Inventos útiles

5 compras para las vacaciones de verano

5 compras para las vacaciones de verano

5 compras para las vacaciones ¡rebonitas!

¡Ya no nos queda nada! Bueno, a nosotros aún nos falta casi un mes para irnos de desconexión veraniega, pero yo ya ando sumida en un terremoto de ideas de compras para las vacaciones. Como ya no somos padres primerizos veraneando por ahí, porque este será nuestro segundo periodo estival junto a mi bichilla, me he dado cuenta de que hay cosas que compré y que no necesitaba, y otras que sí me hacen falta, y otras que se me han antojado pero que no sé si van a tener utilidad. El caso es que como este hombre me acusa de perder mucho tiempo bicheando por internet, en busca de cosas bonitas y susceptibles de venirse conmigo a casa y luego de vacaciones, he decidido crear una minúscula lista por si a alguien le sirve de ayuda para no dejarse nada al azar. Porque a veces, cuando menos te lo esperas, tienes el despiste de tu vida. Pero no hay que dramatizar, porque es casi seguro que la mayor parte de nosotros vamos a desconectar de la rutina en lugares más o menos civilizados, por lo que allí también sabrán lo que es un supermercado, una farmacia o un centro comercial. Que a veces entramos en pánico por cada tontada… Bueno, vamos a lo que vamos. Este año no pienso salir de casa sin estos artilugios. O al menos voy a intentarlo.

1. Crema de protección solar Mustela. El papá de mi bichilla vive obsesionado con el sol, y gracias a los productos de Mustela que hemos estado probando desde hace unos meses, esta crema se va a convertir en el aliado inseparable que nos va a seguir de playa en playa este verano. Ya os conté que se absorbe de una forma impresionante, y como parte de los desplazamientos los haremos en avión y somos muy de equipaje de mano, el tamaño de la crema solar de Mustela nos viene genial para traerlas desde casa y no tener que ponernos a buscarlas como locos en el lugar de destino. Su precio ronda los 15 euros.

Leche solar de Mustela

Leche solar de Mustela en spray

2. Tienda de campaña playera. Seguro que tiene un nombre técnico mejor, que yo no conozco. El caso es que descubrí este modelo de caseta con filtro solar cuando trabajaba en una famosísísísíma cadena de jugueterías. Existía una versión para bebés en forma de cuco, y otra en forma de tienda de campaña, más grande, espaciosa y de la que los niños pueden entrar y salir a su aire. El año pasado no tuvimos problemas con mi churumbelita, porque no se movía de nuestro lado, ni de debajo de la sombrilla (le daba asquete la arena y no quería explorar por ahí). Pero el cuento ha cambiado mucho durante estos meses: ahora es una apasionada de la tierra y corre de acá para allá con una agilidad, que ya podemos ir desengañándonos si creemos que se va a quedar tumbadita en una hamaca. Con esta tienda igual conseguimos que se apropie de una pequeña parcela de juego y que sienta interés por entretenerse a la sombra en su propio espacio (los ayuntamientos de los pueblos que visitemos nos querrán cobrar licencia de obras cuando la plantemos en primera línea de playa. Lo estoy viendo venir). Esta tienda de Babymoov es mi caprichito de la temporada, y cuesta unos 40 euros.

Tienda de campaña Babymoov

Tienda de campaña Babymoov con protección solar

3. Muselinas. Esta vez no es por el sol, sino para poder acampar alegremente en el suelo o para cubrir el carro y quitarle las vistas a mi bichilla cuando está muerta de sueño pero se resiste a dormirse. La técnica la ha afianzado mi madre y aunque no solemos recurrir a ella cuando estamos en casa, eso de pasear en carrito por la calle, con tantas cosas nuevas a la vista, hace que no se concentre cuando está cansadísima. Las muselinas de Babymoov son una opción económica (una 9 euros y un pack de 3 25 euros), con estampados diversos y de calidad.

Muselinas Babymoov

Muselinas todoterreno y rebonitas de Babymoov

4. Chanclas al estilo guiri. Este verano casi no hemos invertido nada de nada en modelitos para mi bichilla, porque ha heredado una cantidad de vestidos y conjuntos de su primita que puede vestir dos semanas seguidas sin repetir estilismo. Y claro, en dos semanas me da tiempo de poner la lavadora. Pero en el tema de los zapatos vamos peor. Le han heredado unas chanclas de esas que se meten entre los dedos del pie y van un poco sujetas con una goma por el talón. Pero le quedaa un poco grandes y se le salen. Me gustan estas zapatillas de playa Igor que ya le regaló mi madre el verano pasado. Son cómodas y vistosas. ¡Una pena que las del año pasado ya no le valgan. Cuentan entre 12- 19 euros dependiendo del modelo que más os guste.

chanclas igor

Las del año pasado eran parecidas y este año queremos unas Igor como esas

5. El flotador. Este ya lo tenemos del año pasado. Compramos este flotador para bebés que aguanta hasta 15 kilos, porque por su peso, mi bichilla nunca estuvo en disposición de usar el modelo anterior. Nos gustaba el famoso y segurísimo Swimtrainer pero me pareció caro y me dijeron que era bastante complejo de abrochar. Así es que como no pensábamos perderla de vista en el agua, decidimos hacer los primeros intentos con el otro, que sólo costaba 7 euros. Nos funcionó a la perfección, porque mi churumbelita se quedaba flotando a sus anchas en la playa, y como siempre ha sido larga y hasta hacía pie en la piscina, se desplazaba de un lado a otro sin riesgo ninguno y disfrutando de su independencia. Este año sigue como nuevo, así es que le seguiremos dando uso.

flotador de bebé

Flotador barato y tan llamativo que no perderás al bichillo de vista

Esto es lo que tengo claro de momento. Bañadores hemos heredado. Juguetes para la playa le compramos el año pasado y siguen a buen recaudo en casa del abuelo, así es que con poquitas cosas creo que haremos un buen apaño. ¿Me estoy dejando alguna compra para las vacaciones de verano que sea importante? ¿Algún artículo de primera necesidad o algún antojo que añadiríais a mi lista? Aunque pueda sonar rao ¡qué ganas tengo de cargar con todo para salir de casa!

Esto te puede interesar

43 Comentarios

  • Responder
    anitasuperstarr
    23 junio, 2015 at 08:16

    Pues menuda lista práctica! este año con los churumbelillos tan pequeños me da cosa ir a la playa, le temo al sol igual que le teme tu marido más que a la peste porcina y siendo tan pequeños no veo donde estaría la diversión para ellos en la playa. Creo que vamos a pisarla más bien ornamentalmente y bien temprano por la mañana. ¿A qué edad empezásteis a llevarla a la playa?
    Por otro lado, me apunto todo esto que me parece IMPRESCINDIBLE para día de mar con final feliz 😀

    • Responder
      Planeando ser padres
      23 junio, 2015 at 11:30

      Mi bichilla fue por primera vez con 9 meses, y es cierto que con menos de 6 lo desaconsejan, sobre todo en las horas centrales del día, pero a lo mejor un ratito muy temprano por la mañana o cuando atardece sea buena opción. Ya te digo que con 9 meses mi bichilla sólo disfrutaba en el agua, porque la arena no quería ni tocarla, ni el césped de la piscina tampoco.

  • Responder
    marigem
    23 junio, 2015 at 08:19

    Qué chulo todo!!!!!abes lo que tenía y tengo para el día a día? uNa neverita de esas de tela para el agua, porque yo a la playa llevo nevera grande pero al parque, a los paseos o donde sea también llevaba y llevo agua y se calienta, así que una neverita de tela para colgar del carrito, por ejemplo, donde te quepan unas botellas de agua, y yo añadía yogures de beber.
    A día de hoy las uso para mí si no vamos en familia porque odio el agua caliente y yo no salgo de casa sin botellita de agua,jejejeje, ayer mismo la llevé a la playa por la mañana, La que usé ayer me la dieron con yogures de beber y tiene forma de mochilita.
    Un beso y las chanclar guiris me encantan, yo encuentro incómodas las de meter el dedito, creo que es molesto para niños pequeños.

    • Responder
      Planeando ser padres
      23 junio, 2015 at 11:33

      ¡Sí esas fundas son geniales! Pues me lo apunto, porque creo que tengo una por ahí rodando que aún no había estrenado. Y también una botellita reutilizable para el agua. Yo soy poco delicada para las temperaturas ¡hasta la cocacola me la puedo beber caliente sin inmutarme! Mi madre también se opone a las chanclas de meter el dedo para niños ¡y para adultos! Se trae una batalla con este tema. Yo intenté que mi bichilla aceptara las heredadas, pero entre el tema del dedo y que le quedan grandes, vamos a tener que hacer la inversión, que después de todo estas son baratas y muy cómodas.

  • Responder
    nosoyunadramamama
    23 junio, 2015 at 08:53

    Ahora teneis q ir a la playa!!!!! Las chanclas de Igor me gustan mucho, aguanta bien el velcro todo el verano aún mojándose!??? Nunca me atreví a comprarlas x eso…

    • Responder
      Planeando ser padres
      23 junio, 2015 at 11:34

      ¡Jajaja! Sí muy equipados y todavía sin pisar la playa. Puede que mañana que es festivo aquí nos estrenemos en la piscina (si este hombre quiere). El año pasado no tuvimos problema con el velcro, claro que la niña no caminaba y no es que las mojara mucho, porque la bañábamos sin ellas, así es que no me había ni planteado que el velcro se pudiera despegar.

  • Responder
    Cristina Madre Autónoma
    23 junio, 2015 at 08:53

    Nosotros lo único que hemos comprado de esto ha sido la tienda de campaña (no esa, otra más pequeña del Decathlon). Vive en el coche así nunca se nos olvida para la playa. Aunque M no se mete ahí despierto, es muy útil para su siesta. Nosotros además compramos un juego de cubo y pala que hace que M se concentre durante mucho tiempo con la arena

    • Responder
      Cristina Madre Autónoma
      23 junio, 2015 at 08:54

      Bueno, claro y la crema del sol que de obvio a veces se nos olvida

    • Responder
      Planeando ser padres
      23 junio, 2015 at 11:37

      Calla ¡el cubo y la pala! En la casa del abuelo en Málaga ya tiene todo el kit desde el año pasado. Y esta primavera, le compramos otro para tener en casa, y usarlo en la arena del parque. Nos fuimos de viaje a Menorca ¡y nos lo dejamos abandonado en la orilla! ¿Te lo puedes creer?

  • Responder
    pequeboom
    23 junio, 2015 at 08:55

    Mejor que el flotador unos manguitos, no? Yo tengo los de discos y van fenomenal!

    • Responder
      Planeando ser padres
      23 junio, 2015 at 11:38

      ¿Tú crees? ¿Los manguitos no son para niños mayores?

      • Responder
        pequeboom
        23 junio, 2015 at 11:44

        Daniela lleva 1 año utilizándolos, se los ponen en matronatación.

        • Responder
          Planeando ser padres
          23 junio, 2015 at 11:44

          Ay pues entonces probaré, porque desde luego para viajar hacen mucho menos bulto.

          • pequeboom
            23 junio, 2015 at 11:50

            Los de discos no son hinchables y son carillos xo yo creo que merecen la pena.

          • Planeando ser padres
            25 junio, 2015 at 10:09

            Ayer probamos con el megaflotador y sigue encantada. ¡Me voy a esperar!

  • Responder
    Una mamá muy feliz
    23 junio, 2015 at 08:57

    Coincidimos casi en todo, bueno nosotros en lugar de tienda tenemos sombrilla, soy una bloguer mucho más modesta que tu…Y en cuanto al flotador…poco contenta iba yo el primer año con este invento para mi tesoro!!! pues ni estrenarlo, no hubo quien lo metiera ahí, mi gozo en un pozo. Ahora eso si, como dice Cristina,nosotros vamos a juego de cubo y pala por vacaciones, habrá cosa más incómoda para meter en una maleta que el dicho so cubito!!?? así que preferimos comparlo cada vez que vamos.

    • Responder
      Planeando ser padres
      23 junio, 2015 at 11:40

      ¡Jajaja! El problema de la sombrilla es que hay que poner al niño encima de las toallas y con lo que se mueve lo rebozará todo de arena. Con la tienda queda todo más limpito y con una sombra más protectora. El flotador le encantó el verano pasado, pero ahora que Pequeboom me ha dicho lo delos manguitos ¡tengo muchas dudas! Lo de comprar cubo y pala en destino y low cost es muy buena idea ¡al menos el cubo!

  • Responder
    yderepentesomos3
    23 junio, 2015 at 09:47

    Ohhhhhhhhhh me he enamorado de las chanclas!! Yo de crema me he decantado por la hipp, me la recomendó una compañera que mira mucho la composición de los productos y alimentos infantiles. Yo con modélicos si voy arramblando, no se cuanto hace q no me compro nada para mi!! A mi me falta una toalla de esas de playa que se mete la cabeza dentro, se que no es ni necesaria ni imprescindible ni na ni na pero quiero una!!

    • Responder
      Planeando ser padres
      23 junio, 2015 at 11:42

      Pues no conozco esa crema, oye. De todo se aprende. Pues de esas toallas tipo poncho que dices ¡también tenemos! Que la ha heredado mi bichilla de su primita. Más mona, con las princesas de Disney. Mira qué tonta, que se me ha olvidado incluirla en la lista de hoy. Al final, muchas cosas pueden ser caprichos, pero oye ¡y lo que facilitan el día de playa! ¿Y lo monas que son? Eso no está pagado 😛

  • Responder
    La mama fa el que pot
    23 junio, 2015 at 09:56

    Coincido con muchas cosas, pero creo que la protección del sol debería ir acompañada de camisetas con protección UV.

    • Responder
      Planeando ser padres
      23 junio, 2015 at 11:43

      Ves, al tema de las camisetas no acabo de acostumbrarme. Claro que el año pasado la niña prácticamente no se movía de la hamaca, así es que si este año no para quieta debajo del solazo, sí tendremos que plantearnos lo de ampliar el vestuario con protección.

  • Responder
    Bego
    23 junio, 2015 at 11:15

    El swintrainer es una buena inversión, a ellos les encanta 🙂

    • Responder
      Planeando ser padres
      23 junio, 2015 at 11:44

      Al final compramos uno más barato y le hizo buen apaño. Y ahora me dicen que este año quizás vaya mejor con los manguitos ¡otra duda que solventar!

  • Responder
    Crisnasa Blog
    23 junio, 2015 at 11:35

    ¡No te olvides una gorrita!

  • Responder
    Piruli
    23 junio, 2015 at 11:37

    A mí me encantan esas chanclas, son preciosas. ¿No hay para adultos???
    Besos

    • Responder
      Planeando ser padres
      25 junio, 2015 at 10:11

      Sí! Bueno, sé que la marca diseña zapatos y sandalias de adultos, así es que supongo que también harán algo parecido para la playa.

  • Responder
    clauminera
    23 junio, 2015 at 11:43

    Justo ayer estrenó ayer mi bichillo sus “igor” y estoy encantada!
    El año pasado teníamos el mismo flotador pero este año le he comprado unos manguitos, así puede moverse más libremente.
    A tu lista solo le falta la gorrita y listos para la playa! Que ganas de que llegue agosto! Mientras nos conformamos con la pisci de la urba.

    • Responder
      Planeando ser padres
      23 junio, 2015 at 11:45

      Eso me han dicho ¡que estoy hecha una carca siguiendo con el flotador! Gorrita también tenemos ¡bueno es su padre para el tema de los gorros! Aquí de momento estamos muy equipados pero aún con todo por estrenar. A ver si mañana nos lanzamos con la piscina municipal.

  • Responder
    Lydia - Padres en Pañales
    23 junio, 2015 at 23:49

    crema ten, parasol ten (si quieres uno de babymoov en cuanto seamos 1000 seguidores se sortea;) ), flotador ten, muselinas ten, solo me faltan unas buenas chanclas!
    Nosotras hemos puesto piscina hinchable en el jardín y nos remojamos en cuanto podemos!

    • Responder
      Planeando ser padres
      25 junio, 2015 at 10:15

      ¡Aggg! Pues es lo que me falta ¡me apunto ya al sorteo! Yo sólo tengo un minibalcón que ahora he ocupado con la iniciativa de huerto urbano que nos enseñaron (no me da para piscina).

  • Responder
    Un Papá en Prácticas
    24 junio, 2015 at 12:31

    La tienda de campaña es un básico para la playa. Eso sí, lo que cuesta luego volverlas a doblar… 😀

    • Responder
      Planeando ser padres
      25 junio, 2015 at 10:30

      ¡Yo tengo práctica! Trabajé durante años en una juguetería en la que vendían unas casitas de esas de tela para tener en casa que se plegaban de forma similar. Cuesta cogerles el truco pero luego va rodado.

  • Responder
    mamaruja24horas
    24 junio, 2015 at 15:28

    Las chanclas me han encantado, eso sí, en rosa NO!!!! Es lo primero que me ha dicho Tate cuando se las he enseñado, como andamos buscando unas… jijiji Y yo casi cambio el super-flotador por un bañador molón! 😉

    • Responder
      Planeando ser padres
      25 junio, 2015 at 10:32

      ¡Ay, yo es que soy muy de rosa! Y como mi bichilla de momento no se queja ¡sigo abusando! Pero no te preocupes, que las hay de muchos más colores. Bañadores hemos heredado de su primita, así es que esa compra nos la saltamos. Y el flotador volvimos a sacarlo ayer del armario, y oye ¡que le encanta todavía!

  • Responder
    diasde48horas
    24 junio, 2015 at 17:55

    Pues coincidimos en muchas! La crema de mustela también me encanta, somos super fans desde que la probamos el año pasado. Tienda tenemos una similar del decathlon que el año pasado usamos muchísimo, este ya no tanto.
    En cuanto al flotador, la verdad es que yo no lo he probado… el año pasado nos compramos los manguitos directamente, pero ni verlos quiere, no sé si hacer el gasto en el flotador también…

    • Responder
      Planeando ser padres
      25 junio, 2015 at 10:35

      Yo compré este porque era mucho más barato que el otro. Manguitos no hemos usado, y ayer finalmente tuvo su primer día de playa y el flotador le sigue encantando. Eso sí, se sienta en él en plan reinona y no mueve ni un peo. De vez en cuando saca un brazo para intentar tocar el agua y vuelta a dejarse llevar por las olas. Con lo que se mueve en tierra ¡y en el mar es una chochona!

  • Responder
    Una sonrisa para mamá
    26 junio, 2015 at 18:29

    Que tienda de campaña más mona! Yo soy fan incondicional de las muselinas, siempre llevo una en mi bolso, con un niño pequeño tienen un sin fin de usos…

    • Responder
      Planeando ser padres
      29 junio, 2015 at 13:29

      Yo descubrí las muselinas muy tarde, pero es verdad que los usos son infinitos ¡y se secan muy deprisa para poder volverlas a utilizar rápido!

  • Responder
    monstruuosa
    26 junio, 2015 at 23:48

    Uys… Yo de flotadores paso aún. Y del resto de los productos, marcas totalmente distintas, pero no te los pongo aquí para no trollearte :p

  • Responder
    Juguetes para playa y piscina – Planeando
    16 agosto, 2015 at 20:06

    […] cosas para divertirse. El caso es que mi churumbelita, con estar flotando en el agua, en brazos, con su flotador en plan reinona que se deja arrastrar por la corriente sin mover un músculo, o dejando que las olas vengan y vayan […]

  • ¿Quieres añadir algo? ¡Comenta!