Opiniones

¡Quiero que mi bichilla lleve chupete!

Así de abandonadito dejará el chupete en un futuro

Así de abandonadito dejará el chupete en un futuro

Ya había abordado este tema del chupete con anterioridad pero poco a poco la situación en casa ha ido variando bastante. Primero, la prima nos regaló una serie de sujeta chupetes personalizados que yo estaba deseosa de usar, y para más inri tenía algunos chupetes rodando por aquí, monísimos casi todos, pero por eso de que es mejor esperar a que la lactancia esté bien establecida antes de ofrecer chupetes a los bebés, y como la mía tardó tantísimo en normalizarse, me iba resistiendo a su uso. Tenía miedo de que de verdad entorpeciese las tomas, de que la bichilla se agarrase peor y con los sufrimientos que ya llevaba padecidos no estaba yo para jugármela. Pero a partir de los 4 meses, cuando mi lactancia dio un vuelco y las tomas se volvieron ultra rápidas, pensé que quizás podía acostumbrar a la bichilla a eso de llevar chupete. Yo lo que quería realmente es que la niña fuese a la moda, porque estábamos creando una colección enorme de chupetes en casa que se iban a quedar sin estrenar ¡y eran tan bonitos! Así, más por estética que por necesidad ¡mi bichilla empezó a usar el chupete! Aunque a su manera.

1. Grietas en el pezón. Cuando ya la lactancia estaba bien establecida, he de reconocer que alguna que otra grieta sí que tuve que padecer. Para evitar que la bichilla se entretuviese mucho en estos casos, y que la zona estuviese húmeda el menor tiempo posible, traté de darle las tomas de la forma habitual pero si veía que no se dormía rápidamente, o que no se ponía a jugar con otra cosa que no fuese la teta, intentaba ponerle un poquito el chupete para poder descansar el pecho. Esto sólo lo hacía en los días en que el dolor era muy intenso.

2. Lo que la bichilla hace con el chupete. Pues la verdad es que menos chuparlo ¡hace casi de todo! Le gusta manosearlo, darle la vuelta y metérselo al revés en la boquita. Liárselo entre los dedos, estirar el lazo del porta chupetes hasta que descubre el chupete colgando en la punta (momento en el que se lleva la sorpresa del siglo), utilizarlo casi de tirachinas… en fin, que tiene mil y un juegos con el chupete pero pocas veces lo lleva en la boca. Si se lo ponemos nosotros directamente, lo escupe en un milisegundo, y sólo lo aguanta un ratito cuando es ella misma la que logra ponérselo (cosa que actualmente no ocurre con demasiada frecuencia debido a la poca coordinación que tiene todavía).

3. No evita el hambre ni el sueño. Si la niña quiere teta y tratas de entretenerla un ratito con el chupete ¡prepárate para un ataque de llanto! Con el que quiere manifestar lo siguiente: “¿Tú te crees que soy tonta y que me vas a entretener con este trocito de silicona/látex del que no sale ni una gota de alimento?”. Pues eso, que el chupete en esta casa no sirve para calmar ataques de hambre ni de sueño, para todo eso la teta sigue siendo insustituible.

4. Relajación y muerte súbita. Otro motivo por el que decidí ponerle chupete es por esos estudios que dicen que puede prevenir la muerte súbita de los bebés. No es que yo me pase la vida pensando en la posible desgracia, pero oye, que después de unas semanas, si va a resultar que con este invento podemos evitar una catástrofe tan grande ¡bienvenido sea el chupete! También dicen que sirve para relajarles, y esta como con la teta no se relaja con nada, pero de vez en cuando, al dejarla en la cuna sí la oigo meterse el dedo gordo en la boca y empezar a succionarlo con una potencia… ¡pues chupete al canto! Que como he leído por ahí, con más o menos traumas el chupete acabará abandonándolo pero el dedo no se lo voy a poder cortar para que no se lo chupe.

5. La retirada. Mientras yo decidía ponerle el chupete a mi bichilla, no paraba de leer posts y comentarios de otras madres que estaban en la situación contraria: casi desesperadas por conseguir que sus hijos dejasen ya de usar el chupete. En esos momentos me daba miedo crearle esta dependencia a la bichilla, porque pensando en el futuro y en las dificultades que podía tener para que prescindiese del invento, casi que estaba dividida mentalmente y no sabía qué camino tomar. Así es que consulté a mi madre, ese pozo de sabiduría, quien me aseguró que ni mi hermano ni yo habíamos sido niños adictos al chupete, y en torno al año lo habíamos abandonado libremente. Apelando a esta inteligencia genética que espero que la bichilla haya heredado, decidí dejarle usarlo. Los expertos no recomiendan un uso excesivamente prolongado del chupete porque puede producir problemas de dentición.

6. Mi favorito. La bichilla no tiene un modelo de chupete preferido: tanto le da que la tetina sea de látex como de silicona, de forma ortodóntica o anatómica, de 0 meses o para niños mayores. Total, si casi que lo quiere para manosearlo y jugar, creo que por eso no le hace ascos a ninguno. Actualmente tenemos 4 modelos diferentes rodando por la casa, por el carrito… ¡y varios más aún sin estrenar! Pero mi preferido, y el que me hizo dar el paso para que la bichilla empezase a lucir chupete es este modelo de Tutete, un chupete personalizado que nos regalaron por ser yo una mamá blogger.

Y así llevo a la niña a la calle, haciéndome constantemente publicidad para ver si logramos ganarnos las habichuelas con la escritura del blog. ¿Cuál ha sido vuestra experiencia con el chupete? ¿Os resististeis a usarlo o caísteis en sus garras? ¿Os ha sido difícil que vuestros bichillos lo abandonasen después?

Esto te puede interesar

73 Comentarios

  • Responder
    El rincón de Mixka
    13 mayo, 2014 at 07:34

    ¡Veo que la peque tiene las ideas muy claras! Jejeje… Al mío también le costó coger el chupete, pero yo se lo di bastante antes. De todas formas aunque sea raro también hay niños que rechazan el chupete o incluso que hay que probar con diferentes tetinas porque esas (las que sean) no les gustan.

    Respecto a lo de chuparse el dedo… Doy fe. Tengo una prima que a sus 36 años sigue chupando su dedo. Ella misma ha probado de todo y no hay forma de quitarse la costumbre.

    Igual es que tu bichilla no quiere chupete y lo tiene muy claro. Prueba con otras tetinas a ver si cuela…

    ¡Besotes!

    • Responder
      Planeando ser padres
      14 mayo, 2014 at 13:34

      Tengo tetinas de silicona, de látex, anatómicas, ortodónticas, de 0 meses, a partir de 6… ya no sé si me quedarán modelos y colores que probar. Ella los usa como juguete: le encanta ponérselo y quitárselo, darle la vuelta, rechupetearlo por todos lados, incluyendo la cinta del portachupete, pero eso de usarlo para relajarse, dormirse o aplazar el deseo de teta, para eso no me está funcionando.

  • Responder
    mamaenbulgaria
    13 mayo, 2014 at 08:09

    A mi me habría gustado que mi hijo pequeño chupeteara un poco, pero no ha habido manera. Como esta vez he conseguido tener éxito con la lactancia materna, el señorito me dice que los chupetes para mi. No se puede tener todo jaja!

    Una cosa, las cadenitas para sujetar chupetes yo las uso para sujetar juguetitos pequeños al cochecito y a la silla del coche. Así no se le caen por la calle ni por el coche. Así al menos las aprovecho, que tengo algunas monas y da una pena desperdiciarlas.. 🙂

    • Responder
      Planeando ser padres
      14 mayo, 2014 at 13:37

      Pues creo que a mi bichilla le ha pasado algo parecido: tantas semanas sólo con la teta que ahora no hay trozo de goma que la sustituya. Cuando publiqué el post sobre los portachupetes remonísimos que me habían regalado, me dieron muchos consejos para no desperdiciarlos ¡pero yo he insistido en sacarlos a la calle con su chupete colgando!

  • Responder
    Gestando una idea
    13 mayo, 2014 at 08:53

    ¡Qué gracioso el chupete favorito de tu bichilla! ¡Muy bueno! Jaja.

    Lo de darle el chupe para entretenerla y que evite el hambre, muy bueno. Pobrecilla, dirá que el chupe para ti, que ella quiere teta. ¡Vamos, hombre!

    Espero que sea igual de inteligente que tú y que tu hermano y lo suelte cuando deba soltarlo. No hay cosa que me de más repelús que un niños grande con chupe. Pero tal y como lleváis la educación de la bichilla, estoy más que segura de que la retiraba va a iros bien también.

    ¡Besos!

    • Responder
      Planeando ser padres
      14 mayo, 2014 at 14:06

      Espero que tengas razón, porque con el tostón que le estoy dando a la pobre para que lo utilice y me deje descansar la teta un ratito, sólo faltaría que en 2 días quiera quitárselo, ella se niegue y me trate de loca. A mí no me gustan ni los niños grandes con chupete ni los que van en carrito cuando hace años que ya caminan (espero no tener que volver sobre mis pasos y tragarme mis palabras en unos meses..)

  • Responder
    Pru
    13 mayo, 2014 at 09:45

    A mí me parecen monísimos los chupetes y la verdad es que están graciosos y en muchas ocasiones ayudan, pero también temo el día en que haya que quitárselo a la Cachorrina, pero vamos, que quitar se quita, nadie llega a adulto usando chupete, jejeje… Beso!

    • Responder
      Planeando ser padres
      14 mayo, 2014 at 14:10

      ¡Desde luego! Antes o después se lo tendremos que quitar, pero yo creo que a este ritmo va a ser más un abandono por su parte, porque como lo trata como a cualquier otro juguete, y lo lo demanda en situaciones críticas, creo que un día se cansará de él (o se lo quitaremos de la vista y no lo echará en falta).

  • Responder
    La agenda de mamá
    13 mayo, 2014 at 10:11

    jajajajjja. Miss L también lo manosea, lo muerde y demás, pero de usarlo cómo chupete naranjas de la china… Algunos son monísimos, pero cómo no lo quería para qué dárselo si luego se lo iba a tener que quitar, eran ganas de chincharla dos veces. En cuanto a lo de los sujeta chupetes monérrimos.. nosotras los usamos para enganchar los mordedores y algunos juguetes cuando salimos por ahí 😉
    Un besote

    • Responder
      Planeando ser padres
      14 mayo, 2014 at 14:12

      El mordedor va a ser nuestra próxima compra porque digo yo que antes o después acabará teniendo dientes y lo necesitará. Lo que pasa es que de momento ese es el uso más parecido que le da al chupete, por eso no hemos comprado el otro artilugio. Los portachupetes ya han llegado para quedarse, y sujeten lo que sujeten estarán siempre alrededor de la bichilla.

  • Responder
    Sra. Gafapasta
    13 mayo, 2014 at 10:35

    No puedo predecir el futuro, pero en nuestros planes está no usar chupete, aunque ya tenemos dos que nos regalaron al comprar un paquete de ropa de 2a mano.
    Luego en un momento de desesperación, no te digo que acabemos cayendo en las redes del chupete.

    • Responder
      Planeando ser padres
      14 mayo, 2014 at 14:13

      Yo tampoco quería usarlo, pero mi sufrimiento tetil me hizo recular para darle un descanso a mis pobres pezones. Si no llega a ser por estos dolores seguramente no se lo habríamos dado a probar. Aún así, está poco enganchada. Si lo tiene a mano, lo remira y juega pero si no lo ve tampoco lo echa de menos.

  • Responder
    marichollos
    13 mayo, 2014 at 10:40

    Admito que a mi me encantan los niños con chupete!
    Yo tampoco se lo di al principio por lo de dejar que la lactancia se estableciera. (Hoy se que no hubiera pasado nada, por que si le di biberones los primeros dias y aqui estamos con la teta aún). El caso es que al principio si lo solia usar pero lo fue dejando y hubo un momento ya en el que no lo quiso. Tendria unos 8-9 meses en la última foto que tiene con chupete. Y he intentado darselo alguna vez o algun dia que ha estado especialmente demandante de teta pero nada hija..que pone cara de asco y no lo quiere. Asi que me consuelo pensando como tu que me voy a ahorrar el destete de chupe jeje.

    • Responder
      Planeando ser padres
      14 mayo, 2014 at 14:16

      Es que nos pasamos la vida destetando a los churumbeles: destete de teta, destete de biberón, destete de chupete. Que no me extrañaría que piensen que no regimos bien porque les arrimamos artilugios molones que el día menos pensado les quitamos del medio, cuando ya les han cogido el gustillo. Con lo que me dolió a mí la teta ¡como para meter el chupete en medio! Ni loca hubiera consentido en ponérselo por si las moscas. Que sólo me hubiera faltado una complicación más y mi lactancia hubiera acabado hace meses ya.

      • Responder
        marichollos
        14 mayo, 2014 at 16:56

        Bueno yo de momento no le he hecho ningún destete jeje. Biberon nunca ha usado y chupete lo dejo el solo..en cuanto a la teta también opto por el destete natural asi que hasta que el quiera!

        • Responder
          Planeando ser padres
          15 mayo, 2014 at 11:34

          A veces, cuando leo lo de quitarles el chupete a una determinada edad incluso cuando ellos se oponen, supongo que la gente lo hace porque es contraproducente para la formación de la dentadura, porque si es solo porque ya los ven demasiado mayores para usar el chupete… ¡qué ganas de incordiar a los niños!

  • Responder
    pequeboom
    13 mayo, 2014 at 12:32

    Sabe lo que quiere y no se deja engañar, qué tía!!
    Mi peque al ppio no lo quería y a los dos meses, mano de santo, sólo se lo doy en caso de rabieta y al momento vuelve a estar feliz.´
    Tendrás que seguir probando… ánimo!

    • Responder
      Planeando ser padres
      14 mayo, 2014 at 14:18

      Es que la bichilla rabietas no tiene. Se lo doy por gusto y a veces cuando sé que ya ha comido y que lo que está haciendo con la teta es entretenerse, porque no quiero más rozamientos de la cuenta, ni grietas ni otras cosas dolorosas de este tipo. Yo estoy dispuesta a seguir dándole todos los que caigan en mis manos ¡verás cuando llegue el momento de la retirada!

  • Responder
    Esther
    13 mayo, 2014 at 13:16

    A M. le encanta, juguetea con él, lo muerde y chupetea por todos lados. La verdad es que lo calma bastante. Al ponerlo en la manta de juegos si está el chupe entre sus juguetes es lo primero que coje. A tenido una racha en la que rechinaba los dientes y eso que solo tiene cuatro!! y el chupe era el único remedio que encontramos. Eso si, a la hora de quitarlo habrá que tener paciencia.

    • Responder
      Planeando ser padres
      14 mayo, 2014 at 14:22

      Esta es que ya nació calmada de serie y para eso no lo usamos. Si hay otros juguetes pasa olímpicamente del chupete, igual que si huele la teta, o si cree que la van a coger en brazos para saltar… Yo creo que para el tema de los dientes sí le será útil, porque lo usa más como mordedor que como chupete, pero aún no tiene dientes ni se le esperan.

  • Responder
    Mamá Con-Ciencia
    13 mayo, 2014 at 13:25

    MIs dos polluelos han pasado olímpicamente del chupete y no será porque no lo haya intentado. Quería que sustituyese al pecho cuando necesitaban relajarse, pero nada de nada. Y no te preocupes, a lo mayor parte de los niños no les supone ningún trauma dejarlo. Un abrazo!!

    • Responder
      Planeando ser padres
      14 mayo, 2014 at 14:23

      Yo confío en el abandono no traumático del chupete, porque sólo me faltaría que se pusiera penosa del todo y se volviese a enganchar a la teta todo el santo día. De momento lo usa muy poquito y no le noto yo dependencia ninguna, pero en cuanto le vea más afición de la cuenta ¡adiós chupete!

  • Responder
    La cajita de música
    13 mayo, 2014 at 14:01

    Muy interesante! No había oído nada sobre los chupetes y la muerte súbita, voy a investigar más sobre el tema, gracias!!

    Feliz día♥

    María {La cajita de música}

    • Responder
      Planeando ser padres
      14 mayo, 2014 at 14:24

      Hay un montón de estudios (no sé si financiados por las marcas de chupetes o no) que sostienen esta teoría. No es algo que me quite el sueño porque no me paso el día pensando en la muerte de la bichilla, pero si el invento le gusta y encima tiene alguna gran ventaja de este estilo ¡mejor que mejor!

  • Responder
    Pasuco a Pasuco
    13 mayo, 2014 at 15:02

    El Miniser cogió el chupete a la perfección el segundo día de vida, cuando estaba llorando en el hospital y una amiga preguntó ¿este niño no tiene chupete o que?. Yo tenia miedo que interfiriera en la lactancia como dices, pero la verdad que es un zampón que le dio igual y con las dos cosas, lactancia y chupete, estupendamente desde el minuto uno. Yo creo, viendo mi experiencia y la de niños cercanos, que nacen con gusto por el chupete o sin él, da igual lo que intentemos que es algo innao el aceptarlo, rechazarlo, preferir el dedo o chuparse el pie. Si no lo quiere, será que no lo necesita!

    • Responder
      Planeando ser padres
      14 mayo, 2014 at 14:29

      La de veces que me han preguntado a mi ¿no le ponéis chupete? no señora, no, porque me tiene las tetas hechitas polvo por las malas posturas al mamar, como para que encima se me acostumbre a tener otro artilugio en la boca y me haga más daño del que ya me hace por sí sola. La gente mayor no entiende que una criatura pueda sobrevivir en este mundo sin chupete. Vamos, que la bichilla lo lleva ahora por mi emperramiento para que luzca modelito y para que mi teta descanse un ratito al día, pero s no fuese por esto yo creo que ni se hubiese percatado de que iba a necesitar el famoso chupete. Pues creo que vas a tener razón y que mi bichilla nació sin gusto para el chupete y de ahí que no lo coja por más que se lo arrime.

  • Responder
    Una mamá muy feliz
    13 mayo, 2014 at 16:41

    Yo que tuve chupete hasta los ocho años, no hab´ñia nada que me hiciese más ilusión que UBMF también tuviera, bueno vale y también porque ahora hay chupetes preciosossssssssssss…Pues nada, el joio no lo ha querido nunca, hubo una temporada que los usamos a modo de mordedor y tuve que comprarle de esos marrones feos para que pudiera morderlo agusto…en fin…

    • Responder
      Planeando ser padres
      14 mayo, 2014 at 14:34

      ¡Niñaaa! ¡8 años con chupe! Sí que te resististe tú a la retirada. Yo a esos modelos feos que son de látex por todos lados me resisto y ya que la bichilla no los utiliza para lo que son aprovecho para tener modelos bonitos. Los fabricantes de mordedores se van a subir por las paredes como muchos más bichillos se lancen a usar los chupetes con este fin.

  • Responder
    Roser
    13 mayo, 2014 at 16:43

    Ni lo hemos probado. Y ahora que ya tiene un año, si tiene hambre y mamá no está disponible, ta de galletas, nísperos, manzanas, mandarinas, peras, cachitos de pan….

    • Responder
      Roser
      13 mayo, 2014 at 16:46

      (Perdón, se mandó sin permiso)
      Los que nos regalaban, tan monos, se fueron todos a Cáritas con la ropa de prira puesta (el monstruo nació con talla de dos meses dos), y las cadenitas con ellos. Francamente me parecen una ñoñería, pero para gustos los colores.

      • Responder
        Planeando ser padres
        14 mayo, 2014 at 14:41

        ¡Jajaja! Si es que esto de tener una niña me va a volver ñoña del todo ¡con lo pragmática que o he sido siempre!

    • Responder
      Planeando ser padres
      14 mayo, 2014 at 14:38

      Yo no sé si me arrepentiré en unos meses, pero ya no es por el hambre, sino por lo que me ha llegado a doler la teta de tenerla todo el día ahí enganchada.

  • Responder
    Ensancha los pulmones
    13 mayo, 2014 at 16:43

    Peque como se lo pone solo, se lo dejo colgado del chupetero y se lo pone cuando quiere, sobre todo se lo pongo para dormir pero después lo escupe.

  • Responder
    Mama Full
    13 mayo, 2014 at 18:07

    Yo no quería ver un chupete ni en pintura, pero (mal) aconsejada por la matrona del hospital le pusimos uno el primer día…
    Y aunque hemos conseguido que solo lo use por la noche (escondiéndolo!) hay veces que lo encuentra y anda con él por casa… Eso sí! Al salir a la calle ya negociamos que nada de chupete…
    No sé como se lo lograré quitar por la noche, eso aún me preocupa, pq alterna el pecho y el chupete con una facilidad en la cama que miedo me da la semana sin dormir que me espera cuando se lo escondamos definitivamente!!

    • Responder
      Planeando ser padres
      14 mayo, 2014 at 14:43

      En otros blogs he leído un montón de técnicas ingeniosas para que el abandono del chupete no suponga un trauma y a muchos padres les ha funcionado bien. Mi bichilla es que tiene una relación poco usual con su chupete, porque claramente no sustituye a la teta, ni a los brazos, ni a la comida, sino que se parece más a un juguete que a otra cosa.

      • Responder
        Mama Full
        14 mayo, 2014 at 16:10

        ai… ya te contaré como lo soluciono! que seguro que da para un post!! jajajaja

        • Responder
          Planeando ser padres
          15 mayo, 2014 at 11:31

          Es que en esto de la maternidad y la crianza ¡casi cualquier cosa acaba dando material parta un libro completo!

  • Responder
    sereducadora
    13 mayo, 2014 at 18:54

    Nuestro pichón lo lleva desde el mes y pico por que se despertaba llorando sin razón aparente. De normal no lo usa y de hecho lo escupe, pero cuando le entra el sueño y no es capaz de cerrar el ojo lo coge bien a gusto, lo mismo mientras lo hago esperar y preparo pezoneras o biberón…. Criatura…. También lo coge, ahora con los dientes muerde la carcasa y no la tetina y se le enreda entre los dedos lo que hace que se coja un mosqueo monumental porque no es capaz de quitarlo…. tambien está aprendiendo a hacer lanzamiento de chupete con sus dos deditos en pinza…

    • Responder
      Planeando ser padres
      14 mayo, 2014 at 14:46

      ¡Jajaja! Eso es un chupete bien aprovechado y lo demás son tonterías. Tu pichón lo usa para prácticamente todo. Mi bichilla se entretiene con él siguiendo el lazo del portachupetes hasta descubrirlo en la punta. Después, unas veces trata de metérselo en la boca y otras vuelve a empezar todo el recorrido del lazo (en ocasiones chupa más el lazo que el chupete) pero sólo le sirve como distracción cuando no tiene ninguna de las 3 grandes necesidades: hambre, sueño, cambio de pañal. Si está en alguno de estos momentos clave ¡el chupete no la va a tranquilizar!

  • Responder
    madrexilio
    13 mayo, 2014 at 20:51

    ¡La mía no lo quizo nunca! Le compramos de varias marcas y nada… a las 8 semanas decidió que se chuparía el dedo y hasta la fecha lo sigue haciendo :s

    • Responder
      Planeando ser padres
      14 mayo, 2014 at 14:46

      Yo creo que lo del dedo es peor, pero mi bichilla alterna un chupetón al chupete y otro al dedo, con lo cual de momento la veo indecisa y no sé por qué camino va a tirar finalmente.

      • Responder
        madrexilio
        15 mayo, 2014 at 16:15

        Ni me lo digas… 🙁

        • Responder
          Planeando ser padres
          16 mayo, 2014 at 11:03

          ¡Jajaja! Es que siempre tiene que tener algo en la boca y ahora que ha descubierto la comida ¡es un no parar!

  • Responder
    yllegom
    13 mayo, 2014 at 21:43

    A mi me pasó lo mismo con M, quería establecer bien la lactancia y cuando lo intenté me lo escupió… Total, que no ha habido manera de que lo llevara. Con el segundo lo tengo clarísimo, llevará chupete desde el primer día, jajajaj

    • Responder
      Planeando ser padres
      14 mayo, 2014 at 14:48

      Supongo que cuando nos recomiendan no usarlo porque puede interferir en la lactancia lo hacen con buenas intenciones, pero es verdad por lo que vais contando, que después estos niños que no han conocido el chupete desde el primer momento no sienten ese apego hacia él.

  • Responder
    mamapuede
    13 mayo, 2014 at 22:12

    Pues si no lo quiere… creo que es una ventaja, por lo de evitar el trago de dejarlo.
    Tiene que servir para relajarse, si no lo consigue pues nada, te toca teta!

    • Responder
      Planeando ser padres
      14 mayo, 2014 at 14:49

      ¡Pero mi teta me va a poner una demanda por explotación laboral como siga a este ritmo! Por eso contraté como trabajador por horas al chupete, pero no me funciona tan bien como yo querría. Eso sí ¡me hace una decoración monísima!

  • Responder
    nosoyunadramamama
    13 mayo, 2014 at 22:52

    Mis peques tampoco han tenido afición al chupete, es más, lo normal es que los recién nacidos lo chupen un poco y enseguida lo suelten. Para mi tiene muchas ventajas, aunque parezca una chorrada, les ayuda a conciliar el sueño y, por ejemplo, a Rafa le vino bien cuando empezaron a salirle los dientes. No me costó quitárselo porque nunca han dependido de él más que para quedarse dormidos, y luego ya ni eso. Alfonso hubo una temporada que se lo metía en la oreja para dormir,jajaja… En el medio está la virtud, ni prohibirlo ni dárselo ante cualquier situación.

    • Responder
      Planeando ser padres
      14 mayo, 2014 at 14:51

      Yo sé que si se lo quitara ahora mismo no notaría la falta porque no le tiene apego ninguno. Pero como lo usa de mordedor y estamos expectantes ante la llegada de los primeros dientes, quizás el chupete la relaje en momentos dolorosos. Ahora que ya no tengo dolores con la lactancia, pienso que podría prescindir del chupete como entretenimiento para la bichilla, pero es que me viene bien para poder soltarla un poquito mientras hago cosas y no tenerla todo el día completamente pegada al pecho cuando ya ha acabado de comer. Ese término medio virtuoso ¡siempre es dificilísimo de encontrar!

  • Responder
    portakanguritos
    14 mayo, 2014 at 10:48

    Jajaja q lista la bichilla!! La mia a partir del tercer mes empezo a escupir el chupete y las abuelas intentaban ponerselo pero ya desistimos y solo quiere teti! Ellas si que saben!! Aunque de vez en cuando que chupara un poco el chupete en lugar de mi pecho cuandp duerme no estaria mal..

    • Responder
      Planeando ser padres
      14 mayo, 2014 at 15:03

      Si no quiere creo que no hay forma de forzarlos a utilizarlo. Yo quería dar un descanso a mi teta maltrecha pero ahora me conformo con lucir chupetes por la calle y que la gente crea que los utilizamos.

  • Responder
    matronaonline
    14 mayo, 2014 at 11:45

    Me encanta ese chupete! cada niño es un mundo, los hay verdaderamente «adictos» y quienes no lo quieren ver ni en pintura. De todas formas la muerte súbita que sepas que se da en un 90% de los casos en los primeros 6 meses 😉

    • Responder
      Planeando ser padres
      14 mayo, 2014 at 15:06

      ¡Es que este chupete es lo más para una mamá blogger! Sé que los mayores riesgos de muerte súbita son antes de los 6 meses (la bichilla los cumple este sábado así es que con suerte nos habremos escapado). Sin embargo, he conocido un caso rarísimo de muerte súbita con más de 2 años. ¡Una madre nunca puede dormir tranquila! Y esto debe ser un trauma difícilmente superable.

  • Responder
    Paula
    14 mayo, 2014 at 16:16

    A mi hijo le pasa lo mismo. Yo tardé en torno a un mes en tratar de meterle el chupetuelo y no ha habido manera. Ahora con seis meses sigue sin chuparlo (yo creo que no sabe succionarlo) pero hace como la tuya: lo coge, lo mira, le da la vuelta y tiende a morderlo por el canto. Así que tenemos una colección enorme de chupetes en casa en completo desuso. Yo, por mi parte, he decidido empezar a escribir un blog con este leitmotiv! Saludos!

    • Responder
      Planeando ser padres
      15 mayo, 2014 at 11:32

      Esta si quiere lo succiona la mar de bien, pero es que su mayor utilidad es la de juguete-mordedor. ¡Jajaja! Ya veo que el tema del chupete te ha llegado al fondo del todo ¡tanto como para iniciar tu blog! Si es que no hay mal que por bien no venga. ¡Suerte con este nuevo proyecto!

  • Responder
    Sara Benavent (@SaraBenavent)
    15 mayo, 2014 at 09:00

    Bueno bueno bueno jajajaja ¡¡que coincidencia de posts!! Son la antítesis jajajaja. Bueno, ya sabes mi experiencia.. jajaja. Las grietas son lo peor de lo peor de lo peor… y si las acompañas con sangre y con mastitis ya te cagas… sí, ese es mi caso. Diossssssssssssss que dolorrrrrrrrrrrrrrrrrr!!
    Sí que ayuda a calmarse sí, ufffff Marc se calma en 0 segundos. Es bárbaro!! Pero ha de enseñarse a calmarse solito… de momento, estos 3 días jaja llevamos muy bien la #OperaciónFueraChupete jajajaja
    Un beso!!
    Cuál será el siguiente post………?? jajaja

    • Responder
      Planeando ser padres
      15 mayo, 2014 at 11:50

      ¡Jajaja! Mañana me toca el post sobre mi grupo de masajes ¿tienes preparado uno parecido? Porque vamos es que menuda agenda sincronizada llevamos. Yo a la mastitis no he llegado y espero haberme librado a estas alturas. Con tal de descansar la teta cuando duele tanto cualquier invento me parece poco, lo malo es ese momento en el que hay que decir adiós al artilugio que tanta compañía le ha hecho a nuestros bichillos. Pues si ya lleváis 3 días bien ¡esto ya estará superado1

  • Responder
    creciendoconmicachorro
    15 mayo, 2014 at 18:23

    Mi cachorro usa chupete desde que nació pero solo para dormir, cuando está cansado se lo pongo y en cuanto se duerme lo echa.eso si si no quiere dormir ya se encarga el sólo de quitárselo y jugar con el.jeje lo mira por un lado,lo prueba del revés, muerde la anilla…eso sí solo usa los de suavinex con forma de mariposa y tetina de látex hemos comprado más modelos pero los echa nada más probarlos. Que listos son estos bebés nuestros jaja. Un abrazo a tu bichilla.

    • Responder
      Planeando ser padres
      16 mayo, 2014 at 11:07

      Pues sí que tiene claras sus preferencias. Mi bichilla no les da mucha utilidad pero tampoco le hace ascos a ningún modelo. Un par de veces se los he puesto en la cuna y en cuanto cierra los ojos los escupe y ya no vuelve a saber de ellos. Sin embargo, había leído que hay padres desesperados porque cuando los bichillos se duermen y se les cae el chupete se despiertan llorando a grito «pelao» y a veces es una odisea volver a encontrarlo. Esto no nos ha pasado (y esperemos seguir así).

  • Responder
    tuspatucosymistacones
    16 mayo, 2014 at 13:53

    Ayyy yo quiero ese chupete de tutete monérrimo XD
    Pues yo no fui de chupe, pero sí de dedo, ¡hasta los 8 años! Fue ponerme unos aparatos que sólo eran para dormir, y no me cabía bien el dedo, así que fue mano de santo. Eso sí, la vecina de mi madre debe tener unos 50 años y de vez en cuando la ves pulgar en boca por el jardín… jajajaja
    No sabía lo de la muerte súbita, así que otro pro que tiene. Y lo de los dientes… Eso es más genética que otra cosa me parece a mi 😉

    • Responder
      Planeando ser padres
      17 mayo, 2014 at 11:55

      Pues la genética dental del papá de la bichilla es pésima, así es que espero que haya salido a mí en eso. Lo del dedito casi que me preocupa más que el chupete,porque este lo usa poco, y el dedo también se lo chupa poco, pero no sé si la cosa irá a más cuando empiece a tener dientes ¡y a ver cómo le quito la costumbre si se lo chupa por las noches cuando yo no me doy cuenta! Para el chupete remonísimo de Tutete ¡ya tienes medio camino hecho porque tienes un blog!

      • Responder
        tuspatucosymistacones
        17 mayo, 2014 at 19:42

        jajaja ¡Sí! Sólo me falta el bebé 🙂
        Pues yo el pulgar por las noches, ya cuando era más mayor, trataba de dejarlo debajo de la almohada para no chupármelo, pero misteriosamente siempre me despertaba con él en la boca jajaja

        • Responder
          Planeando ser padres
          19 mayo, 2014 at 08:18

          Desde ayer anda sorprendiéndonos la bichilla, porque ahora se chupa los dedos de 3 en 3 ¡y a veces intenta hacerlo con el chupete puesto!

          • tuspatucosymistacones
            19 mayo, 2014 at 15:06

            jajajajaja ¡es de circo! Yo conozco una niña que se chupada el índice y el corazón a la vez, siempre. Habrá mil casos…

  • Responder
    sandra_uky
    17 mayo, 2014 at 10:10

    En primer lugar muchas felicidades!!! tu bichilla cumple hoy seis meses!!!!! (según he visto en el dibujo del seguimiento) Enhorabuena! Happy day. Ya medio añito.
    Mi experiencia con el chupete, yo no se lo quería poner hasta q no tuviera la lactancia bien asegurada y todas las recomendaciones que leía era de por lo menos un mes. Aunque nuestra lactancia fue exitosa desde el principio no le quise poner chupete hasta por lo menos superar el mes. Y cuando pasó un mes largo y vi como se metía su dedito gordo, me dije chupete chupete que como bien has dicho el dedo no se lo puedo cortar! Así que chupete al canto. Pero mini moni como tu bichilla lo escupía al segundo. Pero por lo menos le quitaba el dedo! Que eso ya era muy importante. Mini moni prefiere jugar con el chupete, tirarlo i intentar llevárselo a la boca (ya sabe que es para eso). Pero a ella sí que le relaja y se duerme. Pero prefiere la teta, como la teta no hay nada!
    Lo que espero es que no coja vicio. Lo que hago esnobismo ponérselo o dárselo sí no estrictamente necesario. Espero que así no le coja gustirrinin!

    • Responder
      Planeando ser padres
      17 mayo, 2014 at 12:10

      ¡Síiii! Para celebrar los 6 meses nos ha despertado a las 6 de la mañana ¡un primor de niña, vamos! Pues la historia de Mini moni con el chupete es prácticamente un calco de la de mi bichilla, excepto por el asunto de que esta no se me relaja con el chupete, ni se me duerme. Yo se lo dejo todo lo que quiere porque lo usa como un juguete más. De vez en cuando se lo quita, se chupa el dedo, luego no hace nada, luego se vuelve a poner el chupete ¡no tiene las ideas muy claras aún! Creo que todas aspiramos a que no se queden enganchados al chupete, pero hay más de uno que se resiste, y bastante, a la retirada. Ya veremos cómo avanzan los nuestros.

  • Responder
    Lucia
    18 mayo, 2014 at 17:31

    No se porque se le da tanta importancia a lo del chupete… desde mi punto de vista, el chupete no es algo tan malo. Mis hijas las dos, lo han disfrutado mucho y eran chupete adictas, tanto que siempre me tocaba estar comprando chupetes, le encantaban los de Chupetitos http://www.chupetitos.com/ … y cuando llegó el momento de la retirada fue ellas las que lo decidieron y no pasó nada.
    Un poco de mal estar las primeras noches… pero no me lo pidieron, sino también os digo que se lo hubiese dado. Una se lo quito a los 2 años y medio y la otra le duro un poco más.

    • Responder
      Planeando ser padres
      19 mayo, 2014 at 08:21

      Pues algo así debió ser mi historia y la de mi hermano, porque mi madre no recuerda ningún trauma y dice que ambos lo abandonamos con poco más de un año. A mí de momento me gusta que lo use para descansar la teta (de hecho a veces hasta al obligo un poquito a rechupetearlo para que no se queje por nada). Cuando llegue el momento del abandono ¡ya me veo contando un posts sobre mis dramas! O quizás no, quizás venga todo de forma natural.

  • Responder
    unamamaarquitecta
    19 mayo, 2014 at 18:36

    Pues mira tengo yo un post pendiente que trata sobre los chupetes..A la emperatriz no le ha gustado de nunca el chupete.. Tuvimos muy malas noches al principio y acabamos por intentar ponerlo pero nos decía que tururú..sencillamente lo escupía, ella es muy de la tetilla y ya está (aunque de biebrón también ha tomado..). Ahora con los dientes me hubiera venido bien yo creo..aunque mira eso que nos hemos ahorrado en disgustos por si se nos olvida en algún lado..

    • Responder
      Planeando ser padres
      20 mayo, 2014 at 13:57

      Yo soy muy previsora, y aunque la bichilla no tiene ninguna dependencia de ellos, suelo salir a la calle con 2 o 3 por si me surge alguna emergencia y resulta que el chupete me la arregla. Esta lo escupe constantemente, pero le gusta llevarlo en la mano y juguetear con él.

  • Responder
    Marta
    21 mayo, 2014 at 14:55

    Te diré que mi petite no ha usado chupete jamás. Y le hacen gracia, los que le compré «porsi», los ha usado para sus muñecas.

    • Responder
      Planeando ser padres
      21 mayo, 2014 at 17:06

      ¡Jajaja! Al menos mi bichilla los usa de mordedor, pero lo de para las muñecas ya me parece el colmo. ¡Si es que ya nacen adultas!

    ¡No te cortes, deja un comentario!

    La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos es para gestionar los comentarios que realizas en este blog. Legitimación: Al marcar la casilla de aceptación, estás dando tu legítimo consentimiento para que tus datos sean tratados conforme a las finalidades de este formulario descritas en la política de privacidad. Como usuario e interesado te informamos que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de Webempresa Europa S.L., con domicilio social en Madrid, C/ Almagro 11 6º 7ª 1 C.P. 28010 España. El hecho de que no introduzcas los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podrá tener como consecuencia que no pueda atender tu solicitud. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en info@planeandoserpadres.com así como el Derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de privacidad y cookies que encontrarás en el menú del blog.