Embarazo semana a semana

Semana 20 del embarazo

Semana 20 del embarazo¡Ay almas cándidas! ¿Pensabais que la semana 12 era la más importante del embarazo? Pues no ¡la 20 es la “más mejor”! Ya estás bien entrada en el segundo trimestre, si tenías trastornos se te habrán pasado casi con seguridad y encima te toca la ecografía más importante de la gestación, en la que si no lo sabes con anterioridad ¡podrás conocer el sexo de tu bichillo! ¡Y el nuestro será una niña! Pero bueno, como este tipo de posts deben centrarse en los síntomas que he ido experimentando durante la semana, para que todo el mundo pueda comparar si coinciden con los suyos o estoy como una cabra y me pasan cosas nunca antes vistas ni oídas, vamos a detallar las señales que me ha seguido lanzando mi cuerpo para que termine de concienciarme acerca de que tengo a mi primer bebé en camino.

1. Pérdida de la cintura. Los que me conocen físicamente pensará ¡hija mía que cintura, si con esas redondeces que te han caracterizado siempre ha sido imposible distinguir las piezas de pecho-cintura-cadera! Pues miren ustedes que sí que es verdad eso de que a estas alturas del embarazo la cinturita tiende a desaparecer, y en mi caso ahora soy un bloque uniforme desde debajo de las axilas hasta debajo del culo. No hay formas femeninas por ningún sitio, todo es una línea recta cuando yo antes al menos tenía como dos pequeñas hendiduras entre moya y moya, donde las demás lucen su tipín de avispa.

2. Estos no son mis pechos. Y estoy convencida de que no lo son, pero claro están pegados a mí cuerpo, lo que me hace sospechar que tampoco son los de otra. Entonces ¿qué les está pasando? De momento siguen en su tamaño normal pero parece que están lisos y con una forma como de pepino extraña. ¡Cosa más horrorosa, con lo redonditos que yo los tenía! Me da miedo que la forma apepinada se siga estirando indefinidamente y al final me queden a la altura de los tobillos. No por nada estético, sino porque me tropezaré con ellos al andar.

3. ¡Bye, bye depilación facial! Definitivamente debe ser cierto eso de que cuando estás embarazada de una niña tu nivel de hormonas femeninas aumenta y esto hace que se retrase el crecimiento del vello corporal. En las piernas no lo he notado porque me suelo depilar con cuchilla, pero en la zona de las cejas y el labio superior, es decir donde uso cera para arrancarme los pelos de cuajo ¡estos llevan sin hacer acto de presencia casi 2 meses! Alguno suelto sí que me sale pero con las pinzas los mantengo bajo control. ¡Este está siendo mi síntoma preferido del embarazo!

4. ¡Medio kilo menos! Un momento, me lo he pensado mejor ¡este está siendo mi síntoma preferido del embarazo! ¿Dónde vamos a parara? El número 3 está bien pero lo de la pérdida de peso ya no tiene nombre. Desde que me fecundaron de forma natural cual vaca de establo ¡he perdido 7 kilos sin esfuerzo! Ya sé que suena a dieta milagro mentirosa pero juro que es verdad. Mi madre dice que es porque me he quitado de comer porquerías ¡pero es que sigo comiendo lo mismo de siempre! A excepción del prohibido jamón serrano y del atún, del que sólo me permiten 100 gramos a la semana. ¿Quiere decir mi madre que el jamón y el atún son los únicos alimentos que me engordaban? ¿Y el panzón de helados que me estoy dando? ¿Y la pizza? ¿Y los dulces? ¿Y los bocadillos? Esto no hay quien lo entienda, pero la báscula sigue siendo benévola conmigo.

5. ¡Lagrimillas de emoción! Yo, que soy la fortaleza personificada, la futura madre insensible, sin sentimientos y sin alteraciones hormonales, no puede evitar que se me escaparan una lagrimilla (pocas, 3 mal contadas) cuando el ginecólogo anunció que el bichillo era una niña. ¡Mira tú que tonta! Eso sí, a pesar de los recortes en la Seguridad Social siguen muy preparados con su cajita de tisús para estos contratiempos con las preñadas. No es que se pueda considerar el trastorno hormonal del siglo, pero oye, quitando este y una llantina tonta que me dio un día de estrés laboral, a mí las hormonas me están haciendo poco efecto o se me están escapando por alguna parte.

En la semana 20 del embarazo mi bichillo medía 20 centímetros y pesaba 290 gramos. Ya puede escuchar, reconocer sonidos, música y absolutamente todos los órganos y partes importantes de su cuerpecito están presentes y en constante proceso de maduración. Los genitales pueden distinguirse perfectamente (doy fe de ello) si la postura del bichillo es la adecuada durante la ecografía. Aunque no pare de mover todas las extremidades, lo habitual es que las mamás solo noten aquellos movimientos que son más violentos. A partir de la semana 22 comenzaremos a estar más receptivas porque el bichillo empujará con más fuerza.

Algunas mamás pueden sentirse mareadas o sufrir bajadas de tensión al levantarse bruscamente, de ahí que se nos recomiende tumbarnos sobre el costado izquierdo cuando nos suceda cualquiera de estas cosas. El cansancio es normal pero no debe ser agobiante, ya que entonces podría indicar que padecemos anemia y necesitamos un aporte mayor de hierro ¡hala, carta blanca para hartarnos de carne! Como el útero se desplaza cada vez más hacia arriba, llegará un momento en el que nos resultará más difícil respirar, así es que debemos estar preparadas para tomarnos con calma todo aquello que conlleve un esfuerzo físico. Y ante todo ¡démonos la enhorabuena! Porque hemos llegado con éxito al ecuador de nuestro embarazo.

Esto te puede interesar

24 Comentarios

  • Responder
    El rincón de Mixka
    25 junio, 2013 at 07:30

    Hola guapa!

    7 Kilos has perdido?!?!??! ¿Pero eso es normal? Madre mía… y yo que cogí nada más y nada menos que 25 kilazos!!!

    El momento tissues… ha sido brutal!! Jijijijijijijiji

    Y ya has empezado a sentirle?? Esa sensación es tan bonita!!…

    Feliz día guapa! 🙂

    • Responder
      planeandoserpadres
      25 junio, 2013 at 11:43

      No sé si será normal pero a los médicos no les extraña. Yo sigo comiendo como siempre y los análisis son correctos, pero está visto que mi cuerpo se esfuerza más que de costumbre así que se me va a quedar un tipo… ¡Ay, los tissues! Para unas lagrimillas que se me escapan tenía que ser delante de tanto público. Ya noto algún movimiento de vez en cuando, pero aún poquita cosa, aunque al menos no da tanto miedo como yo creía.

  • Responder
    sradiaz
    25 junio, 2013 at 07:40

    Felicidades en tu llegada al Ecuador. A seguir tan estupenda.

    • Responder
      planeandoserpadres
      25 junio, 2013 at 11:44

      ¡Muchas gracias! A ver si se mantiene este ritmo y no empiezo a padecer todos los síntomas malos de golpe.

  • Responder
    mamaymaestra
    25 junio, 2013 at 07:41

    Yo bajé 5 kilos las primeras 20 semanas pero fue porque no podía comer nada por las náuseas, muchas felicidades por tu nena! Creo que es época de niñas!

    • Responder
      planeandoserpadres
      25 junio, 2013 at 11:45

      Pues yo sí que como pero sigo bajando así que ¡felicidad absoluta! Es verdad que casi todos los blogs que sigo parece que sean de madres embarazadas que van a tener niñas. ¡Vamos a tener que esforzarnos en diversificar!

  • Responder
    Mei
    25 junio, 2013 at 08:51

    Felicidades por la nena! Queria comentarte, respecto al jamón serrano (imprescindible para la vida, como el aire jeje), mi matrona me dijo que si lo congelaba al menos 48 horas podía comerlo, no es lo mismo pero de vez en cuando … es un gustazo!

    • Responder
      planeandoserpadres
      25 junio, 2013 at 11:47

      Es que lo de congelar las cosas es confuso, porque se supone que hay que hacerlo a temperaturas inferiores a los -18ºC para que realmente funcione y mate a la bacteria, y claro, los congeladores de casa no alcanzan esas temperaturas nunca, con lo cual mejor no arriesgarme. ¡Si ya me queda poquito tiempo!

  • Responder
    Faldones bautizo y ropa de bebé
    25 junio, 2013 at 09:29

    Hola,
    Yo en la semana 20 de mi embarazo noté por primera vez a mi peque y me dijeron el sexo una NIÑAAAA.
    Feliz martes

    • Responder
      planeandoserpadres
      25 junio, 2013 at 11:47

      Pues más o menos como yo, que parece que todas las grandes novedades esperan para concentrarse en esta semana.

  • Responder
    Cucubebé Moda Infantil
    25 junio, 2013 at 19:09

    Tienes nueva seguidora de 23 semanas que no corre tu suerte en cuanto a kilos se refiere, es mi segundo embarazo y lo llevo genial! A disfrutar la experiencia que es lo mejor que le puede pasar a una mujer, ser madre.

    • Responder
      planeandoserpadres
      26 junio, 2013 at 08:19

      ¡Muchas gracias por seguirme! No te obsesiones con el peso porque si estás haciendo algo realmente mal ya se encargarán los expertos de regañarte y hacerte la vida imposible. Además, a lo mejor tú ya estabas delgada y ahora necesitas ganar más. Pero bueno, como es tu segundo embarazo ¿qué te voy a contar yo como primeriza que tú no sepas ya?

  • Responder
    Los Angeles de la Sierra
    25 junio, 2013 at 21:52

    7 kilazos, enhorabuena…. eso es la bichilla que se lo queda todo para ella!!! jejejejej

    ME estoy leyendo todo tu embarazo… porque ahora ya puedo comparar los síntomas!!!jjejeje estoy de 8 semanitas (lo he confirmado hace poco)… y mi primer supersíntoma son los pechos… madre mía…. los tengo como antes de mi primer embarazo, bien grandotes!!! jajajaj qué contenta estoy!!!

    Un besazo enorme y felicidades por haber llegado al ecuador del embarazo así de bien!!!!!

    • Responder
      planeandoserpadres
      26 junio, 2013 at 08:21

      ¡Enhorabuena por el nuevo bichillo! Sí, ya ves al mía se come todo lo que pasa por mi cuerpo porque de verdad que esto no es nada normal en mí. ¡Ay, que bien, otra embarazadita más! Y ¿ya sabes si prefieres bichillo o bichilla?

  • Responder
    mOOntsEsteban
    26 junio, 2013 at 08:16

    ¡haha! ¡Qué bueno lo de los pechos! Yo como partía de poca cosa pues muy mucho tendrían que crecer para podérmelos pisar .P

    Por lo de las lloreras te entiendo perfectamente pq estas hormonas son tan imprevisibles….

    Un beso,

    • Responder
      planeandoserpadres
      26 junio, 2013 at 08:25

      Si es que sólo he tenido 2 mini llantitos en todas estas semanas, pero bueno ¡a ver si logro volver a mi fortaleza habitual!

  • Responder
    Pru
    27 junio, 2013 at 06:00

    Ya estás a mitad de camino!! Ahora empieza lo más bonito, con loss movimientos del bebé y demás… Aunque pese y te mate la espalda, jaja…
    Me matas con lo de la pérdida de kilos… Qué suertísima!!! Y eso que yo no engordé mucho, que voy a kilo por mes (bueno, ahora un kilo por delante, que llevo 9 kg en 8 meses) pero no me habría importado nada bajar algo antes de empezar a subir!!! A ver si este último mes no me paso y consigo no engordar más de 10 kilos en todo el embarazo para que se vaya casi todo con el parto!!

    • Responder
      planeandoserpadres
      27 junio, 2013 at 13:50

      Síiiii, esta primera mitad se ha pasado casi sin darme cuenta. Ya noto algunos movimientos, pero aún poca cosa y de momento no me siento nada pesada, ni tengo molestias en las piernas, la espalda, etc. Pues tampoco has engordado mucho y lo mejor en tu caso ¡es que ya no te queda casi nada para ver a tu cachorrina!

  • Responder
    MARILIA
    27 junio, 2013 at 21:30

    yo lo siento,chica,pero voy a tener que dejar de leer y participar en tu blog;lo encontré de casualidad el día que me enteré que estaba embarazada y me encantó porque tu relatabas en los primeros post como te hiciste la prueba,etc, y estás embarazada de una semana más que yo o así y empaticé de inmediato contigo. Entiendo que solo aludes a tu propia experiencia,no puede ser de otro modo pero es si te ha tocado una especie de lotería cósmica como supone adelgazar más kilos que meses llevas de embarazo…no se… al común de las mortales que vamos engordando a un ritmo más o menos normal(en mi caso se me está disparando un poco el peso porque me ha salido TSH alta y estoy con medicación y movidas asi porque me acaban de diagnosticar hipertiroidismo…que le vamos a hacer….y también anemia,por lo que la dieta es de malbarista,come mucha proteina pero no te pases que engordas irremediablemente)pues,nos deprimes un poco bastante…te reconozco la envidia,si,eso es,pero es que tu blog es el contacto más directo con una chica que esté embarazada simultáneamente conmigo y claro…vale que no tuvieras ni una náusea,olé para ti y afortunada fuiste pero ahora con lo de adelgazar….lo siento,pero no se si lo expreso bien,pero me hace más daño que bien leerte en esta situación.Y nada,te deseo que todo te vaya fenomenal con tu niña y la horita corta…que es lo que se dice!!!besitos

    • Responder
      planeandoserpadres
      28 junio, 2013 at 08:27

      ¡Uy qué desastre! Jamás pensé que pudiese causar ese efecto en alguien. Yo lo hacía con la mejor intención, y con la idea de dar a conocer los síntomas que tengo, que de momento son pocos pero ya veremos como acaba la cosa. Entiendo lo que te ocurre, porque cuando yo me quedé embarazada tenía muchos temores por el tema del peso, ya que partía con muchos kilos de más y en todos los sitios en los que leía esto se planteaba como una complicación gravísima. Y entonces empiezas a darle vueltas al coco, y crees que tu embarazo va a ser difícil pero luego experimentas por ti misma y te das cuenta de que lo importante es la actitud que tomes. No te preocupes en exceso por lo que leas en otros sitios, déjate guiar sólo por el consejo de los profesionales que atienden tu caso. Cada embarazo es diferente, y cada niño también y las comparaciones siempre pueden resultar odiosas. De mí todo el mundo espera que desarrolle diabetes gestacional, por mi sobrepeso y antecedentes familiares, lo que provocaría que mi bebé fuese demasiado grande, naciese prematuro, probablemente mediante cesárea y mi recuperación después del parto fuese más costosa de lo habitual. ¡Pero yo no puedo pasarme todo el embarazo pensando en eso! De momento veo mi situación actual y creo que no está nada mal. Si realmente estas predicciones se cumplen en breve o al final del embarazo ¿qué le vamos a hacer? Tendré que afrontarlas y tomar todas las precauciones posibles ¡y será duro! Como lo que tú tienes diagnosticado y ya estás sobrellevando de la mejor forma posible. Bueno, no quiero convencerte para que sigas leyendo mi blog ¡y menos si te causa ese desasosiego! Espero que más adelante todo te vaya mejor, te animes y quieras volver a compartir tus experiencias por aquí. ¡También te deseo lo mejor con tu bichillo y un parto de esos de horita corta! ¡Hasta pronto!

  • Responder
    MARILIA
    28 junio, 2013 at 22:33

    gracias por tu respuesta y tu sensibilidad!!!depende del día que te pille,es un poco chungo,porque yo lo «hice todo bien»,digamos,adelgacé durante más de 1 año 15 kg que me sobraban con dieta y mucho ejercicio y claro,ahora me encuentro que como no haga una dieta estricta y ejercicio(ando y aquafitness)pero tampoco se puede más porque yo hacía spinning,que me mantenía un montón,y ahora es diferente,En si,lo llevo bien,porque lo prioritario es el niño,y tanto mi marido como mis padres,me apoyan y saben que cuido mucho lo que como,etc,pero parece ser que la matrona tampoco le interesa mucho que le cuente «mi vida» y se limita a pesarme con mala cara y mandarme al endocrino,que ese es mucho peor,porque que me suba la dichosa TSH parece que sea porque tu quieras,vamos,en fin…y para que hablar de los comentarios «cariñosos» de mucho personal que te dicen «ni se te ocurra engordar más de la cuenta…»?¿perdona??acaso sabes lo que yo tengo del tiroides…te tengo que contar mi vida o que….pues eso,falta de sensibilidad general…
    Tu blog es muy optimista y bien documentado,cosa que valoro mucho!!

    • Responder
      planeandoserpadres
      29 junio, 2013 at 19:19

      La primera visita (y la única) que hicimos con un ginecólogo de pago porque el futuro papá no podía esperar a la semana 12 para ver al bichillo por primera vez, también nos comentó que dependiendo de la matrona que me llevara durante el embarazo me haría la vida imposible con el tema del sobrepeso. Entiendo que no es la situación más deseable pero como tú dices ¿qué podemos hacer? Yo tampoco sé por qué engordo comiendo lo que como ni por qué me cuesta un mundo perder peso. Ese era mi mayor temor durante las primeras consultas, porque no quería que anduviesen chinchánmdome y ridiculizándome por el tema del peso. Con la matrona he tenido suerte, y de momento me trata con bastante normalidad, no me obliga a hacer dieta y me deja comer lo que me apetezca eso sí ¡mientras no engorde! Ya veremos si se sigue portando igual cuando el la fase final del embarazo empiece a surtir efecto y la báscula ya no se ponga de mi lado…

  • Responder
    Cuestión de madres
    29 junio, 2013 at 00:05

    nena… ¡¡¡vas a quedarte hecha un sílfide!!! jejejejeje
    Felicidades por la niña… otra princesa para la familia 2.0 Ahora toca saber el nombre 😉 He tardado en pasar a saber el resultado de la eco pero ya sabes que ha sido una racha dificililla… esperemos que pase pronto… disfruta mucho de este embarazo porque me tienes comida por la envidia…jejejeje 😉

    • Responder
      planeandoserpadres
      29 junio, 2013 at 19:21

      ¡Más quisiera yo que comenzar mi carrera como top model después de mi primer parto! Pues sí otra bichilla para los blogs de maternidad. ¡Estoy más contenta! No te preocupes por tardar en pasarte, es lo bueno del blog ¡todo queda escrito y ya puedes volver en cualquier momento! Espero que la rachilla mala haya quedado atrás o por lo menos ¡que se vea el final cerquita!

    ¡No te cortes, deja un comentario!

    La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos es para gestionar los comentarios que realizas en este blog. Legitimación: Al marcar la casilla de aceptación, estás dando tu legítimo consentimiento para que tus datos sean tratados conforme a las finalidades de este formulario descritas en la política de privacidad. Como usuario e interesado te informamos que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de Webempresa Europa S.L., con domicilio social en Madrid, C/ Almagro 11 6º 7ª 1 C.P. 28010 España. El hecho de que no introduzcas los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podrá tener como consecuencia que no pueda atender tu solicitud. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en info@planeandoserpadres.com así como el Derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de privacidad y cookies que encontrarás en el menú del blog.