Opiniones

Los colores de la habitación del bebé

colores de la habitación del bebéYo no sé en qué momento exactamente, durante las dos visitas que realizamos al piso que finalmente hemos alquilado para cuando nazca el bebé, el futuro papá y yo decidimos pensar que todas las paredes estaban pintadas de blanco. ¡Mentira! Que él no se fijase en este detalle, porque como hombre que es reconoce ver en 8 colores (máximo 16 en días con buena iluminación) tiene un pase, porque para él el fucsia y el lila son todo rosas, pero yo ¿qué justificación tengo? Ninguna, porque siempre he presumido de distinguir por lo menos 16 millones de tonalidades y sin embargo salí y entré de allí en repetidas ocasiones y pensaba lo mismo que él: el piso era blanco y así se iba a quedar.

Tenemos 2 meses completitos para realizar la mudanza y esto es mucho tiempo pero es engañoso, porque sólo podremos dedicarle los fines de semana. Al principio todo nos parecía genial pero según nos  vamos fijando vemos grietas que deberemos tapar antes de pintar, agujeros mal disimulados con poca masilla, en fin, que el futuro papá va a tener entretenimiento para rato, ya que según se dice las preñadas no podemos ni acercarnos a la pintura. Ya lo tenemos todo preparado para lanzarnos con el rodillo a blanquear todas las habitaciones: unas son de un tono vainilla claro, otras beige casi blanco, una en un tono marrón tierra clarito y el salón intenta ser blanco, pero han dado una capa encima de un tono que parece como gris oscuro y hay que seguir dando manos hasta que desaparezca.

Como andaluza que soy, para mí no existe otro color mejor para las paredes que el blanco: es luminoso y fácil de mantener porque si se mancha se lava, y si el estropicio no se arregla lavándolo das otro brochazo de pintura blanca y listo. Con los colores esto no pasa e incluso cogiendo del mismo bote o del mismo fabricante puede que con el paso de los años el tono haya variado ligeramente y te quede un pegote de otro tono más claro o más oscuro que el original. Por eso ¡viva el blanco! Pero como para gustos los colores, resulta que ahora hay estudios que dicen que el color blanco en las paredes de  una habitación de bebé puede resultar tan agresivo para el bichillo como encerrarlo en un cuarto de color rojo. ¿Quién haría este estudio? Y lo más importante ¿tendrá razón? Lo que yo pienso de los colores de la habitación del bebé es esto, sin ninguna base científica, sólo guiándome por mi instinto y experiencia personal.

1. Gris. Este color se ha puesto muy de moda como unisex. A mí no me ha gustado nunca y nunca me gustará, porque de pequeña leí en algún sitio que era el color que se le daba a la maquinaria y a los uniformes laborales de los trabajadores para alienarlos de sus pensamientos y que vivieran la jornada de trabajo como autómatas sin alma. Yo no sé de dónde saqué este dato pero desde entonces no se me ha ido de la cabeza y no soporto el gris. Y ahora me encuentro en una mala situación, porque aún no sabemos el sexo del bichillo y en las tiendas de ropa y decoración parece que todo sigue siendo o azul para niños, o rosa para niñas y como gran novedad ¡el gris unisex! Por eso aún no me he atrevido a comprar nada.

2. Rojo. Lo asocio con la violencia, el nerviosismo y la sangre. Lógicamente no se me habría pasado nunca por la cabeza pintar de este color la habitación del bebé, ni aunque sólo fuera una de las paredes con la excusa de darle profundidad. Eso sí, para la ropa me encanta y está entre mis favoritos.

3. Celeste. Es mi color preferido, pero está tan asociado a los niños que si finalmente tengo una niña seguro que la gente piensa que me equivoqué al elegir el color, o que me diagnosticaron mal el sexo del bebé cuando estaba metida en las labores de pintura.

4. Verde. Tiene propiedades relajantes, en tonos pasteles, pero es que no me ha gustado nunca. Más allá del turquesa no existen los tonos de verde en mi vida, y encima existe esa eterna discusión sobre si el turquesa es azul o verde, con lo cual, creo que puedo eliminarlo por completo de entre mis opciones.

5. Rosa. Incluso si tuviese una niña creo que se me haría muy pasteloso el tener toda la habitación pintadita de rosa princesa. Una cosa es poner este tono en las cortinas o el edredón, pero desparramado por toda la pared creo que haría que nos subiese hasta el azúcar sólo de mirarlo. Además, el futuro papá seguro que acababa poniendo más reparos para entrar en ese dormitorio sólo por el color de las paredes.

6. Amarillos. En sus tonalidades suaves, tipo color vainilla o llegando al beige, es una buena opción incluso para todas las paredes de la casa, pero me hace temer el problema de que cualquier brochazo de pintura para arreglar un pequeño desperfecto acabe por obligarnos a pintar de nuevo toda una habitación completa.

Y por todo esto y mucho más, mi casa seguirá siendo blanca, resulte lo agresiva y fría que resulte y moleste a quien moleste. Además, la ventaja del blanco es que te permite tener muebles y decoración textil de casi cualquier color, algo que no se puede decir del resto de la paleta. Además, ¡ya hemos comprado 10 litros de pintura blanca para ponernos manos a la obra! Y contra el dinero invertido en ella ya no valen las preferencias personales ni los estudios sobre cromoterapia. Y vosotros ¿cómo decidisteis el color con el que ibais a decorar la habitación de vuestro bebé?

Esto te puede interesar

32 Comentarios

  • Responder
    los Ángeles de la sierra
    5 junio, 2013 at 07:36

    Como bien dices, para gustos, hay colores. Yo tenía y he.tenido las paredes blancas siempre…. El verano pasado me cansé y puse un poco de color (naranja en salón, sólo en 2 paredes; y verde en nuestra habitación sólo en 1 pared)…. Quiero seguir poniendo color a la casa! Pero reconozco que el blanco es más limpio, más luminoso y menos cansino….

    • Responder
      planeandoserpadres
      5 junio, 2013 at 11:20

      A mí de momento no hay quien me baje del blanco y como al futuro papá el tema de los colores se la trae al pairo ¡seguiré con mi blanco habitual!

  • Responder
    isabelmontaner
    5 junio, 2013 at 08:16

    A mi las habitaciones en blanco también me gustan, luego le das color con la decoración y arreglado! Nosotros la verdad es que le decoraremos la habitación más adelante y como es una bicha con mucha personalidad pues ya me adaptaré a ella…. pero vamos fijo que combino algo muy neutro para no agobiarla ; )
    Un beso!

    • Responder
      planeandoserpadres
      5 junio, 2013 at 11:22

      A parte de que me guste mucho el blanco es que lo veo muy práctico a la hora de que empiece a moverse por su cuenta y a toquetearlo todo con las manitas pringosas, a pintar la pared con lápices de colores…

  • Responder
    Bombones
    5 junio, 2013 at 08:28

    Paredes blancas o cremita como mucho. Eso sí, los muebles de colores fuertes… rojos, azules… Y vinilos de animalitos en las paredes. A mi me gustan los colorines, pero eso sí, no en la pared. Para que todo lo demás destaque.

    • Responder
      planeandoserpadres
      5 junio, 2013 at 11:24

      Pues esa es la idea: pared neutra que combine con todo y así meter muebles, textiles y vinilos de colores más alegres, para no saturar tampoco a la criaturita con tanto estallido de color.

  • Responder
    SIRI
    5 junio, 2013 at 08:37

    Yo sin ser andaluza… tambien me encanta el BLANCO y en mi casa es el color que nos brinda excepto en la pared del salon, que he puesto papel de rayas en tonos azul.. turquesa… porque tambien me gusta mucho ese color.
    Los amarillitos, vainillas, cremas… esos… me parecen sucios del tabaco, LOS ODIO.
    Y como tu bien dices ponle blanco y el color lo pones en alfombras, colchas… y los juguetes ya tienen bastante color.. jejeje.
    Como llevas la decision de carro??? y de que color??? y en que mes lo comprarías???
    Besazos!

    • Responder
      planeandoserpadres
      5 junio, 2013 at 11:28

      ¡Qué casualidad! En nuestro salón también hay una pared tapizada con tela de rayas curvas en negro y plateado que será la única de la casa que no será blanca, porque ya la encontramos así y no tenemos ganas de ponernos a despegarlo y arreglarla para pintarla porque está en perfecto estado. Sobre el carrito aún no tengo ni idea de lo que haremos! De color me gusta el rojo (por eso de que más adelante si tenemos un bichillo de un sexo diferente pueda combinar) y por evitar los tonos muy oscuros y los grises que los detesto. De momento antes de septiembre veo difícil que lo compremos. Entonces ya estaré de 7-8 meses, habremos superado todo el proceso de mudanza y decoración y ya podremos centrarnos con calma en estas compras. Además del Kudú 4 de CasualPlay (que nos gustó pero nos parece algo caro) hemos visto en casa de unos amigos un Matrix Muum de Jané, también de 2 piezas, pero en el que la silla del coche que sirve de capazo parece más cómoda y amplia que la del anterior y además cuesta 200 euros menos. De momento creo que este es el que tiene más papeletas, pero ya te digo que aún no hemos visitado ninguna tienda para ponernos al día con este tema.

  • Responder
    Pru
    5 junio, 2013 at 08:52

    Pues yo estoy en plena mudanza (que con suerte se termana mañana, al fin!!) Y como el piso es a estrenar por nosotros no necesita pintura porque viene con la pintura reciente y nuevita, todo blanco. Así que lo dejaremos así porque ya que está nueva es una pena no aprovechar para ahorrarnos la pasta, pero sí que hemos pintado la pared del cabecero de nuestra habitación (no sé por qué me gusta mucho eso de pintar sólo una pared para que destaque, jaja… en color turquesa, que nos va genial con la funda nórdica. Y en la habitación de la peque, que también dejaremos de blanco, también queremos darle un toque alegre poniendo un papel pintado más colorido en una de las paredes (sólo una, que si no el papel puede marear y agotar)… Seguramente los dibujos vayan en tonos celeste, plata, lila… que nos permita decorar la habitación en esos tonos. A ver cómo queda!!

    • Responder
      planeandoserpadres
      5 junio, 2013 at 11:31

      ¡Pues es buena idea! Lo que pasa es que en mi caso, como futura mala madre que voy a ser, le voy a dejar la habitación más pequeña de la casa al bichillo y ya tiene un armario enorme en tonos como celestes-grisáceos, con lo cual me parece demasiado colocar papel decorado en un espacio tan pequeño y creo que pondremos algún vinilo suelto y ya está. Pero en el salón sí tenemos una pared así y queda genial, aunque como tú dices ¡mi suegra y mi cuñado se marean al mirarla!

  • Responder
    mOOntsEsteban
    5 junio, 2013 at 10:58

    ¡Estoy contigo! Desde hace años nos dio por el blanco y sigo enamorada. A mi el blanco me da paz, luz y frescura. Es verdad que puede resultar muy frío pero para eso está la combinación con los muebles y otras cosas de la casa… Para el bebé leí en un libro sobre Feng Shui que un detalle en rojo siempre es bueno para dar vitalidad y el la habitación de la pareja para fomentar la relación ,)

    Un beso,

    • Responder
      planeandoserpadres
      5 junio, 2013 at 11:33

      En rojo seguro que pongo algo porque me encanta. De hecho había pensado comprar los complementos de la cuna combinando blanco y rojo pero esto aún está por decidir. Por suerte, el piso es todo exterior, con mucha luz durante todo el día y podríamos poner habitaciones de colores sin temor a que se viesen oscuras, pero aún así ¡me convence más el blanco!

  • Responder
    Constance & Mireille
    5 junio, 2013 at 12:41

    Yo apuesto por el blanco. Le da luz y además puedo combinarlo con todo. 🙂

  • Responder
    sradiaz
    5 junio, 2013 at 13:24

    Bien por el blanco. Siempre puedes ponerle algún vinilo o algo de otro color, pero los muebles ya destacarán.
    p.d. Yo tengo una pared del salón en rojo ¡y me encanta! Pero para un dormitorio no lo veo.

    • Responder
      planeandoserpadres
      5 junio, 2013 at 16:23

      Y lo malo es que será un dormitorio pequeño, por lo que el blanco le dará más amplitud.

  • Responder
    Diana
    5 junio, 2013 at 14:44

    Vaya estudio exhaustivo de los colores!!! Yo creo, que según el gusto y ale, no creo que un bebé se fije mucho si es blanco resplandeciente o azul cielo

    • Responder
      planeandoserpadres
      5 junio, 2013 at 16:24

      Yo tampoco creo que la cosa sea para tanto, pero claro, ya leo y como soy primeriza me pongo a darle 40 vueltas a cualquier tontada y al final me atasco con las decisiones.

  • Responder
    barcelonacolours
    5 junio, 2013 at 14:54

    A mi personalmente me gusta en blanco y juego con los colores del mobiliario y decoración!!! Nunca fallas! Y sino también es mono jugar con alg una pared de color y resto blancas!

    • Responder
      planeandoserpadres
      5 junio, 2013 at 16:25

      Pues ya parece que lo tengo decidido ¡blanco en las paredes y a colorear el resto del mobiliario y la decoración!

      • Responder
        barcelonacolours
        5 junio, 2013 at 21:10

        Así seguro que aciertas y si cambias la decoración no tienes que volver a pintar!

  • Responder
    Monstrua
    5 junio, 2013 at 16:27

    Ante el blanco, existen los vinilos también 🙂

    Ya contarás…

    • Responder
      planeandoserpadres
      5 junio, 2013 at 16:38

      Estoy dispuesta a comprar algunos. A ver si tengo suerte y se enganchan en el armario y las paredes como tengo pensado.

  • Responder
    estaquetepario
    5 junio, 2013 at 19:54

    nena, me vine a visitarte y seguiré a las vueltas. ya ese bbencamino les va a llenar de colores la vida! besos.

  • Responder
    Cloe
    5 junio, 2013 at 21:11

    A mí me encanta el blanco…pero para el techo!!! Jjajaajaja…me encantan las paredes de colores fuertes, mi comedor es todo lila combinado con una pared morada nazareno alucinante, hace casi 9 años que está así y me sigue encantando, casi no se ensucia y se puede lavar, he tenido que hacer un sólo retoque en estos años y sin problema! Para mí el secreto está en la pintura que utilices, me dejé una pasta pero mereció la pena! 🙂

  • Responder
    Chaise Longue
    6 junio, 2013 at 11:46

    Una habitación blanca es hermosa y muy luminosa, pero si le quieres añadir algo de color, pinta solo una pared, le da un toque muy moderno y la habitación sigue siendo esencialmente blanca. Personalmente soy fan del verde pistacho. Siempre que sea con colores claros y no muy intensos, un naranja puede “ensuciar” las demás paredes con el reflejo. Suerte con la elección, un saludo!

    Mariola @delsofaES

    • Responder
      planeandoserpadres
      6 junio, 2013 at 15:46

      Yo es que los tonos de verde ¡no van conmigo! Pero me encantan los pistachos y el helado de pistacho. Y la luz me gusta tanto, que definitivamente será blanca con el resto de elementos decorativos en colores.

  • Responder
    Ruth Peña
    9 junio, 2013 at 09:49

    A mi me gusta dar color cada niño es único y cada espacio también, por eso creo que cada mama debe sentir como cpiensa su bebé y elegir como cree que a su bebé le gustaría dormir y despertar

  • Responder
    Estrella
    19 diciembre, 2014 at 12:55

    Jejje, en cambio yo esto comprando todo gris y marrón piedra y odio el celeste. Me resulta insoportable.

    El blanco y el turquesa me encantan, asi que la habitación de Eric sera gris, blanca, turquesa y algunos toques melocotón.

    Para gustos los colores y así entre todos atendemos a todo el arcoiris 🙂

    • Responder
      Planeando ser padres
      19 diciembre, 2014 at 15:53

      Si desde luego,el dicho se creó por una necesidad clara. Para gustos los colores y oye, ¡que viva la variedad!

    ¡No te cortes, deja un comentario!

    La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos es para gestionar los comentarios que realizas en este blog. Legitimación: Al marcar la casilla de aceptación, estás dando tu legítimo consentimiento para que tus datos sean tratados conforme a las finalidades de este formulario descritas en la política de privacidad. Como usuario e interesado te informamos que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de Webempresa Europa S.L., con domicilio social en Madrid, C/ Almagro 11 6º 7ª 1 C.P. 28010 España. El hecho de que no introduzcas los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podrá tener como consecuencia que no pueda atender tu solicitud. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en info@planeandoserpadres.com así como el Derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de privacidad y cookies que encontrarás en el menú del blog.