Trabajo y familia

Disimular el embarazo en el trabajo: la situación se complica

Disimular el embarazoLos que seguís el blog desde sus inicios ya estaréis más que hartitos de escucharme hablar sobre lo mal que pienso que se van a tomar en el trabajo el tema de mi embarazo, donde desean tener becarias eternas,  dificultan tu estancia en tu puesto y te acusan de haber pergeñado todo este maléfico plan en contra de tus compañeros de trabajo y tratan de dificultar la baja por maternidad haciendo que te plantees el abandono definitivo de tu puesto. De ahí mis precauciones para que el asunto pasase desapercibido durante el máximo tiempo posible y de momento mi anatomía con sobrepeso parecía que estaba ayudándome mucho a ocultar mis 16 semanas de embarazo. Pude disimular el embarazo en el trabajo y nadie sospechaba nada y hasta hace poco yo estaba bien feliz con que esta situación se prolongase tal cual durante el máximo tiempo posible. Pero han empezado a ocurrir ciertas cosas que me van a obligar a declarar mi estado antes de lo previsto, con las subsecuentes consecuencias que sospecho que el descubrimiento me va a acarrear.

1. Me he dormido en público. Recuerdo que era un día caluroso, allá por la semana 15 del embarazo cuando tras un almuerzo con las compañeras de aquagym no me quedó otra que salir disparada para acudir a un seminario relacionado con nuestro ámbito laboral, pero cuyo interés para mi desarrollo profesional me pareció nulo. Venía un experto internacional, desde EEUU, para dar una charlita de hora y media y allí habíamos congregados no más de 8 personas (todos por obligación). Vamos que no era la única a la que el tema se la traía al pairo. El hombre era muy simpático pero tenía un tono de voz demasiado suave, hablaba en inglés, eran las 4 de la tarde, hacía calor y me acababa de hartar de comer. A esto le sumáis el embarazo ¿y qué creéis que pasó? Efectivamente, me quedé dormida 3 veces y dando cabezazos de un lado a otro, además de luchando contra el temor de caerme de la silla en cualquier momento. Mi jefa, sentada a mi izquierda, pareció no darse cuenta, pero como esto siga así va a creer que soy narcoléptica o voy a tener que contarle la verdad.

2. Ganas de mandar a la jefa al más allá. Por decirlo un poco finamente. Pero hay días en los que me levanto y no soporto ningún tipo de crítica contra mi trabajo, porque soy muy concienzuda y porque la mayoría de las veces la que se equivoca es ella (porque no entiende los gráficos, las bases de datos, se olvida de problemas que ya le señalé en su momento y que ahora le parece que los acaba de descubrir ella solita, etc.) Y claro yo con el embarazo estoy muy alerta para no desatender mis tareas y que alguien sospeche que estoy teniendo despistes por causas hormonales sobrenaturales, con lo cual si encima me llaman la atención sobre errores que no son míos sino de más arriba, se me altera el pulso, la sangre y todo lo que me corre por dentro, me vuelvo una borde, hablo con monosílabos, en tono cortante y estoy deseando colgar el teléfono para no decir abiertamente algo de lo que pueda arrepentirme un segundo después.

3. Pérdida de paciencia. Esta está íntimamente relacionada con la anterior, pero ya no tiene que ver sólo con la jefa sino con todo el grupo de trabajo. A ver, si hacemos reuniones de 6 horas por la tarde que no sean para charlar de lo que hemos hecho el fin de semana, porque para eso me quedo en mi casa tumbada panza arriba y lo hablamos por teléfono. Si tengo que desplazarme al centro de trabajo que saquemos algo de provecho para el proyecto, y que no se nos pasen las horas hablando de nimiedades, criticando a otros colegas de profesión o tratando de ver por qué la impresora no imprime, en lugar de llamar directamente al informático para que nos lo solucione en dos minutos. Por favor, optimicemos el tiempo que voy a ser mamá y no estoy para perderlo con tonterías.

4. Organización de tareas a largo plazo. Ya se empieza a hablar de tareas para el próximo curso, reparto de asignaturas en las que las becarias deberemos prestar apoyo y claro, la semana que viene tenemos reuniones en las que nos explicarán el plan de trabajo que se va a desarrollar a partir del mes de septiembre. Si todo va según lo previsto, yo saldré de cuentas a principios de noviembre, por lo que poco apoyo voy a poder dar durante el primer semestre. Moralmente quiero confirmarles mi embarazo, para que tengan en cuenta el tiempo que voy a estar de baja y tengan n periodo suficiente para redistribuir mis tareas. Pero egoístamente sé que el trato que me van a dispensar en los próximos meses va a ser radicalmente distinto, voy a sufrir constantes presiones, tensiones y situaciones de estrés a las que no estoy acostumbrada, por lo que pensando en el bien de mi bebé y en el mío propio, prefiero seguir ocultando el embarazo durante al menos un mes más. Pero la cosa se está complicando mucho.

¡Ay, vivo sin vivir en mí! Quiero ser leal con ellos pero sé que no me van a pagar con la misma moneda, y claro antes de lanzarme a hacer algo que va a perjudicarme seriamente tengo que darle muchas vueltas al coco. Y esto hace que no duerma por las noches y luego me vaya quedando dormida por las esquinas ¿Cómo planteasteis vosotros el tema del embarazo en vuestros trabajos? ¿Os sorprendieron con una buena/mala reacción? ¿Habríais actuado de otra manera ahora que ya habéis pasado por esto una vez? A ver si así logro aclararme un poco las ideas y dejar este obstáculo a un lado para seguir viviendo mi embarazo con tranquilidad.

Esto te puede interesar

49 Comentarios

  • Responder
    planeandoserpadres - El Papá
    24 mayo, 2013 at 08:32

    Si sostener esta situación te provoca igualmente estrés, considera decirlo de una vez para quitarte de encima el remordimiento de conciencia y, por qué no, descubrir que tus expectativas eran en exceso pesimistas, y que la situación la sobrellevan mejor de lo esperado. Además, con más margen de tiempo quizás puedas demostrar que sigues comprometida y que pueden contar contigo.
    Ya te he dado mi opinión muchas veces, pero hasta hoy no por el blog. Un beso 🙂

    • Responder
      planeandoserpadres
      24 mayo, 2013 at 10:43

      ¡Jajaja! No sabía que eras tú zángano. Veremos haber qué opina el resto del pueblo y el lunes lo decidiré en firme.

  • Responder
    ANONIMO
    24 mayo, 2013 at 08:33

    Yo directamente creo que cuando de la noticia de un embarazo voy directamente a la calle.
    Y si, llevo 7 años en la oficina, estoy sola en ella, lo llevo todo, y todo va bien, pero creo que voy a la calle… ojala me equivoque…
    y como tu dices… tambien creo que no me pagaran con la misma moneda.. pero . tu tienes que pensar en ti y en tu bebe…
    Yo seguiria esperando para decirlo,

    • Responder
      planeandoserpadres
      24 mayo, 2013 at 10:44

      ¡Una de las mías! Secretismo hasta el final. Pero a este plan también le veo fallos porque realmente no quiero obstaculizar el trabajo del resto del equipo. ¡Ay qué sinvivir!

  • Responder
    Bombones
    24 mayo, 2013 at 08:46

    A mi me parece que el resultado final no va a verse alterado por el tiempo que esperes a decirlo. Y que en cambio, el estrés que te puede quitar de encima el comunicarlo, es impagable. El estres no solo te impide dormir a tí por las noches, puede ser peligroso. Así que yo primaría el poder estar lo más tranquila posible.
    Al final, lo que decidas hacer estará bien hecho, pero no le des más vueltas al asunto que las que requiere.

    • Responder
      planeandoserpadres
      24 mayo, 2013 at 10:45

      Por una parte comparto tu opinión: lo suelto todo, me quedo en la gloria ya vivir mi embarazo felizmente. Pero por otro pienso que el contarlo me va a acarrear una serie de complicaciones en el trabajo que no sé si acabarán por estresarme más que mantener el secreto.

  • Responder
    Luci
    24 mayo, 2013 at 09:08

    Ufffff, qué difícil…Pero es que yo trabajo de lo mismo que tú. Así que yo te diría que sigas con tu decisión hasta que no puedas disimularlo más. A ver, que aquí hay que ser egoista y si crees que va a ser lo mejor, hazlo. Me ha encantado lo de sobarte en el seminario….te diré que yo NO estoy embarazada (que ya quisiera estarlo) y me duermo igual que tú, aunque sin dar cabezadas, jajajajaja. Es más, mi jefe el catedrático, se queda sobado y no sólo da cabezadas, si no que ronca!!!! y son sus invitados, ¿eh? jajajajaja.

    Lo de programar asignaturas…pppffff, que les den. Que cuenten contigo para lo que sea y luego ya te buscarán sustituto cuando toque. Míralo por el lado bueno, igual tienen que contratar a otra persona mientras tu estás de baja. Así que gracias a ti, un parado menos!!!

    Por lo de tener menos paciencia….yo creo que tu jefa siempre ha sido así….jajajajajja. Lo que pasa es que ahora te das más cuenta, porque aguantas menos tonterías….jajajaja. Te lo digo porque ni mi jefe, ni los del resto de compañeras becarias, son muy avispados…Debe ser cosa normal, cuando eres jefe.

    Muco ánimo y aguanta y piensa en ti y menos en los demás, que lo mereces :). Quédate con que ellos no mirarían por ti mucho, si supieran lo de tu embarazo, como has dicho, ¿no? Pues no mires tú por ellos. Ya está bien, hombre ya. Jajajajajajaja

    • Responder
      planeandoserpadres
      24 mayo, 2013 at 10:47

      ¡Jajaja! Me gusta tu técnica de «que les den a todos y yo a pensar en mí». Pero me sabe mal complicarle la faena al resto y al final seré tonta y acabaré por contarlo ya mismo para que ellos se organicen y me puedan martirizar todo el tiempo posible antes del parto. Ellos vivirán felices y yo estresada igualmente, o bien por seguir manteniendo el secreto o por el nuevo ambiente laboral.

  • Responder
    Diana
    24 mayo, 2013 at 09:54

    Es una situación complicada la tuya, por las características de tu trabajo, aunque pienso, que en temas organizativos, quizás deberías plantearlo ya, para que no repartan tareas contigo para el futuro.
    Yo tuve suerte, trabajo en un hospital público y joven y la maternidad está a la orden del día.
    Ya nos contarás.

    • Responder
      planeandoserpadres
      24 mayo, 2013 at 10:49

      Yo trabajo en una universidad pública y el problema no es de la institución sino del superior directo, que odia a los niños, a las mujeres con niños y probablemente a las cigüeñas que los traen también (esto tengo que investigarlo). Y creo que debería ir preparándose porque somos un grupo de 11 mujeres y todas en edad de procrear…

  • Responder
    sradiaz
    24 mayo, 2013 at 10:00

    Es que tienes un plan… pobrecilla. ¿Hay precedentes en tu trabajo de alguna embarazada? Si es así puedes incluso afiliarte a un sindicato y cuando digas que estás embarazada a tus jefes comentárselo como de pasada. Si ellos te presionan, tu vas a saber que hacer (porque te informan y apoyan) y a muy malas vas a tener a alguien que va a dar la cara por ti para que no lo pases tan mal. Es sólo una idea.

    • Responder
      planeandoserpadres
      24 mayo, 2013 at 10:53

      Sí que hay precedente y de ahí mi pánico a la situación. La otra chica trabajaba gratis, vamos que ya más no se le podía pedir y lo hacía para ampliar curriculum. Cuando se quedó embarazada dejaron de contar con ella para muchas actividades que podía haber hecho perfectamente y al acusaban de haberse tomado casi un año de baja por maternidad. ¿Qué baja? Si trabajaba por amor al arte. ¡Sólo quedaría que estuviese sin contrato y pagando una guardería para seguir estando en el grupo! Se le marginó de muchas cosas y hasta casi 3 años después prácticamente sólo se ha vuelto a contar con ella de forma esporádica, se le han negado becas… en fin que yo temo tener que vivir todo esto por lo que pasó ella. Espero no tener que recurrir a tanta ayuda oficial por mantener el suelo porque si el ambiente es malo… ¡me van a hundir!

      • Responder
        sradiaz
        24 mayo, 2013 at 11:26

        No le des muchas vueltas de momento, que te pones nerviosa y lo pasas mal antes de tiempo… cuando llegue el momento, ya se verá.

        • Responder
          planeandoserpadres
          24 mayo, 2013 at 15:58

          ¡Uy esto sí que no lo puedo evitar! Toda la vida me la paso anticipando situaciones y sufriendo a lo tonto por adelantado. Mira que lo intento cambiar pero no hay manera.

  • Responder
    menciablog
    24 mayo, 2013 at 10:39

    Todo ese comecome afecta al bebé, que lo sepas… Trata de tomártelo con filosofía, lo que tenga que ser en gran medida no depende de tí, la suerte está echada. Yo con el primer embarazo no tuve gran problema pero me quedé sola en el dpt y con tanto agobio por cumplir con mis obligaciones me agobié mogollón. Resumen rotura de aguas y niño prematuro y bajo de peso. No te quiero meter miedo en el cuerpo pero CUÍDATE. En el segundo embarazo, tres meses después, lamentablemente me costó el puesto de trabajo, dos embarazos seguidos fue too much para la empresa que encima estaba en crisis… Aquí los importantes sois tú y tu bebé. El resto vendrá sólo, tiempo al tiempo…

    • Responder
      planeandoserpadres
      24 mayo, 2013 at 10:56

      ¡Ahhh! Lo que le faltaba por leer al futuro papá. Porque este me tiene atemorizada con lo del estrés y la forma en que afectará al bichillo. Yo es que no he tenido estrés nunca y de momento creo que sigo bastante tranquila viviendo feliz con mi secreto. Pero va a llegar un punto de no retorno en el que tendré que contarlo sí o sí y puesto que tendremos esta reunión la próxima semana, creo que podría ser un buen momento para aliviarme de esta carga y ¡cruzar los dedos para tener suerte!

  • Responder
    Esther
    24 mayo, 2013 at 13:03

    Cuídate, el estrés te afecta a tí y a tu bebé!!
    Se lo tome bien o mal tu jefa, es lo que hay y supongo que su reacción será la misma ahora o dentro de un mes. Quizá si pueden organizarse ahora el tema de septiembre te lo agradece, aunque evidentemente no te lo diga.
    Todo depende de como estés ahora, si te lo puedes tomar con mas tranquilidad, que les den (como dicen otras opiniones) y se lo dices mas adelante.
    Si ahora estás estresada y te sabe mal que lo organicen todo para luego nada, pues cuéntalo y que pase lo que tenga que pasar. Si estás comiendote la cabeza con el tema, no disfrutas de tu embarazo! Y aunque quizá no sea el único que tengas, sí el primero!

    Si después de dar la noticia te presionan, te estresan, te aislan, en fin, te hacen mobbing (como a esa compañera tuya que se quedó embarazada), te cojes la baja (imagino que aunque seas becaria podrás…no?) y que se las apañen!
    Se ve muy facil desde fuera, lo sé, además a mi no me pusieron ningún problema. En mi trabajo somos casi todas mujeres y la mayoria han tenido ya hijos o están en edad de tenerlos.

    En fin que tú y tu bebé sois ahora lo mas importante y a tu jefa amargada antiembarazos y antiniños que le den!

    • Responder
      planeandoserpadres
      24 mayo, 2013 at 16:01

      ¡Otra que se suma a la corriente de opinión «que les den a todos y yo a pensar en mí»! Yo no creo que esté estresada de verdad con el tema. Algo nerviosilla y pensativa sí pero estresada lo que se dice estresada juraría que no. De todas formas, me parece que ya de la semana que viene no va a pasar porque no quiero mentir y hacerles pensar que pueden contar conmigo para tareas en las que no voy a poder estar. Y mira lo de la baja psicológica no me lo había planteado (no quisiera molestar más de lo que lo voy a hacer con la baja física) pero a lo mejor me terminan volviendo loca de verdad y no la cojo sólo como excusa. ¡Uy qué panorama!

  • Responder
    Siénteme: embarazo, lactancia y crianza.
    24 mayo, 2013 at 14:03

    Me suscribo a todos los comentarios que te han hecho, sobre todo al de tomártelo con filosofía, porque, quieras o no, esta situación de estrés afecta a tu embarazo. En mi caso me pedí una baja extra de 4 meses más (es decir 4 meses legales más 4 que me fui a la calle) y estuve 8 meses de baja, después me dejaron volver al mismo puesto que tenía (suerte que tiene una), pero sé que es difícil que esto pueda ocurrir en cualquier otra empresa, la mia, en esos momentos reunía las condiciones para poder hacerlo ya que había gente que podía hacer mi trabajo sin tener que recurrir a otra persona (buenas compañeras 🙂 ).
    Espero que te animes a contarlo en tu trabajo y que su reacción sea positiva, seguro que, por lo menos te quedas más tranquila.
    Para cuando vuelvas a incorporarte al trabajo, aquí puedes leer algunos consejos y derechos que tienes para poder seguir alimentando a tu pequeño.
    Suerte!

    • Responder
      planeandoserpadres
      24 mayo, 2013 at 16:03

      No confío en tener tanta suerte como tu en tu primer embarazo pero bueno como ya me he hecho a la idea de lo peor ¡todo lo que pase va a ser mejor que lo que yo tengo escenificado en mi mente!

  • Responder
    Mis2monstruitos
    24 mayo, 2013 at 15:09

    Mi pareja lo tuvo que decir a las 12 semanas por una complicación que hubo, y bueno, aunque para algunas cosas la empresa es muy rígida, el trato humano recibido fue muy bueno, la verdad, no se puede quejar, ni yo tampoco por como la trataron.
    Eso de que los jefes les pille de nuevas algo que has repetido y repetido hasta la extenuación es muy típico. A ver si vamos a ser compañeros de trabajo, jejejeje

    • Responder
      planeandoserpadres
      24 mayo, 2013 at 15:34

      Supongo que todos tenemos más o menos las mismas quejas sobre los jefes. Ojalá me equivoque con mis suposiciones y en cuanto lo diga todo sea relativamente normal.

  • Responder
    Mis2monstruitos
    24 mayo, 2013 at 15:10

    El papá demuestra una gran cordura! Viva por los XY

    • Responder
      planeandoserpadres
      24 mayo, 2013 at 15:33

      ¡Jajaja! Claro, si al final la única loca afectada por las hormonas voy a ser yo… ¡mira cómo se defienden entre ellos!

  • Responder
    nary85
    24 mayo, 2013 at 16:27

    Pues vaya plan!!! La verdad es que yo no tengo ese problema porque trabajo desde casa y para mi misma… pero en tu caso te recomiendo que lo digas cuanto antes! No es bueno que t crees ese estrés en este periodo.
    Yo por lo que he visto con ex compañeras mias no ha sido tan malo… es verdad que las empresas son bastante egoístas y que a pesar de tus esfuerzo y dedicación, no suelen pagar con la misma moneda, pero yo he visto que la mayoría de veces por embarazo tienen cierta ternura que les impide hacerte nada!
    Es más.. por ley no te pueden echar!!!
    Claro que se pueden inventar cualquier otra cosa, pero tienen todas las de perder…

    Sé valiente y no te preocupes de lo que pueda pasar, porque lo hecho, hecho está y tarde o temprano cuando lo digas, si se lo tienen que coger mal, lo cogerán! Además decirlo también puede ayudarte ya que tus compis te podrán echar algun cable cuando lo necesites!! ANIMOS!!!

    • Responder
      planeandoserpadres
      25 mayo, 2013 at 07:06

      Si el problema no es la empresa en sí, que es una universidad pública con miles de trabajadores donde esto está a la orden del día, sino mi grupo de trabajo en el que esto del embarazo no está nada bien visto. En el único precedente que tuvimos, la chica ya no volvió a ser para el grupo lo mismo que antes, a pesar de que nada cambió en su forma de trabajar. Sé que no me echarían, por lo menos no hasta que toque la renovación de la prórroga del contrato, pero mi temor es que me dificulten mi estancia allí. Por las compañeras la verdad es que no tengo miedo, porque seguro que se lo toman bien. Bueno ¡este fin de semana tomaré la decisión!

      • Responder
        nary85
        25 mayo, 2013 at 09:33

        Mmmmm… Es bastante complicado veo!! Animos y ya nos contaras lo q haces!

  • Responder
    El rincón de Mixka
    24 mayo, 2013 at 18:26

    Yo la verdad es que tuve una buena experiencia. Tenía mucho miedo a decirlo y la verdad fue totalmente infundado. Pero claro, de eso te das cuenta después. También es cierto, que yo trabajo en una empresa pública… y aunque de funcionaria tengo más bien poco o nada, es posible que las cosas sean distintas.

    La verdad, tu embarazo es una realidad… Es cuestión de tiempo que se enteren… Al final el hecho de ocultarlo demasiado tiempo es peor, o no. Es una cuestión complicada y una decisión muy personal la verdad.

    Ya nos contarás tu experiencia!! Espero y deseo que todo vaya bien y no tengas que «enviar» por paquete urgente y sin franqueo a nadie, a lo que viene siendo… a paseo.

    Un besazo guapa.

    • Responder
      planeandoserpadres
      25 mayo, 2013 at 07:08

      ¡Pues tenemos casi la misma situación! Yo trabajo en una universidad pública pero no soy funcionaria, sino becaria, así que espero que me pase como a ti y que luego las cosas no sean tan malas como me las figuro. ¡Ay. creo que tu comentario está haciendo inclinarse la balanza hacia la decisión de contarlo ya!

      • Responder
        El rincón de Mixka
        25 mayo, 2013 at 11:08

        Jijijijijijijiji a mí me miraron con cara de haba después del tiempo cuando les dije que tenía miedo a contarlo… De hecho mi jefe prácticamente me obligó, pero en plan bien a que cogiera la baja. Como ya te conté, engordé 25 kg… y no podía con la vida.

        Espero que tengas esa suerte y todo sea un mal rato infundado.

        Feliz sábado guapi!

        • Responder
          planeandoserpadres
          26 mayo, 2013 at 07:39

          ¡Es verdad que engordaste muchísimo! Bueno creo que ya he decidido que mañana mismito lo suelto ¡A ver qué tal!

  • Responder
    Pru
    24 mayo, 2013 at 22:03

    Si la situación te estresa deberías quitártelo de en medio cuanto antes, yo lo diría… tienes derecho a estar embarazada!!! Yo no te puedo contar mi caso porque soy autónoma así que ya ves, con contármelo a mí misma, jaja…

    • Responder
      planeandoserpadres
      25 mayo, 2013 at 07:10

      ¡A los derechos! Es que a esa mujer le gusta controlar todos los aspectos de la vida privada de los demás: que si esta sale mucho por las noches, que si la otra gasta demasiado en viajes de fin de semana, que si no se quién de dónde sacará el dinero para no repetir modelito nunca… ¡A ver qué me toca oír de mi bichillo!

  • Responder
    padresfrikerizos (@padresfrikerizo)
    25 mayo, 2013 at 09:06

    Fuera estrés a la de ya, te aseguro que es lo que menos necesitas. Si te valoran realmente no habrá problema y si no será lo mejor que hayas hecho para tu conciencia y tranquilidad mental, ya llegara otro eso seguro. Las mujeres como jefas son peores que los hombres sobre todo cuando no entienden o no paran de criticar así que ya sabes!!
    Besos

    • Responder
      planeandoserpadres
      25 mayo, 2013 at 09:52

      Sí a veces es para darnos con un palo en la cabeza porque somos más papistas que el papa, bueno en este caso más machistas que los machos. Creo que al final me voy a decidir por contarlo y sentarme a esperar las repercusiones. ¡Buen fin de semana!

  • Responder
    padresdetrillizas
    25 mayo, 2013 at 15:16

    Yo creo que deberías de comunicarlo ya, para dejar ver tu buena actitud, que sigues comprometida, etc… así podéis organizar el trabajo durante tu baja… Si se lo toman mal, qué se le va a hacer, ya estás preñada! ja, ja, ja!! Pero tú podrás estar más tranquila seguro…

    • Responder
      planeandoserpadres
      26 mayo, 2013 at 07:40

      ¡Ay sí , un poquito de tranquilidad estaría muy pero que muy bien! Creo que lo contaré ya y a lo mejor hay suerte y no reaccionan tan, tan mal.

  • Responder
    canela y bach
    25 mayo, 2013 at 22:33

    Jo, leo tu post, los comentarios y me voy indignando por momentos al ver en la situación en la que nos colocan a la mayoría de las mujeres. Es una pasada.
    Afortunadamente no sé qué es temer por tu trabajo por estar embarazada y eso es ya todo un lujo pero supongo que haría aquello que me hiciera sentir bien con MI embarazo… incluido el coger una baja en caso de que cambiara mi situación por el único motivo de estar embarazada. Es intolerable. Imagino qie nadie te agradecerá después tu esfuerzo, dedicación o preocupación… hazlo por tí y sobre todo por tu bebé: cuidate, suponga eso lo que suponga.
    Ánimo y disfrutad del momento.

    • Responder
      planeandoserpadres
      26 mayo, 2013 at 07:42

      La verdad es que nunca me había planteado lo de coger la baja antes del parto, porque como de momento lo llevo tan bien en secreto y sin molestias típicas del embarazo… pero claro, si comienzan a martirizarme mucho con el tema, supongo que lo de la baja puede convertirse en una especia de «venganza» por el mal trato recibido. Bueno, hoy estoy optimista y a ver si mañana cuando lo cuente resulta que la cosa no era para traumatizarse tanto.

  • Responder
    NoEsPaisParaMadres
    26 mayo, 2013 at 23:00

    Me cabrea tu situación mucho muchísimo.

    Yo sé que si siguiera en mi trabajo hubiera tenido muchísimos problemas desde el minuto 0 de saber que estoy embarazada.

    La gracia que me hace que dicen ser de izquierdas y luego mira.

    Entiendo que quieras esperar todo lo posible aunque te cause un poco de estrés. Estrés nada comparable con el que tendrías si supieran tu estado y se lo tomasen mal.

    Yo, si llego a saber que al final tomamos esta decisión, no me voy del trabajo y me quedo preñada aguantándome la noticia todo lo que pudises. Así me pagaban el embarazo hasta que decidiesen que hacer conmigo. Tonta que es una.

    Aunque, que quieres que te diga, sin tener que verles la cara estoy más pobre pero muuuuucho más tranquila.

    Mucho ánimo!!

    • Responder
      planeandoserpadres
      27 mayo, 2013 at 12:14

      Pues al final me he decidido y acabo de contarlo. Por desgracia no me quedé corta con mis opiniones más pesimistas y no ha sentado nada pero que nada bien. Pero bueno, ahora ya está dicho y lo cierto es que no puedo «desembarazarme» así es que a esperar que todo transcurra de forma tranquila y con pocas miradas de rencor. Me ha hecho gracia tu comentarios obre que en tu trabajo presumían mucho de ser de izquierdas: sí mi jefa también va de progre y de moderna para vestir y comportarse como una quinceañera pero para los temas serios eso ya es otro cantar.

      • Responder
        padresdetrillizas
        27 mayo, 2013 at 13:19

        Pues ala, ya está dicho, es algo que no lo puedo entender, y menos de una mujer, que se tome mal estas cosas. Yo cuando hacía entrevistas de trabajo me preguntaban si tenía pareja, de cuánto tiempo, si teníamos intención de casarnos y tener hijos, si quería familia numerosa… vamos, de lo más «legal» todo, yo flipaba. Por supuesto estoy segura que al candidato B, hombre, no se lo harían, claro…

        Pero luego en mis trabajos he tenido mucha suerte. Hasta mientras estaba con el último tratamiento, que pensé en cogerme excedencia, me dijeron que nada de eso, que me prepararían todo para que pudiera trabajar desde casa esos días, yo tranquila y a mi ritmo, y ya está. A los 5 meses tenía la baja por riesgo de embarazo, claro, y luego 7 meses de baja después sumando unas cosas y otras. en total estuve fuera desde septiembre hasta agosto, que me cogí una excendencia hasta fin de año. Y ellos no sólo me dijeron que sí, sino que me ayudaron… y así da gusto. Yo lo que hice fue molestarme en formar a una persona bien formada para mi puesto, y darle hilo directo conmigo para cualquier cosa que necesitara, y asunto arreglado. Y con la baja por riesgo, que antes estaba subvencionada con 100% de las cuotas de la SS tanto para la que está de baja como para la que sustituía, además, les salía más barata, je, je!!! No en serio, y aunque no hubiera sido así, ellos se trataron genial, así da gusto…

        Tú ya lo has dejado de decir el tiempo suficiente como para saber que todo va bien y sigue viento en popa. Más vale que lo sepan de tu boca que por ahí o por la barriga, que la gente también es muy bocas. Luego como se lo quieran tomar es su problema. Sí, que te influye, por supuesto, pero no se puede esconder eternamente, y tú no vas a estar tranquila. Son ellos los HdP, no tú. Así que tu a lo tuyo, a seguir haciéndo bien tu trabajo como hasta ahora, y si te dicen algo, pues respóndeles educada pero claramente. Y dejes ni uno de tus derechos por el camino, porque ahora, lo más importante, sois tú y el bebé que está en camino.

        Ánimo, y disfruta, sigue disfrutando, aunque haya gente amargada en la vida que nos quiera quitar esto…

        • Responder
          planeandoserpadres
          27 mayo, 2013 at 16:50

          Yo he intentado transmitir tranquilidad, que sepan que la situación puede que se mantenga como hasta ahora si no hay grandes complicaciones antes del parto, pero que obviamente después de dar a luz tendré que tomarme un descanso ¡que voy a ser madre primeriza y no tengo ni idea de cómo voy a reorganizar mi vida! Y claro, ella no es madre, ni lo será nunca por la edad, y esto no lo entiende. Además se le ponen los pelos como escarpias al pensar que alguien pueda decidir tener familia y sacrificar su vocación profesional (ya ves, me esperaba un futuro de becaria eterna, con lo que tampoco estaría renunciando a tanto).
          Cuando le he soltado todo mi discurso sobre el embarazo literalmente me ha dicho «Yo no voy a dar mi opinión sobre esto» y a partir de ahí sólo me ha hecho ver el enorme problema que voy a suponer para la estabilidad política y económica mundial y la biosfera (por lo visto una becaria puede desencadenar todo tipo de catástrofes al quedarse embarazada), nada de preguntas sobre cómo me encuentro, de cuánto tiempo estoy embarazada, si será niño o niña… nada de nada. La conversación ha seguido igual que si le hubiera dicho que me marcho 4 meses sabáticos a la India, porque para ella el problema es el tiempo y lo del bebé se la trae al pairo.
          Pero bueno, ya está todo dicho, ahora creo que sus siguientes pasos serán: primero ignorará la situación durante unos días o puede que incluso durante los 5 meses y que sólo haga comentarios puntuales para recriminarme los trastornos que va a suponer mi embarazo. Pero eso, por desgracia, también me lo esperaba.

          • padresdetrillizas
            27 mayo, 2013 at 21:16

            La verdad es que es una vergüenza que sigan pasando cosas así… y quién se creen que luego mantienen a un país cuando ellos son viejos? Quién lo regenera? Los hijos son riqueza para un país, y parece que aquí nos resistimos a entenderlo…

            Parece que no avancemos… pero tú sí tienes tus cosas claras, así que que no te lo fastidien… que te entre por un oído y te salga por el otro… y todo esto siendo becaria, madre mía, que si te estuviera pagando 100000€ al año aún vería que pudieran tener algún problema… panda de cab… todos!

          • planeandoserpadres
            28 mayo, 2013 at 10:35

            ¡Eso digo yo! ¡Qué sólo soy becaria! Vamos que no creo yo que mi ausencia durante unos meses vaya a trastocar el orden del universo.

          • noespaisparamadres
            29 mayo, 2013 at 11:47

            Pues has sido muy valiente y tómatelo con normalidad, si ellos no quieren hacerlo es su problema. No te estreses y piensa ahora sólo en ti.
            En anterior trabajo todos eran muy progres pero a la hora de la verdad empresarios puros y duros.
            Ains la mujer lo que tiene que aguantar.
            Ya nos irás contando

          • planeandoserpadres
            30 mayo, 2013 at 08:14

            De momento parece que van ignorando el tema, así que sí que me he quedado más tranquila porque yo ya lo he dicho. Supongo que el hecho de que físicamente aún no se me note nada hace que a ellos les cueste más concienciarse. Pero que no se despisten, que ya he cumplido la semana 17 y esto pasa muy rápido.

  • Responder
    Los Angeles de la Sierra
    29 mayo, 2013 at 15:56

    Creo por todo lo que he estado leyendo hasta ahora, ocultarlo te está causando más estrés del que creías, y mucho más que si lo dijeses.
    No deberían tratarte de otra manera, y si lo hacen, que les den!!!!! Vas a ser madre que es lo más normal del mundo, todos estamos aquí porque un día sus madres quedaron embarazadas… y seguros que muchos tienen hijos…. pero de todas formas, te tiene que dar igual el trato que te den, vas a ser mamá y tener un bebé maravilloso… qué más da lo que digan los demás????

    Piénsatelo!!!!! seguro que te quitas un gran peso de encima!!!!!!

    Un abrazo!

    • Responder
      planeandoserpadres
      30 mayo, 2013 at 08:10

      ¡Al final lo conté el lunes! Y una vez pasado el momento traumático ahora mi jefa se hace la loca y actúa como si nada hubiese cambiado: el trato sigue siendo el mismo, no me ha hecho ni un solo comentario al respecto, tampoco se ha interesado por nada del embarazo. Eso sí, cuando llegue noviembre y me ponga de parto ¡que conste que ya la avisé! Que lo mismo se está autoconvenciendo de lo contrario y al final termina liándose y por creer que el embarazo nunca existió.

    ¡No te cortes, deja un comentario!

    La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos es para gestionar los comentarios que realizas en este blog. Legitimación: Al marcar la casilla de aceptación, estás dando tu legítimo consentimiento para que tus datos sean tratados conforme a las finalidades de este formulario descritas en la política de privacidad. Como usuario e interesado te informamos que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de Webempresa Europa S.L., con domicilio social en Madrid, C/ Almagro 11 6º 7ª 1 C.P. 28010 España. El hecho de que no introduzcas los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podrá tener como consecuencia que no pueda atender tu solicitud. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en info@planeandoserpadres.com así como el Derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de privacidad y cookies que encontrarás en el menú del blog.