Segundo trimestre de embarazo

La primera visita con el ginecólogo

primera visita con el ginecólogoEn la semana 18+2 días de mi embarazo me habían planeado la primera visita el ginecólogo, o más bien con la que va a ser mi ginecóloga en el seguimiento de la Seguridad Social. ¡Si llegamos a esperar un poco más la conozco en el postparto! Porque a lo tonto a lo tonto, entre citas con la matrona y ecografías, ya estoy casi en la mitad del embarazo y esta señora y yo aún no nos habíamos visto las caras. El futuro papá estaba deseoso de acompañarme a una de estas visitas, ya que nunca había ido a las de la matrona y cuando descubrió que aunque no te hagan una ecografía te permiten volver a escuchar el corazón del bichillo, le hizo ilusión estar presente. Pero por más que la cita estaba planificada con meses de antelación le surgió un viaje de última hora ¡y al traste con la ilusión y sus planes! Él es muy sentido para estas cosas pero ¡de algo tenemos que comer! Así que de momento el trabajo sigue siendo casi lo primero en nuestras vidas ¡esto hay que cambiarlo!

Aprovechando la coyuntura del abandono marital, invité a mi madre a vivir conmigo la experiencia, ya que en la Seguridad Social lo habitual es que sólo dejen entrar a un acompañante junto a la embarazada, por lo que el resto de la familia tiene que aguardar pacientemente en casa a que le comuniquemos las noticias. La cita fue a las 8:45 de la mañana, por lo que me fui en ayunas para demostrar todos mis progresos con la báscula desde que comenzó mi embarazo ¡ya he perdido 6 kilos completitos! Ilusa de mí porque ni siquiera me pesaron y se fiaron de mi palabra. Ahora pasemos a detallar lo que se puede esperar de vuestra primera cita con el ginecólogo de un centro público.

1. Duración. En 15 minutos estábamos listos de todo. Mi madre estuvo de pie durante toda la consulta, ya informé a la ginecóloga, a la enfermera y a la chica en prácticas que también pululaba por allí, de que no era porque mi madre quisiera entrometerse en su trabajo ni vigilarlas de cerca, sino porque tiene fatal la artrosis de la rodilla y no puede sentarse en sillas tan bajas.

2. Pruebas. Entre pocas y ninguna. Ni siquiera te revisa el carnet de embarazada, con el que debemos cargar de un lado para otro, porque todo lo tiene en el ordenador y simplemente te va haciendo algunas preguntas para que le confirmes los datos que ya tiene. Me dice que el embarazo es de riesgo bajo (hasta ahora era de riesgo medio por el sobrepeso, y la verdad es que no he adelgazado tanto como para salirme de la franja de peligro pero oye, que siempre tranquiliza oír estas cosas). Te preguntará por tu estado general, posibles molestias y como yo no tengo nada, de nada, de nada pasamos a tumbarnos en la camilla para medir la tensión. La primera salió algo alta, y a los 3 minutos me obligaron a tumbarme sobre el costado izquierdo, mirando a la pared, me la volvieron a tomar y ya me había pegado un bajonazo notable así es que ¡todos contentos!

3. Latido del corazón. Tumbada boca arriba en la camilla y sólo con el pantalón desabrochado y bajado hasta la altura de la cadera, utilizan el aparataje de la ecografía Doppler para detectar el latido del corazón. ¡Y allí seguía el bichillo con su ritmo habitualmente acelerado! Esto ya tranquiliza mucho a alguien como yo, que no tiene ni síntomas de embarazo, ni nota el movimiento del bebé, ni sabe nada de nada de cómo se encuentra hasta que una máquina del médico no me lo dice.

4. Ruegos y preguntas. Como veis esta primera visita con el ginecólogo es prácticamente un calco de las visitas normales con la matrona, por lo que como nunca tengo nada que preguntar aproveché para indagar acerca de 2 mensajes que he recibido en el móvil para programarme la primera prueba perinatal en octubre y un test de reactividad fetal en noviembre, dos días antes de la fecha probable del parto. En el primer caso la ginecóloga dice que las pruebas perinatales se hacen durante la semana 36 en el hospital en el que voy a dar a luz para que los responsables del parto me conozcan, conozcan el historial médico, las peculiaridades del embarazo y estén preparados para cuando llegue el momento. El test de reactividad fetal se realiza durante la misma semana 40 ¡supuestamente la última del embarazo! Su fin es determinar si el bebé está “maduro”, si respira con normalidad, si parece que se acerca la fecha del parto, etc. En mi hospital no provocan el parto hasta la semana 42, pero llegados a este punto si el bebé no se ha decidido a salir al mundo exterior por sus propios medios ¡lo sacarán a la fuerza! Y es que por lo visto, por muy a gusto que esté el bichillo dentro de la pancita de su mamá, no es bueno que este periodo se dilate tanto, ya que el bebé puede empezar a sufrir complicaciones relacionadas con la respiración, entre otras penalidades.

En definitiva, me ha gustado la primera vista con el ginecólooa, aunque es cierto que el trato y las pruebas realizadas son las mismas que las que me hace habitualmente la matrona, por lo que no he podido comprobar la diferencia en la formación laboral entre una y la otra. Por suerte, ambas son muy agradables o es que yo soy muy positiva y todo el mundo me parece estupendo. Creo que el estar teniendo un embarazo tan sencillo y asintomático me hace más fácil encarar cada visita con muy buen humor. Pues ya me despediré de las pruebas médicas ¡hasta la ecografía de las 20 semanas! Esa sí que tengo ganas de que llegue…

Esto te puede interesar

22 Comentarios

  • Responder
    mOOntsEsteban
    10 junio, 2013 at 07:17

    ¡Me alegro mucho de que todo vaya tan bien!
    He leído atentamente tu post, ya que nosotros no hemos ido ninguna vez al ginecólogo en España y tenía interés por saber lo que me he perdido 😛

    Un beso,

    • Responder
      planeandoserpadres
      10 junio, 2013 at 10:36

      Pues ya habrás comprobado que te has perdido bastante poco porque es básicamente igual que la visita con la matrona. Por lo menos en mi caso.

  • Responder
    Esther
    10 junio, 2013 at 08:27

    Si, la verdad es que se diferencian poco las visitas entre ambos profesionales. En mi caso es igual que la tuya solo que, como tengo embarazo de riesgo por la hipertensión, me hacen una eco en cada visita con la gine. Además son bastante mas seguidas, mas o menos cada mes y poco.
    Bueno, poco mas de una semanita y porfin os dicen el sexo! Como pasa el tiempo! jejeje

    • Responder
      planeandoserpadres
      10 junio, 2013 at 10:37

      ¡Qué suerte lo de tener ecografías en cada visita! A mí no me ponen nada de imagen sólo sonido (como a los pobres). Pero bueno, mejor no tener riesgos y quedarme sin cotillear por ahí dentro. Esperemos que sí se pueda saber el sexo en la próxima visita porque yo ya estoy que me subo por las paredes de aguantarme las ganas de comprar.

  • Responder
    NoEsPaisParaMadres
    10 junio, 2013 at 09:18

    Pues a mó la matrona aún no me ha visto , se puso mala cuando teniamos la cita el martes pasado, antes de la cita con la ginecóloga y no pudimos vernos.

    Fui el jueves directamente con la gine y me hicieron lo del pliegue nucal y tal. En minutos me despacharon pero bueno. Están muy saturados y lo entiendo.

    Hasta agosto no vuelvo a ir y luego tengo la otra en noviembre.

    Fui también con mi madre que el pariento tenía que trabajar… Son unos benditos.

    Per esta semana vamos por lo privado y a ver si se puede ver el sexo!!! que ganicas.

    ,Me alegro que vaya todo bien y no sabes que envidida de que no tengas síntomas… Yo ayer casi vomito de nuevo y estoy ya de 13 semanas, un coñazo.

    Besicos

    • Responder
      planeandoserpadres
      10 junio, 2013 at 10:40

      ¡Ay los vómitos! Yo ya creo que este embarazo se me pasará sin saber lo que es eso porque voy a cumplir la semana 19 y de momento nada de nada. ¡Espero que no me surjan a estas alturas! A mí en la eco de la semana 12 trataron de ver el sexo pero por la posición fue imposible, y la visita duró unos 20 minutos más o menos, con todo lo del pliegue nucal y el resto de mediciones. De momento las visitas a médicos privados las tengo eliminadas de la agenda, porque como el futuro papá ya se ha tranquilizado y parece que todo transcurre con normalidad ¡eso que nos ahorramos! ojalá tengas suerte y te digan ya qué va a ser tu bichillo.

  • Responder
    Diana
    10 junio, 2013 at 10:57

    Que alegría escuchar el corazoncito del bichillo eh!! Y para cuando la eco? Imagino que dentro de unos días. Me alegro que todo esté bien y siga con normalidad, ya casi has pasado la barrera de la mitad del embarazo

    • Responder
      planeandoserpadres
      10 junio, 2013 at 11:02

      Pues sí porque como no siento aún ningún movimiento ni nada es la única forma de intuir que todo marcha de una forma normal. La próxima semana la eco de las 20 semanas. ¡Que ya estoy en la mitad del proceso y casi no me he dado cuenta!

  • Responder
    Monstrua
    10 junio, 2013 at 13:13

    ¡Suerte has tenido con tu gine! 🙂 No te preocupes, que de ahora en adelante, te vas a hartar de médicos en la Seguridad Social 😀

    Lástima que el padre se perdiera el latido, pero hay más oportunidades 🙂

    • Responder
      planeandoserpadres
      10 junio, 2013 at 19:17

      No si yo no tengo ninguna afición al médico pero a veces da la sensación de que te miran tan poquito rato ¡que no se aprovecha la visita! El futuro papá se está perdiendo todos los latidos que se escuchan en las visitas normales pero bueno, luego en las ecografías se lo pasa en grande porque para él todo es una novedad.

  • Responder
    Mis2monstruitos
    10 junio, 2013 at 14:13

    Pues has tenido suerte. Nosotros el ginecólogo no lo vimos hasta muuuuuy tarde, y cuando íbamos era cada vez uno distinto. Bueno, igual que con las comadronas, creo que las vimos todas…
    Y enhorabuena por tu embarazo asintomático, es superimportante no encontrarse mal para ir disfrutando del momento.

    Salu2

    • Responder
      planeandoserpadres
      10 junio, 2013 at 19:20

      ¡Y yo que pensaba que ya me atendía tardísimo! De momento siempre me atienden las mismas personas, matrona, ginecóloga… no sé si más adelante o cuando empiecen con los turnos de vacaciones me tocará ir conociendo a personal nuevo, pero de momento están bastante estables.

  • Responder
    Los Angeles de la Sierra
    10 junio, 2013 at 19:45

    Cuanto e alegro que te vaya tan bien!!!! para nada es tarde esta visita con el ginecólogo!!!!!
    Ya no queda nada para la tan esperada eco de las 20!!!!!

    BEsos!

    • Responder
      planeandoserpadres
      11 junio, 2013 at 07:34

      Ya no sé si me volverá a ver alguna vez más durante todo el embarazo, porque en la hoja de visitas ya no tengo más citas programada con ella, pero bueno, como hace casi lo mismo que la matrona y a esa sí la voy a ver cada mes, me quedaré tranquila. La eco de las 20 semanas ¡justo en 7 días!

  • Responder
    Cloe
    10 junio, 2013 at 21:34

    Me alegro que todo vaya bien y que estés positiva con tu gine y matrona! Bsss

    • Responder
      planeandoserpadres
      11 junio, 2013 at 07:42

      ¡Uy positivísima! Creo que es sobre todo porque no se han puesto a martirizarme con el tema del peso ¡todavía!

  • Responder
    sradiaz
    10 junio, 2013 at 21:55

    ¡Qué genial lo de escuchar los latidos!
    Me alegra que todo siga tan bien.
    Ahh, y gracias por los post tan explicativos, así me hago una buena idea de que esperar cuando me toque 😀

    • Responder
      planeandoserpadres
      11 junio, 2013 at 07:42

      ¡Jajaja! Sí, sí cuando te toque ya no te va a sorprender nada de esto de tanto leer el post. Al final te va a parecer todo de lo más normal.

  • Responder
    Cuestión de madres
    11 junio, 2013 at 07:15

    qué bien que vaya todo asintomático… mis dos embarazos fueron de alto riesgo por la dichosa tensión así que, sobre todo en el segundo, visité mucho a la ginecóloga… muy maja y siempre dispuesta para lo que fuera… uffffffff qué poquito queda para las 20 semanas!!!!

    • Responder
      planeandoserpadres
      11 junio, 2013 at 07:43

      ¡Nadaaaaa! Sólo 7 días y ya estaremos viendo al bichillo otra vez. Oye, la única ventaja que le veo a lo de los embarazos de riesgo es la cantidad de ecos que te hacen, pero bueno, prescindiremos de las fotos para que todo siga normal.

    ¡No te cortes, deja un comentario!

    La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos es para gestionar los comentarios que realizas en este blog. Legitimación: Al marcar la casilla de aceptación, estás dando tu legítimo consentimiento para que tus datos sean tratados conforme a las finalidades de este formulario descritas en la política de privacidad. Como usuario e interesado te informamos que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de Webempresa Europa S.L., con domicilio social en Madrid, C/ Almagro 11 6º 7ª 1 C.P. 28010 España. El hecho de que no introduzcas los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podrá tener como consecuencia que no pueda atender tu solicitud. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en info@planeandoserpadres.com así como el Derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de privacidad y cookies que encontrarás en el menú del blog.