Marcas

Ecox 4D. Descubriendo el sexo del nuevo bebé

ecox 4d ecografía 19 semanas

¡Ay la ecografía 4D! Una experiencia que aprecié tan poco durante el primer embarazo y que me ha gustado tanto en este segundo. No sé si el hecho de que hace 3 años yo quería tener una niña, y estaba convencida de que así sería (sí, de vez en cuando me dan estos ramalazos de vieja al estilo de la sabiduría popular, sin fundamento ninguno) me tenía más tranquila respecto a este asunto, o que la experiencia en Ecox 4D, concretamente en Ecox 4D Barcelona Eixample, ha sido tan agradable y diferente que he salido de allí con ganas de repetir ¡y repetiré! El caso es que justo el día en que cumplí la semana 19 de este segundo embarazo, tuvimos nuestra primera cita para conocer un poco más del nuevo churumbel. Al haber realizado esta ecografía emocional en una fase relativamente temprana del embarazo, la imagen de la cara no está tan definida como esas que suelen venir a nuestra mente al hablar de este tipo de pruebas: bebés rollizos, con unos mofletes adorables, un perfil muy bien definido y hasta con parecidos a sus familiares, sino que al haber mucho hueso y poca capa de grasa, tienes una imagen de una miniaturita que se mueve muchísimo (al menos el nuestro, aunque seguimos albergando esperanzas de que sea algo más tranquilo que mi bichilla), completamente formado, pero aún poquita cosa y con apariencia súper frágil. Así es que ¿por qué hemos querido visitar Ecox4D Barcelona justo en este momento. Pues porqué yo quería saber ya, pero ya, ya, el sexo del nuevo churumbel.

1. El Centro Ecox 4D Barcelona Eixample. Me ha encantado la experiencia, sobre todo si la comparo con la anterior que tuve hace 3 años durante el embarazo de mi bichilla. El centro de Ecox 4D en Barcelona es muy agradable, una consulta súper nueva y moderna, con un personal encantador ¡y súper puntual! La persona encargada de nuestra sesión Eva Domènech, además de muy profesional es mamá y entendida por partida doble en esto de las ecografías emocionales. Porque sí, es una prueba que no es diagnóstica pero que puede servirnos para tranquilizarnos en cualquier momento del embarazo, para quitarnos esas ganas de saber alguna que otra cosa, como la de desvelar la incógnita del sexo de nuestro bebé, y porque hay quien necesita este contacto más directo con la imagen de su hijo para seguir adelante con el embarazo de una forma más calmada.

2. Duración de la sesión y cositas incluidas. Antes de ir a Ecox 4D, y dada mi anterior experiencia, creía que estas sesiones tenían una duración de 30 minutos, aproximadamente. A los 20 minutos de estar allí, el churumbel aún no se había dignado a mostrar si era niño o niña. Nosotros preferíamos un niño, pero ya me veía esperando algunos días más, hasta la ecografía morfológica de las 20 semanas de gestación, porque se movía mucho, mucho, variaba de posición, de estar panza arriba a ponerse de costado pegadito a la placenta, pero con las piernas en tal postura que no dejaba entrever nada. Para colmo, tenía un entretenimiento loco con el cordón umbilical, del que tiraba como si fuese una liana (¡qué impresión me dio esto! Ya pensaba que sería capaz de arrancármelo) y además le cruzaba también por la entrepierna. En Ecox 4D, al iniciar la sesión, tras la pantalla de televisión en la que vas a ver todo el proceso de la ecografía, te ponen una luz verde de fondo, que cambiará a azul si descubren que lo que se esconde en tus interiores es un niño, y a un lila rosáceo si es una niña. ¡Tranquilos! Que si queréis mantener el misterio no so desvelarán nada. En el momento en el que Eva dijo que ella ya había podido ver claramente el sexo ¡entré en calma! Me daba igual no ser capaz de distinguirlo yo misma, ni en la ecografía 4D ni en la de contraste bidimensional con la que la van alternando. Yo lo que quería era que alguien que entendiese lo viera y me confirmase que lo que nacerá el año que viene ¡será un niño! Aún así, la sesión continuó un rato más, y tanto el futuro papá, que para esto de discernir imágenes ecográficas es bastante más diestro que yo, como yo misma, estamos seguros de haber visto un aparato masculino por allí danzando. Al final, la sesión de ecografía emocional en Ecox 4D Barcelona duró algo más de una hora. Tras la exploración, pasamos a hacer la selección de 6 fotografías para realizar un montaje con ellas ¡y hasta un selfie de los 2 con el futuro churumbel! ¡Qué modernidades tienen allí! En el precio de la sesión (suele rondar los 100 euros pero tienen diversas promociones y descuentos) se incluye la impresión de estas fotos, que además os llevaréis grabadas en un dvd, y un montaje en vídeo de la grabación de la ecografía. Nosotros aún no lo tenemos, porque queremos volver más adelante, entre las semanas 27 y la 32, con lo cual será entonces cuando nos hagan entrega de todo el pack, para que en el mismo vídeo podamos ver la evolución que ha tenido el bichillo en estas semanas. También nos entregaron 2 canastillas de bebé y embarazo, de la revista Mi bebé y yo y de Lets Family.

montaje ecox 4d barcelona

Este es mi nuevo churumbel con 19 semanas ¡y niño!

3. ¿Qué esperar en una ecografía 4D de 19 semanas? En nuestro caso, sólo aspirábamos a saber el sexo del bebé ¡y lo conseguimos! Ya habíamos estado indagando a través de internet cómo serían las imágenes, y sabíamos que estando aún sólo a mitad del embarazo distinguir los rasgos del niño o ver esas caritas rellenas y tan comestibles estaría descartado. Aún así, la imagen tiene menos huesos de lo que yo me esperaba, y claramente se percibe un feto bien formado, con piernas, brazos, manos, nariz, orejas, ojos, que juega con el cordón umbilical y que se mete el puño entero dentro del hociquito. Vamos, que demasiadas cosas hace para lo que nosotros pensábamos encontrarnos.

4. ¿Por qué queremos repetir en Ecox 4D? Primero por el trato que hemos recibido. No ha sido sólo una mera ecografía, sino que Eva nos ha tratado muy humanamente. Nos ha ido explicando las imágenes, he cambiado de posición varias veces para lograr ver si era niño o niña, lo ha hecho todo calmadamente y sin prisas: la selección de las imágenes, toda la sesión de principio a fin… Daba la sensación de que realmente se interesaba por nuestra comodidad y satisfacción y a veces esto no es fácil de encontrar, porque en la experiencia anterior nos despacharon como si estuviéramos pidiendo turno en la frutería, nos sentaron en una sala de espera y nos tiraron el sobre con las fotos que ellos habían elegido sin consultarnos. Y allí acabó todo. Al haber disfrutado tanto esta vez en Ecox 4D, hemos visto la diferencia que hay entre hacer este tipo de sesiones en un centro especializado en ecografías emocionales y en otro que lo mismo hacen ecografías de estas, que diagnósticas, que cualquier otra prueba que requiera un ecógrafo y de largan sin miramientos. Aquí te puedes llevar a toda la familia a visionar la eco (cosa que nosotros no haremos, pero oye, la posibilidad existe) como quien va al cine a ver la peli del momento. Y tienen centros por toda, todita España. Así es que si os interesa el tema, para vosotros o para regalar a alguna pareja embarazada cercana, seguro que tendréis alguno cerca. ¡Mirad en su web!

Pues lo tenemos decidido ¡vamos a volver a Ecox 4D Barcelona para ver cómo avanza mi mochuelo nuevo. Vosotros ¿habéis experimentado alguna vez con las ecografías 4D? ¿Os gustó la experiencia? ¿Os impresionó lo que visteis?

Esto te puede interesar

8 Comentarios

  • Responder
    Nueve meses y un día después
    17 octubre, 2016 at 08:30

    Los niños moooolan. Je,je,je. Ya sabes que yo voy por el segundo. Somos una fábrica de pichitas.
    Yo en el primer embarazo me la quise hacer pero fue pasando el tiempo… Y la verdad, en este se me está pasando más rápido, supongo que te pasa igual, así que me da a mí que al final, tampoco. Por otro lado, baratas no son, aunque debe ser muy emocionante. Lo del cambio de color me parece muy molón. Un besote, guapa

  • Responder
    Una mamá muy feliz
    17 octubre, 2016 at 09:49

    Olé ese bichillo!!! verás, son tan cariñosos y buenos!!!. Yo me hice una eco de estas pero ya de 25 semanas y claro, es que hasta le sacamos parecido y vimos que era chatillo y con las orejas pegaditas…qué importante hija!!!!

  • Responder
    clauminera
    17 octubre, 2016 at 10:03

    Vamos al revés, tu niña y niño y yo niño y niña, jaja. Enhorabuena!
    Nosotros la verdad es que con el primero preferíamos niña pero yo estaba convencida que era niño (y mi intuición no falló) y con el segundo lo cierto es que me daba más igual, porque me gustaba mucho tener un niño y no me importaba otro, aunque esta vez tenía el presentimiento de niña y el papi decía que era niña también.
    Yo si he notado muchas diferencias entre uno y otro, la niña me parece mucho más espabilada, aunque también puede ser por ser la segunda. Una vecina de mi madre me decía que ella menos mal que tuvo también al niño primero porque sino piensa que le ha salido tonto, jaja jaja.

  • Responder
    Mama Puñetera
    17 octubre, 2016 at 10:31

    ¡Ole la parejita! Las ecos 4D molan mucho, yo me la hice con Valkiria, pero mucho mas avanzada, de 31 semanas, y alucinamos! Es una pasada poder verlos así y si te tratan tan bien pues maravilloso!

  • Responder
    Arantxa en mi cajón de sastre
    17 octubre, 2016 at 15:52

    Pues yo con la primera no me interesé nada por esta eco y con el peque practicamente tampoco, así que no me las hice, pero es verdad que si viniera un tercero me la haría. Me pica la curiosidad de ver rasgos y conocerle antes de que nazca. Me alegro que se hayan cumplido vuestros deseos. Disfruta del embarazo.

  • Responder
    Mami esto está chuli
    17 octubre, 2016 at 16:01

    Ay que ilusión la 4d. Yo me las he hecho con los 2 mayores pero no en un centro especializado, aun así muy simpático el ginecólogo. Me las hice a las 27 y se les viea hasta el hoyuelo de la barbilla jijiji. Con la peque no me la hice porque mi ginecólogo me sacaba siempre alguna imagen de la carita.
    Yo me las hice por verlo bien pero si es cierto que este tipo de ecos también detectan “patologias” o anomalias que las otras no. Recuerdo una amiga a la que gracias a la rd le detectsron un bulto en su higado y le dijeron que igual no se lo hubieran detectado hasta que no tuviera síntomas. Asi que vio a su bebe y se salvo de que algo más grave.

  • Responder
    Mamá en Bulgaria
    17 octubre, 2016 at 18:15

    Yo soy incapaz de ver nada en una eco jeje, y menos el sexo. Me fío de lo que diga el médico.
    Ya debes tener ganas de verle la cara al bichillo!

  • Responder
    nosoyunadramamama
    18 octubre, 2016 at 13:05

    Yo nunca me hice eco en 4D, pero la verdad es que una no me hubiera importado… qué bien lo del niño!!!

  • ¿Quieres añadir algo? ¡Comenta!