Ocio y viajes

Tryp Rincón de Pepe. Modernidad en el centro de Murcia

habitación doble tryp rincón de pepe

habitación doble tryp rincón de pepeA principios de octubre pasamos 3 noches en familia visitando Murcia y alojados en el céntrico hotel de 4 estrella Tryp Rincón de Pepe. Los hoteles de la cadena Meliá son de mis favoritos, pero en esta ocasión la habitación se nos quedó un poco pequeña para viajar con una niña de casi dos años, la mini cuna, el carrito y la demás parafernalia. Suerte que pasamos poco rayo en ella, porque teníamos cantidad de actividades programadas, pero no nos resultó nada cómoda. Otro inconveniente fue que el hotel estaba en obras, y aunque no escuchamos nada de ruido durante esos días, la rampa de acceso al vestíbulo que debíamos utilizar con el carrito era muy empinada, y además estaba siempre sucia con arena de la obra, por lo que era peligrosa y muy resbaladiza. Tanto las personas en silla de ruedas, como las que usaban bastón, tenían serios problemas para entrar y salir del hotel y lo peor es que no tenía pinta de que la rampa fuese a sufrir modificaciones con el nuevo proyecto de remodelación. Otro trastorno lo tuvimos con los ascensores. Nuestra habitación estaba en la tercera planta, pero con la niña y con el carro quedaba descartado subir y bajar a pie. Pues los dos eran lentísimos y tardaban una eternidad en pasar por nuestra planta. Además de muy pequeños, por lo que en nuestra situación ya los ocupábamos por completo. Al restaurante para el desayuno, que estaba en la planta -1 debíamos bajar a pie, porque el ascensor no llegaba hasta allí a causa de las obras. Aunque no todo fueron cosas negativas, pero desde luego no es el mejor hotel de Murcia para viajar con niños pequeños.

tryp rincón de pepe murcia

1. Habitación. La verdad es que la decoración era moderna y bonita pero con muy poco espacio para viajar con niños. Tenía una especie de muro de separación entre la habitación y el baño, con un hueco utilizado como mesa de trabajo, con cafetera, cantidad de infusiones y demasiadas cosa al alcance de los niños, pero que robaba un espacio importante. Para viajar por negocios hubiera sido una habitación muy original, pero en nuestra situación era poco práctica. La cama sí era grande y muy cómoda pero la mini cuna robaba espacio para movernos y la niña sólo podía estar junto al sillón y la mesita en una esquina de la habitación. La tele era pequeña y se sostenía haciendo malabarismos sobre el mueble estrecho del mini bar. Nos pasamos toda la estancia en el Tryp Rincón de Pepe sufriendo para que la niña no la volcara al suelo y para que no se encaprichará con el contenido del mini bar, porque la puerta era transparente y lo tenía todo a su altura y al alcance de sus ojos y de su mano. El baño sí era muy cómodo, con una gran bañera separada de los otros elementos y con metros de sobra para maniobrar sin miedos.

baño tryp rincón de pepe

2. Desayuno. Además del problema de tener que acceder por las escaleras, tenían pocas tronas y algún día tuvimos que bajar el carrito para sentara la niña. El restaurante es pequeño, un poco claustrofóbico al no tener ventanas tampoco y el surtido de comida no muy grande pero sí bastante variado. El personal fue muy atento con la niña, pese a que les dejaba el suelo hecho unos zorros a diario. El resto de comidas las hicimos fuera del hotel.

tryp rincón de pepe

Único rinconcito para jugar y el espacio desaprovechado de separación entre dormitorio y baño

3. Ubicación. Creo que la situación del Tryp Rincón de Pepe es su principal baza, porque está justo a espaldas de la catedral y delante de él ya se extiende la zona peatonal que lleva hasta el monumento y un poco más allá al ayuntamiento, el río y demás lugares de interés. Todos son abarcables andando. Eso sí, si os desplazáis en coche tened en cuenta que aparcar en la salle será imposible, por lo que deberéis recurrir a un parking de pago. Para salir a comer o cenar, hay cantidad de restaurantes cerca. Nosotros fuimos en un viaje organizado y andando desde el hotel llegamos a La pequeña y al restaurante del Real Casino de Murcia. Muy diferentes pero impresionantes los dos.

No sé si por el tema de las obras nuestra valoración del Tryp Rincón de Pepe desmerecerá un poco la calidad del hotel, pero es que los trastornos para viajar con niños fueron muy evidentes. Además, considero que no es un hotel barato para la ciudad en la que se ubica, que cuenta con precios mucho más asequibles. En régimen de alojamiento y desayuno la tarifa era de 125 euros por noche (90 euros si encuentras una oferta de las que no permiten cancelación), por lo que opino que la sensación de confort debería haber sido mayor. Si un día volvemos a Murcia, probaremos otro hotel diferente.




Esto te puede interesar

No hay comentarios

¿Quieres añadir algo? ¡Comenta!