Embarazo semana a semana

Semana 18 del embarazo

Semana 18 del embarazoDefinitivamente en mi próxima visita con médicos, ginecólogos, matronas o quien sea que me atienda debo consultar si la pérdida agigantada de síntomas del embarazo que estoy experimentando puede considerarse medianamente normal. Porque si el primer trimestre ya me pasó prácticamente desapercibido, en este segundo estoy notando la mejoría que comentan todas las embarazadas con lo cual ¡me he quedado prácticamente sin síntomas de los que hablar! Sólo haciendo un tremendo esfuerzo de observación y de memoria puedo referir a continuación algunas nimiedades que han caracterizado mi semana 18 del embarazo.

1. Gases. Pero esto sólo me pasa durante el fin de semana, cuando me tomo algún refresco gaseoso y claro, parece que se me acumulen todos en forma de pelota en la parte inferior izquierda del vientre. Y también es durante el fin de semana cuando voy peor al baño, porque salgo de mi rutina, cambio los horarios y paso poco tiempo en casa, etc. Así es que lo mismo es momento de ir planteándome dejar estas bebidas incluso durante los días del fin de semana.

2. Recuperación del sueño. Se acabaron las noches de desvelos innecesarios. No sé si será por haber confesado lo del embarazo en el trabajo y haberme quitado un peso de encima, o por el agotamiento de estar ya metidos en faenas de mudanza para adecentar el nuevo piso, pero el caso es que vuelvo a dormir de un tirón toda la noche ¡y más de 8 horas! A ver cuánto me dura esta nueva racha.

3. Vejiga a punto de estallar. Parece que alguien me hubiera colocado una pesa encima de la vejiga, de forma que siento que siempre la tengo llena. Voy al baño, hago mis cositas y en cuanto me pongo de pie el peso vuelve a estar ahí y al poco rato creo que ya no puedo aguantarme más el pipí. Vuelvo al baño y luego me sale un chorrito minúsculo que es imposible que me alivie nada. Por suerte sé que no es una infección de orina (porque esas las conozco bien y no tienen ni punto de comparación con esto que me pasa) pero creo que el bichillo debe haberse sentado o tumbado o disfruta pisoteándome la vejiga e impidiendo que quepa nada de líquido ahí dentro. Eso sí, de momento las noches siguen siendo sagradas y no me levanto ni una vez al baño.

4. Tirones en la zona pélvica. Obviamente le pongo este nombre para tratar de dar a entender lo que me ocurre, pero vamos que seguro que esto no se llama así. El caso es que en ocasiones siento como si me diera un desgarro muscular momentáneo (de unos minutos) en la zona izquierda o derecha del bajo vientre. Yo soy de tener grasa, y no músculo, con lo cual este dolor no es frecuente en mi persona, pero es que es una punzada muy intensa y dolorosa que se va pasado un ratito y que me aparece de forma intermitente, cada pocos días, sobre todo cuando hago un mal gesto con el cuerpo o adopto una postura poco recomendada.

5. ¡Amo mi báscula! La odié desde el primer día que nos la regalaron cuando mi entonces novio y yo nos independizamos por primera vez, porque era digital y parecía tan fiable ¡que era imposible negarse a aceptar que la barbaridad de peso que me asignaba fuese errónea! Pero desde que estoy embarazada disfruto montándome en ella día sí día también. Antes procuraba pesarme siempre en ayunas, desnudita, descalza y me quitaba hasta el reloj y las lentillas para que el cacharro no me marcase ni un gramo de más. Desde que estoy embarazada me peso con el pijama, después de comer, con las zapatillas de estar en casa puestas, a fin de imitar el tipo de pesaje que me hace la matrona, que me pesa con todos los complementos. Pues aún así ¡el antiguo cacharro infernal dice que ya he perdido 6 kilos completitos! ¡Ay cuánto lo quiero! En esta semana del embarazo se consideraría normal haber engordado hasta 5 kilos, así es que esto me da ánimos para afrontar lo que me queda del segundo trimestre y el tercero completo con más tranquilidad, al pensar que puedo mantenerme dentro de los límites que me marcaron los médicos desde la primera visita ¡Y de momento sin ningún tipo de esfuerzo!

En la semana 18 del embarazo el bichillo puede medir hasta 14 centímetros y pesar hasta 150 gramos ¡la misma cantidad de jamón de york que yo suelo pedir en la charcutería! ¡Qué poquita cosa es aún! Los cartílagos que daban forma a su cuerpecito continúan endureciéndose y transformándose en verdaderos huesos de humanos, de ahí la importancia de tomar un aporte extra de calcio en nuestra dieta, a fin de que el bebé no nos robe a las futuras mamás la cantidad que nosotras mismas necesitamos para mantener fuertes y sanos nuestros propios huesos y dientes. El bebé sonríe, bosteza, hasta se chupa el dedo y gracias a la formación de las cuerdas vocales ¡puede llorar! ¡Es un bebé de verdad!

Las mamás pueden empezar a sufrir estreñimiento, hemorroides y arañas vasculares. De momento me estoy librando de todo esto, según parece por la cantidad de agua que ingiero y por hacer algo de deporte casi a  diario. Esa es la ventaja de encontrarse sanita y sin síntomas desagradables, que tienes fuerza y ánimos para moverte y seguir con tu vida normal, lo que indudablemente beneficia todo el proceso del embarazo.

Ya queda muy poquito para nuestra siguiente ecografía durante la semana 20 y ¡estamos como locos porque llegue ese día y que el bichillo decida dejarnos ver si es un niño o una niña! Porque está claro que estos papás no van a ser de esos que son capaces de mantener el misterio hasta el final del embarazo.

Esto te puede interesar

24 Comentarios

  • Responder
    mOOntsEsteban
    11 junio, 2013 at 08:10

    ¡Qué suerte que todo vaya tan bien! ¡¡Aprovéchalo a tope!!
    ¿Pero ya se te nota la barriguita o todavía no?

    Un beso,

    • Responder
      planeandoserpadres
      11 junio, 2013 at 17:52

      ¡Jajaja! Yo no me noto nada, porque yo ya venía redondita «de serie». Y la gente lúcida tampoco me nota nada de momento.

  • Responder
    Bombones
    11 junio, 2013 at 07:59

    ¡Si estás casi en la mitad, y todo va viento en popa! Va a ir fenomenal, ya verás 🙂

  • Responder
    sradiaz
    11 junio, 2013 at 08:29

    ¡Qué genial! Menos lo de la vejiga llena, pero no está nada mal. Me estás animando mucho con lo del peso, aunque a mi amiga M también le pasó. Ella tampoco tenía síntomas 😀

    • Responder
      planeandoserpadres
      11 junio, 2013 at 17:53

      ¿Ves qué bien? Al final va a resultar que tanto estar atemorizadas por el aumento de peso y resulta que los kilos se van solo. Eso sí, no cantaremos victoria hasta después del parto ¡no va ya a ser que lo engorde todo de golpe los 2 últimos meses! Lo que por otro lado es lo normal…

  • Responder
    Cuestión de madres
    11 junio, 2013 at 08:36

    disfruta mucho de este superembarazo… si los míos hubiesen sido así no dudaría en ir a por el tercero… Si todo sigue igual cuando vayas al hospital ya estarás casi dilatada!!!!!! feliz día

    • Responder
      planeandoserpadres
      11 junio, 2013 at 17:54

      ¡Uy, uy, uy el tercero! Por muy bien que me esté yendo, no sé yo si llegaré a esa cifra de embarazos.

  • Responder
    Diana
    11 junio, 2013 at 10:02

    Para mi, el segundo es el mejor trimestre, así que disfruta!!

    • Responder
      planeandoserpadres
      11 junio, 2013 at 17:56

      La ginecóloga me dijo lo mismo y todo el mundo suele estar de acuerdo en esto, pero es que como lo lleve aún mejor que el primero ¡me voy a olvidar de que estoy embarazada!

  • Responder
    Monstrua
    11 junio, 2013 at 10:24

    ¡Enhorabuena por esa pérdida de peso! (entiendo que controlada). Ya queda menos 🙂

    • Responder
      planeandoserpadres
      11 junio, 2013 at 17:56

      Controlada… pues no sé ¡es que se me caen los kilos solos! Y yo como, solo que algo menos, pero vamos que de aquí a la desnutrición aún me falta mucho ¡no hay que preocuparse!

  • Responder
    Esther
    11 junio, 2013 at 12:42

    Que bien, sin sintómas!
    Lo de la vejiga, aunque no cada día molesta pero cada vez va a peor, no es por desanimar jajajaja

    • Responder
      planeandoserpadres
      11 junio, 2013 at 17:58

      A mí me va a ratos oye. Esta semana sí, la siguiente no… Ahora estoy en otra de esas semanas de no pisar el baño nada más que lo imprescindible. ¡A ver qué tal la semana que viene!

  • Responder
    Los Angeles de la Sierra
    11 junio, 2013 at 16:01

    Qué suerte!! y qué siga así de bien todo!! uanto me alegro que ya puedas dormir sin problemas…. te viene genial!!!!

    Un abrazo!

    • Responder
      planeandoserpadres
      11 junio, 2013 at 17:58

      ¡Dormir es poco! Que hasta me siento en el sofá y se me cae la baba que me da hasta vergüenza despistarme y que me vea la gente en esta coyuntura.

  • Responder
    ¡Mama qué sabe!
    11 junio, 2013 at 21:00

    Uisss, qué emoción! Fíjate hasta donde hemos llegado juntas! 😉 Vamos a por la 20!♥

  • Responder
    El rincón de Mixka
    11 junio, 2013 at 22:18

    La verdad es que es una suerte que te encuentres así. Mucho mejor. Y la verdad creo que toda la blogosfera espera ansiosa la semana veinte para conocer el sexo de la criatura!! Madre mía, si yo he llegado relativamente tarde y estoy viviendo tu «no» barriga como si fuera mía!! Ay qué ganas tengo!!!

    Aprovecha si te encuentras bien. Un besote y espero que pronto nos lancemos a por la versión de nombres para chicos! ¿Sacasteis algo en claro de la encuesta de nombres de niñas? jeje

    • Responder
      planeandoserpadres
      12 junio, 2013 at 10:58

      El viernes preguntaremos por los nombres de niños. Para niñas siguen votando y gana mi marido con su opción de Violeta, aunque las mías están remontando posiciones. A ver si nos enteramos ya del sexo del bichillo y focalizamos los esfuerzos en un sólo sexo.

  • Responder
    MARILIA
    16 junio, 2013 at 14:15

    y no sientes al bebé?yo desde hace un par de dias se ha hecho evidente!!!al principio notaba como burbujitas en la barriga y pensaba que parecian gases pero que va…tumbada en el sofa o en la cama se percibe claramente,es como un aleteo interior y no tienes duda de que es tu bebé.Ahora mismo te pasará a ti..

    • Responder
      planeandoserpadres
      16 junio, 2013 at 17:48

      Durante la semana 17 noté como si alguien me hiciera burbujas en la barriga con una pajita, pero fue un momento y ya no volví a notar nada más. Esta última semana (19) he notado un par de veces como si tuviera un hueco vacío en la barriga y de repente una corriente de aire lo recorriese. Pero yo no sé si esto pueden ser movimientos del bebé o imaginaciones mías.

  • Responder
    MARILIA
    17 junio, 2013 at 18:51

    cuando percibas que se mueve,es el,no tienes duda,ya lo verás!!!

    • Responder
      planeandoserpadres
      17 junio, 2013 at 19:30

      Ya se me van despejando las dudas, pero en aquel entonces ¡sí las tenía y muchas!

    ¡No te cortes, deja un comentario!

    La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos es para gestionar los comentarios que realizas en este blog. Legitimación: Al marcar la casilla de aceptación, estás dando tu legítimo consentimiento para que tus datos sean tratados conforme a las finalidades de este formulario descritas en la política de privacidad. Como usuario e interesado te informamos que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de Webempresa Europa S.L., con domicilio social en Madrid, C/ Almagro 11 6º 7ª 1 C.P. 28010 España. El hecho de que no introduzcas los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podrá tener como consecuencia que no pueda atender tu solicitud. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en info@planeandoserpadres.com así como el Derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de privacidad y cookies que encontrarás en el menú del blog.