Primer trimestre de embarazo

Primera analítica del embarazo

primera analítica del embarazoEl pasado miércoles llegó el turno de los primeros análisis de sangre y orina para determinar en qué estado me encuentro en este primer trimestre del embarazo, y que los médicos puedan saber si tengo todos los niveles correctamente situados o si ando con alguno revolucionado. Aquel día finalicé justo mi semana 10 del embarazo. A las 8:10 tenía cita, en ayunas y durante un rato largo, para que me realizaran las siguientes pruebas a lo largo de la primera analítica del embarazo.

1. Análisis de orina. O según pone en la hoja Bacteriuria asintomática (urocultivo). Te dan tus botecitos y tubitos para que puedas llevar la orina hecha en casa. Recordad que siempre es aconsejable orinar un poquito y coger la muestra más o menos de la parte intermedia del chorro de orina. Permite determinar si existe infección de orina ya que, aunque nunca hayáis sido propensas a tener este tipo de trastornos, con el embarazo es habitual que hasta el 40% de las mujeres lo padezcan. Es conveniente detectarlo a tiempo y tratarlo adecuadamente, ya que la infección podría extenderse y acabar afectando a los riñones, lo que sería más grave.

2. Grupo Rh. En principio, se supone que yo no sé cuál es mi grupo sanguíneo, porque nadie me ha informado al respecto. Pero también es cierto que a los 18 años me hice donante de sangre y en mi carnet pone que soy 0+, lo más común del mundo. Sin embargo, siempre tuve la duda de si este resultado sería real o el que te asignan a lo loco sólo para que sigas donando. Así que en mi primera visita con la matrona hice algo que nunca debe hacerse ¡le mentí! Y le dije que no conocía mi grupo sanguíneo. Otra extracción más de sangre por cotilla.

3. Coombs indirecto. Si tu grupo sanguíneo es Rh negativo, te hacen esta prueba para saber si tienes anticuerpos contra el Rh positivo. Como en principio se supone que yo no sé qué grupo sanguíneo tengo ¡me toca esta prueba para conocer la existencia o no de anticuerpos! Es de suponer que si tu RH es positivo ¿te puedes saltar esta muestra de sangre? Anda que si lo llego a saber antes hubiera ido gritando mi 0+ a los cuatro vientos.

4. Hierro. El bebé, ya desde antes de nacer, se propone abusar de nosotras sin pedir permiso. Dependiendo de la alimentación que cada una tenga puede que en el embarazo se sufra un déficit de hierro, por lo que es necesario revisar los niveles antes de que se produzca una anemia. En caso de que esté bajo nos harán recomendaciones respecto a la dieta e incluso nos recetarán suplementos farmacéuticos ricos en hierro.

5. Hepatitis B Superficie Antígena y Hepatitis C IGG. La hepatitis no es buena para nadie y seguro que menos para las embarazadas. Estas dos pruebas también las hacen al inicio del embarazo para descartar ambas tipologías. Más muestrecitas de sangre.

7. Test de O’Sullivan. Parece que lo habitual es que se realice en el segundo trimestre del embarazo, para detectar la posibilidad de sufrir diabetes gestacional. Debido a los antecedentes familiares de diabéticos insulinodependientes ¡me ha tocado el premio gordo! Y aunque dé negativo esta vez me la van a repetir en cada trimestre. La ventaja: ¡no hay pinchazo ni tubito de sangre! La desventaja: tienes que permanecer una hora bajo vigilancia y hay a quien no le hace gracia la bebida azucarada que te hacen tomar.

8. Rubeola IGG. Esta se la podían haber ahorrado y haberme preguntado directamente ¿ha padecido usted la rubeola? Y la respuesta es sí, con lo cual asunto solucionado. La pasé siendo un bebé de apenas un año y cuando mi madre estaba embarazada de mi hermano, por lo cual me repudiaron durante días en el pueblo de mi abuela para que no los contagiase.

9. Toxoplasma Gondii IGG. ¡Ay, la toxoplasmosis! La responsable de que nos quiten el jamón serrano (entre otras muchas cosas) al inicio del embarazo. Lo cierto es que aspiro a haberla pasado muchas veces, porque durante 8 años me pasé el día pegadita a mi gata, durmiendo con ella en la cama, dejando que bebiera de mi vaso… algo que a mi madre no le hacía ni chispa de gracia porque pensaba que si me contagiaba la enfermedad podría morirme de un momento a otro. Y ahora resulta que los síntomas suelen confundirse con los de un simple resfriado. Yo antes me resfriaba mucho (ahora estoy batiendo mi récord tras casi 2 años sin resfriarme… lo que coincide sospechosamente la muerte de mi gatita…). En definitiva, si la has pasado con anterioridad ¡enhorabuena! En cuanto tengas los resultados podrás volver a hartarte de pan con jamón. Si no la has pasado, el embarazo no es buen momento para arriesgarte a cogerla, porque puede complicarte el proceso (riesgo de aborto, muerte fetal) o causar problemas en la vista, el oído y en el desarrollo mental del bebé, después de que haya nacido.

10. VIH1 y VIH2. Vamos, el sida de toda la vida. Con este me pasa como con la rubeola, que quizás si me hubieran preguntado ¿padece usted o es portadora de la enfermedad? Nos hubiésemos ahorrado la prueba. Pero también es cierto que no tengo ni idea de si puedo ser portadora o no. Vamos por mi estilo de vida y aficiones sexuales lo dudo, pero ya que nunca me han hecho la prueba, supongo que no es mal momento para enterarnos de esto también.

En total 2 tubos de orina, recogidita en casa, y 5 extracciones de sangre de entre 5 y 10 ml, todas tras finalizar el Test de O’Sullivan. Pero tranquilas, que con un solo pinchazo ya sacan todo lo que necesitan. ¡Y qué bien pinchaba mi enfermero por Dios! Es que ni me he enterado. Sumando todas las revisiones médicas que había tenido en mi vida anterior al embarazo, no logran igualar la cantidad de cosas que me han medido en esta visita. El Test de O’Sullivan se merece un post aparte…

Esto te puede interesar

16 Comentarios

  • Responder
    yarasguay
    12 abril, 2013 at 10:17

    Dios…. Que mal llevaba lo del jamón serrano…. Jajaja. Como siempre muy completo tu post. Genial. Gracias… Lo reenvío para mamás embarazadas!!!

    • Responder
      planeandoserpadres
      12 abril, 2013 at 14:56

      Creo que lo del jamón serrano está siendo de momento lo peor con diferencia. Así que estamos teniendo suerte con este embarazo pero tengo ya unas ganas de volver al jamón… Gracias por compartir el post!

  • Responder
    sradiaz
    12 abril, 2013 at 11:03

    Pues muy completita la analítica, y ya que sólo ha sido un pinchazo, pues aprovechas y ya te informas bien de tu rh y todas ésas cositas. Ya nos contarás los resultados 😀

    • Responder
      planeandoserpadres
      12 abril, 2013 at 14:57

      El día 25 los recogeré en la primera consulta con el ginecólogo. Esperemos que la cosa esté dentro de la normalidad. ¡Que ganas de que llegue ese día! ¡Buen fin de semana!

  • Responder
    mamaylasrs
    12 abril, 2013 at 15:29

    Seguro que está todo bien. En cuanto a la toxoplasmosis ojalá la hayas pasado, pero yo no tendría muchas esperanzas… En mi caso estaba convencida de que lo había hecho, toda la vida con animales, con una gata en casa y toqueteando a todos los gatitos callejeros que me encontraba y na de na…todo el embarazo sin jamón, etc…y, lo que yo peor llevaba, sin poder comer un bocadillo de chorizo 🙁
    Ya nos contarás que tal. Un besin

    • Responder
      planeandoserpadres
      12 abril, 2013 at 15:43

      ¡Nooo! Yo quería jamón cuanto antes… vamos tanto miedo a la enfermedad y al final va a resultar que no conocemos a nadie que la haya cogido ¿es que quieren hundir la industria jamonera? Bueno, el día 25 sabremos los resultados…

  • Responder
    Diana
    12 abril, 2013 at 23:24

    Veo que la glucosa oral no te ha dado mucho asco, me alegro!!
    Con respecto a la toxoplasmosis, si no la has pasado, hay estudios recientes que demuestran que en un jamón curado en condiciones (no valen los de la matanza casera), no hay riesgo de contraer el toxoplasma, porque se destruye con la salazón. A ver si lo encuentro y te lo paso.

    • Responder
      planeandoserpadres
      14 abril, 2013 at 07:57

      La verdad es que sólo tuve un gran momento de debilidad en que pensé que la iba a largar entera y echar al traste la prueba, pero por suerte lo superé. Lo del jamón serrano, mi madre dice que en su época te restringían los embutidos más por la cantidad de conservantes que se le pone para comercializarlos que por el hecho de que se pudiera contraer la toxoplasmosis a través de ellos. Bueno, si encuentras el estudio ¡perfecto! Me plantaré el día 25 en la consulta del ginecólogo y si no he pasado la toxoplasmosis con anterioridad, se los enseñaré ¡a ver qué opina! ¡Ay, el jamón!

  • Responder
    mamaymaestra
    13 abril, 2013 at 04:00

    El Lunes voy a los últimos, van por la misma porque repiten otra vez la del VIH, solo que esta vez hacen una prueba rápida que se llama ELISA un pinchazo en el dedo anular y esperan 10 minutos a que la tira reactiva diga si eres portadora o no, es como una prueba de embarazo casera, una rayita no, dos rayitas si.

    Disfruta tu embarazo y que bueno que lo estás documentando!

    • Responder
      planeandoserpadres
      14 abril, 2013 at 07:54

      ¡Uy qué bien! Cuanto más sencillas sean las pruebas mejor, porque aunque nunca me han dado miedo las agujas y no me importa que me saquen sangre, la verdad es que suele ponerme nerviosa y ya me disgusto sólo de tener que pensar que tengo que salir de casa para ir al médico. Pero bueno, todo sea para tener mi estado controlado y que el bebé esté sanito.

  • Responder
    Pru
    13 abril, 2013 at 08:29

    Qué suerte con el enfermero, a mí me tocó una señora borde que me taladró el brazo y jugó con la aguja para buscarme las venas hasta que consiguió dejarme un moratón gigante que me duró 2 semanas!!! Un a psicópata, jaja…
    Y lo de la toxoplasmosis, yo tuve suerte y resultó que la había pasado, así que no me estoy privando de nada, jeje… Y eso que yo nunca tuve gato (pero siempre comí mucho embutido y la carne poco hecha, así que igual la cogí por ahí). Sin embargo, una amiga que está embarazada y tuvo gatos toda la vida no la pasó, y el veterinario le dijo que era normal, que un gato alimentado y criado en casa era imposible que la tuviera, a no ser que le se le deje cazar ratones o algo así.
    A ver si tienes suerte y la has pasado tú también!!

    • Responder
      planeandoserpadres
      14 abril, 2013 at 07:52

      Sí, eso me han ido comentando, que el hecho de vivir con gatos no implica que la hayas pasado, y la verdad es que la mía no salía del piso , así es que ¡estoy perdiendo la esperanza de volver a comer jamón serrano antes del parto! Bueno, ya me queda menos para salir de dudas.

  • Responder
    unamamapractica
    14 abril, 2013 at 13:11

    Yo tengo panico a las agujas así que esta parte fue la que peor lleve del embarazo. Ademas a mi los pinchazos me dolieron mas que nunca cuando estaba embarazada, no se si es que estaba mas sensible o que. Espero que todo este bien y siga todo genial. Un beso

    • Responder
      planeandoserpadres
      14 abril, 2013 at 17:28

      Por suerte para mí nunca he tenido este miedo, y de momento, aunque sólo ha sido la primera analítica, no sentí nada de dolor así que espero mantener la buena racha.

  • Responder
    los Ángeles de la Sierra
    15 abril, 2013 at 13:32

    Yo iba segurísima que.habría.pasado la toxoplasmosis, pues también he.estado pegada a gatos toda la vida y con chorizo y jamón en mi dieta normal, pero sorprendentemente no la había pasado!!!!!

    • Responder
      planeandoserpadres
      15 abril, 2013 at 14:32

      Pues en la misma situación me encuentro yo y ya veo que hay mucha gente que ha vivido con gatos y animales y han estado sanitos respecto a la toxoplasmosis. Bueno, ya sólo me quedan 10 días para resolver mi dilema: Jamón sí o jamón no hasta dentro de casi 6 meses…

    ¡No te cortes, deja un comentario!

    La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos es para gestionar los comentarios que realizas en este blog. Legitimación: Al marcar la casilla de aceptación, estás dando tu legítimo consentimiento para que tus datos sean tratados conforme a las finalidades de este formulario descritas en la política de privacidad. Como usuario e interesado te informamos que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de Webempresa Europa S.L., con domicilio social en Madrid, C/ Almagro 11 6º 7ª 1 C.P. 28010 España. El hecho de que no introduzcas los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podrá tener como consecuencia que no pueda atender tu solicitud. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en info@planeandoserpadres.com así como el Derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de privacidad y cookies que encontrarás en el menú del blog.