Inventos útiles

No entiendo los test de ovulación ¡y no me gustan!

test de ovulación

Hala, pues ya lo he dicho. Durante mi primer embarazo, pasé olímpicamente de comprar test de ovulación. Había leído tanto que lo mejor es no obsesionarse con el tema de la búsqueda, que me daba la sensación de que tener la obligación de orinar a diario en una de estas tiras, para ver si estaba más o menos fértil, me volvería loca de remate. De hecho, sólo hacer lecturas de maternidad y querer comentarlas con mi marido ya acabó por empujarme a abrir este blog, porque él no soportaba nuestras conversaciones monotemáticas ¡como para andar enseñándole palitos con rayas a diario! Como el embarazo tampoco tardó tanto tiempo en llegar, no caí en la desesperación por saber cuándo se producía mi pico de fertilidad mensual. Por lo que nunca hice uso de ellos. Sin embargo, en este segundo embarazo me picaba la curiosidad: tanto leer blogs de maternidad y tantas experiencias conocidas, me llevaron a comprar 15 test de ovulación, al módico precio de 7,50 euros con el envío incluido, para experimentar alguna vez con ellos y entender su funcionamiento, aunque sólo fuera para compartir mi experiencia. Y si encima resultaba que me ayudaban a encontrar el mejor momento para procrear, ahora que nuestra vida como padres es radicalmente diferente a la de hace unos años ¡todo serían ventajas! Reconozco que los he usado poco, que no sé interpretarlos y que me parecen de uso complicado ¡nada que ver con la sencillez de los test de embarazo!

test de ovulación baratos one step

1. No entiendo los test de ovulación. Me parecen súper difíciles de interpretar. Más allá de que durante esta segunda búsqueda del embarazo mis ciclos eran completamente irregulares, decidí usar test de ovulación durante un sólo mes, recogiendo orina siempre a la misma hora y volviéndome loca de remate para comparar los resultados. En un test de embarazo, o ves una segunda línea que te confirma que estás preñada, o no la ves y debes seguir probando suerte con tu pareja. Por el contrario, los test de ovulación siempre muestran dos líneas, y debes saber que tu ovulación se va a producir en el momento en el que la segunda línea aumente su intensidad respecto a los días previos. O sea, que lo lógico sería que cada día fuese aumentando y aumentando su color, según te aproximas al momento de ovulación, hasta que de pronto empezaría a atenuarse, lo que indicaría que el momento de la ovulación ya ha pasado. ¡Genial! Porque según estas instrucciones no sabrás que has ovulado hasta que haya pasado la fase buena. ¿De qué me sirve entonces saber que ovulé ayer y no hoy? Y luego está el misterio de las tonalidades, porque la línea de control tiene un tono intenso al que probablemente tu positivo ni siquiera se vaya a acercar nunca. Lo que aún dificulta más saber en qué fase del ciclo te encuentras.

test de ovulación cómo entender

5 test de ovulación hechos en días consecutivos… ¡con erótico resultado! Nada cuadra

2. Mi experiencia con los test de ovulación. Ha sido pésima, hasta el punto de no ver ninguna ventaja en su uso y decidir echarme en brazos de la suerte y fijarme en otros síntomas mucho más fiables, como la textura del moco cervical, o la contabilidad de los días del ciclo en los que seguramente podría producirse la ovulación. Y ¿por qué no decirlo? Hacer pruebas a lo loco y sentarme a esperar haber acertado. De hecho, mi nuevo churumbel fue concebido así, en un día que supuestamente ya ni era fértil ni nada, en un ciclo con un desarreglo monumental causado por la lactancia, que me puso el día de ovulación casi 2 semanas después de lo que le hubiese correspondido por el calendario menstrual. El caso es que usé los test de ovulación en el tercer mes de intentos en busca de la nueva preñez. Dejé pasar mi periodo, y una semana más para empezar a experimentar con ellos. El resultado fue un desbarajuste de cuidado en el que cada día obtenía unas rayas de colores de intensidad variable, unas más fuerte y otros más flojas sin criterio alguno. Cuando llegué al momento en que supuestamente debería estar ovulando, esta alternancia de tonalidades seguía igual, por lo que dejé de lado el invento para siempre y me volví a los métodos tradicionales.

3. No me gustan los test de ovulación. Me parecen un método muy esclavo, porque tienes que usarlos al menos una vez al día (cuando no más) y es imposible que así no acabes obsesionándote con el tema. Si yo hice una mini prueba de varios días, y ya me sentía fatal cuando se me pasaba alguna recogida de orina ¿qué hubiera sido de mi cordura si hubiese perpetuado su uso durante meses? Además, dan la sensación de ser baratos a primera vista, pero con la cantidad de ellos que hay que usar en cada ciclo ¿cuánto presupuesto necesitamos hasta acertar? Y eso suponiendo que realicemos sólo una prueba al día, pero hay quien se obsesiona midiendo hormonas casi cada hora, y eso no hay bolsillo ni salud mental que lo aguante.

En definitiva, mi experiencia con los test de ovulación ha sido desagradable. También es verdad que no me he visto en la desesperación de buscar un embarazo que no llega, porque seguro que en esas circunstancias me habría agarrado a un clavo ardiendo y no hubiera sido capaz ni de salir de casa sin mis test de ovulación bajo el brazo. Pero por mis circunstancias personales, me parecen un engorro y un motivo más de los que te empuja a obcecarte con la búsqueda del embarazo, más que una verdadera ayuda.

¿Vosotros habéis hecho uso de los test de ovulación alguna vez? ¿Los recomendaríais o creéis que es más ventajoso y menos agobiante ir por libre?




Esto te puede interesar

10 Comentarios

  • Responder
    marigem
    28 Febrero, 2017 at 13:27

    ¡¡¡¡Hola!!!! Yo nunca los he usado, tuve suerte y en ambos casos acerté a la primera. ¿Cómo sabéis que día fue concebido el niño? Se lo he leído a más chicas y me intriga mucho, yo puedo calcular aproximadamente pero el día exacto no…
    Besos.

  • Responder
    Annabel y V
    28 Febrero, 2017 at 15:25

    Un método esclavo ¡y que al final te obsesionas! Yo me pasé dos años, ya lo sabes, y al final chimpúm, también de casualidad porque o nunca pillamos bien la ovulación o el cuerpo no lo tenía claro. Eso sí, tengo que contar un día lo fiables que son para predecir embarazo xDDDDDDD

  • Responder
    Sara
    28 Febrero, 2017 at 21:00

    A mí me funcionaron de maravilla. Después de varios meses de búsqueda me los recomendó mi ginecologa y bingo! El primer mes que los usé, embarazo que acabó en legrado. El segundo mes que los usé, embarazo que acabó en Juan 😜. Mis ciclos, todo hay que decirlo, son superregulares. A mí me pareció que eran muy fáciles de usar y de interpretar, me hacía dos al día durante dos días (que me indicaba el WomanLog) y hay estaban mis rayas marcadas. Lo recomiendo para las que somos puntuales con las reglas. 🤗

    • Responder
      Sara
      28 Febrero, 2017 at 21:02

      Edito: ahí, no hay (maldito corrector)

  • Responder
    Belen
    1 Marzo, 2017 at 07:09

    A mi también me fueron genial. Después de meses de intentos solo usando los test he conseguido mis dos embarazos. No son fáciles de interpretar el primer med al menos esos en concreto que son los que use con el 2 embarazo pero para el segundo mes ya tienes la referencia y usándolos a la misma hora a mi me resultaron cómodos. Tampoco hay que obsesionarse. Usar un contador de días fértiles y usar los palitos entre dos.días antes y dos.días después de las fechas del calentaron. Vamos…que meas en el palito 6 o 7 días de 30…no mas

  • Responder
    MARTA
    1 Marzo, 2017 at 09:33

    Wenas! Yo también estuve probando con los test de orina y me acabe cansando porqué al final me parece que es un poco caro y engorroso. Buscando un poco más, descubrí los test de ovulación por saliva que también hay que interpretarlos, pero lo bueno es que te avisa de cuando estas empezando a ovular y no cuando ese momento es YA o fue ayer, estas cosas ayudan a planificarse un poquito mejor 😛 y lo bueno es que una vez que lo compras luego ya te sirve para siempre, ni recambios ni nada… creo que me costó sobre unos 30 y poco.. pero no me acuerdo exactamente… os lo recomiendo 🙂

  • Responder
    Nosoyunadramamama
    1 Marzo, 2017 at 10:48

    ufff, yo les veo cosas buenas y malas!!! efectivamente, puede que sea esclavo y que al final alguien se acabe obsesionando… A mí me los enviaron para probar y los he usado para ver qué tal… La última vez, según los test, me pasé 4 días ovulando!!!!! vamos, que como me haya preñado, vienen dos criaturas, jajaja… De todas formas, a mí me daría igual un poco igual lo de los tests porque aquí somos de fin de semana, y de ahí no saques a mi señor esposo 😉 Así que si cuadra, bien, y si no, pues a la siguiente… Cierto es que nos hemos quedado embarazados siempre en el primer o segundo intento, entiendo que si cuesta, los tests pueden ser de mucha ayuda!!!

  • Responder
    Cristina
    1 Marzo, 2017 at 14:46

    Los tests de ovulación son buenos combinados con la temperatura basal y el flujo. De esta manera nos ayuda a confirmar que la ovulación está próxima, pero como único método es un poco lio. Una vez conoces tus ciclos o aprendes a interpretar la temperatura basal ya no hacen falta.
    También reconozco que son de gran ayuda para mujeres con ciclos irregulares, ya que haciéndotelo diariamente puedes detectar cuando se aproxima la ovulación y así tener más posibilidades de embarazarte.
    En mi caso, me fueron muy bien para saber cuando iba a ocurrir la ovulación.
    Bss!

  • Responder
    Sandra
    1 Marzo, 2017 at 15:49

    Hola! A mi no me han servido de nada, creo que el mejor método es tener relaciones día si, día no, jajajaja. Yo estoy a la espera del positivo en sangre, ya que el de orina me da negativo. A ver si hay suerte. Un saludo.

  • Responder
    Lullaby
    1 Marzo, 2017 at 16:16

    No sé qué tests habrás usado, pero los que yo uso o marcan una línea de test más fuerte que la de control o mucho más débil. Así que no dejan lugar a dudas. Yo empleo unos 3 o 4 al mes, cuando intuyo más o menos que se acerca la ovulación. Y en principio, jamás les he dado uso para intentar concebir, sino para conocerme un poquito más, combinado con el método sintotermico. Me encanta, saber por saber simplemente, mi curiosidad no conoce límites 😂😂
    Por supuesto que no es nada bueno obsesionarse con nada de esto y menos cuando quieres buscar bebé. A cada mujer le va bien un método para intentar “dar en el clavo”.

    Un saludo!

    P.D.: me gusta tu blog y te leo un montón 😊

  • ¿Quieres añadir algo? ¡Comenta!