Alimentación complementaria

Alimentación complementaria II: daños colaterales

alimentación complementaria y BLW

La alimentación complementaria se complica

Después del primer mes de alimentación complementaria ¡cuánto echo de menos mi teta en exclusiva! Yo no sé dónde está la ventaja de que la bichilla empiece a comer comida normal, con lo bien que yo me apañaba sin tener que cocinar. Me limitaba a sacarme la teta donde fuese, tratar de llevar ropa de lactancia, lavar la teta una vez al día y esperar a que ella solita produjese el alimento y la bichilla lo extrajese. Y así durante 6 meses de vaguedad absoluta. Y entonces la niña empieza  a hacerse grande y te tienes que enfrentara al Baby Led Weaning, a los triturados o a cualquier otro invento comestible para que la churumbelita crezca decentemente y no me vaya a llegar al día de la boda enganchada a la teta. Porque ya sabemos todos (lo dice la “sabiduría popular”) que si la lactancia se prolonga los bichillos se malacostumbran. ¿Quién inventaría semejante insulto? Y sobre todo ¿dónde hay que firmar para que la OMS recomiende la lactancia materna en exclusiva por lo menos hasta los 3 años? Porque así mi pereza para la cocina tendría el respaldo de un organismo oficial y viviría felicísima.

En este mes de experimentos varios con la comida. Este está siendo el balance de la alimentación complementaria, para resumirlo mucho ¡esto es la guerra!

1. Suciedad. Quienes defienden los triturados y purés alegan que el Baby Led Weaning es una técnica muy porcachona y guarra. No digo yo que no, porque lo es. Al menos durante estos primeros intentos que estamos viviendo con la bichilla. Sin embargo, el sistema de alimentación mixta ha llegado a esta casa para quedarse, de forma que  actualmente la bichilla se alimenta con teta a demanda, purés de verduras y frutas y trozos de algunos alimentos con los que se entretiene mientras le vamos dando cucharadas. Vamos, que al final he puesto en práctica lo peor de los 2 sistemas: le doy purés pero dejo que meta las manos, lo espachurre y se rechupetee los dedos como haría con el Baby Led Weaning, y además le pongo trozos de comida para que también se familiarice con los tamaños y vaya adquiriendo soltura. Y como ya soy una experta en ambos sistemas diré ¡que dependiendo del día el triturado mancha más que los trozos!

2. Atragantamientos. Es otro de los daños colaterales de la alimentación complementaria. Hasta el día de hoy no veo yo que la bichilla se atragante más con los trozos que con los triturados. Vamos, se ha atragantado con todo: con la teta, con el puré, con un trozo de galleta, con el agua… pero yo soy muy pachorrona, no me altero por nada, y allí la dejo que se las avíe ella solita. Oye y de momento sigue respirando, así es que va a ser verdad esto de que los bebés saben lo que les conviene: si el aire no le entra ya está al tanto de que tiene que escupir lo que le moleste. Y como se gestiona ella sola, vivo bastante tranquila.

3. El miedo a que no coma. El papá de la bichilla y mi madre temen que si sigo las enseñanzas del Baby Led Weaning a rajatabla la bichilla no coma nada. Y en parte (lo siento por los firmes defensores de esta teoría) tienen razón. La niña aún es torpecita en esto de manejar los alimentos, cogerlos sin que se le escapen y acertar con la boca. Lo curioso es que con las galletas y el pan atina siempre, pero con un trozo de cualquier otra cosa la lía parda. Ya sé que con el Baby Led Weaning ellos gestionan lo que quieren comer, cómo y cuándo, pero es que la bichilla es muy zampona ¡y muy ansiosa! Hasta el punto de que en cuanto nos ve con el plato de triturado en la mano, o en el microondas, ya empieza a abrir la boca sabiendo lo que le espera. Con los trozos juega, pero cuando hace varios intentos y no logra ingerir nada, se frustra, patalea y reclama muchas cucharadas seguidas de puré. Y digo yo que si se lo come y lo solicita de esa manera tan anhelante será que es que le gusta y que tiene hambre. De momento no veo que avance mucho en el manejo de los alimentos ¿será que le estamos dejando practicar poco?

Y así es como nos estamos organizando en casa. Ya tengo el famoso libro El niño ya come solo y el papá de la bichilla dijo que le echaría un vistazo, pero de momento lleva un par de semanas por aquí y no creo que haya pasado de mirar las fotos de la portada, porque a mí no me ha hecho ningún comentario acerca de lo que le está pareciendo. Se ha instalado a lo loco en una postura extremista y defiende que eso es un libro de una pediatra loca que ha sacado un método polémico para vender ejemplares, y que igual que yo quiero hacerle caso a ese método, él puede buscar otro pediatra que defienda otra cosa rara.

Como a fin de cuentas es el padre de la criatura y de vez en cuando tengo que hacerle ver que sí, que su opinión también cuenta en esto de la crianza de la bichilla, no me ha quedado más alternativa que ceder en el campo de la alimentación complementaria. Porque vivo en un entorno una mijita arcaico y atascado en el tema de los triturados y los cereales, con lo cual, bastante que la bichilla no se ha alimentado con leche de fórmula y cereales industriales, como para ahora lograr que alguien me apoye con el Baby Led Weaning. Por lo visto, en el Pueblucho Infernal, no se ha visto a un niño comiendo con las manos por lo menos hasta el año y medio de la criatura. ¡Soy una mamá primeriza inadaptada en este entorno!

Esto te puede interesar

56 Comentarios

  • Responder
    Mamá puede
    19 junio, 2014 at 07:35

    Yo también debo ser arcaica porque este método no me convence.
    No puede comer un niño lo mismo a trozos que en puré.
    Así que tu idea de combinarlo para mi es lo mejor, yo es lo que hice con Leo sin tener ni idea de que existía BLW

    • Responder
      Planeando ser padres
      19 junio, 2014 at 16:07

      Los defensores del BLW al 100% te dirán que obviamente en trozos comen menos porque no necesitan comer más y que lo que hacemos con purés es cebarlos a traición. Y yo no quiero hacer esto, pero es que como se los come tan a gusto me da pena quitárselos para darle sólo trozos con los que aún no se apaña.

      • Responder
        mamapuede
        20 junio, 2014 at 15:41

        Yo no creo que sea cebarlos a traición ni mucho menos, el niño comerá hasta dónde quiera comer, recuerdo que Leo muchas veces teníamos que darle más porque él lo pedía, y te puedo asegurar que le poníamos buenos platos y él pedía más, osea que a trozos se hubiese quedado con hambre seguro.

        • Responder
          Eva - Actualizando a 2.1
          20 junio, 2014 at 16:31

          Porque se habría quedado con hambre? Es que hay algo que impida que le des más trozos igual que le puedes dar más pure?

          Eso de que con trozos se quedan con hambre es sóloabsurdo, sí tienen hambre y comida a su alcance comeran, sea pure trozos o lo que sea. Ningún niño sí tiene hambre y comida va a pasar de comer. Otra cosa sería sí no le ofreces comida.

          Hay que tener en cuenta que el blw se basa en que la comida se le ofrece al niño cuando no tiene hambre. Por eso se le da teta primero por lo que sí se hace bien es imposible que el niño pasrmos hambre.

          Mucha gente confunde el blw con el empezar a comer trozos y no es lo mismo. El blw es un destete dirigido por el bebé, una alimentación complementaria a demanda dirigida por el. Se puede hacer blw y comer pure, lo que cambia es la forma de ofrecer la comida al bebé no es sólo dar trozos y ya está.

          • Planeando ser padres
            21 junio, 2014 at 09:23

            Yo no creo que mi bichilla pase hambre, pero me asusta que coma tanto. Le doy la teta completa como siempre, y después la siento en la trona y le pongo trocitos de la comida que haya (zanahorias, calabacín que le dura un segundo porque en nada se deshace, una tira de carne para chupetear…) mientras le voy haciendo el puré. De los trocitos, raro es el día que se se come alguno. Mucho juego y todo suele acabar desmigado por la trona y el suelo. En cuanto ve la taza del puré ¡se pone como loca! Cosa que no hace cuando ve los trozos de comida. Empieza a abrir la boca de tal manera que parece que no hubiese comido en la vida. Y además quiere que le de las primeras cucharadas a mucha velocidad. También la dejo guarrear todo el plato, mete la mano, se relame los dedos… y aún así se come una ración casi de adulto, sin forzar nada y siempre contenta y feliz con su plato. Los libros suelen centrarse en la preocupación de los padres porque sus bebés coman poco ¡y a mí lo que me preocupa es que coma demasiado! Por eso cuando se acaba la ración ya no le ofrezco nada más.

        • Responder
          Planeando ser padres
          21 junio, 2014 at 09:17

          Esa es una duda enorme que yo tengo sobre este tema: yo le doy a la bichilla una cantidad de puré que ya me parece exagerada (entre 250 ml-300 ml). Empecé con estas cantidades porque como la dejo mojar las manitas y los trocitos de verdura en el puré, que guarree toda la trona, el babero y las paredes si es necesario, pensé que así tendría para todo. Pero el caso es que desde el primer día suele comerse la ración entera, pocas veces hace gestos de no querer ni una cucharada más (diciendo que no, poniéndose a balancearse a lo loco, o resoplando). Realmente creo que le doy demasiada comida, pero es que como no se niega a comerla a veces pienso en si no será poca o en que tenga averiado el mecanismo para saber que ya está saciada. Más nunca le he ofrecido, porque creo que ya sería una locura para un bebé tan pequeño, pero creo que hay veces en las que seguiría comiendo ¡y todo esto después de darle el pecho!

          • mamapuede
            21 junio, 2014 at 10:30

            Es muy difícil saberlo, yo también pensaba que le daba demasiada comida, pero el día que no quería más me lo hacia saber apartando la cara, o escupiendo lo que comía.
            Ahora hace lo mismo, hay días que come un montón y otros menos, igual que nosotros unos días tenemos más hambre y otros nada

          • Planeando ser padres
            23 junio, 2014 at 14:42

            ¡Ay es todo un mundo esto de comprender a los bebés! A mí me da miedo que coma de más ¡pero también de menos! A veces querría optar por un sistema más cuadriculado de cantidades exactas pero sé que si no quisiera comer lo que marcasen unos pautas concretas tampoco la obligaría, así es que ¡estamos bien así!

    • Responder
      Abuela
      19 octubre, 2015 at 00:03

      Soy una Abuela muy preocupada con esta moda de BLW ,

      Ahora que sabemos y que eStamis conociendo lo importante que es la alimentación en los dos primeros años de vida, el introducir las proteínas adecuadas lo que mejora el desarrollo tanto en crecimiento como en el desarrollo de las neuronas ahora que se ha demostrado que lis bebés mejor alimentados son más altos que los bebés alimentados en familias con poder adquisitivo es decir que comen han crecido más ,ahora viene está moda que lo que hace es dejar al niño que coma lo que quiera ,es decir el que no quiera, pues nada a la Guarderia sin comer un día dos días …sólo teta y si mama no está !pues cuando venga !porque ni chupete ni tetinas
      Y esto seguirá hasta que no salga en las noticias que un bebe se ha atragantado con un trozo de carne
      O hasta que un día en la visita del pediatra se os escape que le estáis alimentado así y que El Niño no sube peso y decida ponerlo en conocimiento de las autoridades
      Porque por lo que he leído lo mantenéis en secreto
      He preguntado a muchos pediatras y todos lo desconocen
      Este método erróneo lo pagarán vuestros hijos
      Los bebés en los países del tercer mundo comen sólo teta y están desnutridos
      Espero que mi nieta no me diga cuando sea mayor ??y tu que hiciste?

      • Responder
        Planeando ser padres
        19 octubre, 2015 at 16:05

        Hola Amparo, siento tu preocupación pero lo que se dice moda, moda no es. Nuestras abuelas no conocían la batidora, así es que ya me dirás cómo iban a lograr hacer purés con un tenedor y la ternera de la época, por ejemplo. Efectivamente, la alimentación de los 2 primeros años de vida es fundamental para el desarrollo del niño pero no olvidemos que la base de esa alimentación, según la Organización Mundial de la Salud, que algo entenderá sobre el tema, es la lactancia materna, o artificial. Es decir, la alimentación de esta etapa se llama complementaria porque precisamente lo que hace es sumarse al pecho o al biberón, que son lo importante, no sustituirlo.
        El BLW no se basa en dejar que el niño no coma durante el tiempo que quiera, pero tampoco es beneficioso forzarlo. La idea es dejarle elegir entre alimentos sanos y que él mismo se autorregule. Su cuerpo le pedirá lo que necesite en cada momento. Con mi hija hemos puesto en práctica el BLW mixto y es la niña mas grande del mundo, pero por cuestión genética, no por la alimentación. Con casi 2 años sigue tomando el pecho a demanda y su pediatra vive feliz con su desarrollo. Nunca se lo hemos ocultado a la pediatra ni ella nos ha puesto ningún impedimento. Es más, lo que no se considera normal es que niños de más de un años sólo hayan comido papillas y purés en su vida. Ha tenido días en los que se ha saltado varias comidas y sólo ha querido la teta pero al día siguiente ha devorados su plato y el de los demás. Si es un bebé sano, no se pasará 3 días sin comer aunque tú no lo obligues.
        En cuanto a los atragantamientos ¡la mía se ha atragantado muchas más veces con la leche materna que con la alimentación sólida! Por eso nunca le hemos tenido miedo. 23 meses y 14 kilos de niña ¿crees que está desnutrida?

  • Responder
    Lydia - Padres en Pañales
    19 junio, 2014 at 08:06

    Estoy en un grupo de BLW de fb, y cuando las veo defenderlo a muerte me enerva. No todo es blanco o negro!
    Yo le doy un puré al día, el de verdura (este verano quiero quitárselo ya). Desde luego a trozos al principio no come casi nada. Y ahora, con un año hay días que está más vaga y le doy los trozos yo con la mano o con tenedor.
    Estoy contenta de haberle dado a trozos casi todo porque tiene una habilidad y coordinación estupendas (no sé si de otra manera las tendría tb).
    también pienso que en purés saturamos de comida a un bebé. Seguramente mi beba coma menos cantidades que bebés de su edad con purés, pero prefiero que aprenda a comer, y la teta está siempre ahí para apoyar.
    Es un tema del que tengo conversación largo y tendido como puedes ver jajaja
    besos!!

    • Responder
      Planeando ser padres
      19 junio, 2014 at 16:25

      Es que los radicalismos siempre son malos. Cierto que en cuanto les dejas manipular trozos cogen una soltura tremenda en pocos días. En menos de un mes la bichilla ha pasado de tirarlo todo a acertar bastante con lo que se lleva a la boca, y eso que mi sistema es mixto y no tiene tantas oportunidades de practicar como otros niños que sí estén inmersos al 100% en esto del BLW. Nosotros intentamos no forzar a la bichilla. En cuanto cierra la boca, gira la cabeza o empieza a hacer gestos de enfado se acabó la comida. Lo que pasa es que es una tragona y hay veces en las que se nos acaba la ración que le habíamos preparado mientras ella sigue con la boca abierta, esperando más. Y la teta ¡yo creo que hasta mama más que antes!

  • Responder
    Marta
    19 junio, 2014 at 09:14

    Pues… Mi mayor miedo eran/son los atragantamientos, pero en ningún caso el si comerá bien/mal, poco/mucho. Porque creo que se van regulando ellos mismos, incluso nosotros, no tenemos mucha hambre un día, y al otro sí… Lo de comer de una manera o de otra, es como lo de la lactancia, cada madre intenta hacer lo que le parece mejor.

    • Responder
      Planeando ser padres
      19 junio, 2014 at 16:29

      Pues yo que no temo a los atragantamientos resulta que me surgen dudas y complicaciones por otros lados. ¡Cada madre tiene su sin vivir personal! Yo sí creo que la bichilla se regula por sí misma pero es que si le das trozos a penas come y si le das triturado parece que se quede con ganas de más ¡así no hay quien se aclare!

  • Responder
    Rural Baby Project
    19 junio, 2014 at 09:23

    Yo creo que hay que hacer lo que mejor te convenga en ese momento. Y desde luego la niña está preciosa, así que lo que estás haciendo le va estupendamente 🙂

    • Responder
      Planeando ser padres
      19 junio, 2014 at 16:30

      No te creas que esa me parece buena vara para medir: está sanita y vistosa ¡pues es porque se estará alimentando bien!

  • Responder
    mamablogger1
    19 junio, 2014 at 09:39

    Tengo que decir que mi peque se suele atragantar alguna vez que otra durante el día, pero cada día va perfeccionando su técnica y espero que esto ya no me suponga un gran dolor de cabeza…

    • Responder
      Planeando ser padres
      19 junio, 2014 at 16:32

      Yo no me asusto cuando se atraganta (soy así de inconsciente), pero también es verdad que nunca me he visto frente a uno de esos atragantamientos que se convierten en ahogamientos y que atemorizan de verdad. Los de la bichilla son ligeritos.

  • Responder
    Pru
    19 junio, 2014 at 10:11

    Completamente de acuerdo contigo en que la teta era más práctica e higiénica, porque desde que comemos otras cosas no hago más que frotar!!! Una ruina. Yo la verdad es que no hago BLW puro, le doy purés que se come con una alegría que da gusto verla, y después le dejo jugar con trozos, que también le encanta. Creo que como los purés le sacian por eso fue dejando la teta… Con el BLW, los bebés siguen siendo lactantes fundamentalmente. Ya nos irás contando!!

    • Responder
      Planeando ser padres
      19 junio, 2014 at 16:43

      ¡Ay mi teta! Yo la sigo sacando a pasear todo lo que puedo pero diariamente hay que dar alimentos sólidos y esto está pudiendo con mi paciencia y con mi poca afición por la cocina y la limpieza. La bichilla, a pesar del sistema mixto, sigue haciendo entre 5-7 tomas diarias (a veces más pero nunca menos de 5) o sea, que no he notado el cambio al pasar a la alimentación complementaria. Pues sí, ya iré contando porque me da a mí que con esto de la comida voy a tener tema para rato.

  • Responder
    Una mamá muy feliz
    19 junio, 2014 at 10:17

    EStoy totalmente contigo…bueno menos que cuando UBMF se atraganta me cago!!! pero en cuanto a los sistemas de alimentación, yo hice más o menos como tú un batiburrillo de formas y nos fue muy bien. También creo que como comen en triturado no comen en trozos…no es lo mismo un puré con un sinfin de verturas a que se coma un trocito de zanahoria y para de contar…

    Anda que no se echa de menos la teta exclusiva…

    • Responder
      Planeando ser padres
      19 junio, 2014 at 16:44

      Con lo que me costó establecer la lactancia no pensé que echaría de menos alimentar a la bichilla sólo con el pecho y mírame ahora ¡mi reino por una regresión a esa teta a solas!Pero tienen que crecer, y que acostumbrarse a otras comidas, vamos y que seguro que si siguiera mamando con 15 años me iba a hacer poca gracia a mí también. Pero qué durillo se hace esto de la alimentación.

  • Responder
    Eva - actualizando a 2.1
    19 junio, 2014 at 10:34

    Nosotros llevamos cuatro meses de blw puro, el miedo a que no coma lo suficiente es porque pretendemos sustituir tomas de leche (teta o bibe) por comida y el blw no funciona así, el problema es que la gente no se informa y luego pasa lo que pasa. La base de alimentación de un bebe que se alimenta con blw es la teta y el resto es un complemento, de ahí que el bebé esté alimentado porque siempre primero toma leche y luego se le da la comida.

    Si el sistema que has elegido te funciona, adelante! yo siempre digo que el blw no siempre es el más adecuado, si el entorno no te apoya, no te calientes la cabeza, purés, papillas, trozos cuando te parezca y a correr, si la bichilla tiene buen saque seguro que puede con todo y más. Es como la cachorrina, son niñas con buen saque, no van a tener problemas nunca para comer, cuando llegue el momento de pasar a comer sólidos lo harán sin problemas.

    Yo creo que el blw es un sistema perfecto para bebés como Alba, que come todo lo que le ofrezco pero no se vuelve loca con la comida, es una gozada verla comer de todo, principalmente fruta y verdura que le gusta mucho, pero si alguna vez he intentado darle algo a cucharadas no hay manera, ella tiene que ir a su ritmo, revisando lo que come, investigando y con tranquilidad, si hubiera usado el sistema “de toda la vida” las comidas serían un drama.

    Cada una sabe lo que es mejor en su casa, y lo que está claro es que ningún sistema es mejor o peor, son sistemas distintos y válidos ambos.

    Por cierto dile a tu madre y a tu marido que pregunten a la abuela que batidora usaba ella para hacer los purés 😉

    • Responder
      Planeando ser padres
      19 junio, 2014 at 16:50

      Aquí no sustituyo ninguna toma. Siempre le doy el pecho primero, a mediodía y para la merienda son las única ocasiones en las que ofrezco la comida complementaria (bueno y algún trocito de pan o galleta entre horas, pero muy poca cosa). De hecho, creo que la semana pasada pasamos por una nueva crisis de lactancia, hasta el punto de que he vuelto a tener una subida tremenda de leche y ni siquiera con las tomas de la bichilla más la cantidad que me saco para donar a los prematuros acababan con mis reservas. Ella hace entre 5-7 tomas diarias (igual que antes de empezar con la AC) y hay días que incluso más pero nunca menos. O sea, que se toma la misma leche y además los purés y los trocitos para practicar ¡un atracón! ¡Ay mi abuela! Porque está con alzheimer la pobre y ya no rige, que si no le preguntaría. Dice mi madre que antes mi abuela tostaba una especie de harina de trigo y con eso hacía como papillas caseras y el resto ¡pues debería ser en trozos o tenía cuchillos de cocina mejores que los de Arguiñano porque si no no me lo explico!

  • Responder
    mamaenbulgaria
    19 junio, 2014 at 11:10

    Guapa no te agobies… por ahora tu bichilla es pequeña, la AC se trata de que vaya acostumbrandose a la “comida de mayores”, pero tienes muchos meses para que practique! Que más da si no come mucho, mientras beba leche estará bien alimentada, ya lo sabes.

    Y no te apures por cocinar, puedes ir separando cosas de las que haces para los mayores. Si haces macarrones, antes de añadir carbonara o lo que sea, puedes apartar un puñadito para ella. Si te comes un plátano, dale una rodajita. Cuando empiece con la carne, antes de rebozar pollo aparta un trocito y lo haces si rebozar para ella. Bueno tu verás, sólo son ideas.

    Y respecto al guarreo… ya sabes que yo he dado purés y también trozos, y realmente se ensucia igual. Un buen babero grande y listo. Yo casi prefiero recoger trocitos de tomate del suelo, a que me espurreen la cara de puré…

    Ah y ahora que viene el calor le puedes dar de comer sólo con el pañal; las manchas en la barriguita se limpian mejor que en un vestidito 🙂

    • Responder
      Planeando ser padres
      19 junio, 2014 at 16:55

      No, si por lo menos no sufro, porque como está cada día más gorda (ahora mi madre se está pasando al bando contrario y me pregunta si no estaré dándole demasiado de comer, no me la vayan a poner a dieta tan pequeñita). Los trucos para que coma la misma comida que el resto en casa son muy buenos ¡si no fuese porque aquí es que somos de cocinar poco y nada sano! El papá de la bichilla come muchos días fuera de casa, porque está de viaje por trabajo o porque sale con los compañeros a algún sitio, y si no tengo que cocinar para su tupper ¡yo con un sándwich me apaño! Vamos, que si le diera a la bichilla lo mismo que yo como, la pobre no iba a conocer nada más allá del jamón de york y el queso (vergüenza debería de darme!
      Respecto al guarreo, yo no sé cómo lo hago (de mal) que hasta con el babero ese gigante y con mangas de Ikea le llega comida a la ropa. Ya me estoy planteando seriamente lo de darle de comer desnudita ara ahorrar por lo menos en lavadoras.

  • Responder
    Madre Primeriza
    19 junio, 2014 at 14:13

    No te apures y haz lo que te venga bien o intuyas que es mejor. Yo conocí el BLW demsiado tarde, pero me parece estupendo y creo que quienes lo han practicado tienen más papeletas para tener niños que coman texturas más variadas, y que por ende prueben más platos.
    Suerte! Besazos!

    • Responder
      Planeando ser padres
      19 junio, 2014 at 16:56

      Mi problema es que sí me gusta la idea del BLW pero después no encuentro la forma de ponerlo en práctica al 100%. Pero al menos tengo el consuelo y la gran ventaja de que la bichilla zampa comida en cualquiera de sus formas, así es que eso da mucha tranquilidad para ir experimentando con más calma.

  • Responder
    María (La cajita de música)
    19 junio, 2014 at 14:41

    Ay pobre! Con lo que cuesta hacerse con la teta y después de 6 meses zas! Van y lo cambian 😉

    • Responder
      Planeando ser padres
      19 junio, 2014 at 16:57

      Y eso que la alimentación es solo un complemento de la teta y yo sigo haciendo tanta so más tomas que antes, pues aún así, esos ratitos de prácticas con los alimentos sólidos ¡me tienen hartita!

  • Responder
    yllegom
    19 junio, 2014 at 21:18

    Yo intenté el BLW y no le fue bien de chiquitina pero a partir del año va súper bien porque tienen más manejo de todo. Lo que hacía a los seis meses era darle todo muy picadito o aplastado, y la verdad es que ha ido muy bien.
    Ánimo que la cosa va mucho mejor a partir del año cuando ya comen como nosotros… Exceptuando algunas cositas.

    • Responder
      Planeando ser padres
      20 junio, 2014 at 07:23

      Oye pues entonces tengo muchas esperanzas, porque yo no tengo ninguna prisa en que coma todo ella solita y si a partir del añito la cosa puede mejorar ¡ya me queda un salto para que se me haga independiente a la hora de la comida! También creo, aunque no sé si estaré equivocada, que cuando tenga algún que otro diente le ayudará en este proceso, pero de momento es que no tiene ninguno.

  • Responder
    Pasuco a Pasuco
    19 junio, 2014 at 21:34

    Hombre, que el padre de la bichilla quiera opinar algo es normal, pero dile que por lo menos abra la mente un poco. Yo ya te dije que opte por ir mezclando métodos según me iba pareciendo porque al no darle teta desde los 7 meses tenía que asegurarme que comía algo. Y aunque parece que no avanzan si que lo hacen, guarreando eso si, pero por si me experiencia te sirve te diré que el Miniser a partir de los 9-10 meses dio un avance espectacular en lo de comer solo y con 15 ya come lo mismo que nosotros, filetes y lo q haga falta y aunque con la cuchara pierde aún algo de mercancía en el trayecto a la boca con el tenedor no se le escapa nada!

    • Responder
      Planeando ser padres
      20 junio, 2014 at 07:26

      ¡Jajaja! El Miniser va lanzado con la comida. Yo también creo que en unas cuantas semanas hará un avance más rápido, así es que he decidido no encabezonarme y no hacer sufrir al papá de la bichilla: mezclaremos los 2 métodos con la teta y santas pascuas. Ya hemos cumplido el primer mes de alimentación complementaria y sí se notan los progresos porque hay alimentos que tiene completamente dominados y que apenas desperdicia, y otros que se le escurren de las manos por la textura, etc. Pero aún nos quedan muchos días para practicar. A ver si logro que como el tuyo, en menos de año y medio coma solita del todo.

  • Responder
    nosoyunadramamama
    19 junio, 2014 at 23:12

    yo no creo que el tema purés sea arcaico, sino podríamos decir lo mismo del pecho porque es lo que se ha hecho siempre… Es un hecho que los bebés no tienen dientes y si durante meses sólo toman leche, con lo que no hay q hacer esfuerzos, qué necesidad hay de hacerles “trabajar” de la noche a la mañana?

    El BLW, no como lo definen hoy en día, lo hicimos todas sin saber lo q era y sin que fuese un método, porque a cualquier bebé al que le damos purés y papillas de frutas, le hemos ido dando trozos de pan, galletas, un trozo de manzana, de melón… según hemos ido viendo que podían hacerlo. Igual que un bebé no camina de la noche a la mañana y no le forzamos a ello, sino que es un proceso en que que pasa por el gateo, el ser capaces de levantarse, el desplazamiento de un lado a otro apoyándose en cosas…

    Yo es que soy antimétodos, dale lo que necesita y lo más completo para su salud y para qué forzar algo…o crees que llegará a los tres años comiendo solo purés??? ayyy, tu bichilla es como Rafa, éste ha tomado purés siempre pero se come manzanas a mordiscos, pepitas incluidas…se lanza a cualquier cosa que comemos, se la damos siempre, si su hermano tiene algo, lo toma también… pero qué quieres que te diga? a diario prefiero que tome un puré con patata, calabacin, zanahoria, brócoli, judías, carne o pescado… a qué es difícil que coma un poco de cada cosa en la misma comida? pues con el puré lo tienes resuelto..y tranquila, que comerá doscientas cosas sólidas en menos de un año…

    • Responder
      Planeando ser padres
      20 junio, 2014 at 07:39

      ¡Ay, con lo de arcaico estoy ofendiendo a la gente! Incluso al papá d la bichilla. Si somos lógicos, lo de que dar purés se ha hecho siempre no es verdad. ¡Que la batidora existe desde hace 2 días como quien dice y la teta lleva pegada a nuestro cuerpo desde que el mundo es mundo. Esto no es comparable. Antes las lactancias duraban más y cuando los niños comenzaban a comer ya no hacía falta triturar nada porque estaban preparados. Y así es como creo que debería seguir siendo. Es verdad que ahora existe la batidora, los biberones y toda una serie de inventos que nos facilitan la vida, pero de los que podríamos prescindir sin que los bichillos se resintiesen por ello.
      Yo me encuentro como tú dices, en esa fase de mezclar BLW con triturados, porque me resulta más fácil y tranquilizador para el entorno completo, pero de verdad que si dependiera sólo de mí seguiría con la teta y el BLW puro, sin nada de triturados. Y eso de si creo que van a llegar a los 4 años comiendo sólo purés, ya sé que no es lo más habitual, pero créeme, he visto casos que han llegado casi a los 5 años alimentándose exclusivamente de triturados y rechazando el resto de comidas ¡y yo no quiero pasarme la vida pegada a la batidora! Tendré paciencia e iré poco a poco, que tampoco quiero que parezca que tengo una prisa enorme por desentenderme de las comidas de la bichilla!

  • Responder
    ¡Y yo con estas barbas!
    20 junio, 2014 at 11:37

    Estoy con el comentario anterior (y como muchos de los anteriores…) La cosa no va de meter prisa, y todos los críos llevan su ritmillo… Con la nuestra estamos a las dos cosas: purés y papillaza de vez en cuando, y trozillos al otro… Y bueno… la cosa va yendo más o menos. Hay días que no quiere puré… pues trozos de jamón. Otro día el plátano lo usa para estrujarlo y ya está… pero la naranja se la come a bocaos. Pues bueno… hay de todo.

    Lo principal es mirar que se vea sana… con “lustre”, que dicen nuestros mayores. Si un día come menos, o come más… no sé; creo que como dicen por aquí, pasado el año o año y pico, todos andan metiendo mano ya a lo que pillan por delante. Hay que tirar con lo que a cada uno le funciona mejor.

    Lo estáis haciendo bien… ¡Ánimo!

    • Responder
      Planeando ser padres
      21 junio, 2014 at 09:06

      Yo no quiero empacharla de purés y ando como vosotros, mezclando ambos sistemas. La bichilla no cierra la boca a ninguno de los 2, pero sí es verdad que de puré se puede comer una tonelada (sin forzar nada) mientras que los trocitos los usa sólo para juguetear y pocos van a la boca. ¡Jajaja! ¡Me ha encantado lo del lustre! ¡Lustre tiene mi bichilla para dar y regalar! De hecho, ahora me atemoriza mi madre diciéndome si no la estaré poniendo demasiado gorda y en la revisión de los 9 meses me la pondrán a dieta ¡sólo faltaría! Pero de verdad que yo le doy lo que quiere ¡pero es que no tiene fondo!

  • Responder
    madrexilio
    23 junio, 2014 at 17:19

    Ya sabes que pienso que es una técnica estupenda 🙂 ¡¡Anímense!! Es verdad que es más cómodo dar teta, pero como todo lo bueno en esta vida, la teta en exclusiva también se acaba.

    Saludos afectuosos desde Budapest

    • Responder
      Planeando ser padres
      24 junio, 2014 at 12:25

      Ya, ya vamos remontando los inicios y parece que la cosa va a mejor. eso sí, combinado con purés y triturados porque si no la gente no se fía de que la bichilla coma lo suficiente, pero al menos me dejan darle trocitos para que juegue (aunque siguen poniendo el grito en el cielo porque creen que la quiero ahogar).

      • Responder
        madrexilio
        24 junio, 2014 at 15:41

        paciencia, lo logrará 🙂 no se va a ahogar, y caso de emergencia, ya te sabes los primeros auxilios, que eres una madre aplicada 😉

        • Responder
          Planeando ser padres
          25 junio, 2014 at 14:44

          ¡Jajaja! No hago más que acumular conocimientos acerca de cosas que puede que jamás use (y mejor así) pero por lo menos duermo tranquila sabiendo cómo actuar.

          • madrexilio
            25 junio, 2014 at 15:45

            Pues ya sabes lo que dice el refrán: el saber no ocupa lugar 🙂

  • Responder
    Monica (Maternidad Consciente)
    24 junio, 2014 at 06:41

    Yo también decidí combinarlo: algunas cosas en puré, otras semitrituradas y algunas otras las come ella por sí sola. Ya tiene 14 meses y nunca un accidente alimentario, así que vamos bien. Con sentido común y dejando afuera los extremismos todo se puede. Un abrazo.

    • Responder
      Planeando ser padres
      24 junio, 2014 at 12:28

      Y quería ser extremista pero ya ves ¡el entorno ha doblegado mi voluntad! Ahora me paso el día renegando de los purés y además apartando porciones de comida en trozos para que la bichilla practique el BLW ¡el doble de trabajo, oiga!

  • Responder
    monstruuosa
    24 junio, 2014 at 13:54

    Alucino con tu bichilla :D:D:D Zampona es, sí, desde luego. ¡Pues adelante con ese método mixto!

    Desde luego, yo observo que Monstruita prefiere los alimentos blandos y fáciles de masticar a los duros. Eso no quita que quiera probar de todo lo que comemos (excepto verdura y pescado, qué jodía, a no ser que la verdura sea gazpacho).

    Lo importante también, creo, es respetar cuando no quiere más y darle a probar cosas enteras. Y eso ya lo haces, así que, pues muy bien 🙂

    • Responder
      Planeando ser padres
      25 junio, 2014 at 14:32

      ¡Hoy ha sido el día grande del BLW en esta casa! Además del triturado, y la teta, como de costumbre, en vez de jugar se ha zampado un cacho grande de zanahoria, un “arbolito” de coliflor y una tira de ternera. Para mí que la bichilla ya se va enterando de lo que va el cuento y le está sacando jugo al asunto.

  • Responder
    BuggyMama
    25 junio, 2014 at 10:57

    Lo siento pero en este caso, como defensora del BLW tengo que discrepar. Como podemos pasar del miedo a que no están comiendo a la prevención por los altos índices de obesidad infantil en cuestión de un par de años… Creo que algo falla.
    Con el BLW no es que coman menos, es que comen menos comida y más teta…
    Y otro ejemplo, a base de zumo te puedes comer 5 piezas de fruta o más algo que nunca te comerías con la fruta entera, ¿significa eso que tienes hambre para comerte 5 piezas de fruta?
    Sé que es difícil vencer la presión exterior por estar haciendo algo no convencional pero con la teta es lo mismo…

    Un beso!

    • Responder
      Planeando ser padres
      25 junio, 2014 at 15:24

      ¡Uy! La obesidad ni nombrarla, que eso me da más miedo que el que no coma. La mía con la teta sigue como siempre de demandante, y poco a poco va comiendo más sólidos al estilo BLW, pero los triturados no se los quita nadie. Porque si la presión fuese sólo exterior ¡anda a la mierda con el que se meta en nuestra forma de criar! Pero como es el papá de la bichilla el primero al que no le convence el método, y por lo visto la niña es de los 2 y tenemos que tomar decisiones conjuntas en este ámbito, pues así andamos, con cuarto y mitad de cada técnica.

  • Responder
    mamá en tiempos revueltos
    25 junio, 2014 at 12:22

    Yo creo que tampoco hay que aferrarse a una postura 100%, debemos hacer lo que a nuestro entender sea mejor para nuestros hijos. Porque recuerdo que el propio Dr. Estivill desmontó su método que servía para niños mayores de 6 meses y dijo que no había que implantarlo hasta los 3 años. Mi consejo haz lo que tu creas mejor. Mi madre me pasaba todo por el pasapurés de pequeña y estaba normal, engordé varios años después por el chantaje emocional de mi abuela, me hacía primer, segundo y tercer plato con postre y como no me lo comiese lloraba por diversas razones, según le diese. Cuando tenga a mi niña y llegue el momento pienso darle alimentos triturados y a lo mejor en meriendas o media mañana que no es una comida tan importante pues darle alimentos sólidos para que practique y vaya entrenando tipo pan, galletas, fruta blandita como plátano, naranja, … Cuando vea que está más o menos adaptada pues ya darle los alimentos tal cual. Lo que no vamos a pretender es que pasen de la teta a comerse un filete, a mi entender es mejor la progresión ahora que respeto todo tipo de ideas.

    • Responder
      Planeando ser padres
      25 junio, 2014 at 15:39

      ¡Hola de nuevo! Veo que te has dado una vueltecita de lo más completa por el blog. Lo de la forma de recular de Estivill no tiene nombre. Que yo me he leído su libro y allí decía que si antes de los 3 años no habías conseguido meterlo en vereda, prácticamente sería mejor que lo ofrecieras en sacrificio porque a ese ya no lo ibas a enmendar. Pero luego su método se hizo polémico y entonces comenzó a decir cosas distintas. pero lo que está escrito ahí quedará para los restos. Yo quería pasar a mi bichilla de la teta al filete, ahí, a lo bruto y sin tener idea de como aplicar el BLW. Luego leí el libro, me quedó todo más claro, pero por la salud mental del papá de la bichilla hacemos un método mixto y oye, en pocas semanas ya se le nota a la niña más soltura manejando los alimentos enteros.

  • Responder
    mOOntsEsteban
    28 junio, 2014 at 15:42

    Pues está genial que digas que se guarretea igual con papillas que con blw. ¡Abajo los mitos!

    • Responder
      Planeando ser padres
      29 junio, 2014 at 10:24

      O yo soy repuerca o no sé cómo dan las papillas el resto de la gente, pero vamos, que yo con los purés lo pongo todo perdido. Casi diría que mes es más fácil recoger trozos de comida que churretes de triturados.

  • Responder
    Anónimo
    10 julio, 2014 at 10:17

    Acabo de descubrir tu blog por casualidad y .. con cada post que leo, mas me veo reflejada!!! Lo de la comida hago como tu, le doy purés y tb trozos para que vaya probando.. Mi bebé también se ha “atragantado” con algo (agua, teta, trozos de comida) pero ha sido de forma muy leve, y yo, que soy muy tranquila, le he dejado y él solito lo ha resuelto.. Yo creo que si me pusiera nerviosa, sería mucho peor..El puré nunca se lo he triturado demasiado, le dejo “tropezones” para que se vaya acostumbrando y lo come estupendamente desde el primer día.. además, es un glotón!!! yo tampoco sé cuanto darle porque nunca dice que no.. y si despues de comerse puré, en cantidad que parece para un adulto, le doy teta, también le parece bien!!!
    Me alegra saber que no soy un bicho raro y que hay mas gente como yo, a pesar de las opiniones contrarias del entorno: mi bebe tiene 9 meses y le sigo llevando en calcetines (como se me puede ocurrir llevarle sin calzar!!!! se le va a deformar el pié!!!), aunque ahora voy a comprarle unos zapatos pq empieza a hacer amago de andar; le sigo dando teta (te usa de chuepete y lo que tiene es vicio!! dale un biberón en condiciones); le doy trocitos de comida (¿estás loca? ¡se va a atragantar!!) etc etc etc.. vamos q no practico el blw porque me encierran!! así q le doy purés (todo el mundo está contento porque ven que come) y luego le doy trocitos…
    Voy a seguir leyendo tu blog, que me está encantando… es como leer mis propios pensamientos!!!

    • Responder
      Planeando ser padres
      10 julio, 2014 at 16:53

      ¡Bienvenida al blog! Me alegro de que te guste lo que lees y de que te sientas tan identificada, para que veas que no estás sola en esto de la maternidad y que somos muchas las que antes o después, y más o menos siempre de la misma manera, pasamos por todas estas fases de la crianza. Lo del puré de distintas texturas ¡a mí me sale de forma natural! Porque soy una pésima cocinera y creo que nunca logro hacer 2 platos exactamente iguales ¡ni siquiera los purés de la alimentación complementaria de la bichilla! Esta también recibe bien la teta antes y después de la comida (y porque no se la ofrezco durante el proceso, porque si no creo que también iría dándole un chupetón a la teta entre cucharada y cucharada). El entorno ¡es nuestro mayor enemigo! A mí me pasa eso de que por los temores del papá de la bichilla y mi madre respecto al BLW me veo en la obligación de darle triturados a la niña, y a parte otras cosas de las que yo como en trozos para que haga un sistema mixto. Sobre los calcetines, la teta y todo en general ¡haz lo que tú y tu pareja decidáis y no dejéis que los demás se metan! (Si es que puedes…)

  • Responder
    Libros recomendados: Mi niño no me come - Planeando ser padres
    5 agosto, 2014 at 10:35

    […] pero creo que debe andar por los 9 kilos. El caso es que yo instauré (por petición familiar) un sistema de alimentación complementaria mixto entre los triturados y el BLW. De momento, la bichilla sólo come sólidos por la mañana (una […]

  • ¿Quieres añadir algo? ¡Comenta!