Primer trimestre de embarazo

Implantación: el segundo gran paso en tu embarazo

implantación embarazoLa paternidad responsable presupone que antes de iniciarse en los trámites del embarazo existe amor entre la pareja, ambos se han comprometido a tener un hijo deseado y a modificar sus vidas en todos los aspectos que requiera el recién llegado bebé. Una vez que estos pensamientos están claros, los futuros papás prepararán la parte más divertida del proceso de embarazo, es decir las sesiones prácticas. Si ambos son jóvenes, están sanos y no presentan ningún impedimento que se conozca con anterioridad, habrán conseguido quedarse embarazados durante el primer año de intentos.

Las sesiones prácticas darán lugar a la fecundación del óvulo por parte del espermatozoide más avanzado de su grupo, algo sobre lo que ya escribimos hace unas semanas en el post Sin fecundación no hay embarazo, lo que hace que la fecundación sea considerado el primer paso trascendental para que el embarazo se produzca y avance con normalidad. Como somos futuros padres primerizos, y vamos un poquito lentos en nuestras tentativas por quedar embarazados, hemos decidido hacer todo un seguimiento de esas primeras etapas que pueden consolidar o arruinar un embarazo.

Tras la fecundación, el cigoto comienza a dividirse casi al instante, dando lugar a la mórula, esa cosita caracterizada por estar formada de bolitas como si fuera una mora. Pero en este estado aguanta poco tiempo, ya que enseguida prosigue con su avance hasta transformarse en un blastocito, que es el que realmente quedará adherido al útero materno. El blastocito presenta dos partes, una interna, que es la que contiene las células que se convertirán finalmente en nuestro bebé, y otra externa, que será la membrana que lo protegerá durante todo el embarazo. Este proceso, en el que blastocito se incrusta en el endometrio, es los que se conoce como implantación. Comienza durante la semana posterior al momento de la fecundación para finalizar unos 14 días después de esta. ¡Y todo esto en sólo 15 días después de que la fecundación tuviese éxito! ¡Qué rápido pasa el tiempo durante el embarazo! ¡Y cuántas cosas suceden a la vez!

Como en todas y cada unas de las etapas durante el proceso del embarazo, la implantación también presenta algunos aspectos que pueden ayudar a que esta sea más exitosa:

1. Edad de la madre. Al igual que puede afectar a otras fases del embarazo, las madres con edades superiores a 35 años pueden tener más problemas para que la implantación del blastocito se produzca correctamente, además de que habitualmente suelen contar con un menor número de óvulos de calidad. Ojo porque aquí, la calidad del esperma también tiene mucho que ver para que esta etapa transcurra con éxito.

2. Huir de las situaciones de estrés. El nerviosismo y la ansiedad van a ser tus mayores enemigos durante este periodo ¡y durante todo el embarazo! Así que más vale que comiences a relajarte desde el momento en que la primera idea de ser madre te cruce como una estrella fugaz por la cabeza. Si no eres capaz de hacerlo solita, los expertos te recomendarán el yoga o cualquier otra actividad con la que consigas dominar tus nervios y emociones.

3. Alimentación e hidratación. la dieta sana y equilibrada te ayudará a sentirte mejor contigo misma, esto repercutirá en tu estado de ánimo y finalmente en tu relajación personal. Mantenerte hidratada será fundamental en esta primera etapa, para poder favorecer las necesidades de agua del endometrio. En cuanto el blastocito se adhiera a esta pared comenzará a obtener todos los nutrientes que necesite y el agua va a ser fundamental en esta primera fase.

4. Hábitos saludables. Como además te va a servir de recomendación para el resto del embarazo, cuantas menos sustancias adictivas haya presentes en tu organismo en el momento de quedarte embarazada, menos complicaciones surgirán durante la implantación. Así que desde el primer momento, trata de alejarte de la cafeína, el tabaco y el alcohol. Vamos, las drogas ya ni las mencionamos porque el asunto cae por su propio peso.

Lo habitual es que la implantación se produzca sin que la mamá sienta ningún tipo de síntoma, aunque en ocasiones, hay quien puede experimentar un leve sangrado, parecido al de la regla. pero con una sangre de color menos vivo y mucho menos abundante, que desaparece en 1 o 2 días. Es lo que se conoce como “sangrado de implantación” (lógicamente) y según dicen los expertos, no es preocupante y no hay que darle importancia. Al coincidir con la fecha en que más o menos debería producirse la menstruación de la mujer, es habitual que esta se confunda y piense que ha tenido el periodo, sólo que algo corto y diferente.

Sin embargo, existen muchos casos de mujeres que sí han experimentado algunos síntomas durante el proceso de implantación por lo cual ¡cada una tendrá que esperar y ver en qué grupo se encuentra! Si en el de las insensibles, las confundidas con la regla o las que sienten y padecen cada uno de los segundos del embarazo. Estas últimas detallan síntomas como el dolor en los pechos, en los ovarios, mareos y nauseas (por el aumento de la hormona del embarazo, aunque esto es más frecuente algo más adelante), cólicos, dolor de espalda, de vientre… Y claro, luego estamos los que alguna que otra vez nos hemos obcecado tanto en el tema del embarazo, que ya hemos pensado que presentábamos el cuadro completo de los síntomas habituales de este estado ¡y unos pocos más!

En definitiva, seas como seas de sensible y perceptiva, piensa que lo habitual es que las mujeres descubran que están embarazadas porque les ha fallado la menstruación. Así que, para evitar obsesiones y no vivir pendientes de cada retortijoncito que sintamos, lo mejor será esperar con paciencia a que finalicen los días de nuestro ciclo menstrual y si este se retrasa ¡probemos con un test de embarazo! Porque entonces sí que podremos confirmar si esta vez ha habido suerte con nuestra búsqueda o si debemos resignarnos y seguir cultivando la virtud de la paciencia ¡que la necesitaremos, y mucho, cuando por fin logremos ser padres!




Esto te puede interesar

11 Comentarios

  • Responder
    sradiaz
    7 marzo, 2013 at 12:52

    Buen post.
    Quería comentarte alguna cosa, pero me he quedado en blanco, si lo recuerdo volveré por aquí 😀

    • Responder
      planeandoserpadres
      7 marzo, 2013 at 19:08

      Jajaja, mujer si lo que hemos escrito es bastante común ¡no serás que te has visto reconocida en los síntomas!

  • Responder
    Mamá de Cleo
    7 marzo, 2013 at 15:07

    Yo no noté nada durante la implantación, solo el leve sangrado.
    Que en un primer momento me asustó, no caí en la cuenta de que podía ser eso. En cuanto me di cuenta ya estuvo, jejej!
    Un abrazo!!

    • Responder
      planeandoserpadres
      7 marzo, 2013 at 19:07

      Bueno, el caso es que al final llegó. Supongo que a nosotros nos asustaría lo del sangrado de implantación ¡si es que lo lo confundimos directamente con la regla!

  • Responder
    mamaylasrs
    7 marzo, 2013 at 17:40

    Muy bien explicado. Yo soy de las que sí tuve síntomas…Me ha parecido muy interesante el post.
    Un abrazo!

    • Responder
      planeandoserpadres
      7 marzo, 2013 at 19:06

      Nosotros de momento sólo hablamos de la teoría que hemos ido aprendiendo mediante lecturas, porque en nuestras carnes no hemos experiementado nada.

  • Responder
    felizenbrazos
    7 marzo, 2013 at 21:57

    Yo no tuve sangrado, pero si sensibilidad en los pechos, en los pezones concretamente. Pero lo mío no sé si fue obsesión, mi princesa fue mediante FIV y claro, sabíamos que había embrión y la duda era si implantaría, así que recuerdo los 14 días hasta el análisis de sangre como muy estresantes. Veía síntomas, tanto negativos como positivos por todos lados.
    Y al final, los pezones sensibles resultaron ser un positivo.

    • Responder
      planeandoserpadres
      9 marzo, 2013 at 08:05

      Estamos viendo que hay opiniones para todos los gustos. No me extraña que estemos hechos un lío, porque no hay forma de saber si debemos tener síntomas o no, ya que cada una lo ha vivido de una forma muy diferente.

  • Responder
    vere
    25 septiembre, 2015 at 17:44

    Hola, yo lo he intentado por 13 años 🙁 y hasta hoy nada, tuve dos FIV y dieron negativo. Estoy a unos dias de que me llegue la regla pero me siento cansada con sueño, cada mes me hago falsas ilusiones 🙁

    • Responder
      Planeando ser padres
      26 septiembre, 2015 at 07:38

      Debe ser muy duro ansiarlo tanto y tener que aguardar esa exageración de tiempo. El sueño fue de los primeros síntomas que yo noté en mi embarazo,pero es algo que no se puede generalizar. Te deseo lo mejor y que pronto logres el objetivo.¡Te lo mereces por tu perseverancia!

  • Responder
    Rosa
    24 abril, 2017 at 19:06

    Buena Pagina!!! Buscando sobre sangrado de implantacion.. llegue a vos😊.. aunque creo que ya se convirtio en mi periodo mas que implantacion😦 mañana me hare mi test para ver si estos signos solo fueron psicologicos.. gracias por tu aporte magico para mi… soy grande ya asi que me encanta tu sinceridad para con las edades y detesto a los genicologos que solo te endulzan el oido para que vos ilusamente creas que si lo seras.. POR ESE MOTIVO TE ESCRIBO. GRACIAS POR TU GRAN APORTE!💚

  • ¿Quieres añadir algo? ¡Comenta!