Primeros meses del bebé

Cuna de viaje ¿cuántas necesitas?

Cuna de viaje Parchís de Asalvo

Cuna de viaje Parchís de Asalvo ¡baratísima!

Sí, no me toméis por loca porque mi bichilla cuenta con nada más y nada menos que con 2 cunas de viaje. Y ahora debo confesaros que nunca, jamás ¡las hemos sacado de casa para viajar a ningún sitio! ¿Y eso cómo se explica? Pues fácilmente: porque somos primerizos y a pesar de echar cuentas y tratar de no gastar innecesariamente en artículos caros e inútiles ¡la cuna de viaje es un engaño barato! Y ojo, que a fin de cuentas no le hemos dado el uso para el que fueron ideadas, pero como son un invento del mismo tamaño que la cuna de casa, cómoda, fácilmente plegable (si lees las instrucciones a conciencia), que se queda recogida en poco espacio y que te permitirá tener a tu churumbel con las mismas comodidades que en casa en cualquier confín del mundo ¡compramos 2! Porque ¿a cuántos confines del mundo vas a a querer viajar como progenitor primerizo? ¡A infinitos! Ya te lo digo yo. Pero no como una familia unida y feliz, sino como vía de escape para dormir a pierna suelta y del tirón aunque sólo sea una noche en la vida. Así es que se han convertido en cunas normales en casa de las abuelas. Pero nunca han salido de allí, ni lo harán en el futuro. Claro, como soy muy de darle vueltas a las cosas, sobre todo cuando creo que he metido la patita con una compra, he estado viendo si hay opciones que me hubieran dado un mejor servicio que las que compré.

Cuna Mix Caballero de Asalvo.

Cuna Mix Caballero de Asalvo. Sí, es unisex. Por el otro lado está la princesa

1. La cuna de viaje de mi bichilla. Aunque son dos modelos, son muy similares. El más sencillo es el modelo Parchís de Asalvo, una cuna básica, que se pliega como un paraguas, que costó pocos euros (35 euros, exactamente), muy vistosa y unisex. Vive en casa de la abuela paterna. La otra, también es de Asalvo, el modelo Mix caballero. De hecho, esta cuna de viaje fue la primera que compré. Es algo más cara que la anterior (unos 60 euros hace un par de años) pero tiene algunas ventajas como gatera, para que el bebé pueda usarla de parque, entrar y salir a su aire, un arco con muñecos colgando para entretenerlo, cambiador que se puede instalar en la parte superior de la cuna y doble altura para el colchón, de forma que cuando el bichillo es pequeño y aún no se puede poner de pie, el colchón se coloca hacia media altura y así nuestra espalda sufre menos. De todas estas ventajas, los monigotes colgando y la doble altura son las únicas modernidades de las que hemos hecho uso. Esta cuna de viaje se encuentra viviendo en casa de mi madre y la usamos más, porque cuando el papá de mi bichilla viaja nosotras nos mudamos a pasar la noche allí. Lo cierto es que la niña nunca ha extrañado su cuna, pero como ahora es tan aficionada al colecho… Concluyendo, que la cuna de viaje es un invento que en nuestro caso no ha servido para recorrer mundo, porque cuando hemos salido de casa ha resultado que todos los hoteles han tenido este servicio de forma gratuita, así es que no hemos cargado con el bártulo.

colchón para la cuna de viaje

El colchón para la cuna de viaje creo que es imprescindible, porque si no resulta durísima. Puede ser enrrollable o plegable.

2. Los colchones. La cuna de viaje es barata en sí, pero viene pelada y mondada, con una base rígida y acolchada, dura como una piedra, en la que ningún padre va a tumbar a su bebé. Por eso, existe un complemento ideal: el colchón para la cuna de viaje. Por entre 20-25 euros más (ya va subiendo de presupuesto el capricho) podréis elegir entre colchón enrollable o colchón plegable. Cada uno con su geometría y su idiosincrasia, pero a ciencia cierta yo no sé cuál de los dos estilos ocupa menos para ir de viaje. Nosotros tenemos los dos. Uno viviendo con cada abuela. Y para viajar ocupan bastante. Creo que si saliésemos de casa con carrito, cuna de viaje y colchón, no habría sitio para las maletas en el coche. Y en tren o avión ni os cuento el cambalache que habría que hacer.

cuna de viaje ligera

Modelos de cuna de viaje que he conocido ya a la vejez de mi bichilla ¡mucho menos aparatosos!

3. Descubrimientos más prácticos. A raíz de la inviabilidad de ir a recorrer mundo con estos modelos de cuna de viaje, nosotros hemos optado por elegir siempre hoteles con este servicio para bebés. En casa de los familiares, echamos un colchón al suelo y tenemos precauciones para que mi bichilla no eche a rodar mientras duerme. Total, con tanto colecho lo que necesitamos son camas de matrimonio lo más grande posible, y no cuna de viaje. Pero entiendo que haya gente no aficionada al colecho y que quizás puedan valorar estas opciones que parecen una simple bolsa de viaje, pero que sirven como cambiador, como mochila y como todo bolsa de viaje o las que simulan una minitienda de campaña, sin nada extra y ligeras a más no poder. Este modelo no me da mucha confianza con mi bichilla, porque como siempre ha sido tan brutita, me la imagino rodando por el suelo con la tienda de campaña incluida.

¿Que tal os ha ido a vosotros con la cuna de viaje? ¿Comprasteis 1, 2, 3 o ninguna? ¿Conocéis otros modelos que nos puedan hacer un buen apaño en caso de necesidad?

Esto te puede interesar

82 Comentarios

  • Responder
    Lápiz Pluma
    5 Mayo, 2015 at 07:59

    Yo creo que depende de si haces muchas visitas a familiares, me refiero si vas a pasar el día entero en casa de otra persona y no quieres andar llevando mil trastos contigo, por ese precio es buena solución. Comprando un colchón bueno, ¿se puede usar una cuna de viaje como cuna habitual?

    Ayer publiqué una entrada referente a los hijos y lo que cuestan.

    http://demilapizypluma.blogspot.de/2015/05/hacer-cuentas-antes-de-tener-un-hijo.html?m=1

    • Responder
      Planeando ser padres
      5 Mayo, 2015 at 12:52

      Pues yo uso la cuna de viaje como cuna de siesta y para dormir por las noches un par de veces al mes. No creo que sea malo, y menos ahora que nos pasamos casi toda la noche compartiendo cama y colechando. Pero para su función, que es la de viajar, no la hemos usado nunca.

  • Responder
    Cuestión de madres
    5 Mayo, 2015 at 08:20

    Mi hermana se lanzó a las compras en cuanto se enteró que estaba embarazada y me compró una.. un término medio entre las que tú tienes y… ha servido más de parque para poder ir a darme una ducha porque le tenían pavor… luego sí, para ir a casa del pueblo se venía con nosotros, así que, viéndolo por ese lado, sí que ha hecho su papel 😉 Y ha aguantado… ha pasado por 3 churumbeles

    • Responder
      Planeando ser padres
      5 Mayo, 2015 at 12:53

      Eso sí que es amortizarla. A nosotros como parque tampoco nos ha servido, porque en casa de las abuelas lo que quiere todo el mundo es manosear al bebé, no dejarlo tranquilo jugando en un recinto cerrado, así es que esa era una batalla perdida antes de empezar.

  • Responder
    Marigem
    5 Mayo, 2015 at 08:26

    Yo creo que depende del tipo de vida que hagas.
    Para la casa del pueblo es un buen invento, pero para viajar yo hacía como tú, ya contrataba sitios con cuna y demás servicios. Un besito.

    • Responder
      Planeando ser padres
      5 Mayo, 2015 at 12:54

      Es que sobre todo los modelos que tenemos nosotros, terminan siendo aparatosos y pesados para viajar con ellos. Ahora, como cuna auxiliar en casa ajena y sin moverse de allí durante meses, sí que nos ha venido bien.

  • Responder
    Sonia (la mamá de Álvaro)
    5 Mayo, 2015 at 08:39

    Yo debo ser la rara entre las madres primerizas pero de estas no compré ninguna. Y ahora q lo pienso tenía mas en aquellos momentos de madre experimentada que de otra cosa. Hubo muchos trastos que nos saltamos. También puede ser que influyera la falta de presupuesto, jajajaja
    Besitos

    • Responder
      Planeando ser padres
      5 Mayo, 2015 at 12:55

      ¡Tú eres una primeriza espabilada! Mi bichilla tuvo 2 cunas de viaje antes de tener la suya de casa. Pues mira, por una vez la falta de presupuesto creo que te ha beneficiado porque es un trasto del que te has librado.

  • Responder
    Cristina Madre Autónoma
    5 Mayo, 2015 at 08:41

    Nosotros no tenemos ninguna. Cuando vamos a casa de mi madre dormimos en dos camas de 90 unidas por una sábana: cama de matrimonio gigante! Y cuando vamos a casa de los otros abuelos, nos dividimos: yo duermo con M y J en la cama de al lado. Cuando viajamos hacemos lo mismo, duerme con nosotros. Una vez nos pudieron en un hotel una cuna de viaje pero sin colchón así que nada, ni la usamos.

    • Responder
      Planeando ser padres
      5 Mayo, 2015 at 12:59

      Es que sin colchón yo las encuentro durísimas. No sé si estarán diseñadas para ser usadas así. Ahora, con tanto colecho, ya ni en casa de mi madre la usa mi bichilla más de un par de horas. Pero de recién nacida sí que se pegaba sus buenas siestas, y quieras que no son más cómodas que el carrito.

  • Responder
    mamapuede
    5 Mayo, 2015 at 09:06

    Pues yo a la cuna de viaje si le he dado uso.
    Tengo dos, una heredada que es enorme y nada fácil de llegar y otra bastante corriente que es la que sacamos.
    La compré la primera vez que fuimos con Leo de vacaciones nos cobraban por la cuna extra más de lo que valía una nueva así que la compramos. Otras veces no nos han comprado suplemento y no la hemos llevado, pero este finde que salimos y nos cobran suplemento por la cuna pues viajara con nosotros

    • Responder
      Planeando ser padres
      5 Mayo, 2015 at 13:02

      ¡Jajaja! Eso era lo que yo pensaba cuando compramos las dos cunas de viaje antes de que naciera mi bichilla. Creía que los hoteles no dispondrían de ella, o que nos cobrarían suplemento, pero ha dado la casualidad de que en cada desplazamiento que hemos hecho siempre había disponibilidad y de forma gratuita, con lo cual hemos pasado olímpicamente de cargar con el bártulo. Luego descubrí los otros modelos más manejables, pero ya era tarde para nosotros. Si existen, seguro que es porque la gente las rentabiliza de verdad, pero a nosotros no nos ha salido el plan como pensábamos.

  • Responder
    Mama Blogger
    5 Mayo, 2015 at 09:31

    Nosotros tenemos una para cuando nos vamos de vacaciones y nos va fenomenal. Y otra en casa de mi madre por si se quedan a dormir las peques!

  • Responder
    pequeboom
    5 Mayo, 2015 at 09:31

    Nosotros tenemos una y la hemos utilizado una vez!!!! Al final a todos los sitios que hemos ido nos han puesto una así que se ha quedado en casa sin viajar!

    • Responder
      Planeando ser padres
      5 Mayo, 2015 at 13:03

      Eso es lo que nos ha pasado a nosotros ¡pero con dos! Menos mal que al menos en casa de las abuelas sí han rendido, porque con lo poco que me gusta a mí gastar el dinero en tontadas…

  • Responder
    La agenda de mamá
    5 Mayo, 2015 at 09:54

    Nosotros también tenemos cuna de viaje y creo que salió de casa una vez… La primera que dormimos con la peque fuera, pero teniendo en cuenta que colechamos desde el primer día no se por qué pensamos que la iba a usar fuera de casa. Al final la hemos usado en el pueblo de corralito puntual cuando Miss L era más peque

    • Responder
      Planeando ser padres
      5 Mayo, 2015 at 13:04

      De parque no nos ha servido nunca, y lo del colecho nos pilló por sorpresa a los 7 meses y así seguimos ahora. Claro, yo me imaginaba a mi bichilla plácidamente dormidita en su cuna de viaje en cada periodo de vacaciones, pero está visto que donde se ponga una cama, lo más grande posible…

  • Responder
    Ana
    5 Mayo, 2015 at 09:55

    Yo creo que les deberian cambiar el nombre a Cuna para Casa de las abuelas, quizas sea un poco largo pero es para lo que casi todos las acabamos usando, yo tengo una que era de mi sobrino y mi madre ya la está reclamando para las siestas del peque las tres tardes que se queda con ella, y en casa de la otra abuena aún no hay otra porque colechamos… Pero tiempo al tiempo…

    • Responder
      Planeando ser padres
      5 Mayo, 2015 at 13:05

      ¡Eso mismo he pensado yo! Bueno, que busquen otro nombre más sonoro y comercial pero que dé a entender esa idea. Nosotros las compramos con esa idea, pero también muy convencidos de que viajarían con nosotros. Y sin embargo nunca han salido de esas casas.

  • Responder
    mamaenbulgaria
    5 Mayo, 2015 at 10:11

    Yo tengo una plegable que usamos en casa de los abuelos. Confieso que mientras la mayor fue bebé, durmió ahí sin colchón porque yo no tenía ni idea de que hacía falta. Y tardé un año en aprender a montarla y desmontarla, porque las instrucciones estaban en búlgaro y ni con el diccionario me enteraba. 🙂

    • Responder
      Planeando ser padres
      5 Mayo, 2015 at 13:07

      Lo de que no se pueda dormir sin colchón no lo tengo claro. Pro mi madre en cuanto tocó el fondo dijo que ahí no se podía poner a la niña. así es que a comprar un colchón que fuimos. Y claro, la segunda la compramos completa. Las dos que tenemos nosotros tienen un truco de montaje sencillo que es no bajar el fondo a su posición hasta que los laterales no estén montados con firmeza. Pero de vez en cuando se nos olvida y nos pasamos una hora jugando con el invento.

      • Responder
        mamaenbulgaria
        5 Mayo, 2015 at 14:12

        Sí, casi todas las cunas y parques plegables se montan con ese truco. Pero yo no lo sabía!

  • Responder
    sradiaz
    5 Mayo, 2015 at 10:12

    Tenemos igual dos, una en casa de la abuelita y otra aquí que usamos de parque, igual con gatera… Pero como dices, al final no la usamos de viaje.

  • Responder
    Una mamá muy feliz
    5 Mayo, 2015 at 10:25

    Pues la cuna de viaje es una de esas cosas que dices “teníamos que comprar una” y así se quedó…en el “teníamos”, ni la compramos y ni creo que la hubiésemos usado. UNMF jamás ha dormido en casa de las abuelas, las siestas si, pero coo cuando viajamos siempre duerme conmigo, tenemos colecho universal…ves este trasto si que me lo ahorré jejejej

    • Responder
      Planeando ser padres
      5 Mayo, 2015 at 13:16

      ¡Jajaja! Pues yo compré 2 antes de tener la de nuestra propia casa. ya me podía haber dado a mí esa pereza y ese dinero que habríamos ahorrado. Creo que también nos influyó el hecho de que nuestro carrito era poco cómodo para un recién nacido, porque no tenía cuco, sino esa pieza que vale como sillita de seguridad para el coche, y claro, más de 2 horas ahí no la queríamos dejar. Y a falta de una cuna con la que ir a cada casa, montamos 2. ¡Menos mal que por lo menos eran baratas!

  • Responder
    mamaruja24horas
    5 Mayo, 2015 at 10:27

    Yo tengo una, y sí ha viajado pero suele estar en casa de la abuela, por lo menos la sacas partido, que si no…
    No conocía las otras, qué inventos!

    • Responder
      Planeando ser padres
      5 Mayo, 2015 at 13:22

      ¿A que sí? Esas más pequeñitas y manejables creo que me hubieran servido mejor, pero vamos, tampoco me quejo de mis dos trastos grandes, porque muchas siestas y algunas noches ha dormido mi bichilla en ellas.

  • Responder
    Minimar Bcn (@minimarbcn)
    5 Mayo, 2015 at 11:07

    Nosotros compramos una del estilo tienda de campaña ya que estoy hecha genéticamente incapaz para montar una cuna de viaje como las tuyas (no hay vídeo en youtube ni explicación posible que consiga hacerme aprender a subir todos los lados) y la verdad es que no la usamos. Si vamos de hotel, pedimos cuna allí y si es en casa de alguien, colecho y punto, con un bebé y dos perros ya llevo suficientemente cargado el coche como para encima meter un trasto más. Lo llego a saber y una compra que me ahorro!!

    • Responder
      Planeando ser padres
      5 Mayo, 2015 at 13:27

      Si son como las nuestras, primero hay que subir todos los lados y luego bajar la base hacia el suelo. Tendemos a hacerlo al revés y empujamos el suelo hacia su posición horizontal para luego ir encajando los laterales, y así es imposible. Eso nos pasa como primerizas, pero será algo que habremos aprendido para el futuro. El modelo de la tienda de campaña lo veo más fácil de transportar pero inestable, y en cuanto el bebé gatee supongo que se me escapará por todos lados. ¡Ay, no sé! Al final me quedo con el colecho ¡que es gratis!

      • Responder
        Minimar Bcn (@minimarbcn)
        5 Mayo, 2015 at 14:22

        La teoría me la he aprendido de memoria, pero la práctica ya… lo he dejado por imposible! Exacto, el colecho que es gratis y lo mejor de todo, no ocupa sitio 🙂
        De todas es mi peor compra, únicamente superada por la “trona de viaje”, que aún no entiendo que me llevó a comprarla ….

        • Responder
          Planeando ser padres
          6 Mayo, 2015 at 13:40

          ¡Jajaja! Me río tan alegremente porque en la trona de viaje sí que no he caído. ¡Salgo victoriosa de algo!

  • Responder
    Marta
    5 Mayo, 2015 at 12:15

    Yo aún no tengo a mi chiquitina, pero ya tengo nada menos que 2 cunas de viaje jejeje. Todo hay que decir que ninguna la he comprado, las dos me las han dado. En mi caso tengo a toda mi familia en Santander, por lo que una va en el próximo viaje para allá con colchón incluido, así un bártulo menos a la hora de tener que hacer viajes. La otra la dejaremos en casa, para algún apuro, para llevar de vacaciones o lo que sea. Ya os contaré si la llego a utilizar jejejje

    • Responder
      Planeando ser padres
      5 Mayo, 2015 at 13:32

      ¡Bienvenida a mi club de antes muerta que sin 2 cunas de viaje! Por lo menos las tuyas no te han costado dinero.La que dejes en casa de los familiares será la que más amortices, porque lo que es para viajar, si te pasa como a nosotros, verás que la mayoría de establecimientos ya te ofrecen este servicio de forma gratuita.

      • Responder
        Marta
        5 Mayo, 2015 at 16:36

        Pues si, ya te contaré a ver mi experiencia jijijijijij

  • Responder
    Anónimo
    5 Mayo, 2015 at 12:23

    nosotros tenemos una y la llevamos permanentemente en el maletero, junto con el colchón y el carro… Conclusión, no cabe nada más en el maletero. Pero siempre que vamos a casa de los abuelos la usamos, y con llevar a los dos niños, una bolsa llena de juguetes, el bolso donde lo llevo todo y otro con comidas y meriendas de los niños (siempre llevo algo por si los abuelos no aciertan con los gustos de los niños…), es mejor no andar también subiendo y bajando la cuna, así que decidimos que se quedaba en el coche. Para nosotros fue una buena compra y la usamos bastante.

    • Responder
      Planeando ser padres
      5 Mayo, 2015 at 13:36

      ¿Siempre metida en el maletero? ¿Y cómo hacéis la compra criaturas? Por ese motivo decidimos nosotros comprar dos baratas y dejar una en casa de cada abuela. Para ahorrar más ¡les dijimos que eran sus regalos de cumpleaños! Y todos felices. Nosotros con cunas cada pocos metros y las abuelas con cunas para la nieta.

  • Responder
    Estrella
    5 Mayo, 2015 at 13:18

    Como futura madre primeriza tengo la firme intención de no comprar cuna de viaje hasta que lo vea estrictamente necesario. No sé, es una de esas cosas a las que no veo mucha salida salvo para viajes el alojamiento no proporcione cuna. Y peque nacera cuando se acabe el verano… cero salidas me temo.
    En cuanto a lo de tener una en casa de las abuelas… no me hace mucha gracia pernoctar fuera de mi entorno y para las siestas he buscado un cochecito con capazo homologado para dormir toda la noche.

    • Responder
      Planeando ser padres
      5 Mayo, 2015 at 14:00

      Después de haberme equivocado 2 veces antes de parir, creo que haces muy bien esperando a ver si realmente la vas a necesitar. Según el estilo de vida de cada familia puede resultar imprescindible o un estorbo. Y aunque hay modelos muy baratos ¿para qué gastar sin necesidad? El carrito de mi bichilla no tenía un buen capazo y fue uno de los motivos por el que nos volvimos loco comprando cunas para cada esquina.

  • Responder
    nosoyunadramamama
    5 Mayo, 2015 at 14:06

    jajaja, pues nosotros la usamos muchísimo!!!! teniendo en cuenta que Alfofnso se hizo 10.000 km de coche sólo en su primer año de vida, imagínate, jajaja… Y cdo no vamos de viaje está en casa de los abuelos!!!! Nosotros la compramos una vez q nació el primer peque, antes de nacer pocos artilugios cogimos..y a nosotros sí que no ha resultado muy útil..pero bueno, todo depende de gustos y de lo q viajes, y nosotros no paramos!!!

    • Responder
      Planeando ser padres
      6 Mayo, 2015 at 12:51

      Si a nosotros nos va genial como cuna sin más, no para viaje, estando fija en casa de las abuelas. Tú has sido muy espabilada para las compras desde antes de parir por primera vez, pero yo he ido a prendiendo con mis tropezones.

  • Responder
    unamamaarquitecta
    5 Mayo, 2015 at 14:14

    Nosotros no tenemos cuna de viaje. A los abuelos paternos les dejaron una y en casa de los maternos compramos una de ikea (la más barata) y cuando hemos viajado hemos tenido cuna (salvo la última vez que tuvieron que prestárnosla). También es verdad que el verano pasado en Alicante la peque durmió en el “parque- cuna de viaje” que fue de mi hermano cuando era pequeño y menudo armatoste…ahora son mucho mejores!! La verdad es que es un buen invento si viajas mucho al pueblo, etc..

    • Responder
      Planeando ser padres
      6 Mayo, 2015 at 13:10

      Claro, si vas mucho por ahí a casa de familiares, pero nosotros eso lo arreglamos con un colchón el el suelo o colechando, por lo que no es ese el uso que le hemos dado. Como cuna definitiva y fija en casa de las abuelas también podríamos haber optado por un modelo barato de Ikea, pero ya ves, no se nos pasó por la cabeza que podríamos no moverla de allí jamás.

  • Responder
    anitasuperstarr
    5 Mayo, 2015 at 15:37

    pues tenemos3 heredadas y aún no hemos usado ninguna, así que aún no podemos opinar…pero cuántos menos trastos, mejor!

  • Responder
    Lydia - Padres en Pañales
    5 Mayo, 2015 at 16:30

    Nosotros no tenemos. En casa de unos abuelos pusimos una heredada y en otra una de ikea y en los viajes colecho o cama supletoria pegada o cuna de viaje que te ofrecen. Eso sí el fácil plegado y una porra!!! Anda que no nos costó ponerla en pie y recogerla.casi nos pegamos las vacaciones con el chisme de la cuna. Menos mal que vivieron los del alojamiento que tenían más práctica. De las que muestras, la que tiene gatera me parece muy chula. Y más si se usa como parque.

    • Responder
      Planeando ser padres
      6 Mayo, 2015 at 13:54

      ¡Jajaja! Yo aprendí lo del plegado hace años, porque mi sobrinita tenía una y mi cuñada era una artista en montarla y desmontarla en pocos segundos. Yo soy bastante más torpe, pero sabiendo el truco la cosa es más fácil. Pues justo la gatera sólo la ha usado una vez mi sobrina en unas vacaciones, pero mi bichilla no sabe ni que esa parte se abre (y casi que mejor, que la conozco).

  • Responder
    clauminera
    5 Mayo, 2015 at 18:18

    Nosotros tenemos una prestada, y está en casa de mis padres a modo de parque, y la usamos para ir a visitar a mis abuelos.
    A la hora de dormir en casa de mis padres o suegros, no es necesaria porque tienen montadas las cunas de cuando nosotros éramos pequeños (y en el caso de mis suegros ha pasado por 4 hijos y 6 nietos!)

    • Responder
      Planeando ser padres
      6 Mayo, 2015 at 13:55

      Claro,la cuna de cuando yo era pequeña, si sigue existiendo en algún sitio, estará a 1.000 kilómetros de distancias, así es que no puedo echar mano de ella. Pero sí que eran resistentes las cunas de antes. Con los malos tratos que le da mi bichilla a la nuestra ahora que empieza a saltar como una posesa y morder la pintura, no sé yo si aguantaría en pie tantos años y para tantos churumbeles.

  • Responder
    Sara (Dos Rayitas)
    5 Mayo, 2015 at 19:13

    Pues nosotros heredamos una y está en el trastero. Es un señor armatoste con un colchón que yo creo que ni plegable ni enrollable. No sé si la usaremos para algo pero desde luego que para viajar no.. a no ser que antes nos compremos un autobús de línea!!! Las siestas en casa de las abuelas se las echa en la cama de matrimonio (de momento). Pero vamos q menos mal que no me costó nada!!

    • Responder
      Planeando ser padres
      6 Mayo, 2015 at 13:57

      ¡Jajaja! ¿Ni heredada le habéis dado una oportunidad? Las nuestras se pliegan bien pero pesan 10 kilos (colchón a parte) y de verdad creo que el bulto que hacen es exagerado para coches con maletero normal. Porque se supone que si vas de viaje irás con maletas, el carrito, etc. y es un trasto bastante aparatoso.

  • Responder
    La Doctora Impaciente
    5 Mayo, 2015 at 20:46

    Pues yo me he juntado con tres, todas regaladas, y solo una tiene uso y rara vez (cuando vamos a la casa de la playa). Me parece practico tenerla pero aún no he viajado a ningún sitio y si lo hago pediria al hotel que me proporcionara cunita y me ahorro un trasto.

    por que lo que son maletas para viajar con bebes es un tema aparte.

    • Responder
      Planeando ser padres
      6 Mayo, 2015 at 13:59

      Claro, es que ya de por sí con un bebé llevamos más maletas que de costumbre, más trastos aparatosos que no se pueden disimular ni plegar más, y si encima cargamos con la cuna de viaje… Pero ya digo que como cuna fija en casa de las abuelas son geniales. Ahora, para recorrer mundo mejor otras opciones más ligeras o pedirlas en el destino.

  • Responder
    srajumbo
    5 Mayo, 2015 at 21:04

    Mira yo tengo 3..pero no para mi hijo, las tenemos en el hotel y por eso no tuve necesidad de comprar. Pero también te digo,no he usado nunca ninguna. A ver, en casa la monté abajo en el alón del hotel para que durmiera o jugase mientras yo trabajaba, pero siempre ha preferido dormir en la sillita y no quería saber nada de estar ahí para jugar así que la usamos solo como juguetero. Para viajar no nos hace falta porque los hoteles suelen tener así que me ahorro llevar semejante trasto,que aunque sea plegable,es un trasto mas. Y cuando vamos a casas de familiares solemos hacer colecho con lo cual..cero uso, y por suerte cero inversión jaja.

    • Responder
      Planeando ser padres
      6 Mayo, 2015 at 14:01

      Pues esa suerte has tenido, que has podido usarlas y no tener que pagar por ellas. Porque encima el colmo del despropósito hubiera sido que tras comprar 2 mi bichilla no hubiese querido ninguna. Menos mal que por lo menos ambas las ha aceptado estupendamente, y nosotros estábamos más tranquilos dejándola dormir la siesta ahí recogidita, con más espacio y bien confortable. Pero para viajar ¡es que en todas partes tienen cuna de viaje!

      • Responder
        srajumbo
        6 Mayo, 2015 at 18:12

        Con el segundo igual las uso de verdad, he acabado tan harta de la cuna grande de madera y de que nunca la ha querido,que para el próximo creo que le planto la de viaje y fiesta jaja.
        lo de viajar es cierto, en la mayoría de los hoteles las tenemos, otra cosa es que vayas a casa de familiares, campings o lugares donde no tengan esos servicios.

        • Responder
          Planeando ser padres
          7 Mayo, 2015 at 15:26

          De camping no somos pero ¿cómo metes un trasto de estos en una tienda de campaña? Igual, sí se puede,pero ando muy perdida en ese tema. Y con los familiares o colecho o colchón al suelo. Por cierto ¿para cuándo dices que llegará el segundo?

          • srajumbo
            7 Mayo, 2015 at 20:45

            hombre mujer de dios, si te vas de camping digo yo que no llevas cuna, que haces colecho. Aunque no se eh,mis tíos,que tienen 4 hijos, llevaban una tienda de esas con “habitaciones” y salón” donde bien hubiera entrado jaja.

          • Planeando ser padres
            11 Mayo, 2015 at 10:27

            ¡Es que no he ido nunca de camping! Ni ganas que tengo (soy una comodona…) Pero es verdad que existen esas tiendas de campaña enormes que tiene hasta patio con jardín. Ahí si cabe una cuna de estas.

  • Responder
    mamas_besos
    5 Mayo, 2015 at 22:02

    Nosotros compremos la típica cuna de viaje, o sea el modelo uno que nos presentas, con su colchón. Anda que no la usamos! tanto la cuna completa como sólo el colchon. También compramos dos más de segunda mano para los abuelos. La verdad que son un gran invento. La lástima es que mi peque nunca quiso usarla como parque, nunca quiso estar dentro para jugar, sinó ya hubieran sido la bomba jajaja.
    Un abrazo!

    • Responder
      Planeando ser padres
      6 Mayo, 2015 at 14:03

      ¡Jajaja! ¿Ves como cada familia es distinta? Por eso yo critico mis compras basándome en mi experiencia personal. Está visto que si estos artículos de puericultura existen es porque la gente los compra y porque le son útiles. No puede ser que todos los padres gastemos el dinero a lo tonto. como parque nunca las hemos usado, pero es que me da a mí que hubiera sido algo imposible. Siempre ha querido gatear con libertad, y ahora que camina, vamos, ya ni nos lo planteamos.

  • Responder
    nuestrocachorro
    5 Mayo, 2015 at 22:31

    Vaya tienes por ti y por mi jaja nosotros no tenemos, no la hemos necesitado y ni se nos ocurrió comprar. No salimos a dormir fuera hasta que casi tenía el año y durmió con nosotros y como siempre estamos en casa…

    • Responder
      Planeando ser padres
      6 Mayo, 2015 at 14:08

      Y ves que se puede sobrevivir sin ella a la perfección incluso aunque salgas mucho fuera de casa. Hay gente que ha comprado carritos con capazos grandísimos y cómodos (el tuyo era una Inglesina Clasic ¿no? Eso es enorme, no necesita más un bebé) y luego está el bendito colecho. Pero yo empecé a comprar cunas a lo loco.

  • Responder
    Pasuco a Pasuco
    6 Mayo, 2015 at 01:15

    Nosotros compramos una que hemos usado pero para viajes cortos: a casa de los abuelos, a casas rurales con amigos y poco más. En los viajes de verdad, cuando nos hemos ido de vacaciones hemos recurrido a las que te proporcionan los hoteles o al colecho, y es que si llevásemos cuna no podríamos cambiarnos de ropa porque tendríamos que dejar la maleta en casa. Mira que ocupan! Ahora estamos para comprar unos sacos que vienen con colchón hinchable y ocupan como un saco normal de dormir. A ver que resultado dan!!

    • Responder
      Planeando ser padres
      6 Mayo, 2015 at 14:09

      ¡Uy! Ese invento del saco no lo conozco. Si va bien me lo dices, que es una opción a tener en cuenta si en un futuro salimos de vacaciones a un lugar en el que no podamos tener cuna de viaje.

  • Responder
    Lou
    6 Mayo, 2015 at 19:06

    Nosotros con la peque no la hemos usado ni una vez, con el mayor sí, pero con los otros dos… siempre acaban en nuestra cama, así que nos ahorramos un trasto y buscamos hoteles con camas grandes 😀

    • Responder
      Planeando ser padres
      7 Mayo, 2015 at 15:26

      ¡Esas camas inmensas son el mejor invento de la humanidad desde que somos capaces de parir y colechar!

  • Responder
    Aprendiendo a Ser Mamá
    6 Mayo, 2015 at 22:30

    Esa cuna de Asalvo con los monigotes colgando (aunque otro modelo, con casitas) es la que tiene mi peque y que usó mientras compartía habitación con nosotros, y le hemos dado uso en todos los viajes a los que hemos ido.. pero los monigotes los arrancó el verano pasado con 9-10 meses y esta toda la estructura de las estrellitas rota en la basura. Es que mi peque es un brutillo de cuidado!! Pero salvo por la brutalidad de mi hijo, la cuna nos ha gustado mucho y la hemos usado en casa (en nuestro dormitorio no nos cabía la suya de madera de su cuarto, y los primeros 6-7 meses durmió con nosotros en la cuna de viaje), en casa de mis abuelas, en viajes a la playa…Lo malo es lo que tú dices, que entre la cuna y el colchón medio maletero está lleno…

    • Responder
      Planeando ser padres
      7 Mayo, 2015 at 15:34

      ¡Jajaja! El arco de muñequitos lo arrancó mi bichilla en cuanto le echó la zarpa encima, y desde entonces no hemos encontrado un buen método para volverlo a fijar. En nuestra casa no le hemos dado uso a ninguna,porque nos mudamos buscando una habitación de matrimonio tan grande que podría haber parido sextillizos y haberlos colocado alrededor de mi cama en cunas normales. Pero para viajar sí me han decepcionado, porque nuestro coche es normal y ahí no hay forma de meter tanto bártulo infantil.

  • Responder
    La mama fa el que pot
    7 Mayo, 2015 at 09:32

    Pues yo compré una y es un trasto que tengo en el altillo que no me atrevo a vender por si tengo un segundo peque que quiera dormir en su cuna en vez de con nosotros.
    Nosotros lo compramos porque queríamos seguir viajando pero la realidad es que con un Seat Ibiza tienes que priorizar lo que pones en el maletero y la cuna no era lo más importante, así que cuando hemos viajado o nos han dejado una cuna donde íbamos o lo más habitual es que hayamos colechado.
    Así que en mi caso no le hemos sacado partido. Ya que además hasta hace poco no se ha quedado a dormir en casa de los abuelos y cuando lo ha hecho tenia claro que ella sola no dormía así que también a los abuelos les ha tocado colechar o a uno de ellos irse a dormir a otra cama.

    • Responder
      Planeando ser padres
      7 Mayo, 2015 at 15:45

      ¡Jajaja! Nuestro maletero es más grande que el de un Ibiza y aún así no podríamos viaja cómodos con una de estas cunas de viaje que compramos. Es imposible. Cuando hemos dormido en casa de mi madre, siempre he estado yo con ella, por lo que a los abuelos no les ha tocado colechar (sólo les faltaría que se les enganchase en una teta a medianoche). Para las siestas en casa ajena sí han funcionado a la perfección, pero porque ya estaban instaladas allí, no porque las vayamos llevando de un lado a otro.

  • Responder
    Un Papá en Prácticas
    7 Mayo, 2015 at 14:03

    ¡Estamos muy locos, pero nosotros no hemos tenido ni una mísera cuna de viaje! Desde que descubrimos el colecho, eliminamos de nuestra cabeza la idea de comprar una 🙂

    • Responder
      Planeando ser padres
      7 Mayo, 2015 at 15:53

      ¡Jajaja! Yo pensaba no probar el colecho nunca, jamás, en la vida, y ya ves, cargadita de cunas de viaje y colechando.

  • Responder
    Marta
    7 Mayo, 2015 at 14:38

    A nosotros nos la regaló la madrina. Uso en l’aînée: una o dos veces. La usamos como parque cuando limpiábamos, pero ya te digo, pocas veces. Y con la petite… Nada de nada. Para mi, es un trasto no necesario.

    • Responder
      Planeando ser padres
      11 Mayo, 2015 at 10:19

      ¡Ya somos dos! Y mira que en casa de las abuelas no nos ha ido nada mal hasta ahora, pero con una hubiéramos tenido suficiente porque desde luego para viajar no las hemos sacado nunca de casa.

  • Responder
    Mama Puñetera
    8 Mayo, 2015 at 16:07

    Nosotros compramos una y la hemos estado usando hasta hace unos meses a modo de parque. De cuna la hemos usado en algunas ocasiones, cuando hemos ido al pueblo o de viaje. Se parece a la tuya, pero no tiene ni gatera ni cambiador. Aunque lo de la gatera me parece algo útil.

    • Responder
      Planeando ser padres
      11 Mayo, 2015 at 11:08

      Yo ni he descorrido la cremallera de la gatera. Si no llega a ser porque mi sobrinita se pasó unos días entrando y saliendo de ella sin parar ¡ni me hubiera dado cuenta!

  • Responder
    Una sonrisa para mamá
    8 Mayo, 2015 at 23:29

    Nosotros también compramos 2, la parchis de Asalvo y otra tipo tienda de campaña que no ocupan nada y aunque las hemos usado poco, han sido necesarias.
    Además en casa de los abuelos tenemos otras cunas, así que para 1 sola churumbela ¡¡5 cunas!!. Si a Iris le hubiese gustado colechar nos la habríamos ahorrado, pero le gusta dormir a pata suelta sin rozarse con nosotros, ainsss…

    • Responder
      Planeando ser padres
      11 Mayo, 2015 at 11:21

      ¡Ay dormir de forma independiente! Yo creo que como primerizos,lo del colecho no pasó nunca por nuestras cabezas cuando nos lanzamos a comprar cunas y más cunas. ¿Y qué tal va la de tipo tienda de campaña? Esa será sólo para bebés muy pequeños ¿no? Porque en cuanto empiecen a gatear…

    ¿Quieres añadir algo? ¡Comenta!