Embarazo semana a semana

Semana 19 del embarazo

Semana 19 del embarazoMás que de síntomas propios de la preñez, la semana 19 del embarazo ha pasado cargadita de dudas trascendentales sobre mi estado físico y mental. Casi todas las inquietudes han estado relacionadas con la falta de síntomas y de detalles acerca de cómo transcurre el embarazo. Físicamente he notado pocos cambios nuevos, pero mentalmente tengo la cabeza trabajando al 100% y echando humo todo el día de tanto pensarlo y repensarlo todo. No en vano siempre dicen que el segundo trimestre es el mejor de todo el embarazo y como mi primer trimestre ya fue genial, este me siento absolutamente “desembarazada”.

1. Pánico paterno. El futuro papá casi muere de un pasmo cuando me encontró en el nuevo piso, limpiando los armarios de la cocina con un pie en la encimera y otro en la escalera de mano. Yo, que soy de equilibrio escaso, entiendo el susto de la criatura pero es que ahora que me siento en plenas facultades tengo que terminar de arreglar ese piso cueste lo que cueste. Además, he prometido no subirme en la escalera cuando me encuentre a solas, aunque como dice mi madre, como me caiga dará igual lo acompañada que esté porque el golpe me lo habré llevado igualmente. ¡El embarazo te hace vivir al límite en cada una de las situaciones cotidianas!

2. Agotamiento físico y mental. Durante la semana he tenido que preparar el examen oficial de inglés, realizarlo con una duración de 5 horas y media y seguir dándole vueltas a la forma de reorganizar mi trabajo cuando deba darme de baja tras el parto. Esto unido a las tareas de mudanza, el traslado de trastos pequeños, limpiezas varias, el precintado de marcos de puertas, ventanas, rodapiés  antes de pintar… en fin que de lunes a domingo cuando no me canso mentalmente lo hago físicamente. Eso sí, ahora duermo como una bendita ¡se acabó el insomnio!

3. Dudas acerca de la salud del bebé. Ya está tan cerca la ecografía de las 20 semanas que no puedo evitar preguntarme constantemente si todo irá bien por ahí dentro. El no tener síntomas, ni notar los movimientos del bebé, nunca me permite saber cómo se está desarrollando el embarazo, y la única constatación mensual que puedo tener es el escuchar el corazón del bichillo en las visitas rutinarias con la matrona o la ginecóloga ¡y eso me parece tan poca cosa! Para mantener un espíritu positivo he decidido pensar que si nada me duele y no hay sangre es que todo debe andar bien. Espero que pronto podamos confirmarlo con medios técnicos.

4. El sexo del bichillo. Cada vez se me está haciendo más difícil no saber si el bichillo será niño o niña. Me tengo que controlar muchísimo para no comprar a lo loco, porque el surtido de colores que encuentro en las tiendas está muy sectorizado entre los rosas y los azules. Hace una semana estuvimos a punto de comprar una cuna por internet, pero todas las que nos gustaban llevaban algún detalle en azul o rosa y cuando por fin dimos con una blanca y marrón ¡nos la quitaron de las manos! Por una parte me alegro, porque aún es pronto para empezar con las compras, pero por otra me da pena haber perdido la oportunidad, porque era a través de una web de outlets on line y el producto estaba rebajado al 60% de su precio. ¡Ya urgirán nuevas oportunidades y a ver si para entonces ya tenemos más claro el tema de los colores!

5. Calambres en las piernas. A puntito he estado de sufrir varios ¡pero no! He sabido reaccionar a tiempo. Cuando estoy tumbada en el sofá o en la cama me dan unas ganas tremendas de estirarme a lo bestia pero en cuanto doblo las puntas de los pies hacia abajo ¡peligro! Allí hay un calambre esperándome para darme una descarga y mantenerme la pantorrilla dolorida durante horas o días (a mí este dolor me dura muchísimo y a veces hasta me hace cojear). Si sois muy propensas a padecer este tipo de trastorno, es recomendable que aumentéis la ingesta de productos ricos en potasio como el kiwi o el plátano.

Durante la semana 19 el bichillo ya puede medir hasta 18 centímetros y pesar hasta 225 gramos. A partir de este momento el crecimiento va a dispararse de forma exponencial hasta el final de la gestación. Su cuerpo se ha recubierto de una sustancia llamada vérnix caseosa, una cosa bien asquerosa formada por aceites, pieles muertas y vello del propio bebé que va a proteger su piel durante lo que quede del embarazo, para que no esté en contacto directo con el líquido amniótico. Aunque no sepas el sexo de tu bichillo, si es niña ya tiene todo el aparato reproductor completamente formado, hasta el punto de que alberga millones de óvulos, que serán los que la acompañen durante toda su vida, porque tras el nacimiento ¡ya no producirá más!  ¡Qué cosa tan asombrosa! Si es un niño, como los hombres siempre progresan más lentamente, su sexo también puede determinarse ya, pero seguirá en formación durante un periodo mayor de tiempo.

Pero sin duda alguna, lo mejor de la semana 19 del embarazo es ¡que ya no queda nada para tu siguiente ecografía! Esto en el caso de que estés llevando el seguimiento del embarazo en un centro público, porque si estás en uno privado puedes ir las veces que quieras. Pero los “pobres” como yo, a estas alturas llevarán desde la semana 12 esperando con ansias la ecografía de la semana 20, sobre todo si entonces no consiguieron determinar el sexo de su bichillo. Otra gran ventaja de la semana 19 es ¡que estás a puntito de haber superado con éxito la mitad de tooooodooooo el embarazo! A estas alturas, esto ya no hay quien lo pare y sólo te queda un poco más de tiempo para conocer a tu bichillo y ser inmensamente feliz.

Esto te puede interesar

23 Comentarios

  • Responder
    mOOntsEsteban
    19 junio, 2013 at 08:04

    ¡Madre mía! No sé como puedes con el embarazo, la mudanza, pintar, trabajar,… yo me canso sólo de pensarlo :S

    Esperando tu post de la semana que viene, a ver si tenemos resultado de la eco ,)

    Un beso,

    • Responder
      planeandoserpadres
      19 junio, 2013 at 11:14

      De momento no me canso, pro a veces temo que después de llevar unos meses tan buenos me vengan todos los achaques al final y de golpe. Los resultados de la eco ya los tenemos… ¡el viernes publicaré el post con el sexo del bichillo!

  • Responder
    El rincón de Mixka
    19 junio, 2013 at 07:27

    Hola Anda que ya te vale! …No me extraña que a tu marido le diera el yuyu drl mes! Bo hagas ese ese tipo de burradas alma de pato!!!

    Jo, te voy a contar un secreto…. a voces… cada vez que te leo me entran unas ganas locas de lanzarme…

    A ver si llega rápido la semana que viene para que estés más tranquila y sepamos ya si será niño o niña! Seguro que todo está genial por ahí dentro.

    Un besote! 😉

    • Responder
      planeandoserpadres
      19 junio, 2013 at 11:12

      ¡Jajaja! Nunca había escuchado la expresión «alma de pato». Voy a tener que pedir una subvención al gobierno como consiga fomentar la natalidad con mi blog. Por cierto: desde ayer ya sabemos qué será nuestro bichillo, lo que pasa es que los posts sobre cómo me ha ido la semana del embarazo los escribo una vez que ha acabado la semana completa y por eso llevo cierto retraso… ¿qué será, será?

  • Responder
    Esther
    19 junio, 2013 at 12:05

    Yo también tengo esa necesidad de estirar todo el cuerpo y me dan amenazas de rampa. Aunque estuve en la época de comer platanos por el potasio y así evitarlo, seguía igual.
    Y veo que los futuros papis son todos igual de protectores jejeje….el mio tampoco me deja subirme a la escalera. La verdad es que es un riesgo, aunque yo me encuentro bien y no me han dado mareos ni nada de momento.

    • Responder
      planeandoserpadres
      20 junio, 2013 at 07:58

      Yo como ya como plátanos habitualmente puedo decir ¡que en mí parecen no tener efecto! El mío es de un asustón… pero vamos que hasta ahora me estoy saliendo con la mía, a pesar de los enfadillos.

  • Responder
    saradapia
    19 junio, 2013 at 12:12

    Ya estás a puntito de pasar el ecuador del embarazo!! Es una suerte que te encuentres tan bien, disfrútalo y aprovecha para descansar porque la recta final es agotadora!! Y ya no te queda nada para conocer el sexo de tu bebé, qué emoción!! dentro de nada ya podrás ponerle nombre y personalizarlo, es genial!! Un abrazo y no hagas locuras en tus tareas domésticas ;-))

    • Responder
      planeandoserpadres
      20 junio, 2013 at 08:02

      Eso dicen, que los último 3 meses, que además a mí me pillarán con el verano en medio, serán los más cansados. Ya estamos dándole vuelta al tema de los nombres y tranquila ¡las tareas domésticas de riesgo ya han pasado a la historia! ¡No me queda nada relevante por hacer!

  • Responder
    Mis2monstruitos
    19 junio, 2013 at 13:04

    Yo veo a mi pareja subida a una escalera con su equilibrio y estado físico, y la tiro a la basura (la escalera, no a ella).

    bueno… y ya queda poquito para saber el sexo del bebé, que tiemble la visa!!

    • Responder
      planeandoserpadres
      20 junio, 2013 at 08:00

      ¡Jajaja! Pero ahora ya soy una futura mamá responsable con 20 semanas cumplidas de embarazo y no hago estas cosas. Esto lo hacía cuando era una inconsciente entre las semanas 16-19 😛 Y por cierto la visa ¡ya ha empezado hoy con sus primeros espasmos!

  • Responder
    S. Yissele
    19 junio, 2013 at 14:09

    OMG! FELICITACIONES QUERIDA!… Me recordaste mi embarazo, que por cierto me fue fatal porque le agregue una amenaza de aborto a los tres meses, obesidad y por consiguiente hipertensión arterial, preclampsia y cesárea. Pero felizmente querida todas no somos iguales y ahora me doy cuenta. Disfruta mucho!!! Besos!

    ¡FELIZ MIÉRCOLES MUDO!ॐ
    http://mamaholistica.com

    • Responder
      planeandoserpadres
      20 junio, 2013 at 07:22

      A mí me tenían atemorizada con el exceso de peso, pero de momento no parece influir en nada ¡a ver si logro mantenerme así!

  • Responder
    sradiaz
    19 junio, 2013 at 14:50

    ¡Qué peligro tienes haciendo equilibrios tu sola! jajaja ¡Valiente!

    Ya estamos todos nerviosos por la siguiente ecografía, a ver qué tal marcha 😀

    • Responder
      planeandoserpadres
      20 junio, 2013 at 07:23

      ¡Si no era para tanto! Mi marido es que es muy asustadizo, el pobre. Los resultados de la eco… ¡ya mismo!

  • Responder
    Mamá de Cleo
    19 junio, 2013 at 15:41

    sin duda como en todos lados dicen el segundo trimetre es el mejo ¡disfrútalo!
    y si hay qu tener mucha mucha fuerza de oluntad para no volverse loca por las compras! a mi me pasó lo mismo, paciencia que luego no pararás
    Un beso

    • Responder
      planeandoserpadres
      20 junio, 2013 at 07:23

      Ya tengo unas ganas de empezar a gastar… ¡viva el consumismo pre embarazo! Y lo de las fuerzas es verdad, cada vez necesito dormir menos y no me encuentro nada cansada.

  • Responder
    Marialu
    19 junio, 2013 at 22:25

    Yo no apunté nada durante el embarazo, porque me sentía fatal, pero recuerdo el primer momento en que sentí un movimiento de la niña y tú debes estar a punto. Estate al loro, que te vas a emocionar!

    • Responder
      planeandoserpadres
      20 junio, 2013 at 07:33

      Después de mis primeros momentos de confusión ¡creo que ya he notado al bichillo! No muy frecuentemente sino más bien como un soplo de aire en la barriga. Ya iré contando más.

  • Responder
    Ruth Peña
    19 junio, 2013 at 22:37

    jajaja eres genial!
    Me alegro que al menos no tengas insomnio.
    Uno de los síntomas de que estas embarazada es que estas preparando el nido, esto dicen que suele ser en la última fase del embarazo, pero yo creo que tus circunstancias te lo han hecho adelantar.
    Una abrazo campeona

    • Responder
      planeandoserpadres
      20 junio, 2013 at 07:37

      Ahora parece que voy recuperando la normalidad del sueño. Creo que me estresaba más el comunicar la noticia del embarazo en el trabajo y organizar la mudanza que los propios pensamientos sobre el embarazo. pero ya que está todo en marcha ¡vuelvo a dormir como un bebé!

    ¡No te cortes, deja un comentario!

    La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos es para gestionar los comentarios que realizas en este blog. Legitimación: Al marcar la casilla de aceptación, estás dando tu legítimo consentimiento para que tus datos sean tratados conforme a las finalidades de este formulario descritas en la política de privacidad. Como usuario e interesado te informamos que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de Webempresa Europa S.L., con domicilio social en Madrid, C/ Almagro 11 6º 7ª 1 C.P. 28010 España. El hecho de que no introduzcas los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podrá tener como consecuencia que no pueda atender tu solicitud. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en info@planeandoserpadres.com así como el Derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de privacidad y cookies que encontrarás en el menú del blog.