Marcas

¿Cuándo planeamos empezar con las compras?

empezar con las compras embarazoDefinitivamente ¡el nombre del blog nos va a definir a la perfección! Porque mientras esperamos a que se produzca el embarazo no hacemos más que planear, planear y planear. A raíz del último post acerca de los outlet de internet en el que encontrar productos para bebés a mejores precios y el cálculo acerca de lo que nos puede costar el primer año de vida de un bebé, hemos comenzado a  cuestionarnos si será mejor comprar todo lo que necesitaremos con mucha antelación o esperar a que el embarazo esté lo suficientemente avanzado para evitar posibles complicaciones y decepciones.

Aún sin estar todavía embarazada, ya he tenido más de una vez la tentación de comprarme un bañador de premamá para las clases de aquagym, ropa de cuna en oferta e incluso algo de ropa de colores neutros. Lo más grave es que viendo ofertas de cunas y carros por internet he tenido que sosegarme para no lanzarme sobre la tarjeta de crédito para aprovechar una oferta de algo que aún no sé cuándo voy a necesitar. Mi obsesión por la previsión y el ahorro llegan a desesperar a mi pareja, partidario de esperar (¡y mucho!) a que la naturaleza siga su curso y al menos el bebé esté en camino. Seguro que a los que ya habéis pasado por esto os parecerá una tontería, pero lo cierto es que este tema me está suponiendo una gran inversión de tiempo que a la larga veo que no se rentabiliza en nada: me paso las horas muertas mirando modelos de carritos, cunas, juguetes, y aparatajes varios relacionados con el embarazo y los recién nacidos, fantaseo con todo lo que quiero tener, trato de saber dónde puedo encontrarlo al mejor precio y al final ¡no compro nada porque ni siquiera estoy embarazada!

Argumentos a favor de las compras prematuras e impulsivas

A pesar de que la lógico sería no exponer ningún argumento a favor de hacer nada a lo loco, sobre todo en relación al embarazo, creo que hay ciertas ventajas en comprar de forma precipitada.

1. Satisfacer la ilusión de los padres ¡sobre todo de los primerizos! Esperar la llegada de un hijo es el momento más dulce de la vida y cualquier detalle que tenga que ver con el embarazo y el bebé interesará a los padres, por lo que es de esperar que enseguida quieran comenzar a llenar su casa de objetos que les recuerden la inminencia de su paternidad. Una forma es comprar pequeñas cosas para el bebé: patucos, trajecitos, cosas útiles pero pequeñas, que puedan guardarse fácilmente.

2. Planear con calma lo que se necesita, así como la nueva redistribución de los diferentes espacios dentro de la casa. Un niño va a suponer la introducción en el hogar de un montón de nuevos cachivaches que antes no estaban ahí y a los que hay que asignarles un lugar. Cuanto antes empecemos con la planificación más cómodo nos resultará realizar los cambios necesarios, teniendo el tiempo suficiente para hacer incluso reformas o reparaciones, pintar, deshacernos de trastos inútiles que dejen su lugar a las cosas del bebé. Cuanto más previsores seamos en este aspecto, menos nervios pasaremos en la fase final.

3. Aprovechar las ofertas en el momento en el que nos topemos con ellas. Puede que un día salgamos de paseo por una gran ciudad, o que recibamos un email en el que se oferten artículos de puericultura que estaremos obligados a comprar antes o después. Si algún producto nos convence y dejamos pasar la oportunidad, puede que en unos meses tengamos que pagarlo mucho más caro.

Argumentos a favor de las compras razonables y en su debido momento

1. Falta de espacio. En el caso de aquellos que vivimos en mini pisos y donde hasta el último centímetro es vital para nuestra existencia, las compras anticipadas suponen un agobio y una incomodidad innecesaria. De hecho, para mí este ha sido el único argumento que de momento me ha retenido para no empezar a gastarme el dinero en cosas para bebés como si no existiese un mañana. Porque seamos claros ¿qué necesidad hay de pasarse meses con una habitación infantil perfectamente organizada y decorada mientras los únicos dos adultos que habemos en casa estamos apretujados en unos pocos metros?

2. Complicaciones en el embarazo. Este es el motivo más triste y el único que no quisiera entrar a valorar, porque todos afrontamos la paternidad con la máxima ilusión y no queremos tener en cuenta los problemas que puedan dar al traste con nuestros sueños e ilusiones. Pero por desgracia los abortos existen, sobre todo en las primeras etapas de la gestación, por lo que las parejas que han pasado por semejante trance desaconsejan las compras anticipadas. No es que quieran preocuparnos, desilusionarnos o hacernos ver el mundo desde una óptica negativa. Simplemente relatan una dura experiencia con la esperanza de que si nos vemos ante esa situación sepamos cómo reaccionar, y desde luego, el perder a tu bebé cuando ya tenías preparada tu casa a prueba de niños debe ser un trauma importante para cualquier padre.

3. Duplicidad de productos por no haber esperado a que nos llegaran los regalos de la gente que nos rodea. Lógicamente existe el cheque regalo y las devoluciones de productos ya comprados pero si nos damos tanta prisa en hacernos con el carro, la cuna, la ropa de cama, la sillita del coche, el cambiador, los muebles para la habitación, la ropa del bebé, los juguetes ¿qué opciones vamos a dar a quienes quieran regalarnos algo? Porque si el periodo de devolución de nuestros productos ya ha caducado estaremos obligado a devolver todo lo que nos regalen, cosa que a la gente no le hará gracia porque además estarán obligados a pensar en otra alternativa de compra ¡de algo que seguramente también tendremos o que no nos hará ninguna falta! Tampoco es aceptable decirles que nos paguen lo que previamente habíamos comprado nosotros: bueno, quizás los familiares más cercanos o aquellas personas con las que tengamos más confianza acepten el trato pero hay que entender que hay gente a la que incluso le gusta acompañar a los futuros papás en el momento de elegir aquello que les van a regalar, por lo que debemos pensar en el prójimo y dejar que nuestro entorno también participe de la ilusión del embarazo.

Tras todo lo anterior lo cierto es que mi duda sigue siendo ¿cuándo es el mejor momento para comprar? Dejaremos que cada uno valore su propia situación y extraiga sus propias conclusiones y si alguien saca algo en claro, por favor ¡que me informe lo antes posible para pasar página sobre este asunto!

Esto te puede interesar

9 Comentarios

  • Responder
    Monstrua
    12 febrero, 2013 at 21:55

    Te he dejado una cosita en mi blog, para que la recojas cuando quieras 🙂

    • Responder
      planeandoserpadres
      13 febrero, 2013 at 13:10

      Muchas gracias por tenernos presentes y citar alguno de nuestro artículos. Y sobre todo, por escribir posts de tanta ayuda para otros padres.

  • Responder
    MARILIA
    19 marzo, 2013 at 01:51

    ahi si que me planto,hasta que no pase el primer trimestre no quiero ni que me regalen un chupete por hacer la gracia y por supuesto nada de compras,soy supersticiosas más que nada,que le vamos a hacer

    • Responder
      planeandoserpadres
      19 marzo, 2013 at 08:29

      Mira que el post lo escribimos cuando aún estábamos planeando ser padres y yo era una loca de las compras. Ahora que estamos realmente embarazados de 7 semanas pensamos un poco momo tú. No es que seamos supersticiosos pero como aún no hemos tenido ninguna revisión médica nos da miedo que algo salga mal y que nos quedemos con todo lo comprado en casa, sin poder utilizarlo y recordándonos a nuestro bebé.

  • Responder
    Barby
    22 octubre, 2015 at 01:38

    Yo perdí un embarazo hace un año. Y no es doloroso ver las cosas que compre con ilusión, cuando lo hice me sentía contenta y con muchas deseo. Lo doloroso es haberlo perdido, pero sería esactamente igual de doloroso si no hubiera comprado nada. Las cosas que tengo compradas, o las que fui tejiendo, me dan la esperanza de que en algún momento tendré un bebé. Por ahora decidí esperar antes de buscarlo un par de años más. Pero a pesar de haber pasado por ese dolor, creo que si veo una cuna en oferta la compro jajaja. Saludos!

    • Responder
      Planeando ser padres
      22 octubre, 2015 at 15:19

      Oye, pues siento tu perdida aunque me alegra que lo afrontes con optimismo y que te ilusione el tema de las compras. Con esa actitud seguro que la nueva búsqueda irá mejor. Gracias por aportar tu experiencia.

  • Responder
    Ro
    22 enero, 2018 at 04:48

    Hola. Con mi marido estamos planificando buscar un bebe en lo inmediato. Y yo estoy super ansiosa quiero ir comprando cosas, haciendo remodelaciones todooooo. Y la verdad no se que hacer.. Sera buena idea?

    • Responder
      Lula
      22 junio, 2018 at 19:33

      Cómo van con la búsqueda? Yo estoy igual, es más ya fuimos comprando de apoco todo blanco. Y pensando cómo hacer en el apartamento, creo que no es malo, sino que responsable, no siempre se puede comprarle todo lo que necesita y nos gusta en poquito tiempo, así que cuanto antes mejor 🤗

  • Responder
    Laura schrank
    20 mayo, 2019 at 03:03

    Hola!! Con mi novio estamos planeando tener un bebé todavia no nos embarazamos pero queremos comprar ropita para nuestro bebé creemos que no es malo y de mala suerte me dijieron que si…
    En verdad nose que pensar

  • ¡No te cortes, deja un comentario!

    La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos es para gestionar los comentarios que realizas en este blog. Legitimación: Al marcar la casilla de aceptación, estás dando tu legítimo consentimiento para que tus datos sean tratados conforme a las finalidades de este formulario descritas en la política de privacidad. Como usuario e interesado te informamos que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de Webempresa Europa S.L., con domicilio social en Madrid, C/ Almagro 11 6º 7ª 1 C.P. 28010 España. El hecho de que no introduzcas los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podrá tener como consecuencia que no pueda atender tu solicitud. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en info@planeandoserpadres.com así como el Derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de privacidad y cookies que encontrarás en el menú del blog.