Ocio y viajes

Algunos planes para las vacaciones de verano en Lisboa con niños

verano en lisboa con niños

El verano está a la vuelta de la esquina y muchos ya están pensando en las vacaciones, dónde ir, qué hacer, playa o montaña, etc. ¿Lo tienes que hacer con tus hijos? No te preocupes porque existen muchos lugares donde los planes con niños pueden ser igual igual de interesantes y entretenidos. Hoy te propongo un viaje a Lisboa, una ciudad en la que niños y padres se lo pueden pasar muy bien con los planes que hemos encontrado. Porque en casa este año hemos estado divididos: mi marido quería ir a Portugal y, aunque sólo ha estado en algunas ciudades por trabajo y Lisboa era una de ellas, le parecía un destino ideal y relativamente económico para ir con niños. Así es que hemos estado valorando en profundidad Lisboa como destino de vacaciones, y aunque este año no será nuestro paraíso elegido, Lisboa tiene tantos atractivos para viajar con niños que ¡esperamos que os gusten! Y que podáis aprovechar algunas de estas ideas para organizar vuestras propia escapadas.

oceanario lisboa

1. Visitar el Oceanario. Es un plan ideal para pasar un día en familia. Visitar el oceanario de Lisboa es una de las visitas obligadas si finalmente decides viajar a la capital lusa. Un lugar en el que se pueden observar más de cien especies submarinas y anfibios mientras los niños aprenden a reciclar y son conscientes de lo importante que es mantener el agua de los mares y océanos limpia con la mascota del Oceanario, el buzo Vasco. Como adulta ¡me encantan los acuarios! Me sorprende la cercanía de tiburones peligrosos y sus diseños realmente te hacen creer que estás de paseo por el fondo del mar. Mi hija aún no ha visto ninguno, pero seguro que se lanzaría como loca para tratar de tocar a todas las especies.

torre de belén lisboa con niños

2. Pasar un día en Kidzania. Kidzania es una pequeña ciudad en la que los niños se convierten en personas adultas por unas horas, y tienen que escoger una profesión, ir a hacer la compra, hacer sus gestiones en el banco e incluso conducir. ¡Adultos por un dia! Nuestra hija aún es pequeña para este tipo de juego de roles, pero me ha impresionado la originalidad de la idea. Sobre todo, teniendo en cuenta que lo que para nsotros e suna obligación, para ellos puede ser un juego muy divertido. Mientras los niños se divierten, los padres pueden disfrutar de otras actividades para huir de esa rutina, con la tranquilidad de que sus hijos están seguros y pasando un buen rato.

3. Visitar el Zoo. Por un precio asequible padres y niños pueden recorrer las inmediaciones de uno de los mejores zoológicos de Europa. El zoo de Lisboa tiene bastante fama y la entrada incluye la visita por todas las instalaciones, espectáculos con animales y muchas otras actividades como la de alimentar a leones y aves. ¡Las dos cosas me dan miedo! Ya supongo que no vamos a meternos de lleno en el recinto del león, pero preferiría no acercarme mucho. Un día dí de comer a jirafas y ciervos y ya me pareció una actividad de bastante riesgo. Y a los pájaros les tengo una ojeriza… Si lo prefieres, el zoo ofrece la posibilidad de recorrerlo en plan cómodo a bordo del teleférico o de un tren, aunque este servicio adicional no está incluido en el precio de la entrada.

verano en lisboa con niños

4. Recorrer la ciudad en un autobús turístico. Como tantas otras ciudades, Lisboa pone a disposición de los turistas un autobús turístico acompañado por un guía que recorre las principales calles y monumentos de la ciudad. Para subirse al autobús es necesario comprar un bono, que ofrece la posibilidad de tomar el bus cuando se desee. Es de estos en los que te subes y bajas cuando quieres. La verdad es que siendo adultos nunca hemos hecho uso de este sistema, pero ahora que queremos viajar por primera vez sin el carrito de la niña y sabemos que se puede cansar de andar con cualquier excusa, empiezo a mirar los autobuses turísticos con otros ojos.

¿Te ha gustado la idea de viajar a Lisboa? A nosotros nos viene bien usar buscadores como Expedia.es para hoteles en Lisboa, entre otras alternativas, para comparar el precio medio de los hoteles en los destinos en los que estamos interesados. Así, si un año reservamos tarde las vacaciones, al menos podemos elegir entre lo más económico que quede dentro de nuestros intereses. Cantidad de familias que han viajado con niños nos recomiendan Lisboa como una de las capitales más bonitas de Europa y más asequibles para viajar con niños. ¿La habéis visitado?




Esto te puede interesar

No hay comentarios

¿Quieres añadir algo? ¡Comenta!