Lactancia

Sabiduría popular IX. Sobre la lactancia prolongada

lactancia prolongada

Al borde de cumplir 27 meses de lactancia materna, que ya hasta la OMS la considera prolongada a estas alturas, me siento un poco bicho rencoroso cuando voy anotando las perlitas de sabiduría popular en torno a la lactancia que he ido coleccionando en mi círculo cercano durante este tiempo. Ahora sí que mi bichilla se ha convertido en el bebé lactante durante más tiempo de toda mi familia y del resto de familias conocidas. Tanto modernas como antiguas, lo cual me resulta aún más curioso. El desconocimiento generalizado respecto a los beneficios de la lactancia materna, me resulta comprensible en estas madres de hace 40 años, cuando a todas les metieron la leche de fórmula por los ojos, y ahora siguen pensando que si “siempre” se ha criado así, nada malo puede haber. Pero en las generaciones modernas lo veo más raruno. Que sí, que puede seguir faltando información, o haber dado con una matrona loca en contra de la lactancia, o con un pediatra que no tiene ni idea de cómo alimentar a un bebé si no lee las instrucciones en una lata de leche en polvo. Pero incluso en estos casos descabellados ¡todos tenemos acceso a fuentes fiables a través de internet! O a libros de la biblioteca del pueblo si uno es un negado con las nuevas tecnologías. Sin embargo la gente no se quiere dar por enterada y me he encontrado hasta con casos de embarazadas que han dejado de ir a las clases de preparación al parto porque allí les hablaban de las maravillas de la lactancia materna y de que el parto fuera lo más natural y lo menos instrumentalizado y medicado posible ¿Qué esperaban que les fuesen a contar? Que cada una para y críe como quiera, pero ante la falta de información, a ver si nos vamos cortando un poquito antes de ponernos a sentar cátedra.

1. Los cereales y biberones aportan alimento que la teta no tiene, de ahí que a los 6 meses todos los bebés deban tomar el biberón. Esto me lo soltó un padre primerizo segurísimo de lo que decía. Debe ser que había escuchado que la lactancia materna exclusiva hasta los 6 meses era buena cosa, pero a partir de esa edad, empezaba a cojear y era imprescindible introducir el biberón, y por supuesto los cereales dados en biberones. Por eso a su hijo lo criaron con biberón desde el principio, porque igualmente a los 6 meses tendrían que cambiar. Este no había pensado en la posibilidad de comerse un plato de arroz o un cacho de pan entre sorbo y sorbo de teta. Y no estaba yo en momento propicio para ponerme con explicaciones. Pero vamos, que alguien joven de verdad esté convencido de que toda la infancia debe pasar por la alimentación mediante biberón… ¿qué habría sido de nuestra especie antes de que se inventara la tetina? ¿Cómo hemos logrado sobrevivir miles de años sin biberón?

2. ¿Sólo le das un pecho cada vez? Esto siempre ha sido la sorpresa máxima. Como antiguamente existían esas recomendaciones de dar la teta cada 3 horas alternando 10 minutos en un pecho y 10 en otro, cuando mi bichilla se pasaba tres cuartos de hora colgada de una única teta hasta que caía dormida, nadie entendía por qué no la cambiaba de pecho. Cuarenta veces expliqué eso de que es mejor agotar un pecho por completo, porque la primera parte de la toma tiene más agua e hidrata más, mientras que la grasilla que alimenta se queda en el fondo, para el final. Les daba lo mismo. Yo estaba desaprovechando una teta y la niña se quedaría con hambre.

3. Si se acostumbra a dormirse así a la teta… Bueno, bueno, el hecho de que mi bichilla nos haya facilitado enormemente la hora de dormirse desde que nació gracias a la lactancia materna era visto como la semilla de todos los males venideros. Eso de acostumbrarse a la teta es lo peor que te puede pasar en la crianza, porque es mucho mejor acostumbrarlos al chupete o a la tetina del biberón. ¿Por qué? Porque cuando tú, como padre o madre, decidas unilateralmente que tu criatura ya no debe usar estos artilugios por ser demasiado mayor, se los quitas de la vista y punto. Que sufran que la vida es dura y así aprenden a hacerse grandes. Mientras que las tetas se quedan ahí, a la vista y provocando para toda la eternidad. Yo confío en que un día mi bichilla perderá el interés por la lactancia, así es que esto del mal acostumbramiento no me preocupa nada de nada. Y aunque también existe el destete forzoso, es algo por lo que no hemos pensado en pasar.

4. Eso ya es agua. A los 18 meses, una mujer que curiosamente reconocía haber dado el pecho a su hijo hasta los 3 años, me dijo claramente que a esa edad la teta ya es solo agua, que no alimenta y solo entretiene. Ya os he contado cómo en nuestras charlas con pediatras acerca de la lactancia materna y la leche de vaca, los mayores expertos en nutrición sostienen que la leche materna siempre alimenta, ya estemos con el calostro a las pocas horas del parto o con la teta al aire 5 años después. Mientras haya leche hay alimento. Los niños crecen y obviamente mi bichilla es una bestia parda que zampa a más no poder, y si la tuviese con 27 meses y con lactancia materna exclusiva me habría mandado al quinto pino hace tiempo. Ella come todo lo que se le ponga por delante (de comida normal) y a parte va dando sus sorbitos de teta cuando me tiene cerca y lo necesita. Vamos, que tiene alimentación extra, porque los niños de biberón, en cuanto empiezan a comer de una forma más o menos adulta no veo yo que las madres vayan preparando biberones para complementar todas las comidas o por si les da hambre entre horas.

5. Va a ser la única que vaya al colegio con la teta. Ir, lo que se dice ir, no irá, porque para mi suerte o desgracia, las tetas las llevo pegadas yo al cuerpo, y se volverán conmigo a casa desde la puerta del colegio. No sé si de aquí a septiembre seguirá siendo una niña lactante, pero es que tampoco veo dónde está el problema. Hace meses que si yo no estoy delante, mi churumbelita no echa en falta a teta para nada. Sólo por las noches, para dormirse o durante los despertares nocturnos, la teta nos sigue pareciendo casi imprescindible para dar solución a sus desvelos de la forma más rápida y silenciosa posible. Por eso, a no ser que venga la plantilla de maestros al completo a dormir con nosotros, no tendrían ni que enterarse de que mi bichilla sigue tomando el pecho. Pero es que tampoco creo que sea una cuestión que haya que ocultar. Si la niña se comporta con bien, no me extraña, interacciona con normalidad con sus compañeros y maestros ¿qué más da que en casa la duerma con una teta, con un biberón o con un colacao calentito?

Supongo que cuanto más avancemos con la lactancia, más rarezas de estas de sabiduría popular tendré que oír. ¿Qué es lo más raro que os han dicho a vosotras según se iba prolongando la lactancia?

Esto te puede interesar

37 Comentarios

  • Responder
    Diana
    4 Febrero, 2016 at 07:24

    ¡Total! En especial la de “Va a ser la única que vaya al colegio con la teta” que me lo dijeron hace bien poquito… A mi lo más raro que me han dicho es “a partir de X meses tienes que ir quitándosela o no la va a dejar nunca”. Bueno, esa una de tantas porque es que he perdido la cuenta.

    • Responder
      Planeando ser padres
      5 Febrero, 2016 at 14:28

      ¡Jajaja! No sé por qué dicen esas cosas si nadie conoce a nadie con 40 años que fuera bebé de lactancia prolongada y que aún no se haya destetado. Son ganas de fastidiar, oye.

  • Responder
    Marigem
    4 Febrero, 2016 at 08:19

    Es que la gente lo sabe todo y opinan de todo, si hubieras optado por el biberón también tendrían qué decir, y sino se buscarían algo, lo que sea. Yo siempre hice oídos sordos la tema de los ,a los malos acostumbramientos, que cada uno en su casa haga lo que quiera mientras los niños, como dices, en el cole se comporten bien que eso es lo importante.

    • Responder
      Planeando ser padres
      5 Febrero, 2016 at 14:29

      Bueno, los del biberón o el chupete con 4 años seguro que también sufren lo suyo. Primero nos hartamos de decir que cada niño tiene sus ritmos y luego que como no se han destetado a los 6 meses y obligados, como la mayoría, ya van a quedar con algún tipo de trauma. Así no hay quien se aclare.

  • Responder
    Educación-Emocional.es
    4 Febrero, 2016 at 08:43

    Ay Lucía, cómo me he reído!! Mi hija tiene casi 24 meses y aún le doy el pecho, y ciando lo hago en la calle, aún a mucha gente se le salen los ojos de “las órbitas”. Llevo escuchando que cuando voy a dejar de darle el pecho desde que tiene seis meses. A la última que me lo preguntó le contesté un “cuando ella quiera” que creo que aún está dudando de si iba en serio o no. Un saludo!!

    • Responder
      Planeando ser padres
      5 Febrero, 2016 at 14:31

      A mí con 4 meses ya me la querían destetar. Con 6 empezaba a verse raro porque mi bichilla era demasiado grande, y ahora que tiene el tamaño de una niña de 4 y se autoabastece de la teta cuando quiere ¡para qué te voy a contar! Si dices que ya se destetará cuando quiera, piensan que no tienes ningún tipo de control sobre tu crianza y que el bebé te domina.

  • Responder
    Peluydani
    4 Febrero, 2016 at 09:21

    Me ha encantado leerte hoy!! Mi peque tiene 17 meses y SIGUE CON LA TETA!!! Pero es q además como soy una madre loca resulta q estoy embarazada de mi segundo hijo y no le quitó la teta, mi familia me tiene por loca de rematé y por una madre horrible y sinceramente me tienen un poquito hasta el moño, lo ultimo mi madre hace 2 días que en Semana Santa va a dormir ella con mi hija y le quita de una vez la tontería con la dichosa teta porque mamá por vicio y así con cualquiera que hable de mi entorno. Al final he optado por decirles cada vez que alguien hace algún comentario que la niña es mía y la teta también por lo tanto aquí las que deciden como y cuando quitarla somos nosotras, frase que le he tenido que decir a la gine y hasta la matrona porque todos sin excepcion me dicen lo mismo. En mi caso me tienen agobiada aunque sin ninguna duda respecto a la lactancia porque aquí de decidimos mi niña y yo. Gracias por contarnos ti vivencia

    • Responder
      Planeando ser padres
      5 Febrero, 2016 at 14:36

      ¡Jajaja! A las madres porque les tenemos respeto, pero dicen cada burrada que es como para retirarles la palabra de por vida. Lo del vicio, lo de que ya no alimenta, lo de que se ríen de nosotras y nos utilizan… vamos, que estamos criando a los niños peor intencionados del mundo. Durante el embarazo, dicen que algunos se destetan porque la producción de leche baja mucho y hasta cambia de sabor. A veces se recomienda el destete porque puede provocan contracciones, un adelanto del parto u otras complicaciones, pero si médicamente todo el normal y tú no sufres al pensar en la lactancia en tándem, poco deberían opinar los demás.

  • Responder
    La agenda de mamá
    4 Febrero, 2016 at 09:28

    Creo que todas hemos pasado por esas afirmaciones. En su día me indignaban, no por el comentario en si, sino por el hecho de que personas ajenas se metiesen donde no les llamaba (ojo, que si hubiese dado biberón y tenido que aguantar ciertas perlitas me hubiese molestado igual). Ahora me da hasta pena… 30 meses de lactancia y la peque se ha terminado destetando sola. ¡y me ha dado una pena! pero por otro lado he sentido cierto alivio. Quizás si no fuera por el embarazo todo habría sido diferente. ¡vosotras que podéis aprovechad!

    • Responder
      Planeando ser padres
      5 Febrero, 2016 at 14:38

      A veces pienso que lo dicen por sacar tema de conversación. ¡Con lo bien que queda habar del tiempo y de si parece que va a refrescar hoy! Yo no sé si la mía se destetará sola o llegará a ser la primera adulta, mayor de 18 años, lactante del reino. Pero en vez de forzarla me voy a esperar. A ver qué pasa. A día de hoy, creo que si se destetara no me daría pena, y quizás cierto alivio sentiría al saber que ya no depende tanto de mí en este sentido. Pero por el momento no le veo perspectivas al destete.

  • Responder
    Una mamá muy feliz
    4 Febrero, 2016 at 09:46

    Es lo de siempre, por hablar…oye que parece que a algunos les pagan!!! Si vieras las perlitas que nos sueltan a nosotros, bueno las leeras porque tengo pensado escribir sobre ello…son de traca!!! sabes que es lo peor de todo que ellos también son más grandes y se enteran de todo 🙁

    • Responder
      Planeando ser padres
      5 Febrero, 2016 at 14:40

      Claro, mi bichilla de momento no está pendiente de estas conversaciones. Sólo a mi madre le he tenido que decir alguna vez que no le grite eso de “tetis no, que ya eres muy grande!” cuando la pide delante de ella, pero poco más. Eso de que empiece a ir al colegio, gane en consciencia y el tema le afecte ¡me enfadará mucho!

  • Responder
    correolacajitademusica
    4 Febrero, 2016 at 09:59

    Qué fuerte lo que dice la gente!!! Yo recuerdo que alguna perlita de esas también me soltaron, y eso que solo estuvimos 9 meses..

    Yo creo que haces fenomenal, te admiro y envidio!! Creo que estás haciendo lo mejor del mundo para tu bichilla 🙂

    Feliz día!

    • Responder
      Planeando ser padres
      5 Febrero, 2016 at 14:42

      ¡Uy con 9 meses! Si llego a vivir junto a ti hubiera cogido la fama de la cavernícola del pueblo.

  • Responder
    La maternidad de Krika en Suiza
    4 Febrero, 2016 at 10:23

    Se oye cada cosa por ahí que lo flipas! Lo fuerte es esa que te dijo que ya era agua y ella le había dado 3 años a su niña. Que gente más rara! Nada, a disfrutar de la lactancia hasta que queráis y a quien no le guste que no mire 😉

    • Responder
      Planeando ser padres
      5 Febrero, 2016 at 14:44

      Sí, sí esa señora tenía un discurso muy elaborado acerca de por qué la lactancia de niños mayores ya no vale para nada. Y cuando terminó de darme la charla me soltó “aunque el mío también tomó hasta los 3 años. Para distraerse”. ¡Olé!

  • Responder
    Enrique
    4 Febrero, 2016 at 11:25

    Nosotros estamos a punto de superar al año, así que todavía nos lo tomamos con relativa filosofía porque no hemos tenido que aguantar aún nada excesivamente maleducado. Hasta ahora creo que se limitan a sorprenderse, jajaja.

    A mí ya me da igual lo que digan. Hemos pasado por los no-pendientes, el no-chupete, la no-silla de paseo, la no-habitación del bebé, la no-cuna, las no-papillas, el no-biberón y el no-cortar el pelo para que crezca más fuerte. Ya estamos curtidos, jajaja. Lo único que me preocupa es que empiecen a decírselo a ella y le hagan pensar que está haciendo algo malo por estar en la teta de mamá. Ahí creo que es donde pongo yo el límite ahora mismo; el resto, pues que sean felices, que nosotros ya lo somos, y mucho.

    • Responder
      Planeando ser padres
      5 Febrero, 2016 at 14:52

      Eso es que tenéis mucho aguante, porque yo creo que me cansé de este tipo de comentarios ya desde la primera semana, cuando todos decían que se veía muy grande y que con la teta no tendría alimento suficiente. Siendo primeriza y con mis dudas, como todo hijo de vecino, no recibir nada de apoyo más que de la pediatra me tenía mosqueada del todo. Ni que quisiera ahorrarme el dinero de la leche en polvo, hombre ya. Con lo del corte de pelo también me han puesto la cabeza loca del todo. ¿Es que la gente tiene acciones en todas las peluquerías? ¡Qué ansia por buscar mini clientes! Mi bichilla aún no asocia estos comentarios con algo malo respecto a la teta, pero justo ahí sí que tengo el límite muy claro. Si no se ha destetado antes de llegar a tener este tipo de entendimiento, no querré ni un comentario en contra de la lactancia cerca.

  • Responder
    Glo
    4 Febrero, 2016 at 11:53

    Mi hija estaba mas cerca de los 4 que de los 3 cuando dejó la teta. La fui destetando poco a poco,más por presión social y por comodidad que por voluntad propia. Y aquí estamos las dos,tan normales y felices. No me considero ninguna radical de la lactancia y le he dado alimentos complementarios también. Simplemente, era un momento nuestro que ambas disfrutábamos mucho y que era bueno para las dos. Tu hija es una niña con suerte.

    • Responder
      Planeando ser padres
      5 Febrero, 2016 at 14:54

      Por eso no entiendo los comentarios. Si fuese que hacemos mal a alguien por seguir con la lactancia, que vamos molestando al personal u ofendiendo, pero siendo algo normal ¿por qué hay una edad que la gente considera razonable para el destete? Si no se fuerza la continuidad ni la finalización de esta etapa, y todo fluye de forma natural, será que todo está dentro de esa normalidad ¿no?

  • Responder
    nosoyunadramamama
    4 Febrero, 2016 at 12:05

    Es curioso lo de la madre que dio hasta los tres años pensando que era agua!!jejeje… Bueno, yo creo que pasa lo mismo con un biberón o chupete, si los utilizan más allá de los dos años, te preguntan, ¿¿todavía usa??? A mí es que no se me ocurriría decirle a nadie que no me pida consejos si todavía hace esto o lo otro…

    Yo siempre cuento que la lactancia mixta para mí tenia muchas ventajas pero no significa que piense que la artificial o la materna no sean válidas…sencillamente, la mixta se adaptó a mis circunstancias… De todas formas, si mis lactancias hubieran sido existosas, confieso que hubieran sido única y exclusivamente para alimentar a los niños… vamos, como con el bibe, con horarios a partir de los seis meses, jajaja… llámame rara pero lo de sacarme la teta siempre me ha dado una pereza!!!!!

    • Responder
      Planeando ser padres
      5 Febrero, 2016 at 15:41

      Pero si es que no hace falta pedir consejos. Si la gente se levanta de buena mañana dispuestísima a regalarlos. A mí me da pereza pensar en ir a comprar leche en polvo y tener que salir de la cama para dar el biberón. ¡Con lo calentita que estoy en invierno! Todo tiene sus desventajas y ventajas. La lactancia hace que aumente el colecho, que a mucha gente no le gusta, que es incómodo aunque otros lo vean muy romántico y amoroso. Yo también veo mal que se metan con los niños de biberón de cierta edad o con los que se niegan a dejar el chupete. ¿Qué nos importa a nosotros?

  • Responder
    Mama Puñetera
    4 Febrero, 2016 at 13:20

    De estas tuve que oír muchas en nuestros casi dos años de lactancia, pero vamos que a palabras necias oídos sordos y punto! jejeje Lo de los cereales en biberón aquí nos lo saltamos, Valkiria nunca quiso tomar nada de un biberón, mas que para jugar un rato, así que pasamos directamente a la cuchara y seguimos con la teta y no pasó nada de nada, así que bueno, que cada uno haga lo que crea conveniente. O mejor, que dejen las cosas fluir que el niño sabe lo que quiere en cada momento y porque lo quiere. Y como digo siempre, la lactancia es cosa de dos, de nadie mas!

    • Responder
      Planeando ser padres
      5 Febrero, 2016 at 15:44

      Bueno, de 2 o de 3 porque aunque el papá de mi bichilla tiene mucho (muuucho) que agradecer a la lactancia, que bastante trabajo y desvelos le ha ahorrado, de vez en cuando también se pasa al bando de los criticones y creo que este tipo de comentarios ajenos hacen mella en él. Se cree eso de que está científicamente comprobado que si no fuera lactante dormiría del tirón, no tendríamos que colechar, y claro, a veces te encuentras con el enemigo en casa.

  • Responder
    Carolina
    4 Febrero, 2016 at 13:30

    Pues yo te diré que, a pesar de haber dado el pecho a mis hijas año y medio a cada una, creo que son verdad algunas de las cosas que te han dicho! (y que me decían a mi, claro) Pero pongo por delante que esta es mi opinion, ¿eh? Y lo opino por mis experiencias diferentes con mis dos hijas.

    Con la mayor, teta a demanda. Los primeros meses cuando era exclusiva estaba sus horas sin pedir, crecía gordita y genial. Pasados los primeros seis meses o así, ya con alimentación complementaria, cambió por completo. Me pedía a cada rato día y noche, y apenas comía otra cosa, ni purés ni trozos. Sólo quería pecho. Se quedó delgadita, y dormía fatal por las noches, cada hora y media despierta pidiendo teta. No cogía biberón ni para atrás, de hecho nunca lo quiso. No tenía horarios de comer, claro, porque apenas comía, y dormirla era un tema. Nos costó mucho quitarle el pecho, muy poco a poco, y la cosa fué mejorando. Dejó de asociar pecho con dormir, y a comer más, al no estar al pecho todo el día. Algunos meses fueron duros para nosotros por el no dormir y la preocupación de si estaría bien alimentada.

    Con mi segunda hija, me dije que eso no nos volvería a pasar. Así es que le dí pecho en exclusiva seis meses, pero luego cuando le introduje la alimentación complementaria, le daba tomas como si fuese de biberón, es decir, desayuno y antes de dormir, y mientras era pequeñita alguna más por la tarde. Pero en general, entre comidas se pasaba sus cuatro horas más o menos sin pedir nada más. Cuando ví que perdía ritmo de crecimiento y engorde así, le daba además bibe con cereales, además de la teta. Y así volvió a dormir la noche entera. Y la verdad es que esta fórmula de horarios de comidas, y el no haberla acostumbrado a que nada más despertase le metiese la teta en la boca, ha hecho que todo fuese más fácil, al menos en nuestro caso.

    Yo, si volviese a repetir experiencia de maternidad, volvería a hacer lo de la segunda, nos ha funcionado mejor lo de los horarios de comida y dormir a partir de los seis meses, que lo otro. Y a la gente que me pregunta, pues se lo digo tal cual. Habrá quien considere que no debería decir estas cosas, pero es que es mi experiencia, y si me lo preguntan, pues lo digo, sin ninguna mala fe y sin intención de evangelizer a nadie, que conste. Cada uno que haga lo que le venga mejor a su hijo y su familia, por supuesto!

    ¡Un beso!

    • Responder
      Planeando ser padres
      5 Febrero, 2016 at 15:59

      Pues bienvenido sea tu comentario. Mi marido, muchas veces me pregunta en too amenazante si después de ver la experiencia de que no duerme del tirón toda la noche pienso repetir con la lactancia y el colecho en un futuro. Y desde luego sí repetir.e Porque creo que no hay nada mejor que la teta y pudiendo dársela a demanda no lo cambiaría nunca ni por unos horarios fijos y mucho menos por biberones. Tú sientes que tu segunda crianza fue más cómoda que la primera pero ¿y si depende de que tu segunda hija tiene unos ritmos completamente diferentes a los de su hermana mayor? O sea, que si le hubieras seguido dando el pecho a demanda como a la otra, quizás también hubiera adquirido rutinas y comportamientos más fáciles de llevar. De hecho, cantidad de niños de biberón no duermen toda la noche del tirón, ni con un años, ni con 2 ni con 3. Y la mía durmió del tirón los 7 primeros meses sin demandar ni una sola toma por la noche. Yo pienso distinto a ti: todo depende más del niño que de la teta.

      En cuanto al engorde, nunca hemos estado preocupados porque siempre ha estado en el máximo de las tablas de percentiles, lo que me reafirma que la teta alimenta y mucho Y además, sabiendo que con esos nutrientes ya tenía cubiertas gran partes de sus necesidades, hemos ido introduciendo alimentos sin dramas y con mucha paciencia, por lo que la hemos dejado comer las cantidades que ha ido queriendo y aquí nunca hemos tenido ni decrecimiento ni sobresaltos de ningún tipo.

      La mía puede pasarse el día completo sin mirar la teta, no es como cuando nació, que la pedía casi cada media hora durante el día pero me daba una tregua enorme de noche. Muchas gracias por compartir tu experiencia. No tienes por qué ocultar que has hecho tus experimentos y que unos te han resultado mejo que otros. ¡Gracias por comentar!

      • Responder
        Carolina
        8 Febrero, 2016 at 10:12

        Efectivamente, creo que tienes toda la razón en que es un mix entre cómo es el niño, cómo eres tú, y a lo que les acostumbres o las rutinas que les introduzcas. Uno puede tener una cosa en mente, pero luego puede llegar el chiquitín a desmontártelo!

        La verdad es que ciertamente veo tendencia en las mamas a mi alrededor a que los peques de pecho pasados unos meses suelen dormir peor que los de bibe, y suelen ser más delgaditos o chiquitines, aunque en tu caso la bichilla ya sabemos que es enorme! Y yo, aunque le daba biberón a partir de los 8 meses a la peque, también le seguí dando teta hasta el año y medio, eh? Es decir, que disfruté de la teta el mismo tiempo que con la mayor. Eso, unido a la distinta experiencia con mis dos hijas, me hace preferir lo segundo, no sufrí por su crecimiento y dormía! Así es que si alguna amiga me pregunta, pues le cuento mi experiencia sin más. Pero me parece genial que cada uno haga lo que le de la gana y le haga feliz. Por suerte, hoy en día ya se ve de todo, y creo que se empieza a aceptar socialmente cada vez más la lactancia prolongada, Y a quien no le guste, que no mire!!!!

        ¡Un beso, y gracias por responder!

  • Responder
    Ana
    4 Febrero, 2016 at 13:52

    Tal cual, parece que tengamos que ir siempre dando siempre más explicaciones que los de biberón… Y justificándonos… Al final cansa ya tanta explicación, cuando son muy bebés ¡hay que bien, teta, lo mejor! Y ahora pasado el año… ¿Aúún?? Yo siempre respondo, aún y lo que le queda… Y aparcó el tema.. Creo que solo me entiende, mi pareja y mis abuelas!!!

    • Responder
      Planeando ser padres
      5 Febrero, 2016 at 16:01

      ¡Jajaja! Pues por aquí hay abuelas muy moderna y muy poco comprensivas. Y mucho fue que te respetaran hasta el año, porque a la mía con meses ya me la veían mal alimentada y futura dependiente.

  • Responder
    Cris
    5 Febrero, 2016 at 22:01

    Nosotros llevamos 31 meses de lactancia, que no cambiaria por nada, con el apoyo incondicional de mis padres.
    Pero de mi suegra he tenido que aguantar que por culpa mia el niño esta muy delgado (es una fotocopia de su padre, osea su hijo, cuando tenia su edad) porque la teta le quita el hambre y así come menos comida (que la leche materna no deber ser comida).
    Lo dice la misma que pone el grito en el cielo porque no le damos caramelos o que le ofrece una galleta o un helado justo antes de comer…

    • Responder
      Planeando ser padres
      9 Febrero, 2016 at 13:23

      Bueno, las abuelas es que son para echarles de comer aparte ¡son la base de la sabiduría popular! Ya veces lo que cuentan tienen un razonamiento fundado detrás y otras son cuentos de viejas y ganas de malmeter, que de todo hay. Los pediatras siempre comentan justo eso: que si un niño es hijo de padres raquíticos, por mucho que intentemos cebarles, algo habrá que les haga mantener el peso a raya. Si está sano y no hay otras señales de alarma, además de que con 31 meses ya comerá de todo, de todo además de la teta, vosotros a lo vuestro sin hacer caso.

  • Responder
    srajumbo
    18 Febrero, 2016 at 21:08

    Jajajja podría añadir mil más! Mira que la gente es metegamba a la hora de ponerse a hablar de niños y tetas ajenas. Yo ya con 3 años y medio me las se todas, pero también me se las contestaciones y no mee callo una, que una ya acaba harta de que todos te digan lo que has de hacer con tu hijo y tu teta.

    • Responder
      Planeando ser padres
      22 Febrero, 2016 at 14:01

      Ahora que empezamos con la elección del colegio, sólo espero que no se metan también en este tema, porque ya sólo me faltaría que me ridiculizasen a mi bichilla o mi forma de criar sólo porque la gente no suele llegar tan adelante con la lactancia.

      • Responder
        srajumbo
        22 Febrero, 2016 at 19:59

        Mira, en el cole de Noah hay otro niño de 5 que también toma teta aún, y una niña de 3 que tomó hasta hace poco. Así que.. no he visto nunca ni caras raras ni nada, y su profe sabe de sobra que aún sigue.

        • Responder
          Planeando ser padres
          24 Febrero, 2016 at 22:32

          Aquí hay maestras que cuando íbamos el año pasado a las jornadas de puertas abiertas, decían que eso era cosa de la familia y que el centro no se entrometería, pero si te soy sincera ¡nunca pensé en llegar con la teta a estas alturas!

  • Responder
    Ana
    11 Enero, 2017 at 09:11

    Mi peluquera me dijo que le parecia muy bonita la lactancia pero total lo importante solo es el calostro, asi que optó x el biberon para poder compartir la experiencia con su marido y ella poder descansar cuando acabara su trabajo… ???? Yo le
    Dije , -pues tb tambien razón! Yo como voy a estar una temporada en casa viviré la experiencia…

    Y una doctora del amulatorio, la ultima vez que fui a urgencias con S. Me dijo, bueno tu ya sabes que con dos años ya no le alimenta nada!! Esta x estar…
    Y yo, pues si, pero me viene bien cuando se pone malo… ????

    Otra, la mujer y suegra de mi padre: (antes de enpezar el año pasado la guarde, S. Tenia 1 año)
    -aun le das? Pues se la tendras que quitar porque si no, a ver como lo vas ha llevar a la guarde, no va a comer, le tendras que acostumbrar al biberon, tu hermana lo paso fatal cuando le quité la teta para volver al trabajo!!
    (Este año en la vuelta al cole, S. Tiene 2)
    -pero aún le das??? Y va al cole?? Y como lo haces??
    – mi mente piensa (espabilada que es una ????) respuesta: pues que el niño pasa de la teta cuando esta haciendo vida docial y solo la quiere para dormir, desayunar y poco mas…

    Y asi una tras otra… y las que nos quedan
    Tb me e encontrafo con gente mayor que se queda mirando como si viera a papa noel! Diciendole a mi marido que me haga fotos que es la cosa mas bonita del mundo!

  • ¿Quieres añadir algo? ¡Comenta!