Ocio y viajes

Promociones de niños gratis ¿gratis, gratis?

promociones de niños gratis

Desde que mi hija cumplió 2 años hemos entrado en una espiral de gasto y derroche por doquier. Aunque para nosotros, como padres primerizos que somos, siga siendo prácticamente un bebé, las empresas de ocio, hostelería y transporte no la miran con nuestros mismos ojos, y nos sacan los cuartos por todas partes. Ya os conté lo injusto que me parecía que este verano Vueling nos hiciera pagar su billete al precio del de un adulto, sin un céntimo de descuento. Pero a fin de cuentas, cada empresa tiene sus políticas y si no te gustan eres libre de irte a rebuscar en la competencia, por si sus condiciones te convencen más. Al menos, en este caso no te engañan y sabes desde el principio que tu criatura deberá pagar. Pero lo que me escama son esas promociones de niños gratis, que más pareciera que te fueran a regalar un segundo hijo que no hacerte un descuento, porque a poco que indagues hay cantidad de ocasiones en las que no son gratuitas por completo. Y ahora ponte a buscar la letra pequeña o a comprender qué tipo de conceptos te están cobrando por el niño. Os pongo algunos ejemplos de las circunstancias en las que las promociones de niños gratis conllevan un coste extra.

1. Cruceros. Por muy pequeño que sea el niño y por muchas promociones de niños gratis que las navieras traten de meternos por los ojos, ninguno se libra de pagar las tasas de embarque. Es una cantidad que suele rondar los 120-180 euros, más o menos, dependiendo de la compañía, y que se cobra a todos los pasajeros, independientemente de su edad. De acuerdo, no es lo mismo pagar 2.000 euros más por traer a tu hijo a un barco que pagar 120 euros, pero en mi pueblo a eso no se le llama promoción de niños gratis. Porque será infinitamente más barata, sí, pero gratis no es.

2. Hoteles. Muchos juran y perjuran que los niños se alojan y alimentan gratis incluso hasta los 12 años de edad, pero… Unos lo cumplen y otros no. Hay hoteles que no cobran por el alojamiento del niño, pero sí por ponerte una cuna o cama supletoria. O sea, que si les dices que lo pones a dormir en el suelo, las vacaciones te salen gratis, pero si quieres darle a la criatura un mínimo de comodidad, tendrás que pagar. Una cantidad muy variables, por cierto. En otros hoteles no te dicen claramente que la presencia del niño tendrá coste, pero si simulas una reserva para 2 adultos en habitación doble (o estándar o twin o como le llame cada uno) y otra para 2 adultos y 1 niño en la misma habitación, te incrementan el precio por noche y arreando. A veces es muy poca cosa (5 euros por noche) pero ahí está el sobre coste. Otras veces, el alojamiento es gratis pero pagan una parte de la comida y aún así se anuncian mediante estas promociones de niños gratis. Debe haber poca regulación acerca de este tema, porque de lo contrario no entiendo que haya esta disparidad de criterios.

3. Si el niño tiene ojos en la cara y disfruta, tendrá que pagar. Los espectáculos infantiles, los museos, los parques de atracciones se suelen llevar la palma en lo que a cobrar con premura a los niños se refiere. Primero te enganchan con las promociones de niños gratis y cuando ya te has hecho tus cuentas acerca de lo que te va a costar ir a ver un musical infantil, una exposición temporal en un museo o pasar un día montando en atracciones, descubres que lo de niños gratis es sólo para los menores de 2 años (eso ni es un niño ni es nada, es un bebé de toda la vida). Otras veces, te sacan los ojos con el precio de las entradas de los padres y así los niños pueden entrar gratis. Por ejemplo, este año, en la piscina municipal del pueblo, los niños disfrutan de una de estas promociones de niños gratis pero ¿por qué me enfado? Porque para que mi hija entre gratis yo tendré que pagar justo el doble del precio de la entrada del año pasado: 12,10 euros de lunes a viernes, y 14,50 euros los fines de semana y festivos. O sea, si queremos pasar un par de horas de piscina en familia la broma nos sale por entre 24-29 euros ¿qué bolsillo puede asumir estos precios? Así ya pueden pregonar la gratuidad de los niños, porque los que se van a quedar fuera son los adultos.

¿Vosotros soléis comprobar si realmente estas promociones de niños gratis no tienen realmente ningún tipo de coste? Es que en ocasiones me siento engañada, y sobre todo, echo cuentas de cara al futuro y ¡qué difícil y caro se nos va a poner lo de salir de casa!




Esto te puede interesar

1 Comentario

  • Responder
    Cuentos de amatxu
    11 julio, 2016 at 23:56

    Es una pena que siempre parezca que haya que ir leyendo la letra pequeña de todo, que siempre haya que tener mil ojos para comprobar si esa oferta tan mega fantástica lo es tanto…como bien dices, debería haber un poco más de control en este tipo de cosas.

    En cuanto a lo de las piscinas..imagino que poca gente irá este año a ellas, porque vamos, con esos precios…ya te comenté hace tiempo en twitter el precio de las piscinas de por aquí…pero es que lo que os hacen pagar a vosotros es un atraco en toda regla!

  • ¿Quieres añadir algo? ¡Comenta!