Opiniones

¿Cuándo surge el instinto maternal?

instinto_maternalAhora ando a vueltas con este asunto ¿cuándo nace el instinto maternal? El último embarazo que viví de cerca fue el de mi cuñada, que hace 20 meses tuvo a mi única sobrinita. Desde incluso antes de plantearse en serio la posibilidad de convertirse en madre, ella ya tenía muy claro lo que sentiría por su bebé, lo que sufriría cuando creciera, cuando tuviera que ir solita a la guardería, al colegio, a la universidad, cuando se independizase de casa… Vamos que parecía que el instinto maternal ya le venía de serie, e incluso antes de concebirla ya sabía las cosas que le iban a preocupar al ser madre.

Cuando se quedó embarazada se pasaba todo el día acariciándose la barriga, compraba muchas cositas para el bebé, aunque fueran detalles insignificantes, pero la ilusión por ser madre se reflejaba en cada uno de sus actos, en todos sus planes y sus pensamientos. Ya se veía a la legua que iba a ser la mejor madre del mundo y posteriormente esta teoría se ha confirmado con creces.

Y ahora la embarazada soy yo. Embarazada ahora y futura mala madre, porque ya en la semana 16 sigo sin sentirme embarazada, sin vislumbrar mi futuro claramente y sin dar muestras de la ilusión que se supone que tiene que traer consigo el estar esperando a un bebé que se ha estado buscando a conciencia. Por eso me pregunto ¿cuándo surge el instinto maternal? El instinto maternal ¿nace o se hace? Porque yo creí que esto iba a ser orinar en el primer test de embarazo que diera positivo y ¡pum! El instinto se instalaría por sí solo en algún recoveco de mi dispositivo corporal. Pero las semanas van pasando, yo sigo como si nada, mi marido me dice que soy una embarazada rara (¡él sí que tiene el instinto paternal desarrolladísimo, que casi no nos cabe ya en el mini piso!) y lo mismo es que hay que hacer ejercicios o algo para que esto pase, porque a mí no me llega por sí solo.

Hay quien dice que puede ser motivo de la situación que estoy viviendo: ser consciente de que va a ser el mayor cambio de mi vida, de que peligra mi futuro laboral, de que estamos buscando pisos como locos y preparando una mudanza, de que vivimos hasta la coronilla de trabajo… y claro, la verdad es que en todo el día no tengo mucho tiempo libre para sentarme a pensar y concienciarme de mi estado actual. De la barriga me acuerdo poco, como mucho para rascármela cuando me pica y para ponerle la cremita que me prevenga las estrías.

Unos creen que en cuanto me digan el sexo del bebé y pueda lanzarme al apasionante mundo de las compritas infantiles ¡el instinto llegará por sí solo! De momento no me atrevo a pasar más allá de los escaparates de las tiendas de puericultura, lo miro todo como a distancia, no vaya a sospechar el dependiente que estoy embarazada y trate de venderme algo. Cuando por fin me decida a preparar en serio la llegada del bebé esto irá fluyendo de una forma natural. Verme rodeada de cosas infantiles, que por otro lado siempre me han encantado, supongo que me ayudará a dar un paso adelante y avanzar psicológicamente en mi mentalidad de madre gestante.

Creo que también influye el hecho de que por más semanas que vayan transcurriendo en la más pasmosas normalidad de este embarazo, siempre tengo ahí latente el temor a que pueda surgir una complicación que pueda dar al traste con todo. La premisa es: si no me ilusiono menos me costará rehacerme después. Pero este es un pensamiento muy pesimista y nada propio de mí, además de que es una soberana estupidez negarme estos momentos de felicidad “por si pasa algo” Porque ¿y si no pasa nada? Pues estos días pasarán a la saca de los momentos perdidos que ya no se pueden recuperar.

Otros piensan que, por muy despegada que se esté de la criatura durante el embarazo, puede que en el momento del parto todas las emociones de te entremezclen de golpe y entonces sí que ¡pum! El instinto maternal haga acto de presencia y ya se quede ahí bien arraigadito para siempre. Lo mismo es porque estos casos el instinto viene pegadito a la placenta, como el bebé.

Pero claro, yo tengo miedo de que esto no me vaya a pasar a mí, y que este estado de pasotismo se perpetúe, no cambie y al final me convierta en una sociópata que tiene un bebé muy deseado por el que no siente nada. Parece que no es una cosa poco frecuente esto que me está pasando, y que el instinto maternal surge de forma diferente en cada mujer (será como el resto del embarazo, que parece que no existen dos que hayan sido idénticos) con lo cual aún tengo esperanzas de que con el paso de los días y las semanas mi estado comience a hacerse patente, experimente mayores cambios corporales, note los movimientos del bebé y poco a poco me convierta en una madre normal. Que no aspiro ya ni a ser una madre perfecta, ni la mejor del mundo, ni la que más sabe de nada, pero al menos sí una mamá normalita, de esas que quieren a sus hijos por encima de todas las cosas y que están dispuestas a sacrificar cualquier cosa por ellos.

Y ahora me surge otra pregunta ¿cuándo habré comenzado yo a desarrollar este interés por el bienestar ajeno a mi persona? Si yo siempre he sido de las de primero yo y después yo otra vez .¿Será que realmente algo en mí ya está cambiando? Seguiré observándome y a ver qué es lo que me encuentro.

Esto te puede interesar

34 Comentarios

  • Responder
    semeantojaunafiesta
    20 mayo, 2013 at 08:54

    Dudas , dudas y mas dudas… Creo que todo es hormonal! A todas nos nace el instinto de alguna manera u otra. Si ya tenias ganas de quedarte embarazada, algo de instinto tenias ya!! Lo malo es intentar compararse con otras mujeres, porque todas demostramos las cosas de maneras distintas…

    • Responder
      planeandoserpadres
      20 mayo, 2013 at 13:17

      Puede que tengas razón y que sean las hormonas la que me hacen dudar tanto porque yo suelo ser muy segura para todo. Si, lo de compararse está más que comprobado que es mala idea, porque si tus cosas no coinciden con la de otra embarazada ya piensas que tienes un problema y comienzas a tener preocupaciones tontas que no sirven de nada. Seguro que antes o después me saldrán de golpe el instinto.

      • Responder
        Andrea
        16 febrero, 2015 at 19:37

        Hola, me he sentidio muy identificada al leerte. Estoy de pocas semanas, tuve un aborto natural el año pasado, y claro como que no me lo creo, ni tengo ilusion aun. Y lo primero que viene a la mente es lo del instinto maternal, ahora mismo nada. Luego soy una tita de 10, los cuido, me preocupo, los mimo… pero no es lo mismo. Al final como fue? Te surgio al dar a luz? Gracias

        • Responder
          Planeando ser padres
          17 febrero, 2015 at 12:44

          ¡Jajaja! Anda que si ahora voy y te cuento que justo hoy mi bichilla va a cumplir 15 meses y aún ando buscando eso del instinto maternal. Mira, yo he dejado el trabajo por estar con ella y cuidarla, creo que intento hacerlo todo de la mejor manera posible: seguimos con la lactancia, porteo, colecho para que descanse mejor. Pero eso del instinto, o yo no he sabido reconocerlo o es un cuento que va rodando por ahí. Y yo a mi bichilla la quiero mucho (que te voy a decir, si soy su madre y la he tenido porque he querido) pero esa cosa como sobrenatural del instinto no me sale.

          • chasturi
            20 febrero, 2015 at 00:43

            Jajaja.eso es porque lo piensas como algo sobrenatural pero si tu darias todo por tu pequeña y su felicidad es vital para ti eso para mi es instinto puro y duro. Y ya ni te digo si sigues con lactancia que yo llevo 5 meses y estoy pensando en tantear el bibe a ver si asi duerme mejor

          • Planeando ser padres
            20 febrero, 2015 at 13:50

            La lactancia para mí es cuestión de supervivencia. No sé criar sin la teta. 15 eses hemos cumplido ya. Los 3 primeros malísimos, pero a partir de ahí fue todo rodado. También lo cuento en el blog, por si te quieres animar a no pasarte al biberón. Yo quisiera que mi bichilla durmiese mejor, pero no te engañes, porque cebarlos con cereales no sirve de nada. la mía, que ahora come de todo y se va a la cama para reventar, duerme peor ahora que con 5 meses, así es que por hambre no es. Y hace más tomas nocturnas que diurnas. Seguro que lo que quiere es contacto, y eso no lo arreglan los biberones.

  • Responder
    mOOntsEsteban
    20 mayo, 2013 at 10:19

    Pienso que como siempre cada persona es un mundo y no nos podemos universalizar. Cada una siente a su manera. No te preocupes y relájate. Poco a poco empezaras a notar la barriguita, los movimientos, sabréis el sexo, vendrán los regalos y cada día sin darte cuenta te sentirás más mamá y más ilusionada. Estoy segura, ya que el bebé lo deseasteis con amor y eso es lo único que cuenta.

    Un beso y muchos ánimos en tus trifulcas diarias,

    • Responder
      planeandoserpadres
      20 mayo, 2013 at 13:18

      ¡Muchas gracias! Yo también creo que en cuanto el embarazo empiece a notárseme más físicamente todas estas ideas empezarán a cambiar. Y si no como muy, muy tarde, digo yo que en el momento del parto toda mi vida dará un vuelco y hala ¡instinto maternal por todos lados!

  • Responder
    Pru
    20 mayo, 2013 at 11:01

    Yo creo que tiene que ver con el miedo y la prudencia porque todo vaya bien… yo también lo tenía un poco en cuarentena hasta que ya supe que era una niña y le puse nombre y estaba todo bien… y de repente ya era algo muy real y con existencia propia. Ahora ya no dejo de pensar en ella y en que todo esté bien, y en sus pataditas, su habitación, sus cosas, su ropita, en cómo será… en fin… una vez que empiezas, ya no hay quien lo pare!!!

    • Responder
      planeandoserpadres
      20 mayo, 2013 at 13:20

      Sí, sí lo de la prudencia me parece a mí que lo estoy llevando hasta límites que ya son innecesarios y esto me impide ilusionarme para no tener que desilusionarme después. Pero creo que poco a poco ya lo coy superando, porque todo el mundo está informado (menos en el trabajo) me preguntan, yo cuento mis cositas relacionadas con el bebé y poco a poco se van alejando esos miedos.

  • Responder
    sradiaz
    20 mayo, 2013 at 12:42

    Tranquila que ya surgirá. Creo que es la falta de tiempo de ponerte a pensar, y la falta de evidencias físicas lo que hace que no te pares a analizar la situación… yo supongo que con las primeras pataditas ya será más las cosas de otra manera.

    • Responder
      planeandoserpadres
      20 mayo, 2013 at 13:21

      ¡Qué ganas de que haya movimiento aquí dentro! Creo que eso es lo que me hace falta: una buena patada para comprender que sí ¡que tengo un bebé por aquí flotando!

  • Responder
    El rincón de Mixka
    20 mayo, 2013 at 13:27

    Hola guapa,

    En el momento que esté contigo surgirá, cambiarán todas tus prioridades, aunque… te voy a decir una cosa… Aunque pueda parecer un poco egocéntrica, siempre he pensado que para que las personas de mi entorno estén bien, yo tengo que estarlo. Por tanto, el preocuparse de una misma, por encima de “casi” todo, no es tan malo (siempre y cuando no te lleves a la gente por delante, lógicamente)… Respecto al instinto desaparecido… Creemé, que si durante el embarazo no aparece… cuando veas esa carita que surge de ti, de tu cuerpo… buf, es inexplicable.

    De todas formas… cada una somos un mundo, no somos personas cortadas por el mismo patrón, con lo cual… no creo que haya normas establecidas al respecto. Tus hormonas empezarán a hacer de las suyas en cualquier momento!!

    Yo cuando estoy con mi sobrinito de un mes me entra el instinto maternal… me lo comería, le secuestraría,… en cuanto llego a casa se me quita… Digo, con mi cachorro tengo bastante.

    Has dicho una gran verdad, el tiempo que se marcha, ya no volverá.

    Un abrazo.

    • Responder
      planeandoserpadres
      21 mayo, 2013 at 08:07

      Yo también pienso eso de que “la caridad bien entendida empieza por uno mismo” porque si tú no te sientes a gusto difícilmente vas a lograr que lo estén los demás. Este fin de semana he estado con una mami primeriza que tuvo a su niña hace 3 meses y decía lo mismo, que durante todo el embarazo no logras hacerte a la idea de lo que va a suponer para ti tu bebé, pero que en cuanto llega el parto y lo tienes contigo todo cambia de forma radical. Pues hala ¡sólo me queda esperas unos mesecitos más!

  • Responder
    Mamamedusi
    20 mayo, 2013 at 15:14

    La verdad que me ha sorprendido bastante leer tus palabras! Tengo que decirte que la idea que tengo segun los post que escribes es bastante maternal, no me parece que aun te falte el instinto…
    Yo no puedo explicarte con palabras como lo senti, pero llego una epoca en mi vida en que me di cuenta de que era el momento para ello, y tras valorar pros y contras (lo típico, situacion economica y como afectaria al tema laboral) nos lanzamos a ello.
    Yo nunca he sido muy maternal, en nuestro caso mi marido era mas paternal que yo, pero cuando supe que estaba embarazada todo cambio, hasta el punto de que ahora la maternidad es algo fundamental en mi vida, y me ha descubierto muchas cosas maravillosas.
    Un abrazo seguro que si crees que no te ha llegado el instinto, lo hará en breve 🙂

    • Responder
      planeandoserpadres
      21 mayo, 2013 at 08:09

      Pues nosotros nos decidimos de la misma forma: viendo la situación económica, echando muchas cuentas, planeando las posibilidades de mudanza ¡nada de lanzarnos a lo loco y arrepentirnos después! Y creo que en mi caso me pasa un poco como a ti, que mi marido tiene su instinto tan tan desarrollado ya que el mío se me queda a la altura del betún. ¡Voy a tener que decirle que se lo controle un poquito!

  • Responder
    padresfrikerizos (@padresfrikerizo)
    20 mayo, 2013 at 21:35

    Dudas y son las primeras, no sufras, verás como cuando veas al pequeño todo cambia si no te llega antes. Yo hasta bien entrado el embarazo no es que no tuviera instinto, creo que este lo tienes desde que decides que tienes que tener un miniser, pero es verdad que consciencia de que ya estaba aquí no fui hasta más adelante. Aún cuando nació siempre decíamos “que fuerteeeeeee” pero ya esta ahí 🙂
    Besos

    • Responder
      planeandoserpadres
      21 mayo, 2013 at 08:11

      ¡Jajaja! Sí eso creo que también lo viviremos. El ver al bichillo recién nacido y decir ¡uy lo que hemos hecho! Seguro que la sorpresa nos dura también unos cuantos días a pesar de haberlo planeado todo tanto.

  • Responder
    Diana
    20 mayo, 2013 at 22:02

    Tranquila, como bien dices, no hay dos embarazos iguales ni dos madre iguales. A cada una nos llega el instinto de diferente manera. Pero llegará, cuando te veas la barriga, cuando notes que se mueve, cuando compres ropa, cuando nazca o cuando ya le tengas en tus brazos, que más da! Ya lo sentirás.

  • Responder
    desmadreando
    20 mayo, 2013 at 22:13

    En definitiva: RELAJA.
    El instinto se aprende aunque usted no lo crea. NO es como pum meas en el palito eres madre y voiláaa…El día del parto naces como madre y conoces a un ser que te cambiará para bien y para mal y a partir de ahí vas desarrollando poco a poco y con MUCHÍSIMA paciencia eso que dicen llamar instinto…

    Yo lo llamo “enamorarse perdidamente” pues conoces realmente la palabra del significado AMOR INFINITO.

    ¡Vaya que cursi! pero bueno poco a poco y disfruta que cuando tengas un tripón de 32 semanas por más que quieras trabajar no te dará la neurona y el cansancio y te hará falta la respiración jejejeje

    un besote desmadroso

    • Responder
      planeandoserpadres
      21 mayo, 2013 at 08:15

      Pero yo creí que lo de orinar en el palito sería mágico y no ¡fue un pipí de lo más normal y ahora sigo siendo la misma de siempre! ¡Ay, que ganas de que llegue ya el panzón de 36 semanas y no mi mini panza de 16!

  • Responder
    Los Angeles de la Sierra
    29 mayo, 2013 at 15:37

    Lo que tienes que hacer es dejarte llevar, cada persona es diferente. En estos meses estás viviendo y vivirás los mayores cambios de tu vida y tu cabeza se llena de dudas y preguntas, es normal. No te preocupes!!!!! y no te agobies porque no sientas que el instinto maternal no te ha llegado…. ya llegará, tu tranquila!!!!!

    • Responder
      planeandoserpadres
      30 mayo, 2013 at 08:11

      ¡Ay, pues aquí sigo esperando y no me llega nada! Creo que el resto de preocupaciones (trabajo, mudanza a la vista, búsqueda de piso) me tienen tan liada que no me da tiempo de pararme a pensar en lo que llevo dentro.

  • Responder
    Cambio de prioridades al ser madre - Planeando ser padres
    5 agosto, 2014 at 12:03

    […] es lo de menos, tú un día vas y tomas la decisión (o quizás te pase como a mí, y notes que el instinto maternal se te ha ido escabullendo con el paso de los años y sea tu pareja quien le ponga más ganas al […]

  • Responder
    chasturi
    20 febrero, 2015 at 00:38

    Yo queria ser madre, me encantan los niños y disfruté de mi embarazo (sin exagerar compras para nada)pero en el momento del parto me quedé en shock total. No me emocioné como esperaba que haría tras la llegada de mi pequeña. Fui consciente del amor que sentía por ella cuando unos días despues, yo sola en casa, dandole pecho la miraba embobada. Y el remate fue el dia que se separo del pecho me sonrio y siguio comiendo. Ha dia de hoy no dudo que el instinto existe pero esos primeros dias existia mas el de supervivencia q el maternal

    • Responder
      Planeando ser padres
      20 febrero, 2015 at 13:48

      Yo sólo me emocione de verdad en la ecografía de las 20 semanas, cuando me dijeron que mi bichilla sería una niña Y ya está. Ni lloré durante el embarazo, ni en el parto, ni en el post parto por la emoción. Hija, será que soy muy siesa. Alguna vez, pero ya meses después, sí que me he emocionado espiándola cuando hace travesuras o cuando cree que está sola.

  • Responder
    Nats
    25 junio, 2015 at 20:32

    me sentí identificada con tu artículo.. yo ya voy x la semana 30 y aún no siento ese famoso “instinto maternal” por ningún lado.. Ni la emoción de la primera eco, ni de los movimientos, ni de los regalos del babyshower… ni nada de nada..
    Soy de esas personas bastantes frías y poco comunicativas en realidad.. que se relaciona poco con la gente y tal vez por eso soy así.. no lo sé.
    la verdad los más preocupados son los de mi alrededor.. especialmente mi familia..
    Yo fui de las mujeres que no tenía hijos en sus planes.. pero finalmente me decidí por salir embarazada aunque no convencida al 100% así q no sé si eso tendrá que ver.. Me han recomendado ir al psicólogo para conectarme con el embarazo y la bebe.. pues tampoco soy de las que se toca la barriga (sólo para echarme la crema antiestrías o si tengo alguna molestia) ni de hablarle y la música se la he puesto un par de veces que me acordé de hacerlo..
    Pero bueno.. tal vez como dices ese instinto aparezca cuando la bebe nazca..

    • Responder
      Planeando ser padres
      26 junio, 2015 at 10:15

      No te sientas mal por no tener ese famosos instinto, que me da a mí que es algo un poco peliculero que se ns ha inculcado. Mira, 19 meses tiene ya mi bichilla y dependiendo del día ¡aún lo ando buscando! Y eso que yo di el paso de convertirme en madre porque quise, y siendo plenamente consciente de la decisión que tomaba y de todos los cambios que podría implicar. Pues aún así, sólo en la ecografía de las 20 semanas, cuando me dijeron que sería una niña, se me escapó una lagrimilla de sentimiento. Y para de contar. Ni en el resto del embarazo, ni en el parto y mucho menos en el inicio del post parto. Estás tan atareada con todo lo que se te viene encima que tienes poco tiempo para ñoñerías. Ojo, que eso no quiere decir que no vayas a querer a tu criatura y que en caso de necesidad te llevarías por delante a quien hiciera falta. Pero así, en estado de reposo y en las cosas cotidianas, yo sigo sin ver aparecer ese famosos instinto. Yo no soy experta, pero no creo que estés para ir al psicólogo. Muchas madres tardan meses, incluso años, en lograr esa conexión con sus hijos y no es nada preocupante. También las hay que lo sienten en el momento de la fecundación y las que no lo sienten pero lo fingen. ¡Si es que hay gente para todo!

  • Responder
    Mati
    12 diciembre, 2016 at 13:43

    Mi situación es similar a la tuya, pero llega a un punto preocupante…
    Hace poco más de 2 años, decidimos, más bien porque había que hacerlo (ya tenía 35 años), intentarlo. Todo fue rápido, me quedé enseguida embarazada. Mi trabajo es muy pesado, soy organizadora de eventos y siempre he pensado que cómo me las apañaría.

    En ese primer embarazo todo fue muy muy mal, fue un embarazo ectópico que terminó con una operación de urgencia después de más de 15 días sangrando y de visitas constantes a urgencias durante 1 semana. No todo se quedó ahí, al volver de mi baja (reincorporandome antes de la recomendación del medico) mi empresa decidió después de 4 años que era prescindible, costaba muy cara (pensaban supongo en lo que se les podía venir encima…) y que no era rentable, así que despido disciplinario después de la baja… Con su consiguiente denuncia y todo lo que ello conlleva.

    Ha ido pasando el tiempo y no he sentido nunca las ganas de ser madre, de tener un bebé que me trastoque todo… No me gustan especialmente los niños, si cuando tienen 5 o 6 años, me resultan simpáticos, pero los bebes… para nada.
    Así que ha pasado el tiempo sin volver ni a plantearlo, mi marido creo que tampoco quería presionarme, pero él si quiere tener hijos.
    El año pasado tuve síntomas muy muy fuertes de un posible embarazo, por un olvido, pero al final nada.
    Y este año, pasó algo similar, y bueno decidí, aun no demasiado convencida que bueno si estaba embarazada pues habría que seguir adelante. sin embargo volvió a pasar como el año anterior, pero seguimos intentándolo, y enseguida me quedé embarazada, volví a tener muchos síntomas, pero las pruebas daban negativas, yo creo que tengo síntomas a los 4 o 5 días, y claro no sale la prueba.
    Entre tanto hubo un sangrado por lo que pensé que no podía ser… y decidimos que lo dejabamos para un poco más adelante, por las fechas y mi trabajo…. embarazada en mayo, junio… casi imposible (además ahora soy autónoma)
    Pues finalmente si estaba embarazada, me enteré cuando ya estaba de unas 8 semanas y no supe que estaba de tanto hasta que fuí al ginecologo privado porque quería asegurarme de que todo estaba bien, estaba ya de casi 10 semanas…
    Ahora estoy de unas 14, y estoy como si nada, no pienso mucho en el bebe, me preocupan más el resto de cosas, el trabajo, la casa, como organizar todo, o que me pase algo como la otra vez… Mi marido me pregunta si no tengo ganas de verlo y le tengo que contestar que no… realmente me da un poco igual, y me da mucho que pensar.
    Él dice que seré buena madre, que podré con todo, como siempre lo he hecho, pero el renunciar a una serie de cosas… se me hace muy cuesta arriba. A mi me encantan los animales, y no puedo ver ningún animalillo abandonado porque me lo llevaría a casa… Y mi marido dice que conforme trato y siento por los animales, no puede ser que no quiera a mi hijo.

    Por el momento ni siquiera lo he dicho a mi entorno laboral, me cuesta mucho. Creo que la gente va a esperar que lo diga emocionada, y realmente no lo estoy.
    Pero ya no puedo retrasarlo más, no se me nota mucho porque estoy muy delgada, pero si que he engordado un poco y eso puede dar que pensar…

    La verdad que no se como terminará esto, espero que llegue el momento en que tenga ilusión y que me apetezca ver cosas de bebes… Ahora solo miro las pruebas que he de hacerme y que puede pasar o no pasar… Supongo que muchas habrán pasado por situaciones similares, pero creo que si no se pasa no se puede entender.

    Siento el rollazo, pero sentía la necesidad de desahogarme de alguna manera.

  • Responder
    lore lo´
    13 diciembre, 2016 at 00:03

    Estoy maravillada con tus publicaciones, vaya que sabes expresar lo que se siente. Estoy de 17 semanas y la misma pregunta me hago, supongo que cuando empiece a sentir sus movimientos, o cuando me digan que es,.. espero que me salga el instinto maternal la verdad me preocupa que nazca el bebe y yo siga tan indiferente, ademas teniamos ya 4 años buscando el embarazo es lo que mas me sorprende, pero tambien he llegado a la conclusion de que es solo que me estoy protegiendo por si “pasa algo malo” que no me duela tanto sabes? esque yo ya tuve un ectopico reventado que la pase bastante mal, perdi una trompa y mucha sangre, y aunque ya pase esa etapa y me dicen que todo va bien, sigo pensando en que algo malo le puede pasar a mi bebito, que dios este con todas las q estamos esperando bebe y nos los proteja, saludos! =)

  • Responder
    Kathy
    6 febrero, 2017 at 12:00

    Me siento totalmente identificada contigo. Estoy de 16 semanas y no me siento pletórica…. tengo un embarazo fatal, lleno de nauseas y vómitos, dolor de ciatica, acné, dientes sensibles, el pelo se me ha vuelto grasísimo, encimo empecé con muchas pérdidas y parecia que terminaria en aborto natural aunque al final ha ido todo bien… en fin… que no está siendo tan idílico como todo el mundo me decía. Además tuve un aborto natural hace 2 años y mira que ha sido un niño buscado y todo… así que no entiendo por qué no me muero por comprar ropita ni por hacerle la habitación. y cada día estoy más harta del “ay nena disfruta!!” porque básicamente no se si tengo que disfrutar más de las nauseas o de los vómitos jajaja.
    Sé que puede parecer como que no quiero a mi hijo (ya me han dicho que es un nene) pero nada mas lejos de la realidad… me lo quiero y es un niño deseado pero no tengo esa conexion que oigo a muchas madres ni me siento “embarazada” de verdad… Cada vez que mi suegra o alguna amiga se muestra demasiado frenética de felicidad no hace más que recordarme como me debería de sentir y eso me pone de mal humor porque me siento culpable así que me pongo un poco borde y cortante con ellas…
    Además no ayuda ver como me crece la barriga, sé que puede sonar ridiculo, pero ver como la ropa no me queda igual que antes no me ayuda. Ha afectado a mi autoestima ya que no veo guapa ni mucho menos atractiva (aunque mi marido me diga que estoy guapisima) pero siempre he sido muy delgada y aunque nunca he tenido un cuerpazo ya que soy mas bien finita y con pocas curvas, la verdad es que estaba satisfecha con lo que tenía y me sentía bien al mirarme al espejo. Ahora me veo diferente y aunque parezca una tonteria, no gustarme a mi misma ha afectado a mi lívido y a las relaciones intimas con mi pareja…. vamos que tengo el pack completo jeje

    Espero llegue un dia que me vea con mi barriga y me sienta guapa y que esa conexión con el bebe se vaya construyendo poco a poco… pero me da miedo que nunca sea como “se supone que debería de ser” y ojala se me despierte cuando me de la primera patadita…

    Duele cuando la gente me juzga (a veces sólo con la mirada) al oir lo que siento ya que no saben lo que pasa por mi cabeza o mi corazón.. yo no decido sentirme así… OJALA fuese como las embarazadas de la TV que siempre lucen felices y no se aguantan a comprar ropita o juguetes… pero la verdad es otra.

    En mi defensa siempre digo que “nos venden la moto” un poco con lo del embarazo ya que hay embarazos buenos y malos y quisiera pensar que si mi embarazo hubiese sido bueno (o si no hubiese tenido un aborto) estaría más ilusionada o me sentiría diferente y que no tiene que ver como siento ahora con mis sentimientos hacia mi bebe. Cada persona es diferente y a cada una vive el embarazo como puede.. aunque desearia ser del otro tipo de embarazadas para no sentirme mala madre… Quiza deberia ir a un psicologo y que arregle lo que sea que este mal en mi.

    lo siento por todo el rollo que he soltado pero necesitaba decir lo que muchas veces tengo que callar para evitar ser juzgada..

    • Responder
      Elena
      19 agosto, 2017 at 18:52

      Me siento 100% identificada con ambas….Tengo 20 semanas y me siento igual.

  • Responder
    Instinto bajo 0
    1 octubre, 2017 at 21:53

    Buscando en Google “estoy embarazada y no tengo instinto maternal” he llegado a este post, y la verdad me alivia bastante ver que no soy una extraterrestre ni nada por el estilo. Como otras futuras mamis que han comentado aquí, yo ahora me encuentro en mi semana 16 y mi instinto maternal sigue bajo mínimos. ¡Claro que me estoy informando de todo lo que pasa cada semana en el embarazo! Pero de ahí a tener unas ganas locas de comprar cosas para el bebé… O pensar en preparar su habitación… me dan una pereza tremenda. Mi madre y futura abuela tiene instinto maternal hiperdesarrollado y ya está pensando hasta en marcas de pañal, revistas que debería leer… Ufff a mí todo esto me agobia muchísimo y me parece muy pronto para pensar en ello. Se lo intento explicar a mi madre y no me entiende… No le cabe en la cabeza que estos asuntos me sigan interesando poco o nada.
    Por lo demás no puedo tener queja, el embarazo marcha de maravilla, no he tenido apenas molestias, y el bebé sin ser especialmente buscado (la verdad fue un poco shock la noticia, tanto para el papá, como para mí), pero si es un bebé querido, y tras asimilar la noticia nos alegramos un montón. Pero una cosa es eso y otra sentir que te derrites cuando ves un bebé, querer coger en brazos a todos los bebés del mundo…. (Yo soy la típica que huye de esas situaciones jejeje). Así que espero que cuando el mío nazca cambie la cosa… Porque si no lo llevo claro!
    Sigue aterrándome la idea del cambio de vida tan brutal que va a suponer y la renuncia a tantas cosas… Francamente sigo sin verme preparada. De momento seguiré leyendo lo que encuentre sobre crianza y tener alguna mínima idea de algo cuando nazca mi hij@… ¡Mucho ánimo a todas! Sigamos a la búsqueda del instinto maternal perdido 😉

  • ¡No te cortes, deja un comentario!

    La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos es para gestionar los comentarios que realizas en este blog. Legitimación: Al marcar la casilla de aceptación, estás dando tu legítimo consentimiento para que tus datos sean tratados conforme a las finalidades de este formulario descritas en la política de privacidad. Como usuario e interesado te informamos que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de Webempresa Europa S.L., con domicilio social en Madrid, C/ Almagro 11 6º 7ª 1 C.P. 28010 España. El hecho de que no introduzcas los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podrá tener como consecuencia que no pueda atender tu solicitud. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en info@planeandoserpadres.com así como el Derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de privacidad y cookies que encontrarás en el menú del blog.