Ocio y viajes

¿Cómo hacer los desplazamientos más divertidos?

desplazamientos más divertidos

Creo que a todos nos encanta ir de vacaciones, solos, con familia, con amigos… Pero seguramente, poca gente disfrutará del proceso y del tiempo que invertimos en ir de un lugar a otro. Organizarse para salir de casa con niños puede ser relativamente fácil, dependiendo de la práctica que se tenga y de lo ligero de equipaje que seamos capaces de viajar. Pero hasta que llegamos al destino deseado pueden pasar muchas horas, mucho tiempo encerrados en el coche, pululando por aeropuertos o estaciones de tren, o encerrados en aeronaves y vagones. Como adultos, podemos soportarlo casi todo, pero con niños hay que hacer alarde de mucha paciencia e imaginación para que el inicio de las vacaciones no se complique de forma excesiva. Mi viaje más ajetreado fue el primer desplazamiento en coche cuando mi hija era un bebé. Dentro del habitáculo creo que hicimos todo lo posible e imaginable teniendo en cuenta que debía estar retenida en su sillita de seguridad. Libros, muñecos, dibujos animados, comer, beber, dormir y hasta jugar con un globo (por cierto, nada recomendable porque tienen la tendencia de ir a invadir el espacio del conductor). Conforme ha ido creciendo, hemos puesto en prácticas otras técnicas de relajación para hacer los deslazamientos más divertidos.

1. Al viajar en coche. En las estaciones de servicio hemos descubierto casi centros comerciales completos. No en todas las cadenas de gasolineras, pero hay algunas súper completas, como por ejemplo muchas de las estaciones de servicios de BP, con zona de restauración grande y espaciosa, con tiendas en las que comprar cualquier cosa que se te haya olvidado y que sea imprescindible para el vieja, y también con zonas interiores y exteriores para niños. Son como pequeños parques al aire libre, o una especie de ludoteca interior, en la que los niños pueden desfogarse un poco antes de volver a la carretera. Puede parecer una idea simple, pero cuatro carreras a tiempo pueden eliminar mucho estrés durante el viaje. Además, si escogéis precisamente BP para realizar vuestras paradas técnicas, además de conseguir hacer los desplazamientos más divertidos, podréis tener descuentos en Feuvert, para que preparéis vuestro próximo viaje con antelación y realicéis revisiones con seguridad. De echo, aquí os dejo una serie de consejos muy bien explicados para comenzar nuestros trayectos en coche con muy buen pie y con el menor gasto posible.

desplazamientos más divertidos y ahorro

2. En el aeropuerto. Creo que no existe en todos, pero en El Prat en Barcelona tienen una entrada exclusiva para familias con niños pequeños o bebés, en la que pasas el control de seguridad sin tener que hacer la cola del resto de pasajeros. Además de que logras agilizar mucho este trámite, disponen de alfombra de juegos y parques, que hemos utilizado personalmente cuando la niña se nos escapó corriendo, pasó ella sola por el arco detector de metales, y un guardia civil la cazó al vuelo y la metió dentro de uno de ellos, para que se quedara quieta mientras nosotros terminábamos de asumir la situación y de pasar al otro lado del arco. ¡Ver para creer! Junto a las puertas de embarque y en la zona de restauración, también hay columpios y zona de juegos. Si debéis pasar muchas horas entre un vuelo y otro, no estaría de más que preguntaseis en la atención al pasajero si el aeropuerto en el que estáis dispone de estos servicios.

3. En las estaciones de tren. Suelen ser espacios muy amplios y con menos condiciones que cumplir que en los aeropuertos. Son tan parecidas a centros comerciales que es fácil encontrar distracciones antes de subir al tren. Por eso os aconsejaría que dejéis que los niños se desgasten físicamente todo lo posible. Sé que a veces (casi siempre) no es fácil estar pendiente del equipaje familiar y de no perder a los niños entre la multitud. Pero he comprobado en mis carnes que si no se agotan fuera del tren, lo intentarán dentro. En un AVE de Barcelona a Málaga con un viaje de 5 hora de duración, apenas pude sentarme cuando mi hija de año y medio nos hizo recorrer todos y cada uno de los vagones. ¡Una tortura! Deberían hacernos descuento a los padres que sabemos de antemano que no ocuparemos el asiento y que viajaremos de pie.

Espero que os sirvan estos consejos para hacer los desplazamientos más divertidos y descansados. Aún no tenemos mucha práctica en los viajes con niños pero en sólo 2 años y medio ¡mirad todos los casos en los que nos hemos encontrado! ¿Cuáles son vuestros trucos para viajar felices en familia?




Esto te puede interesar

No hay comentarios

¿Quieres añadir algo? ¡Comenta!