Crianza

Operación pañal ¡recomenzamos!

operación pañal lenta

La semana pasada vi el vídeo tan cachondo de Pilar, de Maternidad continuum, acerca de la retirada del pañal, y de cuándo saber que tu criatura está preparada para dar el paso y no traumatizarse en el intento. Pues mi bichilla cumple todos los puntos y más, pero el proceso está yendo a un ritmo lentito. Aquí estamos 3 meses después de haber recomenzado la operación pañal. Recordaréis que hicimos un primer intento en verano, porque mi bichilla andaba toda independiente y proclamando a los cuatro vientos que quería caca y quería pipí. Pero tras las vacaciones le cogió un odio tremendo a su orinal heredado con forma de hipopótamo y le pusimos punto y final al experimento. Para el día de Reyes pusimos en la lista de regalos un reductor de la taza del váter de esos sencillos y muy acolchaditos (que ya lo quisiera yo para mí). Y la abuela paterna hizo el encargo e instalamos en casa una cosa monísima con coronas y princesas y muy rosa. Nada de obligar a la niña, simplemente lo dejamos junto al váter y esperamos a que volviera a tener intención de imitarnos. Porque otra cosa no, pero desde que parí, cuando ambas estamos solas en casa creo que no he vuelto a hacer mis necesidades a puerta cerrada, o sea que idea y modelo en quién inspirarse y a quien querer emular tiene todos los días ante sus ojos unas pocas de veces. Ya tenemos claro que nuestra operación pañal no va a ser una de esas que se solucionan en 3 días ni en una semana, ni en 15, porque en estos 3 últimos meses, así es cómo va avanzando la cosa.

1. Deseos de usar el asiento de pipí. Que así es como llama mi churumbelita al reductor. Y no sé de dónde ha sacado el nombre pero vamos, el caso es que es bastante descriptivo y todos entendemos a lo que se refiere. Desde que se levanta hasta que se acuesta pide muchas veces ir al asiento de pipí. Muchas, muchas. Tantas, que por el momento me he despreocupado de preguntarle yo cada cierto tiempo si tiene ganas de hacer algo o no. A lo que no me atrevo es a quitarle el pañal. Porque tiene días en los que se levanta con las necesidades fisiológicas preclaras, y acierta con todo, con pipís y cacas y se pasa la jornada con el mismo pañal inmaculado. Pero otros días avisa siempre cuando ya se lo ha hecho todo encima. Aunque en este caso, la sentamos igualmente un ratito porque ella lo pide y porque a veces queda algo más por hacer.

2. La operación pañal y la tablet de mamá. Durante lo primeros días, mi bichilla se llevaba al váter un muñeco, un libro o algún juguete, pero en un abrir y cerrar de ojos asoció que sentarse en el reductor equivalía a poder jugar un ratito con la tablet de mamá. Y claro, los ratitos se le hacen eternos, porque no suelta la tablet ni loca, y mientras la usa no se baja del váter. 3 meses después, esto nos está generando un problema, y es que en ocasiones no tiene ninguna intención de hacer nada pero quiere ir a jugar con la tablet.

3. Las fiestas y los premios. Muchas veces sí hace su pipí o su caca en el váter, tenemos unas pegatinas en forma de corazón que le gusta pegarse en el dorso de la mano o en su vestido de princesa Anna como recompensa. Al principio no tenía claro si usar este sistema de festejos y mini premio por acertar con sus cosas, pero ahora no lo veo mal. Claro que lo que en realidad motiva a mi bichilla a ir al baño es la dichosa tablet y no el corazón ni los jaleos que le hacemos en cada éxito.

4. Toto sonita, mamá. Ella quiere hacerlo todo solita. Iniciativa no le , ni para esto ni para nada. Subir al váter aún no puede, porque le he puesto el típico escalón de Ikea que usa para lavarse las manos en el lavabo, pero no me fío de que se me descalabre contra el váter, con lo que se mueve. Así es que por ahora lo pide y la sentamos nosotros. Cuando acaba, yo sigo limpiándola con su esponja y su barreño de agua, como cuando le cambiaba el pañal, pero claro, ella quiere hacer uso del rollo de papel higiénico y limpiarse “toto sonita”. Para que no haya dramas, le doy un cuadradito de papel que ella se pasa por el culo como si se lo estuviera acariciando, mientras yo la limpio en condiciones. Y todas felices.

Ahora tiene 28 meses, y lo bueno es que se interesa por ir al baño, por quedarse sentada y hasta por higienizarse ella misma. Lo malo es que está siendo un proceso lentísimo. A nosotros nos da igual, pero ahí nos espera amenazante esa fecha del inicio del colegio en septiembre. Al final, elegiremos un colegio de estos respetuosos con el proceso madurativo de cada niño, y si logramos plaza no tendremos que preocuparnos si de aquí a entonces aún tiene escapes o incluso si sigue llevando pañal. Por otro lado, mi mochuela reniega muchas veces del pañal, y se me pasea por la casa con el culo al aire. No sé si arriesgarme y quitárselo de verdad para que note que cuando tarda en avisar sí pasa algo y que se mea por la pata abajo. Porque claro, con el método actual de pañal entre horas y asiento de pipí cuando ella lo reclama, no nota ningún drama cuando avisa a destiempo. Pero por otro lado me da miedo quitárselo demasiado pronto, no porque me lo mee todo (que también) sino porque se asuste y se retenga a sí misma para no liarla cada vez que sienta la necesidad.

En esta casa la operación pañal va sin prisas pero sin pausa, y creo que pasará a la historia como el proceso más largo jamás contado. ¿Vuestros bichillos superaron esta etapa muy rápido o muy lentamente? ¿A qué edad dejaron de ir con pañal?

Esto te puede interesar

29 Comentarios

  • Responder
    Mari
    15 marzo, 2016 at 07:36

    A mi hijo mayor, le kite el pañal con 34 meses. Solo se lo hizo encima 3 o 4 veces. Pero en 1 semana, ya no lo llevaba, ni por la noche. A mi hija, se lo kite con 30 meses, el primer día se le escapo 8 o 9 veces, pero en 3 días ya no lo llevaba ni por la noche. Se los kite del tirón, y aplaudíamos y festejábamos cada vez k hacían algo.

    • Responder
      Planeando ser padres
      18 marzo, 2016 at 09:55

      Yo también pienso que aún es un poco pronto, pero le dejo todos los apaños a mano para que si quiere, lo pida y lo use, y si no, no pasa nada. Por ahora, se sienta con mucha paciencia y entusiasmo, pero también tiene días en los que no se quiere ni arrimar. Seguiremos esperando a que lo consiga a su ritmo.

  • Responder
    Marigem
    15 marzo, 2016 at 08:11

    Pues yo creo que va bien. Los míos lo dejaron con soborno, ya lo dije muchas veces. Esperé hasta que estuvieran maduros, como la fruta, y en unos pocos días lo dejaron. Eso sí, el orinal y el adaptador se quedaron nuevos, a mí me daba cosa verlos en el water así sin nada, parecía que se los iba a tragar,jejejejeje.
    Yo creo que quizás sí que debas quitarle el pañal y observar, si ves que empieza a retener se lo devuelves y si tiene un escape lo tomas con naturalidad y ya está, seguro que en nada lo quita.
    ¿Al cole puede llevar pañal? Yo no conozco ningún cole que lo permita aunque tampoco he investigado, sí que los cambian si hay escapes, sería cruel hacer lo contrario.
    Ya nos cuentas tus avances.

    • Responder
      Planeando ser padres
      18 marzo, 2016 at 10:04

      ¡Jajaja! Nadie quiere reconocer lo de los sobornos. En el fondo, eso de usar tanto la tablet cuando va al váter creo que es parecido. El pañal no me atrevo a quitárselo, precisamente porque creo que no está preparada, pero el resto de parafernalia para que se lo tome como algo normal, sí la dejo a su alcance y hay días espectaculares con los aciertos, y otros en los que pasa de la operación pañal olímpicamente. Ahora que nos cambiamos de piso, me decían ayer los que van a pulimentar el parquet, que ojito con la operación pañal sobre ese suelo que como me despiste me lo deja marcado para siempre ¡otro obstáculo que superar! En los 4 colegios que han quedado finalistas en nuestra selección, si pueden llevar pañal. No es lo habitual pero cada año suelen tener un par de niños que lo necesitan y no pasa nada. ¡Es un descanso saberlo!

  • Responder
    MuxuNeko
    15 marzo, 2016 at 08:39

    Nosotros empezamos poco a poco con 26 meses y el proceso fue lentísimo. Primero le daba miedo el orinal, no consentía sentarse. Al final se habituó porque lo asociamos a contar cuentos. Le poníamos siempre después de comer ya que eras SUS horas y la cosa empezó a ir bien. Eso si, hasta que no me decidí a quitar definitivamente el pañal no dió el paso final. Lo fui retrasando porque no daba indicios de ser consciente y cuando se meaba le daba igual. Nos tiramos a la piscina y no tardó demasiado. Eso si, ni reductor ni leches, lo odiaba. Le gustaba hacer equilibrios en la taza del WC jajajaja!!!

    • Responder
      Planeando ser padres
      18 marzo, 2016 at 11:04

      Mi bichilla tuvo debilidad por el orinal muy pocos días. creo que le resultaba incómodo sentarse casi en el suelo porque con el reductor la cosa ha ido mucho mejor. Al principio mirábamos libros, pero desde que hizo acto de presencia la tablet, ya no hay más propuestas que le interesen. A lo que yo no me decido es a lanzarme a quitarle el pañal, pero por otro lado pienso como tú, que quizás al no notar que el pis le corres por la pata abajo no se dé cuenta de por qué exactamente debe pedir lo de ir a hacer pipí. A ver si nos armamos de valor y la despañalamos, al menos para probar.

  • Responder
    mami esto esta chuli
    15 marzo, 2016 at 08:58

    En mi caso con el primero fue facilisimo. Tenia 23 meses y en apenas 2 días lo consiguió además al mes se lo quitamos por la noche y jamás se ha hecho pipi en la cama. El mediano ya fue otro cantar. Le tenía manía al water así que costó un poco más. Tenía sus 30 meses porque lo intentamos antes en una operación fallida. Con él dejé de llevar mi bolso para llevar un macuto repleto de ropa de niño jeje.
    El otro día en imaginarium vi un reductor de water con unos escalones. No lo investigué bien pero tenia buena pinta. En casa siempre usamos el escalon de ikea cuando ya lo tenían más controlado y mucha fiesta por supuesto. Un beso.

    • Responder
      Planeando ser padres
      18 marzo, 2016 at 11:28

      El de Imaginarium lo conozco. Lo de los escalones está muy bien pero me parece un armatoste… ¡Qué diferencia entre las fechas de un peque y las del otro! Yo me quedaría más tranquila si mi bichilla lo consiguiera antes de ir al colegio, pero entiendo que a su fisiología mi tranquilidad le da lo mismo, y que lo hará cuando se lo pida el cuerpo. Veo que lo de la fiesta es contagioso para estos menesteres en todas las casas 😛

  • Responder
    Minimar Bcn (@minimarbcn)
    15 marzo, 2016 at 09:36

    Mucho ánimo!!! La mía en verano también iba de vez en cuando, cuando le apetecía y hacía pipí, ahora va cuando nos ve en el baño, pero casi siempre con pantalones y pañal. Tiene ahí el orinal para cuando lo quiera usar, pero no la veo preparada ni me lo planteo de momento, voy siguiendo vuestra operación pañal para ir aprendiendo, jejeje. Suerte!!!

    • Responder
      Planeando ser padres
      18 marzo, 2016 at 11:32

      A nosotros nos falló lo del orinal, porque era lo que no le gustaba. El reductor le atrae mucho más. Veo que lo nuestro irá para muy largo, pero con que lo consiga cuando ella considere conveniente y sin traumas, ya me quedaré feliz.

  • Responder
    Rosi
    15 marzo, 2016 at 14:28

    Estamos en ello. Acabamos de empezar también y en realidad, me parece un poco pronto (21 meses) pero es que mi hijo lo pide y no quiere panal. Yo lo tengo medio en bolas por casa, porque avisar, avisa siempre, pero no siempre me da tiempo de sentarlo al orinal (el W.C. le da cosita) y por la calle de momento no hemos probado, más por mi propia comodidad que otra cosa, pero hace antes de irnos y nada más volver. La verdad, es que, a parte de la siesta y las noches, llevamos un porcentaje de aciertos sorprendente quizá el fin de semana me atreva a salir a la calle a pelo si seguimos así…

    • Responder
      Planeando ser padres
      18 marzo, 2016 at 11:37

      ¡Justo así empezamos nosotros en verano! 21 meses,lo pedía a cada momento, sobre todo la caca, no se le escapaba casi ninguna y de pronto, de un día para otro perdió el interés, empezó a protestar y lloriquear si le preguntábamos para ir al baño y lo dejamos hasta enero. Por la calle ¡me da respeto! ¡Jajaja! Yo, que he sido de salir sin muda limpia desde que nació no me imagino ahora cargada de ropa para posibles escapes así es que de momento las prácticas tranquilamente en casa, pero con el pañal de por medio.

  • Responder
    nosoyunadramamama
    15 marzo, 2016 at 14:35

    tres meses de operación pañal???? madre mía!!!! Yo es que nunca tuve prisa, ellos tampoco daban señales, y esperé a quitáserlo a tres meses de empezar el cole y de cumplir ellos tres años… Y oye, Alfonso en una semana listo, eso sí, de noche sigue usando… A rafa le costó un mes pero sin embargo, no se hace pis por las noches (salvo alguna de vez en cuando)… Prefiero esperar y que luego sea rápido y fácil para ellos y nosotros… y con Gabriel haré lo mismo, es de noviembre asi que este verano ni me lo platearé con menos de dos años… me parecen pequeños..

    • Responder
      Planeando ser padres
      18 marzo, 2016 at 11:39

      Si mi problema es que lamía dio esas famosas señales demasiado pronto, con poco más de año y medio, y en un mes dejó de darlas. Lamía es de noviembre también y claro, llegará al colegio sin los 3 años cumplidos. Yo creo que con el airecito del verano y las temperaturas altas me animaré a retirar el pañal de verdad. Por ahora, sólo va cuando ella lo pide y sin presiones, pero nada de ir a lo loco por casa meando en todas partes. Para eso creo que es pequeña. Sólo está adquiriendo el hábito de sentarse a gusto. A ver si le dura la afición.

  • Responder
    Maria E.
    15 marzo, 2016 at 15:31

    Al mío se lo quité con tres años el mismo verano que terminó la guardería. Ya estaba más que preparado pero no se lo quería quitar porque para él cualquier cambio es un pequeño drama. Cuando conseguimos que se sentara por fin en el orinal y vio que aquello no era para tanto fue todo como la seda y tuvo muy poquitos escapes

    • Responder
      Planeando ser padres
      18 marzo, 2016 at 11:58

      ¡Jajaja! Mi churumbelita tiene une vena dramática tremenda ahora por el tema de las rabietas, y uno de los motivos por los que quiero que se familiarice con el proceso es porque a veces me da la sensación de que estamos retrasando el momento sólo por lo cómodo que es para nosotros que siga llevando pañales. A lamía ahora le encanta sentarse, pero la mayoría de las veces no obtenemos resultados. Todo llegará.

  • Responder
    Una mama mas
    15 marzo, 2016 at 15:42

    Nosotros veníamos bien con el tema. En general a su padre le pedía hacer Pipi o caca aunque siempre con pañal. Lamentablemente una noche pidió hacer en casa de los abuelos y no estaba el reductor, cuando se sentó en el water no le gustó nada y ya no lo pide más. Creo que nos pondremos en ello en abril/mayo. Sin prisa pero sin pausa.

    • Responder
      Planeando ser padres
      18 marzo, 2016 at 12:01

      ¿Sólo por una vez sin reductor se ha frustrado todo? Sí que son rencorosillas estas criaturas. A partir del verano haremos los intentos mayores y sin pañal. Será más grande, entenderá más cosas y supongo que todo fluirá más fácilmente que ahora. Por eso no tenemos prisas.

  • Responder
    promoviendo la AUTONOMIA, parte I | ruth2m.com ...is now mum!!
    15 marzo, 2016 at 16:10

    […] muchas ganas de mostrároslo. Justamente esta semana he visto en twitter algunos posts (@mamavaca, @planeandoserpad) en que hablan detalladamente de la OPERACIÓN PAÑAL y me he decidido por fin a […]

  • Responder
    Bitacoras.com
    15 marzo, 2016 at 16:26

    Información Bitacoras.com

    Valora en Bitacoras.com: La semana pasada vi el vídeo tan cachondo de Pilar, de Maternidad continuum, acerca de la retirada del pañal, y de cuándo saber que tu criatura está preparada para dar el paso y no traumatizarse en el intento. Pues mi bic…

  • Responder
    @Alesandrilla
    15 marzo, 2016 at 19:29

    ¡Ánimo y que te sea leve! Si te sirve mi experiencia yo se lo quité a los míos a poco de cumplir los 3 años y oye, de un día para otro y sin escapes, exitazo total. Así que si no sale a la primera no lo tomes como un fracaso 😉

    • Responder
      Planeando ser padres
      18 marzo, 2016 at 12:03

      No, no, todo nos sirve de experiencia. Prisa no tenemos ninguna, sobre todo ahora que hemos encontrado varios colegios respetuosos con este tema si no ha conseguido dejarlo de aquí a septiembre.

  • Responder
    Madre Agua
    15 marzo, 2016 at 22:06

    Yo se lo quité con 33 meses y en una semana le dijimos adiós al pañal diurno y nocturno.
    Tres meses de operación pañal??? Yo me muero!!!
    Un besazo

    • Responder
      Planeando ser padres
      18 marzo, 2016 at 12:05

      ¡Jajaja! Pero no es estresante, porque hacemos lo que ella quiere y pañal lleva puesto. Es que ella empezará el cole sin haber cumplido ni los 3 años, y me estresaba un poco este asunto. Ahora vamos todos mas relajados, porque hay colegios que se encargan maravillosamente de este tema.

  • Responder
    ruth2m
    18 marzo, 2016 at 13:17

    pues yo creo que esta semana santa (o no sé si seria mejor empezar ya) vamos a probar a quitarle el pañal :S
    es que ayer me pedia todo el rato ir al lavabo…..y claro ademas yo tengo 1

    • Responder
      Planeando ser padres
      30 marzo, 2016 at 13:23

      Nosotros nos mudaremos a mediados de abril, y ya la tengo bastante traumatizada habiendo vendido su armario en Wallapop y hablándole de la casa nueva. Creo que me voy a esperar a que estemos asentados en el nuevo piso (y me orine felizmente en el parquet recién adecentado).

  • Responder
    ruth2m
    18 marzo, 2016 at 13:19

    oops se me ha lanzao el comentario sin acabar 😛

    decia que…..yo tengo 1 hora de camino a casa, y sin water (o pocos y no adaptados) entre medio
    no sé como voy a hacerlo 😛

  • Responder
    promoviendo la AUTONOMIA, parte I | ruth2m.com
    1 julio, 2016 at 12:57

    […] muchas ganas de mostrároslo. Justamente esta semana he visto en twitter algunos posts (@mamavaca, @planeandoserpad) en que hablan detalladamente de la OPERACIÓN PAÑAL y me he decidido por fin a […]

  • Responder
    mamas_besos
    3 julio, 2016 at 17:14

    Nosotros empezamos hacia los 26 meses y, la verdad, fue quitárselo y enseguida hacer pipi en el water. Lo único que costó algo más fue conseguir que hiciera caca en el water, no hizo durante 5 días caca porque le daba cosa hacerla en el water. La cosa se solucionó con un supositorio de glicerina. Se lo pusimos, cagó y como los odia tanto ya empezó a hacer caca en el water con normalidad jeje.
    Al cabo de una semana fue él mismo quién pidió no ponerle pañal para dormir y ni una gota de pipi en la cama des del primer día.
    En resumen, fuimos muy afortunados y todo muy rápido. Ojalá que con el segundo sea igual jejeje.

  • ¿Quieres añadir algo? ¡Comenta!