Crianza

Cómo conseguir que un niño duerma solo. Mi experiencia

conseguir que un niño duerma solo

Si empezase este post diciendo que para conseguir que un niño duerma solo no hay que hacer nada de nada ¿seguiríais leyendo? Pues ya podéis parar aquí, porque lo cierto es que en nuestro caso así es como han sucedido los hechos. He hablado muchísimas veces del sueño de mi bichilla: era un bebé que nació durmiendo del tirón hasta los 7 meses de edad, que empezó a requerir colecho a partir de entonces, que estuvo en nuestra habitación, entre su cuna y nuestra cama, hasta poco después de cumplir los 2 años, para posteriormente irse a dormir a su propia habitación, pero ni mucho menos del tirón, sino con varios despertares nocturnos y alternando ratos en su cama y colecho con nosotros. Y así transcurrió su historia hasta principios de este verano, cuando comenzó a dormir toda la noche sin despertares nocturnos. Bueno, esto habitualmente, porque sí hay ocasiones en las que se nos ha desvelado por tener sed, por un moco atravesado que no la dejaba respirar, por un golpe de tos, porque quería teta o porque estaba buscando su reloj, sus gafas de sol o su disfraz de princesa de madrugada. Sí, ya veis que mi churumbelita tiene múltiples motivos para desvelarse de noche. Pero, más o menos desde junio, lo más normal es que duerma sola, en su habitación y toda la noche de golpe.

1. Nuestros trucos para conseguir que un niño duerma solo. Absolutamente ninguno. La hemos criado completamente asalvajada y respetando sus ritmos, adaptándonos nosotros a sus necesidades y no obligándola a seguir horarios de adultos. Casi siempre, porque claro que hemos vivido momentos en los que la niña estaba despierta a la 1 de la mañana y había que forzar la situación, ya que nosotros nos arrastrábamos por el suelo y de mala leche pensando en la jornada del día siguiente. Pero desde que leí el libro de Rosa Jové, Dormir sin lágrimas, y acudí a su charla, deposité mi confianza ciegamente en ella y me senté a esperar a que el tiempo pasase, que la niña madurase, sus necesidades cambiasen y se adaptase por sí sola a nuestro ritmo de vida. ¿Qué decía la gente? Pues que sin ser estrictos con las rutinas todo nos saldría mal y la mochuela tendría unos horarios y costumbres alterados de por vida. Mentira todo. Esta sabe cuándo tiene hambre y cuándo tiene sueño y por mucho que hubiéramos ideado no habríamos logrado convencerla de lo contrario.

2. ¿Sirvió de algo intentar imponer rutinas de sueño? No me refiero al método Estivill de abandono de niños enrabietados encerrados en habitaciones a solas para que se duerman sin ser escuchados, sino a métodos menos drásticos como quitar la tele, hacerle ver que fuera ya es de noche, que papá y mamá están cansados, que ya no se oye el ruido de los vecinos y crear un ambiente plácido que la incitase a relajarse. Ni baño anti estrés, ni masajes, ni cuentos, ni entorno tipo spa sirvieron hasta que no cumplió los 2 años y medio. Por supuesto, en algunos momentos de desesperación máxima probamos estos cuatro trucos, y tratamos de mantenerlos durante algunos días, para recuperar un rato de vida de pareja, acostarnos más temprano (sí, esas grandes aspiraciones teníamos para nuestro tiempo libre) ver algo juntos en la tele. Pero ella se resistía a dormir hasta que no caía literalmente muerta de cansancio. Y este nuevo ambiente relajado parecía excitarla más, por lo que la hora de ir a la cama se convertia en una lucha constante. Por ese motivo, seguimos respetando sus horarios naturales para el sueño.

3. Nuestra situación actual. Desde hace unos meses, lo normal era que a una hora más razonable que en su época de mayor apogeo de bebé, pero nunca antes de las 11 de la noche, la convenciésemos para ir a la cama. Y ella se dormía con un poco de teta unos días, con paseos en brazos de su padre otros… y así, para toda la noche. Pero desde que empezó a ir al colegio, no es que vivamos en nuestras carnes lo que significa conseguir que un niño duerma solo sino ¡que se duerma prácticamente sola! Me explico. La primera semana del periodo de adaptación al colegio fue una época infernal, con constantes despertares nocturnos, en los que pensamos que ya habíamos retrocedido todos esos avances que habíamos logrado en verano. Suerte que en el colegio nos informaron de que este tipo de regresiones son frecuentes y, por lo general, temporales. Pues así ha sido en el caso de mi churumbelita y desde hace unas semanas, entre las 9 y las 10 de la noche, llega un momento en que deja lo que esté haciendo, nos dice que quiere dormir, empieza con su ruta de pipí, lavado de dientes y subida a la cama; elige si quiere que seamos su padre o yo quien le cuente un cuento durante unos minutos (unas veces 2 minutos y otras 20, dependiendo del día) y de pronto demanda que se apague la luz, o que me arrime yo unos segundos con la teta ¡y a dormir! ¡Toda la noche! ¡Todaaaaaaa!

Debo reconocer, que además del grupo de agoreros que nos predijeron una pésima etapa infantil por no haber establecido rutinas del sueño, también hubo gente caritativa que se apiadó de nuestra situación y nos confesó que estas cosas pasan, y que de la noche a la mañana, sin intervenciones divinas, tu criatura pasa de ser un Gremlin fiestero y noctámbulo a una niña de bien que se civiliza ella sola. ¿Nos lo creímos en su momento? Pues no sé qué decir, porque la verdad es que casi estábamos más convencidos de que viviríamos la situación apocalíptica de la gente gafe, que esta etapa idílica de la maduración del sueño sin haber tenido que hacer nada. Bueno, nada más que esperar. Con paciencia infinita. Que no es poco.

Y vosotros ¿qué hacéis para conseguir que un niño duerma solo? ¿Sentaros a esperar para que la naturaleza siga su curso y esta etapa llegue lo antes posible? ¿O inventáis tretas y lo ponéis todo de vuestra parte para anticiparla?

Esto te puede interesar

11 Comentarios

  • Responder
    Anónimo
    8 noviembre, 2016 at 09:44

    ¡Hola! Como te entiendo, a nosotros nos ha pasado lo mismo. Hemos respetado sus ritmos son forzar la situación y ahora con 3 años ya se va a dormir sola a su cama sin protestar y contenta. La verdad es que todo llega y no hace falta agobiarlos. Saludos!

  • Responder
    nosoyunadramamama
    8 noviembre, 2016 at 09:52

    Yo creo que las rutinas-horarios funcionan si se hacen desde el principio. Sí que es verdad que con un recién nacido es un poco complicado pero nosotros hemos seguido siempre un mismo orden desde que nacieron y la verdad que nos ha ido muy bien. Los primeros meses, como es obvio, se despertaban un par de veces cada noche para su bibe o toma de pecho, pero cada vez se distanciaban más… Y luego lo que para nosotros fue milagroso fue probar a cambiarles a su propia habitación, y fue asombroso, 12 horas del tirón!! los tres niños!!! a mí ya si se duermen solos o no es lo de menos, a Alfonso habia que dormirle en brazos, rafa se dormía solo desde que nació y a Gabriel también había que dormirle en brazos hasta hace tres meses…

  • Responder
    Emma
    8 noviembre, 2016 at 11:25

    Yo sí hice por mejorar el sueño de la pequeña. Le pasó como a la tuya, con dos meses dormía del tirón 11 horas, y a partir del año más o menos eso empeoró hasta llegar al año y medio, que se despertaba 10 veces cada noche aun durmiendo con nosotros en la cama.
    Llámame floja, pero yo, sobrevivir al día a día de trabajo y niños y eso sin pegar ojo ni una noche, lo llevo muy mal. Soy peor madre cansada. Así es que sí que cambié hábitos, sin dejarla llorar nunca, con el objetivo de dormir todos mejor.

    Estoy convencida de que habríamos llegado a lo mismo en un año o dos, pero no queríamos esperar ese tiempo sin dormir ni ella ni nosotros.

    Lo que sí hemos hemos siempre son las rutinas muy marcadas y horarios de comidas y sueño, desde bien pequeñas, que yo creo que ayuda mucho si se usan desde el principio. Igual si se introducen con niños más mayores ya no son tan efectivos, no sé. Así es que mi hija se despertaba 10 veces por la noche, pero a las 8.30 estaba durmiendo, eso sí! jajaja.

    ¡Y ahora es que somos otros! Con sus 11 horas seguidas de sueño y nuestras 8, las cosas se ven de otra manera. Admiro mucho a las madres que llevan años sin pegar ojo,y aún así lo llevan genial, tienen buen humor y paciencia con sus hijos.

    En cualquier caso, me alegro de que la peque ya duerma bien, ¡a disfrutarlo!

  • Responder
    nuevemesesyundiadespues
    8 noviembre, 2016 at 14:38

    A nosotros nos ha pasado algo similar. Sé es cierto que hemos sido de rutinas porque a él le han ido bien y porque a nosotros nos han dado orden y estabilidad. La hora de dormir siempre ha sido más o menos la misma, con periodos en los que ha tardado más o menos, ha querido manita o no pero en los que siempre o el padre o yo estábamos en la habitación. Pero luego ya, la noche transcurría como transcurría. En primavera hubo una racha muy buena de noches del tirón y menos madrugones (en invierno era a las 6:30 día sí día también). En verano se desajustó y así andábamos hasta hace bien poco que está durmiendo casi siempre del tirón o con algún minidespertar (para él porque a nosotros ya nos deja un rato despiertos) Se despierta por tos, porque se hace pipí… PEro, y esto siempre ha sido así por suerte, la norma es que vuelva a dormirse en seguida. Ya el hitazo de la vida ha sido que se está quedando solo encantado en su cuarto para dormirse. Y eso te hace ganar muuuucho tiempo, la verdad. Ojalá siga así. Una pena que vayan a ser tan pocos meses de paz nocturna. Ja,ja,ja. Yo, hija mía, creo que es la edad, que forzar, poco sentido tiene. Hemos comprobado, por ejemplo, que queduerma o no siesta da exactamente igual. Yo creo que cuanto más duerme más quiere, fíjate lo que te digo. Me alegro de que también estéis en buena racha.

    Un beso, compañera de preñao. 😉

  • Responder
    La mama fa el que pot
    8 noviembre, 2016 at 20:20

    Yo con mi hija siempre he intentado tener unas rutinas y bajarle la actividad y se queda dormida. la verdad es que ella duerme del tiron desde que tenía un año pero no le gusta dormir sola y hemos colechado mucho.
    Mi hijo con ocho meses se despertando por lo menos 4 veces por la noche y quiere teta. Pero yo creo que si tuviera chupete dormiría más seguido.
    Creo que a él le va costar más dormir seguido pero por suerte se duerme pronto y con el colecho no ando de un lado a otro.
    Pero creo que poco puedo hacer en este tema más que esperar que se regule

  • Responder
    Sara
    9 noviembre, 2016 at 01:42

    Madre mía, estoy leyendo esto a la 1,33 de la mañana, con el bebé de tres meses en brazos, su padre durmiendo en el sofá, yo muerta en vida de las noches que llevo sin dormir. Yo no quiero colechar ????, quiero que el enano descanse en su cuna y su padre conmigo, XD! No sé qué hacer, le pongo sus rutinas de baño, teta, fular para coger el sueño… Pero nada, no dura frito más de media hora. Y así vamos pasando las noches… fatal! SE ACEPTAN CONSEJOS.

    • Responder
      Emma
      10 noviembre, 2016 at 10:06

      ¡Ay, pobre! Es que es muy pequeño. ¡Aunque es verdad que que dure dormido solo media hora es too much!
      Dar consejos con estos temas es muy complicado, porque la verdad es que lo que sirve para un niño no sirve para otro. Una puede decir lo que le funcionó o no, pero poco más.
      A mí (y te recalco a mí, porque igual a tí no te vale para nada) me ayudó mucho leer a Elisabeth Pantley (El sueño del bebé sin lágrimas) Aplicando algunas cosas conseguí que la peque volviese a dormir del tirón.

      ¡Espero que vaya mejorando la cosa! ¡Y ánimo!

  • Responder
    str
    10 noviembre, 2016 at 18:02

    Pues yo lo siento mucho pero no estaba dispuesta a llegar a los 3 años sin dormir ni pegar ojo…y el colecho lo hicimos los 3 primeros meses que tuvo colicos pero no era para nosotros…los mayores no descansabamos bien pensando en que estaba ahi en medio tan pequeño.
    Asi que lo que nosotros hemos hecho es sobretodo desde pequeño rutinas…eso sobretodo nos ha servido para que se duerma el solito bien y para no perder la cordura nosotros.Le dejas y protesta un poco llora como 30 segundos y ya se queda porque sabe que es lo que toca. Tambien acostarle cuando notamos que tiene sueño…es una mierda que en verano a las 21.00 tengas que estar en casa pero hemos comprobado que si le acostabas mas tarde esa noche la montaba.
    Y luego los despertares….pues eso si que es fisiologico….y si que requiere paciencia…es normal en algunos niños. Este tiene 15 meses y se sigue despertando 1 o 2 veces y de vez en cuando se duerme 8 horitas pero solo desde hace un mes.Cuando le cambiamos a su habitacion mejoramos nosotros porque el se mueve mucho y tiene microdespertares de quejarse y lloriquear dos minutos(vamos que cuando llegas a la habitacion esta dormido asi que ahora que lo sabemos no vamos jaja)
    Y yo no le he dormido al pecho nunca, en brazos solo hasta los 9 meses etc etc. Si el niño es de despertarse porque su cerebro no esta maduro para dormir tanto(influye que es muy nervioso y que fue un parto inducido dificil por lo que nacio con un sentido de alerta muy marcado)pues no lo esta y no puedes hacer nada. Hay padres que con niños asi han hecho Estivill y les ha funcionado pero nosotros hemos probado como veis algo mas intermedio…no le dejamos llorar pero si hay que dormir hay que dormir

  • Responder
    sradiaz
    11 noviembre, 2016 at 10:57

    Yo siempre digo que cuando terminas de acostumbrarte a el sueño de la peque, cambia… ay… voy a hablar bajito que ahora estamos muy bien.

  • Responder
    Maribel Maral maternal
    14 noviembre, 2016 at 18:34

    ¡Cuanto me ha gustado esta entrada! El tema del sueño es lo que peor llevamos en casa. Desde bien pequeño tiene muchos despertares, hacemos colecho para poder sobrevivir, hasta en la siesta. Necesita dormir tocando a papá o a mamá ( casi siempre mejor si es mamá…).Y claro hemos recibido docenas de miles de consejos que nosotros nunca hemos pedido. Y al final, nosotros no hemos hecho nada de nada. Y desde hace un mes y pico, muchas noches duerme en su habitación, y alguna noche ha sido del tirón! pero como bien dices, no hemos hecho nada de nada. Por cierto, me siento un poco mejor al saber que el mío no es el único que se acuesta «tan tarde», nos resulta imposible que duerma antes. Un beso

  • Responder
    Anonimo 2
    8 enero, 2019 at 02:48

    Tengo una rutina desde que nació. JAMAS me funcionó!!!! Creo que voy a enloquecer. Durante 2 años y medio con eso de que habia que educarlo: baño, comoda, cuento y a dormir. Me desperté quinientas veces x noche. A los dos años y medio meti una cuna en mi cuarto porque estab x explotar! Bastante que aguante.
    Mi hijo, que es un sol. Es bueno, maduro, divino. NO SE DUERME SOLO Y TARDA ENTRE 1 Y 2 HORAS CADA NOCHE EN DORMIRSE. Realmente quiero LLORAR!!
    Lo UNICO que algo me funcionó es que duerma en mi cuarto. Pero estoy HARTA quiero tener algo del dia para mi y mi marido. Ahora estoy exactamente hace casi 2 horas esperando que se duerma. No es vida!!
    No me va la de dejarlo llorar, pero me prece INJUSTO que no se me de de otra manera. Ya tien 3 años y 2 meses. No tuve la suerte de que madure el sueño. Es realmente enloquecesor el tema.
    Ya no se que mas hacer!!
    Ojalá algo nos ilumine e x la noche. Sino no se en que me voy a convertir.
    Lamento ser mas tirando a naturista. Porque realmente es eterno el proceso, no es sano no dormir y no tener NADA de tiempo para uno. La gente a mi alrededor me dice que eso me pasa por no dejarlo llorar. Y lo que mas bronca me da es que “tenian razón”!!! Pero no va conmigo.
    Gracias, tirame algun dato que no haya probado

  • ¡No te cortes, deja un comentario!

    La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos es para gestionar los comentarios que realizas en este blog. Legitimación: Al marcar la casilla de aceptación, estás dando tu legítimo consentimiento para que tus datos sean tratados conforme a las finalidades de este formulario descritas en la política de privacidad. Como usuario e interesado te informamos que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de Webempresa Europa S.L., con domicilio social en Madrid, C/ Almagro 11 6º 7ª 1 C.P. 28010 España. El hecho de que no introduzcas los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podrá tener como consecuencia que no pueda atender tu solicitud. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en info@planeandoserpadres.com así como el Derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de privacidad y cookies que encontrarás en el menú del blog.