Ocio y viajes

Murcia. Asequible para viajar con niños

Plaza del Ayuntamiento de Murcia

3 noches pasamos en Murcia en familia a primeros de octubre. Lo primero que me impresionó de la ciudad fue que tiene exactamente el mismo clima mediterráneo que Málaga, por lo que salimos de Barcelona a 16 grados y llegamos a las 9 de la noche a Murcia con 25. Durante el día alcanzábamos los 31 ¡un calor otoñal más propio del verano! Mi marido nunca ha tenido buenas palabras hacia esta ciudad, pero a mí no me ha desagradado. Es muy extensa, tiene todos los servicios a mano, centros comerciales, una zona peatonal y unas callejuelas antiguas con cierto encanto, aunque la mayor parte sea zona residencial de poco interés. Digamos que el centro de Murcia es pequeño, recogido y fácilmente abarcable para visitar con niños. Otra ventaja es que los precios de la comida son muy competitivos, y en prácticamente todos los restaurantes en los que paramos tenían tronas para bebés. No se ven sitios exclusivos o no aptos para familias, por lo que el ambiente es muy agradable y enseguida se siente uno como en casa. Muy cerca está Terra Natura, el parque del que ya os conté nuestra experiencia, y el balneario de Archena, que son dos opciones excelentes para hacer turismo familiar. Como nuestro viaje estaba organizado, sólo tuvimos una tarde para curiosear por nuestra cuenta, y esto es lo que yo destacaría de Murcia para viajar con niños.

murcia catedral

La Catedral de Murcia

1. Catedral y su plaza. Estaba cerquísima de nuestro hotel, el Tryp Rincón de Pepe, por lo que pasamos por ella varias veces, aunque sólo nos paramos una tarde con tranquilidad. Es peatonal y con mucho ambiente, porque los niños pueden correr sin riesgos. Como era sábado ¡nos cruzamos con 9 bodas! No todas se celebraron allí, pero debe ser que los murcianos acostumbran a fotografiarse en la zona, porque nos pareció una barbaridad. La catedral es muy aparente por fuera, no muy grande, aunque demasiado oscura por dentro. Sólo vimos una cuarta parte del interior porque estaba a punto de comenzar la misa de la tarde y porque la niña se puso a llamarme a voz en grito. Así es que salimos para que se desfogara corriendo por la plaza con las palomas y el resto de la gente. Además de muchas terrazas, hay buenos restaurantes en la zona, como el del Real Casino de Murcia, donde tuvimos la oportunidad de cenar y que es un sitio espectacular.

2. Plaza del ayuntamiento y el borde del río. Con unas fuentes y macizos de flores que daban mucha alegría a a zona. A los niños les gustará asomarse al río y ver el pez gigante que surca sus aguas. El ayuntamiento no es nada del otro mundo, pero en todos los pueblos suele ser de visita obligada, por si acaso resulta ser todo un monumento.

3. Plaza de las flores. Dicen que es la más típica para comer, y tiene unos restaurantes muy bonitos y cuidados. Quizás, demasiado saturado tanto de turistas como de los propios murcianos, por lo que el look es muy internacional, con camareros que te esperan a la entrada del local para captar clientes en las terrazas, y que te explican la carta como si tú no tuvieras ojos para leer. El taxista nos recomendó uno llamado El pulpito, y no estaba nada mal, aunque para ser Murcia, las raciones eran más pequeñas y el precio de los platos más alto que en otros sitios. Aún así, podías encontrar variedad para picotear a partir de los 5-6 euros la media ración. Tenían trona, y unos palitos de pan que a la niña le encantaron. Los mismos en los que se montan las marineras, un plato murciano consistente en una base de pan con ensaladilla rusa y una anchoa encima. ¡Muy rica la mezcla!

ayuntamiento murcia

Ayuntamiento de Murcia

4. Plaza de San Juan. Me gustó más que la Plaza de las flores porque está más escondida y menos transitada. En cuanto a arquitectura, poco tiene que destacar, pero cenamos en el restaurante La pequeña ¡y fue una maravilla! Nunca he comido unos tomates murcianos tan buenos, ni unos platos tan sencillos como elaborados huevos rotos, solomillo con reducción de oporto, calamares en su tinta (allí llamado negro y feo). No hubo cosa que no nos gustase. Fueron muy atentos con la niña, incluso cuando les vomitó toda la cena en la mesa, el suelo, la trona que le habían prestado… en fin, que hasta ella comió demasiado de las cosas ricas de La pequeña. No es especialmente barato pero merece mucho la pena para un lujo puntual (unos 28 euros por persona)

Como patrimonio, Murcia tiene varios edificios de interés, de esos en los que sólo se puede visitar la fachada, pero con las prisas, si pasamos por delante de ellos, entre que mirábamos el mapa y nos ubicábamos buscando El Corte Inglés (sí, como si en Barcelona no tuviéramos bastantes centros comerciales) nos pasaron desapercibidos. Desde luego, el clima y la comida ¡lo mejor de Murcia con diferencia!




Esto te puede interesar

Sin comentarios

¡No te cortes, deja un comentario!

La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos es para gestionar los comentarios que realizas en este blog. Legitimación: Al marcar la casilla de aceptación, estás dando tu legítimo consentimiento para que tus datos sean tratados conforme a las finalidades de este formulario descritas en la política de privacidad. Como usuario e interesado te informamos que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de Webempresa Europa S.L., con domicilio social en Madrid, C/ Almagro 11 6º 7ª 1 C.P. 28010 España. El hecho de que no introduzcas los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podrá tener como consecuencia que no pueda atender tu solicitud. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en info@planeandoserpadres.com así como el Derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de privacidad y cookies que encontrarás en el menú del blog.