Embarazo semana a semana

Semana 9 del embarazo

semana 9 del embarazoLa semana 9 ha transcurrido sin pena ni gloria en mi embarazo. Parece que el habernos realizado la primera ecografía y haber confirmado que sí tenemos un embrión ahí implantado, no me ha hecho tomar conciencia de mi estado de forma repentina y comenzar a somatizar todos los trastornos habituales relacionados con el embarazo.  Aquí va el resumen de la semana 9.

  1. Cada vez tengo menos síntomas. A este ritmo creo que voy a terminar desembarazándome porque si ya tenía pocos problemas ¡esta semana tengo aún menos!
  2. Náuseas. Parece que las náuseas si están más presentes pero siempre de forma psicológica. Es decir, pienso en algo que me da asco y me dan arcadas, pero no vomito. También las noto si me pego un atracón de comer. Sólo lo he hecho una vez y vista la experiencia, ya no más. No hay presencia de vómitos. A pesar de haberlas notado con más frecuencia la semana se ha saldado con 3 náuseas exactamente. De momento la cosa es más que llevadera.
  3. Mi llama interior. Por las noches he pasado a sentir bochornos de señora menopáusica. Se me ponen los mofletes calientes, el cuerpo también, me pongo de un color rojo como si fuera Heidi en lo mejor de sus años mozos y comienza a sobrarme la ropa. El futuro padre de la criatura pensó la primera vez que me estaba poniendo mala de verdad, porque estaba ardiendo al tacto. Pero tras utilizar el termómetro y hacer tres intentos vimos que mi temperatura era de 36,4 grados, así que no hay por qué preocuparse.
  4. Dieta voluntaria. A mí me encanta comer y jamás pensé en vivir una situación en la que se me quitase el hambre ¡y menos durante el embarazo! El caso es que además de no tener antojos, no tengo ni ganas de comer normalmente, todo me llena en exceso, doy dos bocados y me aburro y se me pasan las horas sin necesidad de comer. Eso sí, como me pase demasiado de pronto ya me noto débil, me duele la barriga y no tengo ni fuerzas ni ganas de prepararme nada. La leche con cereales y los yogures se están convirtiendo en los elementos principales de mi alimentación. El chocolate sigue sin apetecerme lo más mínimo ¿Qué me está pasando?
  5. Trastornos del sueño. Si durante las últimas semanas lo normal era que a las 9 de la noche se fuesen para mí lo que las 9 de la mañana para un adolescente discotequero, ahora ya no tengo sueño y lo que es peor ¡no duermo ni las horas normales! Me acuesto más o menos cuando siempre y luego puedo tardar hasta dos horas en conciliar el sueño. Empiezo a dar vueltas, no encuentro ninguna postura buena, no quiero molestar al padre de la criatura… Y esto me genera un estrés que me impide dormir con normalidad.
  6. Dolor en los pechos. Ahora son intermitentes. A veces está ahí y otras parece haber desaparecido por completo. Si esto es todo lo que me iba a crecer el pecho durante el embarazo ¡no me ha crecido ni un milímetro!

En la semana 9 el embrión ya puede medir hasta 3 centímetros y si pudiésemos verlo en una ecografía ahora sí que se habría empezado a parecer a un bebé humano. Por generación espontánea surgen los dedos de las manos y de los pies pero lo más destacable sigue siendo esa cabeza completamente desproporcionada en relación al tamaño del resto del cuerpo. La boca ya puede abrirse y cerrarse y los párpados cubren el hueco de los ojos. Las orejas se han formado por completo. El sexo también se ha definido pero aún no puede apreciarse. Es curioso que el bebé comienza a moverse en tu interior en esta semana, aunque la mamá no será capaz de sentir estos movimientos hasta mucho más adelante.

Y hasta aquí el breve resumen de la poco apasionante semana 9. Como siga disminuyendo en síntomas y nuevas sensaciones en 2 o 3 semanas no me van a quedar experiencias que compartir. Pero bueno, mejor no tentar a la mala suerte que yo estoy muy a gusto con este embarazo que se hace notar tan poco.

Esto te puede interesar

9 Comentarios

  • Responder
    los Ángeles de la Sierra
    9 abril, 2013 at 13:24

    Mejor así, porque en esta etapa del embarazo, si sientes algo, serán molestias.

    • Responder
      planeandoserpadres
      9 abril, 2013 at 13:52

      Sí, sí, ya me tengo que mentalizar en que no tener síntomas desagradables es un privilegio y no un motivo de preocupación.

  • Responder
    Monstrua
    9 abril, 2013 at 14:08

    Ya te quedan menos semanas :p

    A mí me dio por levantarme a media noche para ir al baño… yo, que odio interrumpir el sueño!! (y ahora con la lactancia no me queda otra, pero bueno, estaba mentalizada, supongo :))

    Oye, genial lo de que te dé por comer menos 🙂

    • Responder
      planeandoserpadres
      10 abril, 2013 at 11:13

      ¡Lo de tener menos hambre es lo mejor! ya he perdido 2,5kg de la forma más tonta y sin pasar necesidades. De momento puedo dormir de nuevo del tirón y sin tener que levantarme, pero es verdad que voy alternando días de muchísimo sueño con otros en los que me cuesta mucho dormirse… A ver cómo acaba esto.

  • Responder
    Yolandica
    9 abril, 2013 at 20:42

    Yo estuve semanas vomitando, horrible, también se me fue el apetito, mejor, porque tuve diabetes gestacional y me sentaba todo fatal…pero mi embarazo era gemelar y yo soy una hipocondriaca de cuidado…aprovecha ahora si te encuentras bien…ya vendrán los achaques al final, jejeje
    Saludos!!!

    • Responder
      planeandoserpadres
      10 abril, 2013 at 11:16

      Yo creo que como siempre me he hecho la durilla, la que nunca está mala, la que nunca siente ningún dolor, al final estoy haciendo desaparecer los pocos síntomas de embarazo que tenía. El poder de la mente… ¡jajaja!

  • Responder
    Diana
    9 abril, 2013 at 21:29

    Bueno, mejor un primer trimestre tranquilo. Yo me pasé el embarazo con nauseas casi hasta el final. Y trastornos de sueño….lo mismo me dormía por las esquinas que me desvelaba completamente.
    Abrazos

    • Responder
      planeandoserpadres
      10 abril, 2013 at 11:17

      Yo tanto como trastornos de sueño no creo que esté sufriendo. Algún día tonto de mucho sueño y otros de no poder dormirme hasta las tantas sí, pero en ocasiones muy puntuales.

  • Responder
    Semana 10 del embarazo - Planeando ser padres
    16 febrero, 2015 at 16:38

    […] semana se podría resumir prácticamente diciendo: véase el post sobre la semana 9 del embarazo. Porque la verdad es que he notado pocos cambios en estos días y hace falta estar muy, pero que […]

  • ¡No te cortes, deja un comentario!

    La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos es para gestionar los comentarios que realizas en este blog. Legitimación: Al marcar la casilla de aceptación, estás dando tu legítimo consentimiento para que tus datos sean tratados conforme a las finalidades de este formulario descritas en la política de privacidad. Como usuario e interesado te informamos que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de Webempresa Europa S.L., con domicilio social en Madrid, C/ Almagro 11 6º 7ª 1 C.P. 28010 España. El hecho de que no introduzcas los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podrá tener como consecuencia que no pueda atender tu solicitud. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en info@planeandoserpadres.com así como el Derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de privacidad y cookies que encontrarás en el menú del blog.