 euros durante el primer año y a aquellos que lo heredan todo de amigos y familiares y se gastan 1.000.

El ejemplo de Planeado ser padres puede valer para familias de clase media que, como nosotros, van a tener su primer hijo y no van a heredar nada de otros niños de alrededor. Los cálculos están hechos suponiendo que nadie nos regalara nada y que todo tuviésemos que pagarlo nosotros mismos. Sabemos de antemano que cuando se produzca nuestro embarazo tendremos muchos regalos de la familia, pero antes de entrar en faena ¡es mejor saber que en el caso de que nadie os de nada vais a poder salir por vuestro propios medios! Comprando todo lo indispensable creemos que hemos logrado rebajar la cifra de los 6.000 euros. ¡Tomad nota!

Los básicos del bebé

Existen ciertos objetos que son esenciales para el primer año del bebé. Los precios variarán dependiendo de la marca, el diseño, lo innovador del modelo, y de una larga lista de parámetros a tener en cuenta. Nuestras cifras dan una idea de lo que podría costar la gama media de cada producto, descartando las opciones más baratas, y desde luego las más extravagantes y caras:

1. El carrito. Casi más importante que la cuna, donde pasará el bebé la mayor parte de sus primeros meses, es el carrito en el que vamos a lucirlo por la calle. Todos querríamos tener el mejor, el más caro y el más moderno. Si hay que ajustarse a un presupuesto hay marcas como Prenatal que ofrecen conjuntos de 3 piezas (capazo, silla de paseo y sillita para el coche) desde 300 euros. Los modelos más económicos de marcas como Jané y Chicco pueden encontrarse en torno a los 600 euros, y así existen infinidad de fabricantes cuyos precios oscilarán entre los 600 y los 2.000 euros.

2. La cuna. Es un engañabobos lo mires por donde lo mires. Cuando un inexperto como nosotros piensa en una cuna se la imagina completamente montada y con todos sus detalles en el acabado. Nada más lejos de la realidad: primero hay que elegir la estructura (en Ikea las hay súper baratas a partir de 45 euros) y así van aumentando según el diseño y las posibles funciones para un futuro, por ejemplo, que se transformen en cama, o en escritorio hasta los 1.000 euros ¡sólo por la estructura!. Después el colchón (entre 35 y 120 euros); las sábanas, el protector del colchón, la almohada, la chichonera, el nórdico, las mantas (entre 150 y 500 euros) y seguro que me estoy dejando algo por el camino.

3. La sillita del coche. Si habéis optado por comprar un conjunto de 3 piezas, la sillita del coche os valdrá generalmente hasta que el niño tenga unos 15-18 meses. Después no os quedará otra que comprar una nueva que le dure hasta los 12 años, que es lo que marca la ley. Para que cubran las etapas 1-2-3 y os dure para siempre, los precios parten de los 80 euros hasta los 300 euros.

4. Los pañales. Algunos pensarán: bueno no hay que afinar tanto, eso es como si me paro a pensar en lo que gasto en papel higiénico respecto al presupuesto de todo el año de una casa. Pues nada más lejos de la realidad. La cantidad de pañales que un recién nacido gastará durante su primer año rondará los 350-500 euros, dependiendo de la marca que se utilice. En toallitas limpiadoras habrá que invertir entre 70-130 euros más. Con lo cual si nos fijamos ¡esta partida puede costarte lo mismo que un carro o una cuna de gama media!

5. La ropa. Los bebés llegan sin nada al mundo. Bueno, se dice que traen un pan bajo el brazo, pero eso les abriga poco, por lo que desde que llegan necesitan ropita nueva y lo peor es que crecen a marchas forzadas, por lo que casi cada semana necesitan ropa nueva. Yo lo he vivido con mi sobrina: le regalé unos zapatos que le quedaban grandes y a las dos semanas ya no le cabían. Por poco que compremos, si nadie nos presta ropa de otros bebés mayores, habrá que desembolsar un mínimo de 700 euros y un máximo de… ¡nadie sabe dónde está la cifra tope desde que los diseñadores de alta costura se adentraron en el diseño infantil!

6. Las papillas y leches de continuación. Si la madre puede darle el pecho al bebé, además de las ventajas propias de la leche materna ¡eso que te ahorras! Si por algún motivo el bebé debe alimentarse con biberón desde el primer día, después pasa a las papillas, potitos y leches de continuación este lote rondará los 1.000-1.500 euros, dependiendo de las marcas.

Los básicos de las mamás

Por mucho que queramos ahorrar durante el embarazo para invertirlo todo en nuestros hijos, lo cierto es que hay algunas inversiones que las madres deberán hacer en sí mismas:

1. Ropa premamá. Es posible que podamos ir aprovechando la ropa que nos queda más ancha, bajarnos la cinturilla del pantalón hasta la mitad de la cadera, nos desabrochemos los zapatos para que no nos aprieten los pies y vigilar la dieta por nosotras y por la salud del bebé. Pero por mucho que nos esforcemos el embarazo se va a notar ¡y mucho! Dependiendo de la época del año en que nos toque vivir el último trimestre necesitaremos vestidos, pantalones, bañadores, al menos un par o dos de conjuntos cómodos que nos permitan salir decentemente a la calle durante esos meses. Escatimando todo lo posible gastaremos al menos 150 euros y de ahí en adelante ¡lo que cada una quiera!

2. Complementos vitamínicos. Desde el ácido fólico que hay que empezar a tomar con anterioridad a la concepción y durante el primer trimestre del embarazo hasta los suplementos de hierro, calcio, etc. que cada mujer necesite las vitaminas costarán entre 30-200 euros.

3. Para toda madre lo primero es que el embarazo transcurra lo mejor posible pero seamos sincera, a todas nos preocupa nuestra figura. No sólo el aumento de peso, sino las posible aparición de estrías, de manchas solares, por lo que los cosméticos de premamá nos saldrán por un mínimo de 80 euros, dependiendo de las marcas preferidas de cada una.

4. Sujetadores de lactancia. Todo depende de las veces que vayamos a dar el pecho en público o fuera de nuestra casa, pero lo cierto es que son realmente prácticos y nos facilitarán una tarea que deberemos repetir decenas de veces durante algunos meses. Los precios se situarán a partir de los 20 euros y necesitaremos varios.

Nuestro total de básicos asciende a una media de… ¡3.700 euros! Tenemos todo lo imprescindible, hemos rebajado mucho el gasto y estamos convencidos de que a nuestro bebé no le faltará de nada.

Los pequeños lujos

Existen algunas novedades que nos facilitan la vida del bebé durante el primer año. Algunas pueden ser indispensables, pero lo cierto es que dependiendo de múltiples factores hay inventos de los que se puede prescindir si el presupuesto ya no nos da para más.

1. Bañeras y cambiadores. La posibilidad en este campo es muy amplia: desde pequeñas bañeras hinchables o incluso barreños de 7 euros hasta muebles con la bañera integrada, desagüe y cajoneras que pueden alcanzar los 350 euros.

2. Trona. Los niños pueden comer perfectamente sentados en el carrito o con pequeños adaptadores para las sillas que ya tenemos en casa. Esto hace que la trona pueda ser un complemento accesorio, del que si prescindimos nos ahorraremos entre 50-250 euros.

3. Parque. A los niños les gusta corretear por toda la casa y no estar presos en un mismo lugar. El parque nos ayuda a retenerlos en un espacio donde los mantenemos controlados y a salvo, pero si estamos dispuestos a vigilarlos en todo momento ahorraremos entre 70-150 euros.

5. Biberones y chupetes. Jamás pensé que esto pudiera ser opcional hasta que nació mi sobrina. Nunca ha visto un chupete y pasó de tomar el pecho a comer con cuchara y beber en un vaso. Cada conjunto de chupetes y biberones que nos ahorremos supondrán un recorte de entre 10-20 euros.

4. Vacunas. No se trata de dejar a los niños expuestos a los virus sin control, pero lo cierto es que mientras dure, la seguridad social subvenciona todas las vacunas que son obligatorias e imprescindibles durante el primer año de vida del niño. Si queremos optar por vacunarlos de todo lo dañino que se ha descubierto hasta el momento, las vacunas opcionales pueden costarnos en torno a 500 euros.

En este apartado no incluiremos los gastos de la guardería, en el caso de que los padres trabajen, puesto que los precios de centro públicos y privados no son comparables en las distintas regiones españolas. También hay otra serie de accesorios como las mini cunas, las cunas de viaje, que dependiendo de lo que vaya a salir la familia tampoco serán necesarias. Los peines, geles, champús, cremas, toallas, albornoces, lámparas, mobiliario para su habitación, vigila bebés, sacaleches, esterilizados de biberones, mochilas canguro… pueden estirar la lista ¡hasta el infinito y más allá!

Esto te puede interesar

13 Comentarios

  • Responder
    mamaymaestra
    11 febrero, 2013 at 02:30

    Wow! siempre es interesante saber cuanto cuesta un bebé y solo el primer año!
    Por nuestra parte compraremos pañales de tela ecológicos, lo que supondrá un ahorro y el cochecito con la silla para el auto ya nos las regalaron 🙂

    • Responder
      planeandoserpadres
      11 febrero, 2013 at 08:48

      Lo de los pañales de tela puede ser un enorme ahorro pero es verdad que, a la velocidad a la que vivimos hoy, hay cada vez menos padres dispuestos a entretenerse con los lavados del pañal. Los desechables son enormemente prácticos ¡pero muy caros! Gracias por tu aportación.

  • Responder
    Monstrua
    12 febrero, 2013 at 00:30

    Bueno, yo en cremas no me gasto mucho, eh? Al final, con una crema hidratante normalita, o loción con aceite de rosa mosqueta, una se va apañando bastante bien (aún no me ha salido ninguna).

    Y en lo demás… lo que podamos tirar de ‘herencias’, aprovechémoslo. Ah, y hay cosas que se pueden comprar de segunda mano, que me parece que aquí en España estamos poco acostumbrados a eso.

    Un saludo

    • Responder
      planeandoserpadres
      12 febrero, 2013 at 09:15

      Como inexpertos que somos, hemos considerado el tema de las cremas porque todas las mamás que nos rodean las han considerado indispensables. Supongo que, como en todo lo que rodea al mundo de los bebés, se tiende a exagerar la importancia de las cremas específicas y sobre todo ¡a exagerar el precio! En lo referente a las tiendas de segunda mano ¡tienes toda la razón! Mira si estamos poco acostumbrados en España a utilizarlas que justo tenemos una especializada en bebés aquí cerca y ni siquiera hemos tenido esa opción en cuenta para escribir el post. Sin embargo, a parte de la falta de costumbre, los padres españoles, y ya no te digo los primerizos, sienten como una necesidad furiosa de que sus niños tengan todo lo mejor, lo más caro y el hecho de que sea nuevo o no ya ni se lo plantean. Gracias por tu opinión.

  • Responder
    Chise
    17 febrero, 2013 at 11:24

    Genial el post, super completo, yo vengo también a romper una lanza en favor de los pañales de tela! Que la faena en muuuuucho menos de lo que parece (nosotros de momento los lavamos casi siempre en la lavadora sin problemas). Y con los chupetes estamos como tu sobrina, V no les hace ni caso vaya 😀 Ufff, a mi lo que me pierde es la ropa de la niña por eso, ahí se me va todo lo que ahorro, pero es que es verla con cada monería que no me puedo resistir :'(

    • Responder
      planeandoserpadres
      17 febrero, 2013 at 11:40

      Bueno, al menos nos puede quedar el consuelo de que lo que gastamos por un lado lo hemos ahorrado por otro y que no todo es gastar y gastar. Pero estamos de acuerdo contigo ¡las cosas para bebés son tan monas que cuesta muchísimo resistirse y planificar las compras racionalmente!

  • Responder
    Iris
    4 marzo, 2013 at 09:58

    no se que hago aqui… hoy he descubierto tu blog… y me lo estoy leyendo enterito… pero no se que hago aqui….
    me estare planteando el tema bebe????????????

    • Responder
      planeandoserpadres
      4 marzo, 2013 at 13:34

      ¡Jajaja! Pues si has llegado hasta nuestro blog ¡es que algún interés tienes que tener en el tema! Porque de momento nuestros posts son bastante monotemáticos y no puede ser que hayas parado por error. Si realmente estás valorando la posibilidad de tener un bebé ¡bienvenida al club de Planeando ser padres!

  • Responder
    Iris
    25 marzo, 2013 at 09:51

    sigo leyendo tu blog… y… ya estoy planteandome lo del niñ@, incluso hoy voy a la matrona a que me haga una revision, por que como he aprendido contigo, lo primero es ver que todo esta bien.
    La idea hace unos meses era tener un hijo para el año que viene.. ahora … no se lo que quiero…

    • Responder
      planeandoserpadres
      25 marzo, 2013 at 11:54

      Nunca está de más consultar con el médico antes de ponerse manos a la obra con los planes de tener niños. Está bien que empieces ahora y si toda está bien ya podrás decidir si empezar ya o esperar un poco, pero ten en cuenta que a veces el embarazo no se produce tan rápidamente como nosotros los habíamos planeado y esto también hay que tenerlo en cuenta.

  • Responder
    Verónica
    26 junio, 2014 at 09:28

    Nadie ha comentado esta entrada?? o se quedaron en shock luego de ver y hacer cálculos mentales!!!!… Lo cierto es que… en epoca de vacas flacas toca apretarse el cinturón y no escatimar ni ponerse quisquillosos con las cosas se segunda mano que nos puedan dejar familiares o amigos, o incluso algunas tiendas…. Yo no sé cuanto hemos gastado, pero todo… TODO lo hemos comprado (pocas cosas) lo hemos hecho aprovechando ofertas, puntos del super o gasolina… . a sacar los cupones mamis! que al final lo que más necesitan nuestros bebés son una familia que los quiera y mime un montón 🙂

    • Responder
      Planeando ser padres
      26 junio, 2014 at 13:30

      Es que fue una de las primeras del blog, tenía pocos seguidores y pasó bastante desapercibida (debería recuperarla y editarla para abrir los ojos al personal). Nosotros no tuvimos a nadie que nos heredase cosas de bebé, así es que también lo hemos comprado todo. En un principio, el papá de la bichilla no se fiaba de las cosas de segunda mano (luego hemos ido adquiriendo algo de ropa usada y estaba bastante bien, la verdad) así es que lo pagamos todo nuevo. para nosotros el gasto no ha sido tan severo porque mi familia nos ha regalado muchas cosas, pero a quien no tenga nada de ayuda económica en este sentido ¡tiene que hacer bien los números antes y saber hasta dónde se pueden permitir! Porque como dices, los bebés pueden sobrevivir a la perfección con poquitas cosas materiales y mucho amor de sus papás.

  • Responder
    Mis 5 peores compras de puericultura
    13 febrero, 2015 at 07:01

    […] y habitaciones, prescindid de ciertas modernidades porque los bichillos se os van a criar igual y en versión low cost. Los que ya lleváis unos meses o años de crianza ¿coincidís con alguna de estas malas compras? […]

  • ¡No te cortes, deja un comentario!

    La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos es para gestionar los comentarios que realizas en este blog. Legitimación: Al marcar la casilla de aceptación, estás dando tu legítimo consentimiento para que tus datos sean tratados conforme a las finalidades de este formulario descritas en la política de privacidad. Como usuario e interesado te informamos que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de Webempresa Europa S.L., con domicilio social en Madrid, C/ Almagro 11 6º 7ª 1 C.P. 28010 España. El hecho de que no introduzcas los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podrá tener como consecuencia que no pueda atender tu solicitud. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en info@planeandoserpadres.com así como el Derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de privacidad y cookies que encontrarás en el menú del blog.