Parto y postparto

Primera visita postparto con la matrona

última visita postparto con la matrona

¡Ay! Resulta que con el adelanto de mi parto a las 35 semanas la que debería haber sido mi penúltima cita del embarazo se convirtió en la primera visita postparto con la matrona. Mira, una ventaja esto de que una vez parida la matrona no te anule las fechas y ya tengas eso avanzado para empezar con los controles que debemos seguir tras el nacimiento de nuestros churumbeles. Lo cierto es que fue una revisión cortísima porque como yo me encuentro bien, no me quejo de nada, y los datos del parto ya están metidos en el ordenador desde antes de salir del hospital, poca tarea tuvo la señora.

1. Comentar el parto. Al revisar el informe me preguntó por lo de parir a las 35 semanas, cosa que obviamente no había decidido yo por mi cuenta, y lo bien que ponía que había ido todo con 4,5 horas de dilatación y 30 minutos de expulsivo. Sí, la verdad es que fue un visto y no visto desde que rompí aguas a traición hasta que mi churumbelito llegó al mundo con 4 empujones. Y como me sentía bien, no tenía molestias, no me dolía nada y no había hecho lista de quejas, la matrona empezó aquella primerea visita postparto exclamando que todos los partos deberían ser así. Y no digo yo que no, pero si eso mejor que sean buenos pero unas semanas más adelante y no prematuritos como el mío.

2. Revisión de la zona cero. En ese momento me di cuenta de que desde que había empezado este embarazo la matrona nunca me había mirado más allá de la panza. Era la primera vez que tenía que desnudarme de cintura para abajo, aunque la revisión fue completamente fugaz: un ojo a los bajos, un leve tiento con el dedo, vuelta a sorprenderse no sólo porque no tuviera ningún punto, porque eso ya lo había leído en el informe del parto, sino porque no se me viese ninguna lesión por pequeña que fuese. Así es que a tomar la tensión, en 12-6, porque ya he vuelto a mi pachorra habitual y a vestirme.

3. Preguntas sobre mi estado en general. En la primera visita con postparto la matrona, querrá saber cómo te sientes de ánimo y también físicamente. Como yo ni siento ni padezco ¡todo era felicidad en la sala! Me preguntó si iba bien al baño (vamos, desde justo después del parto que ando yendo estupendamente), si tenía escapes de orina (no, y mira que con la bronquitis se me escapaba el pis a borbotones) y si seguía teniendo pérdidas de sangre. En este punto me está pasando como en el primer embarazo, y es que mancho poquísimo. Incluso me paso días completos sin soltar ni una gota de sangre y de pronto algo vuelve a salir, pero poquísima cantidad. Como hace 3 años me ha advertido de que si de pronto vuelvo a sangrar de forma más abundante puede ser completamente normal y no hay que entrar en pánico, pero me da a mi que pocas pérdidas más voy a tener. Y a lo que aspiro es a no ver otro loquio de esos descomunales como la primera vez.

4. Preguntas sobre la lactancia. Aunque a esta primera visita postparto con la matrona fui sin mi churumbelito (era a las 9 de la mañana, hacía rasca en la calle y este hombre podía quedarse media hora con él, que ya estaba recién alimentado y el médico lo tenemos cerquísima de casa) sí me preguntó por cómo iba la lactancia: si había tenido alguna molestia, alguna dificultad… Ya le dije que dificultades todas las del mundo con un prematuro que no hay forma de despertar ni para comer, pero que molestias ninguna, porque después de 3 años y 2 meses de estar teteando con la otra, ni grietas, ni cosas de lactante primeriza me podían pasar ya. No sé si es que dan por hecho que todas las madres dan el pecho desde el primer momento, o es que tienen algo anotado en el ordenador con esta información, porque me sorprendió que no me preguntase primero si había elegido el pecho o el biberón antes de meterse en estos berenjenales.

La siguiente revisión del post parto será justo cuando por fechas me toque finalizar la cuarentena, y ya habré superado esta prueba. No recuerdo si había más visitas, aunque sí una citología la vez anterior, que justo me hubiera tocado repetir de nuevo si no me hubiera quedado embarazada. ¿Qué tal fueron vuestras revisiones postparto? ¿Complicadas o meros trámites? ¿Era comprensiva la matrona con vuestros males?

Esto te puede interesar

5 Comentarios

  • Responder
    sradiaz
    23 febrero, 2017 at 07:29

    Pues todo estupendo, felicidades 😁

  • Responder
    mamagnomo
    23 febrero, 2017 at 08:08

    Bien! Enhorabuena nena!

  • Responder
    Adriana
    23 febrero, 2017 at 09:02

    Bueno, si tu parto es fugaz, imagínate los míos! El mío primero fué como el tuyo segundo, pero sin romper aguas: contracciones de madrugada en casa pero como ligeros dolorcillos, a las 8 de la mañana en el hospital, con 4 cm de dilatación, y 4 horas después, bebé en el mundo, con dos empujones (bebé de 4 kg, por cierto)

    Segundo parto, estoy comiendo en la calle con el padre de la criatura y le digo que tengo contracciones, pero que todo bajo, control, de nuevo leves dolorcillos, que acabamos de comer y nos vamos al hospital. Terminamos, pasamos por casa a por la bolsa e informes y vamos para el hospital. 5 cm de dilatación, y hora y poco después, bebé en el mundo. Jajajaja.

    ¡Vamos, en temas de partos he tenido una suerte que no veas!

  • Responder
    Diana
    23 febrero, 2017 at 10:39

    Qué parto tan rapidísimo y qué buena recuperación, oye 🙂 Como dices sí que deberían ser todos así pero dos semanitas después jeje…

  • Responder
    Montse
    23 febrero, 2017 at 16:05

    Jo, Lucía, yo.también quiero un parto así y poder contarlo en la revisión….ains, em el primero terminé en cesárea a ver qué tal el segundo

  • ¿Quieres añadir algo? ¡Comenta!