Ocio y viajes

Balneario de Archena ¡De spa con niños!

balneario de archena

Esa ilusión de ir de spa, de desconexión y buscar el relax solo o en pareja, es algo que se complica mucho cuando se tienen hijos. Sin embargo, creo que una buena alternativa puede ser elegir espacios en los que al menos podamos relajarnos por turnos, de forma que cuando uno vigila a los niños el otro viva su momento personal y sea transportado al séptimo cielo, aunque sólo sea durante unos pocos minutos. Hace unas semanas visitamos el Balneario de Archena en familia, y creo que es un espacio muy bien diseñado para poder tener acceso a este tipo de actividades, tradicionalmente de adultos, en un ambiente menos sosegado pero también muy divertido. Fuimos de viaje a Murcia con un grupo de personas y lo cierto es que como no teníamos relación unos con otros, el rato en el Balneario de Archena lo pasamos como si hubiésemos viajado a solas. El reciento climatizado en sí no es grande si tenemos en cuenta la enormidad del resto de instalaciones, que con hotel, restaurante y yo no sé cuántas cosas más, parece un pueblo de calles empedradas por sí solo. Pero aún así, es un lugar agradable para tener un par de horas de actividades acuáticas en un entorno diferente.

1. Piscinas climatizadas. La mayor parte del recinto está ocupado por una piscina climatizada tipo lago, con diferentes espacios que simulan camas de aguas, tazas de jacuzzi, chorros a presión con diferentes formas e intensidades, pasillos con corrientes de agua, e incluso una zona que comunica la piscina interior con otra al aire libre, también climatizada y con entretenimientos similares, a la que se accede a través de una de estas corrientes de agua que te empuja a lo largo de todo el recorrido hasta volverte a dejar en el interior. También hay piscinas de verano, y otra para practicar natación, pero al ser octubre y viajar con la niña, sólo probamos las de la zona interior.

balneario de archena jacuzzi

2. Zona lúdica para niños. Dentro de la misma sala, hay una piscina que no cubre, con chorros, toboganes y figuras de dibujos infantiles para que jueguen los niños. La nuestra es aún demasiado pequeña para dejarla sola, por lo que pasamos poco tiempo en esta piscina infantil. Y no precisamente por nosotros, sino porque lo que resultó gustarle más fue ponerse a remojo en las burbujas del jacuzzi con algunos matrimonios de personas mayores y chapotear en la piscina más grande, cosa que en la pequeña no podía hacer por lo poco que cubría el agua.

3. Masajes. En nuestro pack, se incluía un masaje cortito, de 20 minutos, a elegir entre espalda, cabeza o piernas, para cada uno de los adultos. ¡Este fue el verdadero lujo de la sesión! Porque se reciben en una sala especial, alejada del trajín y el gentío de la piscina. El mío fue a las 5 de la tarde, y claro, entre que estaba recién comida y ese poquito de no tener que bregar con la niña ¡me faltó tiempo para quedarme dormida! Mientras uno se relaja el otro se ocupa de seguir el ritmo acuático de los niños, por eso me gustaron especialmente las instalaciones del Balneario de Archena. ¡Y eso que no las disfrutamos todas!

4. Jardines y cafetería. Nuestra entrada incluía una merienda en la cafetería exterior del balneario, y es una zona muy agradable, con amplios ventanales que dan al monte, a los jardines y a la piscina de natación y la exterior. En el jardín tienen palmeras enormes, tumbonas y los niños pueden correr a sus anchas, aunque siempre vigilados, no se nos vayan a meter de cabeza en una de las piscinas una vez secos.

balneario de archena piscina

5. Vestuarios. Se me hicieron algo incómodos. El recorrido hasta el acceso a la zona climatizada es largo y frío. Los vestuarios tiene un sistema de acceso desde la calle y hacia la piscina de dos puertas en cada cabina, que quedan cerradas cuando bajas el banco para poderte sentar y depositar tus cosas. Con la niña, esto fue un verdaderos trastorno, ya que nos obligaba a desvestirnos y vestirnos todos a la vez, para no tener que andar poniendo y quitando cosas del banco. Además, el que baña al niño antes de abandonar el Balneario de Archena, va a pasar un momentos de estrés total cuando se te quiera escapar de la ducha y al no poder tener la ayuda del otro adulto, ya que no hay baños mixtos o para familias. Esta parte fue bastante engorrosa, pero el resto mereció mucho la pena.

Los precios empiezan desde 12 euros, y aumentan según la temporada o las actividades que queramos realizar. Sinceramente, nunca pensé que podría ir con un bebé de menos de 2 años a un lugar así, ya que en otras termas similares que he conocido, los niños no tenían acceso a casi ninguna actividad. ¿Os animaríais a ir a un lugar como el Balneario de Archena con niños?




Esto te puede interesar

1 Comentario

  • Responder
    José Manuel
    23 Enero, 2016 at 12:54

    Hola, el Balneario de Archena es una muy buena elección para hacer un viaje en familia y que los niños disfruten de las aguas termales.

    Aprovecho tu post para hacer algunas recomendaciones a los padres que quieran disfrutar del termalismo junto a sus hijos.

    No son muchos los balnearios ni spas que son adecuados para llevar a nuestros hijos y antes de llevarnos una sorpresa es mejor informarnos bien sobre 3 puntos fundamentales:

    1º) Edad mínima de acceso al establecimiento termal:

    Tanto los balnearios tradicionales como los nuevos spas que se están abriendo en los hoteles, por regla general tienen una edad mínima de acceso de 16 años, de tal forma que si nos presentamos con nuestros hijos menores de esa edad, nos encontraremos la desagradable sorpresa de que no podrán acceder. Punto muy importante.

    2º) Tipo de acceso que nos ofrece el establecimiento a las piscinas termales:

    Normalmente cuando contratas un paquete o programa de alojamiento + balneario / spa lo normal es que nos incluya lo que se denomina “un circuito” al día, de duración variable entre 60 y 90 minutos, que la verdad si solo vas a estar un día y te gustan “los chorritos” se te va a pasar en nada y a los niños …….. ni te cuento. Por eso yo recomiendo siempre que vayamos con nuestros hijos los establecimientos que disponen de acceso ilimitado durante la estancia a las piscinas, no hay muchos, y a los niños no siempre los dejan el 100% del horario, pero os aseguro que se van a agotar en el agua.

    3º) Servicios especiales para niños:

    Además de que puedan acceder a las piscinas termales, hay establecimientos que ofrecen servicios especiales para los más peques, desde zonas de agua restringidas solo para su uso, guarderías para que los padres mientras puedan realizar sus propios tratamientos o circuitos, tratamientos especiales para niños, algunos buenísimos dedicados a mejorar por ejemplo las afecciones respiratorias, e incluso tratamientos compartidos padres / hijos como masajes, con lo cual puedes hacer una serie de actividades que se salen de todo punto de lo habitual y que con total seguridad van a encantar a tus hijos.

    Aquí os dejo un listado con balnearios que tienen servicios especiales para nuestros hijos http://www.termalistas.com/balnearios/recomendado/para-ir-con-ninos/

    Por último provecho para comentar que en FITUR, Caldea ha presentado un espacio chulísimo exclusivo para niños de entre 3 y 8 años (hasta ahora la edad mínima para entrar a Caldea era de 5 años) se denominará CALDEA Likids y esta prevista su apertura para este próximo verano.

    Podeis ampliar la información en http://www.termalistas.com/blog/likids-el-spa-termal-para-los-mas-pequenos-se-presenta-en-fitur-552/

  • ¿Quieres añadir algo? ¡Comenta!