Ocio y viajes

Fernando’s piri piri. Restaurante mexicano en Tenerife

fernando's peri peri restaurante tenerife

 

Tenemos un defectillo a la hora de viajar en familia y es que pese a que los 3 somos zampones y de buen comer, cuando llegamos a un lugar nuevo se nos pasan los días sin deleitarnos con la gastronomía local. Siempre vamos con prisas, se nos echa el tiempo encima, o debemos comer demasiado temprano para adaptarnos a los horarios de la niña y al final, pecamos muchas veces comiendo un bocadillo o yendo a esos sitios de comida rápida que todos conocemos y que son el mal para la salud. Pues en Tenerife nos pasó como de costumbre, y así es como conocimos el restaurante mexicano y grill Fernando’s. Andábamos en nuestro primer día en la Playa de Troya, y ya eran casi las 2 de la tarde cuando recogimos todo el tinglado de baño para encontrar un sitio en el que comer. La verdad es que no nos preparamos nada la visita y no habíamos buscado lugares recomendados por adelantado. Caminado por el paseo marítmo de Adeje, vimos Fernando’s en alto, con la carta en la puerta y aquello debía tener unas vistas buenísimas sobre el mar. Así es que por precio y por el tipo de comida, con menú infantil incluido, decidimos darle una oportunidad. El restaurante es muy amplio, todo lo cocinan al momento y el personal es muy amable, pero con una tendencia innata a hablarle a todos los turistas en inglés. Os cuento algo más de Fernando’s por si os veis en un apuro con niños en Tenerife.

1. A Fernando’s ¿con niños? ¡Síiii! El local es grande y muy espacioso, por lo que incluso si son de culo inquieto podrán moverse por allí sin molestar demasiado. Además, al tener acceso desde la calle por una escalinata, no se nos irán a zona peligrosa y si la terraza está tranquila (a mediodía hay demasiado sol para comer allí y los clientes suelen quedarse dentro al fresquito del aire acondicionado) podrán jugar sin estorbar. Tienen mucha paciencia con ellos, e incluso mesas en las que han sustituido las sillas por bancos alargados, con lo cual, podemos sentarlos a ellos junto a la pared para que no salgan huyendo y mantenerlos bajo control.

fernando's restaurante tenerife playa de las américas

2. La comida en Fernando’s. Pues con deciros que volvimos a comer otro día más en lugar de innovar visitando otros restaurantes de la zona ¡es porque nos gustó! Las raciones son tremendas, hasta el punto de que optamos por no pedir ni menú infantil ni un plato aparte para la niña. En esos dos días nuestro plato preferido fueron los tacos de pollo, con salsa no picante, para que pudiéramos comer todos y las patatas piri piri, que sí eran picantonas. También probamos el pollo al grill con salsa de limón y todo nos estuvo muy rico. Todo recién hecho, aunque el servicio es un poco lento. No nos importaría si fuésemos solos, porque los adultos nos entretenemos charlando de nuestras cosas, pero con una niña inquieta, para quien 20 minutos sentada a la mesa es el tope que puede estar tranquila, por mucho móvil, tablet, tele con dibujos animados y demás tretas que intentemos, se nos complicaba un poco la logística. Lo bueno de Fernando’s es que puedes montarte tus platos exactamente como quieras ya que dentro de cada categoría existe un listado enorme de complementos para el plato principal. P.e. El pollo puedes pedirlo con diferentes tipos de patatas, o con puré, arroz, o ensalada… o con más de un complemento, y pagas exactamente por la cantidad que comes.

3. Precio. Muy muy ajustado, sobre todo para ser un restaurante situado en pleno paseo marítimo sobre la Playa de las Américas, en una zona tan tremendamente turística y con semejante espacio en el local y esas vistas tan impresionantes. Para que os hagáis una idea del rango de precios, medio pollo al grill con dos complementos a elegir ronda los 10 euros y con esa ración comimos la niña y yo. Mi marido pidió los tacos de pollo y por 8 euros venían 4 tacos, gigantescos con 2 salsas y un acompañamiento infinito de patatas picantonas. Ni postre ni nada más pudimos comer. ¡Porque no nos cabía en el cuerpo!

Sinceramente, no somos expertos en comida mexicana, y no puedo proclamar a los cuatro vientos que lo que se cocina en Fernando’s se parezca a lo que se come en ese país, pero a nosotros nos encantó. Todo hecho al momento, raciones abundantes, precio razonable y un ambiente tranquilo con personal muy agradable. Desde luego, típico de Tenerife sólo tenía las vistas al mar, pero si no os importa saltaros el deleite de la gastronomía local por un día y buscar un restaurante apto para comer con niños, este puede ser vuestro lugar.




Esto te puede interesar

No hay comentarios

¿Quieres añadir algo? ¡Comenta!