Segundo trimestre de embarazo

Segunda visita con la matrona

femibion pronatal 2La semana pasada tuve la segunda visita del embarazo con la matrona de la Seguridad Social. La mujer sigue siendo tan atenta y amable como el primer día, por lo que me tiene contentísima y ya se me han pasado las dudas acerca de si el mal trato del personal de la sanidad pública me iba a obligar a pagar por realizar el seguimiento de este proceso en un centro de pago. Aunque era la primera paciente del turno de tarde, por algún motivo que desconozco las consultas siempre comienzan con retraso ¡y eso que la matrona ya estaba dentro cuando llegué! 10 minutos después de mi hora, me llama y empieza “la entrevista”. Estas son las cosas que puedes esperar en tu segunda visita con la matrona para el seguimiento de tu embarazo, en mi caso estando en la semana 14 de la preñez.

1. Se interesa por tu estado de salud general. La matrona quiere saber, cómo estás, cómo te sientes, si tienes vómitos, náuseas, falta de apetito, estreñimiento o cualquier otra molestia que pueda estar directamente relacionada con el embarazo. En mi caso todas las respuestas fueron negativas, puesto que soy de esas embarazadas raras y asintomáticas que sólo sospechan que tienen un bichillo dentro porque lo han demostrado 3 test de embarazo y 2 ecografías, porque si no ¡no sabría nada!

2. Te revela los asombrosos resultados de tus análisis del primer trimestre. Un mes después de que me extrajeran aquel montón de tubitos de sangre y de tener que pasar por primera vez por el Test de O’Sullivan a causa de mis antecedentes de familiares diabéticos, la matrona te dice que tienes todos los marcadores dentro de la normalidad. De momento no padezco diabetes gestacional, mi grupo de sangre en 0 positivo, soy inmune a la rubeola (porque ya me dijo mi madre que la pasé siendo un bebé) pero ¡no a la toxoplasmosis! 8 años durmiendo con mi gatita para nada, porque nunca logró contagiarme la enfermedad. Debido a esta limitación debo seguir controlando los embutidos, la carne poco hecha y las verduras bien lavadas durante el resto del embarazo. ¡Bye, bye bocadillos de jamón serrano! Nos veremos en 26 semanas. ¡Espéradme hasta entonces!

3. Marcadores para el Síndrome de Down y el Síndrome de Edwards. Durante los análisis del primer trimestre te realizan un cribaje prenatal para determinar si tienes más o menos factores de riesgo para tener bebés que sufran estas enfermedades. Según mis resultados para ambos síndromes mi riesgo es bajo, lo que equivale a decir que sólo 1 de cada 10.000 bebés que dan negativo en esta prueba resultan aquejados de alguna de estas enfermedades. Esto unido a lo del pliegue nucal nos hace respirar algo más tranquilos respecto a estas posibles complicaciones, aunque como pasa con todo lo relativo al embarazo, nunca podremos cantar victoria hasta el nacimiento del bichillo.

4. Tensión y peso. ¡Las pruebas que más temo durante el embarazo! Con lo pachorrona que soy para todo y sin embargo las consultas médicas me disparan la tensión. Pero en esta ocasión la tenía dentro de la normalidad. Y del peso ¿qué más puedo decir que no haya comentado antes? Que por suerte, a pesar de que me pesaron otra vez completamente vestida y con los zapatos puestos ¡su báscula también marcó que he perdido 3,5 kg. respecto a la anterior visita que tuve con ella! Se quedó encantada con mis progresos y me informó de que justo una semana antes había dado a luz una de sus pacientes que después del día del parto se había quedado con 1 kg. menos de lo que pesaba antes de estar embarazada. Yo aspiro a ser como ella, y para eso tengo que seguir la máxima de mi matrona: “El embarazo no pesa” y cuando sales de la sala de parto debes haber dejado allí todos los kilos de más con los que entraste. Bueno, no todos porque al bebé te lo llevas de vuelta a casa contigo.

5. Escuchar el latido del bichillo. Esto me pilló por sorpresa porque siempre pensé que las ecografías eran muy limitadas, pero resulta que en cada visita a partir de ahora te escucharán el latido del bebé con un aparato que tiene la misma pinta que un ecógrafo pero que no muestra imagen, sólo deja escuchar el sonido. Te lo pasan entre la última molla y el principio del pubis y así puedes escuchar el latido del bichillo. Para las que no tengáis mollas, no puedo daros mejores indicaciones de por dónde os pasarán el aparato.

6. Cambio de complemento vitamínico. Desde 5 meses antes de quedarme embarazada y hasta la semana 14 he estado tomando Yodocefol por recomendación primero de mi médico de cabecera, y posteriormente de la misma matrona. Pero en esta visita me ha dado una caja nueva de vitaminas que va  a sustituir a mi querido Yodocefol en un par de semanas. Vamos mi afición por el Yodocefol no deriva de otro motivo que no sea su precio: con receta médica me costaba 2,36 euros. El nuevo, Femibión Pronatal 2 es un complejo vitamínico con muchos más componentes, del que tienes que tomar 2 enormes cápsulas diferentes al día (se pueden tomar juntas) y que no está subvencionado por la Seguridad Social, por lo que el tratamiento para un mes te cuesta 21,20 euros que tienes que pagar enteritos. He estado investigando para ver si encuentro un genérico que sea igual pero más barato y de momento no he tenido éxito con la búsqueda. ¡Menos mal que los análisis fueron estupendamente y no tengo déficit de nada porque si me llega a faltar algo no sé por cuánto me iba a salir la medicación!

Y hasta aquí el resumen de la segunda visita con la matrona. El mes que viene me toca mi primera cita con el ginecólogo de la Seguridad Social ¡porque ya va siendo hora de conocerlo! Así es que la matrona ya no volverá a recibirme hasta principios de julio. Espero que para entonces aún haya perdido más peso y las dos sigamos con esta buena relación que tenemos hasta el momento. ¡Ojo! Recuerda llevar siempre tu libro de embarazada a cada una de las consultas que tengas para que te hagan las anotaciones pertinentes y te agreguen la documentación nueva que vayas obteniendo.

Esto te puede interesar

27 Comentarios

  • Responder
    Luci
    14 mayo, 2013 at 09:49

    Si que cuesta caro Femibión, ¿no? No veas qué clavazo…Yo estoy tomando Natalben (estoy buscando de nuevo), porque me lo ha traido mi padre (es médico pediatra. Así que ya tengo pediatra; sólo me falta el bebé) de su centro de salud, que le dieron para que diera a mujeres buscando embarazo, para que lo probaran. Pero tengo entendido que también cuesta un ojo de la cara. Vamos, que si no me preño en tres meses (ya que me ha dado tres cajas), volveré al ACFOL, que me lo compraba sin receta y costaba entre dos o cuatro euros, no recuerdo bien. Pero vamos, flipando estoy con los 20 y pico euros de Femibión y que no haya nada genérico…Con la de gastos que se avecinan a las mujeres preñadas!!!

    Por lo demás, me alegro mucho que todo esté perfecto y que lo de adelgazar en vez de engordar, sea normal. Hasta ahora, nunca hubiera imaginado que un embarazo, pudiera hacer perder peso (al principio, está claro que tarde o temprano engordarás).

    Muchos besos y a seguir así.

    • Responder
      planeandoserpadres
      14 mayo, 2013 at 18:51

      El Natalbén creo que anda por los 15 euros, con lo cual sigue siendo caro pero al nivel del Femibión. Lo que pasa es que el Acfol y el Yodocefol no tienen la cantidad de vitaminas que tienen los otros, de ahí la diferencia en el precio. Ya sé que engordaré, más tempano que tarde, pero de momento ¡vivo en mi nube de felicidad y de pérdida de peso!

  • Responder
    nary85
    14 mayo, 2013 at 10:02

    Buenos días!!!
    Me encanta seguiros y para demostraroslo os acabo de dejar un pequeño premio en mi blog:http://piezecitos.wordpress.com/2013/05/14/best-blog-award/

    Espero que os guste!

    Un saludo,

    • Responder
      planeandoserpadres
      14 mayo, 2013 at 18:53

      Muchas gracias por el premio. Lo añadiremos a nuestra colección y sobre todo ¡gracias por seguirnos!

  • Responder
    padresfrikerizos (@padresfrikerizo)
    14 mayo, 2013 at 10:57

    Me alegro que todo vaya viento en popa. Yo también tomaba femibion y es una pasada de caro pero bueno como es de las primeras cosas q te mandan todo sea por el bien del bichillo.
    Besos

    • Responder
      planeandoserpadres
      14 mayo, 2013 at 18:54

      Sí, sí si yo por el bichillo lo hago pero oye que dineral, que otras tienen otras marcas más baratas… ¡indignada me hallo!

  • Responder
    sradiaz
    14 mayo, 2013 at 11:57

    ¡Qué genial lo del peso! Y mira que era uno de tus miedos 😀
    Me alegra que todas las demás pruebas saliesen bien ♥

    • Responder
      planeandoserpadres
      14 mayo, 2013 at 18:55

      ¡Para que veas! Resulta que mi único temor era ponerme hecha un mastodonte y ahora lo llevo súper bien. A ver cuánto me dura la racha de pérdida de peso y cuánto falta para que empiece a subir…

      • Responder
        sradiaz
        14 mayo, 2013 at 18:57

        ¿Y qué vas a hacer ahora con el pobre gato? No hay peligro si no lo manipulas (los churrillos, digo) pero ¿te han dicho alguna precaución más?

        • Responder
          planeandoserpadres
          14 mayo, 2013 at 19:04

          No, si con la gata ya no voy a tener problemas (se murió el día de mi boda, hace casi 2 años) pero como me había pasado 8 años viviendo y durmiendo con ella, por eso pensé que quizás la hubiese pasado. Pero era una gatita «de piso», que no salía a la calle y no me pegó nada. Así que como no tengo animalito, no me han recomendado nada más.

          • sradiaz
            14 mayo, 2013 at 19:07

            jooo, pobre gatita. Lo siento. Entonces nada, a preocuparse del jamón y los crudities… pero no te preocupes demasiado, ¡¡que tu puedeeees!!

  • Responder
    Marialu
    14 mayo, 2013 at 12:26

    A mi me recomendaron Natalben, debe ser parecido…

    • Responder
      Anónimo
      14 mayo, 2013 at 13:55

      Yo también tomo Natalben supra, debe de ser lo mismo mas o menos y la caja cuesta un poco menos que femibion, unos 15€.

      • Responder
        planeandoserpadres
        14 mayo, 2013 at 18:59

        Es que tengo una prima embarazada a la que le recomendaron Natalbén pero claro, no estaba yo por la labor de ponerme de reyerta con la matrona y más sobre un asunto que no conozco, así es que si no me produce ningún mal efecto no deseado, creo que seguiremos con el Femibión, porque total el Natalbén, por el precio que tiene, tampoco es que lo regalen…

    • Responder
      planeandoserpadres
      14 mayo, 2013 at 18:55

      Sí parecido pero más barato. ¡Mira qué suerte tuviste!

  • Responder
    los Ángeles de la Sierra
    14 mayo, 2013 at 13:31

    Que de información!! Esta genial por si llega.un segundo, porque no me acordaba de nada!!! Me alegroque todo fuera genial!!!!

    • Responder
      planeandoserpadres
      14 mayo, 2013 at 18:57

      Mira pues no lo había pensado, que cuando tenga el segundo embarazo ya no me acordaré de todo este proceso y en lugar de volverme loca buscando información en internet puedo recurrir a mí misma. ¡A ver si me acuerdo cuando llegue el momento!

  • Responder
    Pru
    14 mayo, 2013 at 16:38

    21 eurazosssss!!!! Menos mal que a mí no me cambiaron el Yodocefol, aquí estoy, de 7 meses y sigo con él fielmente, algo que me sorprendió un poco porque yo tenía entendido que sólo era para cuando buscas el bebé y el primer trimestre, mientras se forman los órganos, pero que después no hacía falta, y resulta que tienes que tomarlo hasta el parto… y no me extrañaría que nos mandaran seguir en la lactancia!!!

    • Responder
      planeandoserpadres
      14 mayo, 2013 at 19:02

      Mira con lo feliz que hubiese estado yo con mi Yodocefol FOREVER. Pues lo mismo es que la matrona considera que me faltan vitaminas ye l resto de componentes que llevan las nuevas pastillas porque sino no lo entiendo.

  • Responder
    Diana
    14 mayo, 2013 at 21:37

    Me alegro de que tu analítica saliera bien, menos la toxoplasmosis, vaya rollo, el día del parti, bocata de jamón.
    Sobre los suplementos vitamínicos, te diré, más o menos sin todos iguales, unos mas de esto y otros más de aquellos. Muchos gines creen que no son necesarios, pero ya sabes el poder de la industria farmaceútica. Yo me pasé el embarazo cambiando de marca, cada vez que iba a la consulta me traía muestras del que tuvieran a mano. Es un robo

    • Responder
      planeandoserpadres
      15 mayo, 2013 at 20:52

      Lo que no sé es lo que ganan recomendando uno u otro ya que al ser sin receta no queda constancia de que hayan hecho el esfuerzo de apostar por una marca u otra, así es que ya podrían recomendar el más barato y a ver si el resto bajaban el precio.

      • Responder
        Diana
        15 mayo, 2013 at 21:19

        Ainsssd. Los visitadores médicos, hacen regalitos, invitan a comidas, pagan congresos….y luego, recetas su marca. Anda que no lo he visto veces.

        • Responder
          planeandoserpadres
          16 mayo, 2013 at 07:20

          Sí, sí eso lo sé pero, al no ser unas pastillas que vendan con receta ¿cómo saben que precisamente es esa persona la que me las ha recomendado? Es ahí donde veo el misterio…

  • Responder
    mOOntsEsteban
    14 mayo, 2013 at 22:57

    ¡Justo mañana tengo yo mi segunda visita con la comadrona! He venido a Catalunya expresamente
    Aunque no sé que pasa pero veo que en mi embarazo todo va un poco tarde.. ¡Qué todo sea eso!
    A ver que me dicen de los análisis que me hice hace dos meses, pese a que muchas cosas ya me las han dicho en Polonia…

    ¡Y yo también estoy tomando Femibion! Quizás es el nuevo suplemento para embarazadas de moda entre los médicos… en Polonia me cuesta unos 80 zloty, que vienen a ser los 20 euros. Ya voy por la segunda caja, hice una de Natal 1 y ahora estoy en Natal 2, que son dos pastillas. La verdad es que para el nivel de vida que hay en Polonia es súper caro pero en su día cuando le dije a la comadrona de la ss que quería quedarme embarazada también me recomendó un combinado de estos que rondaba por el mismo precio así que yo daba por hecho que son todos por el estilo.

    Un beso,

    • Responder
      planeandoserpadres
      15 mayo, 2013 at 13:53

      Y luego se me altera el futuro padre por la frecuencia de las pruebas en España. Le voy a tener que decir que en Polonia se lo toman con más tranquilidad y aún así les salen los niños estupendamente. Pues lo de la moda del Femibión no me gusta ni mijita porque vaya precios tiene en todas partes. Aunque comparando ¡veo que al menos del Natal 1 me libré porque se solucionó todo ese periodo con el baratísimo Yodocefol. ¡Qué vayan bien tus visitas médicas por aquí!

  • Responder
    mamaymaestra
    14 mayo, 2013 at 23:14

    Yo tomo un vitamínico que se llama Natele de los laboratorios Bayer, cuesta unos… 200 pesos mexicanos, lo que vendría siendo 10 o 12 euros más o menos. A mi me ha ido bien con ese, pero lo mejor es seguir las indicaciones del personal de salud.

    El aparato para escuchar el corazón se llama Doppler y cualquiera puede tener uno en casa! obviamente pagando su precio jajaja yo no lo tengo, pero he logrado escuchado el corazón de la bebé con un simple estetoscopio 🙂

    • Responder
      planeandoserpadres
      15 mayo, 2013 at 13:54

      Lo del estetoscopio lo habíamos pensado (mi suegra tiene uno para tomar la tensión) pero hemos leído por ahí que hasta que no son más grandes no se puede escuchar sólo con eso, que se puede confundir con el propio latido de la madre… De todas formas ¡no perdemos nada por probar! Así que este mismo sábado haremos el intento.

    ¡No te cortes, deja un comentario!

    La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos es para gestionar los comentarios que realizas en este blog. Legitimación: Al marcar la casilla de aceptación, estás dando tu legítimo consentimiento para que tus datos sean tratados conforme a las finalidades de este formulario descritas en la política de privacidad. Como usuario e interesado te informamos que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de Webempresa Europa S.L., con domicilio social en Madrid, C/ Almagro 11 6º 7ª 1 C.P. 28010 España. El hecho de que no introduzcas los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podrá tener como consecuencia que no pueda atender tu solicitud. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en info@planeandoserpadres.com así como el Derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de privacidad y cookies que encontrarás en el menú del blog.