Para mamá

Probamos la copa menstrual Lily Cup de Intimina

Copa menstrual Lily Cup de Intimina

Copa menstrual Lily Cup de Intimina ¿mona, eh?

Bueno, lo de probamos es un decir, porque en esta casa la única que anda con el equipamiento básico para usar copas menstruales soy yo. Y como ya os conté hace unos días que la menstruación la menstruación  ha hecho acto de presencia en este cuerpo tras 27 meses de desaparición, me he lanzado a probar la copa menstrual Lily Cup de Intimina. Lo primero que debo confesar es que cuando descubrí la existencia de estos artilugios, lo primero que pensé es que eran una guarrada, nada higiénico y que nunca, jamás en la vida, me engañarían a mí con semejante trasto. Claro, es mucho más limpio introducirte un tampón que absorbe sangre y todos los fluidos corporales que pilla, que puede producirte un síndrome de sock tóxico y que ha sido blanqueado con cantidad de productos químicos agresivos. O usar una compresa dejando que la sangre salga de tu cuerpo, que se deposite en este paño (antiguamente natural y de algodón, pero ahora de plástico por todas partes y con potingues insanos para evitar malos olores) y rezar para que no se desparrame a su libre albedrío. Sí, ese era mi pensamiento hace unos años. Pero justo antes de quedarme embarazada, pase por una racha malísima de infecciones de orina, que curiosamente siempre se producían justo después de haber acabado con la regla. Me hicieron pruebas para descartar una malformación en la uretra, problemas renales y demás, y me dijeron que mientras no tuviera más de 6 episodios al año (con lo que duelen) no se consideraría algo crónico. Entonces llegó el embarazo y me olvidé de todo, pero con mi nueva situación actual no he dudado en dar el paso a la copa menstrual.

1. Malos recuerdos. El día que vi que me había vuelto la regla ni siquiera pensé que podría tratarse de eso. Lo primero que pensé fue que tendría alguna enfermedad grave e incurable ¡tantos meses de espera dan para un olvido completo de lo que implica menstruar! Y luego lo tuve claro, dadas mis malas experiencias anteriores y lo mucho que me había informado durante el embarazo y mi reciente maternidad acerca de las copas menstruales, yo tenía que darle una oportunidad a este invento. He leído experiencias geniales en muchos blogs y yo quería que la mía fuese una más. Porque la verdad es que nunca he tenido periodos dolorosos, ni muy abundantes, ni con mayores inconvenientes, pero el tema de las infecciones me ha hecho padecer mucho y en repetidas ocasiones, con lo cual estaba abierta a dar una oportunidad a cualquier novedad.

2. ¿Por qué Lily Cup de Intimina? La copa menstrual con la que me he iniciado ha sido Lily Cup de Intimina. Y la he elegido por dos motivos. El primero es que anteriormente tuve la oportunidad de probar su ejercitador de suelo pélvico Kegel Smart y me pareció una idea genial; sus bolas de Kegel que tienen un tacto y un diseño súper cómodo y claro, puestos a meterme en berenjenales con innovaciones sobre copas menstruales, no tuve dudas acerca de que quería confiar en la Lily Cup de Intimina. Y el segundo motivo por el que la escogí ¡es porque es rosa! Llamadme superficial, o lo que queráis, pero ya estoy cansada de que existan tantas cosas de primera necesidad en tonos neutros y como de hospital. ¡Alegría en casa hasta para cuando te venga la regla!

ventajas copa menstrual Lily Cup Intimina

Cómo funciona la Lily Cup de Intimina ¡y también existe en un modelo plegable!

3. Mi primera experiencia ¡y olé! Yo estaba muy motivada con mi copa menstrual, pero no soy nada moderna y algunas reticencias tenía. Por ejemplo, aunque es muy fácil de colocar, temía no saber hacerlo bien y que hubiera escapes indeseados. Por lo que en este primer periodo me he paseado con la copa mentrual y con un salvaslip por si las moscas. No se ha escapado nada, de lo que deduzco que soy muy mañosa o que realmente es muy simple de utilizar. Se inserta con facilidad, no se nota absolutamente nada mientras la llevas puesta y yo he tratado de vaciarla cada 12 horas. Como mi flujo no es muy abundante, con esta frecuencia he tenido de sobra, y la copa no estaba a punto de desbordarse al hacer el vaciado. Pero esto tiene que valorarla cada una según sea su menstruación. Para sacarla hay que hacer fuerza con el suelo pélvico, más o menos como si quisierais parirla, y saldrá sin dificultad. Pero si os obcecáis en intentar extraerla tirando simplemente de su extremo externo la cosa se os complicará mucho. Para algo tenéis músculos vaginales que os ayudarán en la operación.

4. A tener en cuenta. Una cosa fundamental, en la que insiste mucho mi madre, además del manual de instrucciones de la Lily Cup de Intimina, es que hay que tener una higiene muy buena para usarla. Lavarse las manos antes de ponernos a manipular la copa menstrual y los bajos, y también lavar la copa con agua y jabón. Aunque podréis iros a la calle y volver a casa antes de necesitar vaciarla, yo me he acostumbrado a llevar encima un minibote con jabón por si me pilla una emergencia fuera de casa. Que no ando yo nada confiada en los baño públicos.

Claro, ahora que la he conocido, la copa menstrual ha llegado a mi vida para quedarse. Porque si en esta primera vez me ha ido genial siendo inexperta en su uso, no creo que en el futuro se me vaya a fastidiar la experiencia. Eso sí, ahora tengo mis ojitos puestos en otro modelo de Intimina que es una copa menstrual plegable. Porque así podría tener esta en casa y llevar la otra en el bolso para poder usarla desde el primer momento en que la menstruación haga su aparición mensual. ¿Habéis probado las copas menstruales? ¿Qué tal os ha funcionado el invento? Nunca pensé que la maternidad me cambiaría hasta la forma de afrontar de nuevo la menstruación.

Esto te puede interesar

62 Comentarios

  • Responder
    mamaenbulgaria
    30 abril, 2015 at 08:28

    Bueno, ya sabes que yo soy súper fan de este invento desde que lo probé hace unos meses. Tengo mi post sobre la copa menstrual guardadito en la recámara para alguna semana que vaya justa de tiempo y no me dé la vida para publicar, pero como espere mucho, media blogosfera habrá escrito ya sobre esto y parecerá que os copio a todas.
    Me alegra que te haya parecido útil, este artilugio te cambia la vida! 🙂

    • Responder
      Planeando ser padres
      30 abril, 2015 at 10:21

      Lo sé, lo sé. Pues publícalo mujer, que a todas nos viene bien conocer buenas experiencias para atrevernos a dar el paso. Yo lo he estado pensando más de 2 años, desde el embarazo hasta ahora, y como todas seamos así de indecisas… Yo creo que sí va a ser una mejora importante para afrontar cada visita mensual.

  • Responder
    nosoyunadramamama
    30 abril, 2015 at 08:53

    Jaja, me ha encantado lo del color rosa!!Pues ya lei las maravillas a Jade en su blog y me convenció! Asi q tú me reconvences 😉

    • Responder
      Planeando ser padres
      30 abril, 2015 at 10:22

      ¡Sí! Matrona online publicó sobre el tema de las copas menstruales hace tiempo y creo que su testimonio fue uno de los que más me marcó para atreverme a dar el paso. Y en cuanto al color ¡es que es tan alegre!

  • Responder
    Marigem
    30 abril, 2015 at 09:14

    Hola!!!! Yo no me he animado, pero confieso que llevo tiempo pensando que los tampones son un veneno por las mismas razones que nos das, y claro, en esta casa pasamos todo el verano de playa y piscina y los usamos, y las compresas, tal como lo cuentas son para morir de asco. Para describir cosas escatológicas eres buenísima,jejejeje.
    La verdad es que no sé que hacer, lo de vaciar algo lleno de sangre sé que me va a dar mucho asco(es que no puedo evitarlo) pero lo que hay en el mercado tampoco me convence. Solo me queda esperar una menopausia precoz o algo así porque no veo yo solución.
    Ahhh, y me hace gracia lo de la higiene, estas madres!!!! Aunque no uso copa siempre me lavo muy bien las manos antes de ponerme un tampón o lo que sea, es que me hace gracia lo mucho que insisten,jejeje.

    • Responder
      Planeando ser padres
      30 abril, 2015 at 10:24

      ¡Jajaja! Mira que desear una menopausia temprana antes que darle una oportunidad a las copas menstruales ¡qué cosas tienes mujer! Lo de las compresas y tampones lo tenemos tan arraigados que si todo va bien no nos preocuparnos por cuestionarnos estas cosas relacionadas con lo dañinas que pueden ser para la flora vaginal. Yo soy poco escrupulosa, pero aún así, creo que el vaciado de la copa lo tenemos magnificado en la cabeza. Luego vas deprisa y no es para tanto.
      La higiene es fundamental, pero las madres es que insisten tanto, tanto tanto…

  • Responder
    La mama fa el que pot
    30 abril, 2015 at 09:28

    Pues yo aún no estoy convencida con este artilugio. Una de mis mejores amigas hace años que la usa y está encantada, pero yo tengo reglas muy abundantes y me da miedo que me pille en el trabajo o en medio de la calle teniendo que vaciarla y limpiarla y enguarrarme toda que soy muy patosa.
    Quizás la acabe probando para los días en que ya no tengo tanta cantidad.

    • Responder
      Planeando ser padres
      30 abril, 2015 at 10:26

      Piensa que las que tenemos un flujo normal o escaso,como yo, podemos estar hasta 12 horas sin cambiar nada. Casi todas las mujeres logran llegar como mínimo a las 8 horas. ¡No te enguarrarías mujer! De verdad que la extracción es infinitamente más sencilla de lo que jamás hubiera imaginado. Pero claro, si no te animas a probarla en tus carnes, por muy buenas que sean las experiencias que te contemos poco lograremos hacer.

  • Responder
    Una mamá muy feliz
    30 abril, 2015 at 09:42

    Pues de esto no tengo ni idea, pero me interesa muchísimo, lo que pasa que me echa para atrás no saber que marca, talla…estoy muy animada a probarla, así soy todo ojos!

    • Responder
      Planeando ser padres
      30 abril, 2015 at 10:29

      Yo he probado la de Intimina porque el precio me parecía razonable (35 euros) y porque tengo tantos productos de la marca que me han funcionado bien que ya no me planteé probar otra. Respecto a la talla, está todo bien explicado en su web. Si no has parido nunca de forma vaginal tienes el tamaño A (rosa clarito) y si has parido vaginalmente o tienes el suelo pélvico débil el tamaño B (fucsia) y ya no hay más que saber.

  • Responder
    misuperbabycom
    30 abril, 2015 at 10:27

    Me pasa como a mamá en Bulgaria que tengo un post en la recámara hablando de las maravillas de la copa y al final lo voy a publicar cuando la useis todas jeje. Yo estuve encantada con la copa, cuando volvió la regla tras el parto me decidi y compré una y aun teniendo flujo abundante me fue genial, aunque el primer ciclo me costó un pelín, en el segundo de maravilla. Ahora espero no tener que usarla en mucho tiempo y lo mismo cuando tenga que volver a usarla las hay con wifi y todo, con lo que avanza esto jajaja.

    • Responder
      Planeando ser padres
      30 abril, 2015 at 10:31

      ¡Jajaja! La copa menstrual con wifi sería lo más. Pues yo espero seguir teniendo tan buenas experiencias como tú, porque si en el primer intento ya me ha conquistado, no creo que vaya a retroceder de ahora en adelante.

  • Responder
    nuestrocachorro
    30 abril, 2015 at 10:52

    Y a mi que no me convence… Yo probé otro modelo muy soso y feo jaja comparado con esta tan mona, pero es que me cuesta un triunfo sacarla… Y ni te digo si paso la noche con ella, a la mañana tengo que llamar a los bomberos para encontrarla. Y si te digo la verdad me gusta la idea pero no me convence del todo. Además que siempre tengo acompañante en el wc y bastante tenemos con ir rápido con los tampones

    • Responder
      Planeando ser padres
      30 abril, 2015 at 14:54

      ¿No me digas? Pero ¿te has leído bien las instrucciones? Con acompañante al váter vamos todas ( o casi) pero a mí me ha sorprendido que es mucho más rápido de poner y quitar de lo que imaginaba porque pensaba que necesitaría entrenamiento previo pero qué va ¡es muy fácil!

    • Responder
      Anónimo
      3 enero, 2016 at 19:32

      A mí me pasaba lo mismo hasta que busqué información y descubrí que estaba usando una copa demasiado corta para mí. Cambié a una más larga y….solucionado!! Pruebalo!!

  • Responder
    miestrellita
    30 abril, 2015 at 10:55

    Ya había oído hablar maravilla de ella!! Me la apunto para cuando la indeseable vuelva, que espero que todavía le falte mucho,jejej.

    • Responder
      Planeando ser padres
      30 abril, 2015 at 14:55

      Pues ya conoces a otra usuaria convencida. Entre embarazo y post parto 27 meses sin menstruación y ahora estrenándome en el mundo de las copas menstruales ¡y encantada!

  • Responder
    cosetesdemarta
    30 abril, 2015 at 11:09

    Yo no lo veo y no me gusta. Me lo enseñaron hace unos 4 años en una feria medieval y mi cara de horror lo decía todo, jaja

    Llevar un tapón que hay que vaciar no me gusta nada, jajaja

    A Mr Cosetes le da algo si me ve hacerlo.
    No se mueve cuando deporte?
    Claro, de relaciones íntimas ni hablamos, jjajaja

    Lo de los tintes, etc, estará super controlado al ser un artículo íntimo.
    Yo sigo con mis compresas y la mar de feliz!
    MUackss

    • Responder
      Planeando ser padres
      30 abril, 2015 at 14:58

      ¡Jajaja! ¿En una feria medieval? ¿Pero qué modelo te enseñaron ahí? Y Mr Cosetes no te tiene que ver hacer nada (sinceramente, yo no me he cambiado tampoco compresas ni tampones delante de nadie, no voy a empezar ahora a hacer exhibiciones con la copa menstrual). Deporte no he hecho, sólo empujar el carrito deprisa por la calle, y no se mueve. Y las relaciones íntimas ¡mujer! El tapón y la compresa también te los quitas antes ¿no? Pero si tu sistema ya te funciona y no te sientes preparada para experimentar ¡no pasa nada!

  • Responder
    anitasuperstarr
    30 abril, 2015 at 11:16

    Pues yo no me he atrevido nunca, tengo una regla muy abundante y me da cosa…pero quiero probar!! todas las experiencias de las demás me vienen bien para animarme 🙂

    • Responder
      Planeando ser padres
      30 abril, 2015 at 14:59

      Mi menstruación es poco abundante, pero no creo que haya problemas con la cantidad de flujo. Como mucho habría que cambiarla alguna vez más y listo. Esta mía recoge hasta 32 ml. ¡eso es mucho contenido!

  • Responder
    Walewska
    30 abril, 2015 at 12:05

    Chiqui! Pero tú cómo la sacas? Es más fácil directamente meter el dedo una miaja y romper el vacío y así sí que sale sola del todo 😉 Me encanta que seas del #copateam he de decir 🙂

    • Responder
      Planeando ser padres
      30 abril, 2015 at 15:01

      ¡Jajaja! Me apunto el truco de usuaria experta para la próxima vez. Ya digo que yo sostengo el rabito y hago como que paro ¡y sale sola! He pasado de pensar que esto era un atraso a creer que es el mejor invento para los bajos. ¡Voluble que es una!

  • Responder
    La agenda de mamá
    30 abril, 2015 at 13:35

    Tengo pendiente una serie de post sobre las copas menstruales porque estoy probando modelos de marcas diferentes, pero por recomendación de las asesoras de las propias marcas voy a hacerlo durante un par de meses o tres antes de dar mi opinión (justo Intimina no estuvo interesada en el experimento). Me llamó la atención que el 99% de las opiniones al respecto son positivas y no podía dejarlo pasar! Veo que tu experiencia también ha sido buena, la mía inicial regularcilla gracias al desgarro de grado 2 del parto. A ver si el mes próximo mejora! Ya te contaré

    • Responder
      Planeando ser padres
      30 abril, 2015 at 15:09

      Yo también he leído cantidad de opiniones positivas y dadas mis complicaciones anteriores, estaba deseando hacer el cambio. Ya te digo que sólo he probado un ciclo pero ha sido fácil, ni punto de comparación con lo que yo imaginaba. ¡No sabía que había grados en los desgarros! Espero que también te funcione bien, sobre todo porque vas a tener la oportunidad de probar varios modelos y comparar entre ellos. Yo sólo he probado la Lily Cup de Intimina pero he quedado contentísima.

  • Responder
    Cristina Madre Autónoma
    30 abril, 2015 at 14:02

    Yo todavía no he dado el paso de probar una, básicamente porque tengo un almacén lleno de tampones porque un día en Mercadona estaban de oferta y me lié a comprar paquetes: salían baratísimos. De esto ya hace casi 2 años y todavía me queda mínimo para 12 o 13 períodos más.
    Tengo una pregunta: esa copa es para siempre jamás o hay que cambiarla cada cierto tiempo. Lo digo para hacer cuentas porque si hay que cambiarla cada año, pues en realidad no sale a cuenta (económicamente, digo).

    • Responder
      Planeando ser padres
      30 abril, 2015 at 15:12

      ¡Jajaja! ¿Pero cómo pudiste comprar semejante cantidad de tampones en oferta? (Te pregunta una que e pasó 3 años completos sin comprar detergente de la lavadora porque hice lo mismo por una megaoferta que encontré…) Es que cuando estés en disposición de probarla ¡hasta el invento de la copa menstrual habrá quedado desfasado! Intimina recomienda cambiarla cada 12 meses, pero advierte de que si está bien cuidada este tiempo puede alargarse mucho. Yo sé de usuarias que llevan 10 años con la misma…

      • Responder
        Cristina Madre Autónoma
        1 mayo, 2015 at 08:49

        jajaja, no a ver, es que con el embarazo y el postparto yo estuve casi 15 meses sin necesidad de usar tampones. La cosa es que yo gasto poco porque el flujo me dura cinco días pero tampones solo uso los dos primeros y luego con salvaslip me voy apañando, así que una caja de salvaslip (que también tengo a mansalva) y otra de tampones me dan para 4 períodos. 10 años sí que es ahorro; pero 12 meses no sale a cuenta (si contamos solo el aspecto económico, claro)

        • Responder
          Planeando ser padres
          3 mayo, 2015 at 13:06

          Ay, así explicadito ya no me parece una exageración tan grande, ese acopio de tampones que habías hecho. En mi caso, más que por el ahorro o no, lo que me interesaba era el no seguir padeciendo complicaciones tras cada menstruación. Y ahora que la he probado, también me encanta lo de olvidarme del cambio y hacerlo sólo una vez al día.

  • Responder
    Mamá de Cleo
    30 abril, 2015 at 15:08

    Antes de quedarme embarazada por segunda vez, pensé en usarla, pero la verdad nunca me atreví por que no conocía a nadie que la usara… a ver si con mi nuevo periodo, cuando vuelva, me decido como tu!jejej!

    Un abrazoo

    • Responder
      Planeando ser padres
      30 abril, 2015 at 15:14

      Pues aparte de mi testimonio, busca por internet y verás la cantidad de mujeres que la han probado y han quedado convencidas.

  • Responder
    Aprendiendo a Ser Mamá
    30 abril, 2015 at 16:15

    Ay, yo seré una cagona, pero es que me da miedo y como que no lo veo… Después del desgarro de grado IV que tuve con el parto del peque, me da miedillo, sobre todo la parte de la extracción que dices que hay que hacer fuerzas como para parir?! Ay madre! Además con las reglas tan abundantes que tengo, y lo torpe que soy yo, no sé qué lío puedo organizar en un baño…

    • Responder
      Planeando ser padres
      30 abril, 2015 at 19:16

      ¡No, no es tanta fuerza! Me refiero a que si haces un pujo se ese estilo, empujando con los músculo de la vagina, sale muy deprisa. Y si no ya has visto que otras recomiendan meter un poco el dedo para deshacer el vacío y poder extraerla con facilidad. Lo de la abundancia de regla en principio no es inconveniente. En lugar de cambiarte una vez al día quizás necesites más, pero podrías ir viéndolo sobre la marcha. Y no te asustes mujer, que no es tan engorroso como creemos a primera vista.

  • Responder
    Maternideas
    30 abril, 2015 at 16:36

    Yo me compré una, creo que era la MELUNA o algo así, ya no recuerdo el nombre. El caso es que o no me la sabía colocar bien o tengo reglas muy abundantes porque siempre me manchaba. Y si que la notaba, con lo cual no sé si me equivoqué al comprar la talla? El caso es que después del parto lo volví a intentar y mi suelo pélvico no era el que era y la copa poco a poco se iba saliendo (ya sabía yo que tenía que ponerme más seria con los ejercicios de kegel). En fin.. que me gustaría volver a intentarlo, tal vez compre esta marca, aunque de momento no la voy a necesitar por un buen tiempo.

    • Responder
      Planeando ser padres
      30 abril, 2015 at 19:20

      El estado del suelo pélvico no sé si influirá para que no se salga. Mira que yo no lo tengo muy allá y te aseguro que una vez que está bien colocada no se me va a la copa a ningún sitio sin permiso. En cuanto a las tallas, generalmente hay un modelo para antes de dar a luz y otro para después. Y si el flujo es muy abundante, siempre se usa este segundo modelos (en Intimina es la talla B, la de la Lily Cup que yo tengo). ¡Yo soy otra que tengo los Kegel algo olvidados! Tenemos que concienciarnos mejor acerca de su importancia.

  • Responder
    diana
    30 abril, 2015 at 17:53

    Yo me declaré fan incondicional de la copa menstrual hace tiempo!!! Pero esta rosa me requeteencanta!!!

  • Responder
    srajumbo
    30 abril, 2015 at 20:17

    uys tu y yo ya hablamos de este tema, ya sabes que no me mola mucho jajaja. Una cosa… y cuando vas al baño en un sitio publico ¿como te lo montas? Porque los lavabos suelen estar fuera del wc. Yo es que le sigo viendo unos cuantos inconvenientes aunque no descarto que la acabaré probando..como siempre jaja (culo veo..)

    • Responder
      Planeando ser padres
      2 mayo, 2015 at 21:48

      Calla, es que sólo la he probado en mi primer ciclo y no me he encontrado en esta coyuntura. Pero supongo que la vaciaré el el váter y la higienizaré con papel o algo, sin lavar, puntualmente. Aunque con el morro que yo tengo puedo salir al lavabo y volver ¿me mirarán raro?

      • Responder
        srajumbo
        3 mayo, 2015 at 02:02

        Jaja ¿sabes que es lo peor? Que se que eres capaz.. Y que no me extrañaría que cualquier día nos cuentes tus peripecias en un baño público jajajajaj

        • Responder
          Planeando ser padres
          3 mayo, 2015 at 13:21

          ¡Jajaja! Un día de esto me detienen por escándalo público (y lo contaré en el blog, faltaría más).

  • Responder
    Patricia
    30 abril, 2015 at 23:17

    Yo tengo la mooncup, la uso desde hace un año y encantada de la vida. Me encanta haber descubierto que la sangre menstrual no huele mal y que son la composición de compresas y tampones lo que nos ha hecho creer que somos unas sucias. En baño público sin lavabo dentro la vacío, le paso un poco de papel y para dentro, y luego discretamente a lavarse las manos. Yo sí he tenido algún escape, exactamente igual que con compresas y tampones, pero cosa de poco (porque te días cuenta). Si me pilla fuera, sobrevivo con un clinex plegado y si estoy en casa, pues cambio de ropa interior y ya.

    • Responder
      Planeando ser padres
      2 mayo, 2015 at 23:14

      Claro es que no huele a nada, y a mí me pasaba como a ti que pensaba que después de tantas horas ahí retenida eso mataría a alguien con el ambiente que crearía, pero qué va. Es mi primera vez no he tenido escapes, pero como dices, es verdad que con el resto de inventos tenemos escapes y a nadie le parece extraños. ¡Gracias por los trucos para baños públicos! Porque hasta ahora no se me había ocurrido.

  • Responder
    Mamifutura
    1 mayo, 2015 at 12:00

    A mí se me olvida que la llevo puesta más de una vez, por no decir casi todas, las llevo puesta desde el primer día hasta el último (tres días)… Y eso que llevo la del tamaño más pequeño del mercado

    • Responder
      Planeando ser padres
      3 mayo, 2015 at 13:07

      ¡3 días sin cambiarla! Eres la persona que más ha aprovechado esta característica de la copa menstrual de todas las que conozco.

  • Responder
    Lapiz Pluma
    2 mayo, 2015 at 19:21

    Es la primera vez que comento aunque llevo tiempo leyéndote. Yo aún no he probado la copa pero tengo ganas porque tampones y demás artilugios me convencen cada día menos… Si tuvieras que poner una pega a la copa ¿cuál sería? La verdad es que la idea de la botellita con jabón lista en el bolso es buena idea porque hay cada servicio que tela.

    • Responder
      Planeando ser padres
      3 mayo, 2015 at 13:16

      Para mí, la única pega es que quienes tengan un flujo muy abundante, si tienen que andar cambiándose la cada poco tiempo, no podrán aprovechar la enorme ventaja de la copa menstrual. Claro, yo hago un único cambio al día, por lo que es casi seguro que podré hacerlo en casa o en un lugar donde lo tenga todo a mano, pero si tienes que cambiarla con mucha frecuencia te tocará hacerlo en el trabajo, en baños públicos y quizás esto sí podría ser un engorro.

  • Responder
    Airi (Algo más de nueve meses)
    4 mayo, 2015 at 12:36

    Fíjate que aunque conozco gente que ya los ha probado y les va de maravilla yo no me doy atrevido…y es que con las anticonceptivas apenas manchaba pero ahora que estoy con la búsqueda tengo demasiado y me da un poquito de pánico eso de que vayas por la calle y se desborde la copa. Que si tienes que vaciarla varias veces al tener mucho flujo y te pilla en baños públicos menudo horror! Creo que en ese caso es mas cómodo el tampón. No sé, quizás algún mes me lance a lo loco y lo pruebe pero de momento estoy que sí y que no…

    • Responder
      Planeando ser padres
      4 mayo, 2015 at 15:16

      Yo tampoco me atrevía. ya digo que mi flujo es normal o escaso, por lo que no pudo decirte si con un sangrado tan abundante deberías realizar cambios con tanta frecuencia que la copa menstrual te supusiese un trastorno más que una ventaja. Pero por lo que he leído (sin ser experta) creo que no hay flujos tan abundantes como para necesitar tantos vaciados al día. Claro que hasta que una no lo prueba personalmente, no puede hacerse una idea de cómo nos va a funcionar en nuestro caso concreto.

  • Responder
    Diana
    6 mayo, 2015 at 14:32

    Ay! Yo tengo la mía guardada en un cajón. Al igual que tú ya llevo entre embarazo y lactancia como 28 meses sin que haga acto de presencia. Y yo feliz pero con mi copa menstrual sin estrenar jajaja… La compré en pleno post parto por recomendación de una amiga pero nunca imaginé que estaría tanto tiempo esperando poder usarla. Ya contaré mi experiencia. ¡Besazo!

    • Responder
      Planeando ser padres
      6 mayo, 2015 at 14:36

      Si te digo la verdad, yo estuve tentada de comprar una al principio del post parto, para estar preparada ante la llegada y no tener que recurrir más a los tampones. Pero al final lo fui dejando, y cuantos más meses pasaban menos me acordaba de la regla. Espero que cuando puedas usarla te vaya genial. Yo es delo mejorcito que he descubierto últimamente.

  • Responder
    Marta
    7 mayo, 2015 at 14:32

    Habrá que probarla, porque todos los posts que leo de gente que la ha probado se la queda. También es verdad que yo, cuando estoy con el tratamiento de minipildoras, la regla viene bastante más escasa que antes del mismo.

    • Responder
      Planeando ser padres
      11 mayo, 2015 at 10:16

      Pues entonces seguro que no tendrás problema y que con un vaciado diario o menos será suficiente. A mí me ha encantado descubrirla.

  • Responder
    Cristina
    10 mayo, 2015 at 19:47

    Hola chicas. Hace tiempo que me planteé comprarme una copa menstrual. Aunque tenia muchas dudas al final me la compre. Llevo 2 meses “utilizando ” una Lilycup clásica el tamaño pequeño. He optado por esta por que no tengo hijos y un flujo normal. He leído muchos comentarios, instrucciones y todo lo demás pero es que no consigo el éxito. Una vez dentro no consigo que se abra y tengo perdidas. No lo entiendo. Seré torpe? Me puede ayudar alguien con un consejo porfa. No quero dejarla olvidada en algún rincón de algún cajón por que me parece un invento estupendo y maravilloso. Gracias.

    • Responder
      Planeando ser padres
      11 mayo, 2015 at 11:34

      Yo sólo la he usado en el primer ciclo tras el embarazo y la verdad es que ni pérdidas, ni molestias ni nada. No entiendo por qué no consigues que se abra. Es que si no se crea el vacío es normal que se salga el flujo. Podrías probar a contactar con Intimina, quizás a través de sus perfiles en redes sociales, a ver si te pueden ayudar en tu caso particular. Ellos sabrán decirte si es que haces algo mal o si la copa tiene algún defecto.

  • Responder
    lily cup
    5 octubre, 2015 at 16:01

    yo la utilizo y me viene muy bien.

  • Responder
    t.
    3 junio, 2016 at 10:18

    Buenas.

    Mi experiencia con intimina (Lily Cup)ha sido un desastre. Llevo mucho años usando copas. La primera que tuve fue Lady Cup y la segunda Femme Cup (esta aún la tengo).

    Hace dos meses aprox decidí probar Intimina porque me gustaba la forma y pensé que sería muy cómoda. La verdad es que ha sido un desastre y no me sirve para nada.
    Primero, cuesta mucho instarla si la comparo con las otras. Lo segundo, es que hace una especie de efectode succión y he probado mil maneras de hacer que se habrá y no hay manera por lo que el sangrado baja por la paredes y es como si no llevara nada.

    En definitiva, comprarla fue muy mala decisión y he vuelto a la Femme Cup (por suerte aún la conservaba).

    No se la recominedo a nadie.

  • Responder
    Paula
    26 octubre, 2016 at 09:31

    La Lily cup de Intimina es una mala copa y lo digo por experiencia. No es la primera copa que tengo. Los días de mucho flujo no dura ni 1 hora sin que tenga pérdidas, y al quitar la copa ni siquiera está llena. Imagínate que te pasa esto estando en la playa con el bikini, como me ha pasado a mi, momento ¡Tierra trágame! Y sobra hablar de las noches, que tienes que rezar para que cuando te levantas no haya Tomatina sexy.
    Yo recomiendo la utilización de la copa, pero no os compreis la de Intimina porque la vais a odiar mucho y si es vuestra primera vez con ella la dejareis de usar mientras jurais en arameo

  • Responder
    Eva Martín Sánchez
    11 septiembre, 2017 at 16:40

    Hola!
    Estoy buscando una buena copa para iniciarme y la de Lily cup me gusta, pero he visto que tienen una mini, plegable, que la verdad me llama bastante la atención.

    Mi miedo es que se quede pequeña para mi cantidad de flujo, aunque yo sangro muy poquito. ¿Crees que valdría?

    Muy interesante el post. Gracias!!

    • Responder
      Lucía, Planeando ser padres
      12 septiembre, 2017 at 12:02

      A mí me resulta más práctica la Lily Cup que la Compact (que es la plegable). En la web verás la capacidad de ambas. La de la Compact es inferior, pero aún así, a mí no se me ha desbordado nunca. Yo tengo poco flujo también y sólo tengo que cambiarla una vez al día.

    ¿Quieres añadir algo? ¡Comenta!