Crianza

Vacunas, polémicas y otros riesgos para la salud (I)

Las vacunas, la mejor defensa para nuestros bichillos

Las vacunas, la mejor defensa para nuestros bichillos

Hace unos días acudí en Barcelona a un evento organizado por Madresfera y por la farmacéutica Sanofi Pasteur MSDPara los más bichos una gran defensa”. Con toda la familia a cuestas (la bichilla súper bien atendida en un espacio de juegos reservado para los niños y su papá haciendo de segundo vigilante para que yo me enterase bien de todo y pudiera contároslo) volví a sumergirme en el tema de las vacunas. Ya os narré mi primera experiencia el día que en el grupo de crianza se abarcó el asunto de las vacunas, pero en sólo un año se han producido tantas polémicas y cambios que ya me veía yo desfasada en cuanto a conocimientos. De hecho, cuando mi bichilla acudió a la revisión de los 12 meses, nos realizaron un trueque de vacunas porque en Cataluña han introducido la vacunas de la Hepatitis A a esta edad en lugar de la de la Meningitis C. Esto de que en cada pueblo de España se vacune a los niños de cosas diferentes no me entraba a mí en la cocorota, así es que fue uno de los asuntos que pude dilucidar en el encuentro (aunque la triste realidad ya la sospechaba).

Os haré un resumen de lo que más me llamó la atención, pero lo cierto es que la pediatra Amalia Arce, que además es escritora y blogger, hizo una gran exposición y se posicionó claramente a favor de las vacunas, como buena pediatra que es. Uno de sus lemas es “Si tu pediatra no es Pro vacunas, desconfía de él”. En casa nunca hemos dudado de la necesidad de vacunar a la bichilla. De hecho, nos hemos tenido que rascar bastante el bolsillo porque hay varias que son de pago en Cataluña, pero tras esta charla ya no me ha quedado lugar a dudas de que hay que vacunar sí o sí. Soy consciente de que cuando una marca (en este caso la farmacéutica Sanofi Pasteur MSD) patrocina un evento similar, todos (yo la primera) pensamos que nos quieren vender algo (como por ejemplo la vacuna del rotavirus que ellos mismos comercializan). Y a veces en estos casos nos sentimos como cuando vamos al mecánico, creyendo que siempre nos engañan pero pasando por el aro ante nuestras dudas y temores. Que esto pase en asuntos de salud es muy grave, pero el hecho de que fuera una pediatra independiente la única portavoz en aquella charla me dio confianza. Eso, sumado al hecho de que yo he pagado de mi bolsillos todas esas vacunas no obligatorias convencida de que es lo mejor que puedo hacer por la salud de mi bichilla.

Mi bichilla, vacunada de todo y jugando en el evento

Mi bichilla, vacunada de todo y jugando en el evento

1. El miedo. Según la doctora Arce, a la hora de vacunar a un bebé el miedo está detrás de la toma de decisión, independientemente de que al final se opte o no por vacunar al churumbel. Los que vacunamos tenemos pánico a que el bichillo enferme, y por eso los pinchoteamos para librarles del mal. Los antivacunas tienen miedo de los productos químicos, de los efectos secundarios de las vacunas y de la madre del cordero. Por eso no quieren vacunar a sus hijos. Personalmente, las únicas vacunas que le causaron algo de fiebre a mi bichilla y un par de vómitos fueron las de los 6 meses. Pese a estos indeseable efectos secundarios, prefiero hasta el infinito y más allá que la niña esté vacunada a que contraiga una enfermedad que puede derivar en una hospitalización, en un riesgo grave para su salud y hasta en la muerte en el peor de los casos.

2. ¡Vacuna rápido! Hay vacunas, como la del rotavirus, que sólo sirven si se administran a bebés muy pequeños, aquellos que tienen mayor riesgo de sufrir deshidrataciones graves por una enfermedad gastrointestinal. Si pasados esos primeros meses no se ha puesto la vacuna, ya no sirve de nada. Como experta en pediatría, la doctora Arce recomienda todas las vacunas de forma general, aunque es perfectamente consciente de que debido a lo caras que son las vacunas no obligatorias (para el neumococo y el rotavirus) siempre se puede evaluar cada situación individualmente y ver en cada caso si el niño está o no en una situación de riesgo (como suele pasar cuando van a las guarderías, donde es mejor llevarlos desparasitados y vacunados del todo porque aún así contraerán enfermedades rarunas y muy contagiosas pero puede que les ataquen de una forma más leve).

La doctora Amalia Arce, más clara que el agua cuando habla sobre vacunas

La doctora Amalia Arce, más clara que el agua cuando habla sobre vacunas

3. La moda de no vacunar. Desde que existe internet existen los grupos antivacunas. Un colectivo que de un tiempo a esta parte se ha hecho muy fuerte gracias a las redes sociales y a la libertad de publicación on line. Han saturado tanto el ciberespacio que dan la sensación de ser una gran mayoría cuando en realidad son una minúscula minoría. En las consultas de los pediatras un porcentaje ínfimo de padres se niegan a vacunar a sus hijos. Esto provoca que en ocasiones determinados médicos se nieguen a atender a esas familias, puesto que están cuestionando una de las funciones principales de un pediatra que es la de prevenir enfermedades, no la de curar cuando ya se ha enfermado. Esto da pie a una peligrosa migración de pacientes (unos pocos) que abandonan la medicina tradicional en busca de otras fórmulas más “naturales”, poco investigadas y sin estudios que las apoyen, para conseguir mantener la salud alejados de los fármacos. Y claro, a saber en manos de quién se puede caer.

4. Las vacunas no obligatorias ¿son tan necesarias? Pues sí, mire usted. Si se ha estudiado y se ha hecho un esfuerzo por luchar contra el neumococo y el rotavirus, o la polémica varicela, es porque el gasto de atención sanitaria, hospitalización de niños, bajas laborales de padres que deben cuidarlos, etc. acaba superando con creces el coste de la vacuna. Con datos fehacientes, a nivel mundial enferman 111 millones de personas por las gastroenteritis, de los que 25 millones acuden al médico y 2 millones tienen que ser hospitalizados por complicaciones con la enfermedad. Y los bebés y niños son grupos de mayor riesgo. Yo tuve un familiar ingresado por el rotavirus con 9 meses (entonces esa vacuna no existía) y si le preguntarais a sus padres lo que supuso tener al bebé ingresado durante 3 días en el hospital, con una vía puesta y teniéndole que sujetar las 24 horas del día para que no se la arrancase, veríais si ellos le hubieran vacunado o no.

Oye, ya me esta quedando largo el post ¡pero es que aprendimos mucho! La semana que viene continúo con los datos acerca de por qué las vacunas son tan necesarias. ¡En Nochebuena! Vaya temas más poco apropiado para estas fiestas. Y vosotros ¿sois Pro o Anti vacunas?

Esto te puede interesar

50 Comentarios

  • Responder
    mamaenbulgaria
    7 enero, 2015 at 08:17

    Yo a mis hijos les he puesto todas las vacunas, las de pago incluidas. Sólo tuve que vender un riñón jaja! Bromas tontas aparte, es un pastón pero yo lo considero una inversión. Una compañera mía del colegio murió de meningitis y nos quedamos todas en shock… Respecto a efectos secundarios, en seis años que llevo vacunando a mis hijos sólo una vacuna le dio un poco de fiebre a la mayor cuando tenía 4 años.

    Por cierto me encanta la palabra cocorota, yo la uso mucho 😉

    • Responder
      Planeando ser padres
      7 enero, 2015 at 10:57

      Es que son muy caras, pero bajo mi punto de vista, y se comentó también en el encuentro, hay veces en las que nos regalan para un recién nacido una cantidad asombrosa de trastos inútiles que bien pensado sería un dinero que reinvertir en vacunas. A mi bichilla las vacunas de los 6 meses no le sentaron nada de bien y se pasó un día con vómitos y algo de fiebre, pero con el resto no se ha enterado de nada. Aún así, prefiero un día malo que una enfermedad gravísima.

  • Responder
    sradiaz
    7 enero, 2015 at 09:21

    A SrtaDíaz las vacunas de los 6 no le sentaron tan mal después de lo mal que lo pasamos con las anteriores. Es un esfuerzo económico importante, pero también la vacunamos de todo.

    • Responder
      Planeando ser padres
      7 enero, 2015 at 10:59

      El precio creo que es la peor parte, y que no estén al alcance de todo el mundo es un asunto que se debería mejorar. Pero creo que si tenemos una mínima posibilidad de vacunar no deberíamos renunciar a ella. Más vale prevenir ¡que enfermar!

  • Responder
    Marta
    7 enero, 2015 at 09:56

    En mi casa, son casi todos pediatras o maestros, jijiji así que algo de vacunas sabemos. Y en mi casa, vacunamos. Por los peques y por los que están en su entorno.

  • Responder
    Cosetes de Marta
    7 enero, 2015 at 10:23

    Mis sobris están todos vacunados y super bien, así que yo soy pro-vacunas!!

    Un Besazo

    Te dejo mi nuevo post. Kit para empezar el Año con Ganas. Funda de agenda y estuche!

    • Responder
      Planeando ser padres
      7 enero, 2015 at 11:02

      Si al final la mayoría de la gente vacuna, pero siempre hay excepciones (y menos mal que son pocas).

  • Responder
    Una mamá muy feliz
    7 enero, 2015 at 10:30

    Nosotros vacunamos…uy suena a lema, pues eso que UBMF tiene todas sus vacunas; las gratis y las caras carísimas. Como anécdota te contaré que el las últimas había una madre con su nena un poquito mayor que UBMF y me preguntó que si yo le iba a poner las de pago y le dije que si,m ella me contestó que ella no, que si no tenía dinero para su crema de la cara tampoco iba a tener para las vacunas…lo que hay que oir!!!! en fin…
    Y ahora estoy supermosqueada con la de la varicela…

    • Responder
      Planeando ser padres
      7 enero, 2015 at 11:04

      Es que las vacunas no obligatorias son caras, porque son muchas dosis, y claro que hay gente que no puede permitírselas. Pero aún habrá más gente que lo que realmente prefiera sea destinar el dinero a otras causas (como la crema de esta señora). Supongo que como los beneficios de vacunar no lo vemos de forma inmediata pues nos parece que es un trámite sin más, que se hace de forma rutinaria, sin pararnos a pensar en la importancia de esta forma de prevenir enfermedades graves. A ver, yo soy una mala madre y muy egoísta para mis cosas, pero si tuviera que elegir entre una vacuna y una crema…

  • Responder
    La Doctora Impaciente
    7 enero, 2015 at 10:48

    Yo tambien soy «pro-vacunas». O mejor dicho… soy pro-apoyar todos los avances que tengamos en nuestras manos para mejorar la calidad de vida de nuestros hijos y evitarles enfermedades innecesarias. No puedo evitar que se constipen por supuesto, ni que se caigan alguna vez de la cama por trastos, pero si hay algo que pueda hacer lo haré por ellos.

    Menudo comentario el de la madre de las cremitas de la cara… ¿en serio?

    • Responder
      Planeando ser padres
      7 enero, 2015 at 11:09

      ¡Uy! Seguro que lo de cambiar cremitas por vacunas va en serio. Hay cada cabeza loca por ahí… Pudiendo prevenir, y por poco que una familia pueda permitirse el gasto ¡yo los vacunaría de todo! Puede que esta señora viese lo del tema de las vacunas no obligatorias de la siguiente forma: como no están subvencionadas, será que no son tan necesarias. Bueno, su crema tampoco la cubre la Seguridad Social y para ella es imprescindible (pese a que una arruga más o menos no va a matar a nadie). Creo que es una cuestión de información y de prioridades, que a veces las tenemos algo trastocadas.

  • Responder
    Marigem
    7 enero, 2015 at 12:07

    Hola guapa, yo soy provacunas total. Al tener hijos mayores el calendario ha cambiado algo, pero siempre me he ido adaptando y les puse las gratis(antes había más gratis) y las de pago, y no me arrepiento.
    Yo puse la de la varicela y cuando la tuvieron fue algo bien leve, en cambio me la pegaron a mí y ni te cuento como estuve, uffff.
    Creo que vivimos en un mundo que nos ofrece una posibilidad muy buena y hay que aprovecharla, otra cosa son excepciones como un niño que conozco que tiene un grave problema y no tiene defensas y los pediatras han decidido de momento(solo de momento) no vacunar de muchas cosas porque inocular en su cuerpecito esos bichos de las vacunas, como dicen ellos, no le ayudarían, pero es un caso especial, cualquier pediatra recomienda vacunar. Un beso guapa.

    • Responder
      Planeando ser padres
      8 enero, 2015 at 10:15

      El tema de la varicela está haciendo una de daño hoy… sin ir más lejos, después del parto no sé en qué revisión, la matrona se escandalizó de que yo no estuviera vacunada de la varicela, de que no la haya pasado y de que me quedase embarazada sin haberme vacunado. Pero la verdad es que no tenía ni idea de que esto pudiera suponer ningún riesgo, así es que menos mal que no la he contraído de mayor, porque dice la gente que de eso sí que se acuerda uno durante mucho tiempo. Hay gente que se queja de que habiendo vacunado a su hijo de algo al final ha acabado teniendo la enfermedad. Claro, es que las vacunas no nos inmunizan, pero hacen que los efectos encaso de contraerla sean más leves¡y eso se agradece mucho! Mira, no conocía esos casos de niños con algún problema que impida la vacunación ¡algo que me has enseñado hoy!

  • Responder
    Madreyautónoma
    7 enero, 2015 at 13:20

    Nosotros hemos le hemos puesto las vacunas gratuitas. Aquí las únicas que son de pago son el rotavirus y la de la varicela. Tenemos una amiga que su hijo estuvo hospitalizado un par de días por rotavirus con 5 meses y nos dijo que ella posiblemente volvería a no vacunarlo de esto. Nosotros no lo hicimos porque la enfermera tampoco nos insistió demasiado y le quitó cierta importancia así que nada.
    Las otras sí que se las pusimos, yo no soy nada amiga de agujas ni de pastillas pero tampoco llego a los extremos de negar los avances científicos.
    La única vacuna que le hizo reacción fue la de los 12 meses (también nos la cambiaron, antes era a los 15) y fueron unas décimas nada más. Al final no le dimos nada porque tampoco lo vimos tan, tan mal. Mucha teta y a dormir y al día siguiente estaba como una rosa.

    • Responder
      Planeando ser padres
      8 enero, 2015 at 10:17

      En nuestro centro de salud nos dieron una charla sobre los beneficios delas vacunas pero llegado el momento, ni la pediatra ni la enfermera nos insistieron nada. Y aún así decidimos vacunar a la bichilla contra todo. Ya ves, en esta casa todo lo curamos con un paracetamol al año, pero el tema de las vacunas es que ni nos hemos planteado no ponerlas (a pesar de precio). La teta cura cantidad de los posibles efectos secundarios de las vacunas, así es que esa suerte que tenemos.

  • Responder
    Lydia - Padres en Pañales
    7 enero, 2015 at 14:11

    Yo soy pro. Creo q además de vacunarse personalmente, viviendo en sociedad es algo.para el.bien común. Cierto es q quien.no va a la guarde quizá se enfríe menos, pero eso no es el.factor clave, cada salud es diferente. Lo que no entiendo si tan recomendable es que sean tan caras, bueno, q no sean gratis!!!!

    • Responder
      Planeando ser padres
      8 enero, 2015 at 10:20

      Ese aspecto de vacunar a nuestros bichillos como gesto de solidaridad hacia los demás, fue un punto que también se tocó en la charla. Generalmente, quienes no vacunas se amparan en el hecho de que la mayoría de los padres sí lo hacen, y sus bichillos van a estar igualmente protegidos porque no va a haber niños por ahí que propaguen una epidemia. Lo del precio es algo irracional, pero como la gestión sanitaria depende de cada comunidad autónoma, por eso cada cual paga lo que le toca (en Cataluña toca pagarlo todo).

  • Responder
    Rural Baby Project
    7 enero, 2015 at 19:01

    Ejem….pues yo no le he puesto la del rotavirus… y ahora leyéndoos me siento malamadre jejeje No somos muy pro-vacunas. Prevenar por supuesto que sí, pero la otra no nos convenció y decidimos no dársela. Hasta septiembre no irá a la guarde y serán 5-8 niños. A diario no nos juntamos con ningún niño y como es invierno, casi que no vemos ni a otra gente! En fin, que las condiciones no son las de una ciudad o un pueblo mediano-grande. Y que espero que no coja nada, vaya… eso que has contado de sujetar la vía me ha dejado paranoica 🙂

    • Responder
      Planeando ser padres
      8 enero, 2015 at 10:24

      Mujer,no vas a ser peor madre por no vacunar. Y más teniendo en cuenta esa situación tan peculiar en la que vivís. Tanto campo y naturaleza creo que os van a mantener a salvo de todos estos bichillos. Mira, yo no he llevado a la bichilla a la guardería, pero en las escasas ocasiones en las que ha estado en contacto con otros niños ¡siempre ha cogido algo! Fuimos a una charla con Carlos González, con más de 300 mamás con sus 300 bebés y de allí salimos con alguna cosa mala que posteriormente me contagió a mí, a su papá, a mi madre y a ami abuela. Unas diarreas, fiebre… vamos, y aún así los síntomas no fueron escandalosos porque al estar vacunada este primer cuadro vírico estuvo atenuado. No pienses en lo de la vía, que es sufrir a lo tonto.

  • Responder
    lamamadealvaro
    7 enero, 2015 at 22:41

    Yo estoy a favor de las vacunas. De las vacunas gratis y de las que valen 100 eurazos. Como anécdota te diré que le he puesto a Alvaro las de la meningitis b que en España no se ponen ni pagando. Para ello fui a por ellas a Portugal porque me cae al lado. En unos meses le voy a poner las de la varicela, aunque para ello tenga que rascarme el bolsillo y hacer otra excursión al país vecino.
    Buen post!

    • Responder
      Planeando ser padres
      8 enero, 2015 at 10:25

      Yo lo de salir de excursión a por vacunas lo he descartado, pero ando muy mosqueada con la escasa cobertura de estas que se suponen opcionales y con la retirada dela de la varicela. El post tendrá segunda parte la semana que viene (por si te interesa pasarte).

  • Responder
    nosoyunadramamama
    7 enero, 2015 at 22:42

    Tema interesante!!! Quería escribir sobre ello en el blog porque yo no vacuné a Alfonso (hablo de las opcionales) más que nada porque la pediatra me dijo que si no iba a la guarde ni tenía hermanos, no lo veía necesario. Tengo que decir que el niño, a día de hoy, la única enfermedad que ha cogido de vías respiratorias en 4 años es una laringitis, jamás ha necesitado un antibiótico, y en dos cursos, sólo ha faltado una vez al cole…pero claro, una nunca sabe si es por genética, por casualidad… Sin embargo, a Rafa si le vacuné y a los 3 meses tenía bronquitis. Pero claro, Alfonso iba la guarde y sí me recomendaron ponérselas. A Gabriel también le vacunaré, y la única razón por la que le doy el pecho (porque con un tercero hay que tener moral y más doliéndome) es para que tenga más defensas!! En fin, esto d elas vacunas da para mucho pero vamos, creo que vale más prevenir!!!!!!!!!!!

    • Responder
      Planeando ser padres
      8 enero, 2015 at 10:30

      El caso de Alfonso era el de mi bichilla: sólo en casa y sin pisar la guardería, pero aún así nosotros optamos por vacunarla. Porque hay otros niños en el entorno, porque a veces vamos a actos con más niños, o nos reunimos con amigos y estos se chupan los juguetes de unos y otros, y casi siempre hay alguno con algo contagioso por ahí, y decidimos prevenir. Yo sigo con la lactancia (mira, 3 meses de sufrimiento infinito pero al final ya llevamos 14 con la teta al aire y muy contenta) y desde luego lo de las defensas que transmite la leche materna debe ser real,porque mi bichilla no pilló nada hasta los 11 meses. Aún así, hay cosas contra las que la teta no puede luchar. Nunca hemos tenido que darle antibióticos, que además dicen que antes de los 2 años están bastante poco recomendados, pero la gente tiene una afición a medicar, que conocemos casos de bebés más pequeños a los que ya los tienen enganchados a estas cosas. Criaturitas, no van a lograr defenderse de nada por ellos mismos. Ojalá sirva de algo esto de prevenir y tarden mucho en enfermar.

  • Responder
    pequeboom
    8 enero, 2015 at 12:52

    Yo también vacuno, por nosotros y por lo demás yo creo que es un tema de responsabilidad social también, vamos que me parece una locura no vacunar. Haces muy requetebien 😉

    • Responder
      Planeando ser padres
      9 enero, 2015 at 13:41

      Ya nos queda sólo una dosis de pago (creo). ¡Ay, ya ha pasado la peor parte económica de este tema sanitario!

  • Responder
    judit
    8 enero, 2015 at 21:40

    El mio también tiene todas sus vacunas, pq creo en los avances y no me da la gana que mi niño sufra si lo puedo evitar, aunque tenga que sacar el dinero de debajo de las piedras. Yo de pequeña lo he pasado muy mal con otitis y pneumonias, y no me gustaría que le pasara a el, y de momento, ni un problema. La de la varicela ya no la veo tan nenecesaria si la pasa de pequeño, pq si eres mayor y no la has pasado, debería ser obligatoria y subvencionada!

    • Responder
      Planeando ser padres
      9 enero, 2015 at 13:58

      Yo soy una de esas que ni ha pasado la varicela ni está vacunada. Y ya me han dicho que debería vacunarme si pienso en un futuro embarazo. La verdad, es que me da miedo contraerla enfermedad de mayor, porque si me la contagiase mi bichilla dice la gente que siendo adulta los síntomas son malísimos, y que los niños suelen superarla mucho mejor (siempre que no existan complicaciones).Lo que no sabía es que la iba a tener que pagar. Claro, qué tonta soy, si la de los bebés era de pago ¿por qué iba a ser gratis para los adultos? Tengo que investigar sobre esto.

      • Responder
        judit
        9 enero, 2015 at 22:26

        yo la pase con 18 y fue horrible! !! y conozco gente que le han quedado secuelas. Vacunate !!

        • Responder
          Planeando ser padres
          10 enero, 2015 at 11:02

          Tengo que hacerlo. Acabo de leer que además son dos dosis las que hay que poner, con lo cual habrá que dejar un tiempo entre una y otra. ¡Ay! A mis años y sin desparasitar.

  • Responder
    María {La cajita de música}
    9 enero, 2015 at 18:13

    Yo, la verdad, no estoy muy convencida con el tema de las vacunas. Y qué conste que mi pipiolillo va vacunado de los pies a la cabeza, incluidas las vacunas de pago (rotatec y prevenar). Él va a la Escuela Infantil y nos pareció lo más acertado, pero nos lo estuvimos planteando mucho tiempo.

    No me dan miedo los efectos a corto plazo (fiebre y demás) sino los efectos a largo plazo que pueden aún ser desconocidos….

    • Responder
      Planeando ser padres
      10 enero, 2015 at 10:20

      Pero casi todas estas vacunas llevan usándose cantidad de años, desde que nosotras éramos pequeñas, y no se han descubiertos efectos negativos ¿no? Yo la verdad es que me quedo mucho más tranquila desparasitando a mi bichilla de todo. Ya digo que los efectos secundarios que hemos vivido de momento han sido muy leves, y espero que a la larga sólo tenga beneficios y no contraindicaciones.

  • Responder
    matronaonline
    9 enero, 2015 at 21:03

    Pro. Totalmente. No me gustan esas tendencias conspiratorias de que las vacunas en realidad llevan componentes para hacernos enfermar y así depender de las farmacéuticas para que éstas se enriquezcan… que tal vez esa precisamente sea la hipótesis correcta y me la estén dando con queso, pero oye, qué le voy a hacer, yo creo en la medicina preventiva y su base fundamental son las vacunas.
    Estoy muy de acuerdo contigo con que la difución en los medios dan mayor presencia de la real a determinados colectivos. Por ejemplo se habla muchísimo del parto en casa, ¿quién no lo ha hecho? pero sin embargo estos nacimientos representan únicamente el 0,2% del total… se habla de los planes de parto en la blogosfera y en algunos grupos de las redes sociales, pero muchísimas mujeres llegan al hospital sin haber oído hablar de ellos jamás… No deja de ser curioso, verdad?

    • Responder
      Planeando ser padres
      10 enero, 2015 at 10:29

      Lo de la prevención siempre ha sido fundamental. Nos la explican para todo: que si prevención de la gripe, de resfriados, de infartos… nos pasamos la vida tratando de prevenirlo todo, y cuando crean vacunas para hacer lo mismo con enfermedades que si se complican pueden dejar graves secuelas o ser letales en el peor de los casos, nos da por desconfiar. Yo creo en las vacunas porque llevan usándose tantos años, y se ha demostrado ya que sus beneficios son tan amplios, que no veo motivos para estar recelosa. Como periodista te diré que los medios de comunicación podemos enfatizar tanto unas cosas y ocultar tanto otras… ¡no se puede uno fiar de nosotros!

  • Responder
    Paula (Sin Chupete)
    11 enero, 2015 at 15:32

    Nosotros las hemos puesto todas menos la del rotavirus porque la pediatra nos dijo que si no iba a ir a la guarde el primer año de vida, no era tan necesaria. Ahora que nos marchamos otra vez unos meses, nos ha hecho una notita recomendado la vacuna de la varicela para ver si conseguimos que se la administren fuera a Mopito, ya que como sabes aquí está secuestrada.
    Lo que no me parece bien es que los pediatras se nieguen a atender a ciertas familias por no querer poner vacunas a sus hijos. Por más que me parezca una mala decisión, creo que no es motivo suficiente y como bien dices las consecuencias pueden ser peores a la larga.

    • Responder
      Planeando ser padres
      12 enero, 2015 at 22:49

      Algunos pediatras se niegan a atender a estas familias puesto que si no están dispuestos a dejarse aconsejar en materia de prevención, que es de lo que tratan las vacunas, no quieren ser responsables de futuras decisiones familiares que acaben por perjudicar también la salud del bebé. Yo los entiendo: como profesionales debe ser una tortura tener en consulta agente que cuestiona tus métodos y que creen saber de pediatría más que el médico. No sé qué porcentaje de profesionales actuará de esta forma, pero algunos hay.

  • Responder
    Pasuco a Pasuco
    13 enero, 2015 at 22:44

    Pro vacunas, of course. Lo que me duele es ver como hay familias que no tienen para poder pagarse las que no entran en la S.Social y sus criaturas se quedan sin vacunar, porque tienen que elegir vacunar o comer, pero luego el antiguo Insalud se gasta la pasta en chorradas de mandamases.

    • Responder
      Planeando ser padres
      14 enero, 2015 at 20:53

      De acuerdo en que deberían estar subvencionadas todas, todas las vacunas. Pero como los intereses políticos priorizan otros asuntos,pues así nos vemos en sanidad, educación… con aeropuertos vacíos en lugar de con niños vacunados.

  • Responder
    Cuestión de madres
    14 enero, 2015 at 14:52

    sin lugar a dudas… pro-vacunas… aunque no pongo todas… las hay que por mucho que me digan no me creo que sean tan imprescindibles… es más… la del rotavirus que ponen es para el cólera!!!! cubre muy pocos casos de gastroenteritis y los efectos secundarios son chungos (si los tienes claro). Así que esa me la salté… y mi hijo estuvo ingresado con gastroenteritis y me sentí culpable y con los resultados en la mano el pediatra me dijo que la hubiera pasado igual porque la vacuna no cubría la cepa que le afectó.
    Luego me queda la duda de la del papiloma… que me lo estoy pensando y mucho porque creo más en una buena educación sexual para prevenir… pero todavía tengo tiempo y muchas charlas con mi pediatra 😉

    • Responder
      Planeando ser padres
      14 enero, 2015 at 21:24

      Según nos explicaron, la del rotavirus cubre 5 cepas de las más comunes que suelen desencadenar los cuadros de gastroenteritis. Yo se la puse ami bichilla (es la mejor porque sólo hay que bebérsela,no les pinchan) y no ha dado muestras de reacciones. Miedo me daban las cacas,porque un familiar cercano tuvo que estar ingresado con 9 meses y no quería verme así, así es que la pagamos sin pensar más. Oye, pues es un descanso mental que te dijeran que la no vacunación no fue la responsable de la enfermedad de tu peque. La del papiloma yo es que aún ni me la planteo. De aquí a que tengamos que vacunar a nuestras bichillas ¡igual han descubierto muchas más cosas!

      • Responder
        Cuestión de madres
        16 enero, 2015 at 07:31

        ojalá porque no me apetece mucho ponérsela viendo lo que hay por ahí 😉

        • Responder
          Planeando ser padres
          16 enero, 2015 at 16:32

          Tranquila, que muchas veces nos preocupamos a lo tonto. Pero ¿qué te voy a contra yo a ti que no sepas ya?

  • Responder
    mami
    18 enero, 2015 at 00:22

    Hola; yo quiero dar un punto de vista completamente opuesto al que he leído. Yo no he vacunado de nada a mi niña de 13 meses y lo he hecho por salud. A día de hoy no conoce la fiebre, ni un moco ni un catarro ni nada terminado en «itis» y no va a guardería pero, sí se relaciona con niños y si la metiera en una sala con 300 niños seguramente tampoco enfermaría y todo porque su sistema imunitario se esta desarrollando de manera natural, sin tóxicos, tiene sus defensas a tope para luchar contra lo que sea. Me parece que se juega mucho con el miedo de los padres,(miedo del que yo también he sido victima) los bebes son la parte de la población más facilmente controlable… Por que tanta prisa por vacunar? es necesario a un bebe de dos meses! meterle ya tanto pinchazo….desde luego que no. De vacunar siempre se esta a tiempo. En el segundo año se desarrolla el lenguaje… dejemos que lo haga también de manera natural….. que no a mitad de camino surjan problemas. Solo espero que vuestros pediatras os dieran toda la información necesaria, incluída la de que vacunar no significa estar a salvo de la enfermedad y otro detalle,,,,las vacunas son voluntarias!!! no vaya a ser que el efecto secundario sea tan obvio que sea causa de la vacuna y os tengan que indemnizar…Cada cual tiene su punto de vista siempre pensando en lo mejor de nuestros hijos, ambas posturas son igualmente respetables. Un saludo

    • Responder
      Planeando ser padres
      19 enero, 2015 at 17:08

      Gracias por tu aportación. Nosotros estábamos convencidos de la necesidad de vacunar ya de serie, incluso antes de tener la información de la pediatra, que lógicamente era pro vacunas. Sabemos que no se está a salvo de la enfermedad, pero puede atenuar los síntomas muchísimo y esto es lo que interesa: no morir por virus contra los que hoy en día se puede estar prevenidos. Desde luego que cada padre actuará siempre pensando que hace lo mejor para sus churumbeles (sólo faltaría que quienes no vacunan lo hagan para perjudicarles a conciencia). En cuanto a lo de que así se les forma su sistema inmunitario de forma natural y cargado de defensas, tengo serias dudas al respecto. A ver: hace no tantos años enfermaba la gente gravemente de sarampión, de paperas, de polio, quedando marcados de por vida. La varicela puede ser mortal en los peores casos. Y hace no tantos años, como no existían estas vacunas, todos los bebés estaban obligados a desarrollar su sistema inmunitario con libertad, de forma natural y sin tóxicos (como tú dices). Y aún así, muchos, muchos,enfermaban, quedaban tullidos e incluso morían. Hoy en día esto no pasa (entre otras cosas porque gracias a las vacunas hay cantidad de estas enfermedades que ya están casi erradicadas). ¿Es que los niños de ahora nacen con un sistema inmunitario mejor que los de los bebés de épocas pasadas? Yo creo que no, que nacerán poco más o menos con el mismo. La gente que decide no vacunar creo que tiene la enorme suerte de que casi la totalidad de la población sí lo hace. Y vosotros os beneficiáis de esta decisión ajena. Probablemente tu bichilla no ha cogido ninguna de estas enfermedades porque los niños con los que se relaciona sí están desparasitados de todo y no se la van a transmitir. ¿No podríamos verlo de esta forma? Pero cada cual es libre de pensar y posicionarse como mejor crea. Yo desde luego no soy médico, ni farmacéutica ni nada entendida en este ámbito, pero sobre las vacunas no albergo dudas.

  • Responder
    mami
    19 enero, 2015 at 23:29

    Yo personalmente te puedo asegurar que cuando decidimos no vacunar en lo ultimo que pensamos fue que el resto si lo estaba, sinceramente no lo tuvimos en cuenta, no fue algo que nos ayudara a tomar la decision porque entres otras cosas los niños aun estando vacunados transmiten enfermedades Todo es tan simple como coger cada una de las enfermedades de las que has vacunado y considerar si es necesario que durante el primer año se les vacune. Mi hija no va a coger la polio, NO porque la tuya este vacunada sino porque según la OMS esta erradicada desde el 2002, mi hija no tendrá hepatitis B NO porque la tuya este vacunada sino pq de momento no va a tener relaciones sexuales(via principal de transmisión de esta enfermedad) y asi con otras enfermedades….la diferencia de nuestros bebes con los de épocas pasadas no es el sistema inmunitario sino las condiciones de vida…como por ejemplo el agua potable!! (uno de los principales motivos de erradicación de las enfermedades). Los pobre niños de Africa están siempre recibiendo vacunas y los pobres se mueren igual…más valía invertir en una buena alimentación y condiciones de vida…
    Creo que las vacunas en el momento correcto, en la situación adecuada y en las personas necesarias puede que si sean útiles no lo niego…yo solo hago la reflexión de si tanta vacuna en el primer año de vida es sano… has contado las vacunas totales que hay en el primer año? te has leido alguno de los prospectos de las vacunas? a mi es que se me pone la carne de gallina….se retiran los termómetros de mercurio porque son peligrosos pero sin embargo se lo» inyectamos en vena»…?
    Sabias que Gaspar Llamazares llevo al parlamento el debate sobre las muertes que provocaba una de las vacunas…? Y que hay afectados por las vacunas especialmente padres que se le murió sus bebes pensando que hacían lo mejor, que era vacunarlos? ….en internet hay mucha información incluso hay profesionales médicos que tiene otra visión…antes de vacunarse INFORMARSE! y luego decidir, pero por lo menos que nos den la opción de estar informados que lo que no es normal que un porcentaje muy elevado de padres vacunen porque piensen que son obligatorias…
    No vacunar puede conllevar riesgos pero el vacunar también! Un saludo

    • Responder
      Planeando ser padres
      20 enero, 2015 at 12:27

      Oye, qué bien esto de debatir con alguien que tiene las ideas tan claras, aunque las dos estemos en posiciones radicalmente opuestas. En lo que te doy la razón es en que hay que estar bien informado de todo antes de tomar una decisión. Porque seguro que más de una familia se deja llevar por la costumbre de vacunar, sin plantearse nada más, pero también habrá familias que se dejen arrastrar por la nueva moda anti vacunas (también sin plantearse nada más). En cuanto a las vacunas que ya han quedado erradicadas, además de todas esas mejoras en la calidad de vida de este primer mundo en el que hemos caído por casualidad ¿el hecho de que se hayan creado vacunas para prevenirlas, no crees que también habrá podido influir un poquito en esa erradicación? No creo yo que la polio, o el sarampión tengan que ver con el consumo de agua potable me parece que estamos mezclando diferentes tipos de vacunas, y lógicamente no vamos a vacunar a nuestros hijos del cólera, el tifus o la fiebre amarilla si no vamos a sacarlos del país).
      En cuanto a lo de vacunar el primer año de vida, es que hay enfermedades que son realmente críticas justo en ese pequeño periodo de tiempo. Una deshidratación grave producida por el rotavirus, es muchísimo más peligrosa en un bebé recién nacido que en una señora de 40 años. Más que nada porque mantener hidratado al bebé (y no hablemos del trauma de ponerle una vía si necesita hospitalización) se complica muchísimo con una criatura a la que no puedes hacer entrar en razón. Que mi bichilla pasó una gastroenteritis leve con 11 meses y no te quiero contar la que liamos para que se bebiera un suero de la farmacia al día.
      El hecho de conocer casos cercanos con complicaciones entiendo que influye mucho Yo he conocido hospitalizaciones graves por no estar vacunados (porque en aquel momento la vacuna no existía) y tú conoces estos casos mediáticos de afectado por una vacuna. Sin embargo, con los datos en la mano ¿cuántas persona han muerto por los efectos secundarios de una vacuna y cuántos por no haberla recibido? Y como toda mediación y enfermedad tiene sus riesgos, aquí que cada uno opte por la opción que más le convenza. Por cierto, que estoy yo haciendo un pensamiento para ir a vacunarme contra la varicela, porque ya ves, a mis años ni la he pasado ni me han vacunado, y la matrona se echa las manos a la cabeza por lo que podría suceder si me contagio durante un futuro embarazo. Ya ves, soy pro vacunas para niños y para adultos.

  • Responder
    mami
    20 enero, 2015 at 21:43

    No te equivoques ojala tuviera yo todo tan claro jeje…a mi también me parece interesante debatir sobre este tema y compartir opiniones, puedo aprender e incluso darme cuenta de que sí hay que vacunar.. de momento no ha sido asi.Yo no se si habrá gente que no haya vacunado sin plantearse nada antes, lo dudo porque somos una minoría, pero que haya gente que haya vacunado sin informarse y sin plantearselo antes si lo hay, de echo a mi alrededor conozco a varios padres que vacunan porque si. Si tu te informaste antes de vacunar te felicito, quizás hayamos leido las dos la misma información y sin embargo tu hayas optado por vacunar y yo no.
    Solamente dos apreciaciones el agua potable en el caso de la polio lo es todo! porque una via de transmisión de la polio es oral-fecal (ver Wikipedia). La polio debía ser una una de esas enfermedades que se vacunara al salir del país, pero resulta que en la vacuna de la polio van cuatro enfermedades mas es un cocktail, cuando yo creo que seria imposible padecer todas esas enfermedades a la vez, sin embargos les metemos a nuestros bebes de un solo pinchazo virus de todas ellas.
    Bien cerca hemos tenido un caso de ebola pero sin embargo no nos han metido tanto miedo como con la gripe A…y todo porque no hay vacuna si en vez de ébola hubiera sido polio ya hubiéramos ido todos a vacunarnos, yo creo que ya no soy ni inmune a la polio. Igual que la meningitis la mas agresiva y la que más purula en el ambiente es la de tipo B sales a la calle temiendo en que la pueda coger? seguramente no porque como no hay vacuna es como sino existiera.. hay que temer a la de tipo C…es todo tan hipócrita
    Lo que es raro es que sin estar vacunada no hayas pasado la varicela ahora en la edad adulta es mas chunga y en el embarazo también, asi que en este caso bienvenida la vacuna!
    Y otra apreciacion dices «caso mediatico», para nada. Si conocias alguno de eso datos no habrá sido por un informativo..no interesa alarmar con algo que da tanto dinero.
    Yo confio en mi sistema sanitario que es capaz de curar varicelas y en este mundo que vivimos una gastrointiritis, sin embargo creo que fue en el 2010 sanidad aconsejo no suministrar la del rotavirus (porque tenia adn porcino aaagggg)

    • Responder
      Anónimo
      19 febrero, 2015 at 00:02

      He estado leyendo el debate y solo voy a dar un apunte. Recientemente ha habido y en estos momentos continua un brote epidémico de sarampión en los Estados Unidos, una enfermedad que en el año 2000 se consideraba erradicada pero que ha reaparecidos a través de un caso importado que se ha extendido debido al descenso de la cobertura vacunal por que hay padres que no vacunan a sus hijos. El sarampión puede ser muy grave, con secuelas como sordera permanente y deterioro neurologico, incluso letal, la vacuna se pone a los 12meses, así que ahora todos los niños menores de esa edad están en riesgo serio en ese país. La polio ha sido prácticamente erradicada debido a la eficiencia de los programas de vacunación, pero existen algunos lugares del mundo, principalmente en la India y Pakistán, donde también existe. Ahora bien, en un mundo globalizado como es este imaginen que se importase un caso de uno de esos lugares a los país es desarrollados donde por modismos la gente empieza a no vacunarse. Nuestros abuelos seguro que recuerdan los niños tullidos o paraliticos como secuela de la polio. Yo solo espero que no caigamos en la falta de memoria porque si no volveremos a ver enfermedades que creíamos erradicadas muy peligrosas en edades infantiles y solo nos quedará lamentarnos… Tosferinas, meningitis C, rubeolas y varicelas congénitas…. etc, etc…

      • Responder
        Planeando ser padres
        19 febrero, 2015 at 20:06

        Como tú, el hecho de que estas enfermedades a no tengan presencia en la sociedad actual creo que ha envalentonado a mucha gente que se olvida de los daños que podían causar. Yo no conozco a ningún afectado por los efectos secundarios de una vacuna, pero claro, cada cual busca argumentos para apoyar sus propias ideas, y yo no me he decidido a escribir un blog para tratar de convencer a nadie. Si sus pediatras no son capaces de explicarles las ventajas de la prevención mediante vacunas, no lo voy a conseguir yo que no soy médico. ¡Gracias por opinar!

  • Responder
    mami
    9 abril, 2015 at 23:55

    Me hubiera gustado opinar antes pero me ha sido imposible.
    Algunos pediatras no son capaces de explicar las ventajas cuando se encuentran con padres lo suficientemente informados. Creeme, conoces más afectados de las vacunas de lo que crees, observa a tu alrededor a los bebes, a los niños o a tu peque, los catarros que ha cogido, sus grastointiritis, sus bronquiolitis….y sino echa un ojo a la asociación de afectados por las vacunas…
    Solo te digo que aunque te quedan algunos años todavía, cuando llegue el momento te plantees la vacuna del papiloma.
    Por cierto el blog no lo haces para convencer…pero que sepas que me es de mucha ayuda en muchas ocasiones..y que es muy interesante.

    • Responder
      Planeando ser padres
      10 abril, 2015 at 11:52

      Es un gustazo que,aunque tarde, te hayas parado a comentar. Desde luego, el blog no lo escribo ara convencer a nadie de nada, sino para compartir experiencias personales de mi maternidad. Habrá gente de acuerdo, otros en desacuerdo, pero aquí tiene cabida todo el mundo. En principio estas vacunas para bebés son precisamente para prevenir episodios de bronquiolitis, rotavirus, etc. Entiendo que los bebés puedan enfermar de otras cepas de estas enfermedades para las que no han sido vacunados, pero estarán a salvo al menos de las más habituales de ellas ¿no?

    ¡No te cortes, deja un comentario!

    La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos es para gestionar los comentarios que realizas en este blog. Legitimación: Al marcar la casilla de aceptación, estás dando tu legítimo consentimiento para que tus datos sean tratados conforme a las finalidades de este formulario descritas en la política de privacidad. Como usuario e interesado te informamos que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de Webempresa Europa S.L., con domicilio social en Madrid, C/ Almagro 11 6º 7ª 1 C.P. 28010 España. El hecho de que no introduzcas los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podrá tener como consecuencia que no pueda atender tu solicitud. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en info@planeandoserpadres.com así como el Derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de privacidad y cookies que encontrarás en el menú del blog.