Opiniones

¿Cómo disimular tu embarazo?

disimular tu embarazoLo primero que debemos aclarar hoy, después del título que hemos escogido para el comentario del día, es que no vamos a dar consejos para adolescentes embarazadas por error ni para mujeres que se avergüencen de su estado de buena esperanza y quieran disimular una abultada tripa que crece por momentos. Este post tiene un tono más personal y menos trascendente que otros de los que hemos escrito, hasta el punto de que sólo será útil para parejas que actualmente se encuentren en la misma situación que nosotros: tratando de buscar un embarazo muy deseado sin desesperar durante el proceso. Hace algunos días leí varios posts y comentarios de otras mamás, o futuras mamás amigas como Sra. de Díaz en los que se lamentaban de la presión que a veces supone el entorno cuando todo el mundo sabe que estamos inmersos en la consecución de un embarazo que parece no llegar nunca.

En nuestros primeros días como futuros papás primerizo y bloggers, ya dejamos claro que habíamos elegido la opción de llevar el embarazo en secreto,  y no sólo desde el feliz momento en el que este se produzca y sea constatado mediante un test casero y las pertinentes evidencias médicas, sino desde el instante preciso en que acordamos que queríamos ser padres. De ahí que llevemos 6 meses tratando de disimular el embarazo.

La idea nos surgió al recordar unas palabras de  mi realista y cariñosa madre, quien siempre que sale el tema de los embarazos declara a los cuatro vientos que con lo gorda que estoy y la barriga que tengo el día que me quede embarazada la gente no podrá notarlo al menos hasta que esté de 6 meses. Lo que puede parecer un insulto cruel y que podría hacer caer en la anorexia a la mujer más sensible, apenas tiene efectos sobre mi autoestima personal, sino que por el contrario, me ha hecho ver la cuestión como una ventaja de la que pensamos sacar partido en cuanto llegue el momento.

1. Saca el tema de los niños y embarazos siempre que puedas. Al contrario que otras parejas, que se cohíben cuando sale el tema de la paternidad con la familia o los amigos, nosotros optamos desde el primer momento por hacernos los locos, simular que la cosa no va con nosotros, por lo que en cada reunión familiar somos los primeros en sacar el tema del embarazo ¡pero para dejar claro todas las pegas que le vemos! Que nos quitará tiempo como pareja, nos impedirá el descanso del fin de semana, no podremos realizar viajes largos como hasta ahora, nos tendremos que mudar porque no cabremos en el piso actual, será difícil compaginar la maternidad con el trabajo, las abuelas deberían hacerse cargo del bebé en muchas ocasiones, no nos sentimos preparados para ser padres, creemos que somos jóvenes y aún tenemos mucho tiempo por delante… y así podéis dar rienda suelta a todos los prejuicios que ya tenéis más que superados acerca de la paternidad, pero que el resto de personas no saben que no estáis siendo sinceros con ellos. ¿Esto es mentir? Bueno, pues si no fueran tan cansinos no nos veríamos en la obligación de hacerlo. Además, como futuros embarazados seguro que se nos permiten y perdonan este tipo de jugarretas.

2. Si no eres una top model ¡aprovecha tus kilos de más para disimular tu embarazo! Nunca antes tener cierto sobrepeso me había hecho tan feliz. Pensar que la gente de mi entorno ya conoce mi físico, sabe que subo y bajo de talla con cierta facilidad, y que desde que era niña tengo la malísima costumbre de sacar barriga, en lugar de esconderla, cuando me quedo parada y en posición de “maruja embarazada de 8 meses a la que se le arquea la espalda” va a resultar que es toda una ventaja a la hora de disimular los primeros meses del embarazo. Si mi propia madre cree que podría escondérselo durante al menos 6 meses ¡seguro que el resto de la gente podrá permanecer en la ignorancia al menos durante los 3 primeros! Que es cuando tenemos planeado anunciarlo.

3. Deja el alcohol antes de estar embarazada. Para nosotros esto no ha sido un problema, ya que detesto todo tipo de bebidas alcohólicas, pero si eres como una esponja cuando te reúnes con la familia y los amigos y de un día para otro pasas a no beber absolutamente nada ¡poco vas a poder disimular! Suponiendo que no te quedes embarazada en el primer intento, trata de ir alejándote progresivamente del alcohol, poniendo como excusa que ya no te sienta tan bien como antes, que estás tomando algún tipo de medicación que no puedes mezclar con alcohol, que padeces algún trastorno transitorio (cólico, diarrea, nada grave que asuste a la gente), o directamente pídete una coca cola sola, o cualquier otro refresco, y di que es un cubata.

4. Acostúmbrate a llevar ropa poco ceñida. No se trata de renovar todo tu fondo de armario, aunque si te hace ilusión ¡adelante! Es más bien una idea para aquellas a las que la barriguita de embarazada comienza a notárseles excesivamente pronto, cuando aún no quieren hacerlo público. Si utilizas tus prendas más amplias, esos primeros meses de tu embarazo pasarán desapercibidos con mayor facilidad, hasta que finalmente te sientas con ganas de hacerlo público.

Esperamos que estos consejos os sirvan para mantener vuestra privacidad al margen de miradas y comentarios curiosos. A nosotros de momento nos funciona lo de sacar el tema de que odiaríamos tener hijos justo en este momento porque desestructuraría nuestra vida. Algunos ya se dan por vencidos y no insisten en el tema y otros lo siguen haciendo pero de una forma menos personal, por lo que sus comentarios nos parecen opiniones generales sobre la paternidad y no nos afectan en un sentido negativo. Así llevamos 6 meses y pensamos seguir utilizando la misma táctica al menos hasta que el embarazo alcance los 3 meses. ¿Tenéis más ideas para ayudarnos a guardar el secreto?

Esto te puede interesar

18 Comentarios

  • Responder
    Mamá de Cleo
    4 marzo, 2013 at 10:40

    estas entre mis cinco bloggers nominadas.
    Me gusta mucho lo que haceis 🙂

    • Responder
      planeandoserpadres
      4 marzo, 2013 at 13:36

      Muchas gracias por tus palabras ¡y por el premio! ya lo tenemos pero la nominación nos hace la misma ilusión porque indica que hemos logrado interesarle a alguien más.

  • Responder
    sradiaz
    4 marzo, 2013 at 11:37


    Un post muy útil, como siempre.
    Voy a tener que despotricar sobre los niños para que nos dejen en paz, aunque con el Sr. va a ser difícil porque se le cae la baba cada vez que ve uno…
    Para mi es un poco trauma que me presionen tanto, pero es lo que tiene estar ya en una edad en la que los demás opinan que deberías tener o empezar a tener familia.
    Lo del alcohol no es problema, aunque lo de la ropa poco ceñida sí, es cuestión de ponerse, jijiji.
    Gracias por la mención.

    • Responder
      planeandoserpadres
      4 marzo, 2013 at 13:38

      ¡Ay sí! Todos estamos ya en edad de merecer y es difícil escapar a los comentarios. Pero vamos que la cuestión no depende de lo que los demás piensen sino de lo que queremos nosotros. Así que ¡mucho ánimo para empezar la semana y para conseguir el objetivo!

  • Responder
    Los Angeles de la Sierra
    4 marzo, 2013 at 19:16

    Como siempre, a la gente le encanta hablar más de la cuenta y decidir que es lo mejor para cada uno. Es que no hay manera de no recibir comentarios…. así que habéis hecho lo mejor….. ¡muy buena idea!

    • Responder
      planeandoserpadres
      4 marzo, 2013 at 21:53

      ¡Esperemos no arrepentirnos de disimular durante tanto tiempo cuando de verdad nos llegue el momento!

  • Responder
    Chise
    4 marzo, 2013 at 20:06

    Bueno, los quilos de mas vive dios que sirven para disimular el embarazo, te dejan en ese estado de ¿fat or pregnant? que a la gente le da apuro preguntar, no vaya a ser que la barriga no sea de embarazo xD ¡Suerte con vuestra quest!

    • Responder
      planeandoserpadres
      4 marzo, 2013 at 21:48

      Sí, sí tienes razón ya nos hemos visto en más de una ocasión en esa situación, porque además desde pequeña yo tengo un vicio muy feo de poner los brazos en jarras y recostarme en plan maruja en cuanto me canso. Una vez en el aeropuerto de Milán hasta me cedieron el asiento creyendo que estaba embarazada y he de reconocer que en lugar de enfadarme por la ofensa ¡ me hice la loca y acepté el ofrecimiento!

  • Responder
    Cuestión de madres
    4 marzo, 2013 at 21:48

    lo de los kilos de más ayuda y mucho..mi primer embarazo no se notó hasta los 7 meses y con el segundo un poco más de 5 meses… así que eso sirve… a mi ya no me sirven los consejos pero creo que son más que acertados… la gente es muyyyyyyyyy cansina.. que cuándo te echas novio, cuándo te casas, cuándo tienes un hijo… nunca se quedan satisfechos… y yo que paso de preguntar porque no incomodar??? ahhhhhhhhhh eso sí… hay que dejar el alcohol y el tabaco.. que también se dan cuenta con eso..jejejeje.. feliz día

  • Responder
    Pepi
    15 mayo, 2014 at 13:30

    Se puede decir que os estais pensando apuntar a un curso de equitación, o de cata de vinos o de una actividad no apta para embarazadas, luego decis que era muy caro o que no había plazas etc…

    • Responder
      Planeando ser padres
      16 mayo, 2014 at 10:58

      ¡Oye qué de buenas ideas me has dado! Ya para el próximo embarazo, porque para el primero me ha llegado tarde, pero sí que eres imaginativa para esto. ¡Gracias por colaborar!

  • Responder
    Anónimo
    21 mayo, 2014 at 16:15

    Yo creo que es más sano aceptarlo y no ver como algo malo que el embarazo se haga esperar… es mi opinión…
    Cuando, antes de tener a mi hijo, yo intentaba quedarme embarazada, al principio evitaba hablar del tema. Sin embargo era consciente de que la gente pensaba sobre eso (es inevitable que lo hagan!!…) y eso para mí suponía bastante presión…

    Poco a poco fui capaz de ir hablando sobre el tema con mis familiares más próximos, mis padres, mis suegros, alguna amiga, mi cuñada, lo cual hizo que me sintiese más relajada sobre el tema… Un día incluso rompí a llorar delante de mis suegros por no quedarme embarazada (no pude evitarlo…) pero fue justamente cuando dejó de ser un tema tabú cuando me quedé embarazada de forma totalmente natural, sin médicos ni tratamientos de por medio, a los dos años y dos meses de intentarlo.

    Es sólo mi experiencia, cada cual que haga lo que quiera…

    Cuando por fin me quedé embarazada, el hablar del tema y contarlo me daba mucha seguridad y me ayudaba a vivirlo con más intensidad y alegría. Lo dije a mi familia a las 5 semanas de embarazo y la noticia corrió como la pólvora!! A mí me animaba mucho que me felicitasen y me deseasen que todo fuese bien… se me había hecho bastante dura la espera y me sentía llena de miedos e inseguridades…

    Gracias a Dios todo fue de maravilla y tengo un hijo precioso al que cada día quiero más desde que vi latir su corazón por primera vez a las seis semanas de embarazo… bueno… en realidad desde antes ya lo quería!!! Perdonad que sea tan cursi, pero es que realmente es así.

    • Responder
      Planeando ser padres
      21 mayo, 2014 at 17:16

      la presión del entorno puede ser muy agobiante, de ahí que decidiésemos no comunicar el embarazo hasta la semana 12 ¡estuvimos 3 meses viviendo esta experiencia a solas y con tranquilidad! Y a partir del anuncio ya todo se desbordó. También es cierto que guardar el secreto no siempre es fácil: yo estaba muy cómoda ocultando nuestra búsqueda y los primeros 3 meses tras el positivo, pero el papá de la bichilla siempre andaba en un sin vivir por no poder compartir la noticia con nadie más. Así es que ya ves, incluso dentro de una misma pareja cada uno lo ha vivido de forma muy diferente.
      A ti te fue bien contarlo, pero cuando por fin nos decidimos nosotros algunos comentarios no fueron del todo acertados (gente que nos contaba que ellos habían tenido un aborto justo en esa semana, o que les ilusionaría más la noticia si otra persona conocida que llevaba años intentándolo se hubiese quedado también embarazada). Nunca esperé recibir este tipo de comentarios.
      Y no te disculpes por decir esas cosas bonitas de tu bichillo ¡ay el amor de madre! Yo porque soy muy bruta y poco sentimental, pero si me pusiese a enumerar todas las cosas bonitas que me evoca mi bichilla ¡no pararía nunca! Como tu comentario es anónimo no sé quien eres pero en cualquier caso ¡bienvenida al blog!

  • Responder
    Anónimo
    14 julio, 2014 at 00:43

    Es una idea genial!!! Porq nosotros con el primer embarazo lo dijimos nada mas ver el ppsitivo en el predictor y vaya mesecitos q nos dieron… acabe hasta el gorro, siempre hemos tenido la ilusion de q elnprimero fuera niña (algo absurdo ahora q tenemos a nuesrro rayon) pero entonces teniamos esa ilusion y todo el mundobtirandonos x el suelo nuestras ilusiones… cuando fuimos a la eco y nos dijeron niño ya pensabamos q hasta nos habian gafao… q pesada q es la gente, no se daran cuebta?? Asiq ya hemos optado xq en el siguiente embarazo no se va a enterar nadie minimo hasta la segunda eco en q sepamos el sexo del bebe, asi no damos rienda suelta a imaginaciones maliciosas… a ver si hay suerte y pronto sale el positivo como nos paso la primera vez y… a oculyar barriguita!!!

    • Responder
      Planeando ser padres
      14 julio, 2014 at 12:54

      Nosotros ya preveíamos esa situación tan agobiante (y no nos equivocamos) por lo que pospusimos la noticia todo lo que pudimos y aún así ¡el próximo embarazo lo anunciaría con 8 meses si pudiese ocultarlo durante tanto tiempo! De lo pesados que pueden llegar a ser´, no, yo también creo que no se dan cuenta o lo que es peor, que lo hacen por fastidiar. ¿Estás otra vez planeando un embarazo? Pues enhorabuena. Como bien dices, en esta segunda oportunidad, como ya tenéis la experiencia de la primera vez, sabréis manejar mejor a las masas y a ver si podéis disfrutar de este secreto sólo para vosotros durante mucho tiempo. ¡Gracias por pasar por el blog!

  • Responder
    Winry
    15 noviembre, 2014 at 03:19

    Hola! Primero que nada, de verdad que me ha encantado tu blog… con mi pareja estamos de 7 semanas, primerizos, y vaya que sirve contar con las experiencias de personas reales! muchas gracias por compartirlas 🙂
    También planeamos ocultar todo hasta al menos la semana 12, 1) para asegurarnos de que todo vaya bien y 2) porque en verdad entre mis padres y mis suegros nos volveríamos locos!! jajaja, sabemos que nada nos librará de eso, pero si podemos atrasarlo un poco, mejor. Sólo lo sabe mi mejor amiga y el mejor amigo de mi pareja, porque de verdad que se necesita apoyo y contención emocional!!!
    No me preocupa la barriga porque mi doctora me dijo que hasta los 4 meses recién empieza a notarse un poco, pero lo que sí me ha crecido y mucho es el pecho!! hasta ahora mis amigas no me han dicho nada, pero creo que mi madre podría darse cuenta (no vivimos en la misma ciudad, así que no nos hemos visto aún). Por suerte bebo muy poco y dejé de fumar hace años, pero sí he tenido que pedirle a algunos amigos que no fumen a mi lado diciéndoles que tengo rinitis, que estoy resfriada, etc… algunos se han molestado y me han dicho que soy fastidiosa, que por qué ahora me molesta y antes no, pero no creo que nadie sospeche nada. En realidad he tenido mucha suerte, ni náuseas, ni mareos ni ningún síntoma delator 🙂

    Para más adelante tenemos planeada otra jugarreta: mi pareja y yo queremos saber el sexo del bebé en cuanto se pueda, pero planeamos no decírselo a nadie!!! básicamente porque no nos gusta la idea de que llegue una montaña de ropita y juguetes rosa o azul. Si no se sabe el sexo, nuestros queridos familiares y amigos estarán obligados a reconocer el resto de la gama cromática. Eso sí… no sé si nos aguantemos, es probable que en algún momento se nos escape algo y adiós secreto!!!

    • Responder
      Planeando ser padres
      16 noviembre, 2014 at 10:10

      ¡Bienvenida y enhorabuena por ese bichillo que viene en camino! Veoq ue más o menos tenéis los mismos motivos que tuvimos nosotros para ocultar la preñez de nuestra bichilla hasta esa semana. Ahora, que a toro parado te digo ¡que yo lo hubiera ocultado aún durante más tiempo a depende qué gente! Pero claro, alguna vez hay que contarlo y con la de cotillas que tenemos en la familia si no lo hubiésemos dicho nosotros lo habría contado una tercera persona y hubiera sido aún peor. Vosotros al menos habéis encontrado a dos personas de confianza para pasar esos primeros momentos de incertidumbre y nervios pero nosotros estuvimos solitos ante el peligro durante todas esas semanas.
      Como yo tengo mal tipo, muy de vaca-burra, hasta los 6 meses de embarazo nadie hubiera notado nada. pero si eres más delgadita es verdad que hasta los 4 meses podrás disimularlo bien. ¡Jajaja! Yo tampoco noté mucho el cambio del tamaño del pecho. Notaba la zona algo más sensible, pero incluso ahora con un año de lactancia, sigo usando la misma talla de sujetador que antes del embarazo y del parto. Dile a tu mami que te has comprado unos sujetadores nuevos que realzan y andando (es una mentirijilla piadosa). Oye, veo que llevas muy bien esas primeras semanas, así es que te deseo un embarazo tan asintomático como el que yo tuve (podrás ver os síntomas de cada una de mis semanas en el blog, y también los recogí en un pequeño ebook).
      Pues la decisión de ocultar el sexo … ¡me encanta! ¡Ay! Es que de un tiempo a esta pare me he vuelto un poco egoísta con esto de mi vida privada y oye ¡que me gusta hacer sufrir a los demás no dando detalles! Para el siguiente bichillo me plantearé seguir esta estrategia vuestra.
      Espero volver a saber de ti por aquí pronto. Un saludo.

  • Responder
    Anouk
    3 febrero, 2017 at 11:14

    Hola Lucía, qué divertido leerte. Yo estoy de 5 meses y sólo lo sabemos mi pareja y yo. Soy primeriza y al tener 35 años ya me pusieron como embarazo de riesgo. Imagínate entre eso, el triple screening que salió mal y me tuvieron que hacer otras pruebas, y la tiroides gestacional, estaba yo para ir contando a los cuatro vientos que estaba embarazada… Lo que estaba era “cagadita de miedo!!!” y algo tristona. El caso es que ya parece que estamos bien las dos y mi pareja y yo estamos ilusionadísimos, pero no queremos decir ni pío a nadie porque la verdad es que se está muy tranquilo así. Me sabe muy mal por mis padres por no decir nada, pero es que son demasiado absorbentes y mandones y sinceramente no me apetece nada tener estrés de ningún tipo. Voy a ver si aguanto hasta los 6 meses porque la pancita ya empieza a asomar y creo que mi madre está con la mosca detrás de la oreja… Muchas gracias por tu blog, nos ayuda mucho. Un saludín.

  • ¿Quieres añadir algo? ¡Comenta!