Trabajo y familia

Mamá y en paro: la imposible conciliación laboral

conciliación laboral

¡Bye, bye mierdabeca!

Mamá y en paro: la imposible conciliación laboral. La frase resume a la perfección la que se ha convertido en mi actual situación tras convertirme en madre primeriza. Ya nos decían en el grupo de crianza que durante la baja de maternidad lo mejor era disfrutar como mamás con nuestros bichillos, porque cuando llegase la fecha de reincorporación al trabajo todas nos hartaríamos de llorar, iríamos penando por las esquinas y maldiciendo la inexistente conciliación entre la vida laboral y familiar que existe actualmente en la mayoría de profesiones. En un abrir y cerrar de ojos, mis 4 meses de baja y mi mes de lactancia compactada pasaron por mi vida dejándome sólo una bichilla algo agigantada y una sensación de impotencia por tener que “abandonarla” a su suerte tan pequeña. Pero esto es lo que le toca hacer a la mayoría de las madres y traté de entender qué sentido tiene el querer tener unos hijos, que la sociedad te va a arrebatar en unos pocos meses, para que otras personas los críen por ti, mientras tú te quiebras los cuernos para traer un sueldo a casa con el que pagar a esa persona que se está quedando con los mejores primeros momentos de tu bichillo. La historia de mi reincorporación al trabajo ha sido corta, penosa y yo creo que injusta.

1. Primeras comunicaciones. Cuando quedaban unas 3 semanas para que mi baja de maternidad finalizase definitivamente, empezaron a contactar conmigo desde la universidad, con la excusa de saber qué tipo de horario haría tras mi reincorporación. Yo llevaba 6 años trabajando desde casa, yendo a reuniones puntuales una vez por semanas (a veces incluso una vez al mes) por lo que nunca había tenido un horario fijo, y esto de trabajar en casa era una gran ventaja cuando nos decidimos a tener a la bichilla. Si bien no iba a rendir igual durante el día, sí podría estar con ella constantemente, y ya recuperaría el tiempo perdido por las noches o los fines de semana. Pero debido a lo mal que se tomó mi jefa el asunto de mi embarazo, ya supuse desde el primer momento que este “privilegio” (que yo nunca había pedido y que se me concedió porque a ella le convenía tenerme disponible las 24 horas del día, incluyendo fines de semana, vacaciones y fiestas de guardar) se acabaría en cuanto la bichilla asomase su cabecita al mundo.

2. Horarios imposibles. Dado que tendría que desplazarme de lunes a viernes para estar de cuerpo presente en ese despacho que llevaba 6 años sin pisar, le propuse a mi jefa un horario continuado de 13:30 a 21:00 de la noche (horario que por otra parte era en el que habíamos desarrollado el 99% de las reuniones durante todo el periodo anterior al embarazo), de forma que pudiese estar con la niña por las mañanas, que es cuando hace más tomas de pecho. Como no le pareció bien, probé a negociar un segundo horario de 8:00 a 15:30, también continuado, para comer en casa y así no perder una hora de comida allí y sin mi bichilla. Pero ambas alternativas fueron tachadas de horarios absurdos, puesto que según ella lo ideal es trabajar de 10:00 a 18:30, con una hora en medio para comer. Conclusión: yo me levantaría a las 7:30 de la mañana para arreglarnos y dar el pecho a la bichilla, dejarla con mi madre sobre las 8:30- 9:00, e ir a la universidad con margen para las posibles caravanas. A la vuelta llegaría a casa sobre las 19:00 y la bichilla suele dormirse sobre las 19:30-20:00. O sea, que en todo el día, con suerte, la podría ver un par de horas. ¡Esto sí que es conciliación!

3. La esclavitud. Yo no quería renunciar ni al trabajo (exclusivamente por el dinero, porque a estas alturas visto que me trataban con la punta del pie y que estaban intentando ponerme la vida lo más difícil posible poco más me interesaba de ese puesto) ni a ver crecer a mi bichilla. Literalmente me dijeron “es que no se puede tener todo. Mira a la señora de la limpieza, que como no puede renunciar al trabajo tiene que renunciar a los hijos”. Pero lo peor es que conozco a mi jefa como si la hubiese parido (está muy seca, hubiese sido un parto de lo más fácil), y sabía que con su horario de 10:00-18:30 inventaría reuniones interminables tras la jornada y me haría permanecer allí día sí y día también hasta las 21:00, la hora en que cierra la facultad. Además, seguía sin conformarse con mi horario presencial, y pretendía que aparte de de tener que desplazarme a diario siguiese trabajando desde casa cuando regresase, también en fiestas, en fines de semana “porque la vida académica es así. Aquí no se entiende eso de los horarios”. O sea, que ella quería estar “en el plato y en las tajadas” teniéndome bien controladita allí, pero tampoco dejándome mi tiempo libre para la vida familiar en casa. Y por esta situación ya había estado pasando los 6 años anteriores (que bien que me lo criticaban mi madre y el papá de la bichilla) pero ahora con la niña ¡las cosas se ven de otra manera!

4. El fin. Tras una hora y cuarto de reunión, no me quedó más remedio que renunciar a mi beca, por el horario, por la cantidad de actividades que me proponían (y que eran conscientes de que no sería capaz de desempeñar sólo durante las horas laborales) y porque en un par de meses debería pasar por una comisión que valoraría mis progresos en el último año, sin entender que llevo 5 meses de baja maternal en los que obviamente no he prosperado nada. Me pidieron que fuese consciente de que las horas de colaboración en tareas de docencia perdidas durante la baja tendría que ir recuperándolas ¿¿¿QUÉ??? ¿Acaso la cajera del supermercado que tiene un bebé, cuando vuelve a su turno la hacen trabajar 80 horas semanales en lugar de 40 hasta que recupera el “tiempo perdido”? Esta gente con tantos estudios, tanta cátedra y tanta superioridad me parece que les ha dejado seca la sesera.

Y así me hallo desde antes de semana santa, como reciente parada, mamá primeriza 24 horas y bloguera ya casi profesional, porque esta es la única tarea que me hace desconectar de las tareas domésticas, del cuidado de la bichilla… en fin ¡que el blog va a conseguir por segunda vez mantenerme cuerda durante esta fase de mi vida! Menos mal que ya previmos todo este despropósito de situación antes de embarcarnos en la aventura del embarazo, y que ajustamos cuentas y nos aseguramos de que con un sueldo podremos seguir viviendo tranquilamente durante un tiempo. ¡Bienvenida a casa no-conciliación!

Esto te puede interesar

187 Comentarios

  • Responder
    sradiaz
    22 abril, 2014 at 07:11

    Al final te la han liado… Pero mejor irte que seguir aguantando ésa esclavitud. ¡Cómo se pasan! Igual podrías haberte quedado siendo torpe he insoportable hasta que. Fuese ella la que te despidiera… No sé, demasiado lío.

    • Responder
      Planeando ser padres
      22 abril, 2014 at 19:35

      ¡Quita, quita yo en ese ambiente no me hubiera quedado ni un segundo más! Total, para que en mes y medio le tocase pasar un informe sobre mi rendimiento, pusiese cualquier pega y me viese igualmente en el paro pero habiendo hecho malabarismos para poder ocuparme de la bichilla en ese tiempo.

  • Responder
    Dácil
    22 abril, 2014 at 07:22

    Que rabia me da leer esto. Y no es la primera vez!!! Que harta de jefes que buscan esclavos en vez de empelados y que la ley se lo consienta.

    Mucho ánimo. Y felicidades por haber tenido el coraje de renunciar a la beca porque soy yo y me tiene que echar ella. Después de las 18.30 que me busque!! Que no me va a encontrar Grrrr

    Si no fuera por el dinero te diría que es lo mejor que te puede pasar. Yo ya me he quedado en paro tres veces desde que soy madre y disfruto al 100% de mis hijos. Casi me da pena cuando me sale algún trabajo, pero el dinero es necesario y hay que aceptarlo. De hecho, el mayor, está rezando para que no encuentre trabajo porque está mucho más a gusto cuando estoy en paro.

    Seguro que las sonrisas de tu peque te compensan de todos los sinsabores y dentro de poco hasta te da pena tu jefa por ser una amargada inaguantable sin vida.

    • Responder
      Planeando ser padres
      22 abril, 2014 at 19:42

      Es que además del turno que me proponían (que era ya un despropósito para mi situación actual) seguían aspirando a que cuando no estuviese de cuerpo presente en mi puesto también rindiese como había hecho hasta ahora y claro, eso ya me pareció el colmo. Desde luego abusan porque tal y como está la situación actual, detrás de mí habrá decenas de becarios es situación aún más precaria que se darán tortas por quedarse con ese puesto (como yo hace unos años). Pero ya me veo mayor para este tipo de competiciones absurdas.
      Es la primera vez que estoy en paro y claro, la situación es muy nueva para mí, pero vamos que peor lo pasé los días anteriores a mi brevísima reincorporación. Pena por mi jefa no creo que sienta nunca, porque ella es la mar de feliz pensando sólo en su trabajo y manteniéndose alejada al máximo de la maternidad. Ahora lo que procuro es pensar lo menos posible en ella ¡yo creo que en unos días ya ni me acordaré de haberla conocido!

  • Responder
    aprendizderepostera
    22 abril, 2014 at 08:06

    ¡Inconcebible!!!

    • Responder
      Planeando ser padres
      22 abril, 2014 at 19:43

      Pues por lo que me comentan en Twitter y en el blog ¡más de una ha tenido que pasar por lo mismo!

  • Responder
    PequeEnFamilia
    22 abril, 2014 at 08:07

    Es muy triste que te hagan elegir entre dos aspectos de tu vida que te completan como persona, porque todos tenemos varias facetas en nuestra vida y sin ellas somos a medias. Pero no desesperes, todo sirve para aumentar nuestros aprendizajes diarios y seguro que encuentras algo que te pueda permitir conciliar, difícil, pero no imposible.
    ¡Mucho ánimo!

    • Responder
      Planeando ser padres
      22 abril, 2014 at 19:46

      Pues así de claro me lo dijeron, que no se puede tener todo en la vida. Y a día de hoy pues me he quedado con mi bichilla. Mi madre me dice que sin trabajar al final me agobiaré en casa, pero claro, esa situación que me ofrecían no iba a poder mantenerla mucho tiempo sin volverme loca. De momento me centro en la niña y en un tiempecito a ver qué ideo para volver al ruedo laboral.

  • Responder
    MamaUniversitaria
    22 abril, 2014 at 08:24

    Bienvenida al club!… a mi no me han despedido, no estoy cobrando el paro, pero si consiguieron que me pida una excedencia! y todo agarrado a la excusa de la crisis y las bajas ventas (mi empresa no vende nada aqui! exporta todo!)… yo termino mi excedencia y seguro me mandan derecho la paro!… Pero hay que ver la buena conciliacion que tenemos! y luego se preguntan porque la gente no quiere tener hijos y porque se retrasan tanto!!! Animo guapa! que identificada me siento!!!

    • Responder
      Planeando ser padres
      22 abril, 2014 at 19:48

      Yo no tenía oportunidad ni de reducción de jornada (que no me saldría tampoco económicamente a cuenta) ni de excedencia, porque trabajo en un proyecto y cuando este se acaba no hay posibilidad de prorrogar nada. Total, que tampoco voy a tener derecho al paro (así no contribuyo a arruinar las arcas públicas). Mira que nos repensamos mucho lo de tener churumbeles pero claro es que si la crisis dura eternamente ¿cuánto hubiera tenido que esperar para aumentar la familia? En fin, que acabas por liarte la manta a la cabeza y cambiar tu orden de prioridades para convertirte en una mamá en paro y en lugar de una becaria esclava.

  • Responder
    Padres en pañales (@Padresenpanales)
    22 abril, 2014 at 08:29

    No tengo palabras para tu jefa, estúpida sería lo más bonito.
    Desde luego tener trabajos en los que tengas flexibilidad de horario y que por tener un hij@ te quieran amargar igual que están ellos…
    Desde luego mejor estarás con la bichilla viéndola crecer. Yo tengo horario continuado, que es muy bueno, pero la echo tanto de menos, me pierdo cosas, así que disfruta de ella a tope, y a disfrutar de la maternidad y la vida bloguera!!

    • Responder
      Planeando ser padres
      22 abril, 2014 at 19:50

      Lo peor es que pudiendo tener un horario continuado medio decente se empeñara en que debía de ser partido. Lo de quedarme con la bichilla es lo mejor de todo este lío laboral que me traigo entre manos ¡Es como si me hubiesen dado un premio tras quedarme sin trabajo! Así es que de momento ¡voy a darlo todo por mi bichilla y por mi blog!

  • Responder
    Michele
    22 abril, 2014 at 08:31

    Tremenda impresentable tu jefa… no puedo comprender la manía que tienen los jefes a la maternidad, será que han salido de un huevo. Pues ahora a reordenar la vida y disfrutar de la bichilla; una puerta se ha cerrado para que te asomes a un mundo de ventanas. Un abrazo ;).

    • Responder
      Planeando ser padres
      22 abril, 2014 at 19:53

      ¡Jajaja! Me parto con lo de si ellos habrán salido de un huevo (la mía por su tamaño minúsculo quizás sí). En casa estamos siendo bastante positivos con el tema ¡ojalá no nos estemos dejando algo importante por valorar en este asunto!

  • Responder
    Reloj de madre
    22 abril, 2014 at 08:37

    Me parece que has tomado la decisión más acertada. Creo que tiene que haber un resquicio legal para tocarle las narices a la tirana de tu exjefa, hay cosas que no se pueden seguir permitiendo en las universidades españolas.

    He escrito mil frases sobre tu exjefa y las he borrado todas, el enfado que siento no se puede plasmar por escrito.

    Muchos ánimos guapa, todo saldrá bien.

    • Responder
      Planeando ser padres
      22 abril, 2014 at 19:55

      Cuando os leo ¡os noto a todos más enfadados que a mí misma! Supongo que el hecho de que ya llevara más de un año previendo este desenlace me ha hecho tomármelo todo con mucha calma. Respecto a los resquicios legales, ahora sólo tengo pensamientos para la bichilla y no para plantearme estos asuntos, que no quiero acabar desperdiciando mi tiempo en pleitos que no me lleven a nada (o a muy poco).

  • Responder
    Telecrochet
    22 abril, 2014 at 08:49

    Animo wapa! No estas sola. Asi nació Telecrochet… el último dia de mi maternal antes de empezar las vacaciones me despidieron con excusa de que en el proyecto no habia carga de trabajo… y al mes siguiente estaban buscando una persona exactamente de mi perfil… Donde una ventana se cierra una puerta se abre.
    Y me consuelo que esa gente sin corazon que se cree q lo trajo la cigüeña con 15 años cumplidos el karma le pasará factura.
    Un beso

    • Responder
      Planeando ser padres
      22 abril, 2014 at 19:58

      Para mí ni siquiera han inventado excusas, simplemente me han cambiado ciertas condiciones de trabajo (legalmente pueden, porque antes del parto yo trabajaba en una alegalidad extraña que ellos mismos me habían propuesto y que yo acepté porque me era más cómodo trabajar así). Por lo visto hay mucha gente con estudios universitarios que debieron faltar a clase de primaria el día en que les explicaron cómo se perpetúa nuestra especie porque si no yo tampoco lo entiendo.

  • Responder
    Gestando una idea
    22 abril, 2014 at 09:02

    La de veces que me ha dicho a mi mi jefe eso de que en este trabajo (yo también soy becaria) no hay horarios, ni festivos, ni vacaciones… Y eso no es verdad (no debería serlo). Yo tengo un contrato y en mi contrato pone que debo trabajar ocho horas al día. Que luego no es así, vale, que trabajo más. Que me veo trabajando los fines de semana para tener cosas adelantadas. Que llevo tres años sin disfrutar de mis vacaciones de verano, salvo la semana que me voy con mi marido por ahí, porque me quedo en casa preparándome las clases o lo que sea, mientras él está de vacaciones y aburrido sin poder hacer nada porque aunque yo esté de vacaciones, es como si no lo estuviera. Y así, siempre. El año que viene se me termina la beca y al final no me he quedado embarazada en el periodo de beca, pero mira, eso que me llevo, porque seguramente me hubieran mirado mal (y eso que tengo 32 años, que no soy una niña), por quedarme siendo becaria y luego, conociendo a esta gente, me hubiera pasado como a ti… Pero vamos, que es un trabajo y que no deberían pasar estas cosas…. Pero es que encima somos tontos…

    Y lo del horario de diez a seis?¿?¿?¿? ¿Comorrrr? Valiente mierda de horario. Hasta de ocho a cinco me hubiera quedado yo sin comer entre medias, con tal de tener algo de tarde libre para disfrutar de mi hija. Pero esas horas… Y sí, seguro que te hubiera puesto reuniones hasta las 9. Te lo digo por experiencia, que sí. Sin conocer a tu jefa, pero sabiendo lo que se cuece aquí….

    Hija, pues mira, si podéis vivir un tiempo con sólo un sueldo, es lo mejor que has podido hacer. Que le den por culo a la estirada esa. Por desgracia, yo no voy a poder contarte mi experiencia, que me hubiera gustado. Nos íbamos a poner hasta arriba de criticarlos, jajajajaj

    • Responder
      Planeando ser padres
      22 abril, 2014 at 20:24

      ya, ya sé que eres becaria y al escribir el post me acordé de ti porque no quería desanimarte con tus planes de futuro. Yo creía que mi jefa era la única loca que decía esas cosas, pero veo que ese germen del trabajo por encima de todo ronda por más de un catedrático. Mi contrato pone que debo trabajar diariamente 7,5 horas pero en estos años (incluso cuando tuve contratos de 20 horas semanales) esto no se ha cumplido ni por casualidad. Siempre había que invertir fines de semana, vacaciones, etc. tal y como tú lo cuentas. El papá de la bichilla ha vivido indignado con esta situación durante mucho tiempo, pero yo le hacía entender que si no actuaba de esta forma perdería mi trabajo y quizás no volviese a tener una oportunidad así.
      Tras el nacimiento de la niña ¡todo lo he visto de otra forma! No me puedo imaginar continuando con semejantes condiciones de trabajo, eso sí, amparada en que con el sueldo de mi marido y nuestro ahorros podremos seguir adelante un tiempo. Yo también tengo ya 31 años pero es que los becarios cada vez somos más viejos (aunque nos conservemos muy bien por fuera :P). ¿Cuánto tiempo más esperan que tardemos en formar nuestras propias familias? Con el tema del horario pensaba como tú, hacerlo todo seguido y comer muy temprano por la mañana o tarde a medio día, con tal de poder ahorrarme esa hora de más que se supone que debo invertir en la comida. Pero todo lo que proponía les parecía absurdo. Y en cuanto a las reuniones, ya te aseguro yo que más de un día hubiese vuelto a casa pasadas las 9 de la noche.
      Casi mejor que no tengas que pasar por esto. Lo siento porque se te termina la beca y quieras que no es un sueldecito que llevar a casa, pero con semejantes condiciones esto ya sólo lo aguantan los solteros, los que no tienen cargas familiares o los muy necesitados económicamente, que por desgracia seguirán estando al pie del cañón pese a lo mucho que se abuse de ellos.

  • Responder
    Bombones
    22 abril, 2014 at 09:14

    Pues me alegro porque al menos tu has estado viendo venir esta situación desde hace tiempo. Y porque estoy convencida de que con el tiempo te alegrarás de haber cortado con esa bola que tenías montada en la universidad, que por un motivo u otro sólo podría haber acabado siendo más grande.
    Ahora estás bien ¡claro que sí! ¡Menudo peso te has quitado de encima! Mucha suerte.

    • Responder
      Planeando ser padres
      22 abril, 2014 at 20:27

      De momento me he quedado descansando la verdad. me acuesto y me levanto de lo más ligerita y sin malos pensamientos en la cabeza. El haberlo previsto todo anticipadamente me ha ayudado a que el impacto apenas haya sido perceptible, porque si no llego a verlo venir ¡ahora estaría en depresión profunda y sin vida familiar tampoco! Como dice el papá de la bichilla, casi es lo mejor que me podía haber pasado para cambiar de vida visto el poco futuro que hay en la universidad.

  • Responder
    Patricia
    22 abril, 2014 at 09:15

    Tu jefa es una amargada que quiere amargar al resto del mundo, eso está claro. Pues aprovecha ahora porque, como yo digo, tiempo tendremos de trabajar cuando crezcan. Y lo mismo para entonces las cosas han cambiado y hasta encuentras un puesto mejor.

    • Responder
      Planeando ser padres
      22 abril, 2014 at 20:30

      Eso me dice mi suegra. Que lo mismo me viene hasta bien, así me decido a pasar unos años sabáticos, a tener los 2 o 3 churumbeles que queramos y cuando ya estén algo criaditos quizás la crisis haya pasado y pueda reincorporarme felizmente como nueva madre trabajadora.

  • Responder
    Isis de mamaymaestra
    22 abril, 2014 at 09:16

    Ay no! es que en verdad los horarios en muchos trabajos no son compatibles con la maternidad, cómo quieren que los niños en el mundo sean buenos si no tienen mamás que los cuiden?

    Me da mucho orgullo que hayas defendido tu maternidad hasta el límite, ya encontrarás mejores cosas y a seguir trabajando con el blog que si se puede vivir de escribir 🙂

    • Responder
      Planeando ser padres
      22 abril, 2014 at 20:32

      ¡Jajaja! Esa es la teoría de mi padre, que los niños cada vez son más problemáticos porque ya no disponen de una mamá que los atienda las 24 horas del día como ocurría antiguamente. Sin llegar al extremo de tener que relegar a la mujer por completo a la casa y al cuidado de los hijos, creo que algo más de facilidades podrían dar para que fuésemos capaces de compatibilizar ambas facetas, la laboral y la profesional. ¡Ojalá pudiese vivir del blog y de escribir! Si sabes algún secreto ¡aquí estoy para escucharte!

  • Responder
    Miss y Mister Golosina
    22 abril, 2014 at 09:24

    Alucino, vaya hijadesumadre tu jefa. Ánimo y a disfrutar ahora de tu peque 🙂

    • Responder
      Planeando ser padres
      22 abril, 2014 at 20:34

      Pues sí, porque por mucho que odie a las embarazadas y a las becarias que traen hijos al mundo ¡hija de su madre seguro que debe ser! ¿O surgió así, de la noche a la mañana y por generación espontánea?

  • Responder
    Un Papá en Prácticas
    22 abril, 2014 at 09:42

    Esta es la triste realidad de este país. Horarios incompatibles con la vida (no voy a contarte aquí el mío), bajas maternales incompatibles con la lactancia y jefes/jefas con mentalidad de otro siglo. Seguro que lo que te depara la vida es mejor, compañera. La mamá jefa también dejó el trabajo cuando le tocaba volver. Entre la reducción de jornada y el pago de la guardería nos hubiese salido a pagar por trabajar. Y no es plan. Lo dicho, mucho ánimo. Y a disfrutar de la peque.

    • Responder
      Planeando ser padres
      22 abril, 2014 at 20:40

      Bueno, el horario del papá de la bichilla tampoco es que le deje mucho tiempo entre semana para estar con la niña, pero es el que ha tenido siempre, e incluso le ofrecieron mejorarlo para que pudiéramos compatibilizarlo mejor con el mío cuando yo me reincorporara al trabajo (¡mira qué diferencia de empresa!). la lactancia ya decidí compactarla porque estaba segura de que allí me hubieran mirado muy mal si me hubiesen visto que me iba al baño a hacer ruidos extraños con una máquina media hora al día… la reducción de jornada no le sale a cuenta a casi nadie, porque se te va el dinero en guarderías, gasolina y cuidadores varios. Yo ahora ¡casi que no lo siento! Porque para seguir ahí debería haber renunciado a mi bichilla y ahora ya tengo la excusa perfecta para disfrutar de ella cada día.

  • Responder
    Maria Jose
    22 abril, 2014 at 09:44

    Holaaa….yo lo veia venir..Pero te digo una cosa, bienvenidos los buenos tiempos. Yo estuve en una situacion parecida, que revivi cuando lei tu blog. Harta de la situacion en un momento dado decidir abandonar la beca, y dedicarme a otra cosa. Y tener vida, porque eso de tener la sensacion “que no te cunde, que no haces casi nada” y echas 12 o 14 horas y no se te valora, se te juzga, es psicologicamente agotador. Tuve que concienciarme y repetirme, que era una etapa de mi vida, que tenia que dejarla pasar, habia hecho lo que habia podido y ahora a otra cosa. Asi que animo…disfruta de tu niña y busca otro camino.
    Da mucha rabia, el esfuerzo, el trabajo…(yo deje mi tesis a medias) pero pense…seguro que algo mejor me encuentro…y canalice toda mi rabia en tirar hacia delante. NADIE MERECE EL SUDOR DE TU FRENTE, SINO SABE VALORAR EL ESFUERZO

    • Responder
      Planeando ser padres
      22 abril, 2014 at 20:45

      ¡Jajaja! ¡Otra con dotes de predicción como yo! La situación es tal y como la describes: me pasaba los días enteros frente al ordenador, mi tesis siempre supeditada al trabajo en el grupo de investigación, a lo que ahora para colmo debería añadirle la colaboración en tareas de docencia ¡todo dentro del mismo horario! Ellos ya saben que es imposible realizar todo esto en 7,5 horas al día, y se aprovechan de que los becarios suelen ser jóvenes, sin otras responsabilidades y con muchas ganas de labrarse un futuro profesional digno (que puede que no llegue nunca, tristemente). Durante el embarazo ya había perdido el interés por el trabajo, por la línea de investigación y por todo lo relativo a ese mundo laboral, y sin ilusión poco hubiese aguantado. Pero es que encima con las nuevas condiciones y teniendo que renunciar a la bichilla ¡esto ya no se sostenía por ningún sitio!
      Me gusta el pensamiento positivo que me transmites y desde luego yo quiero ver el futuro así, como un horizonte lleno de oportunidades por descubrir pero que me permitirán estar cerca de mi bichilla.

  • Responder
    Trimadre a los Treinta
    22 abril, 2014 at 10:00

    Alucino un muuuuucho. Esto es un desmadre!. Desde aquí te animo a acudir a un sindicato e informarte de si esto es denunciable. Madre del amor hermoso. Qué sin vergüenza la tipeja ésa.
    La parte buena de todo esto, ya lo sabes. Vas a disfrutar de tu pequeña sin tener que renunciar a nada. Porque te lo han puesto en bandeja. Pero eso no debe estar reñido con que luches por lo tuyo. Y le des en todas las narices a la pendeja ésa que debe creer que está en el mundo por generación espontánea… Alucino, de verdad.
    Mucha fuerza. Un abrazo enorme!!!

    • Responder
      Planeando ser padres
      22 abril, 2014 at 20:50

      ¡Jajaja! Justo comentaba lo de los nacimientos por generación espontánea a otra de las lectoras. Animada estoy ¡y mucho! Como becaria, he leído y releído mis derechos, obligaciones y lo peor es que tengo un tipo de contrato con cláusulas geniales que básicamente supeditan toda mi estabilidad a la opinión que mi jefa tenga de mi rendimiento en el trabajo. Con un informe contrario mi beca desaparecería, y sería mi palabra contra la de ella, con quien por cierto no deseo ni enfrentarme ni verla por lo menos en mucho tiempo. ¡Ay, es que ahora ando tan contenta con mi bichilla que se me han pasado las ganas hasta de quejarme!

  • Responder
    Rural Baby Project
    22 abril, 2014 at 10:13

    Ufff estoy indignada no, lo siguiente… Es muy fuerte lo de “recuperar”. Perdona?? Los derechos laborales algunos no los tienen muy por la mano. Me recuerda a una jefa que tuve que porque me llamaron un día sus jefes para tener una reunión conmigo de una hora me dijo que esa hora la tenía que “recuperar”. Ahora sí, ella a las 2 para casa, no vaya a ser… Aggg
    Lo de que te pongan un horario después de estar demostrando tantos años que el teletrabajo te funcionaba, no tiene nombre tampoco. De todas formas, en mis 3 años de experiencia trabajando también de becaria FPU no me extraña nada de nada, aunque entiendo que hay de todo y jefes más decentes que otros.
    Espero que aunque haya sido una situación dura, te hayas quedado bien a gusto dándoles con la puerta en las narices, esa sensación para mi es genial. Sobre todo cuando estás pasando por estas injusticias.
    Es una decisión muy valiente y muy válida para tod@s. Si hiciésemos todos lo mismo, no les quedaría otra que replantearse su sistema de mxxx.
    Besos!!

    • Responder
      Planeando ser padres
      22 abril, 2014 at 20:57

      Respecto a los derechos laborales lo mejor es que ella se declara muy progre y muy defensora de las mujeres (por lo visto todo de boquilla porque vamos, a la hora de la verdad actúa de forma bien contraria a sus supuestos ideales). Vamos, lo de ir a reunirte con unos jefes y que encima te quieran hacer recuperar ese tiempo ¿pues para qué te reuniste con ellos si no era por trabajo ¿Para charlar del tiempo y jugar al mus? la gente es que tiene cada cosa… Eso sí, la mía es la última en salir de la universidad porque ella sólo vive para su trabajo, ahí no se le puede criticar nada, y por eso pretende que el resto del mundo actúe de la misma forma.
      Que rendía desde casa estaba claro, si no no me hubiesen ido haciendo nuevos contratos así, a lo loco y por mi cara bonita. Pero ya la veía venir desde que el test de embarazo dio positivo (o desde antes, porque bien que avisé al papá de la bichilla de que casi podría poner la mano en el fuego para asegurar que acabaría perdiendo el trabajo tras el embarazo, como así ha sido). me parece que he sido un poco tonta a la hora de despedirme, porque sólo me salieron buenas palabras y me fui de allí de una forma excesivamente amistosa. Claro, luego llegué a casa y me desahogué con el post ¡pero tendría para escribir un libro completo de todo lo que sentí y lo que he pensado durante todo este año!
      De ahí a que todos hagamos lo mismo… ¡no creo que yo vaya a vivir para ver eso! No me puedo quejar de mi situación económica, pero hay gente que anda muy justita y que se ven obligados a soportar este tipo de contratos y de prácticas laborales abusivas. Por cierto ¡hace días que no sé nada nuevo de Celia! ¿Todo bien?

      • Responder
        Rural Baby Project
        25 abril, 2014 at 11:02

        Todo perfecto! No he tenido tiempo para escribir por más de lo mismo, que la nueva esclavitud se llama “autónoma” 🙂 Ya os contaré en cuanto tenga un ratito 🙂
        Y lo de salir de buenas maneras, no te apures. Has quedado como una señora y al final, estas cosas pasan y ya ni te acordarás de aquí a unos meses.
        Ahora a disfrutar de la niña, relajarte y descansar todo lo posible.
        Besos!

        • Responder
          Planeando ser padres
          25 abril, 2014 at 16:35

          Ayer estuve leyendo un post sobre el tema de los autónomos y veo ese mercado súper difícil ¿300 euros al mes de cuota? ¿No las podrían poner en rebajas para dar facilidades? No te estreses mucho entre el negocio y el embarazo. ¡Hasta pronto!

  • Responder
    aran
    22 abril, 2014 at 10:17

    Pues ¡felicidades! a disfrutar de tu marido, de tu peque, de tu casa, de tu familia, de tu “tiempo libre”, de tu libertad! Tendrás que cambiar el chic, tendrás menos “lujos” pero serás dueña de tu vida, que al final es lo que cuenta. Has ganado en calidad de vida. Y te lo dice una que no aguantó una situación similar y que ha cambiado las cervezas por comer lentejas 2 días en semana… una tontería al lado del drama que ibas a vivir si siguieras en el mierdatrabajo ese…
    Pena me da tu jefa, que se piensa que es más por la cantidad de títulos que tiene, que su frustración la proyecta en los demás, infeliz.
    Un beso

    • Responder
      Planeando ser padres
      22 abril, 2014 at 21:06

      Yo me he conectado desde ya el chip en “modo pobre” para tratar de gastar menos y de disfrutar más de las cosas de la vida que son sencillas, gratis y gratificantes ¡como mirar a mi bichilla! me da pena dejar mi mierdabeca (por el dinero, exclusivamente), pero por hubiera sido tener que separarme durante todo el día de mi bichilla. Y si tengo que comer lentejas a diario ¡pues bienvenidas sean! Ella sí se ve en un nivel y en un estatus social respecto al cual todos quedamos por debajo. Ahora me has recordado una conversación de hace años con ella, en la que nos decía a mi compañera becaria y a mí que hoy en día todo el mundo se cree de clase media (yo realmente me considero así: tengo para comer, para pagar mi casa, para pequeños lujos de vez en cuando y no estoy endeudada) cuando realmente ella nos considera de clase baja del todo por nuestros ingresos. ¡Ahí queda eso! Así se motiva al personal.

      • Responder
        aran
        23 abril, 2014 at 16:18

        me dejas muerta con el comentario…
        procuro estar en modo “zen” pero por favorrrrrrr qué gentuza hay en el mundo!!!
        disfruta de los tuyos, de los que quieres y de los que te quieren, porque eso si que no tiene precio!
        muaks!

        • Responder
          Planeando ser padres
          24 abril, 2014 at 22:10

          Menos mal que mi entorno me apoya y me animan en estos primeros momentos porque es verdad que ante las dificultades no hay nada comparable a la ayuda familiar.

      • Responder
        Roser
        25 abril, 2014 at 18:06

        Pues no sé de qué sería la beca, pero ya veo que de sociología no: has dicho que teníais ahorros, y eso caracteriza precisamte a las clases medias: las altas no los necesitan y las bajas no los conciben (se caracterizan por gastar todo tal como entra, sin presupuestar ni ahorrar). Esta mujer no tiene ni idea.

        Entiendo que no denuncies, pero que sepas que cualquier juez te hubiera dado la razón: ponga lo que ponga tu contrato, las madres recientes tenemos protección legal y derecho a escoger nuestro horario, y teniendo en cuenta que tendrás mails que demuestren el horario excesivo que hacías, no solo tendrías derecho al paro, sino también a las horas extras que deben haberte escatimado. Adiós al cinturón que ya te debes haber ceñido!

        Hala, a cuidar de la bicha! Debe de estar poco contenta!

        • Responder
          Planeando ser padres
          25 abril, 2014 at 19:56

          ¡Jajaja! Pues precisamente esa de asuntos sociológicos. para que veas tú con qué criterio realizará los análisis con estos pensamientos que tiene. Yo solo sé que de momento ¡me he quedado descansando! Y mira que me paso las 24 horas del día pegada a la bichilla, pendiente de sus necesidades día y noche y esto de la maternidad es mucho más esclavo que cualquier trabajo pero ¡en esto sí que merece la pena invertir todas las horas del mundo!

  • Responder
    Dulce desespera
    22 abril, 2014 at 10:18

    Que vergüenza! yo no debería asombrarme de nada pero todavía se me hace duro ver que encima, no tienes las narices suficientes para despedir con la consiguiento suma de dinero, sino que haven lo posible para que lo veamos tan crudo que nos vayamos con una mano delante y otra detrás….. pues van listos, nena lucha, no es legal aunque seas becaria, ante todo eres mujer y madre y con nosotras no se juega!!!

    • Responder
      Planeando ser padres
      23 abril, 2014 at 10:37

      Esa es la peor parte, que el ambiente ya era tan malo que cualquiera decide voluntariamente quedarse allí. Y claro como es una renuncia voluntaria pues me voy a quedar sin nada. De momento ando desanimada para emprender acciones legales (que de verdad creo que no llegarían a ningún lado teniendo en cuenta las cláusulas abusivas que ya incluye el contrato de la beca y esa ley no escrita de que para investigar hay que sacrificar tu vida entera).

  • Responder
    Ana
    22 abril, 2014 at 10:18

    Que lástima que te hayan tratado así…. Creo que has tomado la mejor decisión, dentro de lo malo ahora podrás disfrutar de la peque al menos durante un tiempo más, seguro que merece la pena.
    Un abrazo.

    • Responder
      Planeando ser padres
      23 abril, 2014 at 10:38

      ¡Segurísimo que merece la pena! Lo que temo es que la bichilla crezca muy deprisa, no me necesite y me quede aburrida en casa. Pero para entonces ¡ya le habré puesto solución al tema laboral!

  • Responder
    Mamá en Bulgaria
    22 abril, 2014 at 10:35

    ¡Qué jefa tan despreciable! Que te haga esto una mujer es.. es.. no encuentro ni la palabra oye! Qué rabia!

    No puedo aconsejarte si denunciar o no, porque de estos temas no entiendo mucho, pero me alegro que puedas tener tiempo con la bichilla. Siento que sea a costa de perder tu trabajo, claro…

    Un abrazo para ti, y una mierda de vaca para tu jefa. Hombreya!

    • Responder
      Planeando ser padres
      23 abril, 2014 at 10:39

      ¡Jajaja! Lo de quedarnos sin palabras y sin insultos en estos casos ¡es frecuente! Es tanto lo malo que querríamos decir que al final no nos sale nada. ¡Jajaja! ¡Vaya regalito original que le envías!

  • Responder
    La agenda de mamá
    22 abril, 2014 at 10:35

    Lo que te dije el otro día… que lo siento mucho por tu yo social y por el sueldo que deja de entrar en casa, pero que por tu salud mental y la bichilla es lo mejor que ha podido pasar 🙂
    Un besote!

    • Responder
      Planeando ser padres
      23 abril, 2014 at 10:41

      Desde luego en salud mental vamos a ganar todos, porque estos días viviendo en esta incertidumbre de no saber en qué condiciones me reincorporaría, de si seríamos capaces de compatibilizar los nuevos horarios con la bichilla ¡han sido de lo peor! Las 3 últimas semanas de la baja de maternidad se me han hecho casi eternas porque no sabía si disfrutar de esos últimos momentos con mi bichilla o maquinar alguna solución para el problema que se me avecinaba. Eso es lo peor de estos casos, que te ocupan el pensamiento de día y de noche y no puedes desconectar para disfrutar de lo que tienes. De momento con un sueldo ¡saldremos adelante!

  • Responder
    másqueelprimerdía
    22 abril, 2014 at 10:36

    Uf! Qué panorama!! Lo de que te diga que tienes que recuperar tu baja maternal me parece el colmo ya, es lo máximo de la ignorancia y poco sentido común!!! Qué asco de gentuza amargada que sólo quiere amargar al resto…

    Yo en tu caso hubiera hecho lo mismo, aún por encima de tener que separarte de tu bebé, que te tomen el pelo de esa forma?? No no, yo tampoco pasaría por ahí..!

    Ahora a disfrutar de tu familia!! 🙂

    un besito!

    • Responder
      Planeando ser padres
      23 abril, 2014 at 10:43

      Yo es la primera vez que escucho que a alguien le hagan una petición así, tan directa de que la baja de maternidad se considera un tiempo perdido que hay que recuperar. Realmente creo que podrían haberme facilitado bastante las cosas, con otro tipo de horario y siendo más comprensivos con mi nueva situación. Pero han preferido tensar la cuerda hasta que mi paciencia se ha roto. Ahora no me arrepiento de la decisión que he tomado y de poder disfrutar de mi niña todo el día, a todas horas.

  • Responder
    mamá puede
    22 abril, 2014 at 10:43

    Que vergüenza!! Increíble.
    Así es imposible trabajar, con esos horarios no se puede!
    A mi en mi trabajo no es que me den facilidades, pero tampoco me ponen trabas, la situación es exactamente igual a la que tenía, y espero que sea así cuando me incorpore en Septiembre

    • Responder
      Planeando ser padres
      23 abril, 2014 at 10:44

      Tú no pienses ahora en problemas de reincorporación ni en conciliaciones, que lo que tienes que hacer es disfrutar de Gonzalo mientras dure tu baja. ya tendrás tiempo de preocuparte (o no) por estos asuntillos.

  • Responder
    Esther
    22 abril, 2014 at 10:45

    Di que si, adiós a lamierdabeca y a lamierdajefa!! Que a estas alturas y aún se tenga que elegir entre trabajar o cuidar de tus hijos tiene delito. Es para denunciar!
    En fin, a disfrutar de la peque!

    • Responder
      Planeando ser padres
      23 abril, 2014 at 10:45

      ¡Ay y mira que lo veía venir! Lo de tener que estar presencialmente allí es que no lo dudé ni un segundo desde que me quedé embarazada, pero ya el horario imposible sí que me pilló por sorpresa. Ahora ¡a criar a la bichilla! Porque como esto ya no lo haga bien ¡es para que me maten!

  • Responder
    nosoyunadramamama
    22 abril, 2014 at 10:46

    Uffff, me parece increíble que se pueda hacer esto a una mujer que acaba de tener un hijo, lo normal sería mantener tu situación anterior o mejorarla, nunca poner trabas y hacerla más difícil.
    Si te sirve de algo, yo renuncié a un trabajo hace ahora un año porque, sencillamente, si tenía que buscar guardería para el pequeño y una persona que cuidase de los dos por las tardes, se iba casi el sueldo completo. Y además ya me habían dicho que la jefa, (también mujer) era de las que llamaba a las 12 de la noche o el fin de semana, y por ahí no paso salvo casos puntuales.
    La realidad es la que conté hace poco en este post http://nosoyunadramamama.com/2014/04/07/el-cuidado-de-los-hijos-en-quien-recae/ Casi todas acabamos haciendo alguna renuncia laboral. Yo ya llevo dos años sin trabajar salvo mi día de colaboración en la tv y presentar algún acto. Sinceramente, esto feliz cuidando de los gordis aunque es cierto que si pudiese trabajar en un horario continuo lo haría también encantada. Pero es lo que hay. Ánimo guapa!!!!!!!!!!!!!

    • Responder
      Planeando ser padres
      23 abril, 2014 at 10:49

      Es que mi situación anterior era algo especial, fuera de toda normativa, pero vamos que yo no la había pedido así ni mucho menos. Y ahora que tengo a la bichilla, y que realmente me hubiera convenido mucho poder seguir con ese tipo de trabajo y en esas condiciones ¡me lo quitan todo de un plumazo! Y con el reglamento en la mano tienen las de ganar. Como dices, si hay que pagar guarderías, cuidadores, comedores y demás cosas ¡acabamos trabajando para pagar el sueldo de otra persona que cuide a nuestros hijos! Esto ya es el colmo de los despropósitos. para eso me hubiera quedado sin ser madre y con todo el dinero para mí.
      Ya leí tu post en su día y desde luego en mi caso es que al sueldo del papá de la bichilla no íbamos a renunciar, que encima de que es muy superior al mío él sí se lo pasa genial en su trabajo, en una buena empresa y con buen ambiente laboral. En una empresa donde todos tienen hijos y sí entienden estas coyunturas de la paternidad. Me da vértigo pensar en estar muchos años sin trabajo, pero mientras tengamos para vivir decentemente ¡me voy a quedar con mi bichilla!

  • Responder
    matronaonline
    22 abril, 2014 at 11:01

    Muchísimas felicidades!!!! porque permanecer bajo las órdenes de semejante zorra amargada no es más que una condena para cualquiera. Afortunadamente de ti no van a poder aprovecharse como de la pobre señora de la limpieza. No tiene ningún sentido que unas condiciones de trabajo impuestas por ellos antes del embarazo fueran fructíferas y ahora tengan que ser radicalmente opuestas. Y lo de recuperar esas horas de la baja maternal… habrá sido lista la impresentable y te lo habrá dicho de palabra, no? porque yo si tuviera lo más mínimo escrito, le plantaba una denuncia.
    Me da pena por el sueldo que dejarás de ganar, pero también me da pena la siesa, está claro que una persona tiene muuuchos problemas en su cabecita si hace este tipo de cosas. Envidia? frustración? complejo de inferioridad? no lo sé. Lo que sé es que detrás de esto no hay sólo un motivo empresarial o económico, porque tenías más que demostrado que antes trabajabas bien. Esas ganas de puteo suelen encubrir autoestimas por los suelos y personalidades muy patéticas que necesitan ver a los demás mal para, por comparación, sentirse mejor, porque por sí solas no son capaces de ello. Tú sin embargo puedes ser feliz “pese” a la felicidad de los demás. Tal vez sea algo a lo que ella no llegará jamás 😉
    (Ay! que a gusto me he quedao!!!)

    • Responder
      Planeando ser padres
      23 abril, 2014 at 10:55

      ¡Uy qué boquita tiene la matrona! Yo me he contenido mucho a la hora de redactar el post porque si diera rienda suelta a mis malos pensamientos y a mi peor lengua ¡me iban a cerrar el chiringuito! Sí, sí en esto de las condiciones abusivas están muy aleccionados y todo lo dicen de palabra, para poner por escrito se ciñen literalmente al reglamento que regula la beca y de ahí no se salen un milímetros, aunque después esas condiciones que hayas firmado no sean ni remotamente semejantes a las que vas a encontrar en la realidad.
      Desde que me quedé embarazada perdió por completo la confianza en mí. Se lo tomó como algo personal, un signo de traición y de falta de lealtad, como si lo hubiera planeado para complicarle la vida a ella. Empezó quitándome las llaves de su despacho, no permitiéndome el acceso a los ordenadores, marginándome del grupo cuando todos salían a tomar café, mirándome de refilón cuando por mi panza debía ir de vez en cuando al baño… Hasta entonces yo había tenido una relación excelente con ella. Mi única pega era que el trabajo nunca tenía fin, pero a título personal no tenía queja, por lo que este cambio repentino de actitud me pilló por sorpresa.
      Yo ando feliz del todo, duermo estupendamente y del tirón por las noches (salvo por la toma para la que me despierta la bichilla, claro) así es que cargos de conciencia respecto a mi profesionalidad hasta el último momento no tengo ninguno. ¡Me alegro de que te haya servido para desahogarte!

      • Responder
        matronaonline
        23 abril, 2014 at 11:47

        jajajajaja cuando veo estas injusticias, me sale la vena gitana XD es inevitable!!!

  • Responder
    Blog de una embarazada
    22 abril, 2014 at 11:08

    Ánimo, que al final te darás cuenta de que lo que de verdad importa es que puedes estar al lado de tu bichilla. Lo demás, ya vendrá.
    Besotes.

    • Responder
      Planeando ser padres
      23 abril, 2014 at 10:57

      Por suerte eso lo he tenido claro desde el día del parto. Mi bichilla es ahora lo primero, y ya iremos viendo la forma de completar el resto de los aspectos de mi vida sin tener que renunciar a ella.

  • Responder
    yademasmama
    22 abril, 2014 at 11:23

    Dios, ¡vaya historia! Con gente así… Está claro que te han hecho mobbing, parece mentira que estas cosas pasen en este siglo. Yo hubiera hecho lo mismo que tú, a tomar por saco. Algo saldrá, ya verás. El tiempo perdido con tu hija no se recupera nunca. Sé que da miedo, yo en el trabajo también estoy muy mal, hace un mes me dijeron que me echaban y ahora de repente no. Estamos en un sinvivir pero tengo claro que mi hijo es mi prioridad número uno.
    En fin, ánimo y siempre nos quedará el blog para seguir escribiendo y para mantenernos cuerdas, ¿verdad? ¡Un beso!

    • Responder
      Planeando ser padres
      23 abril, 2014 at 12:03

      Lo de la inestabilidad laboral hoy afecta a todo el mundo pero claro, encima cuando ven que has tenido un bebé y que está claro que necesitas el dinero más que nunca, parece que el mundo se vuelva contra ti para dificultarte la conciliación todo lo posible. Siento que tú también estés teniendo momentos difíciles en el trabajo, porque lo de vivir con la incertidumbre es la peor parte y encima si te echan y te readmiten de pronto estarás pasando por un estrés. Creo que todas las madres acabamos por tener el chip de que nuestros bichillos y familia son lo primero y aquí las empresas tienen la batalla perdida, pero la necesidad económica a veces nos complica mucho la toma de decisiones.
      Respecto a lo que dices del blog ¡si no fuera por este desahogo y entretenimiento yo ya me habría vuelto loca tras el parto!

  • Responder
    MicasaesFeng
    22 abril, 2014 at 11:47

    Te entiendo tanto! Las casualidades no existe y hoy precisamente en el blog -donde los martes los dedico a la reflexión- hablo sobre esto mismo, lo difícil que es conciliar vida familiar y laboral y las zancadillas que te ponen para conseguirlo. Y lo que más me repatea y me fastidia es que sean mujeres que se encuentran en puestos directivos la que te lo complican. ¿Cómo puede ser?.
    Está mal visto que seas mujer + madre. Piensan que si tienes hijos -para muchas empresas de este país, mi querida España es un lastre y un problema- dejas de ser competente y abandonas tus responsabilidades.
    Ya está bien….

    Gracias por compartir tu experiencia. La mía la encontrarán hoy en el blog.

    Un abrazo para todas.

    http://micasaesfeng.blogspot.com

    • Responder
      Planeando ser padres
      23 abril, 2014 at 12:12

      Yo no sé si es que piensan que no seremos competentes o que son plenamente conscientes de que tal y como nos dificultan las cosas nos va a resultar imposible conciliar nada. Y en mi caso específicamente he tenido la malísima suerte de topar con una mujer que tiene 0 comprensión para lo que se refiere a temas de maternidad, que ha renunciado a los hijos para darlo todo en su brillante carrera y que considera que una becaria no puede quedarse embarazada, una mujer con estudios superiores tampoco y que la baja de maternidad son vacaciones pagadas que encima sobrecargan de trabajo al resto del equipo. Vamos, que es imposible hacerla entrar en razón.

  • Responder
    Solomimundo
    22 abril, 2014 at 11:52

    Que asco de sociedad….no se atreven a hacerlo ellos, pero te incitan a que lo hagas tu….Te entiendo perfectamente, ya me ha pasado eso 2 veces……SUERTE y ANIMO, de momento disfruta de la bichilla 🙂

    • Responder
      Planeando ser padres
      23 abril, 2014 at 12:07

      Ya conocí tu historia por Twitter y ambos despidos me parecieron surrealista. La cobardía es lo peor, pero claro así se ahorran disgustos legales y económicos.

      • Responder
        Solomimundo
        23 abril, 2014 at 12:14

        lo son…y si te dijese el nombre de las empresas aún más, porque son muy muy conocidas, pero son agua pasada, ahora llevo ya un año en paro y me he vuelto en centrar en acabar la carrera, que por trabajar, que me hacia más falta la deje de lado, pero me queda menos de un año y podré presumir de titulo!! al mal tiempo buena cara 🙂

        • Responder
          Planeando ser padres
          23 abril, 2014 at 14:37

          Pues al menos haces bien aprovechando el tiempo para acabar tus estudios. Sobre todo porque a veces lo que llevamos peor es estar completamente parados, sin hacer nada y sintiendo que no valemos para nada. Tener ese objetivo te será muy beneficioso.

  • Responder
    alexamdram
    22 abril, 2014 at 12:19

    Me suena tu historia mucho. Yo llevaba 11 años trabajando, contratada para ocupar el puesto de directora del departamento… Primer embarazo… se frena mi ascensión… contratan un extra para sustituir la baja maternal, y se queda… Segundo embarazo… relegada al tercer puesto después de haber llevado todo el departamento yo sola… Cojo una excedencia porque a mi marido lo trasladan, mi hijo esta recién nacido y tiene colicos galopantes… Cuando regreso me plantan en un rincón, y practicamente hago de becaria… Un moobing horroroso… Pero al final fui mas dura y mas lista que ellos, y aunque me echaron, me lleve toda la indemnizacion que me correspondía y un extra por vulnerar mis derechos…

    No podías coger reduccion de jornada? En ese caso eliges tu el horario,,, pero claro tienes que tener contrato laboral. Lo de recuperar las horas es para grabarlo y denunciarles… ¡se les caería el pelo!! Yo en su día grabé conversaciones muy interesantes, como cuando tu jefe te dice que las madres siempre estan pensando en sus hijos y no se concentran…

    Pues mucho animo y disfruta de tu peque.

    • Responder
      Planeando ser padres
      23 abril, 2014 at 13:09

      Lo tuyo fue aún más degradante porque estabas en todo lo alto y acabaste de becaria. Yo ya estaba el el peldaño más bajo del escalafón, con un contrato en formación y sin derecho ni a excedencia ni a reducción de jornada. Si lo llego a saber ¡me llevo una grabadora a traición a la reunión! Pero no fui tan lista y claro, eso de que tengo que recuperar el tiempo perdido en la baja no puedo demostrarlo de ninguna forma. Normal que las madres estemos pensando todo el día en nuestros hijos ¡para algo los hemos tenido! Pero vamos que los padres también hacen igual y sin embargo a ellos se les discrimina menos. El amor por los hijos y la profesionalidad en el trabajo no creo que estén reñidos, pero por lo visto hay gente que nos ve incapaces de sacar ambas cosas adelante.
      Pues hala ¡ahora ya me puedo dedicar al 100% a mi bichilla!

  • Responder
    tuspatucosymistacones
    22 abril, 2014 at 12:36

    Ya te lo he dicho antes, pero es que estoy indignadísima con lo que te ha pasado. No hay derecho, es injusto, es horrible que por miedo a despedirte te hayan puteado para que te vayas tu solita. Y no eres la primera, pero lamentablemente no serás la única. Por eso te decía que yo soy de las pro-denuncia. Porque no es posible que en pleno siglo XXI pasen estas cosas. Eres mujer, eres (eras) trabajadora, y además mamá. ¿Qué problema tienen con esto? ¿Por qué no puedes conciliar? Si antes trabajabas desde casa, ¿por qué ahora no? Yo te diré por qué, porque tu ex-jefa, aunque no lo sabe, quiere (o quiso) ser mamá, y no pudo, la sociedad y su trabajo no la dejaron. ¿Y qué hace? Pues putear a las demás mamás trabajadoras para sentirme mejor consigo mismo. Es una mujer frustrada, con sus sueños maternales hechos añicos, que en vez de ponerse en la piel de las que lo intentan, las hunde. Pero, ¿sabes qué? Que es lo mejor que podía pasarte, y seguro que al principio no lo ves muy claro. Pero cuando la bichilla empiece a ir al cole, y tu consigas otro trabajo, lo verás. Verás que estar con ella es lo más maravilloso que ha podido pasarte.
    Ya te he contado que hace dos años terminé la carrera, que desde entonces he estado de becaria, hasta que en septiembre del año pasado mis perspectivas de conseguir un puesto fijo eran cada vez más lejanas. Y sí, sólo tengo 25 años, pero eso no me impide querer ser madre o querer ser mi propia jefa. Y es lo que hice. No quería renunciar a una maternidad joven por culpa del trabajo, ¡no me daba la gana! Y es lo mejor que he podido hacer. Sí, son muchas horas, mucho sacrificio, meses de no cobrar nada, pero es MI empresa, MI negocio. Y podré conciliar tanto como a mi me de la gana. Además trabajo con mi marido, ¿qué más puedo pedir?
    Por eso te animo a que disfrutes y te plantees seriamente ser freelance, tener tu negocio, o vivir así hasta que puedas y disfrutes al máximo. Que la bichilla sólo crece una vez, y son más las madres que se arrepienten de haber trabajado tanto y no haberlos visto crecer, que las que renunciaron a su trabajo y pasaron todas las primeras veces con ellos 😉

    • Responder
      Planeando ser padres
      23 abril, 2014 at 13:17

      Ella afirma que nunca quiso ser madre, y por el poquísimo interés que muestra por los niños (9 meses de embarazo y 5 meses de bichilla y aún no me ha preguntado nunca por la niña) y la desconfianza que le producen las embarazadas. Es que era hablar del tema con las compañeras y como nos escuchase se le ponían los pelos como escarpias. ¡Qué repelús le daba! Y claro, de pronto se encontró con la becaria preñada, con mi tipo de vaca-burra invadiendo su despacho y no lo pudo soportar. Ella ya no anda en edad de tener hijos, ni creo que los quisiera ni en pintura, pero lo peor es que no le cabe en la cabeza que otras mujeres sí deseen dar este paso (que por otra parte no es algo tan raro porque si todas nos negásemos a ser madres a ver cómo íbamos a haber llegado hasta aquí).
      También creo que es lo mejor que podía pasarme porque nadie me veía futuro en ese trabajo. Lo más probable era que la beca hubiera finalizado como mucho en 9 meses y al final me hubieran echado igualmente, con lo cual habría perdido casi el primer año completo con mi bichilla para unos cuantos sueldos de más que tampoco me hubieran rendido tanto. Yo ya había renunciado a esa maternidad joven (ya tengo 31 años) para tratar de tener a la bichilla cuando tuviese una situación económica buena, una casa espaciosa, un trabajo compatible con la maternidad… y al final no compensa esperar tanto, porque el día menos pensado todos estos planes se truncan y tú ya has dado los mejores años (y los más fértiles) de tu vida a cambio de un trabajo mal pagado y nada reconocido.
      En nada, cuando me recupere de estos primero momentos, empezaré a darle vueltas al tema de qué podría hacer yo con mi formación y con mi vida para ganarme las habichuelas. Y mientras tanto, pues aquí a disfrutar de estar adosada a mi bichilla todo el día.

      • Responder
        tuspatucosymistacones
        23 abril, 2014 at 15:15

        Sigo pensando que esa mujer odia las embarazadas y los bebés porque tiene alguna especie de trauma con eso… Pero tu con la cabeza bien alta, porque arrepentirte de dedicarle tiempo a tu Bichilla nunca lo harás! 🙂

  • Responder
    Blanca Martínez Amor (@mimosparamama)
    22 abril, 2014 at 12:49

    Madre del amor hermoso! No tengo palabras… Yo también recuerdo mi incorporación inmediata (sin mes de lactancia), sacándome la leche en un cuchitril con malas caras y cecilia llorando toda la mañana porque no quería el biberón ni en pintura. Y todo para haber acabado, recientemente, como tú con la diferencia de no haber podido ver crecer y alimentar a mi niña.
    Así que, piensa el lado positivo, vas a poder estar con ella, sigue blogueando y seguro que te espera algo grande, porque vales un montón, maja!
    Mucho ánimo y besos…

    • Responder
      Planeando ser padres
      23 abril, 2014 at 12:26

      Por eso pedí la compactación de lactancia, porque estaba segura de que me la harían imposible y acabaría por destetar a mi bichilla antes de tiempo. Mira por donde resulta que la bichilla no le ha hecho ascos al biberón, o sea que hasta eso lo hubiese tenido fácil, pero vista la imposibilidad para conciliar creo que he tomado la mejor decisión para no perderme todos esos momentos de su vida.
      El blog de momento no lo dejo, porque con la niña paso un montón de tiempo en casa y es una forma de contactar con “el más allá”. Gracias por pasarte.

  • Responder
    Marujismo
    22 abril, 2014 at 13:27

    Cómo entiendo todo lo que cuentas! Yo no llegué ni a reincorporarme, aproveché que bajaban el sueldo para acogerme a lo que llamaron un plan de desvinculación. Me fui feliz para poder criar a mi Maramoto porque como bien dices no puedo comprender como esta sociedad se basa en dejar que otros críen a tus hijos por ti mientras tú te dejas la vida en un trabajo de m… Bravo por tu decisión, valiente! Besos

    • Responder
      Planeando ser padres
      23 abril, 2014 at 12:31

      Esa es otra, que sin ser funcionaria los recortes sí nos los aplican igual y encima iba a cobrar casi 100 euros menos ¡todo ventajas para quedarme! Yo creo que estamos tan acostumbradas a ver la de madres que dejan a sus hijos en guarderías o al cuidado de familiares, que muchas veces ni siquiera nos planteamos lo absurdo de este sistema, que te hace tener hijos para que te los críen otros mientras tú te quiebras los cuernos para ganar un sueldo miserable que encima no puedes disfrutar. O sea, que si trabajas te quedas sin hijo y sin dinero ¿dónde está la ventaja entonces? A mí que me lo expliquen porque algún truco debe haber para que tantas tropecemos en la misma piedra.

  • Responder
    Creativa de Noche
    22 abril, 2014 at 13:51

    Lo bueno de todo esto es que vas a poder disfrutar de tu pequeña y no te vas a perder ni un minuto. Que realmente, creo que es lo que más importa. Los trabajos vienen y van, pero los primeros años de vida de tu bebé sólo pasan una vez. Y pasan muy rápido.

    Lo que me sorprende es que sea precisamente una JEFA la que ponga tantas pegas y piedras en el camino. No eres la primera persona que sé que tiene problemas con su jefa. ¿Acaso esa mujer no tiene hijos? ¿No tiene familia? ¿Que les pasa a algunas mujeres en los trabajos que se vuelven unas z***** integrales?
    Creo que eso es lo más triste.

    Mucho animo y a disfrutar de tu bebé.

    • Responder
      Planeando ser padres
      23 abril, 2014 at 13:00

      ¡Digo que si pasan rápido! Lo 9 meses de embarazo fueron un abrir y cerrar de ojos y los 5 primeros meses con mi bichilla más de lo mismo. Ella no tiene hijos, ni ganas de tenerlos, y a los niños de su familia tampoco es que les haga mucho caso, por lo que ella misma cuenta. Su trabajo y su marido son lo único importante para ella y yo no lo critico, porque cada cual es libre de tener su propia escala de valores y decidir a qué se entrega en cuerpo y alma, pero también debemos respetar que los demás tengan planes de vida diferentes a los nuestros y no por ello son personas de categoría inferior, ni hay que dificultarles su paso por este mundo. Y esto ella no lo tiene muy por la mano.

  • Responder
    Fernanda
    22 abril, 2014 at 13:59

    ¡Estoy impresionada!, ¡A cuantas nos ha pasado algo similar!.

    Al leer tu post he revivido algunas de las sensaciones que tuve yo hace 3 años. En mi caso, trabajaba para una Fundación de Formación de las que tiene UGT para “gestionar” los fondos comunitarios y estatales que hay para la formación de los trabajadores. Cuando nació mi segunda hija, y después de agotar mi baja maternal, tuve que pedir una excedencia de 2 meses y medio porque venían los meses de verano y no tenía posibilidad de guardería hasta septiembre.

    Y aunque me advirtieron que nunca se había pedido excedencia por maternidad (extraño, siendo el 90% de la plantilla de la empresa mujeres), pensé que en una Fundación de un sindicato, este era un derecho “fundamental” de cualquier trabajadora. Pero me equivoqué, el día que me incorporé de mi baja maternal y excedencia (había dejado de dar el pecho a mi hija para poderme incorporar al trabajo) me esperaban con un despido improcedente.

    No me lo podía creer y aunque los abogados, incluso los del propio sindicato, me recomendaron denunciar, no lo hice porque prefería invertir mis energías en mis hijas y en mi propia empleabilidad.

    Os podría contar muchas más cosas del trato que recibí en esos días, de los documentos que no me quisieron facilitar y que me hubieran posibilitado empezar a trabajar en la Fundación que supervisa a todas estas Fundaciones de formación…

    Pero, lo importante de todo esto es que gracias a su actitud nació http://www.coloreamadrid.com, el blog de las actividades para niños y familias en Madrid. Ser autónoma y madre no es fácil, pero las satisfacciones son infinitamente mayores que las que te proporcionan los malos jefes y las malas y disfruto del tiempo que comparto con mis hijas.

    Y como en el Universo existe un equilibrio y si tu cometes injusticias algún día recibirás tu merecido, han llegado los procesos judiciales que todas estas Fundaciones de gestión de fondos de formación se merecen.

    A partir de hoy Colorea Madrid también te sigue.

    Fernanda-Colorea Madrid

    • Responder
      Planeando ser padres
      23 abril, 2014 at 13:25

      ¡Jajaja! Al principio de tu comentario me ha entrado la risa al pensar en cómo se está demostrando hoy en día que “gestionan” los sindicatos esos fondos. Pero centrándonos en lo que te pasó (y por lo que deduzco que no desviaste fondos a tu propio bolsillo porque si no te hubieras ido de allí encantada con tu hija) el hecho de que estas cosas pasen dentro de un sindicato ya es para morirse de la impresión. O sea, se supone que ellos defienden a los trabajadores de cara a otras empresas e instituciones pero de puertas para adentro actúan igual o peor con sus propios empleados ¡ver para creer!
      Lo de la denuncia a mí me frena porque gente que conozco acabó por no sacar ningún beneficio y encima se vieron agotados por haber pasado años batallando para nada. Yo también prefiero dedicarme a la bichilla y a idear algún plan anti crisis. Me alegro de conocer tu caso como mamá emprendedora. Entiendo que ser autónoma es un enorme sacrificio de tiempo y de meses no recompensados económicamente, pero al menos puedes hacer algo que te gusta y ver crecer a tus hijas ¡y eso no hay sueldo que lo pague!
      Ya me he dado de alta como seguidora de tu blog, que ahora mi hermano vive por esa zona y a lo mejor les puedo aconsejar alguna de las actividades que propongas. ¡Gracias por tus palabras!

  • Responder
    pequeboom
    22 abril, 2014 at 14:31

    Qué injusticia y qué poca vergüenza! y encima tu jefa es mujer! es que no hay por donde cogerlo…
    En fin! Menos mal que os lo podéis permitir hasta que encuentres otra cosa, mucho ánimo y mucha paciencia!!!

    • Responder
      Planeando ser padres
      23 abril, 2014 at 13:27

      Vamos a tener que ir desterrando el tópico de que los jefes hombres no comprenden la situación de las madres trabajadoras, porque está visto que en este asunto ¡las mujeres sí hemos conseguido igualarles! E incluso superarles.

  • Responder
    María (La cajita de música)
    22 abril, 2014 at 15:01

    Madre mía, me dejas alucinada… Cosas de la vida, te entiendo perfectamente porque yo también trabajo en una Universidad Pública y conozco eso de meter horas y horas y horas por un sueldo miserable. Pero tengo que reconocer que en mi departamento todos se han tomado genial lo de mi embarazo y no creo que afecte negativamente a mi carrera… Veo que soy afortunada.

    Siento mucho tu situación, mucha suerte!

    Feliz día♥
    María {La cajita de música}

    • Responder
      Planeando ser padres
      23 abril, 2014 at 13:29

      Si es que no es una cosa general de todas las universidades, sino de las personas con las que te topas. El resto del departamento no parecía llevar tan mal lo del embarazo y la maternidad (o al menos lo disimulaban divinamente), pero claro, mi día a día iba a se runa lucha constante sólo con esta mujer, no iba a encontrar apoyo en otras personas que en caso de conflicto la respaldarían a ella (sólo faltaría que se pusieran del lado de la becaria) así es que consideré que lo mejor era cortar lo antes posible con esa situación. ¡Feliz embarazo y feliz futura maternidad!

  • Responder
    marilia
    22 abril, 2014 at 15:07

    En la línea de todas;no hay derecho!!! No tengo tiempo de ponerte más cosas hoy pero ánimo y verás que al final será para mejor con lo que tu vales!!tu jefa es lo peor!!ya basta de tener que justificar que somos madres y nuestros hijos sólo serán bebés una vez!!!

    • Responder
      Planeando ser padres
      23 abril, 2014 at 13:31

      ¿Ves? Tuve un embarazo genial, unos primeros meses con la bichilla geniales ¡y una vuelta al trabajo desastrosa! No todo me podía ir bien en la vida. ¡Tengo que dejar algo bueno para los demás! De momento, me alegro de no perderme toda la primera etapa de mi niña.

  • Responder
    Futura Mamá
    22 abril, 2014 at 15:13

    Totalmente indignada me siento, no es merecido esto, de verdad. Mucho ánimo y mucha fuerza.

    • Responder
      Planeando ser padres
      23 abril, 2014 at 14:17

      Yo tampoco creo que me lo merezca, porque me he sacrificado todo lo que he podido, pero ya no hay marcha atrás. A partir de ahora ¡vida nueva!

  • Responder
    Ensanchando pulmones
    22 abril, 2014 at 15:46

    Ya te respondí en facebook pero también te lo digo por aquí, mucho ánimo. Pero tiene su parte positiva.

    Por cierto, yo también empecé un blog pero no tengo visitas por si a alguien le interesa ^_^, lo dejo en el enlace para no hacer spam

    • Responder
      Planeando ser padres
      23 abril, 2014 at 13:34

      Leí tu comentario ¡también un despropósito lo tuyo con la del Inem! Verás como esto del blog te engancha y te hace la vida más amena. ¡Suerte para mejorar tus visitas!

  • Responder
    Pasuco a Pasuco
    22 abril, 2014 at 15:57

    Ya te lo he dicho por Twitter, y repito por aquí, ¡qué vergüenza que se permitan cosas como la que te ha ocurrido! Mira la parte positiva, que es disfrutar de la bichilla, aunque a la “bicheja” de tu ex-jefa la vendría genial un tirón de orejas bien “dao”. Besucos.

    • Responder
      Planeando ser padres
      23 abril, 2014 at 13:35

      ¡Ay! A veces me da pena no ser yo la que le dé el tirón de orejas (cuando me acuerdo de ella y de las lágrimas que me ha hecho soltar se las arrancaría de cuajo), pero de momento quiero centrarme sólo en la niña y olvidarme de esa etapa ya pasada de mi vida.

  • Responder
    Una sonrisa para mama
    22 abril, 2014 at 16:09

    Animo, que vergüenza, así nos va!. Bss!

  • Responder
    Nerdosauria
    22 abril, 2014 at 16:21

    No lo puedo creer!!! Es que… no… no puedo. Como se supone que ella tambien es mujer?? De verdad que bueno que te fuiste. Se que es platita menos pero tu salud mental vale mas que todo eso.

    • Responder
      Planeando ser padres
      23 abril, 2014 at 13:49

      A estas alturas la familia y la salud mental es casi lo primero que debo cuidar. ¡Suerte con tu embarazo!

  • Responder
    Una mamá muy feliz
    22 abril, 2014 at 16:25

    Joder que asco de tipa, de conciliación, de trabajos!!!! ayyyyyy pues bienvenida al club de mami en jornada intensiva y bloguera a tiempo parcial…En fin, yo sigo de excedencia pero ya me andan avisando que no me lo van a poner fácil cuando vuelva…

    Ánimo y a disfrutar de tu bichilla.

    • Responder
      Planeando ser padres
      23 abril, 2014 at 13:51

      ¡Mira qué bien! Ahora nos dedicamos a lo mismo. Pues vaya ganas de amargarte la excedencia haciéndote esas advertencias. ¿Tú crees que nos podremos hacer ricas con el blog mientras cuidamos a los bichillos? 😛

  • Responder
    portakanguritos
    22 abril, 2014 at 17:06

    Mucho ánimo!! Yo me quedé en paro estando de 6 meses… y te entiendo perfectamente. Puede que sea una oportunidad para encontrar un trabajo mejor… Me acabo de hacer sponsor de tu blog!!!! 🙂 saludos!!

    • Responder
      portakanguritos
      22 abril, 2014 at 17:07

      Y esta semana migro mi blog a wordpress.org, deséame suerte!!! 😛

      • Responder
        Planeando ser padres
        23 abril, 2014 at 14:18

        ¡Suerte! Y como ya comenté en mis 2 posts sobre el asunto de la migración ¡ante todo paciencia! Que los cambios tardan horas en ser visibles y es fácil perder la calma.

        • Responder
          portakanguritos
          23 abril, 2014 at 14:51

          La instalación de wordpress.org en el dominio de la tienda me la hace el informático y yo tendré que migrar los posts al nuevo blog. Lo hago para tener todo junto y el blog posicione a la tienda… casi hay que hacer un master!! jeje

          • Planeando ser padres
            24 abril, 2014 at 22:05

            Lo de migrar los posts suele ser muy fácil y si para el resto tienes al informático no te costará nada.

          • portakanguritos
            26 abril, 2014 at 12:48

            tengo una pregunta existencial que no encuentro respuesta por internet: en wordpress.org no hay lector para seguir los blogs?? como sigues tu a los blogs que seguías antes de migrar?? mil gracias!

          • Planeando ser padres
            26 abril, 2014 at 23:15

            Desde el escritorio de wordpress .org puedes seguir accediendo al lector de wordpress .com sin tener que hacer modificaciones. ¡Siempre surgen un montón de dudas!

    • Responder
      Planeando ser padres
      23 abril, 2014 at 13:53

      ¡Jajaja! He visto tu anuncio. A ver si vas a ser tú la que me vas a sacar de pobre a base de publicidad. ¡Jajaja! Espero que te esté yendo bien el negocio

      • Responder
        portakanguritos
        23 abril, 2014 at 14:53

        jajaja, pues a ver si te va bien lo de la publicidad y sacas dinero porque tu tiempo y esfuerzo te cuesta escribir en el blog!! Conoces el blog Mama Quiere Ser Blogger? da buenas ideas sobre rentabilizar el blog. Mi negocio tiene solo 2 meses de vida pero van llegando pedidos y estamos contentos!

        • Responder
          Planeando ser padres
          24 abril, 2014 at 22:07

          Siiiii conozco ese blog y trato de seguir los consejos pero como yo no vendo nada, solo escribo, es difícil ganar dinero solo con los posts. Me alegro de que la tienda vaya bien.

  • Responder
    nuriamm
    22 abril, 2014 at 17:09

    Impresionante..y que esto ocurra en la universidad..así nos va . Si es que no tengo palabras la verdad..A disfrutar de tu bichillo y del mundo bloguero…Siempre positivos cómo decía aquel..pero vamos que así nos va !!

    • Responder
      Planeando ser padres
      22 abril, 2014 at 22:41

      Cuantos más estudios menos empatía y comprensión de los problemas habituales de las familias normales. Por ahora ando genial de ánimo y espero mantenerme así eternamente.

  • Responder
    isabelmontaner
    22 abril, 2014 at 17:13

    No me gusta nada…. menudo asco de situación…. pero tu tranqui que otras cosas saldrán 🙂
    Un besito!

    • Responder
      Planeando ser padres
      22 abril, 2014 at 22:44

      No te preocupes que tranquila estoy ¡y mucho! Seguro que por lo menos habré aprendido de esta situación y en adelante no me dejaré engañar de esta forma.

  • Responder
    Weis Style Make Up
    22 abril, 2014 at 18:01

    Que fuerte, me parece fatal! Por cierto pasate por mi blog, tienes un regalito 😉 saludos

    • Responder
      Planeando ser padres
      22 abril, 2014 at 22:45

      Gracias por pasarte. En cuanto acabe de responder a estos comentarios iré a dar una vuelta por tu blog.

  • Responder
    belenmarsan
    22 abril, 2014 at 18:59

    La conciliación familiar en este país no existe!! No es el primer caso que escucho de ponerlo muy difícil para que la mamá acabe dejando el trabajo. Al menos te lo has tomado con filosofía y seguro que será para bien. Y lo peor de todo es que tu jefa es una mujer!! Mucho ánimo.

    • Responder
      Planeando ser padres
      22 abril, 2014 at 22:49

      Lo de que las cosas las complique una mujer nos sigue asombrando mucho pero parece que es algo bastante común. Ya soy consciente de que la conciliación no existe. Hasta ahora sólo lo sospechaba pero ya tengo la confirmación oficial.

  • Responder
    yllegom
    22 abril, 2014 at 20:49

    Que barbaridad!!! Parece mentira que estas cosas puedan pasar. Has tomado una decisión difícil pero muy acertada. La relación con tu bichilla es lo más importante ahora. Un abrazo!!!

    • Responder
      Planeando ser padres
      22 abril, 2014 at 22:52

      Es difícil porque me pesa mucho cargar al papá de la bichilla con toda la responsabilidad económica de la familia pero él me apoya y me ha animado a dar el paso y me ha permitido quedarme junto a mi bichilla y que no tenga que lamentarme después por haber renunciado a ella en vano.

  • Responder
    Much more than I am (@MuchmorethanIam)
    22 abril, 2014 at 21:19

    Alucinante! Qué asco da tener a mujeres como jefas y que se comporten de forma tan repugnante de verdad. Las mujeres NO pueden ser así con otras mujeres! ¿Por qué? A ver, que los hombres tampoco deben pero hay mucho zopenco suelto en el mundo (yo misma lo sufrí cuando tuve a mi primera hija) y una ya se ha acostumbrado (sí, sé que es horrible acostumbrarse) a que jefes masculinos hagan este tipo de cosas pero ¿jefas? En fin, que lo siento mucho guapa aunque sé que de esto va a salir algo bueno. De momento te has librado de una buena víbora y tienes todo el tiempo para tu bichilla. Disfruta y mucha suerte! Un beso

    • Responder
      Planeando ser padres
      23 abril, 2014 at 14:05

      Indignada te veo ¡y con razón! Si ya has vivido esto, aunque haya sido por parte de un hombre, ya sabes bien de qué va el tema. Puestos a igualarles en cuestiones laborales parece que nos hemos decantado por la peor vertiente posible: la de ser expertas en jorobar vidas ajenas. Yo tampoco veo dónde está la ventaja de crear un mal ambiente laboral, quedarte sin una persona del equipo, entorpecer el proyecto… pro ella solita se lo ha buscado. No voy a quebrarme los cuernos trabajando en malas condiciones, renunciando a montones de horas con mi bichilla para que después me acabe dando igualmente la patada en dos días. Lo más curioso es que ella se define como una buenísima persona (de puertas para afuera, porque lo que es el interior lo tiene bien negrito).

  • Responder
    BuggyMama
    22 abril, 2014 at 21:22

    Desde luego, vaya tela!!! La conciliación en este país es una mierda! Pero cómo puede la gentr tener esa mentalidad!!
    Lo bueno es que vas a disfrutar mucho de tu peque…

    Ánimo!

    • Responder
      Planeando ser padres
      23 abril, 2014 at 14:06

      Pues por lo visto hay muchas jefas (y jefes) que piensan como la mía porque ya ves que hoy el blog está lleno de comentarios similares.

  • Responder
    Marta
    22 abril, 2014 at 21:32

    No me puedo creer el trato que han tenido, tan denunciable y horrendo, y más viniendo de una mujer, que se supone que “entiende” que al ser madres, no sólo prosperamos en nuestra vida familiar, sino que también ofrecemos nuevos puntos de vista que sólo una madre puede dar.
    Pero… Después de mis días de desconexión por mi tierra, te puedo asegurar que es un gran paso, y que de aquí al verano, sé de una que va a coger las riendas de su vida, y acabar con la “anodina y acomodada” situación, para dar alas al sueño.
    Es una gran etapa, y disfrutar plenamente de tu hija va a repercutir muy positívamente en ti, en la bichillo y en tu pareja.

    • Responder
      Planeando ser padres
      23 abril, 2014 at 14:13

      Al final veo que hay muchas mamás valientes que se han arriesgado a seguir sus sueños, estar con sus hijos y no tolerar este tipo de situaciones abusivas. Si no fuera por lo necesario que es el dinero ¡yo creo que todas elegiríamos a nuestros churumbeles sin dudarlo! Pero en ocasiones, la precariedad laboral de ambos miembros de la pareja, las deudas, un futuro incierto… hacen que supeditemos nuestros deberes y deseos familiares a los empresariales. Yo hasta ahora he vivido así, pero hasta aquí hemos llegado. No me separo de la bichilla esa cantidad de horas ni en mis peores pesadillas. Pues después del verano estaré atenta para ver en qué te embarcas.

  • Responder
    sandra_uky
    22 abril, 2014 at 23:21

    Simplemente me parece increible. Y lo peor de todo es que a veces suele pasar eso, que las mujeres somos las que nos ponemos la zancadillas unas a otras. Como a ella habrá sacrificado su vida personal, no va a consentir que otra mujer pueda tener vida personal y profesional. Sinceramente lo entiendo. Y por eso lo que más rabia me da es que tu jefe sea una jefa, porque se confirma lo que pienso una vez más. Y que te diga que tienes que recuperar horas…. Es que, que se piensa tu ex jefa (ya podemos llamarla así) que es esto. No contenta con que seas una becaria, de echar más horas que ná, cobrar poco, horas extra en fetivos (no remuneradas), encima, encima!!!! Quiere que recuperes el tiempo, las horas que has estado de baja????
    Habría sido para reírse en su cara.
    Según escribo me voy enfadando más y más.
    Es que de verdad…. Y luego se quejaran que hay poca natalidad, manda hue…!!!!
    Y tu ex jefa se habrá quedad tan ancha la tía, no? Como si te estuviera diciendo “hola” con tal normalidad, oye tienes que recuperar el tiempo de la baja….
    Y lo de los horarios, vamos es que es para flipar. Si tu tenías un horario, unas ventajas o desventajas, según se mire, y sin tu pedir en esas condiciones, lo suyo es que sigas igual (o mejor que eso sería como tendría que ser) Pero no contenta con eso, tu ex jefa ya no quieres que sigas con esas condiciones, así de repente (ah que has tenido una niña, pues te jo…) ahora quiere que vayas a la universidad. Le propones un horario, que para mi ya es chungo (de 13 a 21) y no le parece. El otro horario tan poco.
    Lo que tiene tu ex jefa es pura envidia y cochina, envidia cochina de que tengas una niña preciosa!
    Me alegro un montón que os podáis mantener, aun que sea justito, con el sueldo de tu marido y así no tengas que aguantar a esa persona, y llamarla persona es ser muy delicada porque para mi sería otra cosa…
    Y otra parte positiva de todo esto es que podras disfrutar de tu bichilla.
    Te diría que lo siento, pero me sale más decirte enhorabuena!!! Ya no tienes que aguantar a esta mala gente.
    Mucho ánimo! Un besazo 😉

    • Responder
      Planeando ser padres
      23 abril, 2014 at 14:28

      Aunque nos cueste reconocerlo ¡a veces somos de malas…! A lo de recuperar las horas de baja ya es que no daba crédito. No hacían nada más que decirme que claro, ese parón de 4 meses se iba a ver reflejado en los resultados, porque era baja presencial pero resultados de trabajo debería presentar ¿Cómo? Si he tenido días que a duras penas he conseguido ducharme y salir del pijama ¿en qué momento piensan que iba a ponerme a trabajar a rendimiento completo con una bichilla recién nacida?
      Hoy días no hay facilidades para tener hijos. es triste pero es así. Ni ayudas económicas, ni sociales y mucho menos laborales para las mujeres. Nosotros nos volvimos locos ahorrando para imprevistos (no tan imprevistos porque ya éramos conscientes de que algo así podría suceder, tal y como ha pasado) pero vamos que la gente que vive al día no me extraña que deba renunciar a tener churumbeles porque si a duras penas con 2 sueldos tienen para comer y pagar gastos, como la madre deba dejar su puesto tras el parto van apañados.
      Lo de la imposibilidad de adoptar un horario mejor sí que no me lo esperaba. Que me hiciesen la puñeta con el tema presencial pase, pero que encima quisieran tenerme allí de sol a sol y echando más horas que un reloj ¡ahí es donde ya se me agotó la paciencia! Envidia de mi bichilla no creo que tenga (nunca me ha preguntado por ella, ni ha querido ver una foto y mucho menos verla en persona). Pues sí mira ¡dame la enhorabuena que me lo merezco! Que a causa de la mala baba de esta mujer voy a acabar disfrutando de los mejores días de mi vida junto a mi niña.

  • Responder
    MamadeunSurvivor
    22 abril, 2014 at 23:45

    Pues qué quieres que te diga. Que te aplaudo por lo que has hecho. Esas no eran condiciones humanas. Nunca te arrepentirás y ahora empieza una nueva vida disfrutando y viendo crecer a tu bichilla. Muchos besos y ánimo pero creo que ahora te irá muy bien!

    • Responder
      Planeando ser padres
      23 abril, 2014 at 14:29

      Espero haber tomado el camino correcto, porque el otro, el de la esclavitud con horarios interminables y con la posibilidad de ver a mi bichilla poco más que los fines de semanas y en las tomas de madrugada, me gustaba bien poquito, y hubiese acabado siendo un calvario para mí.

  • Responder
    madrexilio
    23 abril, 2014 at 07:14

    Me da mucha pena que la señora que era tu jefa haya sido tan mezquina. Cierto que nos habías dicho que veías venir esta reacción, pero de todas maneras es un disgusto. Más que eso, todo esto ha sido un atropello. Dentro de lo desagradable de la situación considero que lo has tomado lo mejor posible. Estar con la bichilla es la verdad, mucho mejor.

    Un abrazo

    • Responder
      Planeando ser padres
      23 abril, 2014 at 14:31

      El hecho de haberlo previsto me ha ahorrado mucho sufrimiento pero aún así se me han escapado algunas llantinas de impotencia al preguntarme qué he hecho yo para merecer esto, si hasta el último día del embarazo estuve trabajando y haciendo jornadas interminables para causar buena impresión y que no se me tratase así tras mi reincorporación. Pues ya ves, no me sirvió de nada. Pero de todo se aprende, y desde luego no voy a volver a llorar ni por el trabajo perdido ni por el cambio radical que voy a tener que darle a mi vida.

      • Responder
        madrexilio
        24 abril, 2014 at 15:54

        Te voy a venir yo con mis cosas de la astrología, ya sabes lo mucho que me interesa, la aspectación planetaria mundial actual empuja y ayuda a dar cambios importantes a personas, países y pueblos, así que yo creo que te irá muy bien. Las crisis son siempre nuevas oportunidades, algo fantástico está esperándote y lo encontrarás en el momento justo 🙂

        Ojalá no te haya parecido muy loca esta vez. Un besote

        • Responder
          Planeando ser padres
          24 abril, 2014 at 22:36

          ¡A ver si tienes razón! Yo creo también que será una gran oportunidad para cambiar aunque aún no sé muy bien en qué dirección moverme. ¡Gracias por los ánimos y por tus palabras!

          • madrexilio
            27 abril, 2014 at 09:19

            Ya sabes que te he cogido mucho cariño y soy de palabras sinceras, así que espero que pronto la vida te presente el camino adecuado para continuar 🙂

          • Planeando ser padres
            27 abril, 2014 at 11:33

            ¡Muchas gracias por tu apoyo! Yo también espero no haberme equivocado con la decisión, y si lo he hecho ¡será tiempo igualmente bien invertido al lado de mi bichilla!

          • madrexilio
            28 abril, 2014 at 17:41

            ¡¡¡Esa es la actitud!!!! ánimos 🙂

  • Responder
    Pepa J.Calero
    23 abril, 2014 at 11:34

    Saldrás ganando, todos. Tu pareja, tú y por supuesto la pequeña. El pediatra Carlos Gonzalez suele decir que quien hace lo que quiere no está renunciando, sino logrando; no se sacrifica, sino que triunfa y creo que tú lo has logrado. Me encanta tu testimonio. Mezquinos morales hay en todas partes. Enhorabuena.

    • Responder
      Planeando ser padres
      23 abril, 2014 at 14:34

      Mira, con lo que he leído de Carlos González y este pensamiento no me ha venido a la mente en estos momentos. Gracias por tus palabras. Yo tampoco me siento mal por la renuncia sino más bien orgullosa de haberme atrevido a dar el paso para este cambio. Y sobre todo ¡encantadísima de estar todo el día al lado de mi bichilla!

  • Responder
    Izaskun
    23 abril, 2014 at 17:27

    Me parece increíble lo que te han hecho, que panda de “piiiii”!! Ánimo, consuelate pensando que así podrás disfrutar de la bichilla. Un saludo

  • Responder
    Pru
    23 abril, 2014 at 22:51

    Madredelamor… qué pedazo de bruja la jefa!!! Pues disfruta de la bichilla y ya encontrarás algo mejor, Y mientras tanto pues tienes el blog profesionalizado, jeje… que tienes que contarme el secreto para poder actualizar a diario, porque yo no saco ni un segundo!!! (Claro que la Cachorrina no duerme nada, jaja, así que es difícil robarle tiempo…). Ánimo!!

    • Responder
      Planeando ser padres
      24 abril, 2014 at 22:14

      El secreto era que estaba de baja de maternidad y ahora en paro, así es que tengo mucho tiempo para escribir. La bichilla todo lo duerme de noche, de día descansa bien poquito pero me la engancho a la teta delante del ordenador ¡y rendimos mucho!

  • Responder
    el Menda Lerenda
    24 abril, 2014 at 10:01

    Leo tu post y te entiendo perfectamente. Es la primera vez que me animo a comentar, pero es cierto que es muy duro enfrentarte a la opción “lentejas” (es lo que hay, si lo quieres, lo tomas, y si no, lo dejas…)
    En nuestro caso, a la mamá recién incorporada, le han plantado un horario de mañana lunes y miércoles, y de tarde, martes, jueves y viernes. Una putada, vamos.
    De todas maneras, soy de los que piensan también que a veces los cambios son positivos, así que aprovecha ahora con tu bebé, que igual en un futuro próximo ves que el cambio ha sido, efectivamente, para mejor. 🙂

    ¡Un saludo! Y felicidades por el blog… (por aquí, desde la ignorante novatada, intento arrancar también algo modesto, sencillo y personal; espero que funcione la décima parte de bien que el vuestro…)

    • Responder
      Planeando ser padres
      24 abril, 2014 at 22:25

      Pues la acompaño en el sentimiento porque si ya de por sí es un trauma reincorporarse al trabajo por la sensación tan mala de que abandonamos a nuestros bichillos, si encima nos joroban con el horario es que se nos van hasta las ganas de vivir. Yo espero de verdad que este cambio traiga algo bueno a nuestras vidas, o al menos que no nos complique la economía excesivamente. Mi blog es modesto pero es que le he cogido una afición que me paso todos los minutos libres enganchada a él. ¡Suerte con el tuyo!

  • Responder
    Veronica
    25 abril, 2014 at 09:47

    Yo también soy becaria, logré congelar mi beca durante la baja maternal y retomarla una vez finalizada la misma, pero todo llega a su fin este junio 2014. Estoy escribiendo mi tesis, y yo creo que las neuronas se me adormentaron durante el embarazo/parto/postparto y las pocas que quedan no hacen si no pensar en mi hijo (que por suerte lo cuida mi madre), mientras yo intento escribir mi tesis (que poco me interesa ya)…. en fin.. en junio, en paro y mamá primeriza. Ya veremos que pasa, pero no veo la hora de volver a estar las 24 horas con mi hijo. Apa, a continuar “escribiendo” la “p tesis” ….

    • Responder
      Planeando ser padres
      25 abril, 2014 at 16:31

      En principio mi beca es así, el tiempo de baja de maternidad no cuenta y el contrato debe alargarse con posterioridad. Pero en la práctica, para ellos ha sido un tiempo perdido sin resultados provechosos ni para la tesis, ni para la investigación, ni para las tareas de docencia. Es normal que andes pensando sólo en tu bichillo y te ha pasado igual que a mí, que al final con tantas complicaciones has acabado por perder el interés por el objeto de estudio y descubrir que tu nueva faceta como madre te llena más. Ánimo si ya te queda poquito con la tesis ¡al menos tú sí lograrás acabarla! Yo creo que me voy a quedar a medias en todo.

  • Responder
    Mamá Con-Ciencia
    25 abril, 2014 at 15:10

    Llevo días con ganas de escribirte. Lo siento mucho!!! Al final la maternidad nos perjudica a todas y eso de la conciliación laboral, es la mayor farsa, jamás inventada. Pero yo estoy hasta contenta por poder cuidar de la peque. Cada vez que pienso que el mayor iba 9 horas a la guarde, desde los 6 meses, uffff!!

    • Responder
      Planeando ser padres
      25 abril, 2014 at 16:37

      Yo aún estoy viendo a ver si encuentro alguna madre que concilie de una forma civilizada y que viva feliz con su familia y su trabajo sin haber padecido una crisis de ansiedad por el camino. Lo de quedarme con la bichilla es la mejor parte del drama. Eso sí ¡me está saliendo cara la niña! Pero lo hago con mucho gusto y no tengo nada que reprochar a mi situación actual.

  • Responder
    Roser
    25 abril, 2014 at 18:27

    Solo para no asustar a las embarazadas: también existen los jefes buenos. Como soy profesora y mi baja acababa en el mes de Julio, mi jefa me dijo que ni se me ocurriera sacar la cabeza por allí. Como le dije que no pensaba presentarme en el mes de septiembre con todo el curso por programar, me dijo que almenos aprovechara que no iban a haber alumnos para llevarme al bebe y, así, poderle dar el pecho cuando lo pidiera.

    Pero claro, mi jefa es una mujer de armas tomar: es más joven que yo, tiene dos churumbeles y fue quien me pasó los libros de Carlos González para asegurarse de que no hacía yo tonterías con la lactancia y la crianza.

    • Responder
      Planeando ser padres
      25 abril, 2014 at 19:59

      ¡Por fin! Una de las pocas personas que ha pasado por este post para dar ánimos y hacernos ver que no todo el mundo tiene la misma mala baba que mi ex jefa. Yo sé que la buena gente debe existir en todos los cargos, pero vista la cantidad de respuestas que he recibido y las malas experiencias que me han comentado, ya empezaba a tener serias dudas sobre la realidad de los trabajos respetuosos con el embarazo y la crianza. ¡lo que hubiésemos dado muchas por tener una jefa así de comprensiva! Enhorabuena por haber tenido tanta suerte en este aspecto ¡y a conservar ese trabajo que ya ves cómo está el patio por otros barrios!

  • Responder
    Madre Primeriza
    27 abril, 2014 at 17:47

    ¿No te planteaste denunciarlo? Lo que cuentas es terrible y tu jefa se merece un buen sopapo (metafóricamente hablando).
    Un besazo y disfruta de la nueva etapa

    • Responder
      Planeando ser padres
      27 abril, 2014 at 20:27

      Sí me lo planteé pero entre que unos me animan y otros me recomiendan quedarme quietecita y aprovechar para disfrutar de la bichilla, la verdad es que me he relajado y ya no tengo ganas de meterme en estos fregados.

  • Responder
    Esther
    27 abril, 2014 at 21:30

    A disfrutar de tu bichilla, y luego ya verás como la vida te depara otras oportunidades. Un beso.

  • Responder
    Estrella Gonzalez
    28 abril, 2014 at 15:37

    Hola me animo a comentar, porque estoy pasando por lo mismo, en la zona donde vivo es muy dificil un horario de menos de 8hs de corrido, y algunos avisos piden que no tengas hijos. Sencillamente muy difícil conciliar maternidad y trabajo. Gracias al trabajo del papa de mi hija nos arreglamos hasta que yo pueda salir al ruedo. A esperar y disfrutar con nuestros hijos, que no hay mal que dure cien años, Estrella de Neuquen.

    • Responder
      Planeando ser padres
      28 abril, 2014 at 19:14

      Pues es una pena que te toque pasar también por una situación así. Y menos mal que podemos vivir relativamente tranquilas un tiempo gracias al sueldo de los padres de los bichillos porque si no ¡vaya catástrofe de vida íbamos a tener por delante! Espero que aproveches este tiempo junto a tu niña y que en un futuro tengas suerte para encarrilar nuevamente tu vida profesional hacia un proyecto que te apasione y que sea compatible con tu familia.

  • Responder
    @1parde2
    1 mayo, 2014 at 15:54

    Qué vergüenza la relación de este país (si mentalidad) con el trabajo y la maternidad. Si te dijera que más del 60% de mi entorno, chicas licenciadas, con carreras brillantes, en puestos de responsabilidad y habiendo sido alabadas y promocionadas por méritos propios, mujeres que dejaron la maternidad para “más tarde”, para cuando hubiera mayor seguridad, que lo planificaron bien, que retrasaron bajas en embarazos de riego para dejarlo todo atado y estuvieron disponibles para traspasos, que renunciaron a la idea es pedir reducciones de jornada por no arriesgar el trabajo… Si te dijera que finalmente se quedaron en paro. En el momento de reincorporarse. O seis meses después. Algunas con chantajes o incluso mobbing. Y las que se salvaron o eran funcionarias o casi. Y curiosamentee no han vuelto a promocionar. Y para muestra, una más de la lista. Lamentable. Ser madre tiene muchos costes para las mujeres. Es precioso, y a mi el paro me ha permitido disfrutar de los mellizos. Pero es tremendamente injusto. Y si te lo preguntas, no, ninguno de los padres ha perdido el trabajo.

    • Responder
      Planeando ser padres
      5 mayo, 2014 at 10:22

      Perdón por la tardanza en responder a tu comentario, pero hemos estado de puente fuera de casa y lo de contestar con el móvil me da una pereza… Me sigue sorprendiendo la cantidad de gente bien preparada, de personas responsables en el ámbito laboral que tras una carrera de sacrificios se ven en paro simplemente por haberse convertido en madres. En mi caso, desde el momento en que supieron que estaba embarazada comenzaron a desconfiar de mis habilidades para trabajar ¡ni que esto fuera una minusvalía! Como dices, que nos maltraten de esta forma tiene la “ventaja” de que nos permite disfrutar a tiempo completo de nuestros bichillos, pero claro es que eso debería ser una decisión personal que cada mujer debería tomar individualmente, y no encontrársela impuesta por el tipo de sociedad en el que vivimos. Además, no todas las mujeres somos iguales, y si yo ahora me encuentro súper feliz de estar todo el día al lado de mi bichilla y de haberme alejado de un trabajo muy esclavo y sin futuro, otras mamás pueden necesitar desarrollar más ampliamente su faceta profesional, y no tolerarán bien lo de verse recluidas en casa a la fuerza y por un tiempo indefinido. Nos queda mucho camino que recorrer en este sentido, y lo cierto es que hasta que no lo he vivido en primera persona, no me había dado cuenta del drama laboral que la maternidad puede suponer para muchas mujeres.

  • Responder
    Revisión pediátrica de los cinco meses Planeando ser padres
    20 mayo, 2014 at 07:01

    […] obligatorias si bien a los 5 meses nos propusieron tener una consulta de seguimiento, porque supuestamente yo iba a reincorporarme al trabajo y la bichilla habría tenido que empezar con la alimentación complementaria y ya no tendríamos […]

  • Responder
    El primer biberón de mi bichilla Planeando ser padres
    22 mayo, 2014 at 07:04

    […] alimentación para bebés de lo más natural. Todo comenzó como un experimento por el temor a la no-realizada reincorporación laboral, ya que había leído, y en el curso de crianza también nos habían explicado, que cuando finaliza […]

  • Responder
    El rincón de Mixka
    23 mayo, 2014 at 17:21

    Tenía pendiente este post de leer desde hace tiempo. Me parece una auténtica vergüenza. La verdad es que poco más se puede decir… Y tu responsable, una… (Corramos un estúpido velo)

    • Responder
      Planeando ser padres
      24 mayo, 2014 at 11:34

      ¡Ay el estúpido velo! Así me sentí por haber hecho el tonto durante todo el embarazo para que siguieran confiando en mí ¡ya ves lo útil que me fue! Y está visto que no escarmentamos, que somos responsables, nos sacrificamos por nuestro puesto de trabajo y al final no tenemos el más mínimo reconocimiento.

  • Responder
    semeantojaunafiesta
    25 mayo, 2014 at 01:37

    No sé por qué, pero mi wordpress habia dejado de seguirte y ahora me he dado cuenta y me estoy leyendo las entradas que me he perdido.
    Sinceramente, es lo mejor que te podia pasar. No entiendo como lo hacen las madres que vuelven a trabajar y dejan a un bebé de menos de 4 meses. A mi se me rompe el corazón solo de pensarlo. No sé cómo esta sociedad ha acabado asi, pero algo esta mal.
    Muchos ánimos y a disfrutar de tu bichilla!
    Un besazo!

    • Responder
      Planeando ser padres
      26 mayo, 2014 at 19:39

      Me habrías perdido por la migración ¡soy como los pájaros y he desaparecido de algunos lectores! Suerte que te hayas reenganchado. Gracias por tu comentario. Ahora ya no sabré cómo hubiese llevado de mal lo de separarme de la bichilla siendo tan pequeña ¡y me alegro! Un sufrimiento menos. Eso sí, algo hay que cambiar porque veo que son muchas las mamás que han tenido que pasar por situaciones parecidas.

  • Responder
    Mamá y en paro (II): la oficina del INEM Planeando ser padres
    17 junio, 2014 at 07:00

    […] representa, pero bueno, así va España. El caso es que como mamá primeriza que no supe resolver mi no conciliación laboral, no tengo derecho a ningún tipo de prestación por desempleo. Pero mi madre es muy insistente y […]

  • Responder
    ¿Quieres ganar dinero con tu blog? Coobis Planeando ser padres
    23 junio, 2014 at 07:01

    […] y en las mejores ocasiones puede llegar a convertirse en una verdadera profesión. Desde que me quedé sin trabajo, he estado leyendo acerca de SEO, de la monetización de blogs, de estrategias publicitarias, del […]

  • Responder
    Padres en paro… ¡más bebés sanos! - Planeando ser padres
    26 junio, 2014 at 07:01

    […] humilde opinión de madre primeriza, con 7 meses de experiencia en estas tesituras de la crianza y 2 meses de prácticas como parada, es la […]

  • Responder
    Anónimo
    11 septiembre, 2014 at 00:20

    Acabo de llegar a este blog y no he podido parar de leer…y este tema en concreto me llega mucho. Sufrí un aborto espontaneo hace unos meses, el embarazo fue una sorpresa pero fue una semana increíble. Después de aquello no he podido quitarme de la cabeza este deseo de ser madre. Me invade todo el cuerpo y la mente. Mi pareja también lo desea. El trabaja, el problema es que yo, aunque tengo bastantes estudios, no encuentro nada, y me da miedo embarcarme en algo como la maternidad y dejar aparcada mi búsqueda de empleo por un tiempo. Maldito trabajo, maldito dinero…porque si no fuera por eso no lo dudaba ni un momento!

    • Responder
      Planeando ser padres
      11 septiembre, 2014 at 11:40

      Yo hice todos los sacrificios que pude durante el embarazo para que no bajara mi rendimiento laboral, trabajé hasta el día antes del parto y aún así, a mi vuelta tras la baja el ambiente era muy desagradable y mis condiciones habían cambiado mucho. Con 4 meses no me veía dejando a la niña en manos de nadie mientras tenía que someterme a una jornada presencial que nunca antes había tenido. Ya han pasado 5 meses de aquello, sigo sin trabajo y sin buscarlo, porque sé que no es fácil encontrar algo que me guste, que tenga las características tan especiales de mi perfil profesional y que me permita desarrollar mi tarea desde casa. No me arrepiento de la decisión, pero esto depende mucho del tipo de persona que seas. Hay mujeres que serían incapaces de renunciar a su vida profesional, y verse recluidas en casa no les satisfaría lo más mínimo. En otras ocasiones, la situación económica de la familia es la que manda y si se necesita que ambos progenitores ingresen un salario cada mes, nunca veremos el momento ideal para tener hijos. Y cuando creamos que este ha llegado, biológicamente puede ser demasiado tarde. Después de lo que he vivido ¡me tendría que haber arriesgado a tener hijos antes! De momento seguimos la mar de bien con un solo sueldo. Espero que si consigues tu sueño de ser madre vuelvas por aquí para contarlo. Por cierto, uno de mis próximos proyectos es recoger cómo he llevado yo de mal esto de la conciliación laboral en otro ebook como este que he sacado a la venta sobre lo llevadero de mi embarazo. ¡A ver si te sirve!

  • Responder
    Mis trucos como mamá blogger (IV). Mailchimp - Planeando ser padres
    12 diciembre, 2014 at 16:45

    […] como mamá blogger 24 horas. Ya sabéis que yo un día migré mi blog, cuando el panorama de mi no conciliación laboral se veía ya renegrido del todo. Con la migración (vuelvo a enlazarlo porque el asunto me dio para […]

  • Responder
    Ganadores del sorteo ¡y nos vamos de puente! - Planeando ser padres
    13 diciembre, 2014 at 20:38

    […] al viaje vais a pensar ¡pues anda que esta no es lista: hace dos días que se ha quedado en el paro y aprovecha el puente del día del trabajo para ponerse de celebraciones! Pues así soy yo, una […]

  • Responder
    Dudosa y agradecida
    21 febrero, 2015 at 12:10

    He leído este post, que te agradezco muchísimo, porque me ha abierto los ojos. Yo también trabajo en la universidad y tengo una beca, que se me acaba en un año y poco y tenía pensado buscar ahora un bebé. Pensaba que la flexibilidad de horarios que tenemos en la universidad haría de estos últimos tiempos de disfrute de la beca un momento ideal para tener hijos, a mis 30 años cumplidos hace unos meses. Sin embargo, el temor que pudiera pasar algo como lo que cuentas, además de el terror de no poder acceder nuevamente a la carrera académica si tuviera hijos más tarde, o de quedarme en el paro visiblemente embarazada (que no es cierto un aliciente para encontrar trabajo), o el miedo a tener problemas de fertilidad si pasa el tiempo, me hacían dudar si era el momento correcto.

    Encuentro este post en un momento de dudas, en el que ya nos habíamos decidido por el “sí, vamos a buscarlo”, pero sin el entusiasmo que acompaña una decisión de ese calado. Así que te agradezco mucho haber contado tu experiencia, porque me hace pensar que quizá sea mejor esperar.

    Por otro lado, es indudable que me hace muchísima rabia lo que te pasó. Es una vergüenza. Creo que deberías denunciarlo. Seguro que el sindicato de la universidad te apoyaría mucho. Y para más inri, tu jefa es una mujer, que debería ser algo más empática. Estas cosas no deberían pasar nunca, y menos en la universidad, que debería estar a la vanguardia de la sociedad, cuando realmente demuestra un pensamiento retrógrado e inaceptable.

    Muchas gracias por contar tu experiencia y te deseo todo lo mejor.

    • Responder
      Planeando ser padres
      22 febrero, 2015 at 12:31

      Hola nueva lectora. Lo primero que quiero agradecerte es que me hayas dedicado este tiempo para leer y comentar acerca de mi no conciliación laboral. A mí las cosas me fueron así del mal, y sí, es un avergüenza que en una universidad pública en la que se jactan del buen trato dado a las mujeres y de la lucha constante por implementar políticas de igualdad, a pequeña escala, cuando tu contrato depende de una única persona, esta tenga todo el margen de maniobra para pasarse los avances sociales por el arco del triunfo. Yo no denuncié (aunque ellos se temían lo peor, por algo sería) porque me negué a amargarme mi primera maternidad con idas y venidas y acusaciones varias. Preferí irme a mi casa, sin derecho a nada, sin ningún ingreso ni prestación por desempleo y ajustarme el cinturón para criar a mi bichilla tranquila y feliz. Por una parte, creo que fui una cobarde por ponérselo todo tan fácil. Pero por otra, valoro más mi salud mental y por eso decidí dar carpetazo al asunto de golpe. A día de hoy, sé que no volveré a la vida académica, por muchos motivos: porque mi línea de investigación estaba íntimamente ligada al mal bicho anti embarazadas y anti familias de mi jefa; porque este tiempo “perdido” en la maternidad sería difícilmente recuperable; pero sobre todo porque no estoy dispuesta a sacrificar las 24 horas diarias ni los 365 días de cada año para trabajar en proyectos mal pagados mientras dejo de lado a mi familia. Habrá quien anteponga su carrera profesional a su familia, pero no va a ser mi caso.

      Dicho esto, tampoco debería quejarme tanto de mi situación actual: con el sueldo del papá de mi bichilla vivimos bien ¡y hasta ahorramos un poquito! Y esto de reconvertirme en mamá blogger 24 horas resulta que me va dando rendimientos, cada vez mayores. Por eso no me arrepiento de la decisión que tomé hace 10 meses y la volvería a repetir si volviese a encontrarme en esa coyuntura. Crío a mi hija yo misma, me paso el día con ella en casa y trabajo a saltos en el blog, pero organizándome mis propios horarios. No es que sea tarea fácil, e incluso así noto que robo mucho tiempo de los ratos familiares para poder avanzar en este nuevo rumbo profesional. Pero es una situación infinitamente mejor que la que me habría encontrado de haber seguido en la universidad.

      Sé que me hubieran hecho la vida imposible. Pero quizás tu entorno no sea tan cruel como el mío. En cuanto al momento perfecto para ser madre ¡creo que en esta carrera no lo encontrarás nunca! Yo me arrepiento de haberlo pospuesto, con la esperanza de lograr una cierta estabilidad que no me sirvió de nada. Como dices, el tiempo no pasa en vano, y cuanto mayores seamos más dificultades tendremos para concebir, embarazos de más riesgo y lo peor ¡menos aguante para seguir el trepidante ritmo de nuestros churumbeles! Cuando decidimos ponernos a buscar a mi bichilla, echamos cuentas y vimos que podríamos vivir con un solo sueldo. Yo estaba como tú: no lo veía nada claro, porque me temía esta situación, pero mi marido estaba tan ilusionado que al final me lié la manta a la cabeza y nos pusimos a ello. Ya ves que en un principio no estaba yo muy ilusionada con el plan, porque estaba llena de temores relativos al dinero y al trabajo. De hecho, fui una tonta que trabajé durante los 9 meses del embarazo, no pedí ni un minuto libre para ir a pruebas médicas ni flaqueé hasta el día del parto. Pero eso tampoco sirvió de nada.

      Para no volverte loca, te lo resumiré diciendo que aunque es una decisión muy personal, se puede vivir con menos de lo que pensamos y tal y como anda hoy la universidad, si te lanzas a la maternidad quizás encuentres otras vías de reconducir tu carrera, si es que de verdad se te cierran las puertas como a mí. Decidas lo que decidas ¡mucha suerte en el futuro!

  • Responder
    Mamá y en paro (III): la reunión grupal - Planeando ser padres
    27 febrero, 2015 at 16:12

    […] post llevo postergándolo demasiado tiempo. Ya sabéis que tras mi no concilicación laboral, mi madre insistió en que debía apuntarme a las listas del antiguo INEM y nuevo SEPE, para que en […]

  • Responder
    Mamá y en paro (IV): soy autónoma
    18 marzo, 2015 at 07:00

    […] fue mi no conciliación laboral que me llevó a convertirme en mamá y en paro. Después la obligación por parte de mi madre para que me inscribiera en el antiguo IMEM, ahora […]

  • Responder
    #papiconcilia y #mamiconcilia Lo que podría ser y no es
    28 abril, 2015 at 07:01

    […] de mi no conciliación laboral tras parir a mi bichilla no lo repetiré más, porque ya escribí en su momento. Desde entonces, me […]

  • Responder
    BAF15 Bloggers&Family invade Barcelona
    4 mayo, 2015 at 07:00

    […] también me lo voy a perder! Porque os conté que me invitaron a Menorca a dar una charlita sobre conciliación laboral  (esa que yo no fui capaz de tener) en el resort Royal Son Bou. En definitiva, que durante el […]

  • Responder
    María F. P.
    11 mayo, 2015 at 23:33

    Madre mía! Pero que morro tiene esa mujer, que pasa? Tenía algo en contra de traer bebes al mundo o era pura envidia??
    en fin, que si al menos pudisteis tirar sin tragar con las condiciones que te ponían me alegro mucho, igual esa señora de la limpieza es que no le quedaba otra, económicamente hablando, de pasar por el aro para tener a sus hijos. Viendo como va tu blog es para darle con el en la cara a esa señora!! Un zasca en toda regla, vaya! Jejejeje
    Besos!

    • Responder
      Planeando ser padres
      12 mayo, 2015 at 11:14

      No envidia no, porque ella nunca ha querido tener hijos, pero tampoco soporta la maternidad de mujeres con carrera (ojo a la discriminación, porque si no tienes estudios le parece genial que paras y tengas familia). Tuvimos que hacer cálculos y muchas cuentas, pero como el mío no era un puesto estable, unido a la tensión laboral que se había generado y a mis pocas gana de volver por allí, lo tuve muy claro en el momento de la reincorporación. A veces pienso en cómo ería si me la volviese a encontrar de frente alguna vez ¡qué miedo!

    ¿Quieres añadir algo? ¡Comenta!