Enseñanza/Colegio

¿Por qué mi bichilla no irá a la guardería?

guardería

Mi mochuela acaba de cumplir los 2 años y ya sabéis que la crio en casa, 24 horas al día, con una maternidad que no es ideal pero sin dramas y porque así lo he querido desde que me negué a aceptar esa falsa conciliación laboral que nunca hubiera existido. Es curioso que para hacer todas las cosas que nos gustaría emprender, esas 24 horas se nos quedan casi siempre cortas, pero cuando llevas dos años completos junto a tu criatura, no separándote más que en horas contadas, alguna queja se te puede escapar. No es que yo sea de abrirme las carnes a diario por la dureza de esta maternidad, pero vamos, que mis lamentos también los suelto de vez en cuando: que si no he podido ni hacer pis en todo el día; que si justo cuando íbamos a salir a la calle me ha armado la marimorena porque mi bichilla ahora se niega a peinarse y a vestirse; que si me he quedado sin comer porque no ha querido hacer la siesta en la cuna, ni en la mochila de porteo, sino sólo en brazos y durante 3 horas seguidas… Vamos, que a poco que una se ponga a recapacitar sin querer hacer sangre de estos momentos de bajón, algún segundillo de renuncia de tu maternidad te cruza por la mente. Y en esos momentos de flaqueza, ahí está el papá de la criatura con su solución a todos los problemas ¡llévala a la guardería! Y yo le recitó mis motivos por los que no quiero delegar la crianza de mi churumbelita en gente que no conozco.

1. La desconfianza. Será porque soy primeriza o porque me he vuelto antisocial, o vete tú a saber qué, pero el caso es que yo no conozco de nada a las señoras de la guardería. Que supongo que serán gente de bien, con su preparación, con sus controles de seguridad y ceñidas a un programa de enseñanza para civilizar a mini seres y darles un futuro mejor del que mi bichilla va a tener por quedarse asalvajada a mi lado en casa (o eso me venden). Pero luego pienso en esas mujeres y por muy diestras que sean me cuesta creer que vayan a dedicarla a esos 20 niños que tienen a su cargo, la misma atención que le puedo dar yo a la mía, que la tengo en exclusiva. Que sí, que nos pasamos largos ratos casi sin interactuar, yo a mis cosas y ella reafirmando esa independencia repentina que le ha entrado a los 2 años. Pero sabe que estoy aquí, que me tiene a mano y que en cuanto tenga hambre, sueño, o caca, o quiera pintar o ver a Peppa y Dora, le voy a hacer caso y la voy a atender. Esa encargada de la guardería ¿puede hacer lo mismo si se ponen tontos dos o tres niños a la vez? Una vez oí a alguien que decía que se supone que tus hijos son tu bien más preciado y se hacía esta pregunta a la hora de confiarlos a alguien: ¿darías tus claves bancarias y todas tus contraseñas privadas a su cuidadora de la guardería? Si la respuesta es sí, estás eligiendo a la persona adecuada. Si la respuesta es no, o bien valoras más tus pertenencias, tu dinero y tu intimidad que a tus hijos o no es la persona correcta. Y yo de momento sólo comparto niña y dineros con mi madre. En el futuro ya se verá cómo avanza la cosa.

2. Las enfermedades. Mi bichilla me ha salido hecha un torete, y aparte de cuatro mocos tontos que se han ido sin medicación, y un virus intestinal que tuvo hace un año, no se le ha vuelto a conocer mal. Y las guarderías son populares por ser un foco infeccioso de importancia. Los pro guardería me dicen que todo lo que no pase mi bichilla ahora, lo pasará cuando vaya al colegio. Pero desde mi inexperiencia en el campo de la medicina (que es enorme, puesto que no entiendo nada) creo que cualquier mal que haya que superar le hará menos mella a una niña criada de 3 años que a un bebé de 4 meses.

3. Yo dejé de trabajar para criarla. Y ya sería la madre del cordero el hecho de que llevase a mi mochuela a la guardería para quedarme yo en casa dedicándome a mis labores, cuando puse patas arriba mi vida laboral por no querer desentenderme tan prematuramente de ella. Porque yo el instinto maternal aún lo ando buscando, pero de criar a la niña aún no me he cansado. Y me cuesa mucho ganar unos pocos euros en ornadas interminables y con ella enredando en todas partes, pero creo que hay otras situaciones de crianza mucho peores.

4. No creo en los malos augurios acerca de los niños que no han ido a la guardería. Que si son menos sociables, que si llevan un atraso importante por no saber los números del 1 al 3 o las canciones de moda en el jardín de infancia. Porque por algún extraño motivo, la gente piensa que los niños que se crían en casa con sus padres durante esta etapa, pasan por el mundo sin enterarse de la misa la media, y no aprenden nada junto a la familia. Pero yo comparo a mi churumbelita con niños de guardería, y para no parecer una madre pretenciosa solo diré que está cuanto menos al mismo nivel que ellos en cuanto a conocimiento de estas materias. La guardería no deja de ser un invento moderno, no para educar a a los niños, sino para facilitarles la vida a los padres que no pueden ocuparse de ellos por cuestiones laborales, personales o de lo que sea. Es como un aparcamiento de niños para la jornada laboral. Muy divertido y en un entorno agradable y con vertiente pedagógica, pero fueron creadas para que no bajase el rendimiento de sus padres en su ámbito profesional, mientras que ahora se nos vende como la primera gran maravilla de la enseñanza y la estimulación temprana. Se ha desvirtuado mucho el concepto, pero yo sigo teniendo el pensamiento antiguo para esto.

Por todo esto, y dadas las fechas de 2015 en las que andamos, creo que mi criaturita se va a saltar esta etapa no obligatoria de su educación. Mucho tendrían que cambiar las cosas en esta casa para que no empezase a ir directamente al colegio en septiembre del año que viene. No creo que sea peor madre por negarle esa enorme diversión que se supone que le espera en la guardería, ni tampoco mejor por elegirla a ella sobre mi trabajo. Cada uno tiene las circunstancias familiares que le han tocado en suerte. Estos, y el hecho de que es tan pequeña, crecen tan deprisa y en dos días me arrepentiría de haberme perdido esta fase de su desarrollo, son los principales motivos para no llevar a mi bichilla a la guardería ¿cuáles son los vuestros para decidir hacer lo mismo o todo lo contrario?

Esto te puede interesar

72 Comentarios

  • Responder
    Diana
    30 Noviembre, 2015 at 07:28

    Definitivamente llevamos una vida paralela. Pienso exactamente igual que tú al respecto de principio a fin, sólo que ahora el fantasma de la guardería ha rondado mi cabeza porque cada vez me cuesta más afrontar todo el trabajo que tengo por delante con Mara danzando. Más aún porque estoy completamente sola en casa de 8 de la mañana a 7 de la tarde; y echo mucho de menos poder contar con gente que me eche un cable… Pese a ello como bien dices, dejé mi trabajo para poder estar con ella y llevarla sería retroceder. ¡Qué difícil!

    • Responder
      Planeando ser padres
      1 Diciembre, 2015 at 11:45

      ¿Qué me vas a contar? Cuanto más trabajo, más reuniones fuera de casa y más plazos de entrega, más difícil es tenerla cerca, subida en la mesa y revoloteando entre mis papeles o tecleando en el ordenador en cuanto me doy la vuelta. Aquí estamos igual: este hombre se va sobre las 7:30 de la mañana y vuelve a las 7:15 de la tarde (como muy temprano) por lo que además de trabajar con la niña tengo que sacarla de paseo en el que supuestamente es mi horario laboral, hacer la comida,medio adecentar la casa, dormirla para la siesta… No es nada fácil organizarse, pero a mí me costaría mucho dar el paso de dejarla en la guardería.

  • Responder
    marigem
    30 Noviembre, 2015 at 07:36

    Hola!!!!
    Comparto absolutamente lo que dices.
    Yo pude permitirme estar con ellos y eso no hay dinero que lo pague. Podía sacarlos mucho a la calle, a respirar y correr. Podía dedicarles las atenciones necesarias, y si ya con 2 a veces uno tiene que esperar un poco, en una guarde con 20 tendrán que esperar mucho más, digo yo.
    Y lo de las enfermedades…mis hijos no se pusieron malos de nada hasta que no empezaron al cole, y ya bastante rabia da y eso que tuve suerte y fueron un par de catarros que se repegaban el uno al otro, pero para qué adelantarlo, como bien dices con 4 meses es mucho peor que con 3 años.
    Lo de antisociales es una excusa boba, los míos al menos nunca fueron antisociales, al contrario,eran y siguen siendo normales, con muchos amigos como cualquier niño.
    A día de hoy hacen un montón de cosas y tienen distintos grupos de amigos, un niño se hace sociable de otras formas; en el cole, en el parque, haciendo distintas extraescolares a lo largo de su vida, pero vamos no creo yo que por no ir a la guardería con dos años los niños estén asilvestrados, lo estarían sino salieran nunca jamás de casa, sino fueran al parque en ningún momento, sino vieran a ninguna persona más que a su madre…entonces podría pasar pero con una crianza normal eso no ocurre.
    Ya tendrán tiempo de madrugones, carreras y virus, y pudiendo evitarlo es lo mejor.

    • Responder
      Planeando ser padres
      1 Diciembre, 2015 at 11:49

      Esa es otra, que la satisfacción de criar tú a tus hijos no tiene una recompensa similar por muy bien pagado que este tu trabajo. Es cierto que hay padres que no pueden renunciar a la vida laboral, porque es una parte intrínseca de su persona y no serían capaces de quedarse 24 horas criando churumbeles. Porque visto desde fuera parece que una no haga nada, pero ir al trabajo puede ser hasta liberador para ciertas personas. Lo de las enfermedades me da pánico, porque soy muy mala enfermera y muy poco paciente para estos casos. Y lo de ser antisociales ¿qué pasaba con los niños de toda la humanidad antes de que existieran las guarderías? Que se sepa, todos han acabado socializando. Deberías ver a mi bichilla en el parque ¡parece una acosadora! Saludando a niños y padres y no separándose de los de su tamaño. Esta en el cole va a disfrutar mucho, pero de momento, voy a seguir siendo una mijita egoísta quedándomela para mí sola.

  • Responder
    Alba RC
    30 Noviembre, 2015 at 07:50

    Buenos días,

    Como educadora infantil te diría los beneficios que tiene para los pequeños su estancia en el jardín de infancia, pero me imagino que ya te los habrán contado y tú misma has valorado pros y contras. No estoy aquí para vender nada 😉

    Solo quería comentar que es cierto que con 20 niños que tienen entre 2 y 3 años es difícil una atención absoluta. Pero también pienso que eso ayuda a los niños y niñas a tener una mayor autonomía, que ahora parecen pequeños para necesitarla, pero les ayuda para su futuro. De todas formas, no se les puede atender de forma absoluta, pero sí personalizada; conocemos cada manera de ser de cada niño, cada manía o lo que más le gusta. Sabemos que los padres y madres dejáis a nuestro cargo a vuestro mayor tesoro y cómo tal intentamos tratarlo.

    Me imagino que sabrás que el Segundo Ciclo de Educación Infantil tampoco es obligatorio, por si decides seguir con la crianza en casa.

    Respeto muchísimo las decisiones de cada uno y más si no dudas de las mismas cada vez que te las ponen en duda. Lo importante es sentirse bien con uno mismo

    Saludos

    • Responder
      Planeando ser padres
      1 Diciembre, 2015 at 11:54

      La cuestión es que habiendo valorado pros y contras, no veo ventajas en la guardería que no pueda tener estando en casa, y saliendo al parque, a la ludoteca de la biblioteca, a actividades infantiles, en otros horarios. No digo que no se hagan autónomos pero deberías ver a la mía en casa. Si es que soy una madre desahogada del todo que la deja experimentar a más no poder, pero claro, con un ojo siempre encima. Se desviste cuando quiere, se pone y quita los zapatos y los calcetines, el abrigo, coge su agua cuando tiene sed sin pedir nada, saca los juguetes que le interesan. Vamos, que estando en casa tampoco es que me tenga las 24 horas del día pendiente de ella y sin hacer otra cosa. Va por libre por completo. Claro, yo conozco todo lo que quiere ella no otros niños. Sí, sé que en España la escolarización no es obligatoria hasta los 6 años, pero aquí hay un problema enorme por el que la mía deberá ir al colegio con 3. Y es que si ya con 3 años va a ser difícil elegir el que consideremos el mejor colegio, por la poca disponibilidad de plazas, con 6 años sería prácticamente imposible, y estaríamos a merced de que quedara un hueco de lo más improbable en vete tú a saber qué centro educativo. Y no es cuestión de enfrentarnos con todo el sistema educativo.

      A mí me parece genial que cada cual elija guardería sí o no, pero es que los que optamos por el no parece que nos hayamos quedado anclados en la época de las cavernas.

  • Responder
    Mamá en Bulgaria
    30 Noviembre, 2015 at 08:19

    Mi mayor no fue a la guarde hasta los 3 años y medio y ha salido de lo más normal, sin traumas ni problemas de integración. El pequeño hace poco va un par de horas por la mañana, y aunque no me resulta fácil, nos lo recomendaron para ver si empieza a hablar y parece contento. Se ha puesto enfermo dos veces en dos meses y sólo han sido un par de días de fiebre, nada muy exagerado.
    Haz lo que creas mejor para la bichilla y no te dejes influenciar por extraños, que la madre eres tu.

    • Responder
      Planeando ser padres
      1 Diciembre, 2015 at 12:46

      Claro es que aquí a esa edad ya están en el colegio. Que me sigue pareciendo muy pronto para separarnos de ellos, pero desde luego no tiene nada que ver con lo de confiar un bebé de 4 meses a una cuidadora desconocida. Y la personalidad de cada niño influye. Quizás si yo viese que mi bestia parda fuese más tímida, rehuyese el contacto con la gente o fuese incapaz de separarse de mí, lo plantearía de otra forma. Pero tal y como es, que ve un niño ajeno y se vuelve loca, y va charlando con todas las marujas del pueblo y a su aire sin mirar si estamos nosotros cerca o se ha quedado sola en el universo ¡es que ni me lo planteo!

  • Responder
    Ita95
    30 Noviembre, 2015 at 08:36

    Yo soy profe de una guardería, cada mamá es libre de hacer con su hijo lo que quiera. Pero si puedo afirmar que se portan muchísimo mejor que en casa, eso permite tener x numero de niños y no desantender a ninguno, la clave es crear unas rutinas diarias a las que se adaptan perfectamente y nos adaptamos al ritmo de cada niño. Lo de ponerse malitos… Hay algunos que no cogen nada en todo el año y otros que siempre están con algo, pero pasa exactamente lo mismo al pasar al colegio…
    Siempre escucho críticas malas de las guarderías, quizás porque no es obligatorio, pero es prácticamente lo mismo que los primeros años de preescolar, una persona con el doble de niños, niños con un mes mas que al acabar el ultimo año de guardería… Habrá de todo, pero creo que todas las que nos dedicamos a esto lo hacemos porque nos gusta, es un trabajo muy vocacional que no todo el mundo aceptaría, e intentamos, por lo menos yo, que pasen una mañana o día agradable, que entren contentos todas las mañanas y cuidarlos como si fueran nuestros hijos, yo respeto y envidio a las mamá que podéis criar a vuestros hijos en casa y pasar tanto tiempo con ellos, como el amor y el cuidado de una madre no hay nada, pero nosotras no somos brujas, ni un centro infantil es un lugar horrible…

    • Responder
      Planeando ser padres
      1 Diciembre, 2015 at 12:00

      Mi madre trabajó 5 años en una guardería y seamos sinceras, si hay unas rutina establecidas no es posible adaptarse a las rutinas de cada uno. Por ejemplo, si mi hija duerme la siesta unos días a las 12 y otros a las 3 de la tarde, en la guardería el horario es el que es. O se adapta o se quedará sin dormir. Ya sé que en el colegio puede darse lo de las enfermedades a lo loco, pero no a a ser igual cualquier mal en un bebé de 4 meses que en un niño de 3 años. Esto no lo digo yo, nos lo dice la pediatra. Ya sé que una guardería no es un lugar horrible (generalmente) mi problema es que como primeriza no puedo confiar en que un grupo de desconocidas cuide de mi hija. Dicen que cuando tenga al segundo, esto se me va a pasar y los iré abandonando con cualquier por las esquinas. Pero ahora que he conseguido adaptar mi vida y mi trabajo para estar con ella, no creo que la guardería sea la mejor opción para su edad.

  • Responder
    Cristina Madre Autónoma
    30 Noviembre, 2015 at 08:55

    M va la guardería desde septiembre. Como tú dices, él no tenía necesidad ninguna pero nosotros, sus padres, teníamos que trabajar y no queríamos seguir atando a los abuelos. Es un cambio, es verdad que son inventos modernos pero la incorporación de la mujer al trabajo también lo es.
    Personalmente, estoy encantada con nuestra guardería, es de puertas abiertas lo que quiere decir que puedes ir en cualquier momento y entrar directamente, y pública (lo que supone un alivio importante). No nos la vendieron como estimulación. De hecho, recuerdo la frase de la profesora: no nos vamos a empeñar en que aprendan nada, sólo que no lloren, que estén contentos y fomentar su autonomía al máximo. Vamos, lo que yo pedía.
    Ojo, aunque estamos encantados, sé que es un favor que M nos hace a nosotros para que podamos seguir trabajando.

    • Responder
      Planeando ser padres
      1 Diciembre, 2015 at 12:03

      Claro, es que esa es la idea. La guardería es un servicio genial porque el tema de la conciliación es un despropósito en España. Pero si las cosas estuvieran mejor organizadas ¿de verdad alguien preferiría dejar a sus hijos allí antes que cuidarlos y educarlos en primera persona? Pero con malos horarios de trabajo y demás situaciones incompatibles con la crianza, es que a mucha gente no le queda otra alternativa. Por supuesto que deben existir centros geniales, y no digo yo que mi bichilla no se lo pasase en grande en ese ambiente si lográsemos dar con una que nos convenciese. Pero ya no queda tanto para que vaya al cole, así es que allí será donde comience con este disfrute loco que se dice que tienen los niños en estos centros. ¡Y gratis oye!

  • Responder
    Tati
    30 Noviembre, 2015 at 08:58

    La verdad que tu post me desagrada en varios sentidos. Sobre todo cuando dices que cuando tu hija te pide algo, se lo das ya y no le haces esperar. Prepárate para tener una pequeña dictadora en unos años…
    Y ahora responderé a tus “razones” para masacrar a la guardería:
    Desconfianza: te aseguro que si una educadora no realiza bien su trabajo, dura muy poco en su puesto. Sobre todo porque las quejas de los padres llegarían a cascoporro, pues buenos somos con nuestros peques en esta etapa (y en todas). Yo la primera.
    Enfermedades: vale, quieres evitarle los virus… No te preocupes, ya lo cogerá todo cuando tenga 3 años y entre al cole. La vas a tener más en casa que en la clase.
    Yo dejé de trabajar para criarla: yo también. ¿Soy mala madre por quedarme en casa y hacer tropecientas tareas entre los 8 viajes que hago a la guardería para no dejarla a comer y no estar sin verla más de 3 horas? Yo creo que no.
    No crees en los malos augurios: vale, yo tampoco. Tú misma has dicho que tienes 24 horas para dedicarle, seguro que como mínimo le enseñas a contar hasta cinco. La mía llega a la guarde y todo le suena. Porque sí, va a la guarde 5 horas diarias (no seguidas), pero su madre (que soy yo) le enseña en casa a contar, a pintar, a ser educada y muchas cosas más. ¿Un parking para niños? ¿tan mala me consideras? Yo llego a buscar a mi hija, me asomo por la ventanita de la puerta de su clase y la veo disfrutando como una enana, jugando o escuchando sentadita y tranquila un cuento (cosa que en casa es inviable porque es un terremoto). Y los mimos que le da a la profesora no creo que sean menos que un agradecimiento por lo bien que se porta con ellos.
    Así que nada, deja a tu niña en una burbuja hasta los tres años y prepárate para la adaptación cuando entre al cole y no se quiera separar de ti. Aunque siempre puedes tenerla contigo hasta los 6 años, recuerda que Infantil tampoco es obligatorio…

    • Responder
      Mar
      30 Noviembre, 2015 at 09:25

      Estoy totalmente de acuerdo con Tati. Yo tampoco tengo necesidad de dejar a mi hijo y desde Septiembre le llevo tres horas y media a la guarde.

      El símil de las cuentas bancarias y tal me parece totalmente fuera de lugar. Una cosa es que tu tengas tus motivos (más que respetables) para no llevar a tu hija y otra cosa es que nos taches de irresponsables a las que si lo hacemos…

      • Responder
        Anto V.
        30 Noviembre, 2015 at 19:22

        hola! Estoy totalmente de acuerdo contigo Tati, suscribo cada una de las palabras.

        Tengo dos niños, al mayor lo lleve a la guarde por necesidad, al segundo me pude permitir unos días más pero acabó igual en la guardería y al que está por llegar tendré que hacer lo mismo, y la verdad, la experiencia fue genial en los dos casos. No creo que sea mala madre por eso, ni mucho menos.

        Creo que es un post bastante desafortunado.
        Saludos.

        • Responder
          Planeando ser padres
          2 Diciembre, 2015 at 11:06

          Nadie llama mala madre a nadie. Ni sois malas las que los lleváis a la guardería, ni peores las que los criamos en casa. Simplemente es un invento que a mí no me gusta, y que como por suerte no tengo la obligación de utilizar, me desagrada profundamente que quienes confían ciegamente en la guardería crean que los hijos de las otras van a estar por detrás en todo. Eso no es responsabilidad de la guardería, sino del trabajo que cada uno hace con sus hijos en casa.

      • Responder
        Planeando ser padres
        1 Diciembre, 2015 at 12:26

        Uy, uy yo no tacho de irresponsable a nadie. Simplemente digo que a mí esta opción no me convence, y mucho menos estando yo en casa y sin tener necesidad. Pero cada cual cría libremente como quiere. Y no es una pose, sino que efectivamente no confío en las guarderías. Pero opiniones las hay para todos los gustos. No todas tenemos que pensar igual.

    • Responder
      Planeando ser padres
      1 Diciembre, 2015 at 12:19

      Uy, tú respuesta ha empezado con ese término de pequeña dictadora que no me ha gustado nada. Esa idea de atender a un niño cuando pide algo, o llora o se queja según cuando un adulto (o cuando una tabla de Estivill) diga que hay que hacerlo y no cuando el instinto y el criterio de una madre crea conveniente, ya me espanta un poco. Según tú ¿cuánto rato debe llorar porque le molesta el pañal cargado o porque quiere que la acunen para dormirse? Los niños no son dictadores, son muy primarios y piden de forma muy vehemente para satisfacer sus instintos. No hay más. Con paciencia se van estableciendo algunos límites, pero desde luego jamás dejaría a mi hija en manos de alguien que piensa que es un bicho demandante al que hay que ignorar un poco para civilizarlo.

      En cuanto a la confianza, debes entender que esto es un blog personal, y a mí no me transmiten confianza las guarderías, no lo puedo evitar. Claro que entiendo que debéis pasar por controles (y mayores deberían ser) porque aún se siguen detectando casos (pocos) de irregularidades en estos centros. Y conozco a trabajadoras en ellos que cuentan cosas como que si a una maestra se le mete entre ceja y ceja que un niño tiene un problema porque es un poco más movido de la cuenta, ya empiezan a atormentar a los padres con visitas a psicólogos y cantidad de parafernalia que de verdad no creo que sea necesaria para un niño de 2 años. estás a merced de lo que piense una persona con una formación muy básica y en fin, yo no me puedo fiar.
      En cuanto a los virus, perdona que te diga que tu respuesta me parece de lo más prepotente. Mi hija puede cogerlos todos en el colegio o no coger ninguno ¿eres médico además de madre que lleva a su criatura a una guardería? Mi pediatra no puede predecir esto y tú sí. Y lo de la sensación de mala madre es algo muy personal, vamos, yo misma no me veo muy buena, imagínate si no tengo criterio para juzgar a las demás.

      La idea es que cada cual elija libremente la opción que quiera. Yo he expuesto los motivos por los que no me dan confianza las guarderías. Tú vives feliz con llevara tu hija allí. ¿Dónde está el problema? ¿Debemos tener todos la misma opinión? Para mí las guarderías son lo que son desde que se inventaron, un lugar para que los padres que no pueden atender a sus hijos los dejen con unas condiciones mínimas de seguridad, al cargo de alguien que se responsabilice de ellos. El aprendizaje que tienen ahí podrán adquirirlo igualmente en casa o más tarde en el colegio. la sociabilidad la puede tener en el parque, ludotecas o con otros niños de la familia. En mi caso particular, que es del que hablo, no tienen ventajas ninguna.
      Si vieras a mi criatura… vive en cualquier cosa menos en una burbuja y no sabe lo que es la mamitis ni de lejos. Curiosamente, el comentario que me suelen hacer es que “parece una niña de guardería”, con lo cual creo que no lo estoy haciendo tan mal. Y conozco infinidad de niños que no han pasado por la guardería y cuya adaptación al colegio ha sido espectacular. Igual que hay niños de guardería que llora diariamente por tener que ir y que siguen llorando diariamente cuando entran al colegio No se puede generalizar, y por eso yo hablo sólo de mi caso concreto.
      Lo de los 6 años lo valoré, pero por la dificultad de conseguir plaza para niños tan grandes en el colegio de nuestro gusto tendremos que adaptarnos a lo de los 3 años. En cualquier caso, eso sí es enseñanza reglada y seguro que la disfrutará tanto o más que la guardería.

  • Responder
    Estrella
    30 Noviembre, 2015 at 09:12

    Me reincorporo al trabajo en febrero, justo cuando mi bebé tendrá 5 meses. Y he decidido junto a mi pareja no llevarlo a la guardería al menos hasta que tenga 2 años. Para poder conciliar he solicitado trabajar siempre en turno de tarde y he pedido traslado de centro de trabajo a uno más cercano a mi domicilio. Me voy a perder muchas cosas pero gano en tranquilidad porque siempre va a estar acompañado de uno de nosotros.
    Los abuelos no entienden por qué pudiendo echar una mano tengo que hacer encaje de bolillos con mi curro. Pues porque quiero criar a mi hijo junto al padre porque lo considero un privilegio y no quiero implicar a más personas salvo imprevistos. Llamadme tonta.
    A mí las guarderías no me terminan de gustar. A la edad de tu bichilla no veo tanto problema porque de alguna manera se puede comunicar y es independiente en cuanto a la movilidad, pero…¿un bebé? No interactua ni se interesa por otros niños, con lo que el cuidado se reduce a dejarlos en una cuna y atender sus necesidades básicas. Y me da mucha pena porque al menos el mío es un mimoso y necesita tanto contacto de brazos, porteo, besos, canciones… eso lo perdería al entrar por la puerta. Y ganaría a cambio unos cuantos mocos o una conjuntivitis.
    Así que yo te apoyo porque no creo que vayas por el mal camino, sino que es la sociedad la que nos proporciona miles de trabas para tener que recurrir a estos centros de manera temprana y prolongada a lo largo de la vida de los peques. Bichilla feliz, mamá feliz, no te olvides 😉

    • Responder
      Mar
      30 Noviembre, 2015 at 09:30

      Estrella, digo lo mismo que un poco más arriba. Tus motivos son más que respetables y no tienes que dar explicaciones a nadie pero permite que te diga que, al menos en uno de ellos, estás equivocada.
      Con 5 meses se hacen muuuuuuuchas cosas con ellos. No están todo el rato en la cuna, ni mucho menos! Se les estimula con texturas, posturas, canciones, masajes, gestos…. Me parece estupenda tu decisión, pero no me gustaría que fuese por una mala información.

      • Responder
        Estrella
        30 Noviembre, 2015 at 11:00

        Tengo información de sobra y gracias a mi trabajo me relaciono con muchos padres que sí hacen uso de la guardería. No las demonizo pero creo que son adecuadas para niños a partir del año (por lo menos). O quizás es que vivo en una ciudad muy pequeña donde no hay mucha variedad, que todo puede ser.

    • Responder
      Planeando ser padres
      1 Diciembre, 2015 at 12:24

      Pues si esa es la opción que os va a permitir criar con más tranquilidad y confianza, seguro que es la mejor. Y al menos teníais el respaldo de los abuelos, igual que nosotros, pero aún así yo no e veía con valor de dejarla tan pequeña. Lo habré hecho mejor o peor, pero desde luego he tomado la decisión plenamente convencida. Y es una pena que poder criar a tus hijos tú misma sea considerado un privilegio, cuando debería ser lo normal ¡que para eso los tenemos! Yo soy otra de esas tontas que quieren criar con sus propios medios y sin depender de terceras personas excepto para urgencias graves.

      Desde luego, cuanto mayor sea el niño y más autónomo, menos mala veo la guardería. Pero me imagino a mi bichilla de 4 meses en manos ajenas y compartiendo atención con otros pocos de bebés y no me puedo quedar tranquila. Y el bendito porteo ¡hasta los 7 meses se pasó la mía sin separarse del entreteto! Ahora que me digan también que las maestras de guardería portean a 4 bebés a la vez para darles cariño a todos. Si va a tener años de colegio para hartarse ¿por qué adelantar esta separación de forma tan prematura?

  • Responder
    ¡Y yo con estas barbas!
    30 Noviembre, 2015 at 09:41

    ¡Buenas, Lucía…! ¡Hermoso charco en el que te has metido hoy, mujer, jajaja…! ¡Me gusta! Hay que ser valiente, y aquí estamos para contar nuestras historias…

    De entrada, me parece perfecto el post, ojo. Peeeeeeeeero… me parece que está redactado en un tono… ¿Cómo diría? Más que descriptivo… como si te estuvieras JUSTIFICANDO por algo, creo. Y lo malo es que me parece que la justificación viene en forma de darle “palos al contrario”, más que por ensalzar las virtudes de lo que tienes. Lo leo como una especie de defensa a capa y espada de tu modo de crianza. Y no creo que haya necesidad, realmente… Nadie tiene derecho a meterse con tu opción de crianza, porque no… Simplemente no hay motivos ni razones. Además, a muchos nos parece fantástica.

    Vuestra elección es la mejor para vosotros y vuestra circunstancia, eso está fuera de toda duda. Pero veo en la argumentación, casi más que una defensa de vuestra opción, un cierto tufillo a enfrentarlo a la opción de las guarderías, pero en base a rebajar a estas últimas… No sé si me explico; y es algo que me extraña en ti, la verdad; te creía un poco más ecuánime. Creo que no hay necesidad de esa argumentación peyorativa. Y es que ese es el problema cuando uno cae en el hecho de generalizar tanto. Yo creo simplemente que, frente a tus argumentos, otro tanto de gente podría hacerte los mismos, pero a la inversa; gente que puede ensalzar los valores y lo positivo que tiene la crianza en guarderías… Y mira, sin tener encima que denigrar la crianza en casa, en el proceso.

    El la enseñanza infantil hay grandísimos profesionales, con muchos años de experiencia, que… sí, aunque nos duela en el orgullo reconocerlo, saben hacer su labor mucho mejor que unos padres primerizos, que no saben muchas veces por dónde le vienen los vientos. Los críos No tienen por qué enfermar POR SISTEMA, tampoco. En fin… Que podría seguir todo el día. Pero lejos de mi intención hacer un alegato aquí en pro o en contra, porque no terminaría nunca, y no es mi intención.

    En resumen… Valiente post, pero en mi opinión… sesgado, (de una forma que no veo necesaria…) Aunque por supuesto y sobretodo, es tu opinión, soberana y respetable, y además en tu propio espacio. ¡Si uno no puede hablar con libertad en su propia casa… apaga y vámonos!

    ¡Abrazo!

    • Responder
      Planeando ser padres
      1 Diciembre, 2015 at 12:32

      ¡Jajaja! Qué me gusta una polémica… pero muy de vez en cuando. Y de hecho ¡lo has captado a la perfección! Me estoy justificando y dando los motivos, tan sentidos y subjetivos, que me hacen no querer llevar a mi bichilla a la guardería. Yo entiendo y respeto la opción de cada cual, pero hemos pasado de ver la guardería como un mero lugar que nos permite ir al trabajo con la conciencia un poco tranquila porque hay adultos que vigilan a nuestras criaturas, a atacar a quienes no los llevan por ser unos atrasados y estar abocando a sus churumbeles a un futuro de retraso escolar y e incapacidad de adaptación. ¡Venga hombre! Que si mi bichilla aprende la canción del cumpleaños feliz con 4 años no creo yo que tenga menos posibilidades de ser lo que quiera en esta vida que otro que lo haya aprendido con 2.

      Las enfermedades me dan pánico, y ya sé que no todos las contraen, pero por si acaso yo no me arriesgo, Y encima que dejé de trabajar para estar con ella ¿cómo la llevo ahora a una guardería para desentenderme de ella si hace prácticamente dos días que la parí? Pues eso, que no me veo dando el paso. Uy, y el tono es sesgadísimo, nada imparcial y muy a lo bruto. Pero es que ya estoy hasta el moño de los pro guardería. Que sí, que como opción es muy respetable, pero a mí no me convence nada. Igual que a otros no les convence lo de la lactancia prolongada, el colecho, educar en casa hasta los 6 años o más allá.

  • Responder
    Nekane
    30 Noviembre, 2015 at 10:40

    Yo pedi una excedencia para poder estar con mi enana y no llevarla a la guarderia, con la consiguiente lucha con todos incluido el papi que estaba obsesionado en que si no va a la guarde la pobre no se sociabiliza… Por ese lado lo he solucionado apuntandola a la ludoteca, es un espacio de juego con niños y los respectivos papis no es una guarderia porque estoy alli para jugar con ella pero se relaciona con otros niños (y yo con otras mamis para desahogarnos) y ademas hay muuuuchos juguetes que yo no voy a tener en casa.
    Pero al final si que la llevare a la guarderia porque veo como se pone al separarse de mi y la adaptacion en el cole es casi inexistente y en la guarderia lo puedo hacer mas paulatinamente y llevarla solo unas horas… Bueno y tambien para mi, que no se como llevare eso de no tenerla conmigo todo el dia…

    • Responder
      Planeando ser padres
      1 Diciembre, 2015 at 12:38

      En la biblioteca de este pueblo y en el museo hay espacios de este estilo para niños. Sin contar con los parques y el aire libre de toda la vida. Mi bichilla ve un niño y allí que se va a atacarlo y darle conversación en cuanto nos descuidamos. vamos, que lo de socializar le sale solo. Y eso de estar nosotros de cuerpo presente vigilándolo todo es un plus. De momento, la mía no tiene problemas al separarse de nosotros. La he dejado sola con su padre, con mi madre y hasta con desconocidos en algunos eventos en los que ella no sabía que yo estaba cerca y que la vigilaba y no se ha inmutado. Disfruta como la que más, participa en todas las actividades y no da muestras de incomodidad ni inadaptación. Pero como dices, el periodo de adaptación al cole es muy corto y si te quedas más tranquila anticipando esa fase ¡eso es lo importante! Y eso de que la entrada en el cole la solemos llevar peor nosotras que ella ¡dicen que es muy frecuente!

  • Responder
    Una mamá muy feliz
    30 Noviembre, 2015 at 10:47

    Ya sabes que tu y yo primas hemanas en esto de la crianza. Estoy completamente de acuerdo contigo en todo…oye si no hay más remedio, totalmente respetable, pero pudiendo criar yo a mi hijo sacrificándome un poquito dejándo el trabajo, no lo dudé en su día y no me arrepiento en absoluto. Ah y UNMF es un niño muy normal, cariñoso, sociable y muy inteligente jejejeje

    • Responder
      Planeando ser padres
      1 Diciembre, 2015 at 12:39

      ¡Yujuuuu! Otra madre que ha criado en casa a un niño que no ha salido defectuoso por no ir a la guardería. Oye, es que parece que encima de que elegimos criarlos y quedarnos a su lado cuando son tan pequeños y nos necesitan, lo hacemos para fastidiarles de por vida.

  • Responder
    La Hobbita
    30 Noviembre, 2015 at 12:08

    Yo tampoco voy a llevar a la Habichuela a la guardería, básicamente por los mismos motivos que tú y muy especialmente por el punto 3º: si he dejado el trabajo para dedicarme al bebé…. es para dedicarme al bebé! (que bueno, en mi caso no lo he dejado, sigo peleando por él pero desde la distancia y sabiendo que las cosas de palacio, van despacio xD).

    En cuanto al punto de las enfermedades: yo fui a guardería y no pillé nada. Fui al colegio y no pillé nada. Chica, fue empezar la universidad…. y un virus tras otro! Que parece que esa facultad esté construida encima de un cementerio indio!

    Un abrazo 🙂

    • Responder
      Planeando ser padres
      1 Diciembre, 2015 at 12:41

      Es que sólo faltaría que dejo mi trabajo, trato de rehacerme como mamá 24 horas y emprender como puedo para ganar algo de dinero y ahora que junto unos pocos euros me voy a pagar una guardería para deshacerme de mi mochuela. ¡Venga hombre! Que he removido cielo y tierra para tener esta situación casi idílica para la crianza y ahora me vienen con el cuento de que cuando entre al colegio con 3 años va a vivir el trauma de su vida. Pues yo entré con 5, que era lo obligatorio en mi época y he disfrutado desde preescolar hasta la universidad a todos los niveles. No puede ser tan tremendo saltarse esta fase.

  • Responder
    Mami esto esta chuli
    30 Noviembre, 2015 at 12:31

    No tiene nada que ver llevarlo a guarde o no para que vayan mejor al cole o sean mas sociables. Yo he tenido reduccion de jornada y han ido a guarderia desde pequeños, bueno a escuelas infantiles y he estado muy muy contenta tanto con las profesionales como con las instalacciones y mis niños iban contentos. Respecto al tema de las infecciones y virus lo llevaron bien. Ahora si puedo con la tercera me voy a quedar en casam no se si definitivoo excedencia pero la quiero cuidar yo. Ademas son 3 y quiero dedicarme 100% a ellos. Nada de guardes ni escuelas de verano.

    • Responder
      Planeando ser padres
      1 Diciembre, 2015 at 12:43

      ¡Jajaja! Yo he empezado al revés que tú. Con la primera no concibo esa separación y vete tú a saber si cuando llegue a la tercera criatura (sí, igual también estamos muy locos y nos da por la familia numerosa) no quiero llevarla a la guardería desde el minuto cero porque ya no pueda más con mi vida, o no me logre organizar, o haya cambiado radicalmente de opinión. A día de hoy, no me gustan las guarderías. Y no puedo decir lo contrario.

  • Responder
    Norgwinid
    30 Noviembre, 2015 at 12:33

    Mis hijas han ido a la guardería desde bien pronto: la Mayor no tenía ni cuatro meses (16 semanas para ser exactas) y la Pequeña desde un día antes de cumplir los cinco, que fue cuando se me acabó la baja, la acumulación de la lactancia y cuantos días de vacaciones me debían y había podido juntar ¿Me gusta? No, pero es necesario porque no podemos permitirnos perder mi sueldo, así de simple (y de triste). No creo que las guardes sean jauja, pero tampoco las considero un “aparcamiento” de niños. Yo no aparco a mis hijas. Las dejo al cuidado de unas chicas estupendas, a las que quieren con locura (la Mayor aún se pasa a saludar y dar besos a sus antiguas profesoras aunque ya va al cole de mayores) y que las tratan lo mejor que pueden y saben. Nunca les ha faltado de nada y siempre se han divertido mucho. ¿Que enferman? Pues sí. Un montón. Porque se traen a casa todos los virus habidos y por haber, y además los comparten con toda la familia. Pero incluso aunque la peque no fuera a la guarde, ahora que la mayor va al cole también se trae puestas todas las enfermedades del mundo, contagiándonos a todos (incluida su hermana). Es inevitable y no podemos meter a nuestros bebés en una burbuja. Por otro lado, creo se les puede estimular igual en casa que en un aula, aunque el deseo de imitar a los compis ayuda mucho (por lo menos a mis hijas). Si no tuviera que trabajar está claro que me quedaría en casa con ellas, pero no siendo así no veo mal las guarderías ni mucho menos y no creo que me deba sentir culpable por dejar allí a mis hijas unas horas.

    • Responder
      Planeando ser padres
      1 Diciembre, 2015 at 12:52

      Mira, de las defensoras y pro guarderías que han pasado por este post, creo que tu opinión es la más sensata. Las llevas a la guardería por necesidad, porque conciliar os sería imposible y debéis mantener ambos trabajos. Pero si ye hubieras podido organizar de otra forma te hubiera gustado criarlas tú durante todas las horas del día. Claro que es una opción perfectamente comprensible. Y seguro que tus niñas se lo pasan genial en la guardería y aprenden mucho, si yo esto no lo pongo en duda. Lo que quiero decir es que la mía, por estar en casa, no se pasa las horas mirando a la pared sin hacer nada más. Y ojo, que la mía de burbuja nada, que es una cafre a la que le permito cada cosa arriesgada para que aprenda las consecuencias… En cuanto a lo del contacto con otros niños, le damos mucha libertad en el parque para que se vaya con los que quiera, cuando corre por la calle, en la ludoteca, en eventos infantiles, así es que creo que por esta parte también esta cubierta. Oye ¡y nada de sentirse culpable! Ni tú por tu obligación de llevarlas ni yo por mi decisión de no hacerlo.

  • Responder
    tuamadridyyoabarcelona
    30 Noviembre, 2015 at 12:42

    Pues yo estoy totalmente de acuerdo contigo. Sin tener necesidad, lo de la guardería no reporta más beneficios que estar en casa con mamá o papá. De hecho, hace poco leí un artículo que defendía que había que retrasar la edad en la que los niños empezaban en la guardería pero no logro encontrarlo.
    Mientras tú ouedas estar con ella, no cabe duda de que es la mejor opción y el mito de la socialización está desmentido hace años! En qué sociedad te relacionas solamente con gente de tu misma edad y condicion social? Un niño educado en casa está expuesto a un abanico mucho más amplio de personas que el delimitado exclusivamente por un aula. Vamos, que no dejes que te venzan las criticas en contra porque para mi, que no recurras a la guardería me parece que solo le va a aportar beneficios a tu bichilla 🙂

    • Responder
      Planeando ser padres
      1 Diciembre, 2015 at 13:02

      Es que en cantidad de ocasiones, incluso lo de empezar el colegio a los 3 años se considera una aberración y sin embargo, llevarlos a la guardería desde los 4 meses es lo mejor del mundo. Pues todo a la vez no puede ser. Mi bichilla socializa con las del supermercado, con las señoras que la atacan por la calle, con las dependientas de las tiendas, con la señora de correos (a quien la saluda con un Buenos días guapa, cuando la señora es dificililla de mirar…), los niños del parque, los que se le acercan en cualquier esquina, en la ludoteca… por eso creo que no está en desventaja frente a los niños que sí van a la guardería.

      • Responder
        tuamadridyyoabarcelona
        1 Diciembre, 2015 at 16:21

        Exacto! Al hacer vida contigo, en vez de estar en un aula, se relaciona con personas más “variadas” de lo que lo haría solo con sus compañeros.

  • Responder
    clauminera
    30 Noviembre, 2015 at 13:10

    Mi bichillo justo ayer cumplió 2 años y tampoco va ni irá a la guardería, y eso que ahora que el lunes pasado nació su hermanita tengo pánico a ver como me apaño yo sola con los 2 cuando su padre se reincorpore al trabajo tras la baja, me veo con una correa al mayor, que es que no hace caso a nada y creo que no sabe andar, sólo salir corriendo!

    Y por cierto, también estoy harta de oír que cuando vaya al colé se pondrá malo y perderá clase (ya ves, uy, un día más tarde que se aprende los colores) y que seguro que es más antisocial (claro, porque le tengo en casa en una burbuja, no salimos al parque a jugar o con sus primos, que le adoran) y que irá más retrasado (bueno, pues mira, resulta que será de los pequeños, si va más retrasado será más probable que sea por eso que no por no ir a la guarde)

    Vamos, que me parece estupendo que quien quiera lleve a sus hijos a la guardería, pero no olvidemos que es algo creado por necesidad de los padres, no de los niños, que nadie intente sentirse mejor haciendo que yo me sienta mal por no llevarlo.

    • Responder
      Planeando ser padres
      2 Diciembre, 2015 at 10:32

      ¡Enhorabuena! No sabía que había nacido ya. Casi tienes a la segunda a la vez que al primero. ¡Qué puntería! Mi bichilla también es de carrera constante, y ese es uno de los motivos por los que me veo incapacitada para ponerme a repetir maternidad. Me pasa como a ti, que no creo que el aprendizaje que se haga en la guardería les vaya a marcar de por vida, ni que el ponerse enfermos años antes tenga ninguna ventaja. Vamos es que la humanidad ha vivido infinitamente más siglos y milenios sin guarderías que con ellas, y todos hemos llegado hasta aquí. La mía también es de noviembre, pero eso del retraso no me preocupa nada. Yo soy de octubre y estuve siempre al nivel de los demás. Eso es lo que creo que intenta venderse ahora, que es un lugar en el que les haces un bien si los llevas, mientras que parece que queramos perjudicarlos por quedarnos junto a ellos criándolos en casa.

  • Responder
    Maria Mivinailart
    30 Noviembre, 2015 at 14:13

    Te diré algo, la guardería no siempre es lo mejor. He trabajado en la secretaría de un par de coles y he visto a niños de 3 años entrar al cole por primera vez y llorar más que los niños que no han ido a la guardería.
    Cada crío es un mundo.
    En mi caso yo no trabajo, me quedé en paro y decidimos ser papis. Algún día espero encontrar trabajo, pero si sigo parada no tengo previsto llevar a mi hija a la guardería. Ese dinero nos vendrá bien para otras cosas.

    • Responder
      Planeando ser padres
      2 Diciembre, 2015 at 10:35

      ¡Jajaja! Claro que hay niño que lloran al ir al cole y en cada año de guardería por mucho entrenamiento previo que le hayan dado Yo no sé cómo vivirá mi bichilla ese paso a la etapa escolar, pero lo que sí tengo claro es que con 3 años podre razonar con ella cosas que ahora con 2 me son imposibles de hacerle comprender. Y quizás así entre al colegio contenta y feliz. Bueno, y el dinero es otro gran tema para debatir. Porque no sé en otras zona de España pero en el Pueblucho Infernal las guarderías públicas nunca tienen plaza y las privadas… ¡se te va un sueldo en ellas! Así es que prefiero cuidarla y enseñarla yo gratis y en casa.

  • Responder
    nosoyunadramamama
    30 Noviembre, 2015 at 14:30

    Yo ya sabes que los metí en la guardería a los mayores cuando iban a cumplir dos años porque iba a parir nuevamente ty sí que creo q a esa edad hay que estar muy pendientes de ellos para que el nuevo bebé no les haga sentir de lado… Y en parte porque, con un recién nacido, no hay horarios, no duermes por las noches, es un caos…y no quería que afectase al ritmo de sus hermanos. Y mira, al igual que con 4 meses los veo pequeños para ir a la guardería, ya con dos años creo que les resulta divertido…

    Y ojo, que si la cosa sigue así dentro de un año yo igual no llevo a Gabriel (que estando en casa es absurdo gastarme 300 euros al mes) pero reconozco que a los mayores les ayudó mucho y estuve encantada con las profes de los niños, no te puedes hacer una idea de lo que juegan con ellos (vamos, yo no tengo tanta imaginación).

    Sobre enfermedades, pues mira, Alfonso sí que se puso malo varias veces (siempre diarreas, es de lo único que cae el tío) y Rafa ni una vez!!!! Y es cierto que hay niños en la clase de Alfonso en el cole que no fueron a guardería y que cada año faltan 5 o 6 veces a clase, mientras que Alfonso cae enfermo una vez al año desde que empzó el cole… pero bueno, yo ahí sí que creo que el factor genética es super importante!!! En lo que sí te doy la razón es en que vale más que cojan algo a los tres años que a los 4 meses, pero ojo, que cuando empiezan, pueden estar de continuo también a edades más amplias…

    Yo a la guardería le veo ventajas y desventajas y reconozco que con 4 meses son pequeños para ir, y que una madre es una madre…pero llega una edad en la que les gusta estar con más niños (no significa que si no van, no vayan a ser sociables)…

    • Responder
      Planeando ser padres
      2 Diciembre, 2015 at 10:42

      Si para la mayoría suele ser divertidísimo. Mi madre trabajó en una guardería 5 años, y estaba completamente en contra de llevarlos con 4 meses, pero era la primera defensora de apuntarlos un ratito a partir de los 2, para que jugasen con otros niños. Eso sí, siempre decía que nada de empezar el curso en septiembre, que ya la apuntásemos para primavera con el buen tiempo porque en su guardería se helaba hasta el suelo y como al patio había que salir siempre excepto cuando llovía, le daba cosita ver a las criaturas gateando por encima de esos charcos congelados y con los mocos verdes colgando. ¡Jajaja! Me río de esta estampa, pero ya me imagino a esos niños atascados de mocos durmiendo mal en casa por las noches y se me quitan las ganas de guardería.

      Aquí también son caras. Ir 3 horas por la mañana ya pasa de los 200 euros, sin desayuno, ni comida ni nada. Sólo estar allí jugando. La jornada completa es que ni me la planteo vamos ¡que me va a salir a pagar y encima sin ver a mi churumbelita todo el día! Y las enfermedades ¡en tu familia ya sabemos que sois de genética muy buena! Yo no piso el médico jamás (la última vez fue el la última visita del post parto obligatoria con la matrona…) así es que ojalá la niña haya salido igual de durilla. Y si se me pone mala en el cole ¿qué le vamos a hacer? Pero supongo que la enfermedad será más llevadera, me entenderé con ella, sabré qué le duele más o menos… Y los niños ¡a conocerlos gratis al parque y a la ludoteca! Lo que voy a ahorrar con esta idea.

  • Responder
    Naragm
    30 Noviembre, 2015 at 15:29

    Yo tampoco llevo a mi peque a la guarde y pronto cumplirá dos años. No creo que se vaya a poner más enferma cuando llegue al cole, ni que vaya a llorar más, ni que entre no sabiendo los colores. Las guarderías, efectivamente, son un invento que trata de dar respuesta a una necesidad de la sociedad moderna en la que ambos progenitores trabajan y no pueden hacerse cargo de sus hijos. Yo he decidido dejar de trabajar hasta que mi peque entre al cole con 3 años y no por eso la tengo en una burbuja: salimos al parque mañana y tarde, vamos a piscina con otros niños,a la biblioteca y nos juntamos con muchos amigos que tb tienen niños. La sociabilidad de cada niño la marca su carácter, no la guardería.
    Y sobre criar hijos tiranos por dar respuesta inmediata (o casi) a sus necesidades me parece una soberana tontería: si un adulto tiene hambre, sueño o ganas de ir al baño tiene las herramientas suficientes para poder satisfacer esa necesidad sin la ayuda de nadie, mientras que un bebé o niño pequeño depende completamente de un adulto. No creo q lucía hable de satisfacer cada capricho de su bichilla sino más de de este tipo de cosas y por muy entregadas que sean la educadoras de infantil no tienen manos para atender a todos en el momento que lo necesitan (y lo digo con conocimiento q soy pedagoga, maestra y logopeda).
    Puede q con algún comentario del post las madres que llevan a sus hijos a la guardería se hayan sentido atacadas, pero no creo q eso haya sido el sentido del mismo sino más bien dar a conocer su punto de vista como lo ha hecho en cualquier otro post respecto a la forma de alimentar a su bichilla, el sueño o cualquier otro aspecto relativo a su crianza.
    Esta claro que cada un@ hace por sus hijos lo que cree q es mejor para ellos y tod@s seremos los mejores p/madres que nuestros hijos puedan tener. Así que haya paz y que cada uno haga lo que buenamente considere.

    • Responder
      Planeando ser padres
      2 Diciembre, 2015 at 10:51

      ¡Jajaja! Lo de los números y los colores nos llega al alma. Oye, que la mía ha aprendido a contar hasta 10 en inglés y yo no sé dónde. Creo que debe ser por Dora la exploradora o Peppa Pig, pero vamos, que aún ando alucinando de los sitios de los que mi churumbelita saca conocimiento útil. Lo del carácter y la predisposición de cada niño es fundamental. la mía va acosando a niños y adultos desconocidos por la calle para soltarle su discurso incomprensible, mientras que hay otros niños que al topar con gente extraña se lían a la pierna de uno de sus padres y de ahí no salen. Vayan a la guardería o no. A esta la veo muy echada para adelante (ya veremos si cuando crezca no cambia y se me hace una tímida anti social) pero por ahora no la veo en desventaja respecto a niños ya escolarizados a edad temprana.

      Con lo de los hijos tiranos, ya le he contestado a esta lectora acerca de que no comparto para nada esa opinión. A ver, no es lo mismo que un niño reclame teta, o cambio de pañal, o brazos porque sí o porque quiere dormir, que que se emperre en que quiere ver la tele. Esto último puede esperar, siempre tratando de explicarle la situación y sin llegar a dramas, pero en los casos de necesidades vitales y afectivas, yo me niego a dejar a mi mochuela llorar o protestar enfadada porque sí.

      Lógicamente, es mi punto de vista personalísimo, y muy basada en la hartura que tengo ya de que se estigmatice a quienes no llevamos a los niños a la guardería. Que yo no digo que los que los llevan sean malos padres, sino que quienes optamos por criarlos el máximo tiempo posible en primera persona y anteponiéndolos en muchas ocasiones a nuestro trabajo, tiempo libre y a la vida completa que conocíamos hasta ahora, tampoco somos unos atrasados que estamos dificultando la integración de nuestras criaturas en la sociedad.

  • Responder
    La mama fa el que pot
    30 Noviembre, 2015 at 15:31

    En mi caso la enana fue a la guardería porque ambos trabajábamos y no podíamos permitirnos dejar de hacerlo, si no hubiera sido así, a pesar que estoy supercontenta con la guarde a la que fue la peque, yo hubiera preferido que uno de los dos nos quedásemos con ella (preferiblemente yo;) )
    Yo lo siento pero no soy de las que me creo todos estos mitos de que los niños que van a la guarde son más espabilados, creo que depende más del niño/a.

    • Responder
      Planeando ser padres
      2 Diciembre, 2015 at 10:44

      ¡Claro que sí! Vamos, no es que lo afirme rotundamente, sino que comparto esa idea. Que si no hay más remedio porque a la familia le resulta humanamente imposible organizarse ¡viva la guardería! Y ojalá todo el mundo encuentre una con la que esté encantado y confíe ciegamente para dejar allí a sus criaturas. Pero que pudiendo hacernos cargos de ellos los padres e incluso otros familiares, a mí no me convencen con esas ventajas que supuestamente ofrecen.

  • Responder
    Crisnasa Blog
    30 Noviembre, 2015 at 18:31

    Mi circunstancia fue totalmente contraria. Yo trabajaba ocho horas fuera de casa en jornada partida y tras la baja maternal el niño se quedaba con mi suegra así que cuando estaba cerca del año empezó a la guarde y cuando cumplió los dos con comedor y todo. Luego me quedé en paro cuando cumplió tres años y ya iba al cole y lo saque del comedor. Ahora trabajo pero, ya que puedo hacerlo, sólo trabajo media jornada y puedo recogerlo yo y estar las tardes con él (aunque haya vuelto al comedor). Si la vida me lo permite, espero seguir así hasta que vaya al instituto porque hemos visto que es mucho mejor menos sueldo pero más dedicación.
    En cuanto lo que dicen de los niños que no van a la guarde, conozco niños que no han ido y que han ido y cómo son o cómo van en los estudios, te aseguro que no tienen nada que ver con eso.Así que chica: haz lo que te de la real gana. Un beso

    • Responder
      Planeando ser padres
      2 Diciembre, 2015 at 10:56

      Si es que lo bueno sería poder elegir cómo queremos criarlos. Y si queremos hacerlo nosotros mismos, que pudiéramos tener una flexibilidad laboral que estuviera acorde con nuestras necesidades. Y si no queremos renunciar a nuestros ingresos, que podamos contar con guarderías o cualquier tipo de ayuda que nos permita criar de esa manera. Aún así, no sé si por ser primeriza y medio lela, pero yo creo que incluso aunque hubiera mantenido mi anterior trabajo hubiera querido seguir estando completamente presente en esta parte de la crianza. Es más, a veces pienso en cómo habría sido separarme de ella con 4 meses y casi no puedo imaginármelo. Por eso me molesta de verdad que por no ir a la guardería crean que la estoy poniendo en desventaja frente a otros niños. Cada cual que tome su decisión y no hace falta que tratemos de convencer a los demás de que nuestra idea es la mejor.

  • Responder
    madremaya
    30 Noviembre, 2015 at 18:44

    Subrayo el post completo, al 100%. Pienso igual que tú, aunque yo no dejé de trabajar, terminé la carrera y decidí no buscar nada para estar con él, pero vaya que para el caso es lo mismo. Me preocupa el hecho de que no se relacione con niños antes del cole, porque ni esta acostumbrado ni le llaman la atencion, es mas diría que le molestan cerca jajaja. Pero bueno, ya se vera como lo remediamos.

    • Responder
      Planeando ser padres
      2 Diciembre, 2015 at 11:04

      Bueno, yo he hablado con trabajadoras de guardería que dicen que hasta los 3 años muchos actúan así, incluso yendo a estos centros. Que van a lo suyo y que hasta los 3 años más o menos no se les despierta este interés por estar con los demás. es por esto que hay muchos niños que estando rodeados de muchos más, se dedican a jugar ellos solos sin interactuar con otros, y no es nada malo. La mía está al revés que el tuyo, en plan acosador de todo humano de su tamaño que se cruza en su camino.

  • Responder
    Mama Puñetera
    30 Noviembre, 2015 at 23:16

    Yo creo que cada uno toma la decisión que cree que es mejor para su familia. Y si la tuya es no llevarla a la guardería tus motivos tienes. No los comparto totalmente porque Valkiria este año ha empezado la guardería y no podemos estar mas contentos, los tres. Ella se lo pasa genial y adora a sus maestras. Al principio son desconocidos, si, pero ante todo son profesionales y tienen mucha mano para hacerse con los niños rápidamente. Yo misma si hubiera visto que mi hija no era feliz estando allí no hubiera dudado en sacarla.
    En fin, que no me enrollo, como he dicho, son tus motivos y aunque alguno no lo comparta, los respeto.

    • Responder
      Planeando ser padres
      2 Diciembre, 2015 at 11:09

      Lo principal es eso: cada cual que organice su familia como quiera ¡o como pueda! Porque muchas veces no podemos elegir tanto. Yo estoy segura de que mi bichilla se lo pasaría bien con los otros niños, en lo que confío menos es en la atención que recibiría, en que se adapten a sus demandas y necesidades, en que no fuese el último mono de la clase. Oye, pues tú dices que la hubieras sacado, pero hay niños que van llorando a la guardería cada día y allí siguen. Porque sus padres no pueden renunciar al trabajo o por el motivo familiar que sea.

  • Responder
    La Moleskine de Mamá
    1 Diciembre, 2015 at 03:37

    Yo respeto mucho a las madres que deciden no enviar a sus a la guardería. Y es que para mi las horas que Cronopio pasa en la guarde, valen oro porque me permiten hacer cosas y estar conmigo misma, escuchar a mi otro yo. Y a él le viene muy bien porque así convive con otros niños y si, se enferma mas. Estamos en guardería Montessori y los tratan muy bien y el bichillo sale súper contento. Como le haces para darte tiempo para los blogs y estar con Laura?

    • Responder
      Planeando ser padres
      2 Diciembre, 2015 at 11:26

      ¡Jajaja! Yo perdí ese otro yo cuando parí. Pero creo que esta etapa en la que son tan demandantes acabará muy pronto y no quiero perdérmela. Piensa que los blogs son mi trabajo, que hago desde casa con ella enredando por todos lados, y más o menos logro gestionarme desatendiendo las tareas de casa. Lo llevo todo a trompicones, pero parece que avanzamos.

  • Responder
    Mamá Adanyl
    1 Diciembre, 2015 at 09:19

    Completamente de acuerdo con todo! Este es un tema muy hablado con mi marido.. Y por supuesto la familia que te dice que tienen que ir a la guardería si o si. Por que si no, no sociabilizan. Con mi hijo me han llegado a decir que si no va no hablará nunca. Así que te puedes imaginar lo cansada que estoy del temita. Ya no sé como hacerles entender mi postura, o simplemente que respeten mi decisión.. un beso!

    • Responder
      Planeando ser padres
      2 Diciembre, 2015 at 11:29

      Oye es que algunos comentarios nos resbala, pero cuando afirman tan rotundamente que el niño que no va a la guardería va a tener un retraso en el habla, en la sociabilidad, o en cualquier otro aspecto ¡me hierve la sangre! Yo no quiero convencer a nadie para que se quede con sus niños en casa si no pueden hacerlo o si confían en que el paso por la guardería tiene que ser obligatorio. Sólo pido que dejen de preguntarme cuándo irá o por qué no va ya la niña a la guardería.

  • Responder
    Diario de una mami
    1 Diciembre, 2015 at 16:59

    Controvertido tema, jeje. Mi hija no va a la guarde (tiene 2 años. Se debe de llevar poco tiempo con tu Bichilla) ahora, pero si comenzó a ir cuando tenía 5 meses (me costó tanto que casi caigo en depresión).
    ¿Que si me gustan? No, cero, para nada.
    ¿Que si son necesarias? Sí. Hay famiiias que no se pueden permitir tener solo un sueldo.
    Pero también opino que no son tan malas, oye. A mi hija no le creó un trauma el ir. Tampoco enfermó tanto y se lo pasaba bien.
    Aunque…Suscribo la mayoría de cosas que comentas. Pero eso sí, a veces se nos tacha de malas madres (no digo que tú lo hayas hecho, no me malinterpretes) a las que llevamos a nuestros hijos a la guardería, y no estoy para nada de acuerdo.
    En fin, ojalá el teletrabajo fuese una realidad para todos. 😉
    ¡Un abrazo!

    • Responder
      Planeando ser padres
      2 Diciembre, 2015 at 11:33

      Sí, sí ya veo que el post ha levantado ampollas y no era mi intención. Más cuando estos días no dispongo casi de tiempo para encauzar la conversación y se me van los comentarios por cada derrotero…Yo no opino sobre lo buena o mala madre que es otra, porque bastante tengo con tratar de etiquetarme a mí misma (como primeriza no sabría decir lo que hago bien, mal o regular). El problema de fondo es que mucha gente no tiene la oportunidad de elegir. Que si pudieran continuar con vida laboral y familiar perfectamente coordinadas, seguro que no delegarían el cuidado de sus hijos en una guardería. Y a veces para justificar esa necesidad que deben cubrir, defienden el invento a capa y espada, previendo males irrecuperables en los niños que no pisan una escuela hasta los 3 años (o más).

      • Responder
        Diario de una mami
        2 Diciembre, 2015 at 15:18

        Sí, es verdad, parece que si no van no se desarrollarán bien, cuando nosotras no

      • Responder
        Diario de una mami
        2 Diciembre, 2015 at 15:20

        Sí, es verdad. Parece que si no van no van a desarrollarse bien. Y nosotras mismas somos la prueba (supongo que tú, como yo, tampoco fuiste a la guardería) de que no es todo blanco o negro.

        • Responder
          Planeando ser padres
          4 Diciembre, 2015 at 05:59

          Nosotras, y nuestros padres y otras generaciones anteriores y posteriores. Pero ahora parece que lo de la guardería sea, no sólo lo normal, sino la única opción correcta.

  • Responder
    taniag.m
    1 Diciembre, 2015 at 18:15

    pues yo en cuanto cumpla un año la yevare de,cabeza.. ahora me dan ganas de llevarlapero la veo muy,pequeña todavia pero mi paciencia últimamente está por los suelos y necesito que esté con otras personas que no sea yo.. para mi es bueno que vayan, y yo no trabajo pero necesito tiempo para mi..

    • Responder
      Planeando ser padres
      2 Diciembre, 2015 at 13:30

      Mujer, la paciencia la hemos perdido todas más de una vez (y a veces más de una vez cada día). Pero a mí luego se me pasa el arrebato y cuando me nombran la posibilidad de la guardería ¡encima me enfado con el que la propone! Coas de la maternidad, que la vuelve a una una mijita bipolar. Pero si es por tú salud mental, tú mejor que nadie sabrás lo que os conviene.

  • Responder
    srajumbo
    4 Diciembre, 2015 at 20:10

    Yo tampoco creo en los malos augurios. De hecho ya sabes que acabamos de hacer un ¡ZAS! al que dice que si no van a la guarde no se adaptan al cole igual que otros..ya lo has visto, ni una lagrima jaja.
    Yo como tu, prefiero cuidarlo yo, aunque lo tenga que tener en el trabajo conmigo, y pasados estos 3 años sin guardería, no me arrepiento en absoluto. Ni es menos sociable, ni coge más enfermedades ahora en el cole ni na de na.

    • Responder
      Planeando ser padres
      7 Diciembre, 2015 at 15:55

      Claro, tú ya has pasado por todas estas etapas con un exitazo total y ya puedes dormir tranquila. Pero a mí aún me quedan meses para que empiece el colegio, y aunque y la crío en casa completamente convencida de lo que hago y esperanzada en que no tenga ningún tipo de complicación en la etapa escolar, estoy cansadita de oír todas estas desgracias que se supone que la voy a empujar a vivir.

      • Responder
        srajumbo
        7 Diciembre, 2015 at 16:13

        Ay calla que yo estaba rodeada de gente pesimista y gilipollas que nunca veía nada bueno en mi futuro. Pues un zas para todos ellos. No les hagas caso, eres consciente de que puede salir mal, pero también puede salir bien, y la gente que no tenga nada positivo que decir, mejor que se calle.

  • Responder
    correolacajitademusica
    12 Diciembre, 2015 at 20:32

    Hola Lucía! Estoy de acuerdo en la mayoría de las cosas que dices (especialmente la de las enfermedades), pero no comparto todas… Especialmente me ha dejado un poco “descolocada” la primera razón, la de la confianza. Obviamente yo no le dejaría a las educadoras de mi pipiolillo mis números secretos del banco, pero, sinceramente (no te enfades que lo digo de buen rollo!) dudo mucho que tú se los vayas a dar a sus profesores de infantil cuando empiece al colegio, a los de primaria, a los de catequesis, a los padres de los amigos de la bichilla que algún día se quedarán con ella cuando vaya a algún cumpleaños… Y así sucesivamente. Creo que la vida, en general, hace que todos tengamos que salir al “mundo real”, unos antes y otros después.. 😉

    En lo de las enfermedades estoy 100% de acuerdo.

    Y en el resto, pues también! Pienso que si yo no trabajase probablemente el pipiolillo se quedaría conmigo en casa y esa opción me parece buenísima. Ni por asomo pienso que los niños de guardería sean más listos ni mucho menos!

    El pipiolillo va a la Escuela Infantil desde que tenía 5 meses. Y nuestra experiencia es buenísima… Pero probablemente también lo hubiera sido quedarnos en casa juntos 😉

    Feliz día!

    • Responder
      Planeando ser padres
      13 Diciembre, 2015 at 13:54

      Las enfermedades es de lo peor. Eso y que no considero que vayan a aprender más en una guardería de lo que lo pueden hacer en casa y en la calle como se ha hecho siempre. Porque genios y lumbreras han existido siempre en cada época, incluso antes de que existieran las guarderías, y nadie las echase en falta. Si no hay más remedio que llevarla, es lógico que la familia deba pasar por este trámite, pero es que hasta la pediatra nos decía que pudiendo criarse con nosotros, con algún familiar como abuelos, tíos, etc. amigos o vecinos, e incluso con madres de día, que evitásemos las guarderías. Mi desconfianza irá disminuyendo a media que crezca mi bichilla. O sea, con 4 meses no la hubiera podido dejar, pero ahora con 2 años, podría fiarme más del personal, y cuando vaya al colegio con 3, al ritmo al que habla esta, creo que será capaz de contarme lo que haga cada día, sus rencillas, lo que le guste y lo que no. Con 4 meses están a merced de sus cuidadores, y nosotros también, porque en el niño no vamos a notar signos que nos indiquen que algo no funciona. Pero es una opinión muy personal y no quiero convencer a nadie de nada (ni hundirles el chiringuito a quienes gestionan guarderías a semejante precio).

  • Responder
    Angie
    6 Febrero, 2016 at 11:09

    Me ha encantado este post! Te suelo leer pero nunca había comentado… Pero la que se te ha liado aquí me parece genial… Estoy totalmente de acuerdo contigo. Nosotros tenemos dos experiencias: la mayor empezó la guarde con año y medio porque yo trabajaba y puedo decir que hasta los 5 años más o menos, en segundo de infantil ya en el colegio, no se acostumbró al ambiente escolar. No le gustaba nada ni el Cole ni los niños ni nada que fuera estar lejos de casa… El pequeño con 15 meses está en casa conmigo y es de esos que sale corriendo en cuanto hay niños para estar con ellos sin mirar atrás! Y lo de aprender es una tontería, anda que no tienen años de infantil para aprender a contar o lo que sea! Las guarderías son necesarias en algunos casos, es verdad, pero no son necesarias por sus ventajas, sino porque a los padres en ocasiones nos hacen falta. Y no pasa nada, no son una cueva de brujas, pero desde luego los niños no las necesitan para ser más felices sociables o bla bla bla… Y no lo digo yo, conozco varias profesoras de infantil que opinan así. Besos!

    • Responder
      Planeando ser padres
      9 Febrero, 2016 at 13:37

      Ya es casi antiguo y siempre que surgen estos temas tan personales en torno a la crianza se producen disputas, aunque por suerte la gente ha sido bastante respetuosa. Sobre todo teniendo en cuenta que en algunos puntos he podido sonar un poco agresiva, porque el tema me tiene bastante cansada ya. Lo de que cada niño se acostumbra al colegio de forma diferente y en un periodo e tiempo muy dispar es lo habitual. Aún así, hay quien defiende que si no pasan por la guardería serán unos inadaptados durante años, y ya conozco varios casos cercanos que desmontan esta teoría. Igual que conozco a niños como la tuya, que desde la guardería no han ido contentos al colegio y han tardado una cantidad de años y de llantos en adaptarse. Hay para todos los gustos. Claro que hay familias que morirían de estrés sin las guarderías, pero estoy convencida de que son sólo eso, una ayuda para que los padres podamos ir y volver del trabajo sabiendo que alguien vigila a nuestras criaturas, pero no la panacea en la que se van a formar como personas de provecho.

  • Responder
    Maria Teresa Sánchez
    29 Abril, 2016 at 15:02

    Hay estudios que afirman que los niños de guardería son más torpes intelectualmente y más inseguros emocionalmente. El niño humano evolucionó durante miles de años pasando su infancia cerca de su madre, al menos hasta la edad de socialización, que son los 7 años, en la que busca el juego con otros niños. Antes de los 7, el niño depende completamente de sus padres, y gana la confianza en sí mismo con su contacto constante. Por ello, su desarrollo es mucho mejor si no se le obliga a socializar a la fuerza, cuando aún no está preparado. Son siglos de evolución humana que no puede cambiar esta costumbre social de separar a los hijos de sus padres.

  • ¿Quieres añadir algo? ¡Comenta!