Marcas

4 cosas que he aprendido sobre sillas de paseo

tips sillas de paseo

Entresijos de las sillas de paseo

Una es mamá primeriza, pero resulta que este es un estado que no dura eternamente. Vamos, que como en tantos aspectos de la vida, una pare, mete la pata, tiene sus aciertos y en función del dinero que le cueste va espabilando en ciertos asuntos. Y yo no sabía absolutamente nada de sillasdepaseo.es cuando compramos el primer carrito de mi bichilla. Sólo tenía claro que quería que a ojo fuese bonito. Y mi marido, por su parte, también tenía claro que no se iba a dejar el sueldo de un mes en comprarlo. Y con las pocas cosas que cada uno impusimos como imprescindibles, nos fuimos a una tienda de puericultura del Pueblucho Infernal donde sólo tenían 2 modelos de diferente marca que se correspondiesen con nuestras peticiones. Y eso que no éramos muy exigentes. Si llegamos a tener algo más de idea, habríamos salido de allí sin comprar nada. El caso es que antes de hacer la inversión, yo me había informado mucho (muchísimo) a través de blogs y webs en internet. Y más o menos sabía el precio que estaba dispuesta a pagar y los must y las características que me parecían prácticas pero de las que podíamos prescindir. Y ahora no entiendo por qué lo compré en la tienda, si en internet te venden sillas de paseo como churros y a precios muy ventajosos. Pues a toro pasado y después de haber tenido un carrito dúo y una silla de paseo de segunda edad, he hecho balance de las cosas que me han facilitado la vida de los modelos que elegí en su momento, por si os sirve de ayuda.

1. Manillar regulable en altura. Llamadme egoísta, pero con mi altura y la del papá de mi bichilla, no estamos hechos para andar con la espalda encorvada empujando una sillita de paseo. Y si sois de estatura media-alta este es un punto que sí hay que tener en cuenta, porque dar largos paseos en mala postura puede ser muy j… (problemático). Que se te queda la espalda hecha un ocho, te da la sensación de que el carrito pesa, de que el bebé pesa y de que eres un vejestorio que no debería haber parido a esta edad. Y no es verdad. Esto del manillar regulable es algo bastante habitual en los carritos dúo y tríos, pero más difícil de encontrar en las sillas de segunda edad. Si no lográis dar con una que se adapte a vuestro presupuesto y que tenga el manillar regulable, elegid un modelo que al menos lo tenga alto de serie. Y hay para todos los precios y todos los gustos, desde los más caros a los más baratos.

manillar regulable sillas de paseo

El modelo de Britax es regulable a más no poder mientras que el de Knorr es mucho más barato, pero alto de serie (107 centímetros)

2. Manillar corrido. ¿Estoy obsesionadita con el manillar, eh? Pues reconozco que sí. Los dos sistemas de paseo de mi bichilla han tenido el manillar corrido, más por una cuestión estética que de verdadero conocimiento acerca de las ventajas de este tipo de diseño. Pero después de 19 meses con sillas de paseo arriba y abajo, yo tengo claro que a mí no me venden una silla con cuernos. Donde esté el manillar corrido que se quite todo lo demás. Oye, que ya es difícil dirigir el carrito por acera estrechas, mal asfaltadas, con niños que crecen y se mueven como lombrices inquietas porque se quieren bajar, y con uno de estos manillares te las puedas apañar la mar de bien ¡con una sola mano! Ahora, como tengas que empujar la silla mientras tienes las 2 manos ocupadas, no puedes ni rebuscar en el bolso, ni usar el móvil, ni tocarle la cabecita al churumbel. En fin, que o eres muy diestro o el manillar corrido será tu mejor aliado.

cierre sillitas de paseo

La foto engaña porque el cierre tipo libro parece una barbaridad, pero en la realidad suele ser una mera distribución de espacios

3. Plegado. Aquí sí que hay disparidad de opiniones. Las sillas de paseo que se cierran tipo paraguas tienen fama de ocupar mucho menos espacio, pero dependiendo del modelo que escojáis, no tengo yo muy claro que el cierre tipo libro sea tan poco ventajoso. Las nuestras han sido siempre de este último tipo de cierre. A ojo, da la sensación de que abultan más, pero tampoco hemos tenido problemas de espacio en el maletero, así es que no es un inconveniente. Los diseños acostumbran a ser más bonitos, armónicos y modernos que las de cierre tipo paraguas, que una vez desplegadas me suelen dar una sensación de ortopedia raruna que no me gusta nada. Y lo que unas abultan a lo largo, las otras lo abultan a lo ancho, así es que lo mejor es fijarse a conciencia en la información del fabricante acerca de las medidas estando plegadas, para no equivocarnos con la elección. En algunos casos tendréis que sacrificar el diseño por la practicidad.

ruedas sillitas de paseo

¿Con cuál os echaríais al monte? El diseño de las ruedas es clave dependiendo de dónde viváis

4. Ruedas ¡y a correr! Estéticamente, me gustan los carritos de ruedas medianamente grandes, pero es que además se nota que hay que hacer menos esfuerzo para conseguir desplazarlos. Cuando el bebé es un recién nacido, esta diferencia os la va a traer al pairo, pero desde que mi bichilla pasó de los 10 kilos se ha convertido en algo muy a tener en cuenta. Además, si vuestro entorno es rural, con caminos poco asfaltados, que sepáis que existen hasta modelos con ruedas neumáticas que os facilitarán las salidas. Si vivís en ciudad, o en un Pueblucho Infernal como yo, pero con aceras bien adaptadas, con sus subidas y bajadas para minusválidos y carritos, etc. el tema de las ruedas pierde importancia, y aunque me sigan gustando las ruedas grandes, es cierto que con unas pequeñas casi que haréis el mismo apaño. Incluso os podréis deleitar viajando al pasado con modelos clásicos como este, que durante el paseo por los montes te duraría un suspiro.

Luego hay otra serie de parámetros que también valoro, como una cesta grande, una funda que se pueda lavar fácilmente, ¡el precio! Pero son cuestiones que de entrada ya tienes claras (como lo que puedes invertir o no) o que son muy personales y no se pueden generalizar tanto.¿Qué mirasteis vosotros a la hora de buscar sillas de paseo?

Esto te puede interesar

36 Comentarios

  • Responder
    Tambortxu
    1 julio, 2015 at 08:49

    Yo también tenía mis imprescindibles, y el señor que vive conmigo tenía las mismas ideas (o me daba la razón como a los locos, sabía que no le convenía discutir con una embarazada). Lo de las ruedas grandes todo terreno, aquí el monte nos rodea, que la silla no fuese basculante (que respaldo y reposa píes tuviesen posiciones independientes y asi Tamborcito se podía tumbar completamente como en la cuna), manillar regulable, posición silla de frente y hacía mi, también lo de la cesta grande, que a veces parece que nos vamos de casa y ahí entra de too. Lo que no tuve en cuenta….la capota, para mi gusto se queda corta. Pero estoy muy contenta con el carrito, de echo solo tenemos una chufa de silla paraguas (la odio) para la guarde, Tamborcito tiene dos años y tres meses y seguimos usando la grande.

    • Responder
      Planeando ser padres
      1 julio, 2015 at 12:46

      ¡Jajaja! Esos acuerdos basados en la rebeldía hormonal están a la orden del día. Mira, ahora que lo dices, mis dos sillas tienen respaldo y reposapiés con reclinados por separado, pero nunca había valorado esta opción como determinante. La cesta grande sí que lo valoro, y lo de que sea reversible para que el niño vaya en el sentido de la marcha o mirándonos a nosotros, pero eso sólo para los carritos de bebé,porque las sillas de segunda edad suelen ir todas mirando para afuera. Yo jubilé definitivamente el carrito cuando la sillita de paseo llegó a casa, porque tener dos trastos a la vez por aquí rodando sí que no lo veo.

  • Responder
    pequeboom
    1 julio, 2015 at 09:18

    El peso!!! Para mí era fundamental que pesara poco y también que el respaldo se inclinara totalmente.

    • Responder
      Planeando ser padres
      1 julio, 2015 at 12:48

      Sí e reclinado a 180 grados lo quería en el carrito de bebé, pero en la silla de paseo no lo busqué expresamente. Y el peso ¡nunca me preocupó! Soy rara.

  • Responder
    anitasuperstarr
    1 julio, 2015 at 09:24

    Pues estaba tan apurada en el momento que la compré un poco al tuntún bajo la variable eterna, que sea barato, y metí un poco la patilla.
    Me gusta el diseño pero es más de juguete que otra cosa. En comparación con el carro gemelar es un churro de mucho cuidado y paso de usarlo para trayectos más largos que de casa al parque…tendré en cuenta tus consejos de mamá sabia para el próximo. Bien me hubiera venido echar mano de los blogs y no de las prisas!

    • Responder
      Planeando ser padres
      1 julio, 2015 at 12:52

      ¿Y no puedes seguir usando el carro inicial? Es que si encima la silla es de mala calidad y con gemelos ¡tiene que ser un horror! Depende mucho del uso que se le dé, y hay gente con modelos baratísimos que no tienen quejas, y otros más exigentes que necesitan sillas de paseo de más calidad. Y como primerizas ¡lo normal es que no elijamos bien a la primera!

  • Responder
    Una mamá muy feliz
    1 julio, 2015 at 09:37

    Para mí es fundamental el peso y el espacio, aunque es un principio ni me preocupé de estas cosas, solo quería que fuera bonito jejejej y la verdad es que fue un buen carro, pero pesaba y ocupaba como él solo.
    Aunque todo es relativo, después tuve una silla ligera de las mejores y para mí, no sé si por la forma o porqué era más incómoda de llevar. Si nos lo dejaran probar un par de años antes de comprarla…

    • Responder
      Planeando ser padres
      1 julio, 2015 at 12:55

      ¡Si es que lo bonito nos puede! El peso no me ha preocupado porque aquí tenemos ascensor por todas partes y no he tenido que ir con las sillita en volandas nunca. Sería ideal poder probar todos los modelos, o al menos conocer opiniones de gente con estilos de vida parecidos a los nuestros. Pero es que ni en las tiendas físicas te permiten rodar más de un metro y en llano, por lo que no nos podemos hacer una idea real del uso que le daremos.

  • Responder
    El rincón de Mixka
    1 julio, 2015 at 09:43

    Lo del plegado es super importante… Sobre todo si no tienes un todoterreno por coche. Y el peso también, que sea ligera. Lo malo que le veo yo a las ruedas neumáticas es que pueden pinchar! Y mira tú que te pilla a tomar vientos y pinchas… ¿Qué haces? Yo creo que cuando somos primerizas todas pagamos la primada. Nos vamos más a lo estético en lugar de mirar lo práctico… Pero luego ya aprendemos, jijijiji

    • Responder
      Planeando ser padres
      1 julio, 2015 at 13:01

      Pues yo he tenido dos de plegado tipo libro o cuadrado y tan contenta. No me ocupaban tanto como pensaba. En cuanto al peso, el carrito inicial era pesado pero como no había que levantarlo del suelo, me resultaba comodísimo. La sillita sí que pesa sólo 6,5 kilos (más o menos lo mismo que el megabolso que le llevo colgado). ¡Jajaja! No había pensado en lo del posible pinchazo (se nota que a mí el campo me pilla en el quinto pino). Desde luego la estética es lo que ha podido conmigo.

  • Responder
    mamaruja24horas
    1 julio, 2015 at 10:27

    El plegado y la rueda grande, muy a tener en cuenta!!! Del plegado no solo quería que ocupase poco, sino también que fuese fácil, porque hay algunas que se las trae…
    Resumen perfecto!

    • Responder
      Planeando ser padres
      1 julio, 2015 at 13:02

      Sí, yo he visto familias en la calle con unas batallas contra las sillitas… Aunque si te digo la verdad,pocas veces he plegado yo las de mi bichilla, porque apenas vamos en coche.

  • Responder
    nosoyunadramamama
    1 julio, 2015 at 10:49

    Lo de unas buenas ruedas es indispensable!!!!!!! Las q se pliegan tipo paraguas tienen esa ventaja pero las ruedas suelen ser pequeñas y se nota muchisimoooo

    • Responder
      Planeando ser padres
      1 julio, 2015 at 13:08

      Yo aún no he encontrado la sillita con plegado tipo paraguas que me guste. Y sé que la funcionalidad es clave, pero me niego a salir con un trasto horroroso durante meses (me estoy volviendo de cursi…)

  • Responder
    Segundos Pasos
    1 julio, 2015 at 11:37

    hace poco le compramos la silla de paseo al peque y la verdad es que estoy contenta pero el otro carro, tenía una super ruedas del carajo y podíamos ir con él a cualquier lado sin embargo con este, el otro día fuimos al campo y tuvimos que bajar al peque porque el pobre llevaba un meneo que para que!

    • Responder
      Planeando ser padres
      1 julio, 2015 at 13:12

      Yo echo en falta las ruedas grandes, grandes de nuestro primer carro, pero es verdad que la silla de paseo es más manejable en otras muchas situaciones. Eso sí, al campo no iría con ella, porque en terrenos poco asfaltados y con algo de tierra ya vamos armando un festival…

  • Responder
    marigem
    1 julio, 2015 at 11:48

    El plegado es importantísimo si sois de hacer muchas excursiones en coche como hacía yo, es una lata estar un siglo plegando y encima que ocupen espacio, lo ideal es que plieguen rápido y ocupen poco,jejeje. Y las ruedas lo mismo, menudo engorro cuando las pequeñas se traban. Un besito.

    • Responder
      Planeando ser padres
      1 julio, 2015 at 13:13

      Las que he ido manejando suelen plegarse y desplegarse en un solo movimiento, ya sean de tipo paraguas o con cierre libro. Claro que nosotros no somos de salir casi nada en coche, y encima, ahora que mi bichilla camina, si llevamos el coche no solemos llevar el carrito. Y las ruedas pequeñas es que no me dan nada de confianza.

  • Responder
    Eulàlia Carbonell (Princess and Owl stories)
    1 julio, 2015 at 11:54

    Para mí lo fundamental era que se reclinara entera y que aguantara mucho peso, que Princess está maciza! jejejeje

    • Responder
      Planeando ser padres
      1 julio, 2015 at 13:15

      El primer carrito sí se reclinaba entero, pero la sillita de paseo se queda algo elevada y tampoco hemos notado que mi bichilla duerma más incómoda. Lo del peso sí que lo miré, porque esta también está bien criada.

  • Responder
    Mama Puñetera
    1 julio, 2015 at 12:59

    Pues nosotros tuvimos en cuenta el tema del plegado sobre todo, porque nuestro coche es pequeño, y en general estoy bastante contenta, tiene cesta grande y manillar corrido, que como dices es super práctico para ir a una mano. Lo único que echo en falta a veces son unas ruedas un poco más grandes, aunque nosotros vivimos en ciudad, hay momentos en los que vamos a otros lugares en los que esas ruedas nos vendrían muy bien… Pero a estas alturas ya no va a haber mas sillas de paseo que la que hay! jajajaja

    • Responder
      Planeando ser padres
      1 julio, 2015 at 13:19

      ¡Jajaja! Sólo faltaría. Que tenemos ya a las niñas corriendo y no vamos a invertir en más carritos. Pero oye, esa experiencia que hemos ganado por si en el futuro queremos estrenar nuevos modelos de sillitas. Porque con esto del mercado de segunda mano, veo que cada vez más gente vende los modelos del primer hijo para comprar algo nuevo también para el segundo.

  • Responder
    Patadita
    1 julio, 2015 at 19:10

    No sabia yo que había manillares regulables… Como se entere de esto Súper Papá me mata!!! Qué bien me hubiese venido esta entrada hace un mes!!! :S

    • Responder
      Planeando ser padres
      2 julio, 2015 at 20:08

      Sí, sí que los hay. En los carritos trío es muy frecuente y en las sillitas de segunda edad algo más raro, pero si yo lo llego a saber… ¡que el papá de mi bichilla anda encorvado desde que hicimos el cambio!

  • Responder
    Beatriz
    1 julio, 2015 at 23:14

    Yo hice un estudio exhaustivo antes de comprar la silla, es que soy una rompe…si voy a gastar 900 euros en algo o mas, primero busco y rebusco. Al final me compre la Uppababy Vista y estoy muy contenta. La usaremos con la bebé que viene en camino y la hemos usado dos años con mi hijo

    • Responder
      Planeando ser padres
      2 julio, 2015 at 20:09

      Yo me gasté casi la mitad de ese presupuesto y aún así también estudié lo nunca visto para no meter la pata. Esa marca la he conocido muy a posteriori. ¡Sí que vas a rentabilizar bien la inversión!

  • Responder
    clauminera
    2 julio, 2015 at 10:44

    Una pregunta, y no se te queda baja la emotion? Es lo que finalmente me echó para atrás.

    • Responder
      Planeando ser padres
      2 julio, 2015 at 20:10

      Para mi marido sí (1,88). Para mí va justita de altura (1,70), pero lo del manillar regulable no lo tuve en cuenta ¡es que es tan mona!

      • Responder
        clauminera
        3 julio, 2015 at 17:03

        Yo es que soy un pelín más alta que tu (1,74) y me resultaba incómodo, sobre todo con tacones. Pero me alegro de que tu estés tan contenta, a mi estéticamente sigue siendo la que más me gusta.

        • Responder
          Planeando ser padres
          6 julio, 2015 at 15:31

          Es que los tacones y yo somos como el agua y el aceite. Del zapato plano no hay quien me alce, y con tu altura sí que te resultará demasiado baja. ir encorvada es un trastorno y una incomodidad.

  • Responder
    monstruuosa
    3 julio, 2015 at 16:12

    ¡Ay, con lo del manillar la cagamos pero bien en nuestra primera silla! ¡Cuando descubrimos lo del manillar regulable en altura nos dimos de cabezazos! Eso sí, nuestra segunda silla sí que lo tiene. Lo del manillar corrido… bueno, yo es que ya entre mochila, silla, y tal, creo que «me sobran brazos» xDDDDD

    • Responder
      Planeando ser padres
      6 julio, 2015 at 15:28

      ¡Jajaja! La primera mamá del mundo, y además bimadre, a la que le sobran brazos. Eres un caso digno de estudio. Lo del manillar regulables, pues ya ves «detallitos» que se aprenden por el camino.

  • Responder
    La Hobbita
    5 julio, 2015 at 11:51

    Yo, que vivo en un tercero sin ascensor de tamaño hobbit, me voy a fijar en dos cosas principalmente: el peso y que al plegarse ocupe el mínimo espacio posible manteniéndose de pie. Y la tercera y no por ello menos importante: el precio. Que no está la situación laboral de la hobbita como para tirar cohetes.

    • Responder
      Planeando ser padres
      6 julio, 2015 at 15:36

      Claro sin ascensor el peso sí va a ser clave. Yo en casa siempre he dejado el carrito aparcado en la habitación de mi bichilla, que no la usa porque duerme en nuestro dormitorio, así es que las veces que lo hemos plegado para meterlo en el coche las podemos contar con los dedos de una mano. El precio ¡eso sí que es importante!

  • Responder
    Gemma
    6 marzo, 2016 at 11:29

    Hola! Me gusta tu blog, enhorabuena! Que silla me recomiendas q se pliege facil, ocupe poco y pese poco peeeero con buenas ruedas para un entorno a veces inestable 🙂 gracias!!

    • Responder
      Planeando ser padres
      8 marzo, 2016 at 19:59

      ¡Bufff! La pregunta del millón. Pues personalmente ninguna, porque yo estoy acostumbrada a circular en ciudad y terreno nada inestable. Para estas cuestiones lo mejor son las ruedas grandes y neumáticas, pero no he tenido que verme en situación. A veces es súper difícil encontrar una sillita con todas esas características. Y la verdad es que no sabría orientarte, pero en estas webs especializadas seguro que te ofrecerán más ayuda.

    ¡No te cortes, deja un comentario!

    La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos es para gestionar los comentarios que realizas en este blog. Legitimación: Al marcar la casilla de aceptación, estás dando tu legítimo consentimiento para que tus datos sean tratados conforme a las finalidades de este formulario descritas en la política de privacidad. Como usuario e interesado te informamos que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de Webempresa Europa S.L., con domicilio social en Madrid, C/ Almagro 11 6º 7ª 1 C.P. 28010 España. El hecho de que no introduzcas los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podrá tener como consecuencia que no pueda atender tu solicitud. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en info@planeandoserpadres.com así como el Derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de privacidad y cookies que encontrarás en el menú del blog.