Opiniones

¡Horror, mudanza! ¿Antes o después del parto?

mudanzaDesde que mi marido y yo comenzamos a vivir juntos hace 5 años este es el segundo piso que hemos habitado. En el primero vivimos durante 3 años, era de alquiler, de 2 habitaciones, unos 55 metros cuadrados, muy luminoso y silencioso pero los precios del mercado comenzaron a desplomarse y el dueño de nuestro piso, al parecer propietario de medio pueblo, se negó en redondo a la negociación, así que por despecho decidimos mudarnos a otro de similares características, con trastero y 130 euros más barato cada mes. Pero resultó ser bastante ruidoso, por la pésima calidad de los materiales utilizado en la construcción de todo el bloque de obra nueva y por el escandaloso vecino que se pasa el día gritando como si estuviera poseído por un espíritu de la risa. Eso sí, a partir de las 8 de la tarde, cuando se acaba el baño de su hija, el silencio se apodera de todo el edificio, así es que dentro de lo malo no nos podemos quejar.

Ahora nos encontramos esperando un bebé y los precios han seguido bajando en este pueblo. Por el mismo precio, e incluso menos, podríamos alquilar un piso de 3 habitaciones y al menos de 75 metros cuadrados ¡y con parking! Algo que actualmente tampoco tenemos.  Por un poco más podríamos tener pisos realmente prometedores y espectaculares. Mi marido tiene claro que no podemos quedarnos aquí: actualmente apenas cabemos nosotros dos estando solos, la segunda habitación es un despacho con cama para invitados, el salón es pequeño, la cocina también y ¿dónde vamos a colocar al bebé cuando llegue?

Haciendo algunas maniobras podríamos instalar una cuna de medidas estándar junto a mi lado de la cama y habilitar un mueble cambiador en la habitación pequeña. En el baño usaríamos una bañera sencilla, hinchable o rígida, de las que se meten dentro de la bañera grande. Y así podríamos aguantar al menos hasta que el bebé comience a gatear y caminar, momento en el que habría que trasladarlo a su propia habitación y no nos quedaría más remedio que cambiar de piso. También había pensado en utilizar una mini cuna. El bebé podría dormir ahí ¿entre 6 y 9 meses? Estaríamos bastante espaciosos en el dormitorio principal y más apretados sólo en el cuarto que hace de despacho. Todo sea por evitar tener que hacer mudanza durante el embarazo y los primeros meses de vida del bebé.

La anterior mudanza la hice prácticamente yo sola ¡con el carrito de la compra! Parece increíble pero así fue. El piso anterior estaba amueblado y trasladar nuestras pertenencias a este, que estaba a unos 300 metros de distancia, no resultó nada problemático, porque además dispusimos de los 3 primeros meses de forma gratuita, y utilizamos uno de los meses en ir comprando los muebles para este piso y hacerlo todo con mucha tranquilidad ¡a la vez que organizábamos nuestra boda! Porque está visto que en esta casa no somos capaces de tomar una gran decisión y centrarnos en llevarla a cabo de forma aislada ¡necesitamos por lo menos empantanarnos en una gran diatriba (boda o bebé) y complicarlo todo con una mudanza! Pero esta vez todo lo que hay entre las cuatro paredes de la casa es nuestro ¡y ahora yo no estaré disponible para cargar con peso y estresarme callejeando con trastos por todo el pueblo! Por lo que tendremos que contratar una empresa de mudanzas que nos facilite el traslado ¿a un módico precio? Ya lo veremos.

Por otro lado, pienso en lo maravilloso que sería disponer de más espacio desde este mismo momento, de forma que pudiésemos ir creando la que sería la habitación definitiva para el bebé desde el principio, y no acumulando trastos a saltos debido a la falta de espacio actual. Poder decorarla con tiempo suficiente, meditando cada compra, adaptándonos a nuestros gustos y sin tener tantas limitaciones. Pero temo que resulte que el nuevo piso sea más ruidoso que el actual, con vecinos aún más molestos y que deba pasar allí, en un sitio nuevo y desconocido, lo que me quede de embarazo y los primeros y estresantes primeros meses del bebé.

Otra cuestión que debemos tener en cuenta es que nuestro contrato actual nos exige avisar al propietario, una entidad bancaria, de nuestra intención de abandonar el piso al menos 3 meses antes de hacerlo. No sé si esta cláusula se podrá negociar, pero el caso es que me aterroriza pensar que finalmente nos decidimos a realizar la mudanza, encontramos un nuevo piso que nos convence y para el que tenemos que esperar 3 meses, que a saber si se lo alquilan a otra persona o si tenemos que invertir los 3 meses completos en ir mirando y descartando inmuebles hasta que llegue la fecha del vencimiento de nuestro contrato. Y lo peor, incluso aunque empezase la búsqueda hoy mismo para entonces estaría entre el quinto y el sexto mes de embarazo ¡y en pleno verano!

¡Ay, no sé qué hacer! En parte me consuela pensar que cuando anunciemos la noticia a la familia todos van a gritar unánimemente ¡Sí a la mudanza! Y así podré descargar mi conciencia pensando que si el nuevo piso es peor que este la culpa será de mi entorno directo, que me obligo a cambiarme. Pero de todas formas ¡las consecuencias las seguiremos sufriendo nosotros y no ellos!  Desde luego, la ventaja de vivir de alquiler es que los precios son bastante competitivos, te ahorras los intereses que pagas al banco por la hipoteca y en cuanto un vecino te molesta ¡adiós, muy buenas! Coges tus bártulos y a estrenar casa. Pero ahora sólo veo inconvenientes en la mudanza mientras mi marido sólo ve grandes ventajas. ¿Alguien ha tenido que pasar por esta misma situación durante su embarazo? ¿Qué decisión tomasteis? ¿Creéis que fue la adecuada u os arrepentís ahora que ya habéis pasado por la experiencia?

Esto te puede interesar

25 Comentarios

  • Responder
    Elena
    11 abril, 2013 at 10:41

    A mi me paso algo similar, pero en mi caso era vender-comprar …. Lo que hicimos fue poner en venta y empezar a mirar , y la verdad es que sin agobios todo fue fluyendo, deja que el «destino» guíe tus pasos un poco. Eso si, múdate antes de dar a luz o espera a que pasen los primeros meses, porque amigas que se han mudado recién recién paridas ha sido un horror…

    • Responder
      planeandoserpadres
      11 abril, 2013 at 11:07

      Sí, la idea era que en caso de permanecer apretaditos en el piso actual, esperar al menos hasta los 7-9 meses para el traslado ¡nada de irnos con el recién nacido entre las cajas!

  • Responder
    asunb88
    11 abril, 2013 at 11:02

    Hola!! Enhorabuena por el embarazo! He visto que estás d epoquito así que ten mucho cuidado con las cajas y el peso que llevas de mudanzas! ¡cuidate ¿eh? Lo se por que como a mí aun n me llego la hora ser mamá, mi tia cuando se quedó le ayudábamos en todo vamos que ella la pobre se aburría de no hacer nada… Saludos

    • Responder
      planeandoserpadres
      11 abril, 2013 at 11:17

      Sí, por lo del peso no hay problemas porque esta vez sí que haríamos uso de una empresa de mudanzas que lo desmonte todo y lo vuelva a montar y yo me podría ocupar de cosas «bonitas» como la limpieza o la decoración. Pero es cierto que debo vigilar con los esfuerzos porque a veces se me olvida que estoy embarazada (lo estoy llevando muy bien, sin molestas y apenas me doy cuenta de mi estado).

  • Responder
    Jessica Sánchez
    11 abril, 2013 at 10:02

    Antes sin duda.Habrá meses que estés super activa y tengas ganas. después entre tomas, falta de sueño y demás será más complicado.ya sin mudanza la casa pasa a segundo plano asi que imagina cuando lo tienes que hacer si o si…

    • Responder
      planeandoserpadres
      11 abril, 2013 at 10:27

      ¡Todos apoyando a mi marido! No sabía yo que pudiera estar tan equivocada. Pero tenéis razón, después con la novedad tan grande de tener el primer bebé en casa, seguro que no nos quedan fuerzas para trajinar con trastos de un sitio a otro.

  • Responder
    Anónimo
    11 abril, 2013 at 10:06

    Antes sin duda! Yo compré piso a los 4 meses de nacer mi mayor y no te lo recomendaría nunca! Por mucha ayuda que te pudieran echar! El primer año con vuestro hijo es especial como para tenerlo ocupado en establecerun ambiente! Hay mil cosas mejores que hacer 😉

    • Responder
      planeandoserpadres
      11 abril, 2013 at 10:26

      ¡Ay! Es lo que tiene el desconocimiento, que a mí lo que me aterra es plantarme ahora en un sitio nuevo para pasar allí el resto del embarazo, pero claro, como bien dices, puede ser mucho peor hacer el cambio con el bebé ya aquí.

  • Responder
    Mis2monstruitos
    11 abril, 2013 at 11:28

    Bajo mi opinión (que es eso, una opinión no una recomendación) yo lo haría antes.
    Por varios motivos:
    – Logística. Mejor moverse antes de acumular más cosas y un bebé. Puede ser horrible…
    – Ilusión. No te hace más ilusión moverte antes y decorar la futura habitación del bebé en un piso nuevo antes que en uno que ya sabes que te vas a ir?
    – Tiempo. Ahora, imagino que tendreis más tiempo y fuerza para planificarlo todo.

    Y bueno, seguro que hay más, pero ahora estoy espeso…

    • Responder
      planeandoserpadres
      11 abril, 2013 at 18:55

      Ilusión sí que me hace decorar la habitación definitiva, tener espacio para moverme cuando la panza comience a abultar y estar más a mis anchas pero a la vez se me ponen los pelos de punta al pensar en el traslado, de ahí que me empecine tanto en retrasar la decisión.

  • Responder
    padresfrikerizos (@padresfrikerizo)
    11 abril, 2013 at 12:48

    Antes, antes y anteeeeesss!!! Por muchas cosas pero la principal es que me imagino meterme en mudanza ahora con una peque de 9 meses y seería un horror. Antes podrías decorar todo a tu gusto, prepararlo bien, olvidarte de apreturas, pero sobre todo hacer una mudanza sin descuidar al peque ni meterte en lios de recoger cosas suyas que puede ser un infierno, ya te digo que se acumula y mucho.
    También podéis apañar la otra habitación y deshaceros del despacho pero entonces te acomodarás y te olvidarás de la mudanza al menos 1 año, hablo por experiencia, ahora me da una pena después de lo bonita que se la he dejado pero reconozco que es pequeño el piso. Además pensad que ese ahorro que tenéis podéis emplearlo en pañales y que si necesitas ayuda vas a tener miles de manos con el embarazo. Yo pinté la habitación de la peque a los 6 meses de embarazo y no me dejaron hacer casi ná! 😉

    Ale ya nos contarás qué habéis hecho!
    Besos y animo que una mudanza sea cuando sea es un auténtico COÑAZOOOOO!!

    • Responder
      planeandoserpadres
      11 abril, 2013 at 18:58

      Vista la unanimidad de las respuestas ¡la mudanza tendrá que ser antes! Hala pues en cuanto anunciemos a las familias que vamos a tener un bebé les diremos también que nos mudamos ¡todo de golpe! Vaya año de grandes noticias. Porque como mucho pensaba esperar a que el bebé tuviera unos 9 meses, pero por lo que dices ya veo que tampoco me va a resultar nada práctico entonces… Abandonar el despacho que tenemos en la segunda habitación no es factible porque yo trabajo desde casa ¡y necesito ese espacio para ganarme el sueldo y comer! Aunque bueno, ante la perspectiva de que el embarazo acabe con mi vida laboral lo mismo debería esperar un poco más porque a lo mejor sí que me termina sobrando el despacho… ¡hala, ya tenemos nueva idea!

  • Responder
    sradiaz
    11 abril, 2013 at 14:26

    Veo que todos te han aconsejado que antes, y a mi también me parece que mejor cuanto antes, porque así cuando nazca ya estaréis instalados y la adaptación de la nueva familia será menos brusca.

    • Responder
      planeandoserpadres
      11 abril, 2013 at 19:02

      ¡Otro punto para la mudanza desde ya! Estoy por empezar a mirar pisos en serio…

  • Responder
    trimadre
    11 abril, 2013 at 14:55

    Antes!!!! Cuando nazca el bebé será mucho más lío. A ver su hay suerte y el casero os deja iros un poco antes. Suerte!!!

    • Responder
      planeandoserpadres
      11 abril, 2013 at 19:03

      Esa es otra porque tener que esperar 3 meses para irnos ¡es muchísimo tiempo! Lo peor es que no existe un «casero» sino un banco propietario del edificio y nunca hay una persona humana con la que negociar.

  • Responder
    Madre Solo Hay Una (@madresolohay)
    11 abril, 2013 at 16:31

    Antes, antes!!! o tal vez, cuando esté más grandecito. Nosotros nos mudamos cuando nuestro bebé tenía 6 meses, ya tiene casi 15 meses y todavía no termino de ordenar mi clóset y hay cajones que me da miedo abrir.

    • Responder
      planeandoserpadres
      11 abril, 2013 at 19:06

      Uy, uy, uy tantos meses sin ordenar cosas ¡definitivamente la mudanza tendrá que ser antes!

  • Responder
    Pru
    11 abril, 2013 at 15:47

    Yo si pudiera haría la mudanza antes, porque así cuando llegue el bebé ya estaría todo listo en su hogar a medio largo plazo y no teniendo que cambiar tan chiquitín, además una vez que nazca la mudanza será más complicada y tendréis más trastos que trasladar!!! Ojalá yo pudiera hacerlo así, pero a mi me va a tocar mudarme cuando la peque tenga sólo 3 ó 4 meses, porque para octubre a mi chico lo destinan seguramente en otra ciudad en el trabajo, así que nos toca mudanza de casa y de ciudad!! Y hasta entonces ni idea de dónde será (en teoría le darán a elegir entre varios destinos), así que a ver. No sabes la pereza que me da pensar que entonces tendré que hacer la mudanza y que no puedo explayarme todo lo que quiero ahora decorando la habitación de la peque sabiendo que sería provisional para unos meses 🙁
    Aprovecha y cámbiate ahora que puedes!!

    • Responder
      planeandoserpadres
      11 abril, 2013 at 19:11

      La verdad es que si nos quedamos aquí ¡no tendré que pensar en la decoración! Porque el poco espacio que tenemos es imposible de redistribuir y de transformar en un ambiente para bebés. Me haría ilusión poder tener un nuevo piso, con una habitación destinada sólo al bebé y que pudiera construir desde el principio a nuestro gusto, pero la pereza que me da ponerme ahora con la mudanza ¡gana a mis deseos de decorar habitaciones infantiles bonitas! De todas formas, vista la experiencia de los demás, parece bastante probable que nos tengamos que trasladar antes del nacimiento. ¡Suerte para ti con tu mudanza!

  • Responder
    Diana
    11 abril, 2013 at 23:02

    Yo también he vivido varias mudanzas y son un rollazo. Y desde luego, mejor antes de que llegue el bebé, porque sino, va a ser más difícil todavía, con el niño a cuestas no vas a poder organizar las cosas ni moverlas de un lado a otro. Y a ser posible, antes de estar muy barrigona. Ya nos contarás

  • Responder
    los Ángeles de la Sierra
    15 abril, 2013 at 13:25

    Nosotros la tuvimos. Vivíamos en un dúplex pequeño, y con mascotas que se te cruzaban cuando bajabas las escaleras. Yo lo tuve clarísimo ¡ mudanza ! Lo hicimos lo antes posible, así que cuando llegó el bebé, ya estábamos acomodados en la nueva casa. Es algo que debéis pensar mucho y valorar todos los pros y contras. Ya nos contarás!!!!

    • Responder
      planeandoserpadres
      15 abril, 2013 at 14:33

      La respuesta ha sido bastante unánime, y como todos los bloggers han coincidido con la opinión del futuro padre ¡no seré yo quien le lleve la contraria! Ya hemos estado mirando en las webs habituales de internet y de inmobiliarias del pueblo, así que en cuanto lo anunciemos a la familia ¡comenzaremos la caza y captura de nuestro nuevo piso!

  • Responder
    yo
    11 agosto, 2014 at 12:12

    Qué hiciste al final? Nadie contestó, una pena.

    • Responder
      Planeando ser padres
      11 agosto, 2014 at 12:17

      ¡Antes, antes del parto! Embarazada de 6 meses y en pleno mes de julio nos mudamos. Al final no fue tan traumático como pensaba y ahora me alegro de haberlo hecho así porque no me supuso un gran esfuerzo y aquel piso era tan pequeño que viendo la cantidad de trastos que acumulamos con la bichilla ¡hubiera sido imposible vivir allí!

    ¡No te cortes, deja un comentario!

    La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos es para gestionar los comentarios que realizas en este blog. Legitimación: Al marcar la casilla de aceptación, estás dando tu legítimo consentimiento para que tus datos sean tratados conforme a las finalidades de este formulario descritas en la política de privacidad. Como usuario e interesado te informamos que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de Webempresa Europa S.L., con domicilio social en Madrid, C/ Almagro 11 6º 7ª 1 C.P. 28010 España. El hecho de que no introduzcas los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podrá tener como consecuencia que no pueda atender tu solicitud. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en info@planeandoserpadres.com así como el Derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de privacidad y cookies que encontrarás en el menú del blog.