Tag de navegación

blog

    Parto y postparto

    Cerrado por bimaternidad

    #pariendoestoy Cerrado por bimaternidad

    Supongo que si este post ha salido a la luz es que ha llegado el momento. Mi segundo parto, el churumbelito a las puertas de su nacimiento, yo con una tranquilidad pasmosas hasta el último minuto y esperando que todo vaya al menos tan bien como cuando nació mi bichilla. Cuando escribo esto, me visualizo a mí misma poniéndome de parto de forma espontánea y no inducida como hace 3 años. También me imagino pariendo dentro del horario escolar: llevo a mi bichilla al cole, me voy caminando al hospital, ingreso, el nuevo mochuelo sale y a las 16:30 estamos ya todos disponibles para ir a recogerla del cole, aunque yo físicamente no vaya. Y así, con mis figuraciones, se me pasa el tiempo más tranquila y no sufro por si ella me echa de menos durante los días en los que falte en casa, o se pone insoportable, o su padre se desquicia entre las idas y venidas al hospital y el cuidado de la niña.

    Por imaginar, me imagino tuiteando el acontecimiento y entreteniéndome con las redes sociales durante las contracciones y en el post parto más inmediato. Pese a que hace 3 años la cobertura en la sala de partos era escasísima y casi ni podía enviar WhastApps de texto a mis padres para irles contando cómo iba la faena. Igual se han modernizado, pero esto ya lo comprobaremos todos a la vez. Pese a no ser primeriza, pienso mucho en si sabré reconocer o no el momento del parto ya que en mi anterior experiencia nunca tuve una contracción de verdad hasta que me anillaron al gotero de oxitocina. Y como soy un poco burra para el tema de aguantarme el dolor, entre eso y que dicen que los segundos hijos suelen nacer a la velocidad de la luz, a ver si me voy a quedar tranquilamente en casa, pensando que la cosa aún no es para tanto, mientras el nuevo churumbelito empieza a asomar la cabeza por los bajos.

    El papá de mis mochuelos va a ser de los primeros en poder disfrutar de un mes completo de baja de paternidad, pero creo que no lo va a tener claro hasta que vea salir a la criatura. Todo son dudas acerca de su trabajo, de sus proyectos que quedaran desatendidos… y como mamá blogger y autónoma ¡lo mío también es un caos! Que si hago solo las 6 primeras semanas como baja a jornada completa y luego me reincorporo a jornada parcial, porque para eso trabajo desde casa y alguna ventaja tenía que tener la posibilidad de no despegarme de mi recién nacido ni para trabajar, ni para ir al baño, ni para nada; que si me tomo 4 meses de vacaciones pagadas como me decía mi anterior jefa… Ya veremos en qué condiciones salgo del paritorio, cómo es el nuevo churumbelito, cómo soy de torpe en esto de gestionar la bimaternidad, y según vayan sucediendo las cosas iremos tomando decisiones.

    En definitiva ¡se supone que estoy de parto! Que en las redes seguro que sigo haciendo acto de presencia, pero lo de retomar el blog no sé cuánto tiempo me llevará. Y eso que he sido muy previsora y eficiente, y he escrito mucho ¡muuuuucho! con anterioridad a este día para no olvidarme de temas que quiero comentar con vosotros. Pero si esto se ha desencadenado ya, y no he lanzado el post a lo loco pensando que estaba sufriendo lo primeros rigores del alumbramiento y que todo haya sido una falsa a alarma… ¡esperadme! Que nos volveremos a ver en unos días.

  • Para mamá

    Soy Mamá curvy

    ¿Qué tal el verano? ¡Ay! Yo ya estoy echando de menos las vacaciones y acabamos de volver ¡esto no puede ser sano! El caso es que aunque me he mantenido un…

  • Padres y bloggers

    Perdidos en mi blog (XIV)

    Los calores de junio y julio han seguido haciendo mella en los usuarios de Google. ¡Y mucho! Vaya perlitas que me han dejado estas semanas en las estadísticas del blog. De…

  • Padres y bloggers

    Perdidos en mi blog (XIII)

    ¡Feliz lunes! ¿Ya tenéis todos a los churumbeles de vacaciones, correteando por la casa y sin un minuto libre para vosotros? Venga, que os voy a alegrar el inicio de la…