Embarazo semana a semana

Semana 17 del embarazo

Semana 17 del embarazoLa semana 17 del embarazo no me ha gustado ni mijita y supongo que ha sido porque los nervios por contar en el trabajo que estaba embarazada y por ultimar la firma del piso que finalmente alquilaremos han hecho mella en mi estado de buena esperanza. No he tenido síntomas especialmente molestos ni dolorosos pero algunos me han descolocado por completo.

1. Resfriado. Finalmente he caído en la trampa y el cambio de temperaturas unido a mi rapidez para guardar toda la ropa de invierno y lanzarme a sacar la de verano ha terminado por pasarme factura. Me resfrié durante 3 días, una cosa sencilla, que se me pasó sin tomar absolutamente nada, con 4 mocos mal contados y unas cuantas toses diurnas y muchas nocturnas. Esto me ha supuesto la separación marital durante el turno de noche, porque el futuro papá es incapaz de conciliar el sueño aunque solo tosa una vez en toda la velada. Curiosamente, me puedo pasar el día entero sin toser y en cuanto él entra por la puerta ¡sorpresa! Empiezo y ya no hay quien me pare. El médico de cabecera me dijo hace años que esto es una tos nerviosa, y está visto que este hombre me estresa, porque le faltó tiempo para llamar a su madre y consultarle si ella conocía alguien que se hubiera resfriado alguna vez durante el embarazo ¡Para todo cree que soy la única! Menos mal que justo entonces se me ocurrió empezar a tomar mis nuevas vitaminas prenatales Femibión Pronatal 2, que resulta que contienen el 250% de la cantidad diaria recomendada de Vitamina C ¡oye, y problema solucionado!

2. Bolita de gas y colores extraños. Digo yo que será eso, porque tengo en el lado izquierdo del vientre una molestia que me va y me viene, como si tuviera gases y no entiendo por qué puesto que la alimentación que estoy teniendo y los pocos refrescos que me tomo no pueden haberse situado todos juntitos en esa zona. Además, sigo sin estreñimiento pero lo más curioso del caso es que las deposiciones de esta semana han sido de un color entre verdoso y grisáceo, como si me estuviese hartando de comer espinacas a diario y por lo que como no sé de dónde viene ese fenómeno extraterrestre. He leído que quizás pueda ser por las mismas vitaminas, bueno más bien por el hierro que contienen, así que de momento no le daremos más importancia a la paleta de colores.

3. ¿Mi bichillo ha empezado a hacer burbujitas? Dicen que a estas alturas del embarazo ya hay quien puede notar los movimientos del bichillo. No es que sea algo constante ni lo he sentido todos los días, pero de vez en cuando tengo la sensación de que alguien estuviera soplándome con una pajita dentro de la barriga y salieran pompitas. Es algo muy suave y desde luego no se parece en nada a lo que yo podría identificar como los movimientos del bichillo, pero por si acaso yo lo anoto. No vaya a resultar que finalmente sí que fuese eso y me lo hubiera callado por despiste.

4. ¿Tengo que depilarme menos o son imaginaciones mías y me estoy descuidando? Estuvimos visitando a una mamá primeriza que tuvo a su niña hace 3 meses y me dijo que durante el embarazo notó que tenía que depilarse menos, porque al estar esperando una niña el número de hormonas femeninas se incrementa también en el cuerpo de la madre y esto puede tener este efecto ¡tan deseado! Hasta aquel día lo único que yo había notado era la aparición de los 3 horribles pelos de mi panza, sobre los que ya escribí anteriormente. Pero desde entonces me estoy vigilando, y si bien las piernas y axilas podría jurar que siguen con su ritmo de crecimiento normal, las cejas y el bigote puede que sí hayan ralentizado su crecimiento. O eso, o ya llevo demasiadas semanas sin acordarme de ellos. Si esto es porque voy a tener una niña o no yo no puedo asegurarlo, pero quizás sea simplemente porque las hormonas han afectado a estas vellosidades.

5. Horas de sueño. Pocas, la verdad. Algunos días me acuesto, me duermo en un segundo y a eso de las 5 de la mañana ya estoy en pie y súper despejada. Vamos, con estos madrugones el trabajo me está cundiendo una barbaridad, porque además no noto el cansancio, pero claro a partir de mediodía ya dejo de ser persona y a la noche siguiente ya caigo en un letargo semejante al coma. ¡Estoy trastornadita del todo!

Durante la semana 17 del embarazo, el bichillo parece que no crece mucho y suele seguir con sus 12 centímetros. Sin embargo, va aumentando su peso y ya ha llegado a los 100 gramos ¡Yujuuuu! Lo que son las cosas: mira lo que me alegro de que el bichillo engorde y la depresión que me da si la que coge los gramos soy yo. A partir de ahora va a aparecer el tejido graso de su cuerpo, lo que va a terminar de darle su configuración de bebé humano normal. Con la de grasa que he acumulado yo durante años creo que le va a costar poco esfuerzo apropiarse de toda la que necesite para su correcto desarrollo, aunque la verdad es que no sé si esa grasa la genera el bichillo o me la puede coger a mí de zonas localizadas: ¡Bichillo: si estás ahí y puedes oírme coge toda la grasa que quieras de la zona abdominal!

Desde ahora y hasta el momento del parto el bebé va a pasar ratos dormidos y otros despierto. Bueno y después del parto también va a continuar con la misma rutina. Las embarazadas podemos sentir dolores abdominales debido al crecimiento del útero y de los ligamentos que lo unen a la pelvis, pero dicen los expertos que esto es normal y que al bebé no le afecta para nada con lo cual, túmbate sobre un costado, relájate y a esperar a que se pase el dolorcito. ¡Ya hemos superado otra semana con éxito!

Esto te puede interesar

24 Comentarios

  • Responder
    Ruth Peña
    4 junio, 2013 at 08:28

    Siempre te lo digo, pero de verdad me gusta leer estas experiencias de primera mano! Muchas gracias por compartirlas

    • Responder
      planeandoserpadres
      4 junio, 2013 at 08:49

      ¡Muchas gracias! Aunque como siga perdiendo síntomas me voy a quedar sin nada que contar.

  • Responder
    Luci
    4 junio, 2013 at 09:32

    Pero….¿has contado lo de decirlo en el trabajo? Que llevo unos días desconectada y no lo he leido y ahora lo he buscado, pero para mi que no….Si es así, dímelo, porfa, que quiero leer cómo lo hiciste y qué te dijeron….Como tenemos el mismo trabajo, quiero saber qué cosas ocurren cuando das esta noticia…Porque de momento no estoy preñi, pero ojalá lo esté prontito. Besos!

    • Responder
      planeandoserpadres
      4 junio, 2013 at 14:09

      No he escrito post sobre eso porque fue tal y como me esperaba: mi jefa directa se lo tomó mal, muy mal, pero como es una universidad pública y las condiciones de las bajas de maternidad no dependen de ella ¡pues le toca aguantarse! Lo único es que las horas de docencia que me correspondían me las concentrarán todas después de la baja, y el resto de actividades de momento parece que van a seguir con normalidad. Así que en cuanto te quedes y dejes pasar un tiempo prudencial para saber que todo está bien, yo te animo a que lo cuentes para que te quedes descansando mentalmente y todos tengáis tiempo suficiente para planificar las etapas del trabajo cuando tú ya no estés presente.

      • Responder
        Luci
        5 junio, 2013 at 07:49

        Vale, gracias. La mía también es pública. Así que bien. Pensaba que por ser becaria, no tendría ni baja.

        • Responder
          planeandoserpadres
          5 junio, 2013 at 11:21

          También dependerá del tipo de beca que tengas, pero yo creo que casi todas incluirán la baja por maternidad. Puedes consultarlo en el documento de la convocatoria a la que te presentaste para obtenerla, porque ahí siempre se recogen estos casos.

  • Responder
    sradiaz
    4 junio, 2013 at 09:35

    Genial que ése resfriado durase tan poquito. A ver si ya no vuelves a coger ninguno y al final el crecimiento de los pelos si que se retrasa, que éso mola 😀

    • Responder
      planeandoserpadres
      4 junio, 2013 at 14:02

      ¡Sí lo de tener que depilarse menos y lo de perder pesos son las 2 grandes ventajas que de momento estoy teniendo con el embarazo!

  • Responder
    Cloe
    4 junio, 2013 at 09:46

    He oído hablar a muchas preñis de esas burbujitas! Así que haces bien en apuntarlo. Felicidades! Bsss

    • Responder
      planeandoserpadres
      4 junio, 2013 at 14:03

      Lo malo es que las sentí un día y ya se acabaron de momento. ¡Tengo que estar más atenta!

  • Responder
    Esther
    4 junio, 2013 at 12:53

    Yo tuve esas burbujitas y en mi caso creo que era el peque dando pataditas jejeje…solo lo notaba de noche y estirada. A ver si lo tuyo también es tu bichillo dejándose notar ;P
    Es chulo sentirlo, aunque ahora me da patadas por las costillas y pierde un poco la gracia jajaja

    Que el papá no se preocupe, yo estuve resfriada o con alergia (dolor de garganta, tos, nariz taponada…) hace unas semanas, me duró como un par de semanas, me tomé paracetamol, vahos de eucalipto y rinomer para la nariz taponada y no pasa nada. Evidentemente cuanto mejor te encuentres y menos medicamentos tomes, mejor, pero es lo que hay.

    Lo de dormir…no se si es el tiempo o el acumulo de cosas (barriga, acidez, calor…) que yo también duermo mal. Lo que pasa es que soy mas perra y la mayoria de veces me quedo en la cama hasta que me vuelvo a dormir (aunque a veces pueden pasar dos horas!) pero es que muchas noches es muy temprano (3-4 de la madrugada).
    Ale a seguir sumando semanitas!

    • Responder
      planeandoserpadres
      4 junio, 2013 at 14:06

      Sólo las noté claramente un día y el resto ya no ¡no sé si al final serían gases o retortijones de hambre y me confundí con las ganas de notar algo! Por suerte el resfriado se me pasó sin tomar nada de nada, y con lo poco que me medico creo que que a mí en lugar de epidural con que me den un paracetamol en el parto ya voy a tener suficiente anestesia. Lo del sueño creo que son más las preocupaciones que cualquier otra causa física porque aún no tengo ni barriga ni ardores… lo del calor sí porque seguimos con el nórdico de invierno y ya han subido las temperaturas, pero esto en lo que me afecta es en que me vuelvo loca rascándome los pies, pero en principio no me quita el sueño. Yo si me desvelo ya me da igual que sean las 4 o las 5, me levanto, faeno un poquito y luego me acuesto en el sofá, y de momento me funciona porque durante el día no me siento nada cansada.

  • Responder
    Verónica - Joyería Online
    4 junio, 2013 at 15:49

    Me gusta tu blog por cómo cuentas tu experiencia.
    Bss

  • Responder
    saradapia
    4 junio, 2013 at 15:35

    Ya verás como en pocos días esas burbujitas van a más…yo las describía como si tuviese una mariposa bailando dentro de mi tripilla!! Los movimientos del bebe son la mejor parte del embarazo, sí, sin duda!!

    • Responder
      planeandoserpadres
      4 junio, 2013 at 16:43

      Pues eso espero porque por lo visto ese día estaba muy receptiva a esos movimientos o me equivoqué con lo que pensaba, porque desde entonces no he vuelto a percibir nada más. ¡Yo quiero pataditas fuertes ya!

  • Responder
    los Ángeles de la sierra
    4 junio, 2013 at 17:21

    Las burbujitas es él!!!!!!! Son los primeros movimientos que se sienten!!! Ay!! Que emoción!!!

    Lo de la caquita puede ser el hierro!!! (si tomases sólo hierro serían de color negro!!!

    Me alegro que estés recuperada del resfriado!!!
    Besos

    • Responder
      planeandoserpadres
      5 junio, 2013 at 11:17

      Sí lo del color horrible ya no me preocupa, y además parece haberse ido aclarando con el paso de los días. Del resfriado ya no queda ni rastro y a ver si soy capaz de mantenerme sanita hasta el final.

  • Responder
    Pru
    4 junio, 2013 at 21:41

    Lo de depilarse menos es verídico!!! A mí los pelos de las piernas no me salen desde hace un par de meses!! Estoy encantada y yo pensaba que era supervivencia pura y dura, jaja, y que mis piernas se apiadaban del esfuerzo que me supone ahora depilarme, jaja… Las axilas me recen igual, pero en el resto del cuerpo, nada… podía quedarse así para siempre 😀

    • Responder
      planeandoserpadres
      5 junio, 2013 at 11:18

      Yo de momento sólo he notado lo del menor crecimiento del vello facial porque en el resto del cuerpo sigue más o menos al mismo ritmo. A ver si tengo suerte y según avance me va creciendo aún menos pelo porque de cara al verano me vendría genial.

  • Responder
    padresfrikerizos (@padresfrikerizo)
    4 junio, 2013 at 23:02

    A mi también se me ralentízo el crecimiento del pelo con la padawan, yo creo que depende del embarazo. Ya he leído lo del currele, vaya tela, ánimo que lo importante es que tu bichillo vaya bien!
    Besos

    • Responder
      planeandoserpadres
      5 junio, 2013 at 11:19

      ¡Pues va a ser verdad que si se espera una niña las hormonas femeninas triunfan y nos dan un respiro con la depilación! Aunque yo aún no sé qué será el bichillo… Lo del trabajo sigue bastante normal dentro de la primera mala reacción así que de momento no me quejaré mucho más porque siempre podría empeorar.

  • Responder
    mOOntsEsteban
    6 junio, 2013 at 18:59

    ¡Oh! ¡Qué guay! Yo también empecé a notar cositas extrañas en la barriga a partir de esa semana más o menos. ¡¡Pues esto ya no hay quien lo pare!! Ya verás que bien. Cada día va a más y de aquí poco la barriga empezará a notarse un montón 🙂
    Lo de la depilación yo tb lo he notado y lo estoy flipando (pero en sentido bien) pq para el verano va de lujo ¡hihi! y con el sueño me pasa lo mismo.

    Un beso,

    • Responder
      planeandoserpadres
      7 junio, 2013 at 08:21

      Sí lo de la operación «sin pelos» para el verano es un gran invento. Lo de los movimientos ya no sé si fue una ilusión o qué, porque no los he vuelto a notar más, pero estoy tranquila porque ayer tuvimos visita en el ginecólogo y sí que escuchamos de nuevo el latido. Así es que de momento ¡todo parece que marcha bien!

    ¡No te cortes, deja un comentario!

    La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos es para gestionar los comentarios que realizas en este blog. Legitimación: Al marcar la casilla de aceptación, estás dando tu legítimo consentimiento para que tus datos sean tratados conforme a las finalidades de este formulario descritas en la política de privacidad. Como usuario e interesado te informamos que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de Webempresa Europa S.L., con domicilio social en Madrid, C/ Almagro 11 6º 7ª 1 C.P. 28010 España. El hecho de que no introduzcas los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podrá tener como consecuencia que no pueda atender tu solicitud. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en info@planeandoserpadres.com así como el Derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de privacidad y cookies que encontrarás en el menú del blog.