Opiniones

El chupete: los planes del futuro papá se materializan

chupete_nukHabíamos decidido hace días no lanzarnos a comprar nada relacionado con los bebés, por muy grande que el esfuerzo pudiese ser para mí. La consigna era: no hasta que nos haya visitado el primer médico y tengamos la primera ecografía. Con nuestra opción inicial de hacer el seguimiento del embarazo en la Seguridad Social esto no se produciría hasta la semana 12 y yo, con mi pachorra habitual, no veía que la fecha estuvieses tan lejana. Podía seguir haciendo mi vida normal, los primeros síntomas del embarazo eran muy llevaderos y lo mismo me daba esperar para ir al médico 8 días que 80. Pero entonces se interpuso en mi camino el Día del padre ¡y rompí la promesa de las compras! Es triste pero resulta que me inquieta más no comprar nada para el bebé que las pruebas médicas.

El 19 de marzo nos encontrábamos finalizando nuestra semana 7 del embarazo. El futuro papá se encontraba en su curso de postgrado después del trabajo, por lo que con mi somnolencia habitual durante estas últimas semanas era muy probable que cuando entrase por la puerta yo ya me encontrase en el séptimo sueño ¡llegando al octavo! Sin embargo, en un arranque de lucidez, comencé a pensar que si para mí, que lo llevo dentro de mi cuerpo, el embarazo parecía todavía algo intangible y prácticamente inexistente, para él la situación debía ser aún más desconcertante: tenía en casa a una mujer que llevaba 2 meses sin tener el periodo, había dado positivo en 3 tests de embarazo, había empezado a dormir temprano por las noches y no permitía que nada le rozara el pecho ¿Y qué? ¿Qué signos son esos de que vas a convertirte en padre? Seguramente no son señales lo suficientemente convincentes, así que fui a la farmacia y decidí comprar un pequeño detalle para ver si el tema comenzaba a tomar forma real.

No era cuestión de gastarnos un dineral en algo grande que estuviese estorbándonos en el mini piso durante meses, sino simplemente de algo simbólico, un pequeño detalle que nos acercase un poco más a la situación que estábamos viviendo. Al final opté por comprarle un chupete para bebés de 0 a 6 meses. No estaba muy segura de la opción elegida, ya que por ejemplo nuestra sobrina nunca ha usado chupete, pero bueno, a las malas si finalmente resultaba que no tenía mucha utilidad ¡4,50 euros no nos iban a sacar de pobres! La compra resultó más complicada de lo que parecía a primera vista. Tenemos en el pueblo una farmacia que parece un supermercado, con la ventaja de que es la única tienda que abre los domingos, con lo cual cuando no hay nada que hacer en el pueblo la gente va a darse una vueltecita por ella, porque tiene de todo. Tanta variedad de cosas tiene que el mural de chupetes de todas las marcas y edades resultó ser bastante impresionante.

Mis exigencias eran pocas: un chupete para recién nacido de color neutro, porque no sabemos si será niño o niña. Por algún motivo que desconozco ¡me da vergüenza reconocer que compro estas cosas para mí misma! Por lo que le mentí a la dependienta diciendo que era simplemente un detallito para unos amigos que acababan de saber que estaban embarazados, pero que aún no sabíamos el sexo del bebé. Cuál es mi sorpresa cuando descubro que en pleno siglo XXI casi todos los chupetes son rosas o azules. ¡Qué alarde de originalidad! Las otras opciones que me ofrecía la chica eran transparentes (cosa más sosa) o chupetes de ese tono como ámbar que parecen que estén hechos de un material específicamente diseñado para atraer todas las pelusas del ambiente. A lo tonto a lo tonto, allí estuvimos un rato revolviendo las hileras en busca de un chupete medianamente unisex y finalmente me decanté por este rojo y blanco de NUK con un dibujito del cuento de Los 3 cerditos.

Sinceramente, del diseño anatómico y el resto de características divinas del chupete no puedo especificar nada, porque aún no lo hemos sacado de la caja y no hemos podido manipularlo, ni mucho menos probarlo, así que para esta opinión deberemos esperar algunos meses. La intención era simplemente tener el detalle y ver la reacción del futuro papá. Al principio, cuando vio el paquetito esperándole en el sofá, se mostró un poco indignado (ese día también era su santo y, como es poco religioso, odia que yo como andaluza de tradiciones arraigadas le regale cosas en este día) así que antes de que el enfado fuera a mayores le informé de que no era por su santo sino por su pre primer Día del padre. Ya más contento, y algo sorprendido, lo sacó del envoltorio y se quedó mirándolo como si le hubiera dado un pasmo ¡Yo creo que si me pongo de parto en aquel mismo instante no se sorprende más que con el chupete! “Un chupete, un chupete” repetía. ¡Hijo sí, un chupete! Que se le pusieron los ojos hasta lacrimosos y pensé que se me echaba a llorar allí mismo.

Pues sí, finalmente resultó que el experimento había surtido su efecto. Tener en las manos algo que pronto puede pertenecer a su primer hijo hizo que el embarazo adquiriera realismo para él. ¡Ya teníamos el primer chupete! ¡A partir de aquí ya nada podría ir mal! ¡El embarazo había quedado confirmado al 100%! Reconoció que tener algo de niños en casa le hacía ser consciente de que pronto habría uno que sería suyo. Y hasta aquí esta anécdota sobre cómo ir tomando conciencia de nuestro estado de buena esperanza poco a poco, con paciencia y mientras hacemos tiempo para poder ver por fin la primera imagen de nuestro bebé.

Esto te puede interesar

12 Comentarios

  • Responder
    Jessica Sánchez
    27 marzo, 2013 at 10:52

    aiz ya verás cuando empieces a llenar la casa de cosas jajaja sólo ansiarás más tener a tu bebé!!jaaja yo me pasaba horas y horas mirando la ropita y sus cositas jajajjajaa

    • Responder
      planeandoserpadres
      27 marzo, 2013 at 11:55

      Si por mí fuese ya la tendríamos medio llena, pero menos mal que la falta de espacio logra controlarme ¡de momento!

  • Responder
    Patricia
    27 marzo, 2013 at 11:48

    Ese es el primer paso, verás la de cosas que tienes que decidir comprar. Cuando llegues a la ropita sí que te volverás loca de contenta.

    • Responder
      planeandoserpadres
      27 marzo, 2013 at 11:56

      ¡Síiii! La ropita es lo mejor. Hay tanta variedad… el que va a disfrutar menos con eso va a ser el papi porque ya de por sí las compras le gustan muy, muy poco.

  • Responder
    sradiaz
    27 marzo, 2013 at 12:33

    ¡Qué buena anécdota! Y muy buena tu ocurrencia, así parece que es un poco más tangible el bebé. Comprendo vuestros nervios y reconozco que me dais un poco de envidieja (sana).
    A veces se me hace un poco difícil leer sobre otros embarazos, pero ha sido un post muy tierno, y tengo que superar éste punto en el que estoy… ¡y que os estoy cogiendo cariño! ♥

    • Responder
      planeandoserpadres
      27 marzo, 2013 at 16:40

      ¡Gracias por el cariño! Nos alegramos mucho de que nos sigas y ojalá pronto puedas verte como nosotros, ya que lo deseas tanto. A mí personalmente el blog me supuso una herramienta muy útil para poder dejar constancia de mis dudas sin agobiar a mi marido, ya que él vivía completamente seguro de que nuestra situación era de lo más normal y sólo había que saber esperar. Y en poco más de 3 semanas desde que comencé a despreocuparme un poco del tema ¡ya teníamos embarazo! Ahora me estreso por otros miedos y otras dudas, pero vamos que poco a poco ya sé que saldremos adelante.

  • Responder
    Diana
    27 marzo, 2013 at 16:11

    Buenas idea para sorprender al papi!!!

    • Responder
      planeandoserpadres
      27 marzo, 2013 at 16:42

      La verdad es que es algo muy sencillo, pero vamos que para él fue como si le hubiera presentado ya directamente a la criatura.

  • Responder
    planeandoserpadres - El Papá
    27 marzo, 2013 at 17:18

    ¿Habéis visto cómo juega conmigo? Me manipula psicológicamente sin despeinarse. A veces me da miedo vivir con un ser con un intelecto tan claramente superior al mío. Ahora solo me falta que sea niña y… ¡ya tengo que bregar con dos!
    Fuera bromas, la verdad es que tuvo un buen detalle. Fue como una tarjeta que te identifica como miembro de un selecto club en el que hacía tiempo que querías entrar. De repente comencé a pensar en todo lo que ha de envolver a ese chupete en pocos meses y la situación se hizo más tangible para mí.

    • Responder
      planeandoserpadres
      27 marzo, 2013 at 17:45

      ¡Niño! ¿Otro comentario hoy? Uy, uy, uy de aquí a que te lances a escribir tu primer post ya no queda nada. Lo cierto es que el chupete era 20 veces más barato que la ecografía que hemos necesitado para que tú superes los temores como padre primerizo… así que vete aplicando el cuento y a partir de ahora a gastar sólo en las cosas necesarias ¡que tenemos un bebé en camino! Besitossssss

  • Responder
    los Ángeles de la Sierra
    1 abril, 2013 at 13:33

    Para ellos todo esto tiene.que ser.difícil, porque además pasan a un quinto.plano, todos los detalles y atenciones son para.la.embarazada…. Pero ellos también van a ser papás!!!!!! Le hiciste un gran regalo!!!!

    • Responder
      planeandoserpadres
      1 abril, 2013 at 17:05

      Pues no sé por qué se lo toma así porque de momento sólo lo sabemos él y yo, así que no puede sentirse desplazado por el entorno, pero es cierto que se está poniendo de un sensible… ¡tiene él más síntomas de embarazo que yo!

    ¡No te cortes, deja un comentario!

    La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos es para gestionar los comentarios que realizas en este blog. Legitimación: Al marcar la casilla de aceptación, estás dando tu legítimo consentimiento para que tus datos sean tratados conforme a las finalidades de este formulario descritas en la política de privacidad. Como usuario e interesado te informamos que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de Webempresa Europa S.L., con domicilio social en Madrid, C/ Almagro 11 6º 7ª 1 C.P. 28010 España. El hecho de que no introduzcas los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podrá tener como consecuencia que no pueda atender tu solicitud. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en info@planeandoserpadres.com así como el Derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de privacidad y cookies que encontrarás en el menú del blog.