Enseñanza/Colegio

Elegir colegio. El periodo de adaptación

Elegir colegio. Lo que quieren saber de tu hijo antes de empezar P3

Mira que después de revisar y requeterevisar, durante 2 años y un millón de jornadas de puertas abiertas, entrevistas personales, reuniones informativas y yo no sé cuántos eventos más para recabar toda la información posible acerca de los colegios públicos y concertados del Pueblucho Infernal, creo que el tema del periodo de adaptación es el asunto en el que más diferencias hemos encontrado. Y me resulta de lo más curioso, porque una de dos: o todos los niños que resultan aceptados en un mismo colegio tienen unas necesidades de adaptación exactamente iguales (cosa que dudo) o cada cual impone el método que le da la gana, unos pensando en cuestiones prácticas y administrativas del propio centro, otros apiadándose de las necesidades de los padres, que no pueden pasarse los días entrando y saliendo de la escuela a cada rato “sólo” para que su criatura no llore, y otros que de verdad se preocupan por el bienestar de las criaturas y molestan a los adultos lo que sea necesario con tal de que el periodo de adaptación transcurra de forma pacífica y alegre. No sé si esta cantidad de opciones para el periodo de adaptación es una rareza en esta zona, o lo habitual también donde vivís vosotros, pero como aún no hemos tenido que pasar por esta fase, lo cierto es que no me decido y no soy capaz de saber qué idea es la mejor. Os dejo un listado completo de la posibilidades que nos han ofrecido en cada centro para ayudarnos a elegir colegio.

1. A clase del tirón. Los colegios concertados parecen muy fans de esto de saltarse el periodo de adaptación a la torera, de forma que su máxima es que los niños van a llorar lo que necesiten, unos un día y otros dos meses, por lo que no favorece a nadie eso de ir introduciéndose en las rutinas de la escuela poco a poco: que si hoy un ratito, que si hoy con mamá y mañana con papá… Sostienen que el primer día de clase lo mejor es dejarlos allí a su suerte. Unos llorarán más, otros menos pero ninguno se ha muerto por el disgusto. Además, te venden este método para el periodo de adaptación con la excusa de que los padres no pueden permitirse adaptar sus horarios de trabajo a estos ratitos de cole con supervisión familiar de los primeros días, por lo que con la cuestión práctica seguro que convencen a más de uno. Yo ando indecisa, porque por un lado confío en que mi bichilla sea feliz en el cole desde el primer minuto, pero por otro pienso que me gustaría estar de cuerpo presente y comprobarlo por mí misma. Este es el sistema que se usaba cuando yo era niña, y la verdad es que a mí me gustó siempre tanto ir al cole que no creo que pasase ningún trauma, pero no todos los niños van a clase con el mismo entusiasmo.

2. Una tarde de juegos. Otros centros intentan que los niños se familiaricen con la clase, con los compañeros y el resto de la escuela permitiendo acudir a jugar allí una tarde, durante un par de horas, la semana anterior al inicio del curso. Se supone que los niños irán con sus padres, estarán allí como si fuese una ludoteca, y con este ratito ya tendrán suficiente para que cuando toque empezar la rutina escolar de verdad, el espacio no les resulte extraño y tengan fresco el recuerdo de lo bien que se lo pasaron allí unos días antes. Ellos te explican este periodo de adaptación como si fuera una gran maravilla, pero yo creo que es una mijita escaso.

3. Días alternos con los padres y la mitad de la clase. Este método consiste en pasar la primera semana del curso yendo a clase acompañados de los padres y sólo con la mitad de los compañeros. Media clase va en horario de mañana que es mucho más largo, la otra mitad en el turno de tarde. Al segundo día lo hacen al revés. Al tercero se juntan todos los niños y todos los padres en el aula. Al cuarto cada padre decide ya si quiere que el niño se quede solo desde el primer momento o si piensa que el suyo necesita algo más de atención durante el periodo de adaptación. Este modelo es bastante más flexible y creo que al atender a menos niños cada vez y tener siempre el apoyo de los padres puede ser un sistema genial para evitar traumas. Eso sí, en el trabajo habrá que cogerse una semana de vacaciones para poder ponerlo en práctica.

4. El tiempo que cada niño necesite y con sus padres. Cuanto más público el colegio, más liberales han resultado ser con el periodo de adaptación. El último modelo que hemos conocido es este en el que desde el primer al último día, los padres son quienes deciden el tiempo que quieren estar en clase con sus hijos. Que cada cual valore las necesidades de sus criaturas, y si quieren pasarse la jornada completa en clase, que lo hagan, y si quieren irse de clase media hora después de iniciada la jornada, cuando hayan logrado dejar a sus churumbeles atentos y tranquilos, también lo pueden hacer. Y pueden estirar el periodo de adaptación unas hora o 2 meses completos si quieren. Desde mi punto de vista, este es el modelo ideal, porque ya sólo depende de los padres el querer (o poder) organizarse para ir supervisando todo el proceso del periodo de adaptación al colegio de su hijo. No te ponen pegas para nada, puedes entrar y salir de clase cuando quieras y saber que nadie te fuerza a dejar al niño solo, ni tener que fiarte de que las maestras juren y perjuren que cuando tú te vas tu bichillo es completamente feliz, porque vas a poder verlo con tus propios ojos.

La verdad es que aún me quedan 3 semanas para rellenar la hoja de preinscripción y no sé si a la hora de elegir colegio las libertades para el periodo de adaptación serán un punto de mucho peso. Por un lado sí me parece importante que esta etapa se desarrolle de una forma alegre y sin presiones, pero por otro pienso que es un periodo tan corto en comparación a todo lo que dura la etapa escolar, que no sé si podremos renunciar a algún centro que tenga otras buenas características sólo porque el periodo de adaptación no nos convenza. ¿Cómo fue esta fase cuando vuestros bichillos empezaron a ir a clase?

Esto te puede interesar

16 Comentarios

  • Responder
    Mamistarsblog
    9 Marzo, 2016 at 07:29

    Nosotros durante 2 días por grupos y horario mañana o tarde sin padres, tengo que decir que mis hijos fueron a llar d’infants del cole y conocían las instalaciones y algunos de sus compañeros…. Así que no hemos sufrido mucho en este periodo…. Se lo difícil que es escoger siempre tienes la sensación de que te estás equivocando.
    .así que ánimo! Un besote! Ya nos contarás! V

    • Responder
      Planeando ser padres
      9 Marzo, 2016 at 16:56

      Así sería más fácil. de hecho, cuando les comento que mi bichilla no ha ido a la guardería y que por eso me preocupa que pueda levar la adaptación peor que otros niños, lo que suelen decirme es que es no es una regla para todos, porque algunos que han estado en la guardería desde los 4 meses luego extrañan que ese colegio no es al que ellos estaban acostumbrados a ir, y les cuesta aún más el cambio que a los que entran de nuevas. A ver si se nos va pasando el estrés de tantas decisiones.

  • Responder
    Una mama mas
    9 Marzo, 2016 at 08:49

    Yo no pregunte por esto!… Estos post me demuestran lo dejada que soy en algunos temas! Jajaja! Es difícil el tema, pero personalmente creo que por un lado la primera semana pocas horas y que se incremente poco a poco, y después de un tiempo pues ya se quede el peque. Yo siempre fui muy mala para las adaptaciones, no las llevaba nada bien. Además recuerdo estar nerviosa viendo a tantos adultos que no conocida de nada! Es que tengo el recuerdo ese en la cabeza! Y mi hijo por lo que lo conozco no es bueno con esto tampoco, pero pasados unos días se amolda… Le gustará más o menos, pero creo que al final nose si se conforma o que. En la guarde sé que le gusta, por cómo lo encuentro cuando voy a por el.
    En fin, ya te digo que no he preguntado por eso en el colé! ????

    • Responder
      Planeando ser padres
      9 Marzo, 2016 at 16:59

      ¡Jajaja! Al contrario, a veces pienso que le estamos dando demasiadas vueltas, pero nos parece una decisión tan importante… con decirte que hasta nos vamos a mudar para estar más cerca de colegios que nos gustan… Si ya le gusta ir a la guardería, quizás estés más tranquila porque en el cole es de esperar que también le guste lo que va a hacer y además, que ya tenga esa experiencia previa. Si al final todos se adaptan, pero no me gustaría que fuese por la fuerza ni de malas maneras. Y menos aún que lo viviese como un abandono con gente desconocida.

  • Responder
    ProfeBernabeu
    9 Marzo, 2016 at 08:53

    Estoy totalmente de acuerdo con la necesidad del periodo de adaptación.

    Si me permites la licencia te paso un post que escribí hace unas semanas y que recoge algunos consejos a tener en cuenta a la hora de elegir cole.
    Un abrazo.

    http://profebernabeu.com/como-elegir-un-buen-colegio/

    • Responder
      Planeando ser padres
      9 Marzo, 2016 at 17:01

      Pues te he leído, y que sepas que el punto de la felicidad es el que más valoro. ¡A ver si elijo en consecuencia y acierto!

  • Responder
    Madre Agua
    9 Marzo, 2016 at 12:21

    3 semanas solo??? Mira, después de haber visto todos los colegios, y nosotras contigo, jajaaj, seguro que sabes cuál es el mejor para tu hija. Aquí, como sólo hay uno, lo hemos tenido más facil. Yo lo que si he elegido son maestras de educación infantil. Y he programado mis niños para que le toquen esas maestras. Llámame loca, loca de remate, pero reconozco que lo he hecho 😉

    • Responder
      Planeando ser padres
      9 Marzo, 2016 at 17:03

      ¡Jajaja! Pues a la maestra no creo que podamos elegirla, porque en los colegios de más de una línea separan a los niños por clase según criterios administrativos y por mucho que yo le diga a mi bichilla “tú di que quieres estar con la morena” no nos va a funcionar este sistema. En cuanto a la locura que se apodera de nosotras a la hora de elegir colegio ¡no quiero comentar nada! 😛

  • Responder
    Pasuco a Pasuco
    9 Marzo, 2016 at 15:07

    Hombre, él periodo de adaptación es importante pero yo elegiría el colé en base a otros puntos. Al fin y al cabo durara un par de meses a lo sumo y en el colegio tendrá que estar al menos 6 o 7 años. Sí que es cierto que cuanta más flexibilidad mejor, pero por experiencia propia este año, de los compañeros de Rober les hay que entraron bien y después de Navidad ha venido el desastre y ahí ya no hay periodos de adaptación ni ná.

    • Responder
      Planeando ser padres
      9 Marzo, 2016 at 17:05

      Creo que también es excesivo valorar este punto como el principal para elegir colegio, pero es que si son demasiado estrictos con esta cuestión me hacen desconfiar de otros métodos que puedan utilizar y ver normales, sin atender a la diversidad de cada niño. Es verdad que tras los periodos de vacaciones en navidad y sobre todo en verano, hay niños que se desadaptan ¡yo esto ni lo había pensado!

  • Responder
    Una mamá muy feliz
    9 Marzo, 2016 at 16:35

    Para mí el perido de adaptación es fundamental, pero claro es que mi elección estaba clara, tampoco hay mucho donde elegir y teniendo el cole enfrente de casa…
    Nosotros lo hicimos unos 20 días creo que fue aumentando cada dos días una hora….creo que es la mejor opción. Aunque si volviera a pasar por ello (me moriría) lo haría desde el principio saliendo una hora más tarde en lugar de entrar más tarde.

    • Responder
      Planeando ser padres
      9 Marzo, 2016 at 17:08

      Mira pues eso es buena idea, porque si entras una hora más tarde el niño no será consciente de que pasa más rato allí. 20 días de periodo de adaptación ya lo veo una cosa razonable. Que habrá niños que no lo necesiten, pero oye, al menos que existan posibilidades para los que sí lo quieran aprovechar.

  • Responder
    Piruli
    9 Marzo, 2016 at 17:14

    Me encantan esto post sobre el colegio que estás haciendo, me los trago todos y eso que no tengo ni embarazo pero es algo que me parece muy importante.
    Yo es que alucino con los concertados, siempre mirando por el bien de los padres pero ¿y si, como es tu caso, te puedes permitir hacer adaptación? Yo no desecharía un colegio por eso, pero como me hinchen mucho las narices soy capaz de hacer mi propia adaptación, si ves que lo pasa mal te inventas que tiene médico y santas pascuas jajaja
    Suerte en la decisión.

    • Responder
      Planeando ser padres
      14 Marzo, 2016 at 15:14

      ¡Jajaja! Yo creo que es exagerado renunciar a un colegio que te gusta sólo por este punto. Pero claro, me hace desconfiar de si no serán igual de poco flexibles en otros asuntos del desarrollo de cada niños. O sea, Si no aprende a leer y escribir a los 4 años me la van a martirizar igual que si a los 3 sufre una mijita por quedarse tantas horas seguidas sin sus padres? Finalmente, los 4 colegios que pondremos entre nuestras preferencias son respetuosos con el periodo de adaptación con el tema del pañal y con todo. A ver si tenemos suerte logrando plaza.

  • Responder
    Marigem
    9 Marzo, 2016 at 22:53

    Hola!!!! Yo creo que es importante la adaptación pero desde luego hay cosas mucho más importantes y de más peso. Eso sí, entiendo que te mudes, yo tuve suerte y entraron los dos al cole que quería con los requisitos que para mí eran importantes pero me habría mudado si mi cole hubiese estad en otra zona y quiero que mis hijos asistan, y mis padres en su día lo consideraron, mudarse relativamente, claro, no irme a Sevilla.

    • Responder
      Planeando ser padres
      14 Marzo, 2016 at 15:17

      ¡Jajaja! Yo me hubiera ido a Málaga para tener un cole bilingüe con inglés, pero bueno, no nos vamos a mudar tan lejos. Sólo lo justo para no tener que depender del coche cada día ni pasarnos las jornadas haciendo caminatas. Eso sí, ahora sólo falta que nos den plazas en esos colegios que nos gustan, porque como no la asignen en la otra punta del Pueblucho Infernal verás tú qué panorama.

    ¿Quieres añadir algo? ¡Comenta!