Ocio y viajes

¿Nos escapamos a Can Bassa con niños?

¡Necesitamos vacaciones a la de ya! Vaya mes complicado que hemos tenido al decidirnos a hacer la operación de búsqueda de colegio para la niña y una mudanza ¡todo a la vez! Que sí, que cuando pase esta rachilla, a mediados de abril, nos quedaremos descansando, pero en medio de todo este maremoto que es hoy nuestras vidas, creo que vamos a quedarnos al borde del colapso si no salimos de este bucle. Total, que en Semana Santa nos espera una apasionante mudanza y puesta a punto de la nueva casa, y visita de familiares durante varios días, pero aun así nos ha cruzado por la cabeza la locura de que quizás podríamos sacar algo de tiempo para hacer una de esas escapadas en familia que tanto nos gustan. Por aquí cerquita, nada de grandes desplazamientos complicados, pero le hemos echado el ojo a un alojamiento de lujo en Girona, a poco más de una hora en coche desde casa y el encaprichamiento ha sido tal que estamos cruzando los dedos para poder ir. El hotel se llama Can Bassa y es ¡espectacular! Os cuento por qué nos hemos enamorado de este lugar.

1. El edificio de Can Bassa. Can Bassa se define a sí mismo como un hotel con encanto en el Baix Empordà ¡ y no exageran! Nos recuerda muchísimo a una de las últimas escapadas que hicimos cuando aún no teníamos a la niña, a un monasterio reconvertido en hotel en Zaragoza, por ser un edificio monumental e incluso por la distribución del jardín y la piscina. Solo por disponer de esa pequeña zona de espacio verde por el que la niña pueda corretear sin riesgos, ya merece la pena salir de casa. Una pena que no vaya a hacer tiempo de piscina en Semana Santa, pero leyendo las opiniones de otros huéspedes en Booking, ya sabemos que tenemos cantidad de actividades para distraernos: cicloturismo (ando yo con un antojo de volver a montar en bicicleta que no se me quita) o hacer kayak, aunque no sé yo si con lo que esta niña se mueve no se nos volcará la piragua. Las habitaciones son de ensueño ¡con lo poco Pinterest que es nuestra vida! Daría lo que fuera por quedarme en Can Bassa a vivir, si fuera necesario. Los turistas que han pasado por allí sólo tienen buenas palabras hacia los propietarios y la comodidad y tranquilidad del lugar, lo que como padres nos entusiasma para poder hacer una escapada decente y agradable en familia.

can bassa

2. Fuga para relacionarnos con Dalí. Can Bassa está en Madremanya, muy cerca de Púbol, donde se encuentra la casa de Gala y el Museo de Dalí en Figueres. Desde que visitamos Cadaqués, he estado esperando la oportunidad para continuar con nuestro recorrido monumental en relación a la obra del pintor catalán, pero por unas cosas o por otras siempre acabábamos eligiendo destinos diferentes y más lejanos, y una casa museo no entraban en nuestros planes con una niña tan pequeña. Sin embargo, dadas sus reducidas dimensiones, ahora creo que podría ser una buena opción para experimentar que tal nos sale el turismo cultural con la niña ¡deseadnos suerte!

3. ¡Y comer! Yo no sé cómo hará turismo el resto de la gente pero para esta familia, con la niña incluida, las delicias gastronómicas de cada lugar son un punto fuerte cada vez que viajamos. Y el restaurante de Can Bassa tiene muy buenas reseñas, por lo que ya se nos está haciendo la boca agua. Me veo corriendo desde la obra de Dalí a algún buen restaurante solo para no perdernos ninguna de sus comidas. ¡Vamos a tirar la casa por la ventana!Aunque otra ventaja de este hotelito rural con tanto encanto es que al estar muy en el centro de la pequeña población de Madremanya tiene otros restaurantes cerquita, para poder variar de ambiente. Y en Girona he comido yo buenísimas parrilladas de verduras ¡y de carne! Sé que la Semana Santa no es precisamente el momento para pensar en este tipo de banquetes ¡pero no lo puedo evitar!

Bueno, soñar es gratis, y solo necesito algunos minutos libres dentro del trajín diario de nuestras vidas. ¿Tenéis ya destino para las vacaciones de Semana Santa con los niños? ¿Os iréis a la costa o queréis un lugar tranquilito de interior como nosotros? Lo importante es desconectar y cambiar de aires, al menos por unos días.




Esto te puede interesar

No hay comentarios

¿Quieres añadir algo? ¡Comenta!