Crianza

El primer diente de mi bichilla

Primer diente de un bebé

El primer diente de mi bichilla ¡ayyyy!

No, no creáis que se ha pasado 16 meses sin dientes mi churumbelita, pero este es otro de esos temas que tenía pendientes, y que si me sigo descuidando nos hubiéramos plantado en la llegada del Ratoncito Pérez a esta casa sin haber contado primero cómo se inició esta historia. La pediatra nos decía que la salida del primer diente tiene lugar entre los 6 y los 12 meses. Hay casos extraordinarios de bebés que nacen con dientes (para flipar con los primeros días de lactancia, oigan) y otros que se retrasan más allá del año (muy cómodo para la lactancia pero un coñazo para la introducción de los sólidos). Mi bichilla decidió expulsar el primer ejemplar dental al exterior al cumplir los 7 meses. Desde los 4, ya estaba la gente aficionada a la sabiduría popular, prediciendo la salida del primer dientecito: si la niña lloriqueaba porque quería teta, era por los dientes, si se desvelaba de la siesta, era por los dientes y si no quería que una maruja la toqueteara, era por los dientes. Si decía que no se le veía inflamación en las encías, ni padecía otras molestias, daba lo mismo: aún no se veía nada porque los dientes estaban enraizando. Y eso por lo visto duele mucho pero a ojo no se puede ver. El caso es que como primeriza, a mí el primer diente me pilló por sorpresa.

1. El descubrimiento. Andaba yo dándole una mijita de yogur a mi bichilla cuando noté que la cuchara rozaba con algo en esa boquita preciosa. Pensé, que como mala madre y peor cocinera que soy, lo mismo habría sido capaz de dejar algún hueso en el puré y que la niña andaba rumiándolo en la boca. Pero no ¡oh, milagro! En una de esas veces en las que iba sacando la cuchara del yogur, lo vi. Una puntita blanca y reluciente en la parte inferior derecha boca. Entusiasmo máximo y corriendo a llamar por teléfono a mi madre para saber qué medidas tomar a partir de ese momento. Como si un diente fuese a cambiar en algo el transcurso de la crianza.

2. Síntomas. Ya digo que nosotros no hemos notado síntomas extraños en el comportamiento de mi bichilla a raíz de la salida de los dientes. Ni inflamación en las encías, ni dolor, ni siquiera hemos tenido que recurrir a mordedores para aliviarla. Ella ha actuado de una forma muy natural, lo que me ha hecho creer en esa corriente que mantiene que la salida de los dientes no duele, y que es otro invento moderno, igual que el de los cólicos del lactante (cosa que tampoco hemos vivido en esta casa). A toro pasado, sí recuerdo que por aquellas fechas mi bichilla hacía más presión sobre el pezón al darle el pecho, y tuvo alguna que otra irritación del culete. Porque esta niña no ha usado babero tampoco. Ella se traga todas las babas que genera, y sí puede que con la saliva de los dientes esta fuese más abundante, o algo más ácida, y le provocase escozor en la zona del pañal. También empezó a colechar con nosotros toda la noche a raíz de este primer diente. Pero no puedo achacar este cambio directamente a la dentición, ya que igual se ha debido a otros cambios propios del proceso madurativo de mi bebé.

3. Beneficios. Los dientes le han salido muy ordenaditos: primero los dos centrales de abajo, después los dos centrales superiores y a continuación los dos incisivos de abajo y de arriba. Y así sigue, con los mismos 8 dientes desde los 9 meses y sin atisbo de ninguno más. Para el tema de la comida y el desarrollo de la alimentación complementaria ¡tener dientes mola mucho! Porque ella misma puede manejar los alimentos, ponérselo en la punta de la boca y mordisquearlos a su antojo. Por eso ¡echo en falta más dientes! Es que esta niña es ansiosa, se mete cantidades industriales de comida en la boca y con esos dientecitos sólo en la parte frontal no se apaña bien para devorar todo lo que querría. Si le saliera alguna muela yo creo que se me criaría definitivamente sola.

4. Daños colaterales. El único disgusto que me he llevado con la salida de los dientes ha sido en relación a los mordiscos que he recibido durante la lactancia. He seguido trucos y consejos de todos los colores para que mi bichilla entendiese que no está bien morder la teta que le da de comer, pero a pesar de negarle momentáneamente el pecho y ponerme seria cando lo hacía, tardó 2 meses en entender el mensaje. Ya os lo conté en uno de mis posts sobre la historia de mi lactancia, así es que no os lo repetiré hoy. También ha aumentado nuestra preocupación en el tema de las caídas, porque sobre todo al principio de salirle los primeros dientes, aunque todavía gateaba, daba la sensación de que todos los golpes se los daba en el mismo sitio, y siempre salía una mijita de sangre por haberse clavado el diente en el labio.

Como casi todo en esto de la maternidad, el tema de los dientes tampoco lo hemos vivido como un drama en esta casa. Sé que hay gente que cuenta historias para no dormir relacionadas con esta etapa del desarrollo de los bebés, pero aquí os dejo mi visión, para que veáis que todo puede transcurrir sin alaridos ni retorcimientos de dolor. O esta niña es indestructible o cualquier quejido de los bichillos los achacamos a un problema dental. ¿Cómo fue vuestra experiencia con los primeros dientes? ¿Duelen más la salida de las muelas o los colmillos que el de estas primeras piezas? Espero que ahora no se me complique todo con los dientes que quedan por llegar (que son muchos).

Esto te puede interesar

61 Comentarios

  • Responder
    Maternideas
    26 marzo, 2015 at 07:21

    Al mio le salió el primer diente la noche de San Juan! Lo recuerdo perfectamente porque él estuvo llorando toda la noche y los perros asustados perdidos con los petardos! Así que esa noche nadie durmió! Ahora mismo le están saliendo los colmillos y pobre no encuentra como aliviar el dolor, se mete cualquier objeto en la boca. Miedo me dan las muelas! :O

    • Responder
      Planeando ser padres
      27 marzo, 2015 at 12:30

      Ya sospechaba yo que quizás otras piezas dentales molestasen más con la salida que los que tiene mi bichilla. Porque como digo, de momento no le he notado nada raro según le han ido saliendo los que ya tiene. Veremos a ver cuando lleguen las muelas y los colmillos.

  • Responder
    Mama Puñetera
    26 marzo, 2015 at 07:35

    Pues aquí estamos estancados en 5 dientes con 17 meses y pico. Y ni rastro de nada mas! Que ganas tengo de que le salgan mas dientes, la pobre parece una vieja mareando la comida en la boca hasta deshacerla.
    Yo si pienso que la dentición duele, pero también creo que como en todo cada niño es un mundo y cada uno tendrá un rango de dolor diferente. Aquí hemos tenido de todo, babas, culo irritado, encías inflamadas, lloros en mitad de la noche con las manos metidas en la boca. Menos mal que esta el apiretal! Jajaja

    • Responder
      Planeando ser padres
      27 marzo, 2015 at 12:32

      Veo que lo de estancarse en alguna etapa también es frecuente. Si duele, mi bichilla tiene que ser indestructible, porque de verdad que no hemos notado molestias ni cambios en la forma de comportarse, ni fiebre, ni nada que nos indicase que los dientes pudieran estar haciendo de las suyas. El culete irritado sí que lo ha tenido, pero nunca sé si es porque se nos ha pasado el rato con la caca sin quitar o por el tema de que saliva más. Y de recurrir a medicamentos nada de nada.

  • Responder
    Marta
    26 marzo, 2015 at 08:26

    Nos alegramos cuando les sale el primer diente, y esperamos expectantes cuando notamos que alguno se le mueve, para preparar la visita del Ratoncito…

    • Responder
      Planeando ser padres
      27 marzo, 2015 at 12:33

      ¡Uy el Ratoncito! Me queda tan lejos. Aunque ahora he visto una serie de puertecitas y vinilos para preparar su llegada que ya me han entrado ganas de comprar.

  • Responder
    Raquel Osoa
    26 marzo, 2015 at 08:26

    Me gusta mucho como cuentas hasta las cosas más cotidianas, es un placer leerte a estas horas de la mañana. Gracias por sacarme una sonrisa.
    En cuanto al tema de los dientes, en mi casa también lo llevamos muy bien. Ninguno de los dos bichos tuvo muchas molestias a pesar de que parece obligado por la sabiduría popular.
    Ahora es cuando nos están llegando los quebraderos de cabeza con el mayor y su ortodoncia. ¿Alguién sabe qué puedo hacer para que no se lo quite?

    • Responder
      Planeando ser padres
      27 marzo, 2015 at 12:49

      ¡Jajaja! Es que como andaluza, soy muy exagerada y de cualquier cosa saco tema para rato. Trato de no dramatizar mucho (pero se me escapa solo). Me alegro de conocer más casos de niños que no han sufrido con los dientes. Si los que le quedan por salir a mi bichilla siguieran este ritmo, se me convertiría en un tiburón sin traumas. Mi marido empezó con la ortodoncia con 28 años, porque en niños es una lucha constante.

  • Responder
    Mama Blogger
    26 marzo, 2015 at 08:29

    Mi peque ya tiene muchísimos dientes y si te digo la verdad no ha estado ni más alterada ni con dolores ni nada de nada!!! Y con la mayor tampoco recuerdo que lo pasara mal, sólo alguna vez que se tocaba la boca pero nada más. He tenido suerte en este tema, jejejeje!!!

    • Responder
      Planeando ser padres
      27 marzo, 2015 at 12:49

      A ver si no va a ser cuestión de suerte, sino de que de verdad esto de la salida de los dientes no duele… ¡yo ya no sé qué creer!

  • Responder
    Cristina Madre Autónoma
    26 marzo, 2015 at 08:56

    M tampoco lo pasó fatal con los dientes, hasta que llegaron las muelas. Tiene dos, de momento y fueron dos noches de muy mal dormir, así que yo pensaba como tú, que el dolor de dientes era mentira pero, o coincidió que pasó otra cosa esa noche o si no, la única explicación son las muelas

    • Responder
      Planeando ser padres
      27 marzo, 2015 at 12:51

      Claro, yo hablo de mi experiencia con los 8 centrales, porque son los únicos que tiene mi bichilla y no ha sido un proceso traumático. Con las ganas que yo tenía de muelas ¡ahora ya no sé qué pensar! Lo pero es esa incertidumbre, de no poder asegurar si el dolor es por la salida de los dientes o por otras causas que se juntan en ese mismo instante.

  • Responder
    mirefugiovirtual
    26 marzo, 2015 at 08:57

    Pero vamos a ver ¿Qué pasa, que la gente tiene historietas negativas para absolutamente todas las etapas del crecimiento de un bebé? Estamos literalmente «pa encerrar».
    Y lo peor no es que nos cuenten historias para no dormir, lo peor es que muchas se dejan influenciar…

    Cuando leí el párrafo de los daños colaterales del diente de tu mofletuda… creeme, se me quitaron un poco las ganas de ser madre. Es algo a lo que temo por demás. Esa zona de mi cuerpo es demasiado sensible y no se cómo reaccionaría si me muerden jajajajajja.
    Un beso guapa.

    Gloan.

    • Responder
      srajumbo
      26 marzo, 2015 at 19:35

      jajajaja tia..mirame a mi, dando teta al becerrito de casi tres años y ni un mordisco!!! …es planeando, que la provoca y claro, la bichilla la muerde.

      • Responder
        mirefugiovirtual
        26 marzo, 2015 at 19:37

        Ah vale!!! Que es culpa de la madre… jajajajajajaja que morro tienes

        • Responder
          srajumbo
          26 marzo, 2015 at 19:49

          claro, ¿de quién si no? jajajaj

          • mirefugiovirtual
            26 marzo, 2015 at 19:50

            Del padre Sra Jumbo. Siempre es culpa del padre

          • srajumbo
            26 marzo, 2015 at 19:58

            Cierto, al menos en mi caso.Pero es que no tengo el placer de conocer al padre de la bichina así que le toca pagar a la madre!

      • Responder
        Planeando ser padres
        27 marzo, 2015 at 13:34

        ¡Jajaja! Si yo soy una santa. ¡Que la provoco dice! Oye, lo pasé mal ese par de meses. Menos mal que todo se supera.

    • Responder
      Planeando ser padres
      27 marzo, 2015 at 12:53

      Ya lo verás cuando te toque vivirlo en tus carnes. Todo es dolor y sangre. Aquí los dientes no han dolido, y tampoco hemos tenido cólicos del lactante. Ahora, lo de los mordiscos en la teta sí me ha pasado, durante un par de meses y he visto las estrellas. Pero ojo, que no te tiene que pasar a ti, Que hay churumbeles que nacen enamorados de las tetas de sus mamás y ni por asomo se le ocurren este tipo de perrerías. Sin embargo, a la mía le gusta eso de morder la teta que le da de comer. Si te muerden reaccionarás mal, pero al final te acostumbras y ellos entran en razón (antes o después).

  • Responder
    marifififi
    26 marzo, 2015 at 09:09

    En mi caso, y a pesar de que la sabiduría popular llevaba anunciando su salida desde los 3 o 4 meses, el primer diente no apareció hasta los 11 (ya nos la imaginábamos desdentada, jejeje). Y fue como la tuya, ni dolor, ni molestias ni nada de nada. En unos meses se le lleno la boca de dientes y casi ni nos enteramos! Besicos

    • Responder
      Planeando ser padres
      27 marzo, 2015 at 12:55

      ¡Jajaja! Sí que patinaron en un montón de meses. Me gusta que las muelas y los colmillos tampoco le molestasen al salir, porque es lo que dicen que suele fastidiar más. A ver cómo sigue avanzando la mía, que de momento se ha quedado estancada.

  • Responder
    Esther
    26 marzo, 2015 at 09:11

    Por aquí andamos con 19 meses y 16 dientes y creo que la mayoria le molestaron, pero los que más los colmillos. Dice la gente que son los peores, nose. A ver si termina ya con las cuatro muelas que le faltan! Que llevamos un tiempo estancados y no se atreven a salir jejeje

    • Responder
      Planeando ser padres
      27 marzo, 2015 at 12:57

      ¡Muchos dientes son esos! Mi bichilla se ha estancado con 8 dientes, pero por lo menos no le ha dolido ninguno. Las muelas sí las echo en falta porque es muy glotona y sólo con los dientes delanteros no se puede gestionar sólo para todo lo que quiere engullir.

  • Responder
    Aprendiendo a Ser Mamá
    26 marzo, 2015 at 09:39

    pues hija mía, eres de las afortunadas… yo sí que viví los cólicos del lactante hasta los 2 meses del peque, y luego la salida de los dientes… madre mía… Al mío se le hincharon las encías muchísimo, y fui viendo como poco a poco iba saliendo el diente… bueno, los dientes, porque le salieron los dos primeros a la vez. Dolía sólo de verlo. Pero la cosa no quedó ahí, no. Luego decidieron salirle los 4 dientes de arriba de golpe. ¡Hala! Y pensé que las muelas no serían mucho drama, porque ya estaría más acostumbrado… ¡Ja! Me río en mi cara. Al pobre las muelas le han dolido y mucho. De repente ver que le chorrea sangre de la boca, y yo pensando «pero si no se ha caído ni dado ningún golpe!», abrirle la boca, y ver un cacho carne colgando de la encía y unos picos asesinos asomar (te puedo asegurar que me mareé de la impresión que me dio), y mientras sangre a chorros… Lo ha pasado mal, muy mal. El culito rojito, babas que le han acabado afectando al estómago y le han hecho quitarle el apetito y vomitar con frecuencia, y ese ansia viva por morderlo todo como si no hubiera un mañana… Y los mordiscos a la teta… que varias heridas me dejó!
    Te puedo decir que eres muuuy afortunada. Este con 18 meses ya tiene las 4 primeras muelas, y los 8 dientes, y ayer ya rompió encía el primer colmillo, y vienen los otros 3 empujando con fuerza… Y está el pobre de un carácter… ¡Dios llévame pronto!

    • Responder
      Planeando ser padres
      27 marzo, 2015 at 13:08

      ¡Vaya cuadro que has vivido! Yo es que ni siquiera le he notado las encías inflamadas antes de la salida de los dientes (o será que me he fijado poco y como no se quejaba no he andado indagando). ¡Y sangre! Eso es que no me lo hubiera imaginado nunca. La rojez en el culete, ya digo que no sé si achacarla a momentos puntuales de la salida de los dientes o a cambios de pañales tardío,pero tampoco han sido heridas dramáticas y con una aplicación de crema puntualmente se ha solucionado. Ya no sé si seguir deseando que lleguen las muelas o quedarnos como estamos, con estos 8 dientes indoloros. Que le sea leve los que le quedan.

  • Responder
    marigem
    26 marzo, 2015 at 09:40

    Pues los míos de los dientes ni se enteraron, en cambio las muelas si que les dieron algo de guerra, pero en unos días se pasa.
    Mi hija fue rarita porque le salieron prontísimo, con un año tenía muelas y todo, pero no se le caían y para poner la ortodoncia(que por desgracia le tocó) tuvo que sacar algunos porque con 12 o 13 años tener dientes de leche tiene tela. Conclusión, la gente se rompe la cabeza por todo, si salen pronto, tarde, duele, no duele. Hay que desdramatizar y actuar sobre la marcha.
    El pequeño tardó más en la dentición que su hermana y tenía algún diente de leche torcido, los dos de abajo, dando lugar a toda clase de teorías y opiniones, pues los definitivos los tiene de anuncio, va a la facultad y nunca llevó ortodoncia ni tiene ningún empaste. Nada, así que tiempo al tiempo y fuera preocupaciones.

    • Responder
      Planeando ser padres
      27 marzo, 2015 at 13:11

      Yo tuve un tío con un colmillo de leche hasta los 18 años. Los 8 que tiene mi bichilla se ven parejitos y derechos, pero no sí si esto influirá en la dentadura definitiva. Porque por cuestión genética tiene variedad donde elegir (yo los tengo parejitos y monos y nunca he llevado ortodoncia, y su papá tenía un atropello de dientes curioso, que necesitó ortodoncia de mayor). Yo sólo quiero que no duelan para no tener malas noches de no dormir y que se pase los días sufriendo. Si le siguen saliendo como hasta ahora, es que no nos vamos ni a enterar.

  • Responder
    Sylvia - Ejecutiva & Mamá
    26 marzo, 2015 at 10:11

    Yo también soy víctima de la sabiduría popular. Mi suegra lleva anunciando que «está con la boca» desde que tenía dos meses. Y ahora con 7 meses y medio ni rastro. Si que es algo que me preocupa porque estoy mal acostumbrada a que duerma 10 horas del tirón y ando al acecho de cualquier síntoma.
    Como dice mi madre, más vale pasarlo que pensarlo.

    • Responder
      Planeando ser padres
      27 marzo, 2015 at 13:13

      Di que sí, no lo pienses y no te preocupes por adelantado. Igual le pasa como a mi bichilla y no os enteráis de nada. Lo que nunca sabré es si el sueño se le estropeó a raíz de la salida de los dientes o por otras causas. ella no ha necesitado ni mordedor, ni babero, ni paracetamol ni nada porque todos le han salido de una forma muy natural y nada dramática. Ahora lleva algunos meses de parón, pero ya veo que hay muchos casos similares, así es que seguiremos esperando a que salgan todos cuando toque.

  • Responder
    Un Papá en Prácticas
    26 marzo, 2015 at 10:54

    jajajajaja Con el título me has acojonado 😀 A Maramoto el primero le empezó a salir sobre los cinco-seis meses, no recuerdo exactamente. ¡Vaya momentazo!

    • Responder
      Planeando ser padres
      27 marzo, 2015 at 13:15

      No te asustes tanto, que algunos se plantan en el año y medio sin ningún diente ¿cómo lo harán para comer sólidos? Si a mí ya me faltan las muelas de mi bichilla para que ella se gestione mejor por sí misma. Pero preocupante no es.

  • Responder
    cosetesdemarta
    26 marzo, 2015 at 10:54

    Pues mira a mi sobri el mayor cuando le empezaron a asalir, que era verano, le aliviaba mucho morder un ciruelo, jajja
    Se lo sujetábamos y lo iba mordiendo poco a poco.
    A los mordedores nunca les hizo caso

    Un Besazo gigante!!

    • Responder
      Planeando ser padres
      27 marzo, 2015 at 13:16

      ¡Jajaja! Yo compré uno de esos que se meten en la nevera para que se enfríe el agua que llevan dentro pero ni lo miró. Ella era de morderme la tea cuando le tocaba comer y nada más.

  • Responder
    La agenda de mamá
    26 marzo, 2015 at 12:01

    Yo lo apunté porque tengo memoria de pez y aunque con las cositas de la peque intento mantenerlas almacenadas «a salvo» en mi cerebro, las fechas me bailan… No quiero ni pensar dentro de unos años!!! :_(

    • Responder
      Planeando ser padres
      27 marzo, 2015 at 13:19

      ¡Jajaja! ¿Tampoco has contado todavía en tu blog la salida de los dientes de Miss L.? Yo sí lo he recordado de memoria, y si le hubieran dolido ¡seguro que lo recordaría aún mejor!

  • Responder
    mamaenbulgaria
    26 marzo, 2015 at 12:16

    Yo nunca he podido relacionar la mala leche infantil o la irritación del culito con la salida de los dientes, pero bueno hay muchas teorías. El mío pequeño acaba de echar las últimas muelas, aunque aviso, para que no te sorprendas como yo, que hacia los 4-5 años le salen otras 4 muelas al fondo. Yo no lo sabía y menudo susto..

    • Responder
      Planeando ser padres
      27 marzo, 2015 at 13:20

      Teorías hay para hartarse. Como no he notado nada especial (ni siquiera lo del culete lo puedo achacar directamente a los dientes) me he subido al carro de la que sostiene que la salida de los dientes no duele. Si hubiera detectado todas estas molestias que se describen ¡sería del bando contrario! Sí que me quedan años que esperar a todas las muelas.

  • Responder
    Mamá de V
    26 marzo, 2015 at 12:25

    La corriente de «los dientes no duelen» contra la de «pues a la mía le daban casualmente décimas de fiebre siempre que salían» otra gran lucha en la sobra de la maternidad xD

    • Responder
      Planeando ser padres
      27 marzo, 2015 at 13:21

      Estamos peleando a cada paso. A mi bichilla creo que no le han dolido, pero ¡a saber! Con lo bruta que es igual no ha dado signos visibles.

  • Responder
    Mi SuperBaby
    26 marzo, 2015 at 15:57

    Tu bichilla gana a la mía en dientes, con 19 meses solo tiene 6. El primero le salió con 11 meses y ahora lleva bastante tiempo estancada. Sobre el dolor, no sé que decirte, pero las peores noches que hemos pasado han coincidido con salida de dientes. No sé sí sería dolor o molestia, eso sí fiebre no ha tenido.
    Aunque lo peor de los dientes, como bien argumentas, no ha sido la salida, han sido los bocados que me daba y da en el pezón. Antes era más frecuente y ya le podía decir lo que fuera que pasaba de mí, le hacía gracia y seguía haciéndolo, tu bichilla será menos tocanarices que la mía y le costó solo dos meses… Ahora la verdad es más bien alguna vez cuando se duerme que me hace una llave diente- pezón que no hay manera de sacar.

    • Responder
      Planeando ser padres
      27 marzo, 2015 at 13:33

      Ya sabes que no pasa nada. Si le han comenzado a salir tarde quizás dure un poco más este proceso. Eres de las mías, y hemos sido nosotras las que hemos sufrido el dolor de la salida de los dientes en nuestras propias tetas mas que en las encías de nuestros churumbeles ¡ay, cómo somos! ¡Sólo 2 meses! A mí se me hicieron eternos, porque la gente decía que explicándole con cariño que eso le dolía a mami, retirándole la teta momentáneamente cada vez que mordiese, eso lo entendería en unos días ¿Cuántos días? Muchísimos para mi gusto. Y como a ti, mi bichilla se reía, le hacía una gracia enorme morder y verme la cara de sufrimiento y tardó mucho en dejar de hacerlo. Ahora reincide de vez en cuando, pero jugando, ya no es tan doloroso como lo fue durante esos meses.

  • Responder
    churrusi
    26 marzo, 2015 at 16:36

    El mio fue muy prematuro en cuestión dentil, le salieron los dos de abajo con 4 meses, y los 4 de arriba todos juntos con 6, luego los otros dos de abajo a los dos meses, al año le salieron las 4 muelas de golpe, y a los 14 meses los 4 colmillos. Con 9 meses me mordía bastante, y me daba miedo ponerlo al pecho, pero con los gritos que pegaba, al final entendió que eso dolía. Yo no había notado nada especial de que le doliera los dientes, pero si mas baba de lo normal, el mio la echaba toda fuera, así que el culito lo tenía intacto. Pero si decirte que con las muelas, y sobre todo, con los colmillos, por las noches se despertaba gritando, y yo creo que era de eso, porque gritaba de dolor. Pero a tu bichilla no tiene porque pasarle, que se ve que fuerte y aguanta todo, jeje. Besos!!

    • Responder
      Planeando ser padres
      27 marzo, 2015 at 13:36

      A mi sobrinita también empezaron a salirle con 4 meses, y por eso había teorías de todo tipo acerca de lo pronto que le saldrían a mi bichilla para seguir sus pasos. Como si ser primas influyera en la cuestión dental. Yo no le he gritado cuando me mordía ¡a ver si era esa la clave! Mi churumbelita es que no expulsa babas, todo se lo traga, y claro en el pañal no se notaba nada extraño, y como por la boca no le chorreaba… ¡no sé que decir! Ojalá las muelas y colmillos lleguen también de forma silenciosa e indolora.

  • Responder
    srajumbo
    26 marzo, 2015 at 19:38

    Pues no me acuerdo de cuando salió el primero (pero lo tengo apuntado eh) solo se que le salieron ya todos seguidos y al año ya tenia todos menos las muelas. Y también se que el primero vino con unas cuantas molestias y lloros y al final me dejé aconsejar por una amiga que había recurrido a la homeopatía y ya de los demás no me entere. En cuanto a los mordiscos…eso es porque eres mala pieza jaja, a mi no me ha mordido ni una vez, y créeme que tiene dientes de sobra y a estas alturas ha tenido mil oportunidades. Ahora por hablar, esta noche me muerde seguro!

    • Responder
      Planeando ser padres
      27 marzo, 2015 at 13:44

      ¡Sí que fue rápido lo de los dientes con tu ¿Jumbito? (no sé si le llamarás así :P)! Mira que decirme que soy mala pieza ¡la asalvajada es mi criaturita! Que no niego que yo tenga culpa por criarla a lo loco, pero no creo que haya hecho méritos para que me mordiese así. Ya me dirás si te mordió a noche, porque la mía incluso antes de que le saliese el primer diente ya iba haciendo sus pinitos presionando con las encías. ¡Me estaba aviando de lo que estaba por venir.

      • Responder
        srajumbo
        27 marzo, 2015 at 18:00

        sii,fue muy rápido la verdad,yo ni me había enterado hasta que fuimos a la revisión del año y la pediatra dijo que ya tenía todas las piezas salvo las muelas.
        Aceptamos Jumbito ajajaj o como dice él: Pumbo

        • Responder
          Planeando ser padres
          28 marzo, 2015 at 08:11

          Calla niña, tanto hablar de dientes y anoche descubrimos que le están saliendo dos muelas. ¡Y yo diciendo aquí que estaba estancada!

          • srajumbo
            28 marzo, 2015 at 11:32

            Ay se me olvidó decirte.. Que no me mordió jajaj. Yo soy tan pero tan mala madre, que no se cuando le salieron las muelas…

          • Planeando ser padres
            29 marzo, 2015 at 16:14

            Calla que después de escribir este post resulta que le he visto 2 muelas despuntando…

          • srajumbo
            30 marzo, 2015 at 00:35

            Juas… Si es que no nos fijamos!

  • Responder
    yderepentesomos3
    26 marzo, 2015 at 21:13

    A Morlita empezaron a asomarle los serruchitos a los 8 meses y ahora con 14 tiene casi fuera ya los ocho incisivos. La verdad es que no hemos notado mucho lo de los dientes, tampoco ha sido de baberos ni mordedores aunque parece que ahora que le están saliendo cuatro de golpe está durmiendo peor, aunque puede ser pura coincidencia o como he leído por ahí que empiece a soñar activamente, es todo un intríngulis!!

    • Responder
      Planeando ser padres
      27 marzo, 2015 at 13:57

      Lo del sueño activo también me cuadra más con lo que le pasa a mi bichilla.Porque ha tenido algunas noches en las que se desvelaba llorando,pero seguía dormida y lo que costaba hacerla despertar para que se calamase. Y en eso no creo que influyan los dientes.

  • Responder
    clauminera
    26 marzo, 2015 at 21:55

    Por desgracia, si, las muelas y colmillos si les molestan más (o al menos a mi bichin, que le han salido a la vez 2 muelas y 2 colmillos y ya despuntan los otros). Con los dientes apenas notamos nada, pero con esto, despertares en la noche, meterse tanto la mano que acaba vomitando….lo bueno, dura un par de días y listo, a esperar a que empiece de nuevo con otra pieza.

    • Responder
      Planeando ser padres
      27 marzo, 2015 at 13:58

      Oye, pues si se me complica la situación de aquí en adelante, pero se pasa el malestar en un par de días, tampoco será tan grade el despropósito. Lo de los vómitos ya me gusta menos ¡con lo que se mancha todo! Ay, ahora ya no sé si querer que le salgan las muelas o vivir otra temporada pacífica en este aspecto.

  • Responder
    Caminawer
    27 marzo, 2015 at 23:11

    Mi peque si que ha pasado malas noches por los dientes, con un año tenía todos los dientes y las 4 muelas, y era una odisea para dormir,se despertaba muchas veces de noche. y épocas en las q no paraba de morder lo que pillaba y con menos apetito también hubo. A partir de ahí ya duerme muchísimo mejor, y come bastante mejor que antes. Pero ya sabéis cada niño es un mundo y gente pesada siempre hay 😉

    • Responder
      Planeando ser padres
      28 marzo, 2015 at 08:16

      Claro es que tener todos los dientes con un año tampoco es algo frecuente ¡si nos dijeron que podría ser normal que no le saliera ninguno hasta pasados los 12 meses! Me alegro de saber que tras el fin de esta fase el descanso y la alimentación han mejorado. A ver si por lo menos el sueño se le enmienda algo a mi bichilla, aunque no sé si tendrá relación directa.

  • Responder
    Arusca
    29 marzo, 2015 at 09:37

    Pues aquí la salida de los dientes pasó sin pena y sin gloria en los tres. Quizás al Peque se le irritó algo el culillo, pero poco más. Yo tampoco tengo historias para no dormir relacionadas con los dientes.
    Por decir algo, diré que al Mayor le notamos algo más inquieto con la salida de los colmillos, que al parecer, son los que más duelen al salir. Pero poca cosa más.
    La línea general con mis tres hijos es darme cuenta de que ya les habían salido los dientes o les faltaba poco. Con eso lo digo todo, jejeje… 😉

    • Responder
      Planeando ser padres
      29 marzo, 2015 at 16:33

      Pues si mi bichilla sigue así, creo que va a seguir los pasos de tus churumbeles. Es un alivio que no duela tanto (o nada) porque tenía perspectivas muy poco alagüeñas sobre este tema.

  • Responder
    Lou
    2 abril, 2015 at 09:33

    Yo tampoco he tenido «serios» problemas con la salida de dientes de ninguno de los tres, quizá más salivación, pero poco más; imagino que dependerá del niño.
    De hecho, con el primero nos dimos cuenta de que le salió el primer diente e incluso le hicimos fotos (reportaje en libro digital incluido) ¡¡todo un acontecimiento!!… con el segundo, un día nos encontramos el diente ahí -¡mira, a Guille le sale un dientecito ya! (y seguimos con nuestras vidas)… y con la tercera (¡qué lástima!) no recuerdo siquiera que fuese algo comentado, imagino que sí diríamos algo de que el salía un diente, pero vamos, que no lo recordamos ninguno de los dos.

    • Responder
      Planeando ser padres
      2 abril, 2015 at 11:15

      ¡Jajaja! Me parto con esa tercera hija y sus dientes sin reconocimiento. Ya ves, yo ni con mi bichilla he echado las campanas al vuelo y si no llega a ser porque la cuchara del yogur iba raspando con algo, hasta el primer mordisco en la teta ni me hubiera enterado de que había un diente asomando por ahí. Y justo escribí este post, diciendo que se me había quedado estancada con el nacimiento de los dientes ¡y resulta que tiene 2 muelas asomando también! Creo que debo mirarle en el interior de la boca más a menudo, que es hija única y no tenemos excusa.

    ¡No te cortes, deja un comentario!

    La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos es para gestionar los comentarios que realizas en este blog. Legitimación: Al marcar la casilla de aceptación, estás dando tu legítimo consentimiento para que tus datos sean tratados conforme a las finalidades de este formulario descritas en la política de privacidad. Como usuario e interesado te informamos que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de Webempresa Europa S.L., con domicilio social en Madrid, C/ Almagro 11 6º 7ª 1 C.P. 28010 España. El hecho de que no introduzcas los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podrá tener como consecuencia que no pueda atender tu solicitud. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en info@planeandoserpadres.com así como el Derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de privacidad y cookies que encontrarás en el menú del blog.