Enseñanza/Colegio

Buscar el mejor colegio (I) Opiniones de la gente

Busca el mejor colegio

El mejor colegio está ahí afuera ¿no?

Como de costumbre, voy a destiempo con la temática de mi blog, y he esperado pacientemente a que la mayoría de padres hayan pasado por la estresante decisión de tener que elegir colegio para sus niños de 3 años, antes de decidirme a contaros todo lo que he aprendido tras mi decisión de ponerme a buscar el mejor colegio para mi bichilla. Así recibiréis el post más sosegadamente y me podréis aconsejar mejor, porque a fin de cuentas, mi mochuela no va a ser escolarizada hasta septiembre de 2016. Sabéis que soy una desahogada para esto de la maternidad, que me lo tomo todo a broma y que no me preocupo en exceso por nada. Sin embargo, el famoso qué dirán acerca de los colegios de este municipio me estaba preocupando seriamente. Los habitantes del Pueblucho Infernal son lengüetones por naturaleza y lo dramatizan todo en exceso. Además, se creen por encima del bien y del mal, y parece ser que los autóctonos se consideran nuevos ricos en un municipio saturado de inmigración de todas las razas. Se han vuelto elitistas y no quieren que sus churumbeles compartan clase con “muchos” niños extranjeros. “Muchos” suelen ser más de 5. De los 60.000 habitantes de este pueblo, 10.000 son extranjeros. El 20%. Pero llaman mucho la atención porque suelen ser de colores. Vamos, que la primera vez que mi padre nos visitó cuando el papá de mi bichilla y yo nos independizamos, volvió a casa escandalizado porque no se había cruzado con ningún español en todo el camino. Probablemente alguno sí que se cruzó, pero son hijos de inmigrantes, nacidos aquí que a él, físicamente, le seguían pareciendo extranjeros. Pues los autóctonos (hablando de forma figurada, porque la mayoría también tienen raíces fuera de Cataluña, pero son más papistas que el Papa) llegaron a convencerme de que era imposible encontrar un buen colegio público en el Pueblucho infernal.

1.¿Qué decía la gente? A la hora de elegir colegio, la gente de este pueblo catalán, que se considera tan progresista, tan cosmopolita y tan europeo, frente al nacionalismo rancio y español, resulta que me han salido una mijita (muy) racistas. Porque creen que estos hijos de inmigrantes, que van a empezar a ir al colegio con 3 años, igual que mi bichilla, que ya han nacido en Cataluña, igual de que mi bichilla, pero que tienen progenitores foráneos, igual que mi bichilla (sí, yo soy una expatriada andaluza en tierras catalanas, como así me lo han indicado en infinidad de ocasiones) no son dignos de andar compartiendo aula con sus hijos. Pensaréis ¿si a esta le falta un montón para escolarizar a la niña? Pues sí, pero resulta que esta mala gente se ha encargado de hacerme perder el sueño con el tema del colegio, por lo que en estos últimos meses he estado haciendo indagaciones, adelantando un año la visita a las jornadas de puertas abiertas de los colegios, tal y como debería haberlo hecho a inicios de 2016. Porque si mi bichilla hubiese tenido que ser escolarizada en mi pueblo de origen, no hubiera albergado dudas: la niña hubiera ido al colegio público que le hubiesen asignado por nuestra zona de residencia y punto en boca. No habría nada más que discutir. Igualito, igualito que ocurría cuando yo era pequeña y mis padres me llevaron al colegio más cercano a mi casa. Pero aquí ¡todo es diferente! Y ahora ya no sólo se busca la cercanía al domicilio, sino una manojo de servicios y requerimientos que se me escapaban al entendimiento hasta que he empezado mi particular ruta en busca del mejor colegio para mi churumbelita.

2. El estigma de la enseñanza pública. Como yo no me he criado aquí, no podía saber que los colegios públicos estuviesen supuestamente en semejante situación de emergencia. Vamos, que el papá de mi bichilla y yo estábamos absolutamente convencidos de que mi churumbelita sería niña de enseñanza pública. Pero entonces la gente empezó a hablar. Que si en este colegio no porque es muy antiguo y no tiene modernidades como las pizarras electrónicas; que si en este no porque está viejo el edificio, no lo han rehabilitados y tendrá que estudiar en barracones; en este tampoco porque está cerca de un barrio con mucha inmigración; el otro tampoco porque siguen usando libros para estudiar; el de más allá no porque no tienen 300 actividades extra escolares tras las clases; públicos no porque no existe la sexta hora (ni idea de lo que era eso hasta hace dos días); en este no, porque no… En fin que vistas las opiniones de la gente cercana, quienes supuestamente podrían habernos iluminado sobre el tema de la escolarización de mi bichilla, una de dos: o pagábamos un colegio concertado o nos mudábamos de pueblo a otro en el que buscar el mejor colegio, y que además fuese público, no se convirtiera en una utopía.

Todo esto, nos empezó a crear un agobio, un sin vivir por encontrar un lugar medianamente normal en el que mi bichilla pudiese adquirir los conocimientos básicos para la vida, que ambos decidimos empezar la ruta de los colegios aprovechando las jornadas de puertas abiertas de las escuelas para los niños que deben empezar el cole este año. ¡Y menos mal! Porque a día de hoy hemos recorrido 6 centros escolares del pueblo, y os aseguro que excepto uno, el resto están sobradamente preparados para enseñar a cualquier churumbel de 3 años. 4 han sido públicos y 2 concertados, por eso de comparar y tratar de encontrar enormes diferencias entre unos y otros, que sinceramente no hemos hallado. El año que viene por estas fechas, pensamos ver el resto de centros que nos han quedado pendientes (en el Pueblucho Infernal creo que hay 17 escuelas para elegir), pero con los que ya hemos visto vamos a pasar un año de lo más tranquilo sabiendo que existen muchas opciones que nos parecen ideales.

Como suele ser habitual en mí, el periplo en busca del mejor colegio para mi bichilla, me ha generado experiencias para dar y regalar, así es que esta sección se va a convertir en una serie por fascículos, a ver si así logro arrojar algo de luz para otros padres primerizos que vayan a encontrarse en esta coyuntura el año que viene o cuando sea. No sufráis de antemano hasta que no hayáis visto con vuestros propios ojos eso que al resto de la gente le parece tan mal. Hay mucho pijo camuflado en esto de la enseñanza infantil.

Esto te puede interesar

63 Comentarios

  • Responder
    Marta
    25 marzo, 2015 at 08:19

    Colegio cuando tu bichilla tiene un año, estás loca!! Mira que preocuparte con taaaaanto tiempo de antelación, que luego son noches sin dormir, pensando en si admitirán a la peque en el cole elegido, si estará bien, si… si…
    Lo que te puedo decir, una vez t engo a mis hijas en el colegio, es que todos los colegios son buenos (o malos) si buscas por centro. Si te ciñes a unos criterios propios, valores, enseñanza biligüe, etc… estarás más cerca de la “enseñanza perfecta”, no tanto del centro perfecto.

    • Responder
      Planeando ser padres
      25 marzo, 2015 at 11:52

      No, no, lo que me preocupaba eran las opiniones que me daba la gente, pero al haber adelantado la búsqueda me ha hecho dormir muy tranquila. Ya no me preocupa nada el asunto. Tengo mis preferencias pero hay cantidad de colegios a los que podría ir sin problemas, así es que no creo que tengamos tanta mala suerte como para que nos toque uno indeseado. Muy razonable lo que dices. ¡Como se nota que tú entiendes mucho de esto!

  • Responder
    mamaenbulgaria
    25 marzo, 2015 at 08:23

    Yo debo ser muy simple, porque a esas edades creo que lo importante (además de que el aula no sea un barracón) es que la profesora sea estupenda. Es decir, preferiría poder elegir profesora que colegio. Cariñosa, paciente y con mucha energía.

    Otro tema es cuando los niños son más mayorcitos, entonces sí que daría más importancia al centro. Yo he tenido que elegir colegio para mi hija, que en septiembre empieza primaria (aquí la empiezan un año más tarde que en España) y ha sido complicadillo.

    • Responder
      Planeando ser padres
      25 marzo, 2015 at 11:56

      ¡Jajaja! Pues bienvenida al mundo de las simples, porque yo con 3 años tampoco aspiraba a mucho más. Es cierto que me gustaría acertar a la primera y no dar con un centro poco adecuado del que tengamos que cambiarla al año siguiente o en primaria, pero a parte de esto no veía mayores complicaciones hasta que la gente empezó a ponernos la cabeza como un bombo. El papá de mi bichilla piensa como tú, y va mirando a las maestras con lupa. Si damos con el colegio adecuado, en principio ya no deberemos cambiarla hasta los 12 años ¡a ver si hay suerte!

  • Responder
    Cristina Madre Autónoma
    25 marzo, 2015 at 08:32

    ¡Madre mía! Ahora me has estrenado tu a mi! M no empieza el cole hasta el año que viene así que me desentendí totalmente, debería haber previsto que habría que visitar muchos colegios el año que viene e ir adelantando trabajo! En fin, yo creo que al final irá al público que le toque y punto, aquí decimos que malo será

    • Responder
      Planeando ser padres
      25 marzo, 2015 at 11:58

      No, no te estreses que si a ti no te tienen atemorizada los conocidos con el tema del colegio perfecto es porque en tu zona no habrá problemas. Y en la mía tampoco, pero la gente los busca donde no los hay ¡qué ganas de complicarse la vida! Así es como me hubiera gustado tomar la decisión a mí: al público que le toque y sin nada más que pensar. Pero al ser distrito único te toca ponerlos en orden de preferencia, con lo cual los padres empiezan a tener cierto poder de decisión ¡y mucho margen de error!

  • Responder
    unamamaarquitecta
    25 marzo, 2015 at 08:53

    Nosotros este año sólo hemos ido a ver un cole (está enfrente de casa, es concertado y las puertas abiertas son cada dos años) pero lo que sí hemos hecho es estar en contacto con familias que quieren escolarizar a sus peques en centros públicos. Lo único que hemos conseguido es generarnos ansiedad ya que vvimos en un barrio nuevo de población joven en el cual hay 3 coles públicos, 1 concertado laico (el q fuimos a ver), 1 concertado religioso y 1 concertado súper religioso (del opus vamos..). En uno de los coles públicos ya van por 77 solicitudes de más, en otro 36 y en el tercero no sabemos.. Con estas perspectivas mucho me temo que mi pobre emperatriz va a tener que hacer un largo trayecto en metro para llegar a su cole.. Pero bueno, aún queda un año, intentaré no dramatizar jeje. Espero los siguientes post, este te ha quedado muy bien! Ah, por cierto, no entiendo como te llaman extranjera, sí eres de su mismo país…

    • Responder
      Planeando ser padres
      25 marzo, 2015 at 12:02

      A nosotros nos ha pasado lo contrario, y adelantar las visitas nos ha tranquilizado muchísimo. Creo que en este pueblo habrá plazas públicas para todos, o debería, porque eso de los concertados me parece una pijotada por la que no me gustaría pasar, puesto que he comprobado que las líneas de enseñanza y las instalaciones de los colegios públicos de aquí no tienen nada que envidiar a los centros de pago. Hay gente que no le da importancia a las distancias que haya que recorrer para ir diariamente al colegio, pero para nosotros sí es uno de los puntos fundamentales. No dramatices, porque si también debes entrar en sorteo, como nos pasará a nosotros, nunca se sabe si la suerte puede ponerse de nuestra parte y que nos toque la primera opción. Sí, sí, mi madre y yo somos inmigrantes desde que llegamos (hay cada personaje por aquí suelto…)

  • Responder
    Marigem
    25 marzo, 2015 at 08:57

    Tema complejo el cole.Yo tuve en cuenta varias cosas.
    Una es que no me apetecía que con 12 años empezaran al instituto así que busqué uno con ESO, lo que me llevó a los concertados en los que pagabas algunos años solamente.
    Por supuesto busqué cercanía, unas instalaciones en condiciones y que los profes fueran buenos. Y confieso que el uniforme estaba entre mis preferencias, me ahorré muchos rompederos de cabeza, que a los 14 o 15 años es genial que se levanten y no tengan que decidir modelito,jejeje.
    En mi caso acerté, especialmente con mi hijo pequeño que tuvo sus problemas y en el cole tiraron mucho por él y cuando en 1º de carrera sacó matrícula de honor fuimos al cole a agradecerlo, un día haré un post porque el tema es largo pero mi hijo en otro cole habría repetido curso tras curso, estoy segura.
    Lo de la inmigración, no sé, la mejor amiga de mi hija es china, sus padres tienen un restaurante chino y yo ya ni la veo china, es tan buena y su familia también que para mí es una alegría haberlos conocido y una cosa es que mi hija con tres años jugando a las adivinanzas dijera lo del pobre y otra es el racismo, aquí no hay demasiados inmigrantes y ni se me pasa por la cabeza ese tema, es más, creo en los grupos multiculturales.Lo único malo que he visto en el tema inmigrantes es que casi ninguno llega a la universidad y esas amistades se van quedando por el camino y a mí me da mucha pena.
    De todas formas, creo que lo del cole va en la suerte, mis hijos hicieron el bachiller en un instituto público y también quedamos encantados, y eso que yo tenía mis dudas, pero en mi caso particular resultó muy bien.
    No hay que agobiarse, la clave está en mirar que el centro se adapte a vuestras necesidades de horario(tú puedes elegir un poco más al no estar trabajando fuera ahora), cercanía, uniforme, si queréis comedor y las vibraciones que os dé el personal cuando vayáis, yo cuando entré en su cole lo supe al momento.
    Y en el instituto igual, y viendo los resultados de la PAU y los buenos recuerdos que se llevan sé que tuvimos suerte.
    Y oye, si sale mal pues se cambia de centro, yo no tuve que hacerlo pero lo habría hecho sin dudar.
    Creo que he escrito yo otro post, madre del alma, es que en lo del cole empiezo y no paro,jejje.
    Un besín.

    • Responder
      Planeando ser padres
      25 marzo, 2015 at 12:09

      Niña, desde luego a ti te cundiría más hacer en tu blog un post en respuesta a algunos de los que lees porque invertirías tiempo y esfuerzo pero te llevarías todas las visitas a tu terreno. ¡Jajaja! A mí el tema del cambio del colegio al instituto me preocupa menos, porque creo que para entonces ya tendrá un carácter formado, que la habremos podido medio encarrilar (o no, esto ya se verá) y que la mayoría de gente acaba en institutos públicos porque tal y como está la vida no andan los presupuestos en casa para centros concertados y privados.

      Las próximas semanas iré detallando lo que más valoramos nosotros, pero coincido mucho con tus apreciaciones, aunque lo de la calidad delos maestros no podremos asegurarlo hasta que no haya empezado la niña a estudiar en el que le asignen. ¡Espero acertar! Huir de la inmigración me parece un atraso y un error. Ya te digo que si el 20% de la población de aquí es de origen foráneo, en algún momento de su vida mi bichilla tendrá amistades, compañeros de trabajo, o hasta novio de otra raza¡vete tú a saber! No la voy a criar en una burbuja en la que no sepa lo que hay en el entorno cercano. Que sí, que mi abuela se cruzó con la primera mujer negra con más de 80 años cuando vinimos a vivir aquí, pero estos tiempos son muy diferentes, así es que no ganamos nada cerrando los ojos a esta realidad. Dices tú que tu hija tiene una amiga china y no la ves ni extranjera. Mi cuñada es de Ecuador y no ando yo pensando en que no nació aquí cada vez que la veo (vamos, con lo buena persona y mejor mamá que es).

      Yo querría acertar a la primera, y no tener que cambiar a mi churumbelita de colegio hasta el instituto, pero tú dices como mi madre, que hay tiempo para rectificar sin traumas, sobre todo a estas edades tempranas.

      • Responder
        Marigem
        25 marzo, 2015 at 20:15

        Jajajaja, pues oye, igual pongo post de respuesta a otros blogs,jajajaja. Lo del insti…es que 12 años son muy pocos, yo empecé con 14 y sí que estaba más o menos encarrilada pero con 12,uffff.

        • Responder
          Planeando ser padres
          25 marzo, 2015 at 23:08

          Yo aspiro a encarrilarla antes. Porque además, si elegimos colegio público, como es nuestra intención, no nos va a quedar más remedio.

  • Responder
    Sara (Dos Rayitas)
    25 marzo, 2015 at 09:41

    Pero qué previsora eres y qué exagerada es la gente!!!! 17 colegios y a todos le ponen falta??? Mae mía menos mal que estás tú ahí para poner serenidad al asunto!!!!

    • Responder
      Planeando ser padres
      25 marzo, 2015 at 12:11

      Previsora no ¡que me moría de nervios pensando en un panorama tan malo! Nada, serenidad puesta y tema desdramatizado. El año que viene seguiremos comparando con toda la tranquilidad del mundo (o eso espero)

  • Responder
    marifififi
    25 marzo, 2015 at 09:45

    Yo he pasado hace bien poco por esta tesitura y tenía claro que colegio público, como Pocofifi y yo. Me han hablado muy bien de los tres que hay cerca de casa, así que no he tenido mucho problema. Sigo pensando que la clave esta en el maestro, no en el centro, así que cruzaremos los dedos.

    • Responder
      Planeando ser padres
      25 marzo, 2015 at 12:18

      Aquí nos hemos criado los dos en colegios públicos (andaluces y catalanes) y creo que no presentamos taras reseñables. Así es que mi bichilla se podrá educar dignamente en cualquiera de los que hemos visto (menos en uno, que todo hay que decirlo). Lo de acertar con el maestro sí que es una lotería.

  • Responder
    anitasuperstarr
    25 marzo, 2015 at 10:09

    impaciente estoy para leer la saga! una pregunta, ¿estás en Bcn capital? para saber cómo encuadrar más tus impresiones…
    feliz miércoles!!

    • Responder
      Planeando ser padres
      25 marzo, 2015 at 12:21

      No, el Pueblucho Infernal es un pueblo grande, muy indrustrializado, muy feo y con mucha inmigración cercano a Barcelona, pero no estamos en la capital.

  • Responder
    pequeboom
    25 marzo, 2015 at 10:38

    Pero por qué lo tienes que buscar tan pronto???

    • Responder
      Planeando ser padres
      25 marzo, 2015 at 12:22

      Porque la gente es muy alarmista y creí que no encontraría ninguno digno ¡pero los hay a patadas!

  • Responder
    Crisnasa Blog
    25 marzo, 2015 at 10:49

    Yo tuve claro que cole público. Mi hijo ni está bautizado ni comunión ni nada y no quería un cole concertado religioso. Sólo había uno laico en la zona y es más viejo que todos los públicos. Yo quería uno público junto a mi casa que era nuevo y hablaban muy bien. Como mi zona es nueva hay mucho niño y ese año había más niños que plazas -principalmente porque todos los que metieron a sus hijos en la guarde del cole concertado de moda de la zona se habían quedado sin plaza y allí que fueron corriendo-. Haciendo la cola para coger la preescripción me hicieron firmar para que se solucionara el tema porque iban a mandar a los niños sin plaza a una zona lejana y con mala fama. Me asusté y busqué otras opciones. Una amiga tenía una hermana trabajando en un cole público que también me correspondía por zona, era más antiguo pero con buena fama. Allí no hubo problema en conseguir plaza. Luego en el otro público ampliaron plazas, pero con barracones que aún siguen 7 años después. Mi hijo no quiere que le cambie de cole por nada del mundo. Su clase son niños estupendos, al igual que los padres. den mi clase no hay inmigrantes pero en otras sí pero sin ningún problema -a veces son peores los nacionales-. Esta claro que hay cosas mejorables en la educación pública pero estoy contenta con la elección y, lo más importante, mi hijo también.

    • Responder
      Planeando ser padres
      25 marzo, 2015 at 12:28

      Aquí mi bichilla también anda sin cristianar, pero como nos pintaban el panorama tan negro, hasta su padre estaba de acuerdo en que fuera a un concertado religioso por tal de que aprendiera a contar del 1 al 10 y algunas letras del alfabeto (tampoco es que exijamos mucho más, ya ves tú). Que el niño crezca feliz en el colegio que elijamos es lo que de verdad importa. Aunque hay gente que lo que prefiere es alardear del dineral que paga en cuotas y de la cantidad de actividades extraescolares que tienen. Pero no es nuestro caso. Yo aspiro a poder tener plaza en alguno de los colegios públicos que tenemos cerca, más que nada porque aquí la jornada es partida y voy a tener que hacer el trayecto muchas veces al día.

      Adelantar la búsqueda nos ha hecho quedarnos tranquilos durante todo este tiempo que nos queda hasta que escolaricemos a la niña. Pero es que con este tipo de comentarios tan negativos, hubiéramos estado sufriendo durante muchísimos meses. Ahora sabemos que es lo que hay, tenemos nuestras propias opiniones y las barbaridades que se invente el resto de la gente nos la trae al pairo ¡ay, qué a gusto nos hemos quedado!

  • Responder
    Lydia - Padres en Pañales
    25 marzo, 2015 at 10:57

    Lo llamas pueblucho, pero debe ser bien grande!! Aquí solo hay un colegio, es público, y no hay instituto. Al final los colegios son más normales de lo q te habían dicho,no?

    • Responder
      Planeando ser padres
      25 marzo, 2015 at 12:30

      Sí, el Pueblucho Infernal es grande, grande. Pero ahora mismo lo cambiaría por el tuyo para no tener que decidir tanto. Los colegios son una maravilla ¡yo no sé qué exige la gente”

  • Responder
    nosoyunadramamama
    25 marzo, 2015 at 11:00

    Madre mia, qué previsión la tuya!!! Yo es q lo tenia claro y no fui ni a verlo porque lo conozco de toda la vida!! Asi q no puedo ayudar salvo lo q conté en el post hace poco sobre el tema: que los niños no se sientan fuera de lugar!!!

    • Responder
      Planeando ser padres
      25 marzo, 2015 at 12:39

      No quería ser tan apretada con el tema,pero aquí no tenía referencias de los colegios porque no me he criado aquí, y las que me han dado no tienen nada que ver con la realidad de la enseñanza pública. Leí tu post sobre este asunto, y algunos puntos son muy acertados (nivel económico, distancia del propio barrio para jugar con amigos, etc.)

  • Responder
    La agenda de mamá
    25 marzo, 2015 at 11:15

    A mi lo que me preocupa son los resultados académicos a largo plazo y que tengan un proyecto respetuoso con los peques, pero imagino que el estres llega en los grupos de 3 años porque muchos escolarizan a esa edad aún prefiriendo esperar hasta los 6 que es cuando es obligatorio por el tema de las plazas. Pues ya nos contarás que yo aún no me he puesto al lio 🙂

    • Responder
      Planeando ser padres
      25 marzo, 2015 at 12:42

      Claro, es que con 3 años aspiras a encontrar el mejor colegio para que pueda hacer ahí toda la etapa de primaria. Lo que cuentan son los resultados, pero con 3 años poco podemos exigir, aparte de que jueguen en un entorno seguro y con una maestra que sea buena persona y con paciencia. No me imagino cómo lo tendrá la gente que se espera hasta los 6 años para encontrar plaza digna ¡tiene que ser una locura!

  • Responder
    Mamá También Sabe (@mamatambiensabe)
    25 marzo, 2015 at 11:41

    Lucia, te admiro y te felicito por empezar ya a ver las cosas y no dejar que llegado el momento te veas abocada a tomar decisiones a la ligera. Ojalá y todos los padres y madres empezaran desde antes a “entender y asimilar” que la escolarización es una gran decisión en la crianza y la educación de nuestros hijos. Los ingleses por ejemplo, cuando se van a casar o a comprar una casa, la buscan en función del tipo de escuela que quieren para sus hijos… ya ves, hasta en eso son meticulosos. A mi me parece una sabia decisión, la verdad.

    Esto de ser padres y madres es para toda la vida, y a veces, se nos olvida que superado el puerperio vienen otros retos, y que cada edad tiene lo suyo; mucho ánimo que seguro que viendo el panorama desde ahora, les será mucho más fácil tomar las decisiones acordes.

    Un abrazo

    • Responder
      Planeando ser padres
      25 marzo, 2015 at 12:52

      Ya ves, la mayoría de gente piensa que el papá de mi bichilla y yo somos más apretados que un chotis por haber adelantado un año la decisión, pero es que la tranquilidad con la que vivimos desde que hemos empezado a ver colegios por nuestra cuenta y conociendo de primera mano la situación que hay en este pueblo ¡eso no esta pagado! Es que son muchos años en un mismo colegio (si todo va bien) como para tomar la decisión a la ligera. Los ingleses nos aventajan en muchas cosas,así es que podríamos imitarlos en este apartado (aunque luego manden a sus churumbeles de viaje a las playas españolas y se desaten de mala manera olvidando todos los modales). Creo que tenemos muchas buenas opciones cerca de casa ¡creo que va a resultar más fácil de lo que ns habían contado!

  • Responder
    Una mamá muy feliz
    25 marzo, 2015 at 14:42

    Ayyyy que no llego!!! nosotros echamos la prescripción el primer día de plazo y es que tengo el colegio enfrente de casa, colegio que antes nadie quería porque hay muchos gitanillos y ahora, desde que hace 5 años lo pusieron bilingue, hay tortas!!! yo no creo que tengamos problemas, ya sabes aquí se asignan por cercaní, pero por si acaso…
    Por otra parte estoy teniendo un problemón con esto del colegio, ya os contaré en un post, no quiero adelantar nada hasta que no vea como van las cosas.

    • Responder
      Planeando ser padres
      25 marzo, 2015 at 22:03

      Eso es una suerte. Tengo que seguir contándolo pero justo el que tenemos más cerca de casa es el que menos nos ha gustado (da mucha penita y bastante depresión). El que más nos gusta, le ha pasado eso: antes era de los más viejos del pueblo tenía malas instalaciones y mala fama pero lo han construido de nuevo y ahora es una belleza. Y el equipo de maestras que hemos conocido un encanto. Ya leí en uno de tus posts alguna insinuación acerca de que tenéis complicaciones y que ya contarías (nos dejas siempre intrigados pero espero que se solucione pronto).

  • Responder
    Mi SuperBaby
    25 marzo, 2015 at 14:58

    Anda que menudo susto me diste cuando leí que ibas a las jornadas de puertas abiertas de los coles. Pensé, ¿pero esto hay que mirarlo con tanta antelación? Y me entró el pánico jajaja. Mi peque también entrará en septiembre de 2016 y la verdad que me ha venido bien el susto, llevamos poco tiempo viviendo en la zona y no teniamos ni idea de que colegios habian cerca, así que hemos mirado referencias de varios coles cercanos a casa y hay varios públicos con buena pinta y estamos un pelin más tranquilos. Pero el año que viene ya te contaré que seguro que la búsqueda de colegio me da para varios posts jejeje.

    Los de tu pueblucho son muy exagerados o tiquismiquis, no? Porque si al final os han parecido bien los colegios a lo que habéis ido, no sé que buscan los demás…

    • Responder
      Planeando ser padres
      25 marzo, 2015 at 22:06

      ¡Jajaja! Ya me acuerdo de tus comentarios sobresaltados. No te preocupes, si no te han dado esas pésimas referencias que recibí yo seguro que tendrás cerca más de una opción buena. Yo tampoco entiendo qué pide la gente. Verás que en los próximos posts comparo públicos y concertados de los que hemos ido visitando y no hay grandes diferencias entre unos y otros. Para que que quieren que con 3 años el churumbel ya les llegue a casa con el título universitario en la mano, porque si no de verdad que no veo dónde está el fallo de estos centros.

  • Responder
    mirefugiovirtual
    25 marzo, 2015 at 15:09

    Yo te juro que me DESCOJONO. La gente es tan sumamente absurda que no sabe cómo tocar la moral.
    Hazme caso. Elige lo que a tí te guste. Escoge el colegio que te parezca mejor a tí. Si te equivocas, ya rectificarás.
    El que haya inmigración es un hecho, y bajo mi punto de vista, es beneficioso.
    Me carcajeo ampliamente de aquellos que piensan que los niños extranjeros van a ralentizar el ritmo de la clase.
    Para eso está el profesorado ¿no? Digo yo!. O a caso cuando nosotros estudiábamos no teníamos niños que por distintos motivos no seguían el ritmo? Pues sí. Y eso a mi no me impidió recibir una educación normal.
    La interculturalidad siempre es buena. Al menos ese es mi parecer.
    Se aprende mucho y sobre todo promueve la apertura de mentes, que muy a mi pesar, escasea en este país de pandereta.

    No te agobies chiquilla! Lo que hagas bien hecho estará!.
    Besinos.
    Gloan.

    • Responder
      Planeando ser padres
      25 marzo, 2015 at 22:13

      Descuida que te haré caso. De verdad que el tema nos había preocupado mucho porque no teníamos ni una sola buena referencia de los colegios públicos de la zona. Habiendo tanta variedad, a mí me parecía increíble, pero me asustaron tanto que ya me veía pagando por un concertado sí o sí, y encima en pánico por si me asignaban uno público en esas condiciones que me decían.

      Tras esta primera toma de contacto está claro que lo que le molesta a la gente es el tema de la inmigración en los centros públicos. Y lo que es peor, que se creen que sus churumbeles ya vienen de serie con un nivel intelectual superior al de los niños extranjeros ¡tócate lo que no suena! Que resulta que los españolitos de a pie somos descendientes de algún superhéroe muy dotado. Desde luego, cuando yo estudiaba había niños españoles muy desinteresados que la liaban en clase. Pero por lo visto si el tocapelotas es inmigrante la gente lo ve con peores ojos.

      Además, que viendo el nivel de inmigración que hay en el Pueblucho Infernal es que hay que aprender a convivir con ellos sí o sí. Si no tiene amigos extranjeros en el cole, los conocerá en el parque, o en la biblioteca, o andando por la calle. No veo yo dónde está el gran drama. Yo creo que decidiremos bien, una escuela pública, y a esperar tener un poquito de suerte para que nos toque la que más nos gusta.

  • Responder
    Segundos Pasos
    25 marzo, 2015 at 15:31

    Yo creo que en lo primero que me fijaré es en la profesor/ra que le toque… creo que todo es cuestión de la persona con la que esté. los colegios tienen sus normativas y sus procedimientos pero los que los aplican son los profesores. por la experiencia de amigos profesores, todos hacen hincapié en lo mismo! de todas maneras cuando me toque, me pondré las pilas!

    • Responder
      Planeando ser padres
      25 marzo, 2015 at 22:19

      Tómatelo con tranquilidad. Yo me he agobiado por adelantado, pero el sufrimiento me ha durado unas pocas semanas y ya ha vuelto la calma. Las maestras parecían todas agradables (menos la de un colegio, donde todo el profesorado parecía estar al borde del suicidio o la depresión).

  • Responder
    La mama fa el que pot
    25 marzo, 2015 at 15:42

    Creo que has hecho bien para poder ir a ver los coles con tranquilidad porque en mi caso me generó mucho estrés poder combinar los días de visita de los coles con el trabajo y pensé que ojala hubiera empezado a visitar el año anterior.

    Mi experiencia de este año es que la gente suele exagerar mucho sobre lo mal que están los coles que no han escogido para sus peques (supongo que para reafirmar que el suyo es el mejor).

    Yo tenía claro que quería un colegio público. Yo pese a los recortes creo en que la educación pública es de calidad y que los profesores influyen mucho en que el colegio este bien. Además los concertados que tengo cerca de casa son todos religiosos y eso no va conmigo que no estoy bautizada y la peque tampoco.

    Después de visitar casi todos los coles de mi barrio puedo decirte que cualquiera de ellos está bien y que ir a verlos es clave ya que la gente cuenta de todo y luego cuando vas a verlos te das cuenta que no todo es tan malo.

    Finalmente lo que nos hizo decidir el colegio fue el hecho del tipo de enseñanza. Nos hemos decantado por un colegio público que está cerca de casa y que trabaja por proyectos, respetando los ritmos de los niños, sin deberes ni exámenes.
    A mi me parece una gran escuela y tiene mucha demanda pero también he escuchado gente que habla mal de este cole por el tema de que luego a ver como se adaptan los niños o yo que se.

    La clave como ya he dicho creo que es ir a ver los coles y también hablar con padres que lleven los niños allí para ver su experiencia.
    Y luego cruzar los dedos en el caso que no tengas puntos extras para tener suerte en el sorteo

    Ya nos contarás el año que viene por cual te has decidido.

    • Responder
      Planeando ser padres
      25 marzo, 2015 at 22:37

      Aquí la mayoría hacían jornadas de puertas abiertas durante el fin de semana,pero justo el que tenemos más cerca de casa era siempre en horario laboral, y claro, el papá de mi bichilla también quería opinar sobre el tema (no es para menos). Al habernos adelantado, hemos valorado unos pocos este año, seguiremos el próximo y creo que lograremos tomar la decisión con tranquilidad.

      Por lo que cuentas, tu experiencia es prima hermana de la mía. La gente me hablaba fatal de todos los públicos, de todo el pueblo, y resulta que tras verlos, menos uno que de verdad está abandonado a su suerte, el resto son perfectamente válidos. Aquí casi todos trabajan ya por proyectos, sin deberes, ni libros que llevar a casa (mira, lo de los exámenes no lo hemos preguntado). Yo no conozco a niños escolarizados en los colegios que me gustan. Igual debería esperarme un día a la salida de clase e interrogar a algunos (me tomarán por loca y perderé puntos para cuando se haga el reparto de plazas, ya verás).

      Puntos extras no tengo por nada de nada. Mi esperanza está en que el colegio que más nos gusta, tenía muy mala fama hace 20 años,y por desconocimiento la sigue arrastrando. A ver si así nadie más apunta a sus churumbeles y nos lo quedamos enterito para nosotros. A mí aún me quedan muchos meses así es que de momento ¡te deseo toda la suerte para conseguir la plaza que quieres para tu peque!

  • Responder
    MamaUniversitaria
    25 marzo, 2015 at 15:47

    En mi caso y siempre he ido a colegio privado. Mi marido es de colegio público. Y mi peque, excepto que pase algo distinto al colegio le tocara ir al público del pueblo. Lo de la inmigración personalmente me parece una tontería de la gente, y si yo me encontrara con padres así, sacaría a mi peque de uno de eso colegios porque desde luego no quisiera que a mi hijo le lleguen semejante comentarios tan tontainas! A mi me encantaría que mi peque pueda entrar en contacto con distintas culturas. Además hoy discriminan por inmigrante y quien te dice que mañana no sea tu hijo al que estos padres discriminen por cualquier otro motivo absurdo? Pues por esa razón yo s esa gente la discrimino… Pero por idiotas.
    Yo también creo que lo importante es la calidad del maestro y el sentido comun que tenga quien lo dirige. Personalmente me gustaría estén en mi misma línea de valores, no me agobia la parte que se puede aprender de un libro, pero si me agobiaría si algún día me viene El Niño contando que en el colegio discriminan o algo así.

    • Responder
      Planeando ser padres
      25 marzo, 2015 at 22:42

      Nosotros vamos a intentar luchar por una plaza en un colegio público cueste lo que cueste. Yo tampoco entiendo ese rechazo a los niños inmigrantes, que además ya hasta han nacido aquí. El papá de mi bichilla dice como tú, que antes prefiere alejar a la niña de estas familias racistas que de las extranjeras, porque con esos pensamientos nada bueno nos van a aportar. Sobre todo, con 3 años, que la maestra sea un alma caritativa y bondadosa es clave. Yo no quiero que mi bichilla me vuelva todos los días amargada al colegio. Leyendo y haciendo cuentas pero hecha una pena de criatura. No sé si podremos conocer personalmente a los maestros del primer año, aunque algunos hemos visto ya y la verdad es que la primera impresión ha sido muy buena. Si luego resultan ser brujas camufladas ¡tendremos que huir de allí!

  • Responder
    Amatista
    25 marzo, 2015 at 16:12

    Está claro que es una de las decisiones más importantes que hay y que hay que pensarlo con tiempo. Aunque creo que tienes bastante margen para elegir.
    Yo también vivo en un ‘pueblucho’ cerca de Barcelona y me asombra un poco lo que cuentas. Por suerte, la gente de mi pueblo, que estará cerca del tuyo, no habla tan mal de los coles y he oído pocos comentarios acerca del origen de los niños. Claro que hay gente racista y que no mezclaría a sus hijos con extrangeros ni en broma, luego hay gente que no lo tienen claro, hay gente que les da igual y otros que los llevan al público y que les encanta que conozcan niños de otras culturas. Y tan contentos. Oye, que por suerte no todos son pijos camuflados.
    Creo que lo importante como padres es tener claro qué queremos para nuestros hijos y a partir de ahí buscar. No todos los padres quieren lo mismo así que aconsejar es hablar por hablar.
    Y lo que diga la gente, pues como con todo, hay opiniones para todo. A mucha gente, que no a toda, les encanta opinar y dramatizar. Ya es cosa nuestra el dejarnos llevar o confiar en nuestra propia intuición.
    Algo que creo que si que nos puede ayudar es hablar con maestros/as, educadores/as, que si sepan como es el día a día y los principales problemas o ventajas de cada cole. Y si puede ser en confianza mejor. Yo tengo amigas que son maestras y cuando llegue el momento, por supuesto, les preguntaré a ellas para orientarme.

    • Responder
      Planeando ser padres
      25 marzo, 2015 at 22:53

      Ahora ya estoy convencida de que tengo muchas opciones, y todas buenas, pero hace unas semanas lo veía todo muy negro. Yo sí he descubierto que vivo rodeada de pijos (racistas) camuflados. Oye, y son gente que aojo vienen de familias de lo más humilde y que no sé de dónde le han venido esas ínfulas de grandeza para considerar que sus bichillos son superiores a los de los extranjeros. ¡Es que casi me da un pasmo al descubrir que esta es la razón que se esconde detrás de esas malas críticas y de las preferencias por los centros concertados!

      La gente es muy dramática (y yo demasiado despreocupada) por lo que se han juntado ambos extremo y me ha causado semejante estrés. Yo aspiro a que mi bichilla vaya al colegio contenta, que aprenda lo normal, a su ritmo, que no me la estresen con deberes, que pase las horas en un entorno agradable, con docentes dedicados y que se apasionen por su trabajo ¿será mucho pedir? ¿Será poco? Al final he seguido el consejo de una amiga maestra que no ha trabajado en estos colegios pero que ya me abrió los ojos respecto al tema de la inmigración y de que realmente las instalaciones de los públicos no tienen nada que envidiar a los concertados.

  • Responder
    srajumbo
    25 marzo, 2015 at 16:36

    Me encanta el post! Se puede decir más alto pero no más claro. Yo es que a parte ya de que en mi pueblo solo haya un cole, no me preocupa nada de las instalaciones, de si tienen pizarras electrónicas y mucho menos de si hay extranjeros. Y en la clase de mi hijo, a la que entrará el año que viene, hay 7 niños. 4 son extranjeros y 3 de España. Pero como bien dices, son niños que conocemos aquí desde bebes, que se crían juntos, que hablan español casi mejor que yo, y que no creo para nada que vayan a ralentizar a los demás. También ha habido toda la vida niños de España que no estudiaban un carajo y que tenían menos nivel y no se quejaba nadie.
    Para mi lo principal es la maestra que le toque. Y la conozco, y se que va a estar en muy buenas manos. Y luego la proximidad, y lo tengo a 100mt así que tengo mis necesidades cubiertas jaja.
    Me falla que hubiera preferido uno con uniforme pero bueno, tampoco pasa nada 🙂

    • Responder
      Planeando ser padres
      25 marzo, 2015 at 22:59

      A veces pienso que me hubiera gustado tener menos posibilidades para elegir, porque la toma de decisión hubiera sido mucho más fácil. Sin embargo, ahora que los hemos visto en persona, me alegro de tener tantas opciones porque todas son buenísimas. También es normal que haya más niños extranjeros, porque las madres españolas cada vez parimos menos ¿cómo van a estar las escuelas llenas de niños nuestros si no los hemos traído al mundo antes?

      La maestra no la podremos elegir, pero las que hemos conocido este año en las jornadas de puertas abiertas eran todas primas hermanas de Mary Poppins, con una sonrisa y un buen carácter que parecían ideales. La proximidad es fundamental para mí, pero justo el colegio que tenemos más cerca es el único realmente pésimo de todos los que hemos visto. Lo del uniforme aún no lo he preguntado en ninguno. ¡Para el año que viene tendré deberes!

      • Responder
        srajumbo
        26 marzo, 2015 at 14:18

        Exacto! Aquí las mamás extranjeras tienen cada una 3 niños, y las que somos de aquí tenemos uno, algunas dos.. Es lógico que nos superen jaja. Lo del uniforme me mola por no estropear si ropa, por no perder tiempo eligiendo que ponerle etc. Yo lo tuve y siempre me gustó, pero vamos que tampoco es imprescindible. Está al lado de casa, las profes son majas, que más se puede pedir jeje.

        • Responder
          Planeando ser padres
          27 marzo, 2015 at 13:29

          A mí me gusta lo del uniforme (en uno de los centros concertados me llegaron a decir que hay que lavarlo los miércoles y los viernes ¡jajaja! Me parto con la forma en la que lo organizan todo para meterse hasta en el día en el que se pone la lavadora en tu casa). Yo nunca lo tuve pero me parece muy práctico por lo que comentas y porque así se evita comparaciones entre niños que vistan mejor o peor, con ropa más o menos cara. Todos igualitos.

  • Responder
    Maternideas
    25 marzo, 2015 at 16:54

    Yo también tenía ganas de empezar a mirar el tema de colegios (mi hijo también empezaría el cole en septiembre de 2016) al final no nos inscribimos a jornadas de puertas abiertas ni nada, así que tendremos que hacerlo el año que viene. Pero estoy segura que colegio publico, concertado o privado dan lo mismo si los padres no se involucran en la educación de sus hijos. Vamos que al cole tan pequeños van a pasar el rato y divertirse (además de aprender lo de siempre) pero la educación en casa y el apoyo de los padres es fundamental (no digo que los padres han de hacerle los deberes). El tema inmigración, pues que quieres que te diga. Soy colombiana, mi marido italiano, nuestro hijo “catalán”. En casa hablamos castellano, italiano e inglés. Mis sobrinos son “gringos”, los hijos de mis primos son mexicanos, alemanes, así que ya ves… jajajaja ciudadanos del mundo!

    • Responder
      Planeando ser padres
      25 marzo, 2015 at 23:07

      Nosotros nos hemos colado a traición en las jornadas de este año.Bueno, sin engañar a nadie, porque no requerían inscripciones previas y nosotros ya íbamos diciendo que no era para escolarizar a mi bichilla este años (vamos, que a ojo ya se veía que la niña es pequeña), pero aún así no nos han puesto problemas e incluso nos han dicho que hacemos bien en anticiparnos tanto. La misión de los padres creo que es clave, y también las inquietudes del niño, porque si es mal estudiante dará igual que lo lleven de la mano en un centro privado, si no se la pega antes se la pegará en la universidad, o el día que encuentre un trabajo. La inmigración no nos preocupa,pero hija, resulta que para el resto del pueblo es el problema principal. Por cierto ¡no sabía que eras colombiana! Conozco a una chica de Medellín, que ayuda a mi madre con mi abuela y oye ¡a veces nos cuesta entender su español! Habla muy deprisa y con cantidad de vocabulario que no conocemos.

      • Responder
        Maternideas
        8 abril, 2015 at 16:37

        Pues yo soy de “Cartagena de Indias” y te aseguro que no hablo para nada parecido a la chica de Medellin.. Yo soy “costeña” y ella “paisa” 🙂 preguntalé y verás.

        • Responder
          Planeando ser padres
          9 abril, 2015 at 14:23

          Tuve una compañera en la universidad que era del mismo sitio que tú, y te aseguro que hablaba completamente diferentes. Eso sí ¡muy deprisa también!

  • Responder
    Cuestión de madres
    25 marzo, 2015 at 18:09

    Aquí se empiezan a preocupar casi antes de quedarse embarazadas… ¡¡¡están locas!!! y bueno, en mi entorno todas son del gremio “pijo” y por supuestísimo tenían que ir al mejor concertado de la ciudad y es que ellas sí que quieren los mejor para sus hijos… claro, yo soy una #malamadre y lo llevo al público porque quiero que mi hijo sea un garrulo integral en el futuro… pero bueno, corramos un tupido velo.
    Lo dicho, mis hijos van a colegio público, con calefacción, aire acondicionado, pizarras digitales en todas las aulas, una gran variedad de extraescolares, no sale con moratones ni traumas… eso sí.. una cosa que echo de menos es mayor multiculturalidad (en la clase del mayor que en la de la pequeña somos de casi todas partes del mundo) fíjate tú, al contrario que mucha gente 😉
    Un besazo y estoy deseando leer todas las anécdotas que han surgido de esta experiencia 😉

    • Responder
      Planeando ser padres
      25 marzo, 2015 at 23:14

      Esa es otra excusa que no me gusta. Lo de que como quieren lo mejor para sus hijos hay que pagarles un colegio concertado o privado. Me parece una chorrada bastante grande. Yo creo que mis padres me querían bastante y me llevaron a un colegio público del que guardo el mejor recuerdo posible. Eso es lo que busco para mi bichilla: un aprendizaje de cuestiones básicas para ser autónoma en la vida y un buen ambiente para empezar a relacionarse con niños de su edad. Pero la gente busca… no sé ¿qué buscan para un niño de 3 años? No quiero generalizar, porque puede que haya zonas verdaderamente conflictivas, en las que los centros públicos no den la talla, pero de lo que a mí me contaron a la situación que he visto con esto dos ojitos miopes que la naturaleza me ha dado ¡hay un trecho enorme de mentiras y exageraciones! Seguiré informando, ya verás qué de cotilleos cuento.

  • Responder
    tuamadridyyoabarcelona
    25 marzo, 2015 at 20:26

    Pues si tu eres previsora, imaginate nosotros que aun ni estamos intentando tener niños y yo ya estoy convenciendo a mi marido de que lo mejor, visto el panorama educativo actual y con mi experiencia docente, es que yo eduque a nuestros cabestros (así los llama él) en casa. Por el sistema educativo y porque mi maridin no tiene horarios ni semanas normales, y para ser nosotros los que marquemos el ritmo. Mis opciones son homeschooling o colegio con curriculum extranjero o colegio sin deberes y muy hippie jejejeje ¡Nosotros sí que lo vamos a tener chungo!

    Al final, creo que todos los colegios dependen mucho de su profesorado y su dirección, más que de si tienen pizarras digitales o si usan libros (yo soy anti tecnología para Infantil y Primaria, pero sé que cualquier colegio que se precie tiene pizarras y iPads y WiFi en todos los pabellones y moderneces varias). Vamos, que por muy moderno que esté el colegio, si su sistema es arcaico porque los profesores no han sabido adaptarse, malo. Yo, más como ex-docente que como madre te aconsejo que primero valores los métodos educativos. Por ejemplo, si en Inglés su método es “inmersión total” en vez de “comer gramática” pues mejor que mejor.

    Un beso y ya nos contarás más adelante todo lo que has aprendido con esta búsqueda y decisión final.

    • Responder
      Planeando ser padres
      25 marzo, 2015 at 23:20

      Calla insensata, eso de educar a mi bichilla en casa me lo llegué a plantear yo. Sobre todo porque como no es obligatorio que la escolarice hasta los 6 años, creí que me podría saltar la guardería (esto creo que sí lo voy a lograr) y los 3 primeros años del parvulario. Pero ya se me echó la gente encima, empezando por el papá de mi churumbelita. Me tomaron por loca, por hippy contraria al sistema. En fin, que tal como me vino esta idea se me fue. Ahora, veo que si me esperase hasta los 6 años, lo de encontrarle plaza en un centro público queme agradase seria aún más complicado (casi imposible te diría yo). Y lo del homeschooling perpetuo no acaba de convencerme (en el fondo soy muy tradicional, no te quiero engañar).

      Eres la primera a a que escucho renegar de la tecnología ¡si aquí la gente está dispuesta a pagar de más en un colegio concertado sólo para que todo estos trastos pululen por las aulas! En cuanto al tipo de enseñanza, aquí sí se han modernizado mucho. Nada de libros ni deberes para casa, inglés en inmersión total desde los 3-4 años (dependiendo del centro), con mucho Montessori por todas partes… Seguiré algunas semanas más hablando del tema, e intentando que la gente que aún no ha pasado por la experiencia de ponerse a buscar el mejor colegio no desespere como me pasó a mí durante algunas semanas.

  • Responder
    Mama Puñetera
    26 marzo, 2015 at 00:04

    Lo tuyo es un trabajo de investigación en toda regla!
    Yo este año paso palabra, el año que viene ya me calentaré la cabeza. Aun así, por zona solo me gusta un colé y es concertado, así que ya veremos si llegado el momento nos la cogen allí o no. Que odisea esto de los coles!

    • Responder
      Planeando ser padres
      27 marzo, 2015 at 12:28

      Bueno, me va a dar para una tesis el tema de los colegios. Oye, por lo menos ya tienes uno que te gusta, aunque sea concertado. Mi problema era que los desconocía todos y las opiniones eran tan malas que pensé que ni siquiera pagando lograría algo decente. Y ahora resulta que hasta los públicos me han dejado maravillada.

  • Responder
    Annabel Verneda
    26 marzo, 2015 at 13:06

    Ahí, si es que eso da para una sección de todo un año! 😀 Yo ya te contaré el día 7 que vamso a sorteo y va a ser un DRAMA

    • Responder
      Planeando ser padres
      27 marzo, 2015 at 13:21

      No mujer, si casi todos los casos acaban en sorteo ¡mucha suerte para V. y que le toque el mejor colegio!

  • Responder
    ¡Sorteo! Etiquetas para ropa y objetos Ludilabel
    17 abril, 2015 at 07:01

    […] sabéis que me han entrado las apreturas con el tema de buscar el mejor colegio para mi bichilla y claro, una cosa lleva a la otra y me he topado de frente con la existencia de […]

  • Responder
    Buscar el mejor colegio (VIII) La preinscripción
    13 mayo, 2015 at 07:00

    […] tranquilidad con la que hemos llevado la búsqueda este año (después de los miedo iniciales por las opiniones de la gente) seguro que se queda a la altura de una babucha cuando nos plantemos en el momento de hacer la […]

  • ¿Quieres añadir algo? ¡Comenta!