Parto y postparto

La regla tras el parto ¿un descontrol?

regla tras el parto

Esto de ser madre primeriza dos años y medio después de haber parido, se me está haciendo ya un poco cansado. Una piensa que lo de ser una madre novata tiene un tiempo razonable, después del cual todo queda bajo control, medio dominado y se puede volver a la vida anterior (más o menos). Con hijos, pero con seguridad en todo lo que nos rodea. Esta era mi idea durante el pre parto, pero resulta que incluso en un tema que puede parecer tan poco trascendente como el de la recuperación de la regla tras el parto ¡sigo completamente perdida! No es este el sitio idóneo para despejar mis dudas, y voy a tener que ir a consultar con la matrona, pese a la pereza que me da ir al médico para cosas que se supone que de entrada no son graves. Pero es que yo quiero saber. Quiero saber qué se considera normal en este asunto de que la regla tras el parto siga sin estar regulada. Antes de quedarme embarazada ¡yo era un reloj suizo para estos asuntos! La fama de los andaluces no me acompañaba en estos menesteres, y mi menstruación se regía en ciclos de 29 días, con 4 días de duración de la regla y ningún dolor ni trastorno derivado de mi estado menstrual. No tenía ningún pensamiento ni envidia hacia los periodos ovulatorios ajenos. Estaba contentísima con mi regularidad. Tampoco me había preocupado por conocer mis días exactos de ovulación, más allá de la consulta a algunos calendarios de fertilidad on line que conocí cuando abrí este blog. Pero entonces nació mi bichilla, y todo este tiempo después, mi regla tras el parto sigue siendo muy, muy atípica.

1. Primera regla tras el parto. Debido a la lactancia materna, mi primera menstruación tardó 17 meses en llegar. Entre el embarazo y esos primeros meses de crianza, estuve 2 años sin ver la regla. No me preocupaba nada, porque ya me había informado acerca de que cada mujer es muy diferente en este aspecto, y como mi bichilla seguía (y sigue) con lactancia materna a demanda, estaba muy tranquila pensando que mi cuerpo era sabio, que entendía que yo no estaba capacitada para traer más criaturas a este mundo y que me estaba haciendo el favor de mi vida. Y no dediqué más tiempo a pensar en el tema. Me apunté a la moda de la copa menstrual y me pareció que todo transcurría de una forma natural: no tenía dolores, el sangrado era más o menos igual y la periodicidad…

2. Frecuencia de la regla tras el parto. Sinceramente, de la periodicidad no tenía ni idea porque aún andaba un poco desbordada con mi churumbelita, ni tenía calendario menstrual, ni anoté cuándo me venían esas primeras reglas, ni lo que tardaban en volver a aparecer, ni si duraban más o menos días que antes del embarazo. Tenía un descontrol absoluto en fechas, plazos, y sólo sabía que mi copa menstrual me había arreglado la vida y que al menos mis menstruaciones seguían siendo completamente indoloras después de haber sido madre.

3. A anotarlo todo. A raíz del post sobre apps con calendarios de fertilidad, me gustó el de WomanLog, y sin más intenciones que las de conocer qué me estaba pasando con esta rara regla tras el parto, empecé a anotar todos los datos que me pedía la aplicación: fecha de inicio de cada ciclo, fecha de fin, duración, e incluso si notaba algún síntoma especial. De esto hace ya 6 meses y lo que he descubierto es que tengo un descontrol más que importante en mis nuevos ciclos. He pasado de ser un reloj suizo a un autobús de pueblo que pasa cuando no tiene mejor cosa que hacer. Al mirar mis estadísticas en la app, veo que hay meses en los que he tenido la regla a las 3 semanas, otras veces al mes y medio, y también algunos ciclos más regulares de entre 28 y 31 días ¡pero ni rastro de mis 29 días clavados anteriores! En cuanto a la duración, los datos también son para volverse loca con la interpretación. Las más normales duran 4-5 días, pero acabo de pasar un periodo de 11 días menstruando ¡11! Y de la forma más curiosa, porque parece como si hubiese sangrado lo mismo, en breves fascículos diarios, pero durante mucho más días. ¡Yo nunca había vivido esto! Además, al usar el calendario de ovulación para conocer cómo se está desarrollando mi regla tras el pato, la app se ha vuelto loca del todo con estos cambalaches. Hasta el punto de que si ahora le preguntó cuáles son mis días fértiles, se hace la loca y me dice, poco más o menos, que en caso de querer un nuevo churumbel practique sexualmente cuando quiera, porque con estos ciclos no hay forma humana de saber qué se cuece en mi interior.

Como no es un trastorno doloroso, ni que me afecte a otras facetas de mi vida, ni me molesta para nada, lo he ido dejando pasar. No sé si la lactancia de mi bichilla sigue influyendo tantísimo en la regla tras el pato, pese a que mame mucho menos que cuando era más bebé, o si es que de verdad me he quedado trastornada del todo tras el embarazo. Si no es mucha indiscreción ¿cómo fueron vuestras primeras reglas tras el parto? ¿Volvisteis a vuestro ritmo de antes del embarazo o sufristeis cambios notables?

Esto te puede interesar

10 Comentarios

  • Responder
    mamá puede
    19 mayo, 2016 at 07:28

    Pues ya sabes, para mayor seguridad te toca ir a la matrona y que te diga.

    Mis reglas han cambiado después de cada embarazo y ni rastro también de puntualidad. Se han vuelto dolorosas… Un poco caos.

    Y si, yo también tengo pendiente esa cita pero me da una pereza…

  • Responder
    Shasha
    19 mayo, 2016 at 07:33

    Como os envidio a las que habeis disfrutado de tantos meses sin nuestra querida amiga. En mi caso fue terminar la cuarentena y al mes aparecer la regla, por supuesto yo flipando porque tenia entendido que con la lactancia esta no aparecia pero se ve que la mia tenia muchas ganas de volver.
    Antes del embarazo yo tenia una regla fantastica, sin dolor, muy regular y de escasas cantidades, pero la señora después del parto se piensa que cada mes iniciamos cuarentena, me empieza a doler los riñones dias antes, parezco la matanza del cerdo (he pasado del tampax mini a que ni el super me basta…), eso si la puntualidad continua siendo casi inglesa

  • Responder
    Dee
    19 mayo, 2016 at 07:40

    A mi me volvió 2 semanas después de que mi hija se destetase sola, a los 9 meses y volví a utilizar Nuvaring. Pero han habido cambios. Antes siempre llegaba un jueves y me duraba hasta el lunes y ni me enteraba. Ahora se llega a retrasar 2 días y a veces sólo mancho un día y me suele doler más. Le pregunté a mi ginecóloga y me dijo que era normal, que ahora mi cuerpo es diferente porque ha parido y no es lo mismo. Tranquila, nos pasa a todas.

  • Responder
    Una mama mas
    19 mayo, 2016 at 07:50

    En mi caso los primeros meses un descontrol pero luego volví a la normalidad… Más o menos, pero en general era regular. Ya sabes que cada mujer es un mundo! Y la regla hace lo que quiere! No recuerdo cuando me volvió a mí desde el embarazo (tengo una entrada sobre el tema… Será cuestión de leerla para saber la fecha!).
    Lo mejor, pregunta a tu profesional amigo de la salud!
    Ah y ten cuidado que mi peque me suele cojer el móvil y me pone anotaciones en el womanlog!

  • Responder
    Norgwinid
    19 mayo, 2016 at 09:21

    Jo, qué casualidad, hace justo unos días que publiqué yo una entrada titulada justamente: y la regla, ¿para cuándo? (https://mamaenelsigloxxi.wordpress.com/2016/05/10/y-la-regla-para-cuando/) Porque lo mio es de guiness. Tras el nacimiento de la Mayor estuve sin regla dos años y sólo me vino tres meses después de destetarla por completo (precisamente por que buscaba otro embarazo y, hija, no había manera). Cuando por fin volvió era taaaaaaan irregular que si llego a usar una aplicación de esas me habría mandado directamente a la mierda! Tenía ciclos que oscilaban entre los 26 y los 38 días ¡cómo para echar cálculos ovulatorios! Unos meses después me quedé embarazada de la Pequeña, allá por diciembre de 2013… y hasta hoy. Literalmente. Porque acaba de volverme el periodo tras casi 30 meses sin él! ¿Cómo será ahora? Ni la más remota idea… pero cuenta lo que te diga la matrona que a lo mejor me sirve también a mi!!!!

  • Responder
    Mónica
    19 mayo, 2016 at 09:55

    Yo tengo ya cita al ginecólogo ya que la regla, con embarazo incluido, no vino hasta 25 meses después, estuvo regular 3 meses, en mes y medio me vino 3 veces y ahora llevo tres meses y ni rastro, me han hecho test de embarazo, aunque me tome la píldora compatible con la lactancia, y todo negativo. La verdad que estoy muy agobiada

  • Responder
    Eva
    19 mayo, 2016 at 14:12

    En mi caso, yo nunca fuí regular, así es que tampoco lo soy después de ser madre! Pero sí he mejorado, antes podia pasarme dos meses o tres sin regla, y ahora no es puntual, pero está entre las tres semanas y el mes y medio.
    Yo estuve sin regla todo el tiempo que dí el pecho, 17 meses, y no me vino hasta tres meses después del destete completo.

    Me imagino que en tu caso, como segues dando el pecho, influye en esto, al final es todo hormonal. Seguro que te dicen que hasta que no llegues al destete, todo es un poco descontrolado en este sentido.

  • Responder
    Mivi Mamá
    22 mayo, 2016 at 14:14

    Yo antes era super irregular y además una regla que duraba mínimo una semana con una cantidad igual de irregular.
    Yo tengo una app donde las apunto, pero por saber cuando me bajó por última vez.
    Cuando quisimos quedarnos embarazados y vieron mis ciclos me pasaron a fertilidad directamente, sin esperar el tiempo que siempre dicen…
    Ahora llevo 4 meses con ella y va bajando cada vez con ciclos más cortos, a ver si se me regula algo más. Me da igual que venga cada 40 días, pero que sea siempre igual

  • Responder
    La maternidad de Krika en Suiza
    23 mayo, 2016 at 08:18

    A mí me volvió al segundo mes con ambos monstruitos, ni lactancia ni lactancio, menudo cabreo me pillé! jajaja. Eso sí, luego ha vuelto la regularidad y todo normal, no he encontrado diferencias la verdad.

  • Responder
    La Hobbita
    27 mayo, 2016 at 11:22

    Yo aún no la he tenido. Tras el aborto volvió puntual, se mantuvo cual reloj suizo y, eso si, pasó de ser una regla completamente indolora a retorcerme de dolor el segundo día. A ver en que queda ahora.

  • ¿Quieres añadir algo? ¡Comenta!