Ocio y viajes

Mi queja de Cabify Baby. Sorpresas desagradables si viajas con bebés

queja cabify baby grupo 0

He tardado casi 2 semanas en escribir este post y decidirme a hacer pública mi mala experiencia con Cabify Baby, sobre todo porque puse una reclamación ante su servicio de atención al cliente, llevo esperando bastantes días y nadie se ha dignado a responder. Ya no aspiro a sacar nada en claro, ni a que me solventen las dudas respecto a su servicio Cabify Baby, pero por si alguien tiene planeado usar sus coches, busca opiniones y llega hasta aquí, igual le sirva mi mal trago para cerciorarse de todo por anticipado y no tener que pasar por lo mismo. Resulta que el viernes 2 de junio, me dispuse a ejercer de mala madre asistiendo con mi criatura a La party 4, ese evento blogueril del Club de Malas Madres que se celebra anualmente en Madrid. Como mi churumbelito es lactante, era imposible viajar sin él, así es nos escapamos los dos de sarao a la capital. Por cuestiones variadas, digamos que el evento estaba cerca del Bernabéu y nuestro hotel a 8 kilómetros, en Legazpi. Sí, para los que somos de pueblo, eso sigue siendo Madrid centro pero la capital es así de grande. No iba con plan de recogerme tarde: no soy de trasnochar y con un bebé de 4 meses, tampoco aspiraba a cerrar los bares de la zona, pero el metro casi a medianoche me da respeto, y más teniendo en cuenta que debía caminar cerca de 2 kilómetros con el niño hasta la parada adaptada para carritos y minusválidos que enlazaba directamente con mi hotel. Con los autobuses no acabé por sacar nada en claro y me lié con los trasbordados, así es que mi plan antes de salir de casa era volver haciendo uso de Cabify Baby. Porque en un golpe de suerte, en una promoción de mi compañía telefónica, me habían regalado un bono de 10 euros, por lo que volveríamos al hotel sanos y salvos, como dos marqueses y por casi nada de dinero. Pero esta fue la realidad.

1. La app no funcionaba. Por algún motivo, en mi móvil la app de Cabify me impedía pedir un taxi normal y también hacer uso de Cabify Baby, con el mensaje de que no había taxis disponibles en mi zona. Madrid, viernes por la noche… ¿cuándo sacan entonces esta gente los coches a pasear? Perdí la cuenta de la de veces que tuve que entrar y salir de la app, porque en cada paso tenía un nuevo problema. Hasta que decidí cambiar de móvil, y una buena mala madre cercana (gracias por tu ayuda Raquel de Mi mamá me mola) me prestó el suyo. Vuelta a configurar mi cuenta de Cabify en su móvil y a empezar de nuevo todo el proceso. Pero bueno, esto pudiera ser solo culpa mía y de mi teléfono de pobres. Lo demás no.

2. Pedir correctamente en Cabify Baby. Los conductores de Cabify Baby, son los conductores normales, que van equipados con una silla de grupo 1-2-3 gratuitamente, pero la silla de grupo 0 hay que pedirla expresamente. En la app informan de que hay que realizar la reserva con al menos 1 hora de antelación, tiene un sobrecargo de 5 euros y hay que especificar en la casilla de comentarios para el conductor que deseamos una silla tipo Maxi Cosi. Y así lo hice, dejando exactamente este mensaje para el taxista: “Bebé 4 meses maxi cosig grupo 0”. Sí, exactamente este, con los errores propios de quien lleva una hora pegada al móvil para hacer la puñetera reserva. Porque entre la hora perdida, más la supuesta hora de antelación con la que debía avisar, en vez de recogernos a las 11 de la noche nos darían la 1 de la madrugada… En fin, que pasamos a la pasarela de pago, se me calcula un coste de 19 euros (con la silla del grupo 0 ya incluida) y me avisan de que mi coche ya está en camino. ¡Genial! Pensé. En vez de 1 hora me van a recoger en 15 minutos. Ya no me sabía tan mal la hora perdida con la app.

cabify baby españa queja

3. Mi Cabify Baby ¡no es para bebés! Y así llegó el conductor, súper puntual, súper amable, con un coche súper limpio y súper amplio. Pero sin sillita de bebé. Al explicarle que mi churumbelito va en el capazo, me dice que no hay problema, que puede viajar en él legalmente. Sí eso ya lo sé yo, pero de lo que ampara la ley a la muerte en un accidente a baja velocidad hay un mundo muy extenso. Él saca la sillita que tiene, en la que sentar a mi prematuro de 4 meses es inviable. Más que nada porque el niño aún no se sienta y la silla no es a contramarcha. Y empiezo a dudar de que este conductor sea el mío ¡a ver si ha venido a recoger a otra persona! Pero no, él me enseña su móvil y allí salgo yo, con mi mensaje de que necesito un Maxi Cosi de grupo 0 para bebé de 4 meses en la pantalla. Por lo tanto ¿dónde está mi sillita de bebé? Pues según me explicó él, en ninguna parte. Me dijo que están acostumbrados a llevar a niños que usan la sillita del grupo 1 en adelante, a madres que viajan con su propio grupo 0, y a madres que lleva a sus hijos en el capazo, sueltos por el coche o en brazos. ¡Y esa iba a ser yo! De verdad que no daba crédito. Le expliqué lo de la reserva, lo del suplemento de los 5 euros, y la posibilidad de que otro compañero con grupo 0 viniera a recogerme si es que había hecho algo mal al hacer la reserva. Con Marisa de Madres estresadas de cuerpo presente para intentar mediar y que no nos subiésemos en un coche sin sillita adecuada. Pero no, mi reserva era correcta pero ese servicio no existía y él nunca había visto a otro compañero de Cabify Baby usar otro tipo de silla que no fuera la suya. ¿Y ahora qué? ¿Cómo volvía al hotel ya de madrugada? El hombre, padre también, fue de lo má amable y servicial, y me prometió ir muy despacio, y que no no pasaría nada (como si eso pudiera influir en la providencia) y desesperada por no tener alternativa, tratando de tranquilizarme con el cuento de que aunque no fuera seguro al menos era legal, me subí para recorrer los 20 peores minutos de mi vida en coche, sujetando el capazo de mi mochuelo como si en caso de accidente esa retención de madre pudiese servir de algo.

Y así, llegamos al hotel sanos y salvos. Con este hombre que no pudo ser más agradable ni más comprensivo, pero con un susto en el cuerpo y con un servicio de Cabify Baby que no era lo que habíamos contratado. Hasta el punto de que durante el trayecto, el precio del recorrido se modificó como por arte de magia. Ya no tenía que pagar 19 euros, sino 13,54, al descontarme sin previo aviso los 5 euros del grupo 0. Si hubieran sido las 8 de la mañana, hubiera caminado lo necesario, hecho transbordos de metro y el pino puente si hubiera sido necesario por tal de no montar sin la sillita de seguridad. Pero tan de noche… En fin, el disgustazo del año cuando había salido para pasar un buen rato y evadirme con el niño. Porque mis hijos, nunca, jamás, habían montado antes en coche sin el sistema de retención adecuado.

¿Habéis usado Cabify Baby pidiendo un grupo 0? ¿Existe este servicio de verdad o no?




Esto te puede interesar

29 Comentarios

  • Responder
    Arantxa
    13 junio, 2017 at 08:31

    Que fuerte! Me parece fatal que anuncien un servicio que no tienen. Menudo miedo tuviste que pasar.

  • Responder
    Adriana
    13 junio, 2017 at 08:54

    Yo no sabía que existía Cabify Baby, pero hemos usado mil veces cabify con las peques y genial, no hemos tenido estos problemas.

    Lo bueno de esto es que puedes puntuar el servicio, así es que otros usuarios sabrán que este conductor no va con silla de bebé.

    Para nosotros la experiencia siempre ha sido 10 con Cabify…todo lo contrario que con los taxistas de toda la vida, que no solo van sin sillas, sino que van a 100 por hora por la ciudad haciendo eses entre los coches, y si les dices que un poco de cuidado hasta se te cabrean.

    • Responder
      Noelia
      11 noviembre, 2017 at 16:59

      Eso es mentira, yo cuando he pedido un taxi con silla grupo 0 ha venido con silla de grupo 0 y sin ningún tipo de sobre cargo

    • Responder
      Anónimo
      13 noviembre, 2017 at 11:54

      Claro los taxistas legales quieren mataros los ilegales de cabify son geniales,pues seguid así y veras de dónde vamos a coger la jubilación.

      • Responder
        Anónimo
        3 diciembre, 2017 at 19:39

        No, mejor coger un taxi que te dan un recorrido turístico por Madrid para cobrarte una fortuna y apedrean a la competencia porque han tenido el monopolio durante toda la vida y en cuanto ha llegado una competencia importante sacan las uñas. Esos tipos violentos son los que hay que coger?? Además llevando los coches sin lavar durante meses, oliendo a tabaco y con asientos llenos de mierda. Esos son los que denomináis legales?? Los conductores de Cabify también son padres de familia y trabajan las mismas horas que los taxistas por un sueldo ridiculo y encima salen a la calle con la incertidumbre de si llegará un taxista y le abrirá la cabeza. Así somos en este país. Defendiendo a los violentos porque les ha salido competencia y se revelan en lugar de adaptarse a los nuevos tiempos. El problema de la silla lo puede tener también con un taxi, y puede sumarlo a muchos más problemas pero como en cualquier sector. Una mala experiencia como esa la tenemos todos los días cualquiera de nosotros.
        Ah!! Y la jubilación no la tendremos gracias a los taxistas, que dicho sea de paso las carreras que cobran en metálico van al bolsillo (de eso los taxistas no decís nada) sin pasar por hacienda, ni gracias a nadie porque por desgracia no sabemos si tendremos jubilación en el futuro.

  • Responder
    La maternidad de Krika en Suiza
    13 junio, 2017 at 09:24

    Joder! Y para qué leches anuncian un servicio que no tienen? Menos mal que por lo menos el hombre no era un desaborío!

  • Responder
    unamamaenlacocina
    13 junio, 2017 at 09:58

    Está fatal que anuncien algo que no tienen de verdad. Y te dejan encima con la tesitura de qué hacer bajo tú responsabilidad, porque claro, ya tan de noche, no vas a ir andando sola 2 km y en meyros y demás con el churumbelito….ains….bueno, a ver qué te dicen

  • Responder
    Elena
    13 junio, 2017 at 10:06

    Seguro que tu comentario llega a donde tiene que llegar, y esperemos que no vuelva a pasar. Tranquila, ya pasó el susto, y al final todo salió bien. Pero es bastante vergonzoso que pase esto, que prometan cosas que no cumplen y menos jugar con la seguridad de las personas.

  • Responder
    nosoyunadramamama
    13 junio, 2017 at 10:13

    la verdad que no tiene mucho sentido que ofrezcan un servicio que no tienen, no es lógico y además te hacen perder el tiempo. Y si pasa algo, quién es responsable??? es que….

    • Responder
      Noelia
      11 noviembre, 2017 at 17:03

      Tú, porq cuando pides un cabify o uber en las condiciones legales aceptas eximir de toda responsabilidad a estas empresas así como q estás usando un servicio potencialmente peligrosos… Así que si pasa algo no puedes reclamar absolutamente a nadie… Solo hay q ver los millones de quejas en redes sociales sobre ellos…

      En mi vida montaría en uno de esos coches, si encima van mis hijos olvídate

  • Responder
    Isabel
    13 junio, 2017 at 10:36

    Yo he tenido que coger un taxi alguna vez (pocas) y voy con el niño en brazos y el cinturón puesto sobre los dos. Siempre pienso que mi reacción ante un accidente será la de protegerle y sujetarle la cabeza, lo del capazo me da un miedo horrible… Desde luego que no es lo ideal pero cuando no tienes alternativa…
    eso sí, si cabify oferta algo tiene que cumplir porque si no induce al engaño.
    En fin, espero que tomen nota!

    • Responder
      Mónica
      13 junio, 2017 at 11:15

      Cuando llevas a un bebé en el regazo el peligro mayor es que el cuerpo del adulto puede aplastar al bebé contra el asiento de delante. por mucho que vayamos con cinturón, en un choque frontal nos desplazamos

  • Responder
    Mónica
    13 junio, 2017 at 11:11

    Les falta formación en seguridad infantil en coches, y eso debería ser básico en cualquier servicio de este tipo. Siguen primando los “para un segundo, aquí al lado no va a pasar nada”.

  • Responder
    nuevemesesyundiadespues
    13 junio, 2017 at 12:05

    Pues vaya tela… Imagino tu mal rato porque ya sabes que para eso yo soy igual que tú. A nosotros nos tocó en el traslado del aparcamiento del aeropuerto de Málaga hasta la terminal y yo me quería morir… Me parece fatal que vendan algo que no ofrecen porque es que te dejan tirada.

  • Responder
    Eva
    13 junio, 2017 at 12:17

    Yo no he cogido nunca un Cabify. La verdad que moverse con niños por Madrid me parece complicadísimo así que intento coger siempre el coche o ir andando si la distancia es aceptable para ellos.

    Cuando te estaba leyendo ya imaginaba cómo iba a terminar la historia. Como te digo, no he usado Cabify pero sí he usado el servicio que muchas empresas ofrecen para recogerte en el tren o en el aeropuerto y llevarte hasta el hotel de vacacaciones. Debe ser muy parecido: coches muy limpios, normalmente grandes y lujosos, conductor súper súper amable y con buena presencia… Pero el tema de las sillas es complicado. Yo con estos servicios he tenido buenas experiencias en el sentido de que el conductor ha puesto todo de su parte pero, efectivamente, esperar una buena silla y que sea lo que realmente necesitas es complicado. España es un país que no valora la seguridad vial y mucho menos en el caso de los menores, la importancia que tiene que vayan en una silla en condiciones. Queda mucho trabajo por hacer.

  • Responder
    madreyo
    13 junio, 2017 at 16:03

    Jolín pues justo el otro día mi marido y yo comentamos que qué bien que Cabify había sacado ese servicio, para un futuro… porque siempre cogemos cabify normal y nos encanta!

    Un saludo, me quedo por aquí ahora que he vuelto a la blogosfera! mua

    • Responder
      Manuel Corral
      11 noviembre, 2017 at 17:37

      Buenas tardes.
      Me alegro que le vaya tan bien con estas compañías que tributan en paraísos fiscales.
      Se ha leído Ud las condiciones de uso de la aplicación.?
      Échele un vistazo y quizas cambie de opinión o al menos se lo piense antes de volverla a usar.
      Un saludo.

  • Responder
    Juan Carlos
    13 junio, 2017 at 16:42

    Pues has hecho muy mal. Nunca, nunca, nunca se ha de viajar sin el sistema de retención infantil que corresponde. Y no hay ningún tipo de excusas…. Ni es tarde… Ni de noche, ni nada. Nuestra obligación como padres es velar por la seguridad de nuestros hijos. Tenías que haberlos denunciado y pedir otro taxi. Porque y si hubieras tenido un accidente???? La culpa sería tuya por montarte en un coche sin el respectivo Sri.

  • Responder
    Verónica de La Opinión de mamá
    13 junio, 2017 at 18:01

    Y porqué anuncian una cosa que tienen?? Si piensan que así van a tener más clientes, al final lo que van a tener son más quejas…

  • Responder
    Luis
    13 junio, 2017 at 22:42

    Delete uber cabify, no pagan impuestos,luego no nos quejemos de que mala la sanidad y demás y demás,en fin…

  • Responder
    Daphne
    14 junio, 2017 at 01:32

    Yo he viajado varias veces con Cabify baby en Madrid y siempre muy muy bien. Los conductores siempre han llegado con la silla tipo maxi cosi montada adecuadamente.

  • Responder
    Jose
    14 junio, 2017 at 10:43

    En las plaformas de taxi convencional en especial en radio telefono taxi las operadoras te buscan un taxi con silla para bebes del grupo 0 sin ningun problema y sin suplemento por llevar la silla soy taxista y perteneci a radio telefono y llebaba el maxicosi de 0 y otra silla de 1 2 3

  • Responder
    Anónimo
    15 junio, 2017 at 00:33

    Llamar taxista a un conductor de cabify es incorrecto. Un taxi es un servicio público y el taxista es un profesional de la conducción que ha tenido que pasar, al menos, dos exámenes. Dicho esto, si llegó sin los requisitos que habías pedido, se debería de haber ido sin realizar el servicio, y la solución hubiese sido llamar a un taxi del ayuntamiento de Madrid con silla grupo 0. Ésto te hubiese ahorrado también la hora de espera, ya que te hubiesen dado servicio de inmediato, y demás inconvenientes con los que te encontraste. Lo barato sale caro. La simpatia y amabilidad del chófer no te hubiesen servido de nada en caso de choque. En fin, una mala experiencia y lo importante que no sucedió nada.

    • Responder
      Julio
      13 noviembre, 2017 at 11:23

      Efectivamente es un error llamar taxista a un chófer de uber o cabify, y no precisamente por los dos exámenes a pasar ( que no se cuales son, porque si incluimos el btp estamos muy desactualizados), ni por ser un servicio público que ambos lo son, si no porque gracias a no llevar taxímetro, estos chóferes pueden cobrar un precio justo por el servicio den las vueltas que den y por lo menos no tratan de engañarte, con respecto a las sillitas grupo 0 no se cuantos taxis la llevan entre 16000 que son en Madrid, lo que si sé es que cada vez que pides un taxi con estas sillas en Madrid, te tarda normalmente más del doble que uno normal y cuando llega te viene con el taxímetro al límite de lo que puede llegar y eso gracias a que ya se ha limitado la llegada de emisora que antes no te cuento, lo siento pero seguiré usando cabify baby, por lo menos se trató de solicionar con amabilidad un problema puntual, que estoy seguro poco a poco irá mejorando .

  • Responder
    Anónimo
    25 junio, 2017 at 11:30

    Vaya tela… Cómo se atreven a ofertar algo que no tienen. Tengo un bebé de 11 meses y bajo ningún concepto hubiera montado ya que en un segundo de fatalidad …no quiero ni pensarlo. Vivo en Madrid y utilizo con cierta frecuencia el taxi. En concreto Radio teléfono taxi. Al llamar le indico a la operadora si necesito silla de grupo 0 o grupo 1. El taxi suele llegar como mucho en 15 minutos y no me cobran ningún tipo de suplementos. Es cierto que a veces la persona que me lleva no es simpática, pero opino que eso es cuestión de carácter y para mi lo importante es la seguridad, eficacia y rapidez del servicio.

  • Responder
    Maria
    17 julio, 2017 at 17:37

    Me parece fatal, que falta de seriedad ante algo tan importante como la seguridad de un bebe…se han lucido. Yo no lo cojo ni de broma

  • Responder
    Anónimo
    11 noviembre, 2017 at 19:16

    Mira ….
    Cabify y uber son lo q son y sus conductores igual…

  • Responder
    Cris
    12 noviembre, 2017 at 20:23

    Si hubieses llamado a cualquiera de las emisoras de Taxi (pero taxi de verdad, no estas empresas mal llamadas Taxi) de Madrid te hubiese llegado mucho antes y con la sillita del grupo que hubieses pedido en un total de 20minutos hubieses tenido tu servicio, 5 en solicitar el taxi y 15 en recogerte. La próxima vez espero que uses el taxi tradicional de toda la vida que con sus impuestos pagados íntegramente en España costarán la sanidad y educación de tu pequeño.

    • Responder
      Julio
      13 noviembre, 2017 at 11:29

      Si hubieses llamado, hubieses pagado el doble, por un servicio que el 90 por ciento de las veces te lleva estresado mirando a un tío cómo va haciendo eses, con el coche sin lavar hace un año y con la silla usada para comer pollo asado encima, por cierto, aparte de las comisiones que se llevan las centrales, todas las empresas que conforman uber o cabify son españolas y declaran todos sus ingresos en la hacienda española, y digo todos porque como cualquier sl así lo debe de hacer, cosa que en el caso de los taxis realizan por módulos y son la mayor caja de dinero negro de este país. Demos oportunidadades a las nuevas empresas y acabemos con los monopolios y el dinero b, que hacen mucho daño en este país.

    ¿Quieres añadir algo? ¡Comenta!