Opiniones

Reacciones familiares a la noticia del embarazo: abuelo materno

Reacciones familiares a la noticia del embarazoComo ya os comentamos, hemos aprovechado el fin de semana para lanzar la bomba informativa entre la familia, amigos y todo el que estuviese dentro del área de influencia de la novedad. Curiosamente, el primero en enterarse acabó siendo el abuelo materno, mi padre, el que vive a 1.000 kilómetros de aquí pero estar prejubilado es lo que tiene, que te deja mucho tiempo libre para navegar por internet y enterarte de cotilleos varios. En cuanto volvimos de la ecografía de las 12 semanas, escaneé las más vistosas en casa y con el Paint le fui añadiendo indicaciones para que pudiese distinguir la cabeza, la barriga, las piernas, los brazos. El asunto del mail era “Tu nuevo nieto/a” y en el cuerpo del texto no le di más pistas sobre si el bebé era nuestro, de mi hermano, para ver cuánto le picaba la curiosidad y si acertaba con sus apuestas. Aunque lo avisamos el primero, no creímos que llegase a ser el primero en saberlo, ya que no se conecta a diario, y sinceramente creímos que deberíamos informarle por teléfono después de que se hubiesen enterado las abuelas ¡que van a poner el grito en el cielo cuando se enteren de que han sido superadas en este asunto!

A las 11 de la mañana del día siguiente recibo la confirmación de que está conectado a internet (no tiene conexión en casa y suele ir a la hemeroteca del pueblo o a un locutorio cuando se aburre o se le antoja navegar por la red) y a través del chat de Facebook ya comenzó a realizar las típicas preguntas. Hubo que dejarle que no había posibilidad de que fueran 2 bebés porque sólo había uno en la ecografía, que aún no se sabe si es niño o niña, que por este motivo aún tenemos la programación de las vacaciones de verano en el aire y sin concretar nada, ya que preferiríamos no salir de España por si tuviésemos alguna urgencia médica. Él encantado con esta noticia, ya nos ofreció su casita en la Costa del Sol para pasar el mes de veraneo y lucir panzón entre las vecinas chismosas. Y muy contento de que me vaya a convertir en ama de casa marujona y mantenida, y como él dice “que vaya a dejar de cencerronear por ahí”, porque aunque somos de salir poco a él todo le parece un exceso.

Luego empecé a explicarle los planes de mudanza. A él le parece bien porque nuestro piso comparado con su casa es un zulo de secuestrados y además el pueblo le parece lo más marginal que ha visto en su vida, así que nos recomienda encarecidamente no sólo cambiar de piso sino de localidad ¡hala, qué fácil lo ve todo! Lo que no tardó en afirmar es que este año ¡no hay cheque bebé! y es que cuando nación mi sobrina, para compensar la desaparición de esta ayuda cuya existencia fue tan pero tan efímera, él le regaló a la niña un cheque con un importe muy suculento para sus compritas. Desde que nosotros nos casamos ha estado sobornándonos para que tuviésemos niños, a cambio del cheque bebé y ahora que nos hemos decidido ¡resulta que lo habrá apalancado todo a plazo fijo en el banco! Vamos, en pleno verano me plantaré en su sucursal para exigir mis derechos económicos como futura madre primeriza.

Le advertimos de que ahora que se encuentra inmerso en el uso de las redes sociales, tiene que aprender a mantener el secreto al menos hasta que las abuelas se hayan enterado por nosotros ¡porque de vez en cuando causa unos estropicios con sus comentarios políticos y futboleros hechos a lo loco! También que guarde el secreto con mi hermano, que aunque no suele ser un hijo de llamada diaria sólo queda que precisamente en estos dos días se pongan en contacto y nos desbarate el espectáculo.

Total, que finalmente me dejó abandonada en el chat para irse a navegar, iniciar un grupo en Facebook sobre la Champions y las derrotas del Madrid y el Barça, y cuando estuvo disponible ¡ni siquiera llamó para saber más detalles! Porque su tarifa de ahorro empieza a las 4 de la tarde. ¡Madre mía qué de daño está haciendo la crisis, que ya no gastamos en teléfono ni para cotillear sobre un embarazo nuevo!

Pues esta ha sido la primera reacción de un familiar cercano. Sé que mi marido ya lo ha contado entre los compañeros de trabajo (porque debía pedir permiso para poder venir a la ecografía de las 12 semanas) y entre sus compañeros del curso de postgrado que está haciendo.  Vamos que si mi suegra se queja de la de gente que se ha enterado antes que ella ¡no será por mi culpa! Porque yo sólo se lo he contado a mi padre (bueno, y a la señora pesada y horrible de la tienda de fotos donde fui a hacer las copias de las ecografías para darles a las abuelas, que claro, al ver lo que quería duplicar preguntó si el bebé era mío y no es de buena gente mentir sin motivo), y eso es comprensible, pero es que su hijo ya lo ha difundido por media provincia antes de decírselo a su familia. En fin, que como también es suyo ¡que se lo cuente a quien quiera y en el orden que le venga mejor! Porque la verdad es que durante estos 3 meses le ha costado mucho mantener el silencio y ahora que ya ha abierto la veda ¡no hay quien lo frene! Las próximas reacciones: la futura abuela materna y los futuros abuelos y tíos paternos. ¿Quién nos impresionará más con su reacción? Yo de entrada, ¡apuesto por mi suegra!

Esto te puede interesar

8 Comentarios

  • Responder
    sradiaz
    30 abril, 2013 at 09:54

    Es una pena lo del cheque bebé, pero bueno, algo caerá 😉
    La reacción del abuelo no estuvo mal, parece que no se sorprendió mucho.

    • Responder
      planeandoserpadres
      30 abril, 2013 at 12:04

      ¡Nada, no se sorprendió nada! Está obsesionado con aprender a utilizar Facebook correctamente y a penas me hizo preguntas del embarazo. Y eso que es el que vive más lejos y el que menos motivos tenía para sospecharlo…

  • Responder
    Pru
    30 abril, 2013 at 10:21

    Seguro que las reacciones de las abuelas son mejores, en mi caso lo fueron!!! Los hombres son menos expresivos, jeje…

    • Responder
      planeandoserpadres
      30 abril, 2013 at 12:06

      Sí, sí eso ha quedado demostrado con mi padre y mi suegro, a los que les anunciamos el embarazo y ellos siguen como el que oye llover…

  • Responder
    Diana
    30 abril, 2013 at 14:59

    Anda el abuelo facebookero, jajaja, que vaya preparando el cheque, que la economía está fatal. ¿Como va la busqueda de piso?

    • Responder
      planeandoserpadres
      30 abril, 2013 at 16:22

      Esta misma tarde tenemos la primera visita y el viernes otra más. ¡A ver si son bonitos y elegimos pronto!

  • Responder
    los Ángeles de la Sierra
    6 mayo, 2013 at 13:29

    No se sorprendió mucho no???’ jajajajaja….. Veamos cómo es la reacción de las abuelas!!!!

  • ¡No te cortes, deja un comentario!

    La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos es para gestionar los comentarios que realizas en este blog. Legitimación: Al marcar la casilla de aceptación, estás dando tu legítimo consentimiento para que tus datos sean tratados conforme a las finalidades de este formulario descritas en la política de privacidad. Como usuario e interesado te informamos que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de Webempresa Europa S.L., con domicilio social en Madrid, C/ Almagro 11 6º 7ª 1 C.P. 28010 España. El hecho de que no introduzcas los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podrá tener como consecuencia que no pueda atender tu solicitud. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en info@planeandoserpadres.com así como el Derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de privacidad y cookies que encontrarás en el menú del blog.