Libros

Libros para niños. Ella y la tarta

ella la elefanta y la tarta

Para mi bichilla, el hecho de encontrar juguetes, libros, material de puericultura, ropa y todo lo que tenga estampada una imagen de sus dibujos de la tele preferidos vale un imperio. No es lo mismo lucir una falda con tutú de princesa que una camiseta interior de Frozen. Ni una libreta en blanco que una con los perritos de La patrulla canina en la portada. Y con los libros pasa igual. Su canal de televisión preferido es Clan, y todo lo que sale por ahí, aunque de entrada nos parezca que no se está fijando en la historia, o que sus protagonistas no le atraen, acaba calándola muy hondo. Esto es lo que ha pasado con Ella, la elefanta. Como madre adulta, me gustan estos dibujos. El colorido, la bondad de las historias, el carácter de la elefanta… por eso, me decidí a traer a casa este ejemplar del libro para niños Ella y la tarta de Ediciones SM. Mi criatura ya ha cumplidos 2 años y medio y sigue sin civilizar en lo que al destrozo de paginas se refiere, pero bueno, al menos estamos logrando que haga menos estropicios en los libros nuevos.

Título. Ella y la tarta.

Autor. Carmela D’Amico.

Ilustraciones. Steven D’Amico.

Año. 2005.

Editorial. Ediciones SM.

Edad recomendada. De 4 a 6 años.

Idioma. Español (original inglés).

Número de páginas. 48.

Precio. 12,95 euros.

Material y diseño. Páginas normales y satinadas y tapas duras de cartoné. Tamaño muy bueno, casi folio.

Sinopsis. Ella y su madre han llegado hace un año a vivir a la isla, donde su madre trabaja de pastelera y Ella la ayuda en todo lo que puede. Sin embargo, hay aspectos del trabajo adulto que Ella no puede hacer, porque es pequeña y son actividades peligrosas para una niña. Su madre está muy satisfecha con su ayuda, pero Ella quiere hacer algo grande, por lo que le propone ser la encargada de llevar hasta el faro una tarta muy importante que debe ser entregada antes de mediodía. La tarta es enorme, de 3 pisos, y Ella la transporta en un remolque unido a su bicicleta. Por el camino, la elefanta va encontrándose con gente conocida que también necesita llegar a sitios con urgencia, o hacer entregas de otros bultos, por lo que les va ofreciendo un hueco en su carretilla. Su amiga Belinda, con la que compartía el paseo, la abandona a medio recorrido y Ella apenas tiene fuerzas para tirar ella sola del carro. Las empinadas cuestas y lo pesado de su carga ponen a Ella en varios aprietos y está a punto de estropear la tarta. Pero como no podía ser de otra forma, Ella y la tarta tiene un buen final feliz, después de toda su aventura recorriendo la isla contrarreloj.

Curiosidades. Las páginas de cortesía del principio y del final del libro, muestra una vista panorámica de la isla en la que se desarrolla la trama, lo que puede ayudar a los niños a situar la acción y a ejercitar su imaginación, dándoles pistas de cómo puede ser la vida en un lugar delimitado completamente por el agua. Incluye algunas palabras en inglés, ya que es la lengua original del libro, por lo que al adaptar el idioma al español, las ilustraciones no han sido modificadas, y así los niños pueden ir familiarizándose con esa lengua que todos estamos deseosos de que dominen.

Puntuación (1 a 10). Un 8. A mí me ha gustado mucho el libro, porque conocemos al personaje en casa, y porque en el texto incluye una llamada a la confianza en los niños, en sus capacidades para hacer grandes cosas aun siendo pequeños, y en la necesidad de encomendarles tareas de las que se deban responsabilizar. Si encima así ayudan a la familia ¡mucho mejor! En Ella y la tarta, la protagonista se compromete con su objetivo, y tiene varios sobresaltos que podrían condicionarla para no lograr su propósito. Incluso se topa con la oportunidad de librarse de su carga y que sea un adulto quien finalice la tarea, pero Ella persevera hasta el final. Y sin esperar nada a cambio, obtiene una grata recompensa por parte de su madre. Entiendo que si no se tiene afición por la serie de dibujos animados, la historia puede perder algo de gancho, pero es un libro precioso que recorre toda la isla y sus lugares más emblemáticos. ¡Y tiene una colección bastante amplia de títulos!

Esto te puede interesar

1 Comentario

  • Responder
    madremaya
    20 Mayo, 2016 at 17:59

    Tiene buena pinta, me he quedado con ganas de saber cómo se las ingenia para llegar jajaja. Mi hijo es todo lo contrario a tu Bichilla, porque él se interesa por los dibujos en la tele, pero no por el merchandising del momento. Se mata por la casa para llegar a la tele si escucha a Peppa Pig o a la Patrulla Canina por ejemplo, pero no se acuerda que tiene muñecos de Peppa y George o libros, ni de la mochila de la Patrulla, los puzzles o el peluche de Rubble. No lo entiendo. Pero oye, yo que se lo agradezco, porque estas cositas baratas no son precisamente, y si no le conquistan pues mira, eso que nos ahorramos jajaja. Besos!

  • ¿Quieres añadir algo? ¡Comenta!