Primer trimestre de embarazo

El embarazo ectópico: una mala jugada de la naturaleza

embarazo ectópicoLos que nos leéis habitualmente ya estaréis hartitos de oírnos decir que estamos recién embarazados y que los miedos nos persiguen por cada esquina. Mientras esperamos a nuestra primera visita para iniciar los controles de nuestro embarazo en la recortada sanidad pública española, en la cual seguimos confiando a pesar de la crisis que atravesamos, no hacemos más que leer sobre el embarazo en libros, blogs, noticias… y claro al final nos estamos volviendo algo hipocondríacos y pensamos que todas las posibles complicaciones que se han detectado en al menos un embarazo desde que el mundo es mundo ¡nos pueden tocar a nosotros! Menos mal que somos de mente voluble y los agobios se nos pasan casi tan deprisa como nos llegan. Pero en estos últimos días hemos estando dándole vueltas a nuestro descubrimiento más reciente: el embarazo ectópico.

Muchos diréis:

–          ¡Pues anda que estos nos van a descubrir la pólvora ahora!

Pues habéis acertado ¡en nuestra casa acabamos de descubrir la pólvora! O sea la existencia del embarazo ectópico. La primera vez que vimos el nombre pensamos que era una forma científica de llamar a una barriga de forma rara o algo por el estilo. Pero al profundizar en el tema ¡entramos en pánico! ¿Esto puede pasarnos a nosotros? Os vamos a explicar lo que hemos ido aprendiendo, por si os sirve de utilidad, porque aunque no es algo muy frecuente (entre el 1% y el 2% de las embarazadas lo padece) nunca está de más conocer un nuevo aspecto de nuestro embarazo.

1. Ubicación. El embarazo ectópico es aquel que se produce cuando la implantación del óvulo fecundado no tiene lugar en el útero (que es la pieza que nos ha puesto la naturaleza para que se estire hasta el infinito y podamos acoger a nuestro bebé durante 9 meses), sino que por cuestiones ignotas resulta que el blastocito queda adherido a una de las trompas de Falopio, un ovario, el abdomen, etc. Esto impedirá que el embarazo pueda desarrollarse con normalidad, ya que el embrión no tendrá espacio para crecer, por lo que el aborto es inminente.

2. Posibles causas del embarazo ectópico. El hecho de que el óvulo fecundado no pueda completar su recorrido hasta el útero es lo que suele provocar la aparición de un embarazo ectópico. Hay ciertas circunstancias que pueden favorecer la aparición de esta complicación durante el embarazo:

  • Edad de la madre superior a 35 años: ya que su aparato reproductor no es tan joven y empieza a manifestar ciertas carencias.
  • Tabaquismo: ya sabemos que el tabaco no ayuda en nada a la salud en general, ni a los embarazos en particular. Las madres fumadoras puede tener menos movilidad en el aparato reproductor, lo que impide que el blastocito avance adecuadamente hasta el útero.
  • Enfermedades de transmisión sexual: como la clamidia, afectan a las trompas de Falopio, provocando daños en ellas (pequeñas cicatrices) que impiden su funcionamiento habitual.
  • Ligadura de trompas: oiga usted, si ha decidido ligarse las trompas ¡es mejor que antes se haya planteado que ya no quiere tener más hijos! Pero hay casos en los que la operación falla y hete aquí que encima de romperte los esquemas de tu planificación familiar puedes sufrir un embarazo ectópico.

3. Aborto espontáneo. El embarazo ectópico puede solucionarse de una forma natural, mediante un aborto espontáneo. Esto suele ocurrir cuando nos quedamos embarazadas, no lo sabemos, pensamos que sólo estamos sufriendo un retraso en la fecha de la menstruación y seguimos con nuestra vida normal. Pero un día, la supuesta menstruación llega de nuevo, más abundante y dolorosa que de costumbre, con coágulos de sangre y algunas diferencias respecto a nuestras reglas habituales. Si no sabíamos de antemano que estábamos embarazadas, y nos encontramos en las primerísimas semanas del embarazo, nuestro cuerpo abortará voluntariamente y seguiremos con nuestra vida habitual, sin enterarnos de lo que nos ha sucedido.

4. Legrado. En otros casos, el retraso de la menstruación se hace evidente porque ya ha transcurrido un periodo de tiempo bastante largo y la embarazada se ha hecho un test que ha dado positivo. A pesar de que con los medios actuales este tipo de problema puede detectarse en la primera semana del embarazo, como hasta la semana 12 no suele planearse la primera ecografía, el embarazo ectópico no será detectado a tiempo si no ha presentado otras complicaciones, por lo que será en ese momento cuando los futuros papás reciban la mala noticia: deben practicarles un aborto quirúrgico, también llamado legrado, porque el embrión no está correctamente implantado y esto imposibilitará su desarrollo. Lo primero que pensamos fue ¿no pueden cogerlo y recolocarlo en el útero? Pues no se puede, si se ha implantado mal no nos queda otra que acabar con nuestros sueños, armarnos de valor y retomar los intentos por ser padres un poco más adelante.

5. Síntomas. Lo habitual es que el embarazo ectópico produzca en la madre una pérdida de sangre, dolor muy fuerte en la zona abdominal, mareos y un estado patente de debilidad. Otro síntoma curioso es que puede aparecer dolor en uno de los hombros. Lo peor es que puede poner en peligro la vida de la madre al producir una hemorragia interna, de ahí que sea imposible continuar con el embarazo. Lo ideal sería detectarlo antes de la semana 8 del embarazo.

Por suerte, el hecho de haber sufrido un embarazo ectópico no implica necesariamente que una mujer vaya a tener de nuevo este problemas al tratar de quedar embarazada. Pero sí es necesario informar a nuestro médico si lo hemos padecido con anterioridad. Aunque el tema de hoy es muy delicado, y está al nivel del trauma que se puede padecer a causa de un embarazo psicológico, lo mejor es que tengamos en cuenta que se produce muy raramente y sobre todo ¡que no debemos preocuparnos por cosas que aún nadie nos ha diagnosticado! Tenemos que aprender a dejar de jugar a ser médicos y disfrutar de nuestro embarazo, con la esperanza de que todo transcurra de una forma normal y sin complicaciones inesperadas.

Esto te puede interesar

16 Comentarios

  • Responder
    Itziar Marcelino
    26 marzo, 2013 at 10:32

    Mi primer embarazo fue ectópico y afortunadamente me lo cogieron muy a tiempo y no tuve consecuencia ninguna. Ahora después de dos hijas, ni me acuerdo, pero fue un trago, sobre todo porque era el primero. Un gran susto, del que ya ni me acuerdo. Como todo en la vida, pasa.

    • Responder
      planeandoserpadres
      26 marzo, 2013 at 18:03

      Desde ayer sabemos que ya no pasaremos por ese duro momento en este embarazo, así que nos hemos quedado más tranquilos. Pero hasta entonces teníamos dudas con todo y por algún motivo este era el tema que había comenzado a preocuparnos más.

  • Responder
    Cuestión de madres
    26 marzo, 2013 at 11:11

    ¡Qué susto!! No, no… Toca ser positivos 😉

    • Responder
      planeandoserpadres
      26 marzo, 2013 at 17:34

      Sí, sí toca ser positivos pero hasta que ayer hicimos la primera eco yo ya me había agenciado todas las complicaciones posibles y esta era la que menos me había gustado.

  • Responder
    sradiaz
    26 marzo, 2013 at 11:34

    Todas éstas cosas son las que no me gusta leer, yo me lo tomo todo muy muy a pecho y mejor no saber de posibles complicaciones… ufff

    • Responder
      planeandoserpadres
      26 marzo, 2013 at 17:36

      A mí en principio no me afecta casi nada, pero oye, serán las hormonas del embarazo o el empacho de lecturas sobre el tema, que ya he decidido que me voy a pasar un tiempo alejada de los libros especializados, porque al final voy a somatizar todas las complicaciones habidas y por haber.

  • Responder
    Diana
    26 marzo, 2013 at 22:21

    Bueno, menos mal que ya habéis confirmado que el vuestro está corectamente anidado intra útero!!

  • Responder
    Los Angeles de la Sierra
    1 abril, 2013 at 23:24

    Uno no debe preocuparse más de la cuenta, pero decirlo es muy fácil y cuanto más te aconsejan no leer este tipo de cosas para no alarmarte, más lo haces.. ( yo lo hacía). embarazo ectópico… es horrible… menos mal que de esto ya no tenéis que preocuparos !!

    • Responder
      planeandoserpadres
      2 abril, 2013 at 13:52

      Sí, sí por lo menos del embarazo ectópico ya nos hemos despreocupado ¡y de todas las demás posibles complicaciones! Porque hemos decidido darnos un descansito respecto a las lecturas sobre la maternidad.

  • Responder
    Michele
    7 abril, 2013 at 17:58

    Hola! Es la primera vez que me paso por aquí, es un placer conoceros.
    Es normal que tengamos miedos y el embarazo ectópico es uno de ellos, sobretodo para las embarazadas de más de 35, cómo también mencionas en tu post. Gracias por compartir tan completa información y felicidades por vuestra dulce espera.

    • Responder
      planeandoserpadres
      7 abril, 2013 at 18:03

      Por suerte en nuestro caso es un problema que ya ha quedado descartado pero cuando escribimos el post era una preocupación constante. ¡Gracias por seguirnos!

  • Responder
    anonimo
    3 septiembre, 2014 at 07:01

    Yo tengo 23 y me paso, eran gemelos, las placentas reventaron la trompa y no pudieron hacer nada, solo me queda la otra. Una de las causas que no mencionas es la maldita pastilla del siguiente dia, si la regaron dejenselo al destino pero no metan esa porquería a su cuerpo, podría joderles cada día de su vida… Como a mi.

    • Responder
      Planeando ser padres
      3 septiembre, 2014 at 11:57

      Sí que es grave la consecuencia de un embarazo ectópico. De que las pastillas del día después tuviesen algún tipo de influencia en que se produjeran este tipo de complicaciones no había oído nada. Gracias por tu comentario a pesar de lo duro de tu experiencia.

  • Responder
    perla
    15 octubre, 2014 at 05:06

    Yo tube UN embarazo ectopic pero llo Si me puse muy grabe Pz tenia hemorragia por dentro y me rompio UNa trompa fue una perdida muy dolorosa Pz Era mi primer embarazo y Lla iba para tres meses

    • Responder
      Planeando ser padres
      16 octubre, 2014 at 12:54

      Es una desgracia porque en ocasiones nada nos hace sospechar que el embarazo no va bien, y como las primeras visitas médicas se demoran tanto, luego algunos casos se pueden complicar, como el tuyo. Gracias por comentar.

    ¡No te cortes, deja un comentario!

    La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos es para gestionar los comentarios que realizas en este blog. Legitimación: Al marcar la casilla de aceptación, estás dando tu legítimo consentimiento para que tus datos sean tratados conforme a las finalidades de este formulario descritas en la política de privacidad. Como usuario e interesado te informamos que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de Webempresa Europa S.L., con domicilio social en Madrid, C/ Almagro 11 6º 7ª 1 C.P. 28010 España. El hecho de que no introduzcas los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podrá tener como consecuencia que no pueda atender tu solicitud. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en info@planeandoserpadres.com así como el Derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de privacidad y cookies que encontrarás en el menú del blog.