Segundo trimestre de embarazo

Tercera visita del embarazo con la matrona

Tercera visita del embarazo con la matrona

Tengo que retractarme de mis palabras ¡mi matrona cada día me cae mejor! Tras aquella primera visita junto a mi bichilla en la que ambas se enzarzaron a discusiones y regañinas y esta trató de convencerme para que la destetara así porque sí, sin ningún motivo de riesgo para el embarazo, todo ha ido a mejor. En esta tercera visita del embarazo con la matrona, estaba la señora más agradable que nunca, con un tacto y una paciencia, y unas ganas de dar información y de detallarlo todo, que he decidido que a partir de ahora todas mis visitas con ella serán a primera hora de la mañana, que se la ve más colaborativa y humana. La revisión ha sido de lo más rápida y normal, con algunas novedades que no esperaba.

1. Resultados de la ecografía de las 20 semanas. Yo ya me había leído todo el informe que habían adjuntado tras la prueba e indagado acerca de todos la términos técnicos de la eco de las 20 semanas para saber que todo estaba dentro de la normalidad. Pero la matrona me confirmó esta idea, si bien proclamó a los cuatro vientos que iba a tener un niño. Nada traumático en mi caso, porque ya lo sabía desde hacía casi un mes, pero ¡ay de aquellas parejas que quieran mantener el secreto hasta el final del parto! Los hubiera dejado tiesos en el sitio con la noticia.

2. Nueva fecha probable de parto. Esto resulta que lo tenía anotado en mi carnet de embarazada desde la ecografía de las 12 semanas ¡pero no me había dado cuenta! Mi primera FPP era el 28 de febrero de 2017, Día de Andalucía y olé, pero tras la prueba me la reajustaron para el 24 de febrero. No es que me obsesione la fecha (aunque tenía más solera la primera) porque si parto se presenta de forma espontánea lo mismo paro el día de los enamorados, por adelantado, o casi en el Día del padre, si me retraso. Pero si me lo tienen que volver a inducir porque el nuevo churumbel se parece a mi bichilla y se niega a desalojar mis interiores, mejor saber que tengo 4 días más de margen para seguir esperando.

3. Peso, tensión, altura del útero y análisis de orina. Todo genial. En la báscula, a 2 días de cumplir las 23 semanas de preñez, sólo había engordado un kilo, pero ¡no es verdad! Aún no he engordado nada, lo que ocurre es que la matrona ha pasado de pesarme en ropita de verano y sandalias a ir con vaqueros largos, manga larga y zapatos más pesados. Vamos, que me peso semanalmente en casa y sé que de los 5 kilos que perdí durante las primeras semanas del embarazo, aún me falta por recuperar 1,3 kg. para ponerme en el peso inicial. No voy a perder tanto como durante mi primera preñez, pero el menos el tema sigue controlado y ojalá no se desboque en los últimos meses. La tensión ¡súper bien! A la primera, 12,5 de máxima y 6,5 de mínima. Sin rastro de infecciones de orina, sin hinchazón y retención de líquidos en las piernas y una altura de útero de 23 centímetros que cuadra con esta fase del embarazo ¡y mucho latido fuerte y rápido del bebé!

4. Vacunas. Durante mi primera preñez no me vacunaron de nada y en 3 años la política ha cambiado. Ahora, en Cataluña, sugieren la vacunación contra la gripe, a quienes estamos embarazadas en esta época del año, y contra la tos ferina. Como nunca he padecido la gripe ni me he vacunado contra ella, me dijo la matrona que la mayoría de sus pacientes no lo hacían, pero que existía la posibilidad. En la que sí hizo hincapié fue en la de la tos ferina, ya que es una enfermedad que esta rebrotando en España, muy contagiosa y que contraída por recién nacidos exige su hospitalización. De esta me vacunaré seguro, porque no ando yo por la labor de correr riesgos de salud innecesarios y de gravedad. Aquí, ponen esta vacuna a las embarazadas durante la realización de la última ecografía del embarazo, en el tercer trimestre.

5. Cursos de preparación al parto. Me sorprendió que me ofreciera información tan pronto, aunque con poco detalle, porque casi ninguna embarazada no primeriza suele hacerlos. Puedo optar al grupo de preparación al parto de este centro de salud, que solo tiene horario de mañana, o al de mi ambulatorio anterior. Como hacen clases en la piscina, estiramientos y cosas así, igual me animo a apuntarme y ponerme un poco en forma, pese a que la teoría ya la tenga bastante por la mano.

6. Nuevas analíticas y Test de O’Sullivan. Nueva ronda de pruebas para coleccionar resultados de cara al segundo trimestre. Además del análisis de orina y sangre habituales, volveré a someterme al Test de O’Sullivan, con la esperanza de seguir huyendo de la diabetes gestacional. De hecho, la matrona me ha prometido librarme del test en el tercer trimestre si vuelvo a superar este segundo igual de bien que el primero. A ver si cumple su promesa…

Y hasta aquí, mi tercera visita del embarazo con la matrona. Hasta dentro de un mes no nos volveremos a ver. ¿A vosotras os vacunaron de algo durante vuestras preñeces? ¿Fuisteis a cursos de preparación al parto en el segundo embarazo o en los posteriores?

Esto te puede interesar

4 Comentarios

  • Responder
    Maribel Maral maternal
    1 diciembre, 2016 at 07:56

    Hola!Bueno al menos la relación con la matrona va mejorando poco a poco…una lástima que hablase de destete sin ningún tipo de indicación, en fin…aún hay que mejorar cosas en la profesión.
    Respecto a las vacunas, esas dos están indicadas en el embarazo. Y la de la tosferina, en Madrid, empezó a ponerse a partir de Diciembre del 2015 a todas las mamás a partir de la semana 28. En EEUU ya se pone desde hace más tiempo.
    Los cursos de preparación al parto también pueden venir muy bien con el segundo embarazo, y si tienen ejercicios en piscina eso te va a venir genial para el embarazo y para el parto.
    Un abrazo

  • Responder
    Inma
    1 diciembre, 2016 at 09:15

    A mí me pusieron la vacuna de la tos ferina, en la semana 32, y todo fue muy bien, la de la gripe, no me la puse, porque no quise, yo como dices tú, más vale prevenir que curar. Y yo no tuve matrona, estaba en alto riesgo, y mi matrona, la verdad, que la he visto una vez y no me atendió muy bien. No tuve cursos de pre-parto y mi hija, nació muy bien, sin cursos. Un beso y mucha suerte

  • Responder
    La maternidad de Krika en Suiza
    2 diciembre, 2016 at 10:07

    Qué bien que la mujer sea ya más simpática! Yo como tú, al principio no engordé nada, de hecho hasta hace 2 semanas llevaba sólo 5 kilos a mis 36 semanas de embarazo, ahora llevo 8, ups! Que a ver, para mí está muy bien porque con los otros dos engordé más de 20 con cada uno, pero que estas últimas semanas estoy engordando todo lo que no he engordado antes, claro que también me han dicho que llevo un bebé de 4 kilos, eso cuenta no? ????????

  • Responder
    Annabel y V
    2 diciembre, 2016 at 11:46

    ¡Aun no he pedido hora con la matrona! Me estoy tomando este embarazo con mucha pachorra… xD Oye, me alegro que todo vaya fenomenal 🙂

  • ¿Quieres añadir algo? ¡Comenta!